San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN






descargar 21.18 Kb.
títuloSan agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN
fecha de publicación09.06.2016
tamaño21.18 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
SAN AGUSTÍN

MARCO HISTÓRICO DEL PENSAMIENTO DE SAN AGUSTÍN

Durante los tres primeros siglos de nuestra era, el cristianismo adquirió un gran desarrollo, especialmente en las provincias orientales, claves para el Imperio Romano, lo que facilitó que el cristianismo se convirtiera en religión oficial del Imperio. A partir del Edicto de Galerio, en el año 311, finalizaron las persecuciones y, sobre todo, cuando el emperador Constantino, en el año 313, promulgó el Edicto de Milán y dotó a la religión cristiana de los mismos derechos que a todas las demás, fue cuando la religión cristiana se fortaleció dentro del Imperio.

Esta unión entre política y cristianismo que inició Constantino hizo que los problemas teológicos se convirtieran en problemas políticos, de hecho el mismo emperador, ejerciendo funciones de jefe de la Iglesia, llegó a convocar el Concilio de Nicea en el año 325, para resolver el conflicto teológico entre el arrianismo, que no consideraba que Jesús fuera Dios, y el catolicismo, que defendía la naturaleza divina y humana de Jesús.

El cristianismo pasó de ser un elemento marginal y perseguido, a ser una religión legal y protegida por el Imperio. Sin embargo, los cristianos se convirtieron en perseguidores de todos aquellos a los que consideraban paganos. El emperador Constancio emprendió varias persecuciones contra “adivinos y helenistas” y logró el cierre y la destrucción de templos paganos, llegando incluso a crear el primer campo de concentración para la tortura y la ejecución de los paganos. Cuando el emperador Juliano fue nombrado César, intentó restaurar las religiones paganas, ganándose el apelativo de “Apóstata”.

El emperador Teodosio “El Grande”, convirtió la religión cristiana en la religión oficial del Imperio Romano en virtud del Edicto de Tesalónica, promulgado en el 380. Este fue el último emperador que gobernó las dos partes del imperio, la oriental y la occidental.

El Imperio Romano de Oriente sobrevivirá mil años más, pero el Imperio Romano de Occidente sucumbió a causa de las invasiones bárbaras que, poco a poco se fueron filtrando en los límites del Imperio. Siendo emperador Honorio, el año 410, los visigodos asaltaron y saquearon Roma. San Agustín murió en el año 430 durante el asedio de la ciudad de Hipona por los vándalos.

MARCO SOCIOCULTURAL DEL PENSAMIENTO DE SAN AGUSTÍN

Las crisis del siglo III, motivadas por las guerras civiles y por las invasiones, habían ido transformando toda la realidad y anunciaban el fin del mundo. Las gentes ricas dejaron de confiar en la industria y el comercio y buscaron sus fuentes de riqueza en los recursos que podían obtener de sus propiedades. La economía se hizo rural y parte de la población urbana se trasladó al campo convirtiéndose en grandes propietarios y enriqueciéndose ya que consiguieron evadir el pago de impuestos. Los ricos reinaban sobre esclavos o colonos ligados a la tierra, tomando cada vez más iniciativas y convirtiéndose en señores feudales.

En muchos lugares de Occidente, y sobre todo en las regiones fronterizas, se permitió que algunos pueblos germánicos (ostrogodos y visigodos) se instalaran dentro del Imperio como aliados de este para defender sus fronteras, a cambio de tierras y recursos.

En el plano cultural, asistimos a una especie de Renacimiento que abarcaría desde el mandato del emperador Constantino hasta el del emperador Teodosio. Los hombres cultivados se volvieron hacia la antigua cultura clásica. Muchos autores, prosistas y poetas, retomaron los temas clásicos, paganos, incluso siendo ellos cristianos, como lo hizo Ausonio, por ejemplo. Pero otros cristianos se dedicaron a la difícil tarea de dar a la expresión de su fe una forma pura y viva, como en el caso de San Jerónimo y San Agustín, que fueron capaces de expresar su pensamiento filosófico y teológico mediante las formas clásicas, produciendo obras de gran altura creativa.

En el siglo IV surge la poesía cristiana, que se utilizará en las ceremonias del culto, se hacían himnos sacados de las Escrituras y los obispos San Hilario y San Agustín incrementaron su uso e, incluso, compusieron algunos de ellos.

Mientras el cristianismo fue perseguido, los cristianos se reunían en catacumbas. No hay una arquitectura inicial que defina el nuevo espíritu cristiano, pero sí aparece una pintura muy interesante y un verdadero sistema de iconografía religiosa. El arte cristiano que se encuentra en las catacumbas no es una creación original, sino que tiene sus fuentes en Roma, Palestina, Alejandría… Algunos motivos ornamentales o mitológicos eran tomados sin significación religiosa, pero otros sí adquirieron una significación mística, como en el caso de Orfeo y del Amor y Psiquis, que evocan los destinos del alma. Los animales entran a formar parte también de la simbología cristiana, así la paloma figura en las escenas del bautismo de Cristo y en el Arca de Noé; el cordero se convierte en el símbolo cristiano por excelencia; el pez, en símbolo de Cristo; el pavo real, en símbolo de la inmortalidad… y surge la cruz también.

Cuando en el 313 Constantino acepta el cristianismo, se levantan basílicas que toman como modelo las basílicas civiles romanas, de entre las más importantes destacan las de San Juan de Letrán, San Pedro y San Pablo Extramuros, en Roma y seguramente también la de Santa Sofía, en Constantinopla.

En cuanto a la escultura, que aparece en los sarcófagos, se mantiene el estilo escultórico romano. Una excelente muestra de sarcófago es el de Los Buenos Pastores, en Roma. La pintura abandona el procedimiento del fresco para acogerse al mosaico, las escenas representadas serán las del Antiguo y el Nuevo Testamento.

MARCO FILOSÓFICO DEL PENSAMIENTO DE SAN AGUSTÍN

Podríamos decir que, en general, en esta época las corrientes filosóficas se entrecruzan con los movimientos religiosos. Esto ocurría de dos maneras, una dando lugar a un sincretismo, esto es, a la creación de un pensamiento en el que se reúnen elementos de diversos orígenes; y otra, generando un eclecticismo, en el que se toma lo que se considera mejor de cada corriente. Estas nuevas filosofías dejaron de estar insertas en el ámbito privado de las personas para convertirse en elementos de la vida pública y política. El mismo San Agustín será partícipe de ellas adhiriéndose al maniqueísmo y al escepticismo, sin embargo será la religión cristiana la que hará que se aparte de esas corrientes.

Cuando el cristianismo empieza a extenderse, utiliza la terminología, los métodos y las figuras propios de la cultura en la que se establece. Así, por ejemplo, se utiliza la diatriba, o sea, la discusión sobre un tema normalmente de índole moral, pero en lugar de recurrir a argumentos de autoridad racionales, recurren a la autoridad que se basa en las Sagradas Escrituras. También se observa el uso de la alegoría, la interpretación de textos intentando descubrir el sentido oculto presente en los mismos.

Una de las innovaciones más importantes del pensamiento cristiano es el concepto de creación a partir de la nada, defendido y explicado por San Agustín, apartándose de la creación como un desbordamiento del Uno propia del neoplatonismo; también es novedosa la nueva interpretación de la historia que, frente a la visión cíclica griega de la cultura griega, el cristianismo, concretamente San Agustín, propone una visión lineal de la historia que parte de la creación y culminará al final de los siglos.

El cristianismo busca el modo en que su mensaje se pueda hacer comprensible para los demás hombres y esto llevará a un acercamiento entre el cristianismo y la filosofía y, en concreto, a un intento de interpretación del pensamiento griego dentro del cristianismo.

Los principales movimientos filosóficos no cristianos que encontramos en esta época son, por una parte el estoicismo, que defiende que la felicidad se ha de buscar y encontrar en el interior del hombre. En segundo lugar el gnosticismo, que defendía la creencia en el poder salvador del conocimiento. Finalmente encontramos el neoplatonismo, cuyo fundador Plotino, en su obra Enéadas, tuvo mucha importancia en la conversión intelectual de San Agustín ya que no sólo le permitió aceptar la idea de una realidad inmaterial, sino que el concepto de Plotino del mal como privación le abrió la puerta a San Agustín para darle una solución al problema del mal sin recurrir al dualismo maniqueo.

En cuanto a la aportación del pensamiento cristiano, se pueden diferenciar diversas etapas. En un primer momento, los escritos del Nuevo Testamento eran de carácter interno y estaban destinados a dar a conocer la vida de Jesús y los hechos de los apóstoles a los fieles. A partir del siglo II aparecen los padres apologetas, encargados de defender la nueva religión. Cuando la religión cristiana fue considerada oficial surgió la Patrística, cuya finalidad es exponer la doctrina cristiana. Son los iniciadores de la filosofía cristiana y se pueden distinguir dos vertientes, la patrística griega, cuyas figuras más representativas serán San Basilio El Grande, San Gregorio Nacianceno y Orígenes; y la patrística latina en la que destacan San Ambrosio, San Jerónimo y el mismo San Agustín.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN iconInstitucion educativa san agustíN

San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN iconInstitucion educativa san agustíN

San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN iconEn el Monasterio de San Agustín (Burgos)

San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN iconInstitucion educativa: San Agustín

San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN iconCentro escolar catolico “san agustin”

San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN iconColegio San Agustín El Bosque Un Proyecto Educativo Único y Propio

San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN iconAgustín Montero In Memoriam
«Benditu Crihtu». Para Agustín, «predicar y dar trigo», era maridar la docencia con un buen puñado de gavillas de atención y desvelo...

San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN iconComentario sobre la Epístola San Pablo a Tito
«Pablo era un hombre», etc Agustín dijo: «Si alguien quiere enseñar, que se asegure de sus palabras y de su doctrina En 1 Pedro 4:...

San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN iconEncuadrar el pensamiento de Platón en el marco histórico, sociocultural y filosófico de su época

San agustín marco históRICO DEL PENSAMIENTO DE san agustíN iconRelacionar el pensamiento de rousseau con el marco histórico, sociocultural...






© 2015
contactos
l.exam-10.com