¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector






descargar 69.43 Kb.
título¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector
página1/4
fecha de publicación07.06.2016
tamaño69.43 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4
De estrellas y barcos

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector.1

Escribo Xirau y sé que siempre me acompañará el asombro que me produjo el pasaje sobre la muerte del Minotauro como advenimiento de la razón, en la Introducción a la historia de la filosofía. Digo Xirau para contarme este pasar de mis años leyéndolo y dejándome cautivar por ese juego desplegado en su ensayo, por ese ejercicio discursivo que arrastra hacia la complicidad inevitable, eje sobre el que la reflexión se arriesga en su posibilidad exploratoria y, donde el discurrir se concentra en la recurrencia para lograr una vía, en la que filosofía y poesía son registro del tiempo vivido.

Deletreo Xirau y cuando lo hago, pienso su figura acompañada por la mañana atravesando las ventanas de su estudio, sonriéndose ante un mar adormilado por el vaivén de barcas, aquietándose ante la urdimbre de las jacarandas y descifrando las aporías de Zenón frente a unas naranjas. Conocí a algunos que tenían como regalo preciado el recuerdo de sus clases, ninguno dejaba atrás la impronta de ese hablar tan suyo que a manera de rumor aún se estremece tras la estela de la claridad:

Es famosa la dicción oscura con la que Ramón dice cosas luminosas. Las palabras más socorridas entre sus alumnos eran ¿perdón?, ¿cómo?, ¿qué dijo? Su método, pues, era también mayéutico, sólo que invertido: los alumnos tenían que alumbrar las palabras en el maestro. Una tarde, en que el coro de cómos y qués se había multiplicado más de lo normal, Xirau exclamó de pronto, con nitidez meridiana: “¡Y no crean que no puedo hablar claro!”, volviendo en seguida a su tono crepuscular: “Lo que pasa es que no quiero.”2

Hombre puente lo llamó Paz en su momento: “A semejanza de esas construcciones prodigiosas de la ingeniería moderna, sus ensayos son un puente que une no a dos, sino a varias orillas. […] puente entre sus dos vocaciones más ciertas y profundas, la poesía y la filosofía.”3 Hombre puente cuya charla vívida señala una diversidad de pensadores, y sobrecoge la agudeza con la cual Aristóteles, Vico, Mallarmé, Rimbaud, Bergson, Kierkegaard, Borges, Plotino, San Juan encuentran cabida en la observación que hace en voz alta sobre la nervadura de una hoja y los colores que fulgen al caer la tarde.

Detrás de un mismo semblante, Xirau es uno en muchos otros: el maestro que inauguró en la Facultad de Filosofía y Letras el Seminario de Filosofía y Poesía en 1966; el pensador de expresión equitativa y amorosa cuyos escritos fueron detonantes para la apreciación de la literatura hispanoamericana y la divulgación de las nuevas discusiones entorno a la filosofía; el poeta que conservó el catalán como lengua materna para ensoñarse; el traductor de Bergson, Nagel y Newman, Denise de Rougemont, por mencionar algunos y el editor por más de 20 años de la revista Diálogos, foro para una pluralidad de autores y textos, y cala de una época significativa en el quehacer cultural y la conformación del pensamiento del siglo XX en México. Subyace en estas trayectorias un cumplimiento de la palabra, por su luminosidad y nitidez, y por su recogimiento y persistencia.

Ramón Xirau incursiona lo mismo en la poesía que en la abstracción filosófica, o en la crítica literaria. Y en tan diversos géneros suele demostrar que la inteligencia se aviene con la apreciación estética, y que el conocimiento no riñe con la imaginación. [...] El poeta, el filósofo y el crítico se funden en el hombre de letras, en el intelectual que da fe de su persona, mediante la interpretación del espacio y el tiempo en que su vida alienta la esperanza.4

Frente a la atrocidad de la guerra, no sorprende que la obra de Xirau se circunscriba al pulso de su época y comparta, con la generación del exilio español, ciertas preocupaciones que se reflejarán en su trabajo. Ante el resquebrajamiento de una filosofía de sistema, el cuestionamiento severo de la angustia como condición inevitable del ser, y el golpe infringido en la raíz del pensamiento por la espiral violentísima de la impiedad, particularmente responde con una filosofía del estar cuya carencia de sistema explícito no implica ausencia de método, de camino: “Porque la vida, como la duración es heterogénea, móvil. En este sentido no tiene ella un sentido trazado, que pueda seguir metódicamente. Sino que vida y camino son una y la misma cosa, y crear la vida es crear camino.”5

El núcleo mediático a través del cual se expresará y sobre el que se irá desarrollando dicha filosofía, sea en el ensayo como forma de pensamiento, sean las notas de viaje, los epígrafes y comentarios como apuntes que dejan entrever el fluir de la conciencia en la ejecución del pensar, o sea la poesía como la acción que ampara y revela la interioridad, es el sentido de la presencia: presencia y sentido. ¿Y qué acusa este sentido, sino una constelación6 que convoca por medio de sí tantos como la razón se atreva a acariciar? Imaginar diestro para hallar la presteza del conceptuar, del tiempo vivido en su revoloteo, contrapeso entre las luces de la ciudad:
Pero las luces de la ciudad especulan

Con el níquel de las ventanas

Y no hay vida que no tenga

Algún principio puro,
Ni nacimiento sin muerte,

Ni explosión sin espuma,

Ni negación total sin la presencia.7

Principio puro, que a pesar de tanto marasmo y desasosiego nunca hemos olvidado su signo, y desde el cual Xirau legitima su interés por el acto insondable de estar, de aventurar y pervivir, de aspirar hacia lo que atrae y acecha, aquello que se cuida y se cela. Quizá después de tanto, la ceniza sea rastro que nos guíe hacia ese canturreo de la fuente que mana, y lo que aguarde, incluso para el apóstata, sea remanso para saciar la sed que alguna vez se creyó inagotable.

  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector iconBlanca Milla nace en Córdoba y desde la infancia comienza a escribir...

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector iconPropósito: Escribe un poema en forma de diamante. El poema te describe a ti. ¿Cómo?

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector iconPoema al proyecto el poema llanero, oralidad, creatividad, lectura...

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector icon20 poemas de amor y una canción desesperada Poema 3

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector iconPoema 1, Veinte poemas de amor y una canción desesperada

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector iconEl caligrama es un poema, frase o palabra cuyo propósito es formar...

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector iconEl poema presente se llama “Aeronáutica” escrito por Concha Méndez....

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector iconEl poema que será analizado en el presente texto se titula “Poema...

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector iconEl poema que será analizado en el presente texto se titula “Poema...

¿Un poema? ¿Diferentes poemas? Creo que un poema. Decide lector iconEl poema “Aeronáutica, fué escrito por Concha Mendez y publicado...






© 2015
contactos
l.exam-10.com