Lección cuatro juan “El Amado






descargar 33.74 Kb.
títuloLección cuatro juan “El Amado
fecha de publicación06.06.2016
tamaño33.74 Kb.
tipoLección
l.exam-10.com > Documentos > Lección
Lección de la Escuela Dominical La Iglesia Trinidad Bautista

Pastor Hispano, Enrique Gonzalez Arlington, Texas

14 de Abril, 2013
LECCIÓN CUATRO
JUAN

El Amado

Texto:
Juan 13:21-25

Resumen
De todos los doce discípulos, Jesús tuvo un amor especial para con Juan. Dondequiera que su Señor fue, Juan trató de estar lo más cercano posible. Después de la ascensión de Cristo, Juan demostró su valor como uno de los "pilares" de la iglesia primitiva. Él fue fiel al Señor y fue honrado con la visión especial de la Revelación de Jesucristo.

Lección Tema
Mientras sabemos que el Señor Jesucristo ama a todos sus hijos, hay cualidades que podemos adquirir y cosas que podemos hacer para acercarnos aún más a él. Podemos obtener estas cualidades aprendiendo y emulando la vida de Juan, el discípulo amado.

Objetivos de la lección
Al final de la lección, cada estudiante debe:
l. Entender cómo Juan se ganó el título de "el discípulo amado" durante el ministerio terrenal de Cristo
2. Entender cómo Juan mostró fidelidad durante tantas décadas después de que Cristo regresó al cielo
3. Decidir vivir cerca del Señor a diario

JUAN
El Amado

Texto
JUAN 13:21-25

Introducción
Es una cosa increíble pensar que un hombre puede ser llamado "el amado" del Señor. Para ser amado por el Señor Jesucristo es verdaderamente un honor especial. El Señor Jesucristo tuvo doce hombres que tomo para guiar y entrenar durante tres años. De estos doce hombres, hubo tres que serían considerados el "círculo interno": Pedro, Santiago y Juan. De estos tres, fue Juan quien fue elegido como el "amado". En uno de los más famosos retratos siempre pintados de nuestro Señor Jesucristo, La última cena por Leonardo da Vinci, Juan es retratado poniendo su cabeza en el Señor Jesucristo. Juan tomó una decisión consciente para permanecer cercas a su Maestro. Él no fue el primero en hacer esto.

I. Amado de Cristo
Ilustración (permaneciendo cerca del hombre de Dios)
Debido a que Eliseo estaba decidido a pegarse y acercarse a su Mentor Elías, le fue otorgada una porción doble de su espíritu:

Aconteció que cuando quiso Jehová alzar a Elías en un torbellino al cielo, Elías venía con Eliseo de Gilgal. Y dijo Elías a Eliseo: Quédate ahora aquí, porque Jehová me ha enviado a Bet-el. Y Eliseo dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Descendieron, pues, a Bet-el. Y saliendo a Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Bet-el, le dijeron: ¿Sabes que Jehová te quitará hoy a tu señor de sobre ti? Y él dijo: Sí, yo lo sé; callad. Y Elías le volvió a decir: Eliseo, quédate aquí ahora, porque Jehová me ha enviado a Jericó. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Vinieron, pues, a Jericó. Y se acercaron a Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Jericó, y le dijeron: ¿Sabes que Jehová te quitará hoy a tu señor de sobre ti? El respondió: Sí, yo lo sé; callad. Y Elías le dijo: Te ruego que te quedes aquí, porque Jehová me ha enviado al Jordán. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Fueron, pues, ambos. Y vinieron cincuenta varones de los hijos de los profetas, y se pararon delante a lo lejos; y ellos dos se pararon junto al Jordán. Tomando entonces Elías su manto, lo dobló, y golpeó las aguas, las cuales se apartaron a uno y a otro lado, y pasaron ambos por lo seco. Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. Él le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; mas si no, no. Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino. Viéndolo Eliseo, clamaba: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo! Y nunca más le vio; y tomando sus vestidos, los rompió en dos partes. Alzó luego el manto de Elías que se le había caído, y volvió, y se paró a la orilla del Jordán. Y tomando el manto de Elías que se le había caído, golpeó las aguas, y dijo: ¿Dónde está Jehová, el Dios de Elías? Y así que hubo golpeado del mismo modo las aguas, se apartaron a uno y a otro lado, y pasó Eliseo.-2 REYES 2:1-14


Ilustración (cita de A. W. Tozer-comunión)
"Dios no se ha inclinado a nuestra prisa nerviosa ni ha abrazado nuestra era de las máquinas. El hombre que quiere conocer a Dios debe darle a El tiempo".


Ilustración (himno: "Toma tiempo para ser santo")
Tómese el tiempo para ser santo:

Habla a menudo con tu Señor;

Permaneced en él siempre

y se alimentarse de su palabra.
Hacer amigos de los hijos de Dios,
Ayudar a aquellos que son débiles
Olvidando en nada
Su bendición buscar.

Tómese el tiempo para ser santo,

Pasa mucho tiempo solo en secreto con Jesús
Al ver a Jesús,
Como El tú serás
Tus amigos en tu conducta
Su semejanza verán.

Tómese el tiempo para ser santo,

que Él sea tu guía,

y no correr de Él,

venga lo que venga
En la alegría o en la tristeza
Aún sigue a tu Señor,

Y, mirando a Jesús,

aún confía en su palabra.

Tómese el tiempo para ser santo,

mantener la calma en tu alma-
Cada pensamiento y cada motivo
Bajo su control.

Así, guiados por Su Espíritu

para fuentes de amor,
Tú pronto estarás equipado
Para servicio de lo alto
(Palabras de William D. Langstaff, música de George C. Stebbins)

A. CERCANO EN COMUNIÓN (Juan 13:23-26)
Hay numerosos casos en el Nuevo Testamento cuando Juan estaba en comunión cerca con el Señor. Ya hemos mencionado su acercamiento al Señor en la Última Cena. Él estaba cercano al Señor en el momento de la Transfiguración. Él estuvo cercano al Señor cuando Jesús fue solo para orar. Estaba cerca del Señor cuando el Señor bajó a la nave. Juan convirtió en un hábito personal el mantenerse lo más cerca que pudo al Señor.

Ilustración (cita por Brennan Manning)
"Cuando nos acercamos lo suficiente para escuchar latidos del corazón de Jesús, descubrimos, como lo hizo Juan, que somos sus amados".


B. CERCANO EN LA CORTE (Juan 18:15-16)

“Y seguían a Jesús Simón Pedro y otro discípulo. Y este discípulo era conocido del sumo sacerdote, y entró con Jesús al patio del sumo sacerdote; mas Pedro estaba fuera, a la puerta. Salió, pues, el discípulo que era conocido del sumo sacerdote, y habló a la portera, e hizo entrar a Pedro.”

La Biblia deja muy claro que Juan estaba lo más cerca del Señor en los momentos difíciles (Juan hablaba siempre de sí mismo con modestia). En cuanto a nosotros, a menudo encontramos que es más fácil para emocionarse sobre la iglesia y las cosas del Señor, cuando la economía está bien, la familia está bien, y cuando todo el mundo está contento. Mientras Jesús estuvo en el juicio en la corte, sólo dos de sus discípulos estaban allí: Pedro y Juan. Este es un gran desafío para los cristianos a seguir con otros creyentes en tiempos difíciles.


C. CERCANO EN LA CRUCIFIXIÓN (Juan 19:26-27)
“Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.”
Se ha dicho que la gente recuerda cómo empiezas y cómo terminas. En el momento de la crucifixión del Señor Jesucristo, Juan el Amado estaba allí. Jesús tenía un amor especial para Juan, confiaba en él en gran medida a causa de su fidelidad, y lo escogió a él para cuidar de su madre, María, después de su fallecimiento. Y así lo hizo Juan, tomando a María en su casa como si fuera su propia madre, para el resto de su vida. Este es un reto para nosotros ser "terminadores" en nuestras vidas cristianas.

II. Valiente en Carácter
Aunque pueda parecer obvio, tenemos que darnos cuenta que pararnos por lo correcto significa que tenemos que pararnos en contra de las cosas que están mal. El pensador político del siglo XVIII Edmund Burke tiene una famosa frase que se le atribuye “Todo lo que es necesario para que el mal prospere es que los hombres buenos no hagan nada”. Juan amaba a Cristo, y este amor le constriñó a oponerse a los que estaban en contra del Señor. Después, mientras instruía a los jóvenes cristianos en la verdad, Juan dijo a los creyentes que los que no confiesan el nombre del Señor Jesús Cristo no eran cristianos verdaderos en absoluto, sino más bien engañadores (2 Juan 7).

A. SE PARÓ CONTRA LA HEREJÍA (2 Juan 7)
Juan no le pensaba dos veces cuando se trataba de señalar y de pararse en contra de la falsa doctrina. Muchos hoy en día le llamarían “intolerante”. Los términos “engañador” y “anticristo” no son usados por aquellos que se quieren llevar bien con todos. A Juan le importaba más llevarse bien con su precioso Señor, él se paraba firme y enfáticamente contra aquellos que se paraban contra Cristo y las verdades de su Palabra.

B. Se paró firme contra la contumacia (2 Juan 8)
Juan sabía que sólo había una manera de llegar al cielo, que es a través de su Señor y Salvador. Es en el Evangelio de Juan que nos encontramos con el conocido versículo: "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6). En la situación actual religiosa, el ecumenismo religioso- la unidad religiosa sin tener en cuenta la verdad absoluta, la filosofía de que "muchos caminos llevan a Dios", es ampliamente aceptada e incluso fomentada. Al igual que Juan, nosotros como cristianos debemos representar al Señor Jesucristo como el Camino, la Verdad y la Vida, en lugar de retroceder. Juan desafió a los creyentes a no perder las cosas que ellos habían ganado. Les recordó la recompensa que espera a aquellos que se paran fielmente por la verdad.

III. Bendecido en comparación
Por causa de que él era amado por Jesucristo, Juan experimento algunas bendiciones únicas. Juan fue bendecido en que él pudo ver cosas que ocurrieron que otros discípulos los cuales no estaban cerca de él no pudieron ver (la transfiguración es un ejemplo). Juan fue bendecido en que él pudo ver cosas que ningún otro ser humano vivo ha visto en su vida (a él se le dieron las visiones asombrosas de la Revelación). Dios también lo bendijo con larga vida y un tiempo prolongado de ministerio. Creemos que Juan era el único que no fue martirizado por su fe, sin embargo, sabemos que él fue fiel hasta que el Señor lo llamó a casa.

A. FIEL EN LAS PRUEBAS (Apocalipsis 1:9)
Juan pasó los últimos años de su vida en exilio en la isla de Patmos. Mientras algunos encontrarían este lugar uno de desánimo, que podría conducir al desaliento y tal vez a un espíritu negativo, Juan habló acerca de estar en la isla por el propósito de la Palabra de Dios y por el testimonio de Jesucristo. Juan se regocijó en que, así como él se había alegrado muchos años cuando él estaba entre los que padecían afrenta por el nombre de Cristo (Hechos 5:41). ¡Qué desafío para cada uno de nosotros mantener un testimonio bueno y una actitud piadosa si nos encontráramos en circunstancias desagradables! Ha sido correctamente dicho que las pruebas revelan lo que verdaderamente somos. ¿Puede usted alegrarse mientras sufre por el Señor?

B. FIEL A TRAVÉS DEL TIEMPO
Una razón por la que Juan fue bendecido más que los otros fue porque permaneció fiel a través del tiempo. El Diccionario Bíblico de Easton dice que Juan vivió hasta cerca del año 98. La Biblia relata algunas historias de aquellos que, al final de sus vidas, tomaron decisiones que no eran como Cristo o que honraban a Dios. Noé tenía mucha fe, pero la vergüenza se produjo poco después de la arca reposó (Génesis 9:20-23). Lot, que comenzó como un compañero de justo y fiel Abraham, terminó con la desgracia en una cueva (Génesis 19:30-38). Sansón comenzó su vida con tal promesa, pero terminó su vida ciego y como un animal para los filisteos (Jueces 16:21). Hablando de remordimientos, el poeta Whittier lo expresó de esta manera: "Las más tristes palabras, habladas o escritas, las más tristes son estas: “Podría haber sido"' con Juan el Amado, se puede decir que vivió su vida plena y totalmente para su Señor, hasta el final.


Conclusión
El apóstol Juan tuvo una relación muy especial con el Salvador. Él era "el discípulo amado". Este lugar especial no simplemente cayó sobre Juan. Él fue un muy valiente y dedicado cristiano, y esta dedicación fue bendecida por Dios. ¿En qué lugar te encuentras tú? ¿Es usted valiente en su persona? ¿Es usted un discípulo de Cristo a quien Él pueda confiar para obedecerle y seguirle? ¿Te quedaras cerca de El en todo tiempo así como Juan lo hizo?

Preguntas de estudio
1. ¿Qué bendición especial recibió Eliseo por quedarse cerca de su mentor Elías?
Eliseo recibió una doble porción del espíritu y poder de Elías.

2. Enumere los casos en los Evangelios en los que era evidente que Juan tenía una relación especialmente estrecha con Cristo.
Juan fue uno de los tres testigos de la Transfiguración. Juan se apoyó en el pecho de Jesús 'en la Última Cena. Juan estaba con Jesús en el jardín cuando él se fue solo a orar. Juan fue uno de los dos discípulos que siguieron a Jesús a su juicio. Juan estaba cercas de Jesús mientras estaba colgado en la cruz, y el Señor confió en Juan para el cuidado futuro de María.

3. ¿Qué motivó a Juan para enfrentarse a los que estaban en contra del Señor?
El amor de Cristo lo constreñía.

4. Enumere algunos desafíos específicos que Juan dio a los creyentes en su segunda epístola.
Las respuestas pueden variar, pero deben incluir: Pararse por la verdad, no perder ni dejar al lado las cosas que ha aprendido, por las que se ha parado, y que ganó. No resbalar.

5. ¿De qué manera fue la vida de Juan (después de Cristo volvió al Cielo) diferente de los otros discípulos?
Juan tuvo un ministerio largo y prolongado, vivió hasta ser un hombre viejo, creemos que fue el único discípulo de no morir como un mártir por la fe.

6. ¿Dónde vino paso los últimos años de su vida, y por qué estaba allí?
Juan pasó sus últimos años en el exilio en la isla de Patmos por la Palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.

7. ¿Qué incidente especial sucedido a Juan en ese lugar?
Jesucristo se le apareció personalmente y le dio el Apocalipsis.

8. ¿De qué maneras específicas podemos imitar la vida de Juan y entender más de lo que significa ser el amado del Señor? Las respuestas varían, pero pueden incluir: tomar una decisión consciente para permanecer cercano al Señor, permanecer cerca del Señor en los momentos difíciles, oponerse a la falsa doctrina y en contra de resbalar.

Versículo para memorizar: Marcos 12:30

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Lección cuatro juan “El Amado iconAmado Ruiz de Nervo, también conocido como Juan Crisóstomo Ruiz de...

Lección cuatro juan “El Amado iconCuatro a lego al jueves cuatro remordimientos la lluvia que contemplo...

Lección cuatro juan “El Amado iconAlmeida cuenta con una excelente Localización Geográfica a Cuatro...

Lección cuatro juan “El Amado iconAlberto Olmos (Segovia, 1975) ha publicado cuatro libros, cuyos títulos...

Lección cuatro juan “El Amado iconJorge amado

Lección cuatro juan “El Amado iconJorge amado

Lección cuatro juan “El Amado iconEn paz Amado Nervo

Lección cuatro juan “El Amado iconAutor: Nervo, Amado

Lección cuatro juan “El Amado icon¿Su perro lo está volviendo loco? ¿Es agresivo, nervioso, asustadizo...
«de­saprender» los esfuerzos de sus dueños, motivados por el amor pero en definitiva destructivos, por transformarlos en personas...

Lección cuatro juan “El Amado iconLa lengua y la literatura Amado Nervo






© 2015
contactos
l.exam-10.com