Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario






descargar 111.44 Kb.
títuloComentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario
página3/5
fecha de publicación05.06.2016
tamaño111.44 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5

TEXTO 3: SOLUCIONARIO
1. El texto está dividido en cinco párrafos. El tercero de solo dos líneas y los demás de una extensión similar. El segundo se enlaza con el primero con el nexo extraoracional “sin embargo”; el cuarto con “desde luego”; y el quinto con el uso anafórico del adverbio “ahí”. Internamente, presenta una estructura netamente inductiva o sintetizante. Comienza con la relación de cuatro anécdotas (manifestación, líneas 1-3; dependientes granadinos, líneas 12-14; alumnos malagueños, líneas 14-18; y locutora de Cádiz, líneas 18 y 19) para llegar a una tesis conclusiva en las líneas 31 y 32: los andaluces debemos quitarnos el complejo de inferioridad frente a los que hablan “fino”. Entreverado con lo anterior, el autor nos presenta su personal conversión desde una postura de rechazo de toda imposición institucional sobre el uso idiomático (líneas 4-9) hasta admitir un cierto y moderado intervencionismo de una institución pública como es Canal Sur para ayudar a la eliminación de dicho complejo (líneas 26-32). El esquema podría quedar así:
1. Complejo de inferioridad de los hablantes andaluces.

1.1. Algunos ejemplos:

1.1.1. Dependientes granadinos.

1.1.2. Alumnos malagueños.

1.1.3. Locutora gaditana.

1.2. Necesidad de eliminarlo. (Tesis)

1.2.1. Responsabilidad personal de cada hablante.

1.2.2. Colaboración de organismos públicos (Canal Sur)

2. Tema: El autor del texto defiende el el uso libre y sin complejos del habla andaluza (o dialecto andaluz).
Resumen: El autor parte o se basa en cuatro anécdotas, vividas por él y relacionadas con el uso de la propia lengua, para mantener la tesis de que el habla individual de cada persona no debe ser coaccionada por ningún tipo de condicionamiento social, comercial, etc., porque constituye un derecho individual. Lo que se tiene por naturaleza no debe ser nunca motivo de vergüenza. Si esto es así, ¿por qué a veces los andaluces nos avergonzamos de usar nuestros modismos y giros dialectales? Aunque en principio el intervencionismo oficial en los usos lingüísticos no parece muy adecuado, el canal público de televisión podría ayudar, en el caso del andaluz, a que nos quitemos el complejo de que hablamos mal en comparación con otros hispanohablantes.

3. Si atendemos al pie de texto, parece que nos encontramos ante un artículo periodístico de opinión. Se podría considerar un texto de sentido completo aunque de él se hayan extirpado tres fragmentos, quizá porque se refirieran a ideas tangenciales o simplemente fuesen digresiones menos importantes sobre lo dicho anteriormente. Su autor, posiblemente sea un columnista habitual de esta publicación, o quizá esporádico. Su forma de elocución es la narración autobiográfica (en primera persona), presente sobre todo en los tres primeros párrafos, y la argumentación, sobre todo en los dos últimos. Del desconocido autor solo podemos deducir, por lo que dice, que muy posiblemente sea andaluz. En este tipo de textos, a caballo entre en ensayo y el periodismo de actualidad, es habitual que se mezclen le exposición y la argumentación. Sin embargo, en este caso, la exposición se convierte en el relato de cuatro anécdotas vividas por el periodista y que le sirven como apoyo para mantener su tesis.

En esta ocasión su tema es de sociolingüística: interacciones entre la lengua y la sociedad. Podríamos calificarlo de un tema siempre actual, perenne como el mismo hecho de la lengua. Pero en nuestro contexto nacional adquirió una especial relevancia desde que en 1978 la Constitución Española contempló el hecho sociopolítico de las Comunidades Autónomas. Además de interesante y actual, el tema de la sociolingüística es complejo y delicado. La historia, por desgracia, nos ha demostrado y demuestra las tensiones sociales y políticas que se han producido a lo largo del tiempo porque algunas veces se ha instrumentalizado el hecho lingüístico con fines nacionalistas, políticos o económicos. Pero volviendo al texto, este, a nosotros, los andaluces, nos afecta muy directamente. La tesis conclusiva (“quitarnos de encima cierto complejo de inferioridad que todavía mantenemos (los andaluces) frente a los que hablan fino”) nos parece muy adecuada por su moderación, equilibrio y clarividencia. Las cuatro anécdotas vivenciales, traídas por el autor, y que le sirven de base para su propuesta, también nos parecen muy oportunas. Sin embargo, y aun a riesgo de simplificar fenómenos históricos muy complejos, querríamos comentar y contextualizar el contundente y sólido argumento histórico y literario que el autor da al final de su artículo: “Se trata, simplemente, de seguir la receta que dio Gonzalo de Berceo hace ya más de 700 años: no hay que avergonzarse de usar el román paladino, que es como “suele el pueblo fablar a su vecino’”.

La lengua, hecho humano y social, es como un organismo vivo que, a lo largo de los tiempos, nace, crece, se reproduce y muere. Así, por ejemplo, el latín nació a partir del indoeuropeo, llegó a su madurez o vejez entre los siglos III a IV después de Cristo, fue muriendo muy poco a poco durante los cinco o seis siglos posteriores y, a la vez que moría, de sus cenizas fueron naciendo sus hijas, las lenguas romances, entre las que estaba el castellano. Este llegaría a su madurez hacia los siglos XVI-XVII. Desde entonces puede ser que haya empezado a envejecer y la historia se repite: va dando a luz, antes de desaparecer no sabemos cuándo, a sus futuros descendientes: extremeño, murciano, canario y andaluz. Cuando los hijos no han adquirido su plena madurez, que se manifiesta en el cultivo literario (escritura), se les llama dialectos. Pues eso es el andaluz hoy día, una lengua joven o un dialecto que puede que algún día sea tan madura y formal como su padre, el castellano, o como su abuelo, el latín. Por eso, qué bien traída está la cita de Gonzalo de Berceo con la que el autor, al final, quiere corroborar sus tesis: en el siglo XIII, época en que escribía este autor, los hablantes de aquella lengua joven que era el castellano también tendrían vergüenza o complejo de inferioridad ante los que hablaban “fino”, es decir, en latín. En la famosa cita de Berceo, la palabra “román” significa lengua romance o románica, es decir, derivada del latín y, en ese contexto concreto, se refiere claramente al castellano que, aunque hablado por el pueblo llano desde hacía algunos siglos, todavía casi ningún autor se había atrevido a ponerlo por escrito, y es precisamente Berceo, conocido como el primer poeta culto de nuestra literatura, el que lo hace de forma muy innovadora y rompe así con una tradición secular. “Paladín” es un adjetivo antiguo en desuso, que procede del adverbio latino “palam” (=abierto, claro, manifiesto). La gente del pueblo hablaba pues con su vecino en un idioma que se entendía por todos, el incipiente castellano, claro y sencillo, y no en el fino latín.

Todo lo que acabamos de decir está implícito en las dos últimas líneas del texto Si no hace más explícito este argumento histórico para animar a los andaluces a librarse de su complejo, podría ser por la brevedad propia de un artículo periodístico que no puede ser muy largo y prolijo, así como por su carácter divulgativo. Por estas mismas razones, la divulgación y brevedad, el autor no entra en fenómenos tan complejos como la fuerte y normal tensión entre el hecho natural de la atomización o diversificación lingüísticas y el freno academicista y conservador que imponen desde el siglo XVIII las Academias de la Lengua, algo que, a nuestro juicio, es también necesario con vistas a la posibilidad de comunicación entre los hombres.

Consideramos, por tanto, el presente texto es muy adecuado a la intención divulgativa del autor. En él puede haber objetividad por los hechos narrados, en cuanto tales hechos, pero matizada por el uso de al primera persona. Por tanto también hay subjetividad, o más bien inter-subjetividad en la tesis y en la argumentación final. Y decimos inter-subjetividad (lo comúnmente aceptado) por la moderación y clarividencia que emana de todo el texto. Vamos a intentar justificar, a continuación, esta última afirmación: en primer lugar, nos parece muy acertado que, en este artículo, el autor no caiga en el error de hacer del andaluz un arma política, reivindicativa de aspiraciones independentistas que nada tienen que ver con una lengua. También es acertadísimo el rechazo del excesivo intervencionismo de los poderes públicos en lo que muy bien considera un derecho individual, a la vez que de pasada, y en una ocasión con humor, muestra las detestables aberraciones en que los dirigentes políticos pueden caer, ¡y caen!, cuando quieren forzar o aprovecharse de un hecho natural, como es la lengua, para fines políticos: “la obligación de denominar a las empresas en el idioma oficial, la prohibición de comercializar objetos con palabras extranjeras (…) que en las oposiciones se puntúe más a quien habla andaluz”, etc. Evita, pues, espinosas cuestiones políticas y centra la cuestión en la denuncia de un cierto complejo que los andaluces debemos superar en el uso de nuestro dialecto.

En conclusión, texto muy bien estructurado: pasa sin brusquedad de las cuatro anécdotas concretas a una consideración de tipo general; apoya su tesis en un argumento convincente, y da su acertada y moderada opinión sobre un tema de gran actualidad y de un gran interés para todos los hablantes y sobre todo para nosotros, los andaluces.
4. Yendo a ninguna parte, me encontré el otro día con un grupo de personas, convocadas por Nación Andaluza, que se manifestaban en contra de Canal Sur porque no promociona el habla andaluza, tal y como exige su ley de creación.
Estamos ante un grupo oracional por subordinación. La principal es me encontré el otro día con un grupo de personas convocadas por Nación Andaluza, que se manifestaban contra Canal Sur. De esta principal depende la subordinada temporal-modal yendo a ninguina parte: suj. omitodo yo; núcleo del predicado yendo; compl. circunstancial de lugar a ninguna parte (prep+ SN).

La principal tiene como sujeto elíptico yo; el predicado es todo lo demás: núcleo me enconmtré con, complemento circunstancial de tiempo el otro día (SN), complemto regido o suplemto un grupo de personas (SN), cuyo núcleo es personas. Este sustantivo, personas, es un antecedente del que dependen dos oraciones subordinadas adjetivas o de relativo (convocadas por Nación Andaluza // que se manifeataban en contra de Canañ Sur), y de la segunda, formando con ella un grupo oracioanl por subordinación, depende una subordinada causal (porque no promociona el habla andaluza) y de esta, a su vez, otra subordinada falsamente comparativa (tal y como exige su ley de creación). Analicemoslas separadamente:

* Primera realiva: sujeto omitido personas; también está omitido el nexo, el pronombre relaivo que. Predicado: núcleo (habían sido) convocadas; complemto agente: por Nación Andaluza (prep+SN).

* Segunda relativa: sujeto que (pron. relativo); predicado: núcleo se amnifestaban en contra de, complemto regido o suplemento Canal Sur (SN).

* Subordinada causal: nexo porque (conj, causal); suj. omitido Canal Sur; núcleo del predicado promociona; adv. De negación no y complemeto directo el habla andaluza (SN).

* Subordinada modal ficticia: nexo: tal y como (loc. conjuntiva); sujeto su ley de creación (SN) núcleo del predicado exige.
5. El texto podría calificarse de humanístico pues versa sobre un tema de sociolingüística. Presenta una modalidad discursiva (forma de elocución) predominantemente expositiva y argumentativa, aunque dos primeros párrafos sean de carácter narrativo. La narración es predominante en las líneas 1-3 y 10-19, en las que el autor da cuenta de algunas experiencias personales. La argumentación se observa claramente en las líneas 4-7 y en los tres últimos párrafos (líneas 20-35), en las que nos expone su personal opinión sobre el tema. Estaríamos, por tanto ante un ensayo o artículo de opinión. El enfoque por tanto es netamente subjetivo. Las anécdotas son eso: anécdotas que le sirven al autor como puntos de apoyo para argumentar y darnos su opinión.
Por la abundancia de cultismos y tecnicismos, podemos deducir que es un texto adecuado a personas con una cierta competencia lingüística, gente instruida, con un nivel cultural medio. Por lo que al estilo se refiere, destaquemos su claridad y corrección. Su nivel es más bien culto, pero también al alcance de la gran mayoría de lectores de de periódicos. En el texto encontramos, en efecto, una serie de términos cultos como “raigambre” (línea 10), “recalcitrante” (línea 20), “foránea” (línea 25), “extirpar” (línea 26), “estereotipo” (línea 27) y “prototipo” (línea 28). Además, encontramos algunos tecnicismos propios de la lingüística: “inmersión lingüística” (línea 5), “dicción” (línea 14) y “seseo” (línea 19). El único rasgo coloquial –“hablar fino” (líneas 16 y 32)- aparece cuando nos cuenta las anécdotas para reflejar el habla popular. Destaquemos también que el texto está redactado en primera persona, lo que contribuye directamente a la subjetividad propia de toda argumentación

TEXTO 4
Antiguamente, el poder dentro de la familia lo ostentaba el anciano. A su nombre estaban las escrituras de propiedad, que se guardaban en el cajón de la cómoda. La foto familiar se componía sentando siempre en el centro a este personaje, que era el pilar de la economía doméstica, y a su alrededor en forma de orla aparecía la esposa sometida, la hija casadera con los ojos espantados, los vástagos varones atenazados por las ansias de heredar, los criados petrificados detrás, un nieto en brazos de la tata y a los pies un mastín dormido. Si la familia no tenía bienes, tampoco tenía fotografía, pero al menos el viejo podía soltar refranes que eran extractos de la filosofia socrática depurada por una experiencia de siglos. Hoy en cada familia manda el que tiene trabajo, y éste puede ser un hijo, un nieto, un yerno, una nuera, la mujer o el cuñado. En torno a este nuevo y cambiante sostén de la economía doméstica se cohesiona la sagrada unidad del hogar, y en la foto aparece el personaje, a veces imberbe, sentado en el sillón de mimbre presidiendo la escena con el símbolo de su poder en la mano. El cetro real recamado en oro es la evolución de la porra con que el troglodita imponía su ley. El báculo de los pontífices es la versión en alta joyería que ha adoptado la garrota del primate. Para mandar hay que tener en la mano un elemento sólido capaz de doblegar la voluntad de los demás. Si hoy se contempla la foto familiar articulada alrededor de ese elemento que es el único de la casa que tiene sueldo, se puede comprobar que el padre, la madre, los hermanos, los tíos, todos en el paro, lo están contemplando llenos de arrojo y que el personaje tiene bien amarrado en el puño el símbolo de su autoridad. Es el nuevo cetro. Es el mando a distancia del televisor. Ahora en casa manda el que tiene potestad para cambiar de canal a su antojo, y este privilegio se concede al único de la familia que trabaja. Con el mando a distancia él crea en el televisor un mundo a su imagen y semejanza. Los demás se limitan a mirar.
Diario ABC (24-5-01)
CUESTIONES DEL TEXTO 4
1. Señale o explique la organización de las ideas del texto (estructura u organización del texto).

2. Indique o mencione el tema y escriba un resumen del texto.

3. Comentario crítico sobre el contenido del texto.

4. Comente las relaciones sintácticas que se establecen entre las proposiciones del siguiente fragmento: Si la familia no tenía bienes. tampoco tenía fotografía, pero al menos el viejo podía soltar refranes que eran extractos de la filosofía socrática depurada por una experiencia de siglos. (Este tipo de pregunta puede aparecer en la convocatoria 09-10, pero separada del comentario)

5. Indique qué tipo de texto es y caracterice su lenguaje. (No se pedirá en el curso 09-10, pero deben hacerla)
1   2   3   4   5

similar:

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconExamen de selectividad comentario de texto

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconPara hacer un comentario de texto histórico hay multitud de esquemas,...

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconSolucionario

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconRelaciona el tipo de estrofa o poema con su esquema de rima (pon...

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconHF. Nietzsche. Texto selectividad Tema 4
«flechas» dan, una tras otra, en la diana: la mujer, el Reich alemán, el filósofo, la moral, el arte, la ciencia: todos quedan tocados....

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconPracticando para el examen: solucionario

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconRubén, a un lado en el escenario, con su micrófono, mientras Belén...

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconResumen la Sala, con estimación parcial del recurso contencioso interpuesto,...

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconPreguntas de selectividad

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconPreparación para selectividad- 4






© 2015
contactos
l.exam-10.com