Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario






descargar 111.44 Kb.
títuloComentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario
página2/5
fecha de publicación05.06.2016
tamaño111.44 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5



TEXTO 2
Un equipo de científicos de Texas ha encontrado una enzima que puede detener o retrasar el envejecimiento de las células humanas. La tal enzima impide el deterioro de esos microscópicos elementos de los que estamos hechos y les permite seguir reproduciéndose de una forma indefinida. ¿Habremos encontrado, después de tantas vueltas, la fuente de la eterna juventud? En este supuesto, llegará un día en el que no se pueda dar un paso: no cabrá la gente en este planeta menor. Otros científicos, menos optimistas, alertan sobre el riesgo de estimular el desarrollo de tumores.

El ser humano siempre ha querido durar más y en mejores condiciones. Se ha identificado, falazmente, juventud con felicidad, pero la mocedad solo disfruta de algunos lujos que nadie puede permitirse a otras edades, por ejemplo el estar triste sin saber por qué. El padre Rubén creía que era un tesoro divino y bien que supo dilapidarlo. En cambio, el abuelo Homero estaba convencido de que la juventud, pronta de temperamento, es débil de juicio. Una especie de borrachera. El caso es que los hombres siempre han procurado mantenerla: unas veces pactando con el demonio y otras haciendo “footing” y tiñéndose el pelo.

La ciencia, que es lo único que hace revoluciones duraderas, ha encontrado el camino de la soñada fuente. Ojalá no esté seca. Hasta ahora solo había conseguido prolongar la vida, pero no por los tramos iniciales ni por el centro, sino por los últimos escalones. Todo parte de la humana resistencia a abandonar este mundo. Como en casa de uno en ninguna parte. Casi todas las personas tienen un alto concepto de sí mismas. Se miran al espejo y no entienden que un tipo como ellos pueda desaparecer. Confían en seguir viviendo, de otra enigmática manera y en otro extraño mundo. En esos rumores no confirmados de una existencia de ultratumba se basan muchas consoladoras religiones. El descubrimiento de la enzima puede hacernos eternos mientras vivamos. El caso es no resignarse a ser mortales.
Diario El Mundo (3-11-02)

CUESTIONES SOBRE EL TEXTO 2
1. Señale o explique la organización de las ideas del texto (estructura u organización del texto).

2. Indique o mencione el tema y escriba un resumen del texto.

3. Comentario crítico sobre el contenido del texto.

4. Comentario sintáctico de: La tal enzima impide el deterioro de esos microscópicos elementos de los que estamos hechos y les permite seguir reproduciéndose de una forma indefinida. (Este tipo de pregunta puede aparecer en la convocatoria 09-10, pero separada del comentario. Deben contestarla tal como aparece en el solucionario; es decir, no de forma esquemática, sino expositiva)

5. Indique qué tipo de texto es y caracterice su lenguaje. (No se pedirá en el curso 09-10, pero deben hacerla)
TEXTO 2: SOLUCIONARIO
1. El fragmento aparece dividido en tres párrafos o parágrafos de similar extensión. La cohesión entre ellos se logra (además de con otros medios), con la recurrencia léxica de palabras de una misma familia (“joven”, “juventud”) que aparecen el los tres párrafos. Se trata de un texto completo y presenta una cierta estructura inductiva o sintetizante. Parte de un hecho puntual: descubrimiento de una enzima que retrasa el envejecimiento, su hipotética eficacia y el problema de superpoblación que podría plantear (líneas 1-7). Continúa haciendo algunos comentarios erudito-literarios y vivenciales sobre la segunda etapa de la vida humana, la juventud (líneas 8-14). Termina en el último párrafo (líneas 15-23) con la tesis o idea fundamental del texto: la resistencia del hombre a abandonar este mundo, el “no resignarse a ser mortal”. Su esquema podría ser así:
1. La eterna juventud: profunda aspiración del hombre.

1.1. Descubrimiento de una enzima que quizá lo consiga.

1.2. Algunas manifestaciones literarias:

1.2.1. Rubén Darío

1.2.2. Homero

1.2.3. Goethe (implícita)

1.3. Algunos comportamientos y actitudes vivenciales

1.3.1. Pacto con el demonio

1.3.3. Teñirse el pelo

1.3.4. Ejercicio físico

1.3.5. Excesiva autocomplacencia

1.3.6. Creencias religiosas
2. Tema: Aguda, ingeniosa y actualizada reflexión sobre el mito de la eterna juventud.
Resumen: El descubrimiento de una enzima parece que puede alentar en el hombre su instinto de conservación, algo visceral y fuertemente arraigado en su espíritu desde siempre. El deseo de ser eternamente joven (porque la juventud se suele identificar con la felicidad), la innata resistencia a envejecer y morir ha tenido y tiene hoy múltiples y diversas manifestaciones. Se ha reflejado en la literatura de todos los tiempos constituyendo uno de sus más importantes tópicos o temas. También ha condicionado siempre muchos comportamientos y creencias. ¿Conseguirá la ciencia encontrar la llave de acceso al que ha sido hasta ahora el gran mito de la eterna juventud?
3. Si atendemos al pie de texto, nos encontramos ante un artículo periodístico de opinión (texto completo, por tanto), obra de un desconocido columnista posiblemente habitual de esta publicación, o quizá esporádico, pero que no importa al caso. Su forma de elocución es la exposición y la argumentación, muy entreveradas desde el principio hasta el final del texto. Esto es habitual en estos textos periodísticos a caballo entre la información y la opinión. Pensamos que se trata de un texto periodístico de este tipo porque se inicia con algo que es “noticia” y, después de dar el dato objetivo, vemos aflorar la subjetividad del autor: su estilo, su bagaje cultural y sus ideas sobre el tema central y sobre otros con él relacionados.

En esta ocasión su tema, sociológico y antropológico a la vez, no puede ser más actual. Y no lo decimos por la fecha del pie de texto, ni tampoco por el hecho puntual, anecdótico, del reciente descubrimiento de la enzima; es actual, ¡actualísimo!, porque es de siempre, intemporal, tan viejo, tan nuevo y tan de siempre como el propio hombre. En él, el columnista, más que mantener o defender una tesis u opinión previa, se limita a reflexionar sobre un hecho, una inquietud universal que afecta al hombre en lo más profundo e íntimo de su ser y que, por tanto, no necesita defenderlo con argumentos: la vieja aspiración del hombre a ser eternamente joven. Desde luego, el hecho-tesis del texto no admite discusión: ¿Quién no quiere ser siempre joven? El interés del lector ya está captado por la misma naturaleza del tema, algo realmente meritorio por parte del autor pues no debe ser fácil producir diaria o semanalmente una columna interesante para los lectores. Pero lo novedoso u original del artículo, y por tanto el mérito del articulista, no estaría tanto en el tema como en la forma de tratarlo. Tiene el acierto de hacerlo en clave humorística, ingeniosa, divertida, salpicado de giros coloquiales (“Como en casa de uno en ninguna parte.”) y de interrogaciones retóricas que apelan al la aquiescencia del lector. Una forma de escribir que refleja, a la vez, unos rasgos muy peculiares de su personalidad y un buen hacer como columnista de un diario. A nuestro entender, este tratamiento de un tema, ya interesante de por sí, hace que sea mucho más atractivo. ¡Qué distinto al tono serio, trágico, amargo y desengañado con que trataron Quevedo o Gracián, por ejemplo, estos mismos temas!

Sin embargo, este tratamiento distendido es compatible con un despliegue de erudición literaria que dice mucho y bien de la formación humanística del anónimo columnista. En efecto, el texto alude a unos famosos versos de Rubén Darío:

Juventud, divino tesoro,

que te vas para no volver,

cuando quiero reír, lloro

y a veces lloro sin querer.
Reconocemos en ellos “el estar triste sin saber por qué” y un “divino tesoro” (líneas 10 y 11). Otra referencia literaria es al famoso Fausto, personaje de una obra de Goethe del mismo nombre que vende su alma al diablo, que se presenta bajo la personificación de Mefistófeles, a cambio de ser eternamente joven (línea 16). ¿Se habrá dado alguna vez este hecho en la realidad? Es posible. El autor, al citarlo, pudo estar pensando tanto en la realidad como en la ficción. También cita a Homero, el primer gran poeta del mundo occidental. Este mito también ha tenido expresiones cinematográficas. Citemos, por ejemplo, la película La última cruzada protagonizada por Harrison Ford.

Por otra parte, nos parece normal que la gente intente mantenerse joven “haciendo footing” (línea 14); pero “tiñéndose el pelo” ya no tanto. ¿Y qué decir de tantos otros comportamientos, exagerados y ridículos, a los que da lugar esta ansia de ser siempre joven o, al menos, parecerlo?: cruentas operaciones de cirugía estética, de liposucción y de estiramiento de piel, mortificantes horas de gimnasio,...; en fin, que, como bien concluye el autor no nos resignamos a ser mortales. Destaquemos también el acertado toque de humor cuando se refiere a nuestros sentimientos de vanidad frente al espejo.

En el último párrafo, el autor, como de pasada, alude a dos ideas que nos gustaría matizar. Cuando dice que “la ciencia es lo único que hace revoluciones duraderas” parece evidente que se refiere al hecho de que la ciencia y la técnica han contribuido, y mucho, al progreso material y al bienestar de la humanidad, cosa que es indudable y que no admite controversia. Sin embargo, la afirmación podría, repito “podría”, dejar entrever que el autor comulga con el cientifismo, postura ideológica que concede a la ciencia un valor omnímodo y absoluto porque en ella estaría la solución de todos los problemas de la humanidad. Pensamos, por el contrario, que la ciencia, como todo lo humano, es limitada y finita y que no se le puede conceder un valor tan absoluto. También, casi al final, deja caer, que algunos “confían en seguir viviendo, de otra enigmática manera y en otro extraño mundo. En esos rumores no confirmados de una existencia de ultratumba se basan muchas consoladoras religiones”. Nos parece que podría ser ofensivo o despectivo para el creyente que el autor aluda a las convicciones religiosas sobre la otra vida con expresiones como “enigmática manera” (línea 20), “extraño mundo” y “rumores no confirmados” (línea 21); y esto si tenemos en cuenta que el miedo a la muerte o la búsqueda de un consuelo no son los principales motivos que llevan a una persona a abrazar un credo religioso. El hecho religioso parte de otros presupuestos y el creyente enfoca la cuestión desde otro punto de vista: su fin último no es esta vida terrenal, a la que considera como un mero paso o tránsito, sino que su último fin es Dios que lo ha creado para que sea eternamente feliz en la otra participando de su infinita bondad y perfección. Es decir, el hombre religioso cree y confía en Dios como creador y padre y en Él confía su salvación, su felicidad y su supervivencia.

En conclusión, es un artículo periodístico muy atractivo tanto por el tema y por la forma de tratarlo. Pone de manifiesto la habilidad del anónimo autor que sabe trascender una simple noticia para interesar a los lectores con un tema que todos llevamos a flor de piel.
4. La tal enzima impide el deterioro de esos microscópicos elementos de los que estamos hechos y les permite seguir reproduciéndose de una forma indefinida.
El fragmento se compone de dos oraciones coordinadas copulativas unidas por el nexo y. La primera coordinada consta de un sintagma nominal (sujeto) la tal enzima; y de un predicado: impide el deterioro de esos microscópicos elementos de los que estamos hechos. El sintagma nominal sujeto consta de núcleo sustantivo enzima, de un determinante artículo la y de un determinante demostrativo o deíctico tal. El verbo, núcleo del predicado, es impide, y de él depende un sintagma nominal (complemento directo). Dicho sintagma nominal se compone de núcleo, el sustantivo deterioro al que acompañan un determinante artículo el, y un complemento del nombre preposicional, compuesto, a su vez, de preposición (de) y un sintagma nominal cuyo núcleo es elementos. Este núcleo va acompañado de un determinante demostrativo esos, de un complemento adjetival microscópicos y de una oración subordinada adjetiva o de relativo: de los que estamos hechos. Esta, como toda oración, tiene un sujeto elíptico, nosotros, y un predicado cuyo núcleo es la perífrasis verbal de participio estamos hechos y de un complemento preposicional del antecedente elementos que, además, es el nexo que une esta oración de relativo con el sustantivo antecedente elementos: de los que (como es lógico, el pronombre relativo que sustituye y tiene como antecedente al sustantivo elementos; además este pronombre relativo, como sucede con algunos pronombres, puede llevar, y de hecho lleva delante el artículo determinado los).

La segunda oración coordinada copulativa tiene como sujeto elíptico la encima y su predicado tiene como núcleo el verbo permite, del que dependen un complemento indirecto, el pronombre personal átono les y otro directo, constituido por la oración subordinada sustantiva seguir reproduciéndose de una forma indefinida. Esta, a su vez, tiene como sujeto elíptico esos microscópicos elementos, que es un sintagma nominal ya analizado, y el predicado tiene como núcleo la perífrasis verbal de gerundio seguir reproduciéndose, que tiene un matiz de acción continuada. De este núcleo verbal depende un complemento circunstancial de modo: de una forma indefinida. Este, desde el punto de vista morfológico, se compone de una preposición más un sintagma nominal que, a su vez, tiene un núcleo, el sustantivo forma, un determinante indefinido una y el complemento adjetival indefinida.
5. Este texto humanístico, a caballo entre la sociología y la antropología, presenta una tipología expositiva en sus primeras líneas y argumentativa en el resto. Es algo típico del ensayo o del artículo periodístico de opinión. El enfoque del mismo es más bien subjetivo (propio de la argumentación), aunque parte de un hecho objetivo (descubrimiento científico) y alude a datos literarios concretos. Por el tipo de lenguaje parece dirigido al gran público, aunque con cierta cultura literaria pues hace tres referencias eruditas: dos explícitas, a Rubén Darío y a Homero, y otra implícita a Goethe. Pensamos que se trata de un texto periodístico de opinión porque se inicia con algo que es “noticia”, y de opinión porque inmediatamente después de dar el dato objetivo vemos aflorar la subjetividad del autor.
El estilo es claramente periodístico, ágil, asequible y atractivo para todos. Se lee con gusto y facilidad por sus frases breves y la ausencia de tecnicismos (si exceptuemos la palabra “enzima”) y de figuras literarias (retoricismo). Hay que señalar también la presencia de algunos rasgos coloquiales: “como en casa de uno en ninguna parte” (línea 17); “El caso es que...” (líneas 13 y 23); “La tal enzima” (línea 2) y “después de tantas vueltas” (línea 3). Destacable es también la interrogación de la línea 4, recurso este muy empleado para implicar al lector en el texto y atraer su atención.
TEXTO 3
Yendo a ninguna parte, me encontré el otro día con un grupo de personas, convocadas por Nación Andaluza, que se manifestaban en contra de Canal Sur porque no promociona el habla andaluza, tal y como exige su ley de creación. Siempre he sido muy reacio a la campaña "Habla bien, habla andaluz" y, en general a cualquier tipo de política lingüística que vaya más allá de la consideración de la lengua como un derecho individual. La inmersión lingüística, la obligación de denominar a las empresas en el idioma oficial, la prohibición de comercializar objetos con palabras extranjeras [...] y otras técnicas similares, que priman lo colectivo sobre lo individual, me producen rechazo, por más que se trate de disposiciones empleadas en países de gran raigambre democrática, como Cataluña, Québec, Francia...

Sin embargo, ese día estaba especialmente dispuesto a cambiar de opinión, como el náufrago ateo que en medio de la tormenta descubre su fe, porque llevaba media mañana navegando por las tiendas de Granada en busca de unos pantalones de determinada marca, sin más resultado que las continuas negativas de empleados, pronunciadas siempre con una impecable dicción castellana [...]. Además, ha sido un mes en el que, dando tumbos por Andalucía, se me han acumulado las anécdotas sobre el particular: en Málaga, sorprendido porque todos los alumnos de una escuela de hostelería hablaban fino, le pregunté al director por la causa de la masiva presencia de castellanos y me respondió que la mayoría eran andaluces pero que se esforzaban por "hablar bien"; en Cádiz, una locutora de radio pública me comentó que, cuando empezó a trabajar, hace unos diez años, la obligaron a desprenderse de su seseo..

Cuatro anécdotas y una manifestación son demasiado, incluso para un recalcitrante antiprohibicionista como yo, así que de pronto tomé conciencia de que algo habría que hacer para defender el andaluz.

Desde luego, mi conversión no ha ido tan lejos como para pedir que en las oposiciones se puntúe más a quien habla andaluz. Ni siquiera llego a pedir que se fomente el andaluz en los medios de radiodifusión (no vaya a ser que eso impida la llegada de profesionales foráneos), pero si me gustaría que los poderes públicos ayudaran a extirpar lo que es un muy difundido estereotipo y que está en la base de los comportamientos que he citado: el acento andaluz como prototipo de poco educados, pueblerinos, socialmente inferiores; algo, por tanto, que es mejor no usar cuando se está ante extraños.

Ahí es donde puede echar una mano Canal Sur. Aunque el grueso de la tarea es responsabilidad de todos los andaluces y consiste en quitarnos de encima cierto complejo de inferioridad que todavía mantenemos frente a los que hablan fino. Se trata, simplemente, de seguir la receta que dio Gonzalo de Berceo hace ya más de 700 años: no hay que avergonzarse de usar el román paladino, que es como "suele el pueblo fablar a su vecino".
Diario El País (25-I-02)

CUESTIONES DEL TEXTO 3
1. Señale o explique la organización de las ideas del texto (estructura u organización del texto).

2. Indique o mencione el tema y escriba un resumen del texto.

3. Comentario crítico sobre el contenido del texto.

4. Comentario sintáctico de: Yendo a ninguna parte, me encontré el otro día con un grupo de personas, convocadas por Nación Andaluza, que se manifestaban en contra de Canal Sur porque no promociona el habla andaluza, tal y como exige su ley de creación. (Este tipo de pregunta puede aparecer en la convocatoria 09-10, pero separada del comentario. Deben contestarla tal como aparece en el solucionario; es decir, no de forma esquemática, sino expositiva)

5. Indique qué tipo de texto es y caracterice su lenguaje. (No se pedirá en el curso 09-10, pero deben hacerla)
1   2   3   4   5

similar:

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconExamen de selectividad comentario de texto

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconPara hacer un comentario de texto histórico hay multitud de esquemas,...

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconSolucionario

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconRelaciona el tipo de estrofa o poema con su esquema de rima (pon...

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconHF. Nietzsche. Texto selectividad Tema 4
«flechas» dan, una tras otra, en la diana: la mujer, el Reich alemán, el filósofo, la moral, el arte, la ciencia: todos quedan tocados....

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconPracticando para el examen: solucionario

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconRubén, a un lado en el escenario, con su micrófono, mientras Belén...

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconResumen la Sala, con estimación parcial del recurso contencioso interpuesto,...

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconPreguntas de selectividad

Comentarios de texto (selectividad) con su correspondiente solucionario iconPreparación para selectividad- 4






© 2015
contactos
l.exam-10.com