El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido






descargar 143.99 Kb.
títuloEl cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido
página1/4
fecha de publicación17.04.2016
tamaño143.99 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4
EL CUENTO:
El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido en la realidad. Se trata, por tanto, de un tipo de obra que pertenece al género narrativo.

Aunque tendemos a creer que los cuentos se escriben para los niños, no es así; muchos de los que hoy consideramos infantiles fueron creados para los adultos y luego adaptados para los pequeños.

Existen dos tipos de cuentos, los llamados tradicionales o populares, que son historias creadas por el pueblo y que se transmiten de generación en generación oralmente, y los cuentos de tradición literaria, que son creaciones de un autor concreto que han llegado a nosotros a través de los libros.

 

Antiguamente mucha gente no sabía leer ni escribir, por eso los cuentos se transmitían de forma oral. Los padres o los abuelos los contaban alrededor de la lumbre para divertir a los más jóvenes y mostrarles con ellos unos valores o unas enseñanzas provechosas. De ahí que la historia sea sencilla y se narre de forma lineal desde el comienzo hasta el final.

En la estructura de los cuentos hay un planteamiento, un nudo y un desenlace:

En el planteamiento se presentan:

 El tiempo en el que se desarrolla el relato (muy impreciso): érase una vez, hace muchísimos años, en tiempos de Mari Castaña...

 El lugar (indefinido) donde transcurre la acción: en un lejano país, en un bosque, a dos leguas de...

 Los personajes, a los que se caracteriza como buenos o malos desde el principio, sin que varíen a lo largo del relato. Los protagonistas son niños pobres, a veces huérfanos, o bien hijos de reyes, princesas, etc.; y los antagonistas o personajes que se oponen a sus proyectos son dragones, ogros, brujas, duendes, diablos, etc.

El inicio del asunto del relato.

En el nudo se desarrolla el conflicto, la acción principal. Los antagonistas intentan dificultar la labor que han de realizar los protagonistas o hacerles algún mal, pero estos, ayudados por un hada, una viejecita, un gnomo bueno, etc., o con la ayuda de un talismán o su propio ingenio, logran superar todas las dificultades que se les presentan.

El desenlace o final suele ser feliz; se premia el valor, la bondad o la inteligencia del protagonista, casi siempre con el amor y el matrimonio. Finaliza con frases como: Colorín colorado, este cuento se ha terminado; fueron felices, comieron perdices...

Si analizamos los relatos populares de distintas culturas, descubriremos que muchos de ellos tienen contenidos muy parecidos, que se producen anécdotas o episodios que son prácticamente iguales. Esto se debe a que cuentos de pueblos diferentes, en ocasiones, suelen recrear los mismos motivos.

 

La descripción en la narración

 

¿QUÉ ES UNA DESCRIPCIÓN?

 

Una descripción es el dibujo, hecho con palabras, de personas, animales, lugares u objetos, mediante la exposición de sus características, cualidades, usos, etc., a fin de que otros puedan crear una imagen mental de ellos. La descripción también es la explicación minuciosa de sentimientos y sensaciones, o de los procesos o procedimientos para hacer algo.

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS DESCRIPCIONES

 

En toda descripción pueden distinguirse los siguientes aspectos:

 un tema, que es lo que se describe;

 los elementos o partes que lo constituyen y las características más destacadas que lo definen (forma, tamaño, color, rasgos físicos o psíquicos, etc.);

  Los recursos expresivos que utiliza el narrador en ella.

La descripción tiende a ser concisa, clara y objetiva en los textos técnicos, científicos y humanísticos, completada en ocasiones con gráficos o imágenes; en los propagandísticos y literarios suele ser subjetiva, pues es habitual que influyan emociones o valoraciones personales.

 

RECURSOS ESTILÍSTICOS DE LA DESCRIPCIÓN

 

La descripción se caracteriza principalmente por la utilización de sustantivos y adjetivos calificativos, antepuestos o pospuestos al nombre, que el autor elige con precisión: grandes ojos azules.

Escasean los verbos, son copulativos o apenas presentan acción o movimiento. Casi siempre están conjugados en pretérito imperfecto de indicativo: era simpática; estaba siempre enfadado.

Son frecuentes los símiles o comparaciones (astuto como un zorro, frío como el hielo), las metáforas (era un lince para los negocios), las imágenes sensoriales (amarillo chillón), las personificaciones (el ordenador solía estar cansado), etc.

 

¿CÓMO SE HACE UNA DESCRIPCIÓN?

Para conseguir realizar una buena descripción, es necesario seguir estos pasos:

 Observar detenidamente aquello que queremos describir, a través de los cinco sentidos, para anotar todos los detalles, las características, las cualidades...

 Seleccionar solo aquello que sea significativo para el tipo de texto descriptivo que queramos hacer: técnico, científico, literario...

 Clasificar y ordenar los datos elegidos de forma coherente.

Utilizar, al hacer la redacción, los recursos estilísticos descritos anteriormente.

 

¿QUÉ ES UNA NARRACIÓN?

Una narración es un relato de algo real o ficticio contado de forma que resulte creíble de uno o varios hechos que suceden en un marco determinado por el lugar y el tiempo y, en algunos casos, también por la época que les sirve de escenario. Uno o más personajes llevan adelante las acciones de la historia.

Se pueden narrar historias o sucesos utilizando medios muy distintos: de forma oral o escrita, mediante gestos, a partir de dibujos, con fotografías, fotogramas de películas, entre otros.

 

 

 

 

¿CUÁNDO UTILIZAMOS LAS NARRACIONES?

Utilizamos la narración cuando:

 Contamos a alguien lo que pensamos, hacemos, sentimos o hemos presenciado.

 Referimos los sucesos históricos de un país o de una época.

 Damos noticia de lo que sucede o ha sucedido en el mundo, a través de los medios de comunicación.

Contamos un cuento, una fábula, una novela, una película, un chiste, etc.

 

En las narraciones siempre hay un narrador, que es el encargado de:

 Contar los hechos, en primera, segunda o tercera persona verbal, pues el narrador puede ser un personaje de la historia o un testigo de esta.

 Decidir el orden del relato: desde el principio hasta el final, empezando por la mitad de lo narrado o comenzando por el final, como en las novelas policíacas.

 Definir a los personajes por su aspecto físico, carácter, actuación o las relaciones que entabla con los demás.

 Decidir el ritmo, rápido o lento, de la narración.

Precisar el lugar y el tiempo de la historia.

Para que una narración desempeñe bien su función, antes de escribirla, es imprescindible:

 Determinar lo que se quiere contar, seleccionando solo lo relevante para no hacer pesado el relato.

 Decidir entre la primera, la segunda o la tercera persona narrativa.

 Disponer el orden en que se va a escribir o contar la historia.

Elegir los recursos lingüísticos o literarios, así como el tono que se va a utilizar para presentar los hechos, los personajes e incluso la misma historia.

ag00130_ag00130_

NARRADORES:
El narrador es la voz o la figura creada por el que narra o refiere los hechos que se cuentan. Lo puede hacer en primera persona gramatical o en tercera persona gramatical. No se confunde con el autor real: el primero no existe fuera del papel, a diferencia del segundo, que es la persona real que escribió la historia.

Además para clasificar al narrador se puede considerar su grado de conocimientos, es decir, cuánto se sabe sobre aquello que refiere. Según este criterio, los narradores pueden ser:

 

 ag00130_

 




Primera persona

Tercera persona

Protagonista: el narrador es también el personaje protagonista de la historia. Durante algunos meses mi ocupación consistió en tocar el piano en un comedor oscuro. Me oía una sola persona. (Felisberto Hernández, “El comedor oscuro”).

 

Testigo: el narrador cuenta acciones en las que no participó, pero parece haberlas presenciado o escuchado. Por lo tanto sabe menos que los personajes. Cuentan: En Viena el emperador proclamó un adicto… (Martín Buber, “El acusado”)

Testigo: el narrador participa de los hechos narrados, pero no es el personaje principal del relato. Se limita a contar lo que sabe o ve. Residiendo en París durante la primavera y parte del varano del año 18…, conocí a un tal Monsieur C. Auguste Dupin. Este joven caballero pertenecía a una excelente e ilustre familia… (Edgar Alan Poe, “Los crímenes de la calle morgue”)

 

Omnisciente: el narrador no participa de ala acción ni la presencia, pero sabe más que los personajes: conoce lo que dicen, piensan, sienten o ven. El caminante era lo que su aspecto indicaba: un joven en Londres.[.. ] que tres años enteros y ocho meses habían transcurrido desde la última vez que visitó a su padre…(Thomas Hardy, La bien amada)



El narrador se manifiesta de diferentes maneras, por ejemplo en los comentarios que hace sobre los personajes para manifestar sus sentimientos, puntos de vistas o conclusiones. Refiere la historia desde el punto de vista de un personaje en particular, como si mirara a través de sus ojos o sintiera lo mismo o que él. Esto sucede en los relatos narrados en primera persona y también en los que tienen un narrador en tercera persona. El punto de vista de un narrador puede ser fijo, cuando se mantiene en un mismo personaje, o variable, cuando cambia de un personaje a otro.

En una misma narración se pueden utilizar uno o varios puntos de vista desde los que se narren los hechos

Personajes

 

Los personajes que realiza las principales acciones de una narración se llama protagonista, y el que le pone obstáculos para que logre sus objetivos es el antagonista. Además de estos, hay otros personajes principales que intervienen decisivamente en las acciones que lleva adelante o que padece el protagonista.

 

Las funciones de los personajes

En las narraciones, los personajes se relacionan entre sí por las funciones que cumplen. Por ejemplo: en el combate con el gigante, Galaor es el sujeto (S) o protagonista de la acción. El objeto (O) de su acción, es decir, quello que desea alcanzar, es en este caso la venganza de su padre adoptivo. Se presenta además un oponente (Op), el gigante. Las acción de Galaor tiene un destinatario (D), que es sobre quien recae la acción directa o indirectamente los beneficios o perjuicios de las acciones del sujeto. En este ejemplo, el padre de Galaor recibirá la cabeza del gigante como prueba de que fue vengado. El protagonista puede contar con ayudante (A), que colaboran con él y favorecen sus acciones. Aquí la ayuda se representa a través de un elemento, la poderosa espada que le regalara Urganda, con la que mata al gigante. Estas relaciones se pueden graficar en un cuadro como el siguiente:

 
AYUDANTE

AYUDANTE

AYUDANTE

AYUDANTE


SUJETO OBJETO

DESTINATARIO
OPONENTE

RECURSOS LITERARIOS:
Seguro que te has dado cuenta de que los escritores literarios emplean un lenguaje especial en sus obras, muy diferente del que tú utilizas en una redacción o en una conversación con tus amigos. Esto ocurre porque, al escribir, se sirven de los llamados recursos literarios o estilísticos: metáfora, personificación, hipérbaton... ¿Los conoces?

 

¿QUÉ SON LOS RECURSOS LITERARIOS?

Es lógico que los autores literarios utilicen el lenguaje de una manera especial, tanto en verso como en prosa, porque la literatura es una forma de expresión artística, y los escritores se valen de la palabra para crear belleza.

Al crear una obra, el autor intenta transmitir un mensaje determinado; pero, sobre todo, cuida la forma en que lo hace, procurando que su lenguaje sea expresivo, sugerente, emotivo... Para ello, emplea una serie de recursos, como repetir palabras o sonidos, eliminar otros, jugar con los significados, modificándolos, exagerándolos, etc., que consiguen diferenciar claramente el lenguaje literario del que usamos normalmente. Estos métodos son los que conocemos como recursos literarios o estilísticos, o también, como figuras retóricas.

Existen tres tipos principales de recursos literarios: los semánticos, los sonoros y los gramaticales. A continuación, conocerás algunas de las formas más características de cada grupo.

 

RECURSOS SEMÁNTICOS

Los recursos semánticos son los que afectan al significado que las palabras adquieren en el texto. Los más habituales son los siguientes:

Comparación o símil: establece una relación de semejanza, es decir, una comparación, entre dos palabras o ideas, utilizando distintos elementos comparativos: como, tal, igual que, parece, etc.
El dormir es como un puente
que va del hoy al mañana.
Por debajo, como un sueño,
pasa el agua.
(Juan R. Jiménez)

 

Metáfora: quizá sea la figura de mayor valor artístico y de mayor fuerza expresiva. Consiste en trasladar el nombre de un elemento a otro con el que tiene una relación de analogía; es decir, en identificar a una persona, animal o cosa con otro ser porque tienen algo en común. Algunas son sencillas de identificar:
La Luna es entre las nubes
una pastora de plata.
(Juan R. Jiménez)

Pero, en otras ocasiones, se necesita ayuda para descifrarlas, como en este inicio de un poema de Góngora dedicado al nacimiento de Cristo:
Caído se le ha un clavel (Niño Jesús)
hoy a la Aurora del seno...(Virgen María)

 

Metonimia: como la metáfora, consiste en nombrar una realidad con el nombre de otra; pero, en este caso, la relación que se establece entre ambas puede ser muy variada: entra la causa y el efecto (la “dolorosa”, por la cuenta que hay que pagar), entre el instrumento y el que lo maneja (“una de las mejores plumas del país” por un escritor determinado), entre el lugar y el producto que de él procede (“bebían en fino bohemia”, por copas de cristal de Bohemia), entre el autor y su obra ('Se ha subastado un Picasso”, por un cuadro de Picasso), entre el continente y el contenido (“se ha tomado dos vasos”), etc.
Oh, siempre gloriosa, patria mía,
tanto por
plumas cuanto por espadas...
[plumas por escritores; espadas por soldados]
(Luis de Góngora)

 

Personificación: consiste en atribuir cualidades o acciones humanas a seres que no lo son, como los animales, las plantas o los objetos.
Tú, viejo Duero, sonríes
entre tus barbas de plata.
(Gerardo Diego)

 

Hipérbole: consiste en exagerar los rasgos de una persona o cosa, ya por exceso (“veloz como el rayo”), o por defecto (“más lento que una tortuga”):
Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.
(Francisco de Quevedo)

 

Antítesis: contraposición de dos palabras o frases de significado opuesto, con el fin de enfatizar el contraste de ideas o sensaciones.
Fuego es el agua, el céfiro pesado,
sierpes las flores, arenal el prado.
(Lope de Vega)

 

Ironía: expresión de lo contrario de lo que realmente se quiere decir o se siente. En el lenguaje coloquial se utiliza constantemente; por ejemplo, cuando decimos: ¡qué bonito!, para enfatizar una mala acción o un error. El siguiente ejemplo es de Góngora, que, contrariado porque el conde de Lemos no le había invitado a ir en su séquito a Nápoles y había preferido a otros escritores, dice:
Como sobran tan doctos españoles
a ninguno ofrecí la musa mía.

 

RECURSOS FÓNICOS O SONOROS

Los recursos fónicos se valen de los sonidos de las palabras para producir determinados efectos o sensaciones: ritmo, sosiego, ruidos concretos, etc. Los más utilizados suelen ser la aliteración y la onomatopeya.

 

Aliteración: repetición de uno o varios fonemas con intención expresiva, para reforzar ciertas emociones y sensaciones. Por ejemplo, la repetición de la r suele dar sensación de movimiento; el de la u, de oscuridad o angustia.
A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero...
(Miguel Hernández)
Con el ala aleve del leve abanico.
(Rubén Darío)

 

Onomatopeya: palabra o frase cuyos sonidos sugieren el de la realidad a la que se refieren: tictac, tintineo, guirigay, murmullo, traqueteo, zumbido, zigzag, gorgoteo, cuco, croar...
Un no sé qué que quedan balbuciendo.
(San Juan de la Cruz)

 

RECURSOS GRAMATICALES

Los recursos gramaticales juegan con las palabras: añadiendo o suprimiendo algunas, repitiéndolas, cambiando su orden natural, etc. También afectan a ciertas estructuras. Los recursos gramaticales más conocidos son estos:

 

Epíteto: adjetivo calificativo que insiste sobre una cualidad ya conocida e intrínseca al significado del sustantivo, por lo que no añade ninguna información (“Dejó su huella en la blanca nieve). Suele aparecer antepuesto al sustantivo, y su principal valor es transmitir la realidad desde el punto de vista personal del autor.
El río va corriendo,
entre sombrías huertas
y grises olivarles
por los alegres campos de Baeza.
(Antonio Machado)

 
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido iconLa historia del cuento simplemente no puede fecharse, según H. E....

El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido iconLas palabras y los mitos
«historia». En nuestros días empleamos el vocablo «mito» para designar un relato de unas características especiales: el que cuenta...

El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido iconLas palabras y los mitos
«historia». En nuestros días empleamos el vocablo «mito» para designar un relato de unas características especiales: el que cuenta...

El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido iconProsa y verso la prosa. Es escrita directamente utilizando el lenguaje...

El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido icon3 el cuento y el microcuento el cuento el cuento es un texto narrativo breve

El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido iconTema para un tapiz
«boom de la narrativa latinoamericana», cuya característica común más destacable se ha definido como realismo mágico: estos autores...

El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido iconEl cuento tradicional y breve recorrido por la historia del cuento

El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido iconLos hechos históricos o novelescos contados en este libro, se refieren...

El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido iconEnte ficticio que entrega el relato creado por el autor. Las características...

El cuento es un relato breve escrito en prosa, en el que se narran hechos fantásticos o novelescos, de forma sencilla y concentrada, como si hubiesen sucedido icon* El 3er Curtàstik (Concurso de Cortos Fantásticos del Fantàstik...






© 2015
contactos
l.exam-10.com