Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo






descargar 49.03 Kb.
títuloResumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo
fecha de publicación10.03.2016
tamaño49.03 Kb.
tipoResumen
l.exam-10.com > Documentos > Resumen
Trabajo publicado en www.ilustrados.com

La mayor Comunidad de difusión del conocimiento
VIDA Y OBRA DE JOSÉ MARTÍ A TRAVÉS DE ILUSTRACIONES
AUTOR

Lic Milagros Solis Torres

Lic Tomas Fidel Marsal Matos

Centro de Trabajo: MINI UCI Regional Mártires de Artemisa

Labor que desempeñan: Profesores de Educación Física

RESUMEN
Está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo de dar a conocer el aporte de José Martí a las letras hispanoamericanas y a la historia a través de su sacrificio por Cuba.

Es, pues, un trabajo educativo, donde esperamos que muchos maestros y estudiantes puedan acudir a beber de su obra fértil.
INTRODUCCIÓN

En La Habana, Cuba, entonces provincia española de ultramar, nació, el 28 de enero de 1853, José Julián Martí Pérez. Hijo de Mariano Martí Navarro, natural de Valencia y de Leonor Pérez Cabrera, de Tenerife, islas canarias.

Su porte era pequeño, como el de las islas y su estatura intelectual y humana, que fue la masa que formó su hombradía, era continental, con galanura de universo.

Varias veces es el mismo rostro devenido imagen serena y recia: mirada grave de ideales puros, imposible la sonrisa si la patria sufre. Acaso la esperanza guardada en daguerrotipos, renovada, engrandecida con dedicatorias fervientes, cual si cupiera todo el patriotismo, las ansias de emancipación, en ilustraciones que también narran la vida del Apóstol.


Con más de un centenar de retratos, la iconografía constituye una de las principales fuentes para el estudio biográfico de José Martí. Existen fotos disímiles referidas no sólo a su persona, también relacionadas con la familia, el que hacer revolucionario, los incontables viajes que efectuó.


Algunas hablan de los lugares en que vivió, los elegidos para su prédica a favor de la guerra necesaria. Otras, las más tristes, claman sobre la caída en Dos Ríos, sus restos mortales, los monumentos erigidos en su honor.
Todas ellas, incluso las que se sumaron después del fallecimiento (pinturas, caricaturas, fotocopias de escrituras archivadas), son la prueba más fidedigna de un obrar intenso, que no cesó el 19 de mayo de 1895.

DESARROLLO


La primera fotografía que se conoce corresponde al año 1865. Contaba Martí con 12 años y asistía entonces al colegio de San Anacleto. De su juventud existen muchas otras. Vale destacar la foto hecha en Madrid, en la que el patriota aparece junto a los hermanos Eusebio y Fermín Valdés Domínguez.
En su dedicatoria rezaba: “Hermano.-Cuando te he visto a mi lado no he suspirado por mi madre. J. Martí. Madrid, 19 de septiembre de 1872”. Por esa fecha cursaba la carrera de Leyes en la Universidad de Zaragoza y ya había sufrido la cárcel y el destierro por causa de sus ideales. También dedicado a Fermín Valdés, un esbozo de 1870 mostraba su figura vestida de presidiario, colgándole de la cintura las cadenas del grillete.


En diversas ocasiones, a lo largo de su vida, se retrató con diversos amigos: el General Serafín Sánchez (Tampa, 1893); José Dolores Poyo (Tampa, 1893); Teodoro Pérez (Cayo Hueso, 1894), quien hospedara al Maestro muchas veces en su casa; Manuel Mantilla (Cayo Hueso, 1894); “Panchito” Gómez Toro (1894), acompañante suyo en la gira proselitista por Norteamérica; y aunque puesta en duda su autenticidad, también se conserva la única foto en que aparece Martí al lado del General Máximo Gómez (1894).


Tal vez por ser esta la etapa más relevante de su accionar, los fotograbados más conocidos del Apóstol datan de la primera mitad de la década de los ’90 del siglo XIX.
En 1891, el artista sueco Herman Norman gana una medalla de oro en el Salón de París, con la exposición de una pintura que representa al poeta sentado en su escritorio con la pluma en la mano. Fotos de ese tiempo corroboran el parecido entre el Martí del retrato premiado y el real.


De Jamaica y los Estados Unidos nos llegan imágenes como las tomadas en Kingston, en reunión con los miembros del Cuerpo de Consejo de dicha ciudad; o aquellas en las que se agrupan decenas de tabaqueros y familiares en el sur de la Florida. En 1892, al fundarse el Partido Revolucionario Cubano, el acontecimiento queda impreso con la figura del Delegado en el centro de los demás fundadores.


Grabados de sus padres y hermanas, del pequeño hijo José, de la esposa Carmen Zayas Bazán, de María Mantilla y María García Granados (la Niña de Guatemala), forman parte de este repertorio gráfico. Las representaciones de lugares por los que transitaran sus restos mortales, de Remanganagua a Santa Ifigenia en Santiago de Cuba; de las exhumaciones realizadas; facsímiles de documentos en los que las palabras conservan fuerza y frescura, permanecen como testimonio auténtico de su trascendencia.


José Martí era dueño de una presencia imponente, henchida de vitalidad y optimismo. No es difícil identificar sus estampas con el excelente literato y revolucionario que supo ser. Su iconografía resulta una profunda evidencia histórica de su paso indeleble por la Tierra.

José Martí, el genial patriota cubano, tenía los ojos zarcos (azul, claro y puro) pero no se percibe en las pocas fotos que existen de él.

En el club San Carlos, de Cayo Hueso, en una conferencia, una investigadora norteamericana (miembro del staff del club), mencionó durante la lectura de un detallado retrato literario, los ojos zarcos de José Martí; publicado allí por su primera visita (Enero 3, 1892) para recaudar fondos en la ciudad-islote; ya pujante emporio de fábricas de tabaco y familias enteras de cubanos expertos en las muchas y delicadas fases de la confección de “habanos”.

En una conversación con el Dr. Santiago Rey Pernas (eminente orador, Senador de la República y Gobernador de la Provincia de Las Villas) en un pequeño restaurante de la calle 8, en Miami..., le preguntaron por los ojos azules de Martí. El ya anciano rostro se iluminó al recordar con deleite: “... Yo no conocí a Martí, pero sí..., “Azulitos”, me decía el general Loynaz del Castillo, quién sí lo conoció.”

Todavía hoy, se tiene en estas tierras que amo, a este coloso del pensamiento, de las letras, la política, el arte, la pedagogía y la filosofía. Fue el poeta que abrió, con nuevos giros y tonalidades, antes que Rubén Darío, el camino al movimiento modernista. Pero Martí fue más que un modernista, fue un visionario de su tiempo y un iluminador del futuro, que nos llega hasta hoy casi con la misma frescura y omnipresencia de entonces

 

Martí y personas importantes en su vida

 

 

 










 

Martí estudiante

Martí adulto

Martí en presidio

 

 

 

 




 



Martí y su hijo Ismaelillo





Martí y María Mantilla en Nueva York





Martí (sentado) con su amigo
Fermín Valdés Domínguez





Martí el maestro



Marti en la guerra de independencia


































José Julián Martí y Pérez



Caída en combate de José Martí en Dos Ríos

Monumentos Martianos





Monumento a José Martí en el parque central de
La Habana





Monumento a José Martí en DF, Ciudad de
México





Monumento a José Martí en
Cienfuegos (Cuba)

CONCLUSIONES

Es nuestro deseo que todos los que puedan acceder a este trabajo sobre José Martí se enaltezcan con la oportunidad de conocer su vida a través de imágenes, su abnegación e intenso sacrificio personal para lograr la libertad de Cuba del dominio español, objetivo que se convirtió en una de las dos grandes vertientes de su vida, siendo la otra la fecundidad de su prolífica obra literaria. Ésta abarcó poemarios como el Ismaelillo, Versos sencillos, La edad de oro y Flores del destierro; artículos sobre política, educación, ciencias sociales, historia, economía; una novela, una obra de teatro, folletos como El presidio político en Cuba y toda una serie de comentarios sobre su época y personajes de su tiempo.

Sus imágenes aún danzan vivamente en nuestra mente, y es que su obra siempre habrá de deslumbrarnos por su colorido. Lo mismo es si investigamos en sus discursos políticos, en su epistolario, en su prosa viva y encendida. Martí se nos revelará eternamente como el maestro de maestros, como la persona de quien nunca derivamos pérdida alguna sino todo lo contrario.

El esfuerzo por conocer a un Martí "con todos y para el bien de todos" desde diversas perspectivas tendrá perpetuamente un premio seguro, pues de acuerdo a Cintio Vitier, "la compañía de su persona y de su palabra nos hace indiscutiblemente mejores, más felices, más fuertes y más cubanos."

BIBLIOGRAFÍA

1. Argilagos, Rafael. Martí: infancia, juventud y muerte. Santiago de Cuba. Departamento de Cultura del Municipio de Santiago de Cuba, 1956. 104 p.

2. Armas, Ramón de. José Martí: forjador de pueblos. La Habana. Centro de Estudios Martianos, 2000. 19 p.

3. Baeza Flores, Alberto. ¿Quién fue José Martí? México. Editorial Novaro, 1958. 191 p. (Colección Quiero Saber).

4. Blomberg, Héctor P. Martí, el último libertador. Buenos Aires. Editorial de la Universidad, 1945. 140 p.

5. Bueno, Salvador. Biografías cubanas: El Apóstol Martí. La Habana. Revista Bibliográfica. Librería Martí, 1958.

6. Capo, José M. Martí o el genio humilde. Buenos Aires. Emecé Editores, S.A., 1945. 127 p.

7. Carbonell Rivero, Néstor. José Martí: apóstol, héroe y mártir. Buenos Aires. Julio Suárez, Editor, 1933. 48 p.

8. Carbonell Rivero, Néstor. Martí: su vida y su obra. La Habana. El Siglo XX, 1923. 226 p.

9. Carbonell Rivero, Néstor. Martí: su vida y su obra. La Habana. Imprenta Rambla y Bouza, 1911. 38 p.

10. Corzo Pi, Daniel. Historia de José Martí. La Habana. Imprenta de Díaz y Castro, S.A. 136 p.

11. Esténger, Rafael. Vida de Martí: biografía. Santiago de Chile. Ediciones Ercilla, 1936. 117 p.

12. Fernández Retamar, Roberto. Semblanza biográfica de José Martí. Quito. Casa de la Cultura Ecuatoriana, 2004. 25 p.

13. Fernández Retamar, Roberto; Hidalgo Paz, Ibrahím. José Martí, semblanza biográfica y cronología mínima. La Habana. Editora Política, 1983. 82 p.

14. Fernández Retamar, Roberto; Hidalgo Paz, Ibrahím. Semblanza biográfica y cronología mínima. La Habana. Centro de Estudios Martianos, Editorial Pueblo y Educación, 1990. 58 p.

15. Fernández Retamar, Roberto; Hidalgo Paz, Ibrahím. Semblanza biográfica y cronología mínima. La Habana. Editorial Pueblo y Educación, 2000. 58 p.

16. Galván Moreno, C. José Martí, ciudadano de América. Buenos Aires. Editorial Claridad, 1953. 284 p. (Biblioteca Hombres e Ideas, v. 5).

17. García Martí, Raúl. Martí, biografía familiar. La Habana, 1938. 469 p.

Universidad de Ciencias Informáticas

Facultad Regional

Mártires de Artemisa

Simposio Martiano

Titulo: Ilustraciones que narran la vida de José Martí


Autores:

Milagros Solis Torres

Tomas F Marsal

Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que le roban a los pueblos su libertad, que es robarle a los hombres su decoro. En esos hombres, van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo  iconEl tema principal de este tercer poema es el amor, junto con la identificación...

Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo  iconResumen Siendo muy joven, Efraín deja el Cauca para realizar sus...

Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo  iconEste trabajo lo hice por amor y ad honoris, pero mi actividad profesional...

Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo  iconEste trabajo lo hice por amor y ad honoris, pero mi actividad profesional...

Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo  iconEn los tiempos prehistóricos
«Malena», Cerro «Panchón», Molino del Monte, cruce del Camino de las Laderas con el de la Carrasquilla, y, no hace mucho, en la misma...

Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo  iconCon este nombre se designa desde hace más de mil años a una comarca....

Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo  iconTraducido al castellano por
«bondiano» y lo verosímil, o sea lo que ocurre verdaderamente en la política internacional; Laura LILLI (licenciada en Filosofía),...

Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo  iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...
«choque» a muchas personas, por no comprender o asimilar el abordaje de conceptos espiritualistas en los dominios medico-científicos...

Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo  icon¿Su perro lo está volviendo loco? ¿Es agresivo, nervioso, asustadizo...
«de­saprender» los esfuerzos de sus dueños, motivados por el amor pero en definitiva destructivos, por transformarlos en personas...

Resumen está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo  iconAnn Hood nació en West Warwick, Rhode Island (Estados Unidos). Creció...
«Te quiero». Tejo «Te quiero» en todo lo que hago. Es como una oración, o como un deseo que te mando con la esperanza de que puedas...






© 2015
contactos
l.exam-10.com