Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica






descargar 82.66 Kb.
títuloApuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica
fecha de publicación08.03.2016
tamaño82.66 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos

E. E. T. Nº 3 Tte. Luis C. Candelaria

Curso - 4º 1º y 4º 2º

Apuntes de Lengua y Literatura – Fecha: mayo de 2011

Docente: Alfredo Pintos


Apuntes de la UNIDAD 1 - De la argumentación a la polémica.
QUE ES ARGUMENTAR
Argumentar es exponer el punto de vista propio para hacer que otro lo comparta. La argumentación está presente en la vida diaria en multitud de situaciones de comunicación, no exclusivamente verbal, en las que alguien intenta justificar un pensamiento o un comportamiento, influir en la actuación ajena, etc.

Lo que determina que se produzca la argumentación es la existencia de un propósito en el emisor: influir sobre las creencias o la forma de actuar del destinatario. Ese propósito se puede realizar de dos maneras:

1 - Convenciendo al destinatario para tratar de que comparta una idea o realice una acción. Para ello se apela a la razón.
2 - Persuadiendo al destinatario para que asuma una idea o realice una acción. Para ello se apela sobre todo a los sentimientos y a veces se emplean conscientemente medios ajenos a la lógica.

Cualquier conducta argumentativa se caracteriza por dos rasgos: su carácter dialógico y su carácter lógico.
Carácter dialógico de la argumentación
El carácter dialógico de la argumentación ha sido puesto de relieve por diversos autores.

Dolz (1993), uno de los que más ha trabajado en el tema de la argumentación, afirma:

«La argumentación se asemeja a una especie de diálogo con el pensamiento del otro para transformar sus opiniones».

Esto hace que la actividad argumentativa se encuentre fuertemente ligada al contexto y por ello hay que tener muy en cuenta la situación comunicativa en que se produce.

La situación de argumentación se encuentra determinada por la relación entre los elementos que se representan en el siguiente esquema:
El emisor es la persona que argumenta; el destinatario es la persona real o figurada a la que se dirige la argumentación; y el modo de comunicación engloba aspectos tan importantes como si la argumentación se realiza en público o en privado, directamente o a través de algún medio de comunicación, con posibilidad de respuesta o no, etc.

Para que una argumentación tenga éxito, el emisor debe tener en cuenta al destinatario de la misma, un destinatario que puede ser individual o colectivo, concreto o genérico.
Ello determina una serie de operaciones en dicho emisor:

• Reconocer la existencia de opiniones distintas sobre un tema.

• Definir el punto de vista propio e identificar otros distintos.

• Identificar al destinatario y prever sus opiniones.

• Seleccionar justificaciones adecuadas al destinatario.

• Saber hacer concesiones ante las razones del destinatario.

• Diferenciar a los receptores directos de la comunicación de los destinatarios de la misma.
El carácter dialógico de la argumentación se manifiesta especialmente en la contra argumentación, que constituye una de las técnicas empleadas para definir la posición que se combate y se pone en boca de otros.

Dos son los medios de contra argumentación más importante:
A - La concesión o aceptación de una posición contraria para luego limitar su fuerza

argumentativa.
B - La refutación o referencia a posiciones contrarias para contradecirlas a continuación.
Elementos de la argumentación.

El objeto, la tesis, el cuerpo argumentativo y la conclusión son los elementos que constituyen generalmente una argumentación.


1 - El objeto de la argumentación es el tema sobre el que se argumenta. Pueden serlo la situación política actual, el tráfico de las ciudades, el examen de selectividad o el incremento de la violencia urbana.

2 - Tesis. Es la idea fundamental en torno a la que se reflexiona; puede aparecer al principio o al final del texto. Ha de presentarse clara y objetivamente. Puede encerrar en sí varias ideas, aunque es aconsejable que no posea un número excesivo de ellas, pues provocaría la confusión en el receptor y la defensa de la misma entrañaría mayores dificultades.

3 - Cuerpo. Despliega la idea o ideas que se pretende demostrar desde dos perspectivas: una de defensa de ellas, y otra de refutación contra previsibles objeciones. Esta última actitud no es necesario que esté presente, pero sí la primera.

Consta, por tanto, de:
- Argumentos. Una vez expuesta la tesis, comienza el razonamiento en sí, es decir, se van ofreciendo los argumentos para confirmarla o rechazarla.
- Refutación.Se demuestra la falsedad de ideas contrarias a la defendida en la tesis. Puede hacerse de una tesis admitida o de las posibles objeciones que podría hacer el adversario a un argumento concreto.

4 - Conclusión. El autor, en su demostración, reflexiona sobre el tema desde todos los ángulos, hasta llegar al objetivo deseado, que se ofrece como conclusión, a menudo anunciada al comienzo del escrito. Puede presentarse de varias formas:
- Afirmación de una tesis. El contenido que desarrolla el autor se presta en su final a abstraer de los datos o ejemplos aducidos una idea general, explicativa del problema o de los fenómenos que se traten, la cual asume un rango de tesis.
- Con carácter sugeridor. Este tipo de conclusiones se distinguen porque el escrito, si bien en el estadio final recoge en síntesis la idea sustancial de la exposición, no llega a hacer como definitivo su razonamiento o a completar su información. El autor apunta sugerencias para futuros trabajos, abriendo caminos hacia otras perspectivas antes de poner punto final a su propio texto.
EJEMPLO (Antonio Machado, Juan de Mairena)

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

OBJETO DE LA ARGUMENTACIÓN: La educación física no es conveniente
TESIS: No debe haber educación física

Siempre he sido -habla Mairena a sus alumnos de Retórica- enemigo de lo que hoy llamamos, con expresión tan ambiciosa como absurda, educación física. No hay que educar físicamente a nadie. Se lo dice un profesor de Gimnasia.
CUERPO

(En este caso la argumentación se basa en refutar los argumentos a favor de la educación física; en cambio, argumenta a favor del amor a la naturaleza, como forma de tener salud, practicando el ejercicio físico)

Para crear hábitos saludables, que nos acompañen toda la vida, no hay peor camino que el de la gimnasia y los deportes que son ejercicios mecanizados, en cierto sentido abstracto, desintegrados, tanto de la vida animal como de la ciudadana. Aun suponiendo que estos ejercicios sean saludables, nunca han de sernos de gran provecho, porque no es fácil que nos acompañen sino durante algunos años de nuestra efímera existencia. Si lográsemos, en cambio, despertar en el niño el amor a la naturaleza, que se deleita en contemplarla, o la curiosidad por ella, que se empeña en observarla y conocerla, tendríamos más tarde hombres maduros y ancianos venerables, capaces de atravesar la sierra de Guadarrama en los días más crudos de invierno, ya por deseo de recrearse en el espectáculo de los pinos y de los montes, ya movidos por el afán científico de estudiar la estructura y composición de las piedras o de encontrar una nueva especie de lagartijas.
CONCLUSIÓN.

(la práctica del deporte es innecesario)

Se produce una afirmación de la tesis.

Todo deporte, en cambio, es trabajo estéril, cuando no juego innecesario.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Dos son los tipos más frecuentes de argumentación: la deductiva, que parte de la tesis para extraer de ella los argumentos que la sustentan (yendo, por tanto, de lo general -la tesis- a lo particular -los argumentos-); y la inductiva, que infiere la tesis de los argumentos expuestos (tesis que sirve de colofón a los razonamientos).
Técnicas de argumentación y de refutación

Para fortalecer la opinión defendida o para refutar la contraria, se emplean los siguientes recursos:

a) Argumentos racionales. Son aquellos que se basan en ideas y verdades admitidas y aceptadas por el conjunto de la sociedad.

Se basan en:

- relaciones causa/ consecuencia; 

- condición previa / cumplimiento de la condición

- relaciones de analogía o semejanza entre varios elementos. Una variante de esta argumentación basada en la analogía es el uso de cuentos, fábulas, anécdotas que ilustran un argumento racional llamado, a veces, moraleja

b) Argumentos de hecho. Son los que se basan en pruebas observables, en datos objetivos comprobables.
- Datos objetivos: Ante la tesis Este año ha llovido muy poco se puede usar un argumento como Los pantanos están a un tercio de su capacidad.

- Ejemplos concretos. Ante una tesis del tipo: La mayoría de los países desarrollados aprovechan sus residuos se puede argumentar, Alemania recicla su papel usado desde hace muchos años o Japón fabrica objetos de plástico a partir del plástico ya usado.

- La experiencia. Se aporta la propia experiencia personal emisor como razón para fortalecer la tesis. Ante una afirmación del tipo "La redacción del tema de un texto es difícil" se puede proponer como argumento "He corregido cientos de ejercicios y en muy pocos de ellos está bien redactado".
C) ARGUMENTOS DE AUTORIDAD: La argumentación se apoya normalmente en la opinión sobre el tema de hombres famosos, de expertos conocidos. La cita se denomina "argumento de autoridad" y su objetivo es reforzar la idea sostenida, o bien adelantarse a posibles argumentos contrarios.
- Una variante es la utilización de refranes, proverbios... basados en la sabiduría popular.

EJEMPLOS DE TEXTOS ARGUMENTATIVOS

1.- José Ortega y Gasset. De la conferencia titulada “Meditación de El Escorial” (1915) recogida en El Espectador, VI.)


LA ARGUMENTACIÓN EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN




Géneros discursivos y tipos textuales
Toda actividad humana (literaria, científica, periodística, cotidiana, administrativa, etc.) necesita transmitir sus mensajes y organizarlos de una manera relativamente estable. Surgen así los distintos géneros discursivos.

Pertenece a un mismo género los enunciados que comparten estas características:

El tema (de qué habla)

La estructura (cómo está organizado)

El estilo (qué recursos lingüísticos utiliza)

La función (para qué y para quién se habla)
Poder reconocer el género es fundamental para la interpretación y producción


Géneros discursivos



Tipos de texto



Intencionalidad



Literario



Cuento - Novela - Teatro - Poema - Fábula -
Leyenda - Mito - Guión televisivo

Estética



Periodístico



Noticia -Editorial - Crónica -
Carta de lectores - Aviso Clasificado

Informativa



Científico



Definición - Nota de enciclopedia
Informe de experimento - Monografía -Relato histórico

Informativa



Humorístico



Historieta - Chiste - Graffitti



Estética/Apelativa



Instruccional



Consigna - Ley - Instructivo - Receta-
Reglamento -Prospecto



Apelativa/Informativa



Publicitario



Publicidad - Propaganda - Folleto -
Afiche

Apelativa



Epistolar



Carta - Esquela - Solicitud - Telegrama -
Postal – Tarjeta

Informativa/Expresiva/
Apelativa



Instrumental



Organigrama - Diagrama - Documento
Comercial

Informativa




TIPOS DE TRAMA
EXISTEN DISTINTOS TIPOS DE TRAMA:
narrativa, descriptiva, argumentativa, expositiva, explicativa y conversacional
Narrativa: plantea una situación inicial, una complicación y una resolución.
Descriptiva: representa por medio del lenguaje objetos, personas o espacios. Caracteriza.
Argumentativa: demuestra mediante un razonamiento un determinado punto de vista u opinión.
Explicativa: aporta un conocimiento nuevo a través del desarrollo del problema.
Conversacional: muestra la interacción verbal entre dos o más hablantes.
TRAMA ARGUMENTATIVA

El texto argumentativo tiene como objetivo expresar opiniones o rebatirlas con el fin de persuadir a un receptor. La finalidad del autor puede ser probar o demostrar una idea (o tesis), refutar la contraria o bien persuadir o disuadir al receptor sobre determinados comportamientos, hechos o ideas.

La argumentación, por importante que sea, no suele darse en estado puro, suele combinarse con la exposición. Mientras la exposición se limita a mostrar, la argumentación intenta demostrar, convencer o cambiar ideas. Por ello, en un texto argumentativo además de la función apelativa presente en el desarrollo de los argumentos, aparece la función referencial, en la parte en la que se expone la tesis.

La argumentación se utiliza en una amplia variedad de textos, especialmente en los científicos, filosóficos, en el ensayo, en la oratoria política y judicial, en los textos periodísticos de opinión y en algunos mensajes publicitarios.

En la lengua oral, además de aparecer con frecuencia en la conversación cotidiana (aunque con poco rigor), es la forma dominante en los debates, coloquios o mesas redondas.

Características generales:

Ejemplos típicos de textos argumentativos son los artículos de opinión de los periódicos o los artículos científicos donde se intenta demostrar una determinada hipótesis: se trata de textos en los que el emisor desarrolla un razonamiento para demostrar la validez de la idea que tiene sobre el tema que trata, esto es, una determinada tesis sobre un determinado tema que se intenta defender o discutir mediante el uso de argumentos y contraargumentos.
EJEMPLOS DE TEXTOS ARGUMENTATIVOS

- José Ortega y Gasset. De la conferencia titulada “Meditación de El Escorial” (1915) recogida en El Espectador)
OBJETO: criticar el esfuerzo sin sentido o razón de los españoles
TESIS: un rasgo de los españoles es el esfuerzo aislado, que no está guiado por la razón. Esto produce melancolía (tristeza).
He aquí la genuina potencia española. Sobre el fondo anchísimo de la historia universal fuimos los españoles un ademán de coraje. Esta es toda nuestra grandeza, esta es toda nuestra miseria.

Es el esfuerzo aislado y no regido por la idea un bravío poder de impulsión, un ansia ciega que da sus recias embestidas sin dirección y sin descanso. (...) Mas ¿adónde puede llevar el esfuerzo puro? A ninguna parte; mejor dicho, sólo a una: a la melancolía.
CUERPO DE LA ARGUMENTACIÓN:

Argumentos de ejemplificación: Cervantes compone en el Quijote una crítica al esfuerzo puro.

Don Quijote como español que actúa por simples impulsos de actuación.

Pero llega un momento de agotamiento, tristeza y pesimismo
Cervantes compuso en su Quijote la crítica del esfuerzo puro. Don Quijote es, como Don Juan, un héroe poco inteligente; posee ideas sencillas, tranquilas, retóricas, que casi no son ideas, que más bien son párrafos. Sólo había en su espíritu algún que otro montón de pensamientos rodados como los cantos marinos. Pero Don Quijote fue un esforzado: del humorístico aluvión en que convierte su vida sacamos su energía limpia de toda burla.

“Bien podrán los encantadores quitarme la ventura; pero el esfuerzo y el ánimo, será imposible.”

Fue un hombre del corazón; ésta era su única realidad y en torno a ella suscitó un mundo de fantasmas inhábiles.

Todo alrededor se le convierte en pretexto para que la voluntad se ejercite, el corazón se enardezca y el entusiasmo se dispare. Mas llega un momento en que se levantan dentro de aquel alma incandescente graves dudas sobre el sentido de sus hazañas. Y entonces comienza Cervantes a acumular palabras de tristeza. (...) “Derramósele la melancolía por el corazón –dice el poeta–. No comía –añade-- de puro pesaroso; iba lleno de pesadumbre y melancolía.” “Déjame morir –dijo a Sancho– a manos de mis pensamientos, a fuerza de mis desgracias.” Por vez primera toma una venta como venta.
CONCLUSIÓN:

El español no sabe lo que conquista con su trabajo o esfuerzo.

Y, sobre todo, oíd esta angustiosa confesión del esforzado: La verdad es que “yo no sé lo que conquisto a fuerza de mis trabajos”, no sé lo que logro con mi esfuerzo.
Diferentes estilos de discursos.

Al hablar públicamente sobre el Emprendimiento o la causa detrás del mismo, se pueden utilizar diferentes estilos de discursos. Recomendamos elaborar el objetivo del discurso antes de comenzar a escribir, y luego elegir el estilo de discurso que se va a hacer. A medida que se escribe el discurso, es aconsejable consultar el estilo resumen para asegurarse que el discurso es consistente y directo. Cómo opción de ayuda en la redacción del discurso, ver la herramienta “Cómo Hablar en Público” incluida en el Programa Avancemos. Hay tres estilos principales diferentes que se pueden usar:
Discurso Informativo:

Los discursos informativos se usan para compartir información con otras personas. Este estilo de discurso se basa en hechos, no opiniones y su objetivo es educativo, con lo cual no deben incluirse anécdotas personales, historias u opiniones. Un discurso informativo sólido debe incluir un gran número de referencias para respaldar la información.
Discurso Persuasivo:

Los discursos persuasivos se utilizan para convencer al público de adoptar un punto de vista en particular. Este tipo de discurso incluye hechos para respaldar una opinión. La información vertida en los discursos persuasivos debe ser investigada y los mismos deben incluir referencias. La persona que da un discurso disuasivo debe elegir una opinión y sostenerla a lo largo del mismo.
Discursos Conmemorativos:

Los discursos conmemorativos se usan cuando se quiere rendir homenaje a una persona. Este tipo de discurso se focaliza en los atributos positivos de un individuo y elogia los logros y éxitos de dicha persona. Los discursos conmemorativos pueden ser sobre cualquier persona, ya sea conocida personal del orador o no. Es buena idea usar referencias basadas en investigaciones para sostener los datos, especialmente cuando se habla de una figura histórica o de alguien que el orador no conoce.
Publicidad - Argumentación

La argumentación es un aspecto característico de los anuncios publicitarios.

El lenguaje publicitario se caracteriza, por el predominio del discurso persuasivo.

Su finalidad es atraer la atención del receptor hacia el producto que se anuncia.

Pero también tiene una gran importancia la función fática, es decir facilitar el contacto, ya que el

anuncio debe mantener la atención del consumidor potencial.

Para conseguir estas finalidades, los textos publicitarios se manifestarán fundamentalmente a través de componentes visuales, verbales y auditivos.

La publicidad pretende conseguir una serie de objetivos:

- Convencer.

- Desarrollar o modificar actitudes.

- Provocar necesidades.

- Inducir a realizar acciones de compra.

Para activar los mecanismos de persuasión, el publicista se vale de recursos gráficos, icónicos, verbales, connotativos o emocionales.
El componente visual. La imagen

La imagen que se incluye en los textos publicitarios puede ser fija o en movimiento, fotografía, pintura o dibujo, o bien combinación de colores, líneas y puntos.

La imagen presenta una serie de características que debemos conocer:

- Grado de iconicidad, es decir, el grado de semejanza que guarda con la realidad a la que representa.

- La imagen capta la realidad sólo parcialmente, no en su totalidad. En primer lugar, es bidimensional, pero también presenta otro tamaño, no tiene relieve, la luminosidad puede no ser la que presenta el objeto real, etc...

- La imagen nos ofrece una doble significación:

Contenido denotativo, su significado objetivo.

Contenido connotativo, significación subjetiva que es producto del tratamiento que ha recibido la realidad al ser reproducida.
Textos publicitarios

En sentido estricto, se denomina publicidad al conjunto de técnicas que intentan influir en el comportamiento del hombre, incitándolo a consumir determinados productos.

En sentido más amplio, podemos incluir en la publicidad, además de la estrictamente comercial, una serie de actividades emparentadas con ella, como es el caso de la publicidad estatal, las relaciones públicas y la propaganda.

La publicidad utiliza como vehículo fundamental, aunque no único, la lengua. Pero ésta, a su vez, recibe el influjo de la publicidad manifestado en la inclusión de nuevas palabras (champú, spray, etc...), en el enriquecimiento del vocabulario y de la capacidad de expresión del receptor del anuncio, y en la difusión de terminología y conceptos técnicos o científicos (los oligoelementos de ciertos productos cosméticos, por ejemplo).

El proceso comunicativo publicitario presenta una serie de peculiaridades con respecto a los actos comunicativos generales. Aunque el esquema del proceso es el mismo, conviene que tengamos en cuenta los elementos que lo integran.

En los textos publicitarios la función de emisor la realiza un sujeto múltiple que es la agencia de publicidad. Estas cuentan con equipos de especialistas que, en esencia, están compuestos por tres

categorías:

- El director, que se ocupa de planificar la estrategia publicitaria y de hacer los estudios de mercado pertinentes.

- El diseñador grafico, encargado del componente visual del anuncio.

- El redactor, que tiene a su cargo el componente verbal.
La finalidad del texto publicitario

La finalidad básica del mensaje publicitario es la persuasión. Para ello, por medio de signos (palabras, sonidos, imágenes, etc...) se crea un discurso en el que se mezclan dos tipos de información, denotativa y connotativa, aunque en la mayoría de los casos sea ésta última la predominante:

- Por un lado se nos informa del objeto que se pretende vender, se muestran sus cualidades y se invita a un acto de compra posterior (denotación).

- Por otro, se reflejan pautas de conducta, se asocia el producto con determinados comportamientos, modas, conceptos de belleza o éxito (connotación).

El anuncio se refuerza con diferentes mecanismos de seducción: cuanto más deseable sea el mensaje, más se detendrá en él el consumidor potencial.
La publicidad

- Es un género discursivo complejo.

- Desarrollado en la sociedad de consumo.

- De carácter argumentativo (persuadir, convencer).

- Su finalidad es influir en los consumidores.

- Utilizado por los productores de bienes para darlos a conocer, generalmente a través de los medios de comunicación social.

- Su fin es fomentar su adquisición (del bien o servicio que se promociona).
La Crítica

Una crítica es la reacción o la opinión personal o analizada ante un tema.

También se llama crítica al arte de juzgar las cualidades (bondad, verdad, belleza...) de las cosas. También en los medios de comunicación se usa la crítica para juzgar ideas, propuestas, políticas o personas.
Las proposiciones incluidas sustantivas funcionan como sustantivos.

Reconocimiento de las proposiciones sustantivas:

Por sustitución por los demostrativos (este, ese, eso, etc.)
Ejemplos:

1) Núcleo del sujeto

[a Me gusta (b que el chocolate se derrita sobre el helado).]

a) es predicado

b) es el sujeto y es una proposición sustantiva que puede ser reemplazada por un pronombre demostrativo: [Me gusta esto.]
2) Objeto directo

[a Miró (b que el libro no fuera robado).]

a) es el predicado

b) es el objeto directo
3) Apósito

[a Lo dicho, (que tú partas mañana), b solucionará el problema.]

a) sujeto, con un apósito que es una proposición sustantiva, que puede ser reemplazada por un pronombre demostrativo.

b) predicado
4) Predicativo

[Soy (lo que miro).]

[Soy esto]

Estas oraciones tienen sujeto desinencial. "lo que miro" y "esto" son predicativos subjetivos.
5) Término de complemento

Complemento de verbo:

[La madre me tiró de la manga para (que me arrodillara).] (Ejemplo de Kovacci)

"para" es subordinante del término del complemento del verbo. La proposición sustantiva tiene función de término del complemento.
El género gauchesco

Hacia fines del siglo XVIII nace y empieza a desarrollarse en el entonces territorio del Río de la Plata un tipo de literatura de carácter popular, en un comienzo anónima, cuya característica general consiste en proyectar hacia el campo el ámbito rural del país, las costumbres de los hombres de campo, sus personajes típicos, todo ello a través de su tradición y su vocabulario.

Es lo que llamamos literatura gauchesca, cuya difusión alcanza hasta el último tercio del siglo XIX. Refleja actitudes derivadas de la educación española, tales como el culto por las armas, la habilidad del jinete, y el sentimiento implícito de la libertad.

Se ha insistido mucho en este último aspecto, pues parece desprenderse del mismo tipo de vida característico del gaucho, jinete solitario de las llanuras desiertas que debió aprender a manejarse con la independencia propia de un estilo de vida errabundo, en un ámbito que, como el de la pampa, parecía ofrecerse ante él como un horizonte sin límites ni ataduras.

La historia parece haber tomado al gaucho en la epopeya contra los españoles, bajo caudillaje de Güemes; y así lo tomó la literatura a través de Lugones, por ejemplo, en La Guerra Gaucha. Pero en realidad el gaucho ha vinculado también su nombre con muchos episodios bélicos de nuestra independencia, y estuvo presente en las campañas de los caudillos montoneros, en las luchas por la organización nacional.

Aun dentro de la dinámica general de nuestra emancipación de España, la utilización de un lenguaje rústico, rural, fue en nuestra literatura un signo de independencia. El impulso de alejamiento de la tradición peninsular, de unificación con el propio suelo, de construir una nueva patria, contribuyó al desarrollo de esta literatura en formación. Fue así como, por conducto del romanticismo, los gauchescos aprovecharon el paisaje rural, las costumbres bien distintas de sus habitantes, tendiendo al olvido de lo ciudadano y tratando de captar lo popular, a veces con la colaboración de la música, tanto en el interior como en las zonas aledañas y provinciales. Esta literatura buscaba además conmover a un auditorio en su mayoría analfabeto, que se extasiaba con las noticias y sucesos relatados por los poemas y las letras de tono menor. El dialecto entraba con su facilidad porque era algo que no requería atención previa.

Se interpretaba, y, más aún, se intuía lo que no estaba dicho de modo explícito. Y mientras en los núcleos ciudadanos este lenguaje sonaba con aspereza y chocaba contra las formas cultas, en el ambiente popular lograba una penetración creciente y un desarrollo cada vez más impregnado del consentimiento activo. Nada parecía ofrecer resistencia a este modo de expresión.

El poema gauchesco llegaba al pueblo todo. Sus autores sabían que en los cielitos, en las payadas, en los trovos, se concentraba una corriente literaria.

Habían comenzado por ofrecer piezas de toque político, y siguieron por ese rumbo. Y así ocurrió sucesivamente con Hidalgo, Ascasubi o José Hernández.
Poesía gauchesca y poesía tradicional.

No debe confundirse la poesía gauchesca con la poesía tradicional, latente ya desde los tiempos de la colonización. En esta última, nos llegan enraizados los viejos romances de matones, las rondas, las canciones, los villancicos y las coplas, los temas con héroes legendarios y caballeros, reyes y pastores, etc.

Poesía tradicional que está fundamentada en el anonimato, que refleja un arte impersonal, que había sido recogida por la memoria de lectura y la tradición oral.

Estos elementos tradicionales se contaminan en tierras de América, se reelaboran con palabras, costumbres, accidentes, nombres, que le imprimen cierto tono local, pero siempre bajo una raíz histórica pura.

En el primer tercio del siglo XIX surgen entre nosotros los poetas anónimos y los payadores, improvisadores o memorizantes de coplas y rimas, que difundirán mediante versos octosílabos y acordes de guitarra este tipo de poesía.

Los tonos dentro de su pobreza melódica no ofrecen una gran variedad. Pero se adaptan a distintas formas de piezas, desde los romances a las décimas. Con los payadores la revelación estética de la poesía fue "no tanto de solaz, como noticiosa, profética, moralizadora, idealizadora y didáctica. En un medio social sin escritura, sin iglesia, sin escuela, sin presión social, el payador era el letrado, el maestro, el periodista, el consejero y el predicador. Debe añadirse a esto que era deber ineludible, cuando se enfrentaban dos cantores, el payar de contrapunto.


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica iconLos Apuntes—Unidad Uno Parte I—Espa ñol IV ap

Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica iconActividad Argumentación Lúdica

Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica iconArgumentacióN: LÓgica, dialéctica y retórica

Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica iconExposición combinada con la argumentación

Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica iconPolémica entre Paradigmas Maestros

Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica iconTesis: idea polémica a defender

Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica iconArgumentación de la planeación de clases correspondiente a la semana 34

Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica iconArgumentación de la planeación de clases correspondiente a la semana 33

Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica iconArgumentación de la planeación de clases correspondiente a la semana 22

Apuntes de la unidad 1 De la argumentación a la polémica iconArgumentación de la planeación de clases correspondiente a la semana 24






© 2015
contactos
l.exam-10.com