¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología?






descargar 143.08 Kb.
título¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología?
página1/2
fecha de publicación07.03.2016
tamaño143.08 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2
ANTOLOGÍA LÍRICA

RENACENTISTA

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología?



  • Completar lo dado en clase –los poemas entregados, los apuntes, el libro-y profundizar algo más en los autores

¿Cómo leerla?

  • Tranquilamente, se recomienda un autor por día, las preguntas son voluntarias y ayudan a entender los poemas y repasar el Renacimiento y su poesía



Introducción


Los temas y motivos de la poesía renacentista proceden del petrarquismo y la tradición clásica grecolatina. Del Cancionero de Petrarca se toma la idealización de la mujer como símbolo platónico del Bien y la Belleza y el amor como adoración espiritual a ese ser angélico. También se adopta, a través de la obra de Garcilaso, la métrica italiana: versos heptasílabos y endecasílabos, uso de liras, tercetos, silvas, sonetos y octavas reales. De la literatura clásica grecolatina hay que destacar la recuperación de tópicos literarios, la imitación de las odas de Horacio y sus temas (como el elogio de la vida retirada), las imágenes pastoriles de las églogas de Virgilio y, sobre todo, las referencias a la mitología, en muchas ocasiones tomadas de las Metamorfosis de Ovidio.

Los poetas renacentistas que aparecen en la selección son:

  • Garcilaso de la Vega, en el que se aprecian la exquisita musicalidad y el perfecto equilibrio estructural de la composición, alejado de los efectismos y de la palabrería gratuita, todo ello muy acorde con los gustos renacentistas. Su obra tendrá una influencia decisiva en toda la poesía de los Siglos de Oro, tanto en los aspectos métricos y formales, como en los temas petrarquistas y clásicos.

  • Fray Luis de León, que adapta a los temas religiosos, filosóficos y morales las fórmulas poéticas introducidas por Garcilaso. Su poesía se compone casi totalmente de odas escritas en liras. La influencia más constante es la de su admirado Horacio.

  • San Juan de la Cruz, que emplea la retórica amorosa del petrarquismo garcilasiano, así como la métrica italiana (casi siempre liras), para explicar sus experiencias místicas. También se incluye un villancico “a lo divino”, de tema místico.

  • Santa Teresa , representante también de la poesía mística.

  • Dante.

  • Sannazaro

  • Juan Boscán

1. LA POESÍA DEL SIGLO XVI




Garcilaso de la Vega



El gran poeta Garcilaso de la Vega (1501-1536), uno de los más brillantes caballeros de la corte del emperador Carlos I, nació en Toledo y murió muy joven tras resultar malherido en el asalto de la fortaleza de Muy en Provenza (Francia). Fue un gallardo caballero, y un valeroso guerrero, ocupación que alternaba con el cultivo de las letras, como él mismo dirá en el verso número 40 de su Égloga III: “tomando ora la espada, ora la pluma”.

A Garcilaso puede considerársele como el definitivo adaptador de las formas italianas introducidas por su amigo Juan Boscán. Hace uso del endecasílabo italiano y de las estrofas y recursos técnicos típicos de la poesía italiana: el soneto, el terceto, la canción, la lira, los versos sueltos, etc.

Texto 1


Soneto XIII
A Dafne ya los brazos le crecían

y en luengos ramos vueltos se mostraban;

en verdes hojas vi que se tornaban

los cabellos qu'el oro escurecían;
de áspera corteza se cubrían 5

los tiernos miembros que aun bullendo 'staban;

los blancos pies en tierra se hincaban

y en torcidas raíces se volvían.
Aquel que fue la causa de tal daño,

a fuerza de llorar, crecer hacía 10

este árbol, que con lágrimas regaba.
¡Oh miserable estado, oh mal tamaño,

que con llorarla crezca cada día

la causa y la razón por que lloraba!
Garcilaso de la Vega


ACTIVIDADES SOBRE EL TEXTO 1


  1. Lee el soneto de Garcilaso. Indica en qué se convierten las distintas partes del cuerpo de Dafne y explica el resultado final de la transformación.

  2. Busca en Internet la historia mitológica de Dafne y con qué famosa obra clásica se relaciona.

  3. ¿A quién hace referencia el verso 9? ¿Cuáles son sus sentimientos? ¿A qué se deben?

  4. Explica con tus propias palabras el significado del último terceto.

  5. ¿Por qué crees que habrá elegido este mito Garcilaso?

  6. Señala en el texto aspectos temáticos y formales de la poesía renacentista.

  7. ¿En qué tiempo y modo están los verbos del poema?¿Por qué crees que utiliza ese tiempo Garcilaso?

  8. Localiza los siguientes recursos que aparecen en el poema e indica el verso en se hallan:

  • Epíteto:

  • Símil:

  • Antítesis:

  • Encabalgamiento:

  • Hipérbaton:

  • Poliptoton:

  • Anáfora:

  1. Localiza en el diccionario las palabras égloga, epístola y elegía y explica qué rasgos caracterizan estas composiciones poéticas.




Texto 2

Soneto IV

Un rato se levanta mi esperanza:

mas, cansada de haberse levantado,

torna a caer, que deja, mal mi grado,

libre el lugar a la desconfianza.

¿Quién sufrirá tan áspera mudanza

del bien al mal? ¡Oh corazón cansado!

Esfuerza en la miseria de tu estado;

que tras fortuna suele haber bonanza.

Yo mesmo emprenderé a fuerza de brazos

romper un monte, que otro no rompiera,

de mil inconvenientes muy espeso.

Muerte, prisión no pueden, ni embarazos,

quitarme de ir a veros, como quiera,

desnudo espíritu o hombre en carne y hueso.

Texto 3

Soneto V

Escrito está en mi alma vuestro gesto,
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribisteis, yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma mismo os quiero.

Cuando tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero.


CUESTIONARIO textos 2 y 3:

1. Explica con tus propias palabras lo que expresa la voz del poeta en cada uno de estos poemas. ¿A quién se dirige el poeta en cada caso?

2. Relaciona el contenido con los temas propios de la lírica renacentista. ¿Qué tipo de amor refleja cada poema?

3. Realiza el análisis métrico de cada uno de los poemas. ¿Qué estrofa ha elegido el poeta?

4. Busca en internet el origen y evolución de esa estrofa.

Texto 4

Soneto XXIII




En tanto que de rosa y azucena

se muestra la color en vuestro gesto,

y que vuestro mirar ardiente, honesto,

enciende al corazón y lo refrena;

y en tanto que el cabello, que en la vena1 5

del oro se escogió, con vuelo presto,

por el hermoso cuello blanco, enhiesto2,

el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera

el dulce fruto, antes que el tiempo airado 10

cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.
Vena: yacimiento, veta.

2 Enhiesto: erguido, derecho.



Leonardo da Vinci, Dama del armiño.

ACTIVIDADES SOBRE EL TEXTO 4





  1. Lee atentamente este poema. ¿A quién se dirige Garcilaso en este poema? ¿Qué le dice?

  2. ¿Qué dos tópicos clásicos que se repiten constantemente en la poesía renacentista aparecen en este poema?

  3. ¿De qué tipo de poema estrófico se trata? Analízalo métricamente.

  4. Distingue las partes de este texto atendiendo al contenido. ¿Se corresponden dichas partes con las estrofas en que se divide el poema formalmente?

  5. Atiende a la descripción de la dama y explica cómo es. ¿Responde al ideal renacentista de la mujer? ¿Por qué?

  6. Halla las siguientes figuras retóricas e indica los versos en que aparecen:

  • Encabalgamiento:

  • Metáfora:

  • Hipérbaton:

  1. Compara el poema que acabas de estudiar con el siguiente texto , un fragmento de una obra muy conocida por los escritores renacentistas. ¿Qué semejanzas adviertes?

Mejor será aceptar lo que venga, ya sean muchos los inviernos que Júpiter1 conceda, o sea éste el último, el que ahora hace que el mar Tirreno2 rompa contra los opuestos cantiles. No seas loca, filtra tus vinos y adapta al breve espacio de tu vida una esperanza larga. Mientras hablamos, huye el tiempo envidioso.

Vive el día de hoy (carpe diem), no fíes del incierto mañana.
Horacio: Oda, 11
Júpiter: el más importante de los dioses romanos.

2 Tirreno: mar del Mediterráneo occidental, entre las costas italianas y las islas de Sicilia, Córcega y Cerdeña.
HORACIO (65-8 a. C) es uno de los grandes poetas latinos. Su literatura, en principio satírica y mordaz, evolución hacia la reflexión moral. Entre sus obras poéticas destacan Sátiras, Epodos, Odas y Epístolas. Fue considerado el modelo perfecto por los poetas renacentistas.



3º ESO/ AKAL. G. Did., 120.

Texto 5

Monólogo de Salicio


Saliendo de las ondas encendido,
rayaba de los montes el altura
el sol, cuando Salicio, recostado
al pie d’una alta haya, en la verdura
por donde una agua clara con sonido 5
atravesaba el fresco y verde prado;
           él, con canto acordado1
           al rumor que sonaba
           del agua que pasaba,
se quejaba tan dulce y blandamente, 10
como si no estuviera de allí ausente
la que de su dolor culpa tenía,
           y así como presente,
razonando con ella, le decía:





SALICIO:

¡Oh más dura que mármol a mis quejas 15
y al encendido fuego en que me quemo
más helada que nieve, Galatea!
Estoy muriendo, y aun la vida temo;
témola con razón, pues tú me dejas,
que no hay sin ti el vivir para qué sea. 20
           Vergüenza he que me vea
           ninguno en tal estado,
           de ti desamparado,
y de mí mismo yo me corro agora.
¿D’un alma te desdeñas2 ser señora 25
donde siempre moraste, no pudiendo
           della salir un hora?
Salid sin duelo, lágrimas, corriendo. […]

Por ti el silencio de la selva umbrosa3,
por ti la esquividad y apartamiento4 30
del solitario monte m’agradaba;
por ti la verde hierba, el fresco viento,
el blanco lirio y colorada rosa
y dulce primavera deseaba.
           ¡Ay, cuánto m’engañaba! 35
           ¡Ay, cuán diferente era
           y cuán d´otra manera
lo que en tu falso pecho se escondía!
Bien claro con su voz me lo decía
la siniestra corneja5, repitiendo 40
           la desventura mía.
Salid sin duelo, lágrimas, corriendo.

 

 

 

 

 








Garcilaso de la Vega, Égloga

Centro Virtual Cervantes
© Instituto Cervantes (España)






ACTIVIDADES SOBRE EL TEXTO 5


La Égloga I, de Garcilaso de la Vega, se inicia con una dedicatoria a don Pedro de Toledo, virrey de Nápoles. Tras ella, el poeta presenta el marco en el que se van a desarrollar los lamentos de dos pastores. El primero de ellos, Salicio, se queja de su amada Galatea.


  1. CONTENIDO:

  1. Comenta las siguientes cuestiones sobre la situación en la que se desarrolla esta parte de la Égloga I:

  • ¿Dónde tiene lugar la escena? Explica cómo es ese espacio. ¿Con qué tópico renacentista puedes relacionarlo?

  • Indica a qué parte del día se alude en los primeros versos.

  • ¿Quién o quienes se hallan presentes en ese paraje?

  • ¿En qué consiste la desventura de Salicio? Señala la frase del texto que lo confirma.

  • ¿A qué teme el pastor? Explica la razón de ese temor.

  • ¿Qué imagen de Galatea se desprende del poema?

  1. Salicio razona con Galatea como si ella estuviera presente. Explica qué argumentos ofrece el pastor y con qué fin los transmite.

  1. ESTRUCTURA:

  2. Este fragmento de la Égloga I presenta dos partes bien diferenciadas. Localízalas e indica los versos de inicio y fin de dichas partes.

3. EXPRESIÓN:

4. Analiza aspectos métricos de esta composición:

  • Mide los catorce primeros versos del poema y señala la rima.

  • Comprueba ahora si ese esquema se repite en el resto del fragmento.

  • ¿Qué nombre recibe esta estrofa característica del Renacimiento.

5. En el texto se hace uso del estilo directo. Indica en qué parte y a quiénes se dirigen esas palabras.

6. Estos versos de la Égloga I presentan una adjetivación muy rica:

  • Localiza los adjetivos y señala aquellos que consideres epítetos.

  • ¿A qué ámbito de la realidad se aplican los epítetos?

7. En el poema se incorporan también símiles. Indica en qué versos y entre qué términos se establece la comparación.

8. Explica el sentido de las exclamaciones de Salicio y el tipo de interrogación que emplea. ¿Con qué aspectos de su estado de ánimo se relacionan?

4. RELACIÓN CON EL CONTEXTO LITERARIO:

9. ¿Te parece Salicio un pastor real? Explica por qué.

10. ¿Por qué estos versos pertenecen a una égloga?

11. Señala en el texto rasgos temáticos y formales del Renacimiento:

Temas

Tópicos

Personajes

Métrica




Acordado: templado (en sentido musical), contenido.

2 Desdeñar: rechazar con desprecio.

3 Umbroso: sombrío.

4 esquividad y apartamiento: aislamiento y soledad

5 siniestra corneja: el vuelo de algunas aves constituía una forma de augurio; si ésta volaba a la izquierda (siniestra), el presagio era negativo.

TEXTO 6.

Canción V. Oda a la flor de Gnido. Garcilaso de la Vega.
Si de mi baxa lira

tanto pudiese el son, que en un momento

aplacase la ira

del animoso viento

y la furia del mar y el movimiento;
y en ásperas montañas

con el suave canto enterneciese

las fieras alimañas,

los árboles moviese,

y al son confusamente los traxese;
no pienses que cantado

sería de mí, hermosa flor de Gnido,

el fiero Marte airado,

a muerte convertido,

de polvo y sangre, y de sudor teñido;
ni aquellos capitanes

en las sublimes ruedas colocados,

por quien los alemanes

el fiero cuello atados,

y los franceses van domesticados.
Mas solamente aquella

fuerza de tu beldad sería cantada,

y alguna vez con ella

también sería notada

el aspereza de que estás armada;
y cómo por ti sola,

y por tu gran valor y fermosura,

convertido en viola,

llora su desventura

el miserable amante en tu figura.
Hablo de aquel cautivo,

de quien tener se debe más cuidado,

que está muriendo vivo,

al remo condenado,

en la concha de Venus amarrado.
Por ti, como solía,

del áspero caballo no corrige

la furia y gallardía

ni con freno le rige,

ni con vivas espuelas ya le aflige.
Por ti, con diestra mano,

no revuelve la espada presurosa,

y en el dudoso llano

huye la polvorosa

palestra como sierpe ponzoñosa.
Por ti, su blanda musa,

en lugar de la cítara sonante,

tristes querellas usa,

que con llanto abundante

hacen bañar el rostro del amante.
Por ti, el mayor amigo

le es importuno, grave y enojoso;

yo puedo ser testigo

que ya del peligroso

naufragio fui su puerto y su reposo.
Y agora en tal manera

vence el dolor a la razón perdida,

que ponzoñosa fiera

nunca fue aborrecida

tanto como yo dél, ni tan temida.
No fuiste tú engendrada

ni producida de la dura tierra;

no debe ser notada

que ingratamente yerra

quien todo el otro error de sí destierra.
Hágate temerosa

el caso de Anaxárate, y cobarde,

que de ser desdeñosa

se arrepintió muy tarde;

y así, su alma con su mármol arde.
Estábase alegrando

del mal ajeno el pecho empedernido,

cuando abaxo mirando

el cuerpo muerto vido

del miserable amante, allí tendido.
Y al cuello el lazo atado

con que desenlazó de la cadena

el corazón cuitado,

que con su breve pena

compró la plena punición ajena.
Sintió allí convertirse

en piedad amorosa el aspereza.

¡Oh tardo arrepentirse!

¡Oh última terneza!

¿Cómo te sucedió mayor dureza?
Los ojos se enclavaron

en el tendido cuerpo que allí vieron;

los huesos se tornaron

más duros y crecieron,

y en sí toda la carne convirtieron;
las entrañas heladas

tornaron poco a poco en piedra dura;

por las venas cuitadas

la sangre su figura

iba desconociendo y su natura;
hasta que finalmente

en duro mármol vuelta y transformada,

hizo de sí la gente

no tan maravillada

cuanto de aquella ingratitud vengada.
No quieras tú, señora,

de Némesis airada las saetas

probar, por Dios, agora;

baste que tus perfetas

obras y fermosura a los poetas
den inmortal materia,

sin que también en verso lamentable

celebren la miseria

de algún caso notable

que por ti pase triste y miserable.
1.Resume brevemente este poema y la función que tenía.




Fray Luis de León


Fray Luis de León

La vida de Fray Luis de León, máximo poeta de la Escuela Castellana, estuvo llena de actividad, no exenta de problemas penosos en muchas ocasiones. Nació en Belmonte (Cuenca) en 1527. Estudió en Madrid y en Valladolid. A los 14 años se hizo fraile agustino. Se graduó en Salamanca, y a los 32 años fue nombrado catedrático de dicha universidad. Rivalidades entre los profesores del claustro, terminaron en una denuncia contra él, tomando como pretexto sus opiniones sobre los textos de la Biblia. Estuvo preso en Valladolid cerca de 5 años. Fue al fin absuelto y restituido a sus cargos, pero renunció generosamente a la cátedra en beneficio de quien la había venido ocupando durante sus años de encarcelamiento. Se le concedió otra, y nuevamente se le intentó procesar, pero en esta ocasión, sin éxito. Murió en Madrigal de las Altas Torres (Ávila).

Las obras que en su tiempo dieron mayor fama a Fray Luis fueron sus obras latinas, sus comentarios bíblicos y teológicos. Hoy, sin embargo, el importante lugar que ocupa en nuestra literatura se debe a sus obras escritas en español, tanto en prosa como en verso.


Texto 6

ODA A LA VIDA RETIRADA


Qué descansada vida
la del que huye del mundanal ruïdo,
y sigue la escondida
senda, por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido; 5

 Que no le enturbia el pecho3
de los soberbios grandes el estado,
ni del dorado techo
se admira, fabricado
del sabio Moro4, en jaspe sustentado! 10

 No cura5 si la fama
canta con voz su nombre pregonera,
ni cura si encarama
la lengua lisonjera
lo que condena la verdad sincera. 15

 ¿Qué presta a mi contento
si soy del vano dedo señalado;
si, en busca deste viento6,
ando desalentado
con ansias vivas, con mortal cuidado? 20

 ¡Oh monte, oh fuente, oh río,!
¡Oh secreto seguro7, deleitoso!
Roto casi el navío8,
a vuestro almo9 reposo
huyo de aqueste10 mar tempestuoso. 25

 Un no rompido11 sueño,
un día puro, alegre, libre quiero;
no quiero ver el ceño
vanamente severo
de a quien la sangre ensalza o el dinero. 30

Despiértenme las aves
con su cantar sabroso no aprendido;
no los cuidados graves
de que es siempre seguido
el que al ajeno arbitrio está atenido. 35

 Vivir quiero conmigo,
gozar quiero del bien que debo al cielo,
a solas, sin testigo,
libre de amor, de celo,
de odio, de esperanzas, de recelo. 40

Del monte en la ladera,
por mi mano plantado tengo un huerto,
que con la primavera
de bella flor cubierto

ya muestra en esperanza el fruto cierto. 45

Y como codiciosa
por ver y acrecentar su hermosura,
desde la cumbre airosa
una fontana pura
hasta llegar corriendo se apresura. 50

 Y luego, sosegada,
el paso entre los árboles torciendo,
el suelo de pasada
de verdura vistiendo
y con diversas flores va esparciendo. 55

 El aire del huerto orea
y ofrece mil olores al sentido;
los árboles menea
con un manso ruïdo
que del oro y del cetro pone olvido. 60

[…]


CUESTIONARIO texto 6:

  1. Busca en el diccionario las siguientes palabras y copia en tu cuaderno el significado que tienen en el texto: jaspes (v. 10), encarama (v. 13), presta (v. 16), ceño (v. 28), cuidados (v.33), arbitrio (v. 35), fontana (v. 49), orea (v. 56), cetro (v. 60).

  2. Para poder entender mejor las estrofas segunda y tercera, intenta colocar las palabras en su orden sintáctico.

  3. Explica ahora de forma sencilla el sentido de este poema de Fray Luis de León.

  4. Este fragmento reelabora uno de los tópicos clásicos más característicos. Precísalo.

  5. Algunas claves de la obra de Fray Luis de León son la naturaleza, la añoranza del campo y de la vida de aldea, el deseo de armonía y tranquilidad, la búsqueda de la soledad, el anhelo del cielo. Comprueba todo ello en este poema.

  6. Fray Luis emplea en la composición una estrofa renacentista típica, sobre todo en los poemas de carácter moral: ¿cuál es?

  7. Analiza estilísticamente el texto, señalando y explicando los recursos que emplea el escritor.

  8. Compara el poema de Fray Luis con el siguiente fragmento de la obra de Horacio, Epodos:

Dichoso aquél que, lejos de ocupaciones, como la primitiva raza de los mortales, labra los campos heredados de su padre con sus propios bueyes, libre de toda usura, y no se despierta, como el soldado, al oír la sanguinaria trompeta de guerra, ni se asusta ante las iras del mar, manteniéndose lejos del foro y de los umbrales soberbios de los ciudadanos poderosos.


Texto 7

En la Ascensión

¿Y dejas, Pastor santo,
tu grey12 en este valle hondo, oscuro,
con soledad y llanto;
y tú, rompiendo el puro
aire, te vas al inmortal seguro? 5

Los antes bienhadados
y los ahora tristes y afligidos,
a tus pechos criados,
de ti desposeídos,
¿a dó convertirán ya sus sentidos? 10

¿Qué mirarán los ojos
que vieron de tu rostro la hermosura,
que no les sea enojos?
Quien oyó tu dulzura,
¿qué no tendrá por sordo y desventura? 15

Aqueste mar turbado
¿quién le pondrá ya freno? ¿Quién concierto
al viento fiero, airado?
Estando tú encubierto,
¿qué norte guiará la nave al puerto? 20

¡Ay!, nube envidïosa
aun de este breve gozo, ¿qué te aquejas13?
¿Dó vuelas presurosa?
¡Cuán rica tú te alejas!
¡Cuán pobres y cuán ciegos, ay, nos dejas! 25
Fray Luis de León


CUESTIONARIO texto 7:

1. Contesta a las siguientes preguntas:

  • ¿A quién se dirige la persona que habla en el poema al principio de este? ¿Cómo lo nombra?

  • Indica hacia dónde asciende el receptor y con qué metáfora se alude a ese lugar.

  • ¿Qué imagen del mundo y de los seres humanos se ofrece? Para responder, señala las metáforas empleadas.

2. ¿Cómo aparece descrito el Pastor santo? Razona si se trata o no de un retrato?

3. Localiza adjetivos en función de adyacente en la primera y la cuarta estrofa del poema e indica a qué sustantivo se refieren.

4. Señala los sintagmas adjetivales de las siguientes oraciones e indica qué función cumple cada uno:

a) Todo resultará enojoso de verdad.

b) Tú estarás totalmente encubierto.

c) ¿Hacia dónde vuelas presurosa como nadie.


Texto 8


El aire se serena

y viste de hermosura y luz no usada,

Salinas, cuando suena

la música extremada

por vuestra sabia mano gobernada.

A cuyo son divino

mi alma, que en olvido está sumida,

torna a cobrar el tino

y memoria perdida

de su origen primero esclarecida.

Y como se conoce,

en suerte y pensamientos se mejora;

el oro desconoce

que el vulgo ciego adora,

la belleza caduca engañadora.

Traspasa el aire todo

hasta llegar a la más alta esfera,

y oye allí otro modo

de no perecedera

música, que es de todas la primera.

Ve cómo el gran maestro

a aquesta inmensa cítara aplicado,

con movimiento diestro

produce el son sagrado

con que este eterno templo es sustentado.

Y como está compuesta

de números concordes, luego envía

consonante respuesta,

y entrambos a porfía

mezclan una dulcísima armonía.

Aquí el alma navega

por un mar de dulzura, y finalmente

en él así se anega,

que ningún accidente

extraño o peregrino oye o siente.

¡Oh desmayo dichoso!

¡Oh muerte que das vida! ¡Oh dulce olvido!

¡Durase en tu reposo

sin ser restituido

jamás a aqueste baxo y vil sentido!

A este bien os llamo,

gloria del apolíneo sacro coro,

amigos, a quien amo

sobre todo tesoro,

que todo lo demás es triste lloro.

¡Oh! Suene de contino,

Salinas, vuestro son en mis oídos,

por quien al bien divino

despiertan los sentidos,

quedando a lo demás adormecidos.

Fray Luis de León




[Francisco Salinas era un catedrático de música de Salamanca, ciego de nacimiento. La referencia a los números concordes (v. 27) alude a la teoría pitagórica según la cual el universo se basa en correspondencias entre número, igual que la música lo hace entre ritmos e intervalos. Esa estructura matemática del universo produciría el “son sagrado”]
CUESTIONARIO texto 8:

1. Justifica que este poema es una oda.

2. Este poema combina versos de diversa medida. Compruébalo.

3. Describe la estructura estrófica y métrica del poema.

4. ¿Qué sentido tiene, en la segunda estrofa, la oposición entre olvido y memoria?

5. Señala la estructura del texto. ¿En qué momento se produce el clímax o parte esencial del poema?

La ascética y la mística

Uno de los aspectos de mayor interés en nuestras letras del siglo XVI lo constituye la literatura ascética y mística, escrita indistintamente en prosa o en verso.

La palabra ascética proviene del griego ascesis, ‘ejercicio’, y designa el rudo ejercicio, el esfuerzo que el hombre ha de realizar para acercarse a Dios.

La mística (en griego, ’sabiduría secreta’) es, en cambio, el don gratuito que Dios concede a algunas almas al fundirse con ellas e inundarlas de amor; sus manifestaciones son los éxtasis, las visiones y las revelaciones.

San Juan de la Cruz

Nació en Fontiveros (Ávila) en 1542 y murió en Úbeda (Jaén) en 1591. Fue discípulo de Santa Teresa y su más fiel colaborador en la reforma de la Orden carmelita. Era veintiséis años más joven que Santa Teresa, y la siguió en sus empresas con una energía y actividad extraordinarias, llevando a cabo, a su vez, la reforma de los Carmelitas Descalzos, de cuya orden fundó varios conventos.

En cambio, difieren mucho en la formación intelectual. Mientras Santa Teresa poseía escasas letras (compensadas por una pasmosa intuición literaria), San Juan de la Cruz es un verdadero humanista que domina el idioma a la perfección y se expresa con el mayor refinamiento de estilo.

La obra poética de San Juan exhala un profundo misterio. Parece como si en ella se hubieran dado cita todas las perfecciones. No hay en nuestra literatura un lírico tan enardecido y, a la par, tan reflexivo. Sin embargo, los medios expresivos de que se vale son relativamente sencillos. Sobresale su renuncia a los adjetivos; en cambio, gradúa perfectamente el ritmo poético mediante enumeraciones precipitadas o versos ampliamente desarrollados que suspenden y emocionan al lector. Utiliza sabiamente las aliteraciones, las repeticiones y otros recursos sonoros, que comunican a sus versos una incomparable armonía.

La temática única que desarrolla es el amor de Dios, sin otras consideraciones. Su poesía es un diálogo, no contaminado por nada humano, entre el poeta y la Divinidad. Las alegorías amorosas, los temas cultos o la tradición popular, se funden en el crisol mágico de esta poesía, haciéndose espíritu, pura esencia de fervor religioso. La impresión total es, según palabras de Menéndez Pelayo, “una poesía angélica y celestial”.

SANTA TERESA DE JESÚS

(1512 Avila-1582 Alba de Tormes, Salamanca)De familia media, eran varios hermanos. Ingresa joven en un convento de carmelitas. Enferma y está a punto de morir. Decide reformar la orden de las carmelitas. Funda un convento nuevo. Realiza una serie de viajes para ampliar la orden y abrir nuevos conventos. Escribe en sus ratos libres por encargo.

Escribe una serie de oraciones y el libro sobre su vida “Vida”. También escribe el “Libro de las fundaciones”(autobiográfico). Su cima mística son estas dos obras : el “Camino de perfección” y “Las moradas o el castilla interior”, donde nos cuenta su éxtasis con Dios (vía unitiva). El alma, en “Las Moradas” es como un castillo, donde hay muchas estancias. Teresa elige siete de estas estancias, las siete superiores, que son en realidad un camino para llegar al éxtasis.

Texto 9: Cántico espiritual

Canciones entre el alma y el esposo


Esposa:

¿Adónde te escondiste,

Amado, y me dejaste con gemido?

Como el ciervo huiste,

habiéndome herido;

salí tras ti, clamando14, y eras ido. 5
Pastores, los que fuerdes15

allá, por las majadas16, al otero,

si por ventura vierdes17

aquél que yo más quiero,

decidle que adolezco18, peno y muero. 10
Buscando mis amores,

iré por esos montes y riberas;

ni cogeré las flores,

ni temeré las fieras,

y pasaré los fuertes19 y fronteras. 15
(Pregunta a las Criaturas)
¡Oh bosques y espesuras,

plantadas por la mano del amado!¡Oh prado de verduras,

de flores esmaltado,

decid si por vosotros ha pasado! 20

(Respuesta de las Criaturas)
Mil gracias derramando,

pasó por estos sotos20 con presura21,

y yéndolos mirando,

con sola su figura

vestidos los dejó de hermosura. 25
Esposa:

¡Ay, quién podrá sanarme!

Acaba de entregarte ya de vero22;

no quieras enviarme

de hoy más ya mensajero,

que no saben decirme lo que quiero. 30
Y todos cantos vagan,

de ti me van mil gracias refiriendo.

Y todos más me llagan,

y déjame muriendo

un no sé qué que quedan balbuciendo. 35



CUESTIONARIO texto 9:

1. El Cántico Espiritual desarrolla el tema del «viaje» y presenta a una mujer que sale en busca del Amado y se lamenta por su ausencia. ¿Qué corriente poética medieval trata este tema de la ausencia del amado y de la queja en boca de una mujer? ¿Con qué recursos e imágenes se expresa el dolor por la ausencia?

2. Varios recursos estilísticos (anáfora, aliteración, polisíndeton) ponen de relieve la vehemencia de la búsqueda, identifícalos.

3. ¿Cómo es la naturaleza en el poema? ¿Tiene elementos comunes con la de Garcilaso? ¿Actúa como confidente?

4. ¿Qué valor tiene la aliteración del último verso?



Texto 10 Texto 11


Mi Amado para mí

Ya toda me entregué y dí,
y de tal suerte he trocado,
que mi Amado es para mí
y yo soy para mi Amado.

Cuando el dulce Cazador
me tiró y dejó herida,
en los brazos del amor
mi alma quedó rendida;
y, cobrando nueva vida,
de tal manera he trocado,
que mi Amado es para mí
y yo soy para mi Amado.

Hirióme con una flecha
enherbolada de amor,
y mi alma quedó hech
una con su Criador;
Ya yo no quiero otro amor,
pues a mi Dios me he entregado,
y mi Amado es para mí
y yo soy para mi Amado.

Santa Teresa de Jesús, Obras Completas. Aguilar.

Noche oscura

En una noche oscura,

con ansias en amores inflamada,

(¡oh dichosa ventura!)

salí sin ser notada,

estando ya mi casa sosegada.
A oscuras y segura,

por la secreta escala disfrazada,

(¡oh dichosa ventura!)

a oscuras y en celada,

estando ya mi casa sosegada.
En la noche dichosa,

en secreto, que nadie me veía,

ni yo miraba cosa,

sin otra luz ni guía

sino la que en el corazón ardía.
Aquésta me guïaba

más cierta que la luz del mediodía,

adonde me esperaba

quien yo bien me sabía,

en parte donde nadie parecía.




¡Oh noche que me guiaste!,

¡oh noche amable más que el alborada!,

¡oh noche que juntaste

amado con amada,

amada en el amado transformada.
En mi pecho florido,

que entero para él solo se guardaba,

allí quedó dormido,

y yo le regalaba,

y el ventalle de cedros aire daba.
El aire de la almena,

cuando yo sus cabellos esparcía,

con su mano serena

en mi cuello hería,

y todos mis sentidos suspendía.
Quedéme y olvidéme,

el rostro recliné sobre el amado,

cesó todo, y dejéme,

dejando mi cuidado

entre las azucenas olvidado.

San Juan de la Cruz, Poesía lírica del Siglo de Oro. Cátedra.

CUESTIONARIO textos 10 y 11:

1. Identifica el tema de los poemas.

2. Explica el significado de los siguientes versos:

a. “Mi Amado es para mí / yo soy para mi Amado”.

b. “Estando ya mi casa sosegada”.

3. Relaciona algún verso de los poemas con el camino hacia la perfección.

4. Identifica los personajes que aparecen en cada texto (Amado, Cazador…)

5. ¿Qué otros elementos simbólicos emplean los autores en estos poemas?

6. Compara los dos últimos versos del poema de Santa Teresa con los dos últimos de la quinta estrofa del poema de San Juan y señala las diferencias entre ambas uniones amorosas.

7. Busca las figuras literarias que haya en los textos. ¿Utilizan los dos autores los mismos recursos? ¿A qué crees que se debe?

8. Analiza métricamente los dos poemas e indica de qué estrofas se componen.
POEMAS DE DANTE



Reseña biográfica

Poeta y filósofo italiano nacido en Florencia en  1265.
Muy joven perdió a sus padres y en 1281 combatió por la liga güelfa contra los gibelinos toscanos.
Alrededor de 1285 se casó con Gemma Donati con quien tuvo tres hijos. Sin embargo, su verdadera musa fue Beatrice, hija de Folco Portinari y casada con Simón de' Enjaeza. De esa época data parte de su "Vita nuova".
Después de la muerte de Beatrice , en 1290, se dedicó al estudio de la Teología y Filosofía, participó en política y formó parte de los Priores de Florencia. En 1301 fue embajador en Roma. Durante su ausencia, Florencia fue tomada por Carlo di Valois, su casa fue saqueada y a él le fue impuesta una fuerte multa conmutada luego por la pena de muerte en 1302.
Residió en París entre 1307 y 1309. La mayor parte de su destierro la pasó en algunas ciudades del norte italiano y nuevamente en  Verona, donde empezó a escribir su máxima obra, "La divina Comedia" en 1309.
Finalmente encontró la paz en Rávena, terminó allí su obra y poco después de publicarla, falleció el 14 de septiembre de 1321.

Amor e'l cor gentil

Corazón y el Amor son una cosa
sola y gentil -el sabio lo ha dictado.
Ninguno sin el otro ha palpitado,
que la razón no puede estar ociosa.

Falla natura cuando está amorosa,
y Amor o el Corazón por un cuidado;
transcurra el tiempo breve o dilatado,
lo mismo en inquietud que si reposa.

Si a la Bella se suma la Discreta,
y nuestra vista bebe su dulzura
colmando el corazón de ansia secreta,

del Amor al asedio que perdura
pidiendo estadio la Beldad nos reta
como bravo adalid en su armadura.

La vida nueva    (fragmento)

Muchas veces me vienen a la cabeza
la oscura cualidad que me da el Amor
y me tengo lástima y así me digo:

¡Ay de mí!, ¿les pasa esto a otros?;
porque tan hábilmente me asalta el amor
que la vida casi me abandona:
sólo un hilo de espíritu deja medio vivo,
uno que sólo por ti vive y razona.

Luego me esfuerzo, yo deseo salvarme,
y casi muerto, sin ningún valor,
vengo a verte, creyendo así curarme:

y cuando alzo los ojos para observarte
en mi corazón se inicia un terremoto
que suspende en mi alma todos los latidos.

 

Soneto

Amor brilla en los ojos de mi amada,
y se torna gentil cuando ella mira:
donde pasa, todo hombre a verla gira
y a quien ve tiembla el alma enamorada.

Anochece si esconde su mirada,
y por volverla a ver todo suspira:
ante ella la soberbia huye y la ira;
bellas, honrad conmigo a mi adorada.

Feliz mil veces quien la ve y la siente;
al nacerle el alma al punto empieza
todo humilde pensar, toda dulzura,

y no sabe, almirarla sonriente,
si en ella se excedió naturaleza,
o el milagro gentil tanta hermosura

  1   2

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología? iconEl aprendizaje y la enseñanza son procesos íntimamente ligados, en...

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología? iconEjercicio 1: ¿Cuáles son canciones y cuáles son poemas? ¿Por qué?...

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología? iconTener alguna idea de lo que realmente son los Augustos Misterios...

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología? iconTener alguna idea de lo que realmente son los Augustos Misterios...

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología? icon¿Cuáles son los factores de incertidumbre?

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología? iconLos martes son los días pedagógicos en los cuales aprendemos mucho...

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología? iconAses (Escandinavo). Son los creadores de Enanos y Elfos, los Elementales...

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología? icon¿Cuáles son los contenidos de Literatura que focaliza cada ciclo?

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología? icon¿Cuáles son los siete dones que trae el Espíritu Santo?

¿Cuáles son realmente los objetivos de esta antología? icon¿Cuáles son las terminaciones de los verbos regulares en el presente?






© 2015
contactos
l.exam-10.com