Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación.






descargar 107.44 Kb.
títuloResumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación.
página1/4
fecha de publicación08.01.2016
tamaño107.44 Kb.
tipoResumen
l.exam-10.com > Documentos > Resumen
  1   2   3   4

M. Márquez Guerrero Trastornos de la Conducta Alimentaria 1 (2005) 1-29

LA PENA DEL ESPEJO.

Rasgos lingüísticos propios del discurso de una paciente anoréxica.


María Márquez Guerrero


Universidad de Sevilla


RESUMEN
El análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. La aplicación al análisis del discurso de pacientes de AN intenta una aproximación a los esquemas de pensamiento que constituyen una determinada visión del mundo, la cual sirve de base argumentativa o legitimación de una conducta anoréxica.
Para el estudio hemos utilizado la trascripción de sesiones y diarios de pacientes diagnosticadas de anorexia.
El análisis de los textos nos muestra un discurso construido sobre tres pilares: intensificación, circularidad y polarización. A través de él, se nos presenta una realidad definida por la desmesura, el conflicto y la clausura. La imagen amplificada de la realidad actúa como alarma, expresa el miedo al aumento de peso; llevando la conciencia a una percepción límite del propio cuerpo, sirve de justificación al deseo obsesivo de adelgazamiento.
Sirve igualmente de refuerzo de la conducta anoréxica la creación de una visión dicotómica de la realidad que la presenta como enfrentamiento de partes contrarias.
La circularidad, manifestada lingüísticamente en el alto grado de recurrencia, muestra una conciencia vuelta hacia dentro, herméticamente centrada y cerrada sobre su conflicto.
Así, el discurso es expresión e instrumento de la enfermedad, pero precisamente por esta razón contiene las claves que pueden neutralizar sus efectos.

I.- Introducción. La imagen.

1.1.- Dialéctica Apariencia / Realidad.

1.2.- Lo “normal” / lo “monstruoso”. Importancia de la comparación.

1.3.- Usos lingüísticos generales: circularidad; polarización; intensificación.

II.- Polarización.

2.1.- Antítesis y paradojas.

2.2..- Estructuras bimembres. Sintagmas no progresivos.

2.3.- La contrariedad en la argumentación: oraciones adversativas y concesivas.

III.- La escisión y lucha internas.

3.1.- Parte sana / parte enferma: la cabeza, la voz.

3.2.- Cambios bruscos en el punto de vista. Confusión en el enunciador.

IV.- La intensificación.

4.1.- Procedimientos léxicos.

4.2.- Procedimientos semánticos.

4.3.- Procedimientos sintácticos

4.4.- Procedimientos morfológicos.

V.- La evasión del conflicto: eufemismos y tabúes.

VI.- La integración.

VII.- Conclusiones: la visión distorsionada como legitimación de la conducta anoréxica.

VIII.- Referencias bibliográficas.

I.- Introducción. La imagen.

El análisis crítico del discurso (Van Dijk, 1989; Bañón, 1996, 2002) se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. En estos casos, se ha intentado traer a la superficie información implícita latente, bien sea que se encuentre indirectamente contenida en las propiedades semánticas de los elementos lingüísticos empleados, bien que su obtención obedezca a procesos de inferencia a partir de la relación del contenido textual con los conocimientos comunes compartidos. La aplicación al análisis del discurso de una paciente anoréxica intenta una aproximación a los esquemas de pensamiento que constituyen una determinada visión del mundo, la cual, a su vez, sirve de base argumentativa o legitimación de una conducta anoréxica.

Parece generalmente aceptado que lo que somos se expresa en lo que hacemos, y que, a su vez, lo que hacemos nos conforma como somos; la lengua no es otra cosa que una manera específica de acción (Searle, 1994), y como tal refleja y a la vez modela nuestro pensamiento; dado que se trata de una relación en los dos sentidos, conociendo y modificando nuestros usos lingüísticos, podemos confirmar o rectificar nuestros esquemas y actitudes. Así entendido, el análisis del discurso permite un diagnóstico y una modificación de la base conceptual sobre la que la enfermedad se sustenta.

La lengua no tiene exclusivamente una función representativa o descriptiva de la realidad; tampoco se agota su función en la necesaria expresión de la subjetividad del hablante. Aparte de estas funciones, es utilizada para conseguir determinados efectos; la construcción del discurso supone la puesta en marcha de recursos dirigidos a la consecución de un objetivo; así, por ejemplo, la intensificación no sirve sólo a la expresión de una imagen desmesurada del mundo; desde este punto de vista, es también una estrategia discursiva (Briz, 2001): actúa como alarma, intentando evitar la transgresión de los límites impuestos por el canon, y, al mismo tiempo, se constituye en justificación del deseo obsesivo de adelgazamiento.

Para el estudio hemos utilizado la transcripción de las sesiones y los diarios de una paciente diagnosticada de anorexia. Algunos fragmentos de diario analizados pertenecen a una primera época de tratamiento, 1999, y otros, al año pasado y al año en curso, lo cual permite un estudio comparado, que nos puede aportar luz en relación a la evolución del discurso durante el largo período de la enfermedad.

Si tuviéramos que seleccionar un rasgo de entre todos para caracterizar el discurso de D. desde el punto de vista temático, identificar el eje sobre el que gira o se construye, éste sería el problema de la imagen, el conflicto entre el cuerpo real rechazado y la imagen ideal permanentemente deseada. Entre ambos existe una relación de antítesis radical, de polaridad irreconciliable, hecho que genera enfrentamientos binarios en todos los planos de la lengua.
I.1.- Dialéctica Apariencia / Realidad.

En la etimología de la palabra imagen ya está presente la dualidad; procedente del latín IMAGO, a su vez derivado de *imitari, ‘reproducir, representar, imitar’, presupone los rasgos de ‘apariencia’ y ‘semejanza’, la consideración de la experiencia desdoblada en un ser y un aparecer, un ente “real” y su reflejo1. Todos tenemos una experiencia dual de nuestro cuerpo: como sujeto, que siente y actúa, y como objeto de nuestra percepción y nuestra conciencia. El mismo proceso de la conciencia, el pensamiento reflexivo, presupone ese desdoblamiento. Estamos en lo que somos y en lo que parecemos; cuando coinciden la imagen proyectada con el sentimiento del yo, la identidad se manifiesta como un todo integrado y no existe conflicto.

En esta sociedad que sobrevalora la apariencia, se produce un desplazamiento de la identidad desde el yo hasta la imagen, todos los esfuerzos se concentran en la adecuación de ésta al ideal de belleza con la esperanza de conseguir la aceptación de los otros. Sin embargo, paradójicamente, cuanta más energía se invierte en la imagen, tanto más resulta debilitado el verdadero yo. Por otra parte, la aceptación que se busca sólo puede resultar efectiva cuando se otorga al ser real que somos, no a la figura que representamos . Así, volcado en la construcción de la imagen, el yo se vuelve más insignificante y se sitúa en un ámbito de soledad absoluta (sin los demás y sin uno mismo). En el interior se libra una guerra sin tregua: la de los deseos y sentimientos básicos del yo, frente a las exigencias de adecuarse al ideal. Este, por naturaleza inalcanzable, se presenta en sí mismo como victoria sobre la naturaleza: mujer delgada, pero con pechos abundantes, rubia, pero de piel morena, etc. El cuerpo se convierte en un objeto para observar, estudiar, controlar con el fin de que rinda para estar a la altura de la imagen creada. El control, la voluntad son los instrumentos imprescindibles que someterán los deseos y sentimientos del yo. Es así como se produce una escisión en la personalidad; el cuerpo y sus auténticos intereses se ignoran (interesa olvidarlo, que “desaparezca” llega a decir D.) para que no se convierta en obstáculo para alcanzar la imagen que nos dará el éxito. Como Narciso, nos vemos atrapados en nuestra imagen, no podemos prescindir de ella, puesto que la utilizamos como sustituto de un yo que consideramos como inaceptable. La persona se concentra en la imagen que proyecta; imposibilitada de ocuparse de otros asuntos o personas languidece y muere contemplando el reflejo de su figura en los brillantes cristales de los escaparates. La dialéctica Apariencia / Realidad, y su cortejo de reflejos, sombras y proyecciones siembra de imágenes el discurso de D.

Me cuesta comer y mucho más cuando me sigo viendo tan gorda, más gorda y tengo ese deseo irrefrenable de perder peso. Sigo buscando mi imagen en los espejos, en las paradas de autobuses, en el cristal de la universidad, sí, esa imagen horrible y monstruosa que me hace sentirme culpable por haber comido, esa imagen que veo y siento día a día como realmente mía, y, por supuesto, verdadera.

En la facultad aún sigo escondiéndome porque huyo de que me miren, comparen y juzguen.

Tengo miedo, miedo de haber perdido la capacidad de estudiar. Cuando me doy cuenta que voy perdiendo ciertas capacidades para hacer ciertas cosas que antes mi cuerpo hacía. Pienso en todo lo que esta enfermedad me ha robado... parte de mi vida que desgraciadamente ya no es recuperable... Pero aun siendo consciente de esto, aún hoy he dejado la mitad de la media mañana... Aún así he cerrado los ojos ante el reflejo de mi cuerpo, buscando cristales, espejos e incluso mi propia sombra porque la realidad me acecha con la imagen que devuelve y eso duele aquí dentro...

... Termino y cuando la voz martilleante se ha convertido en el eco que se repite dentro de mí, me vislumbro en ese espejo, en ese que no es otro que los cristales de las puertas de la biblioteca donde me veo reflejada y entonces me quedo parada, atónita y enfurecida, cabreada y triste... Lo que veo en ese cristal no es más que una chica gorda, gordísima, triste, muy triste y hundida.
I.2.- Lo “normal” / lo “monstruoso”. La importancia de la comparación.

La realidad se vive como amenaza pues es el espejo que devuelve una imagen no deseada; la identidad se diluye entre reflejos y sombras; la única certidumbre se obtiene de la comparación constante con personas concretas o con un modelo de ‘normalidad’ de la que la paciente se siente excluida:

Desde aquí dentro, en lo más profundo de mi ser cuando cruzo una mirada de reojo con ese cristal de la facultad donde me veo reflejada y percibo mi ser. Ese ser que soy o que aparento ser y entonces sólo veo dolor, inferioridad, temor y sobre todo impotencia de no poder cambiar una realidad que no me gusta. No me gusta como soy por fuera, lo que hace que me odie por dentro.

Me estoy volviendo loca, no sé qué hacer, me siento mal, muy mal por dentro, no dejo de compararme con toda aquella que se me cruza. ¡Esto es un infierno y me estoy quemando!

No sé cómo quitar peso. Hay gente que tiene la capacidad y el don de perder peso y gastar calorías simplemente porque sí y yo una vez más no soy de esas. Yo gorda, gorda siempre.

Intento llevar una vida normal, pero no puedo porque no pienso como una persona normal. No es normal que me venga abajo porque me haya visto reflejada en un espejo y sienta ganas de mandar todo al garete a pesar del esfuerzo que estoy haciendo, más aún cuando mi cabeza encima me dice: “y ahora tienes que cenar gorda sebosa”...
I.3.- Usos lingüísticos generales.

Considerado desde una perspectiva general, el discurso de D. se construye sobre tres grandes pilares:

  • Polaridad.

  • Circularidad.

  • Intensificación.

De entre estos principios, habría que destacar el carácter polarizado del discurso, pues todo él se construye sobre el esquema básico de la oposición: estructuras bimembres, antítesis, paradojas, oraciones adversativas y concesivas, hechos lingüísticos que manifiestan una visión de la realidad como lucha o dialéctica de contrarios.

Con circularidad hacemos referencia a la recurrencia, la repetición constante de tópicos que lo recorren, que, a veces, quedan latentes y otras veces emergen bruscamente rompiendo la coherencia del discurso; esta repetición confiere al discurso un ritmo machacón, envolvente, imagen de un mundo cerrado herméticamente sobre el conflicto.

Y finalmente, la intensificación, la presentación desmesurada de la realidad: hipérboles, metáforas, comparaciones que apuntan hacia una superación de los límites de lo ‘normal’; en este caso, la palabra sirve de expresión a un mundo de sentimientos intensos que amenazan con desbordarse, donde las fronteras entre lo humano, lo animado monstruoso (procesos de animalización) y lo inerte (procesos de cosificación) se desdibujan.

Quizás de todos ellos, el rasgo más llamativo, por frecuente, sea el de la polarización, la presentación del mundo exterior, y, sobre todo, interior como ámbito donde se desarrolla una guerra; por una parte, el enfrentamiento se produce entre la locutora del discurso y el exterior (la familia, novio, el doctor y la sociedad en general); por otra, la lucha más cruel se libra en el interior, entre fuerzas que se enfrentan en el propio sujeto. Esta percepción dicotomía de la vida recorre el texto y explica su estructuración bimembre, su contenido paradójico, y el propio ritmo binario de sus períodos. La presencia tan abrumadora de este rasgo actúa como prueba de su carácter nuclear. En esencia, manifiesta el conflicto básico entre lo que el sujeto define como real y propio y su deseo: la realidad de su cuerpo rechazado / la imagen deseada.
II.- Polarización.

II.1.- Antítesis y paradojas.

La visión de un mundo radicalmente polarizado vertebra el discurso de D.; antítesis, paradojas, estructuras bimembres sirven para exteriorizar el conflicto básico Apariencia / Realidad, entre el ideal y la identidad despreciada.

No sé cuántas veces he suspirado hoy y cuántas lágrimas he derramado. Me encuentro insegura, frágil luchando una batalla que creo que estoy perdiendo. Me da vergüenza hasta salir de casa, porque cada vez me siento más indefensa, porque lo que ahora mismo soy no es lo que yo quería...”
La polarización se concreta en dos campos: las distintas “partes” del Yo, que hemos tratado en el apartado anterior, y la oposición Yo / Otros: familia, novio, el doctor, y el mundo en general. La primera se expresa con frecuencia a través de la antítesis lo interior: (a)dentro, en lo más profundo, en mi interior, que se identifica con la parte enferma, con la voz martilleante que la obsesiona / lo exterior: fuera, identificada con la parte sana, que colabora con el entorno familiar y el proceso terapéutico.

En la batalla contra el exterior, la locutora adopta el punto de vista de la parte enferma y se enfrenta a los otros. Entre estos, juega un papel esencial la madre, que representa la autoridad, el control, la fuerza ejecutiva de Los Otros:

... pienso que mi madre se está colando, porque piensa que gasto más energía. Y yo, ante esto, tengo miedo, me asusto y además me vuelvo otra persona, la insulto, le digo cosas que no siento realmente, pero es que lo que mi madre representa para mí en ese momento es el diablo, la persona que me obliga a comer, la que me vigila con sagacidad para que no haga ningún movimiento raro...
II.2.- Estructuras bimembres. Sintagmas no progresivos.

La enfermedad, representada en esa “voz infernal”, destruye su vida, la despoja de todo y la deja en un vacío enorme donde todo está oscuro, una atmósfera cerrada, silenciosa, irrespirable. “La lucha interna es bestial”, la dualidad se manifiesta en la organización del discurso en sintagmas bimembres no progresivos:

... y después mi cabeza me martillea sin reparo y compasión

No sé si será cierto que la realidad que yo veo tan fiel y lícita, que la siento en mi piel y en el alma...

Cállate, cállate ya, por favor, cállate y déjame descansar

Mi cuerpo se ha disparado y ¡joder, no lo aguanto, no lo aguanto!

No se me olvida lo del peso, no se me olvida

No descanso bien, ¡qué asco, todo en torno a lo mismo!, es una ruleta, un laberinto sin salida

¡Qué asco! Odio la comida, la odio porque me está destruyeno. Pero qué más da, la cena ya está dentro de mí. No puedo, no quiero, no puedo, no quiero. ¡Qué infierno!

Para todos soy una amargá de mierda porque nunca río ni estoy feliz. Yo lo intento,lo juro, intento estar lo mejor posible pero esto no se controla.

Estoy cansada tanto física como psicológicamente.

Sigo fatal con mi madre, las peleas que ya a veces son comentarios borden siguen y no se acaban..., mis hermanos siempre me ven como la idiota y tontita...

No dejaba de pensar en todo: en que sigo obsesionada, como siempre, en el lío con mis padres, en mis estudios que me tienen agobiada, mi angustia y desazón, estoy desesperada, muerta... Encima me encuentro fatal en la universidad, mareada, con fatiga y sin ganas de nada, apática

Aparte todos tienen muchas ganas de salir y pasarlo bien, y yo NO. Me siento entonces sola y distinta

El número de bimembraciones es incontable. Las estructuras binarias dan al discurso un ritmo grave y machacón.
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. iconFicha análisis crítico de mensajes audiovisuales de publicidad en...

Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. icon1. los medios de comunicacion de masas. Los lenguajes periodístico...

Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. iconResumen : Tres nuevos sellos bizantinos de plomo de los siglos VI...

Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. iconElvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos...

Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. iconLa palabra por si sola se refiere al conjunto de los medios de comunicación...

Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. iconPrefacio
«La información, en lugar de transformar la masa en energía. Produce todavía masa», Es cierto que la televisión, a diferencia de...

Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. iconPrefacio
«La información, en lugar de transformar la masa en energía produce todavía IfldS masa», Es cierto que la televisión, a diferencia...

Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. iconUniversidad Autónoma de Barcelona Doctorado en Comunicación Audiovisual
«auctoritas», la elaboración de un informe que contenga una propuesta sobre el modo más adecuado de su articulación jurídica, los...

Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. iconGuía de análisis para contenidos de los géneros en el cine

Resumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología productiva, valiosa para la recuperación de contenidos subyacentes en la información que se transmite en los medios de comunicación. iconGuía de análisis para contenidos de los géneros en el cine






© 2015
contactos
l.exam-10.com