Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales






descargar 18.16 Kb.
títuloUna serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales
fecha de publicación24.09.2015
tamaño18.16 Kb.
tipoEnsayos
l.exam-10.com > Documentos > Ensayos
Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales.

Krishna Srinivas
Música cautivante de las esferas lejanas


Aquí está la eternidad;

es infinito, ahora,

es iluminación, ahora,

donde el destino se suspende

y donde mueren los odios.

Estas palabras provienen de “Fire” (“Fuego”), parte del poema épico The Five Elements (Los cinco elementos) del poeta indio Krishna Srinivas. La terminación de esta obra era un deseo largamente acariciado que él compartió conmigo cuando nos reunimos por primera vez: Para celebrar mediante la poesía los cinco elementos universales de la tradición india –tierra, agua, fuego, viento y vacío. Hablando con su ritmo natural, el señor Srinivas dijo: “Cumplir esto es mi misión. No me preocupa lo que me ocurra una vez que se complete”.

El Budismo enseña que la voz es lo que transmite más honestamente la verdadera naturaleza de una persona, y la cadencia en el hablar del señor Srinivas testimoniaba la naturaleza altruista de su carácter más elocuentemente que las palabras específicas que pronunciaba.

Nosotros nos reunimos por primera vez en 1979 en Kanagawa, Japón. Recuerdo las estupendas nubes de verano que se alzaban en el cielo, en el extremo lejano del puerto de Yokohama, ese día de julio. El cielo estaba lleno de luz y el mar centelleaba, como riéndose de las inexplicables rivalidades y conflictos de la humanidad. Con este fondo, recibí a mi alto, delgado y distinguido invitado que venía desde el puerto de Madras y, juntos, pasamos la tarde disfrutando de un maravilloso diálogo acerca de la poesía.

Jamás olvidaré Madras. Fue allí que, en 1961, unos 18 años antes, pisé por primera vez el sólido suelo de la India, esa gran “tierra del espíritu”. Yo quedé profundamente impresionado por la agitación y el dinamismo y, al mismo tiempo, el sereno aire de eternidad que impregnaba la ciudad. Parecía que el tiempo fluía de manera diferente allí.

Desde 1960, el señor Srinivas ha venido publicando una revista mensual llamada Poet, con suscriptores en más de 50 naciones. También es presidente de la Sociedad Mundial de Poesía y uno de los cofundadores del Congreso Mundial de Poetas.

“Los grandes poeta han desaparecido”, me dijo con un suspiro. “A través de mi trabajo en Poet, leo poesía de todo el mundo. Si bien hay buenos poemas, no hay grandes poemas. En Dance of Dust, una colección de mi propia obra, publicada hace algunos años, señalé que aunque la poesía que vemos en la actualidad sea algo tan insustancial como una danza de polvo, algún día, definitivamente, aparecería un gran poeta”.

Dance of Dust fue publicado en 1946, y recibió la aclamación de muchos de los más respetados poetas y críticos del siglo, incluyendo a T. S. Elliot, W. H. Auden y Stephen Spender. Esos elogios, naturalmente, contribuyeron a dar a conocer el nombre del señor Srinivas. “Un verdadero poeta”, sostiene él, “es quien habla del cosmos, del espíritu y de la verdad... y un poema siempre debe tener un mensaje, debe ser eterno”.

Este “mensaje” al que se refiere el señor Srinivas quiere decir algo que el poeta siente un irreprimible impulso de articular. En tanto complete esta tarea, un poeta no tiene nada que reprocharse, ni aun frente a la muerte; pero si este mensaje no pudiese ser comunicado a otros, la vida no sería digna de vivirse. Un poeta es alguien en quien arde esa llama y explota en palabras.

La llama que arde dentro del señor Srinivas le condujo a la creación de The Five Elements. “Así como el cosmos”, le dije a él, “cada vida está compuesta de tierra, aire, fuego, viento y vacío. En otras palabras, este concepto de los cinco elementos expresa la filosofía de la unidad del individuo y el cosmos. Al mismo tiempo, los cinco elementos corresponden a los cinco caracteres chinos que representan Myoho-renge-kyo, la esencia del Sutra del Loto y médula de nuestra fe como budistas”.

El señor Srinivas completó The Five Elements en 1981. Él infunde toda su vida en este poema. Cuando describe un río, se hace uno con él, levantándose con las aguas encrespadas y limpiando las riberas que representan las fuerzas inseparables de creación y destrucción. Él se convierte en viento, galopando sin obstáculos a través del espacio. Se convierte en llama sagrada, purificando a toda la humanidad, y también se convierte en tierra, construyendo un reino celestial donde vivimos.

La poesía del señor Srinivas alcanza las cumbres de un reino eterno y mítico conforme describe el vacío. Él escucha atentamente el profundo silencio del universo –el vacío desde el cual nacen todas las cosas.

“¿Sólo? ¡No, no estás solo!”...

Un susurro en la remota distancia,

desde las nubes galácticas

de polvo interestelar,

medidas en años luz

y en soles por millones...

........................................................

Vengo del mundo de la Realidad,

de las perennes creaciones piramidales.

........................................................

Desde este fénix, inesperadamente,

la realidad dará a luz un nuevo Edén.

Una raza de hombres valerosos,

de mujeres como flores,

con ojos para ver la historia mientras se gesta

y oídos para escuchar la cautivante

música de las esferas lejanas.

“El lenguaje del poeta”, comenta él, “es sólo una pequeña parte del arte de la poesía; el resto es silencio. Es de ese vasto, interminable silencio que los grandes poetas –Homero, Dante y Kalidasa– han extraído sus eternos poemas épicos y expresado su ser. En ese gran vacío de sagrado silencio, en el que están las ideas que los poetas todavía no han descubierto, yace la fuente de la lírica todavía no cantada”.

Yo creo que los poetas son personas que ven lo eterno. Debido a que experimentan lo eterno con todo su ser, son plenamente conscientes de la impermanencia de todas las cosas. El flujo constante de la vida está siempre en su mirada. Es por eso que ellos comprenden lo valioso e irreemplazable que es cada simple momento –este momento, ahora, este fugaz instante. Por su amor a cada momento lleno de vida, los poetas no pueden abstenerse de dar expresión al espíritu poético que tienen dentro.

Los poetas siempre se paran en el horizonte del tiempo sin comienzo: ellos nacen de nuevo cada mañana. Para ellos cada día es el primero. Ellos ven el mundo con los ojos puros de un niño. La luz del sol filtrada a través de las hojas de los árboles –¡un milagro! Las plateadas gotas de la lluvia que danzando caen por el vidrio de la ventana –¡joyas preciosas!

Los poetas, como buscadores de las leyes invisibles del universo, ven todas las cosas como expresiones de la maravilla de la vida que los inspiran constantemente a alabar su existencia. Ellos saben que lo eterno penetra todos los aspectos de lo que llamamos vidas “comunes”. Como resultado de ello, valoran las cosas no por su utilidad, sino que, más bien, buscan si brillan con vida. Por naturaleza, ellos no operan de acuerdo con los valores del mercado de la sociedad consumista. La ciencia declara que todo es reemplazable. La poesía, por su parte, insiste en que todas y cada una de las cosas es única.

Los poetas también son luchadores. Tienen una sensación de responsabilidad por el destino de la humanidad. El trato inhumano siquiera a una persona, en cualquier parte del mundo, es insoportable para ellos. Dado que cada uno de nosotros es un punto en el gran tapiz de la vida cósmica, la pérdida de una sola persona siquiera haría del universo algo menos que completo.

Es por eso que le observé al señor Srinivas, “En una sociedad que está enterrada en asuntos mundanos, la poesía abre una ventana a nuestros corazones –una ventana a través de la cual puede soplar la refrescante brisa de la vida. La poesía es la prueba de la humanidad de una sociedad, la noble canción del espíritu humano. Cuando el amor y el aprecio hacia la poesía se propaguen a todas las personas de cualquier condición, incluyendo a nuestros líderes, la sociedad se hará más brillante, más hermosa y un lugar más vibrante para vivir.”.

El mundo actual está sufriendo por la despreocupación, la desesperanza, la indiferencia y la insensibilidad. La gente parece haber perdido su capacidad para sentir y preocuparse, y vive en un vacío espiritual. Como si el negro virus del materialismo hubiese cegado sus corazones y les hubiese convertido en robots, sólo buscan ahogar su frustración espiritual en distracciones momentáneas.

La poesía tiene el poder para revivir esa desolación espiritual. En un nivel más amplio, estoy hablando del poder de la cultura, de la belleza. Es la dinámica energía que, como nubes, se eleva a través de los cielos estivales; es un espíritu vivo, vibrante que puede sentir y preocuparse por los demás; y es la luz que destella en nuestros ojos. La poesía es donde reside la eternidad. “La gran poesía”, resaltó el señor Srinivas, “sólo puede ser producida por una gran persona”.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales iconUna serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre...

Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales iconUna serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre...

Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales iconSerie de ensayos en los que el presidente de la sgi daisaku Ikeda...

Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales iconResumen el presente trabajo propone un modelo pedagógico que a partir...

Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales iconPoema del presidente Ikeda

Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales iconEntrevista: podrás ver, leer, y escuchar diversas entrevistas relacionadas...

Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales iconEnsayos. En ellos reflexiona principalmente en torno a dos temas

Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales iconEsta nueva cifra resulta de la "mejora metodológica" para la medición...

Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales iconArte Vicente Aleixandre
«profesor». Hasta la prosa pura de sus Encuentros tiene calidades poéticas, dada su sensibilidad, el trazo exquisito y cuidado, el...

Una serie de ensayos del presidente Ikeda en los que reflexiona sobre sus encuentros con diversas figuras mundiales iconMe encantó que una persona ligada al proyecto del Presidente Chávez...






© 2015
contactos
l.exam-10.com