San fernando. El principio






descargar 64.52 Kb.
títuloSan fernando. El principio
página1/3
fecha de publicación23.09.2015
tamaño64.52 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3
Cronología – Xul Solar
SAN FERNANDO. EL PRINCIPIO
1887 - 1900

Oscar Agustín Alejandro Schulz Solari nace el 14 de diciembre –bajo el signo de Sagitario, con ascendente en Piscis–, en San Fernando, provincia de Buenos Aires, donde transcurre su infancia. Sus padres son Emilio Schulz Riga (Riga, Letonia, 1853 – Buenos Aires, 1925) y Agustina Solari (San Pietro di Roveretto, Italia, 1865 – Buenos Aires, 1958). A los siete años se enferma de fiebre tifoidea y, al año siguiente, su única hermana Sara fallece a los casi 4 años de edad por la misma enfermedad. Ingresa en la escuela primaria del colegio Francés Fermy, donde debe estudiar francés, italiano y latín. A partir de 1900 se cambia al Colegio Inglés. Comienza sus estudios de violín, pero los abandona luego de sufrir un accidente de caballo.

BUENOS AIRES. JUVENTUD
1901 - 1909

Con motivo del trabajo de su padre, la familia se traslada a vivir a la Capital, primero a la calle Juncal, luego a Beruti y, en 1903, a la calle Mansilla, a la vuelta del que años después será su domicilio definitivo. Xul ingresa a la escuela secundaria en el Colegio Nacional Sección Norte, ubicado en Libertad y Juncal.
Su padre, ingeniero, es nombrado Jefe Técnico de Talleres en la Penitenciaría Nacional, en 1903, cargo que ocupará durante veinte años. Xul no fue ajeno a los trabajos en la Penitenciaría, incluso existe constancia de que construye un muro dentro de sus instalaciones.
En marzo de 1905, Xul ingresa en la Facultad para estudiar arquitectura, pero abandona sus estudios a fines de noviembre de 1907.

LA MÚSICA

En 1906 Xul compra su primer piano. La educación familiar que recibe tiene una sólida base musical: su abuelo Alexander Schulz era compositor y de su padre Emilio hereda una cítara que aprende a tocar. El Archivo del Museo Xul Solar cuenta con varias fotos de su padre vestido de etiqueta para las veladas de gala del Teatro Colón. Entre las numerosas partituras conservadas se identifica una preferencia por las composiciones de Richard Wagner y de Johann S. Bach, especialmente por la ópera y la música sinfónica. Gracias a su profundo conocimiento de la materia, años después modificará no sólo el sistema de notación musical por uno más fácil de aprender y de tocar sino que intervendrá, con cambios estructurales, una celesta, un armonio y el piano de Lita, su esposa. En su extensa producción crea, además, una serie de obras con títulos que hacen referencia directa a la música: San Danza, Barreras melódicas, Cinco melodías, Coral Bach, Impromptu de Chopin, entre otras.
Hacia 1906 inicia una actividad que mantendrá hasta el final de su vida: la de recortar ilustraciones y artículos de diarios y revistas para pegarlos en hojas, que reúne en varias carpetas divididas según sus distintos intereses.
En 1908 trabaja por unos pocos meses en la Municipalidad de Buenos Aires.

1910 - 1911

En el año de la conmemoración del Centenario de la Revolución de Mayo, la aparición del cometa Halley en el cielo porteño –y la amenaza de que se estrellaría contra la tierra– alarma a los argentinos.
Débil de salud, Xul padece una anemia persistente.
Concurre habitualmente a los espectáculos musicales e introduce, al mundo de la música culta, a su amigo Juan de Dios Filiberto, quien evoca años después la noche inolvidable en que Xul lo lleva al Teatro Colón a escuchar la Novena Sinfonía de Beethoven. Asimismo, construye una amistad con el maestro italiano Vicente Scaramuzza, profesor de piano en el Conservatorio Nacional de Música de Buenos Aires que dirige Alberto Williams.
En unos fragmentos escritos, confiesa que su vocación se encuentra dividida entre la música y la pintura; también dice haber compuesto un poema musical dramático y realizado doce pinturas. Esta inquietud respecto de su vocación concuerda con la ocupación que declara en su libreta de enrolamiento del año 1911, donde escribe: pintor y músico.
Comienza a planear con su amigo Diego Luis Molinari el anhelado viaje a Europa.

DESTINO: EUROPA
1912

El viernes 5 de abril se embarca, con un pasaje de segunda, en el buque carguero inglés England Carrier. El primer destino es Londres, donde se queda por unos días para ir después a París y de allí a Turín, ciudad en la que permanece varios meses. En este período europeo, Xul se enriquece con experiencias, conoce a otros artistas, visita museos y galerías, librerías y bibliotecas. Se vuelca al estudio, a la investigación, a la astrología, asiste a reuniones filosóficas y religiosas.
Permanece en Europa hasta 1924. En la casa de su familia materna en la ciudad de Zoagli, San Pietro di Roveretto, cercana a Génova, tiene su punto de base, donde pasa los veranos y las fiestas. Desde allí recorrerá varias ciudades en la Europa de la Primera Guerra y la de entreguerras.
En Londres visita el British Museum donde compra A Short Guide to the American Antiquities in the British Museum y el Handbook to the Ethnographical Collections.
En Turín tiene su primer contacto con las vanguardias europeas a través del nuevo almanaque Der Blaue Reiter. Escribe una carta a su padre donde le relata su acercamiento al arte contemporáneo y sus avances en la técnica de la témpera. En ella dice: “hay cosas espantosas para los burgueses, cuadros sin naturaleza, líneas y colores sólo, por ejemplo así”, y esboza con tinta un cuadro de Kandisnky, agregando: “estoy satisfechísimo porque veo cómo yo solo, sin inspiración exterior de ninguna clase, he trabajado en la tendencia que será la dominante del arte más elevado del porvenir”. Para Der Blaue Reiter, la técnica predilecta ya no era el grabado, tradición alemana que se remonta principalmente a Durero, sino la acuarela. El objetivo común de los artistas, antes que un estilo, era explotar el rol del color, la liberación del principio de imitación, la simplificación de las líneas y el retorno a lo primitivo. En una de las esquinas de la carta delinea la obra Entierro que concreta en dos versiones, probablemente en 1914 y en 1915.

1913

En abril vuelve a Londres para recibir a su madre Agustina y a su tía Clorinda –sus “mamás”, como las denomina– que llegan desde Buenos Aires. Permanecen unos pocos días en el Court Hotel y luego pasan por París, visitan el Louvre, tienen la oportunidad de ver el ballet ruso y de allí parten hacia Zoagli. Sus mamás regresarán recién once años después a la Argentina. En una postal, Xul le escribe a su padre: “París es la ciudad más completa quizás. Las señoras han paseado por todo y ya conocen mucho”.

LA GUERRA
1914 – 1915

A principios de 1914, Xul visita nuevamente París. El ambiente político es confuso. El 28 de junio tiene lugar el atentado de Sarajevo y, en agosto, Alemania le declara la guerra a Francia. En octubre, el argentino regresa a Zoagli. De esta época son sus primeras obras influenciadas por el expresionismo, realizadas al óleo y en témpera: Nido de fénices y la primera versión de Entierro.
En enero de 1915 retorna a París para quedarse nueve meses. Los argentinos que compartieron su vida en esta ciudad, como Alfredo Guttero y el músico Vicente Forte, lo recuerdan envuelto en un poncho de rayas celeste y blanco, al lado de Picasso y Modigliani, libre, desinteresado, inasible, extraño, tierno y misterioso.
Compra un armonio que toca, según el testimonio del escultor Luis Falcini, en “el hueco de una escalera caracol, una especie de descanso donde apenas podía moverse con sus largas piernas…se enroscaba en su caja para hacerle sonar acordes…”.
Pinta en acuarela dos variantes sobre el tema Anjos y hace diversas interpretaciones de Ofrenda cuori. Relacionadas con el simbolismo, las obras contienen un hondo sentido místico.

CIUDAD DE FLORENCIA: PETTORUTI
1916

En julio viaja a Florencia, donde permanece hasta marzo de 1917. En esa ciudad conoce a Emilio Pettoruti (1892-1971). Juntos recorren varios países de Europa –Alemania, Italia, Francia– y encaran también la vuelta definitiva a la Argentina en 1924, con la idea de realizar una revolución en el arte local. Por su intermedio, Xul conoce a los artistas italianos Achille Lega, representante del futurismo toscano, y Piero Marussig (1879-1937), futuro integrante del grupo Novecento. En esta ciudad es donde Oscar Agustín Alejandro Shulz Solari cambia su nombre por el de Xul Solar, seudónimo con el que comenzará a firmar sus cuadros mucho después de 1918.
Desde 1916, las obras de Xul son combinaciones de signos y símbolos; crea un lenguaje verbal y visual particular que coincide con la búsqueda de sus intereses espirituales. Pinta: Paisaje Bunti.
En su exposición de la Gallería Gonnelli, Pettoruti incluye Luce-Elevazione, estudio del retrato de Xul Solar.

1917

En septiembre viaja a Milán y trabaja en el Consulado por pocos meses. Vuelve a esa ciudad en julio de

1918

En una postal a su padre, le escribe obedeciendo a la fonética castellana, pero sin hacer caso de la ortografía: “Fervientes votos de felicidad para ti juntamos a los deseos tantos de reverte después deste destierro ya muy largo ikiza cuando será la reunión de nuevo en la kerencia!”.
Pinta San Francisco.

PRIMERAS ARQUITECTURAS Y DECORACIONES
1918 – 1919

Viaja a Milán en julio. Crea, hasta aproximadamente los años 20, una serie de proyectos que denomina Bau o Estilos. Son arquitecturas imaginadas, montadas en pequeñas cartulinas que tienen elementos de una concepción mística y simbólica de diferentes culturas, muchas con características neogóticas semejantes a la arquitectura de catedrales como la de Milán y, otras, a la arquitectura sagrada de templos orientales. Dentro de esta misma serie hace escenografías y estudios de estilos fantásticos que abarcan columnas, capiteles, frisos. Otras son diseños que se acercan a las artes decorativas y que titula Décoras: jarros, vasos y tapices. Todos forman parte de la nueva concepción de los Omega Workshops que funcionaban en Londres y que seguramente Xul tuvo oportunidad de conocer. Estos talleres proponen la unión entre la arquitectura y las artes decorativas, el diseño de muebles y los objetos domésticos. Algunas de estas obras se titulan Ritmos, Proyecto, Catedral, Cine, Tapiz.
A fines de noviembre se declara la paz que pone fin a la Primera Guerra Mundial.
Durante 1919 viaja en diferentes oportunidades a Milán. En noviembre se instala en Londres, donde permanece hasta mayo de 1920. La correspondencia de la época –como la voluminosa adquisición de material de lectura– revela su vínculo con la Teosofía y su interés por el mundo de lo oculto.

EL NEOCRIOLLO
1920

El 26 de mayo va a Milán y de ahí parte hacia Venecia, para asistir a la Bienal, donde expone una obra su amigo Emilio Pettoruti. Le llama la atención una pintura de Boris Grigoriew y, en su cuaderno de notas, hace un boceto de la obra. A raíz de la primera incorporación de las vanguardias en la Bienal, en su catálogo de la exposición, Pettoruti anota con lápiz negro: “casi todo influencia cubismo, futurismo y todo cuanto termina en ismo...!”.
Xul expone en forma individual por primera vez en la ciudad de Milán en la Galería Arte, donde presenta setenta obras, entre ellas: San Francisco, Nido de fénices, Anunciación, Al Lussemburgo, Sol herido, además de sus décoras y sus proyectos arquitectónicos. Pettoruti escribe el texto del catálogo: “Hay un extraño misterio en éstas [obras], sus fantásticas visiones, en las que la imaginación, sin ningún control de la realidad… parece que mirara en espacios privilegiados y descubriera todo un mundo de fantasmas y de sugestiones ignotas”. Comparte la exposición con el escultor italiano, Arturo Martini. La muestra se extiende del 27 de noviembre al 16 de diciembre.
En estos años comienza a incorporar, en sus pinturas, letras, signos y palabras en neocriollo, una lengua artificial con bases del español y del portugués, las dos lenguas más habladas en América del Sur, destinada a convertirse en el idioma de comunicación entre los habitantes de América Latina. Para Xul, los neocriollos son los que redefinirán la relación entre América y Europa, al retomar la cultura americanista.

1921

En mayo visita Roma, donde Pettoruti presenta obras en la Esposizione Nazionale della Cità di Roma; a fin de año, viaja a Alemania. Piero Marussig le hace un retrato a cambio de una acuarela suya.
En octubre concurre a los Münchener Kunstwerkstätten fundados por Wilhelm von Debschitz –Talleres de Arte y Enseñanza de Artes Decorativas de la ciudad de Munich–, conocidos por sus célebres métodos y conceptos. Allí asistió Ernst Ludwig Kirchner y estudió y trabajó Paul Klee. Durante su permanencia en Munich (1921-1923), Xul se relacionó con Hans Reichel (amigo de Klee), con su esposa Olga y con la joven Elena Alberti, quienes constituyeron otro núcleo importante entre sus amistades y con los que mantendrá una estrecha relación escrita durante varios años.
Pinta Penitentes, Alma das pirámides, Cine, Salve, Dos caras, Lago Monti.
 
ALEMANIA: KELHEIM, MUNICH, STUTTGART
1922 - 1923

Estos son años de gran creatividad para Xul. El rol del color y la simplificación de las líneas y los planos, el agregado de letras y números corresponden a una nueva forma de abordar la imagen al sugerir un espacio con perspectiva y profundidad. Osvaldo Svanascini ha señalado la madurez en su pintura y la existencia de una etapa armónica donde aparece su cualidad de colorista. La técnica de la acuarela le permite lograr transparencias y veladuras, colores con riqueza de tonos y matices. Pinta sus obras valorizando las transparencias, diluyendo la frontera entre lo de afuera y lo de adentro, en una clara actitud de espiritualidad, como en Ña diáfana o en Tú y yo.
Incorpora nuevos signos a sus obras: banderas, inscripciones enigmáticas, letras y números que responden a una simbología oculta, cabalística y personal. Entre su extensa y rica iconografía, la serpiente, que usa con frecuencia en esta etapa, ha sido considerada por las fraternidades herméticas desde tiempos remotos como símbolo de la sabiduría.
Durante el verano, Xul pasa sus vacaciones con Elena Alberti en un antiguo monasterio, propiedad de la familia transformado en hotel, cerca de Kelheim. Desde allí tiene oportunidad de visitar distintas ciudades.
A fines de marzo de 1923, Pettoruti expone en la galería Der Sturm; Xul redacta el prólogo que, finalmente, por falta de traductor no se publica. Escribe a sus “mamás”: “Queridas viejas chatas: Emilio se fue a Berlín para su exposición. Me hizo un gran retrato todo cuadrado. (Hará efecto en B.AS)”. Se trata de Retrato de Xul Sol que le hace Pettoruti en el año 20.
La idea de volver juntos al país aparece en una postal dirigida a sus mamás: “haremos gran golpe”, el de llevar el arte vanguardista a la Argentina. El detonante es el envío oficial a la Bienal de Venecia de 1922 que Pettoruti califica de “mamarracho”, un arte pompier y academicista alejado de los nuevos movimientos que se ven en Europa. El regreso es una apuesta a las raíces nacionales, un proyecto americanista que Xul concreta en obras como Nana Watzin, Chaco, Tlaloc.
Viaja en enero a Munich. En marzo, interesado en la antroposofía, asiste y toma cuidadas notas de las conferencias de Rudolf Steiner en la ciudad de Stuttgart. El tema estaba relacionado con la educación y el arte, la vida, la moral y el lenguaje. Su interés se fundamenta en la mirada que tiene la antroposofía en sus contenidos filosóficos, artísticos, religiosos y espirituales. Compra varios libros de Steiner que lleva a Buenos Aires. En 1961 le dedica una grafía donde se puede leer: “Rudolf Steiner / Sabio / Lume/ Norma/ San Norma Guru”, que, traducido del neocriollo, significa: “Sabio, Iluminado, Norma, Santa Norma, Maestro Espiritual”.
En diciembre, el diario La Razón difunde “Pettoruti y el desconcertante futurismo”, crítica escrita por Xul, quien se refiere a su amigo como al “único desertor en esa caravana artística que las naciones americanas envían a Europa… la personalidad de una raza nueva con visiones ancestrales”. No firma como Xul Solar sino que elige el seudónimo de J. Ramón.
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

San fernando. El principio iconLiteraktum 2013 alberto san juan eta fernando egozkue

San fernando. El principio iconFernando Contreras Castro nació en San Ramón, el 4 de enero de 1963

San fernando. El principio iconDiscursos leídos ante la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en la recepción

San fernando. El principio iconDe la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando Ex-Presidente...

San fernando. El principio iconFue el doctor Jacobo Silberman un acendrado docente de la facultad...

San fernando. El principio iconPrograma oficial de las fiestas de san juan y san pedro 2011

San fernando. El principio iconPrograma san juan y san pedro 2008 viernes, 13 de junio

San fernando. El principio iconCentro educativo san isidro san pelayo córdoba

San fernando. El principio icon19-09-59. San Pedro Sacatepéquez, San Marcos, Guatemala

San fernando. El principio iconDirección via san bernardo barrio san francisco






© 2015
contactos
l.exam-10.com