Programación de aula






descargar 0.96 Mb.
títuloProgramación de aula
página14/30
fecha de publicación20.09.2015
tamaño0.96 Mb.
tipoPrograma
l.exam-10.com > Documentos > Programa
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   30

ACTIVIDADES Y SUGERENCIAS DIDÁCTICAS





  • Proponer a los niños que observen durante unos instantes la ilustración inicial de la página 86. Preguntar en qué lugar ocurrirán los sucesos de la historia y cómo lo han reconocido. Luego, pedir a los alumnos que lean el título e imaginen qué tendrá que ver con el cuento.




  • Antes de la lectura, comentar a los alumnos que van a leer una historia originaria de Persia, antiguo nombre de Irán. Si se considera conveniente, mostrarles en un mapamundi su ubicación y la de España. Seguidamente, leer en voz alta la información que se ofrece en el margen izquierdo. Preguntar a los alumnos qué es una leyenda.




  • A continuación, pedir a un alumno que leer el apartado Diccionario. Proponer la invención oral de oraciones que contengan las palabras de esa sección.




  • Con respecto al Vocabulario ortográfico, pedir a los niños que lean las palabras varias veces, que las memoricen como si fuese la letra de una canción con una música que les guste, y luego, sin ver el libro, las escriban en un papel procurando no cometer faltas de ortografía. Por último, ellos mismos pueden revisar la ortografía. Si se cree conveniente, preguntarles por la música que imaginaron.




  • Hacer que los niños realicen una primera lectura en silencio y subrayen las palabras cuyo significado desconozcan y no logren deducir mediante el contexto. Después, aclarar el significado de esas palabras.

A continuación, pedir a los alumnos que lean en voz alta y en cadena. Hacer énfasis en que deben cuidar la pronunciación y la entonación. El profesor puede leer algún párrafo primero sin cuidar esos aspectos y luego cuidándolos, para que los alumnos aprecian las diferencias


  • Tras la lectura, permitir que los niños expresen libremente su opinión sobre el cuento: si les ha gustado o no, qué les ha parecido el comportamiento de los animales y del Sol y la Luna, qué parte del cuento les agrada más...




  • Hablar sobre el significado de expresiones. Preguntar a los alumnos si conocen el significado de las expresiones relacionadas con el sol y la luna que aparecen en las siguientes oraciones:

  • Hoy pica mucho el sol. (Picar el sol.)

  • ¡Pobre Alfredo, ayer trabajó de sol a sol! (Trabajar de sol a sol.)

  • Por ti soy capaz de todo, puedes pedirme la luna. (Pedir la luna.)

  • El niño no nos oyó cuando lo llamamos. Estaba en la luna. (Estar en la luna.)

Proponer inventar otras oraciones que las contengan.


  • Un eclipse de Sol. Explicar a los niños de forma sencilla qué es un eclipse de Sol. Puede basarse en la siguiente información:

El eclipse de Sol se produce cuando la Luna se sitúa entre el Sol y la Tierra impidiendo que recibamos la luz del Sol. Por eso, cuando el eclipse es total, en lugar del Sol, observamos un disco oscuro en el cielo.

Una vez dada esta información, pedir a los alumnos que localicen la parte del cuento leído en que se describe un eclipse de Sol: Pero, de repente, el Sol se situó detrás de la Luna y todo se puso muy oscuro. ¡Parecía que se hacía de noche en pleno día!


  • Antes de pedir a los niños que resuelvan la actividad 1 de la página 88, conviene que el profesor lea primero las oraciones, para que su lectura les sirva de modelo.




  • El profesor puede solicitar a los alumnos que en la actividad 2 ejemplifiquen sus respuestas con fragmentos extraídos del texto.




  • Con respecto a la actividad 6, explicar a los alumnos que al dar su opinión sobre algo deben evitar expresiones como porque sí. Recordarles que deben respetar las opiniones diferentes a las suyas.




  • En la actividad 1, comentar que hay un sustantivo que puede nombrar tanto un animal como un objeto y dar unos minutos para que los niños adivinen cuál es esa palabra. Después, si no lo han adivinado, decirla (ratón).




  • Si en la actividad 2 algún niño copiara alguna palabra que no sea un sustantivo, preguntarle qué animal, persona o cosa nombra para que se dar cuenta de que no se trata de un sustantivo.




  • Para la realización de las actividades 7 y 9, comentar a los niños que es posible que necesiten volver al cuento de la unidad. Hacerles ver que este tipo de lectura, en caso de tener que realizarla, es diferente a la que llevan a cabo para comprender el cuento (pues se trata de buscar o comprobar palabras concretas).




  • Hay alumnos a los que les cuesta más mantenerse atentos a las explicaciones. Después de haber explicado qué son los sustantivos y cómo se reconocen, preguntar lo que ha contado a algún niño que se distraiga fácilmente. Si el niño dudara, intentar guiarlo con preguntas y elogiar sus aciertos. Puede ser una manera de incorporarlos al desarrollo de la clase.




  • Se puede ampliar la actividad 5 de la página 89 preguntando el significado de medianoche y de mediodía. Pedir otros ejemplos de palabras compuestas y analizar en la pizarra cómo están formadas.




  • En relación con la actividad 6, se puede pedir a los alumnos que expliquen por qué las palabras que han escrito son compuestas y por qué palabras está formada cada una de ellas.




  • Formar palabras compuestas. Escribir en la pizarra las siguientes listas de palabras. Pedir a los alumnos que combinen palabras de ambas columnas para formar palabras compuestas.

  • cuenta manchas

  • pisa papeles

  • quita educado

  • mal gotas

Luego, conversar con los niños sobre el significado de las palabras resultantes.


  • Uno de los objetivos gramaticales de la Educación Primaria es el reconocimiento de las principales clases de palabras.

Como introducción, comentar a los alumnos que todas las palabras pertenecen a diferentes clases o grupos, que tienen unas características en común. Así, hay sustantivos, adjetivos, artículos, verbos… Preguntarles si les suenan esos términos y si saben a qué se refieren.

Luego, explicar que en esta unidad van a aprender qué son los sustantivos y estudiarán también dos de las clases de sustantivos.


  • Si se considera oportuno, esta vez se puede pedir a los niños que lean en silencio, individualmente, los dos epígrafes sobre el sustantivo de la página 90. Comentar que es muy importante que anoten las dudas que les surjan para luego consultarlas. Cuando los niños hayan acabado de leer, preguntar qué han entendido y explicar la información. Luego, hacer que algún niño lea en voz alta el recuadro.




  • A propósito de la diferencia entre sustantivos comunes y propios, el profesor puede escribir en la pizarra un sustantivo común, como niña, y un posible nombre propio: Lucía. Hacer lo mismo con un animal: perro, gato… y un sustantivo propio para esos animales (Tobi, Garras…). O los sustantivos comunes ciudad, pueblo, mar, río, montaña y nombres propios que correspondan a esos lugares (Madrid, Villaconejos, Mediterráneo, Tajo, Everest…).

De esa manera, los niños entenderán mejor la definición de nombre propio.


  • Buscar sustantivos. Dividir la clase en grupos de cuatro o cinco alumnos. Cuelgue en algún lugar visible del aula una lámina (o aprovechar alguna que ya esté expuesta en la pared) o una fotografía en la que aparezcan muchos objetos y/o personas y/o animales. Pedir a los niños que busquen los objetos, personas y animales que haya y que escriban en una hoja sus nombres, es decir, sustantivos. Dar unos minutos para la búsqueda y, luego, pedir a cada grupo que lea los sustantivos que ha escrito. El grupo que más sustantivos haya escrito será el ganador.




  • Definir y adivinar sustantivos. Realizar esta actividad oralmente y en cadena. Puede empezar el profesor: dirigirse a un niño y definir un sustantivo que se refiera a un objeto que esté en el aula. Por ejemplo: Objeto que sirve para colgar ropa (percha). El niño al que le ha tocado adivinar definirá otro sustantivo y el siguiente compañero tendrá que adivinarlo. Y así sucesivamente.




  • La regla ortográfica referida al uso de j delante de a, o, u, no supondrá ninguna dificultad para los alumnos, pues en este caso no hay posibilidad de equívoco entre j y g. Sin embargo, al no existir una norma general relativa al uso de g o de j ante las vocales e, i, es conveniente que los niños realicen actividades dirigidas a reforzar la memoria visual de términos con je, ge, y ji, gi. Estas pueden consistir, entre otras, en la realización de dictados, la producción de oraciones, la elaboración de murales o de bancos de palabras con términos que contengan esas sílabas.




  • Pedir a los alumnos que lean en voz alta el texto inicial de la página 92 y que se fijen en las palabras destacadas. Hacerles ver que todas ellas contienen el sonido J.




  • La primera actividad se puede resolver primero de forma oral. A continuación, leer el recuadro informativo en el que aparece la regla y pedir a los niños que comprueben si se cumple esta norma en las palabras que han clasificado.




  • Ampliar la actividad 6 preguntando por qué las palabras judías y rojas se escriben con j.




  • Una vez realizada la actividad de ¿Cómo se escribe?, dictar las seis palabras de la sección que han estudiado hasta el momento. Proponer a los niños que intercambien el cuaderno con un compañero, y corrijan su dictado.




  • Adivinar palabras con el sonido J. Escribir en la pizarra ja, je, ge, ji, gi, jo, ju. Pedir a los alumnos que piensen en palabras que contengan el sonido J. Un alumno expresará en voz alta el significado de una palabra sin decirla, por ejemplo: Es una plantita verde que sirve para dar sabor a las comidas. Seguidamente, escribirá en la pizarra las letras inicial y final de la palabra, por ejemplo, p_ _ _ _ _l. Los compañeros tratarán de adivinar de qué palabra se trata (perejil). Recordarles que tienen otra pista: la palabra contiene el sonido J.

Después, el alumno que definió la palabra la escribirá en la pizarra. Por último, todos comprobarán si está bien escrita.


  • Dictado. Gema y el genio aburrido.

La tienda de Gema es pequeña, pero en ella cabe de todo: enormes jirafas de peluche, pájaros de juguete, tarjetas, joyeros, cojines con girasoles bordados, tiestos con geranios…

Gema me contó que un día un genio le compró un juego de ajedrez.

Dijo que era para entretenerse ¡dentro de su lámpara!


  • Hacer que un niño leer en voz alta las oraciones y explicar que tienen el mismo significado. Comentar que solo determinados elementos oracionales (ciertas palabras o grupos de palabras) tienen esa «movilidad». Después de resolver las actividades, puede escribir algunos adverbios (aquí, luego, siempre…) o grupos de palabras que puedan funcionar como complementos circunstanciales. A continuación, pedir a los niños que escriban oraciones con esos elementos. Luego, los cambiarán de lugar en sus oraciones.




  • En Escuchar (página 95) se propone un trabajo sumamente interesante: tomar nota de los datos más significativos de un texto oral. Aunque a lo largo de su vida escolar los alumnos tendrán que ir perfeccionando esta habilidad, conviene que se inicien en ella a estas edades. Presentar el trabajo que van a realizar. Decirles que van a escuchar dos textos con información sobre las medusas y los delfines, respectivamente. Si se considera oportuno, y para facilitarles la tarea a los alumnos, se puede copiar en la pizarra el esquema del libro.




  • Para la realización de la actividad de Hablar, se puede pedir a los niños el día anterior que traigan de casa un trabalenguas, un poema o algún chiste, y que practiquen la lectura del texto elegido. Comentar que para buscar el texto, pueden pedir ayuda a alguien de su familia. Si es posible, procurar que todos los niños lean su texto en clase.




  • Cambiar significados de oraciones. Comentar a los niños que, algunas veces, si cambiamos el orden de palabras en una oración, esta cambia de significado. Puede proponer el siguiente ejemplo:

  • El médico receta al paciente. El paciente receta al médico.

Pedir a los alumnos que escriban en su cuaderno alguna oración parecida a la del ejemplo, de modo que al cambiar de orden algunas palabras, cambie el significado. Por ejemplo:

  • El perro mordió al niño. El niño mordió al perro.

  • Rosa soñó con Blancanieves. Blancanieves soñó con Rosa.




  • Recitar un trabalenguas. Si se considera oportuno, se puede pedir a los niños que reciten cada vez más deprisa, este trabalenguas con el sonido R fuerte.

El perro de San Roque

no tiene rabo

porque Ramón Rodríguez

se lo ha cortado.


  • Recitar un trabalenguas. Se puede ampliar la actividad 2 de la página 96 pidiendo a los niños que añadan otros ejemplos de palabras compuestas que se les ocurran.




  • Ampliar la actividad 5, proponiendo a los niños que escriban palabras con el sonido J al principio, en medio o en la última sílaba.




  • La actividad 7 de la página 97 tiene un doble objetivo: por una parte, se trata de escribir palabras que contienen sonidos estudiados (K, G suave, Z y J); por otra, de practicar el orden alfabético ordenando las palabras según ese criterio.




  • Antes de que los niños realicen la actividad 8, asegurarse de que recuerdan qué son las palabras monosílabas, bisílabas, trisílabas y polisílabas. Se puede pedir a algún voluntario que se lo explique al resto de la clase.




  • El objetivo del apartado Soy capaz de... de la página 97 es que los niños comprendan que dos textos similares pueden ser muy diferentes, simplemente, con cambiar algunas palabras. Solo una lectura detallada de los dos textos permite reconocer sus diferencias.

Animar a los alumnos a ir leyendo con mucha atención cada texto y comparar con el otro los diferentes detalles.

Puede ser una buena idea que les decir a los niños que, además de subrayar en la receta de Sara los detalles en los que difiere de la de Julián, intenten recordar qué ponía en esta.


  • Más dictados. ¡Qué mejilla tan roja!

Era un jueves del mes de julio, en la playa el mar estaba un poco agitado. El Sol se sentía generoso y repartía su calor a todos.

Jaime y Jorge hacían gimnasia en la arena. De pronto, Jaime empezó a reír a carcajadas:

– ¡Jorge, qué color has cogido! ¡Tienes una mejilla rojísima! Y la otra, blanca como la nieve…


  • Para continuar repasando los contenidos de la unidad, puede llevar a cabo estas actividades:

  • Pedir a los alumnos que definan las palabras apaciblemente y quehaceres.

  • Proponer a los niños que escriban dos oraciones que cumplan estos requisitos:

  • Contiene dos sustantivos comunes.

  • Escribir en la pizarra un breve texto que contenga palabras con el sonido J, pero sin escribir las letras j, g, para que los alumnos completen las palabras.



Actividades específicas para desarrollar otras competencias básicas:
Competencia social y ciudadana

  • A partir de la conducta de los animales del cuento, hacer que los alumnos conversen sobre las normas de convivencia y el respeto a las opiniones de los otros. Formular preguntas, como estas: ¿Qué hacían los animales: respetaban a los que tenían opiniones distintas a las suyas o se peleaban con ellos? ¿Qué hacían cuando peleaban? ¿Qué crees que deberían hacer en lugar de pelear y enfadarse?


Interacción con el mundo físico

  • En un momento del cuento, el Sol tarda mucho tiempo en ponerse y el día se alarga demasiado, por lo que todo el mundo desea la llegada de la Luna para descansar. Hablar con los niños sobre la necesidad de dormir durante la noche un número suficiente de horas para tener energía al día siguiente.




  • Comentar a los alumnos que hay muchos animales que viven en el agua. Decirles que algunos de ellos están en peligro de extinción (las tortugas marinas, las ballenas…). Comentar que es muy importante evitar la contaminación del mar para preservar a estos animales. Además, también es necesario controlar el volumen de la pesca y cuándo se lleva a cabo.




  • Las dos recetas que los alumnos deben comparar le servirán para introducir en clase el tema de la alimentación. Preguntar a los niños si les gustaría probar el refresco que se propone y por qué.

Dejar que hablen libremente durante unos minutos sobre sus preferencias en relación con la comida.

Luego, explicar a los niños la necesidad de mantener una dieta equilibrada que incluya alimentos variados. Animarlos a probar nuevos sabores y a no rechazar ningún alimento que no hayan probado.
Competencia cultural y artística

  • Proponer a los niños la elección de dos de los animales del cuento y pedir que elaboren una escena en plastilina en la que los representen conversando. Decirles que los animales no tienen por qué ser como los de la ilustración del texto.


Competencia matemática

  • Pedir a los niños que hagan una lista de los números cardinales del uno al veintinueve cuyos nombres sean palabras compuestas (dieciséis, diecisiete, dieciocho, diecinueve, veintiuno, veintidós, veintitrés, veinticuatro, veinticinco, veintiséis, veintisiete, veintiocho, veintinueve). Destacar el hecho de que hasta el treinta, todos los números se escriben en una sola palabra.


Aprender a aprender

  • Hay alumnos a los que les cuesta más mantenerse atentos a las explicaciones. Después de haber explicado qué son los sustantivos y cómo se reconocen, preguntar por lo que acaba de explicar a algún niño que se distraiga fácilmente. Si el niño dudara, intentar guiarlo con preguntas y elogiar sus aciertos. Puede ser una manera de motivarlos a permanecer atentos.




  • Preguntar a los niños por las actividades que suelen realizar en el apartado ¿Cómo se escribe? (mirar la palabra y recordarla sin mirar, volver a imaginarla y escribirla). Preguntarles si creen que la repetición de ese proceso los ayuda a recordar luego cómo se escribe cada palabra.


Autonomía e iniciativa personal

  • A partir del poema de la actividad 4 de la página 93, donde una anciana jirafa teje porque le gusta, hablar con los niños sobre sus hábitos de ocio. Hacerles preguntas como ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? ¿Tienes alguna afición como dibujar, ir en bicicleta, coleccionar algo...?




  • Pedir a los niños que una vez que hayan realizado las actividades en su cuaderno, revisen la presentación y limpieza de sus trabajos.


1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   30

similar:

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula






© 2015
contactos
l.exam-10.com