Espiritualidad misionera según la encilica "redemptoris missio"






descargar 122.9 Kb.
títuloEspiritualidad misionera según la encilica "redemptoris missio"
página2/2
fecha de publicación19.09.2015
tamaño122.9 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2
A modo de conclusión
La espiritualidad misionera descrita por Redemptoris Missio tiene suma actualidad por su dimensión cristológica, pneumatológica, eclesiológica, contemplativa, antropológica y mariológica. Estas dimensiones, armónicamente relacionadas, ayudan a precisar y profundizar en el sentido y en los contenidos de la "espiritualidad misionera".
La encíclica, después de exponer y motivar los contenidos de la espiritualidad misionera, termina con una nota de esperanza, que es siempre de confianza, de audacia y también de reto: "Nunca como hoy la Iglesia ha tenido la oportunidad de hacer llegar el Evangelio, con el testimonio y la palabra, a todos los hombres y a todos los pueblos. Veo amanecer una nueva época misionera, que llegará a ser un día radiante y rica en frutos, si todos los cristianos y, en particular, los misioneros y las jóvenes Iglesias responden con generosidad y santidad a las solicitaciones y desafíos de nuestro tiempo" (RMi 92).
La condición es, pues, de respuesta generosa, concretada en renovación personal y comunitaria, que es la quinta esencia de la "espiritualidad misionera". Por esto, la Iglesia se siente invitada a vivir intensamente en Cenáculo con María: "Como los Apóstoles después de la Ascensión de Cristo, la Iglesia debe reunirse en el Cenáculo con « María, la madre de Jesús » (Act 1, 14), para implorar el Espíritu y obtener fuerza y valor para cumplir el mandato misionero. También nosotros, mucho más que los Apóstoles, tenemos necesidad de ser transformados y guiados por el Espíritu" (RMi 92).
Hemos querido relacionar la "espiritualidad misionera", en su dimensión mariana, tal como se describe en la encíclica Redemptoris Missio, con el la dimensión misionera de la Virgen de Guadalupe. En efecto la Virgen del Tepeyac recuerda a todos los creyentes que ella ya se encuentra en el corazón de todos los pueblos y de toda las culturas, esperando poder dar a luz a Jesús en sus corazones. Sólo faltan misioneros al estilo de San Juan Diego o de tantas figuras misioneras (hemos aludido a figuras mexicanas), que han querido saldar la cuenta que tienen con la Virgen, escuchando de nuevo su mensaje materno: "No estoy yo aquí, que soy tu Madre?". De este modo ella fue fiel cumpliendo el encargo de Cristo en la cruz: "He aquí a tu hijo" (Jn 19,26).
Por nuestra parte, estamos invitados a escuchar la encomienda del Señor: "He aquí a tu Madre" (Jn 19,27). Pero para poder decir "María de Guadalupe, es mi Madre", es necesario aceptar su invitación ("hagan lo que él les diga": Jn 2,5) y consecuentemente cumplir el mandato misionero del Señor (de evangelizar a todos los pueblos) con la actitud y el "amor materno" de María, porque ella "es el ejemplo de aquel amor maternal con que es necesario que estén animados todos aquellos que, en la misión apostólica de la Iglesia, cooperan a la regeneración de los hombres" (RMi 92; cfr. LG 65). La "memoria" de María equivale a la toma de conciencia de su presencia activa y materna. Así le podremos decir "si tú vienes conmigo, voy".
------------------------------

Bibliografía sobre la espiritualidad misionera:
Libros:

L.A. CASTRO, Espiritualidad misionera (Bogotá, Paulinas, 1993); Idem, El gusto por la misión, Manual de Misionología (Bogotá. CELAM, 1994) 9.2; N. CONTRAN, La espiritualidad misionera, en: Seguir a Cristo en la misión. Manual de misionología (Estella, Verbo Divino, 1998) 121-128; J. ESQUERDA BIFET, Espiritualidad misionera (Madrid, BAC, 1982); Idem, La espiritualidad misionera, en: La misionología hoy (Buenos Aires, Ed. Guadalupe, 1988) 566-588; Idem, Teología de la evangelización (Madrid, BAC, 1995) cap. X-XI; S. GALILEA, Espiritualidad de la evangelización, según las bienaventuranzas (Bogotá, CLAR, 1980); Y. RAGUIN, Espíritu, hombre, mundo (Madrid, Narcea, 1976).
Artículos:

E. BAREA, Espiritualidad y misión evangelizadora: Confer 22 (1983) 225-274; J. ESQUERDA BIFET, Nueva evangelización y espiritualidad misionera (en el inicio del tercer milenio): Studia Missionalia 48 (1999) 181-201; A. PEÑAMARÍA, El designio salvador del Padre, presupuestos teológicos de espiritualidad misionera: Estudios Trinitarios 17 (1983) 407-425; G. RODRÍGUEZ MELGAREJO, ¿Una mística de la evangelización?: Teología 24 (Bs. Aires, 1987) 59-93; K. WOJTYLA, La evangelización y el hombre interior: Scripta Theologica 11 (1979) 39-57; F. ZALBA, Espiritualidad misionera: Rev. Teológica Limense 18 (1984) 371-382.


1     Ver estudios actuales sobre la espiritualidad misionera, al final de esta publicación.

2     El texto conciliar de GS 22 queda comentado ampliamente en la primera encíclica de Juan Pablo II: RH 8, 13, 18. Y él mismo explicó el por qué de su predilección por este texto conciliar: "Son palabras que aprecio mucho y que he querido volver a proponer en los pasajes fundamentales de mi magisterio. Aquí se encuentra la verdadera síntesis que la Iglesia debe tener siempre presente cuando dialoga con el hombre de este tiempo, como de cualquier otro" (Discurso en la clausura del congreso internacional sobre la aplicación del Vaticano II: L'Osservatore Romano, español, 3 de marzo de 2000, p. 4).

3     Cabe recordar la comparación de los contenidos de Redemptoris Missio, con los del decreto Ad gentes y de la exhortación Evangelii Nuntiandi: : AG 23-27 (los misioneros, virtudes, vocación); EN 74-82 (el espíritu de la evangelización, fidelidad al Espíritu, autenticidad, unidad, verdad, celo apostólico, María); RMi 87-92 (la espiritualidad misionera, fidelidad al Espíritu, comunión íntima con Cristo, amar a la Iglesia y celo apostólico como Jesús, santidad, en cenáculo con María).

4     Con ello se ratifica la afirmación conciliar "espiritualidad misionera" (AG 29), que es también de la Constitución Apostólica "Pastor Bonus" (art. 86), como una traducción de la expresión "espíritu misionero" (ibídem, 87) y del "espíritu de la evangelización" (EN cap.VII).

5     El documento cita la frase literal de Juan Pablo II: "Un maravillosamente ejemplo de evangelización inculturada" (Juan Pablo II, Discurso inaugural de la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, Santo Domingo, 12 de octubre de 1992, 24: AAS 85 (1993), 826.

6     Continúa Juan Pablo II: "La aparición de María al indio Juan Diego en la colina del Tepeyac, el año 1531, tuvo una repercusión decisiva para la evangelización. Este influjo va más allá de los confines de la nación mexicana, alcanzando todo el Continente. Y América, que históricamente ha sido y es crisol de pueblos, ha reconocido en el rostro mestizo de la Virgen del Tepeyac, en Santa María de Guadalupe, un gran ejemplo de evangelización perfectamente inculturada" (EAm: 11; cfr. n.70).

7     Tengo en cuenta, entre otras muchos figuras mexicanas, unas pocas que he leído o estudiado con más detención: José Antonio Plancarte y Labastida (Abad de Guadalupe), Concepción Cabrera de Armida, Ana María Gómez, María Auxilia de la Cruz, Mons. Luís Mª Martínez, Pablo Guzmán, Mons. Ramón Ibarra y González, San Rafael Guízar y Valencia, San José María Yermo y Parres, M. María Inés-Teresa Arias, etc.

8     M. Inés (Manuelita de Jesús), nació el 7 de julio de 1904 en Ixtlán del Río, Nayarit (México). Ingresó en la vida religiosa claustral (Clarisas) en 1929 (California y luego México, donde ella fue Consejera, Secretaria y Maestra de novicias). La fundación del convento de Cuernavaca fue en 1945, con decreto aprobatorio de la Santa Sede, en vistas a transformarse en Instituto misionero. La comunidad se transformó definitivamente, por Decreto Pontificio (1951), en "Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento". Murió en Roma, el 22 de julio de 1981. Ha dejado una familia misionera de religiosas, sacerdotes y laicos esparcidos en los cinco continentes. Ha dejado un abundante legado espiritual manuscrito, de gran riqueza espiritual y misionera: Cartas, Consejos y Reflexiones, Estudios y Meditaciones, Experiencias Espirituales, Ejercicios Espirituales... Ver algunos datos biográficos más en: J. ESQUERDA BIFET, Hacer de la vida un himno, semblanza biográfica... (Roma, 1984); L.M. HERNÁNDEZ, María Inés Tersa Arias, una misionera en la contemplación y en la acción (Monterrey, Van-Clar, 2001). Sobre la doctrina de M.Inés, ver las voces respectivas en el Diccionario Doctrinal de M. María Inés-Teresa Arias (México, 2004). Estudios sobre la misión y contemplación, en: Sendero espiritual de Madre María Inés-Teresa Arias (Roma, 2001).

9     El documento "María es mi Madre" se encuentra en: Experiencias Espirituales, pp.59-60. En él describe ampliamente su experiencia mariana ante el cuadro de la Virgen de Guadalupe. El hecho a que alude se repite con ligeras variantes en: Estudios, p.307 (donde habla de "los días 8 al 12 de diciembre" y acentúa "sobre todo el día 12").

10     Ejercicios, sin año preciso, después de 1945, p.493, fol.914-915. La narración se repite con los mismos contenidos, salvo algunos matices, en carta de dirección espiritual, octubre 1942. También en la Lira, 2ª parte, cap.X (no habla expresamente de ella misma y acentúa la aplicación a la familia misionera). Ver también Estudios, pp.307-308.

11     Ejercicios de 1950, p. 460, fol.886. En una nota íntima de los años 1930 y siguientes, había escrito: "Siento grandes deseos de ser misionera, de compartir con los misione­ros sus trabajos apostólicos; ya que esto no me es dado (por ahora, pues presiento que algún día se me dará)" (Experiencias Espirituales, p. 25, fol 466).

12     Ver el documento en Estudios, pp.307-318. Hay que observar algunas palabras ("infieles", "paganos", etc.) corresponden a la terminología de la época, también de las encíclica misioneras. No tiene sentido despectivo, sino de "carencia de fe cristiana".

13     El escudo de 1946 lo explica M.Inés, en sentido guadalupano y eucarístico, en el documento "Adveniat Regnum tuum" (Estudios, 294-298) y también en carta a Mons. Ignacio Márquez (20 marzo 1946): "La dulce Morenita, ostentando su maternal cariño, que se trasluce en esa mirada indefinible, llena de ternura, la cual está resuelta a impartir a sus hijos infieles. Es a ella a quien van dirigidas las palabras de arriba: Si venis mecum, vadam".

14     El "Congreso" a que se refiere podría ser uno de los muchos que se celebraron en aquella efemérides o posteriormente. Entre los años 1928-1955 hubo Congresos Guadalupanos y Coronaciones en algunos países latinoamericanos, en Estados Unidos, en España, Roma, etc. En el año 1945 hubo un Congreso Nacional Guadalupano (50º de la coronación pontificia, 1895-1945). En el año 1950 se celebró un Congreso Iberoamericano Guadalupano en España. Ver otros datos en Enciclopedia Guadalupana Temática (de Xavier Escalada, 1995).

15     La presentación de la figura misionera de M.Inés, en relación con la Virgen de Guadalupe, que acabo de hacer en esta conferencia, es un resumen de un estudio más amplio que será publicado como introducción a un librito "ad usum privatum": María es mi Madre. Vamos, María (lista de documentos monográficos de M.Inés sobre la Santisima Eucaristía) (Roma y Cuernavaca, Misioneras Clarisas, julio, 2006).
1   2

similar:

Espiritualidad misionera según la encilica \"redemptoris missio\" iconEspiritualidad y disponibilidad misionera del sacerdote segun la...

Espiritualidad misionera según la encilica \"redemptoris missio\" iconObra de la Infancia y Adolescencia Misionera en Venezuela

Espiritualidad misionera según la encilica \"redemptoris missio\" iconEl corazon materno de maria, memoria de la iglesia misionera

Espiritualidad misionera según la encilica \"redemptoris missio\" iconFamilia misionera que forma apostoles convencidos de cristo. 5

Espiritualidad misionera según la encilica \"redemptoris missio\" iconEfam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

Espiritualidad misionera según la encilica \"redemptoris missio\" iconLa espiritualidad

Espiritualidad misionera según la encilica \"redemptoris missio\" iconEscultismo y espiritualidad

Espiritualidad misionera según la encilica \"redemptoris missio\" icon) Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas,...

Espiritualidad misionera según la encilica \"redemptoris missio\" iconColosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías...

Espiritualidad misionera según la encilica \"redemptoris missio\" iconCharlas sobre la espiritualidad






© 2015
contactos
l.exam-10.com