Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar






descargar 0.56 Mb.
títuloInfluencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar
página1/12
fecha de publicación19.09.2015
tamaño0.56 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


Miguel Fernández Gómez

UB 13051HHI20399

Roman Influence of Political Thought in the

Political Doctrine of Simón Bolívar


Influencia Romana del pensamiento político
en la Doctrina Política de Simor Bolivar


A Bachelor Thesis Presented to

The Academic Department of the School of “History”

In Partial Fulfillment of the Requirements

For the Degree of Bachelor in History

ATLANTIC INTERNATIONAL UNIVERSITY

HONOLULU, HAWAI

SUMMER 2012

AGRADECIMIENTOS

Al Dr. Mario Ríos por su paciencia y orientación.

A mi Consejera de Graduación Linda Collazo.

A Alba Ochoa.

A mi mamá María Belza.

A mi tía Drina Gómez Vásquez

A mi tía Ing. Adima Vásquez Duran.

A mi Hermano Rodrigo

A mi tía Nubia y Familia.

A Atlantic International University

Dedicado a la memoria de Eduardo Vásquez V y mis abuelos Irma y Félix Gómez.

ABSTRACTO

En esta Tesis se muestra cómo las culturas antiguas influyen en hechos y procesos históricos más recientes, que gracias a la cultura y la literatura, estas antiguas precursoras, determinan la forma y el desarrollo de sociedades posteriores. Así mismo, se podrá apreciar las culturas antiguas estudiadas en este trabajo que alcanzaron un esplendor y un desarrollo incluso mayor al de aquellas más recientes.

En resumen se mostrará también ciertos aspectos e instituciones que persisten a través de los siglos hasta nuestros días, principalmente debido a que tanto en ese tiempo como en épocas más recientes, las ingeniosas formas de organización de los antiguos, continúan siendo modelos eficientes para nuestra sociedad actual.

También se estudiará la vida y el ideario del Libertador Simón Bolívar, cuál era la visión que tenia para los territorios liberados y por qué no se concretaron sus magnos anhelos. De igual manera se mostrará, como esa influencia y persistencia de aspectos de la antigüedad determinan en la época y en la doctrina del Libertador, a través de su gran cultura y conocimiento.

INDICE

1

1. Introducción 4

2

2. DESCRIPCION 5

2.1. Mundo grecorromano y edad moderna 6

2.1.2. Grecia y Roma 19

2.1.3. Revolución Francesa y Revolución Hispanoamericana 28

2.2. Instituciones de la Roma Republicana 33

2.3. Instituciones de la Roma Imperial 39

2.4. Breve Biografía de Simón Bolívar 42

2.4.1. Pensamiento Político del Libertador 57

2.4.2. Citas y Alusiones del Libertador a la Antigua Roma 60

3

3. ANALISIS GENERAL 80

4

4. ACTUALIZACION 82

5

5. DISCUSIONES 89

5.1. Resultados de las encuestas 95

6

6. CONCLUSIONES 99

7

7. BIBLIOGRAFIA 101

Introducción

“Si mi muerte contribuye para que se consolide la unión bajaré tranquilo al sepulcro”, éstas son las palabras del Libertador Simón Bolívar, un hombre visionario que además de luchar por la libertad tenía en mente algo mas magnífico, saber qué hacer con esa libertad y construir una gran república. El libertador, gran admirador de la antigua Grecia y Roma, tomó el ejemplo de aquellas fabulosas civilizaciones, en especial de los latinos.

Es muy cierto cuando Mario Briseño Perozo en su libro Reminiscencias Griegas y Latinas en los Documentos del Libertador, afirma; “El genio literario y político de los griegos, y así mismo, la sabiduría de las instituciones latinas, captaron la admiración del libertador, en forma tal que las remembranzas que dedica tanto al primero como a la segunda, es más que frecuente, sustancial en sus escritos”.

Es evidente que se trata de dos épocas muy distintas, la Roma antigua y la independencia hispanoamericana, pero será muy interesante ver qué es lo que le interesa y toma, el Libertador, principalmente de Roma para lograr sus metas en la liberación de los pueblos latinoamericanos. Los hechos históricos no se dan de forma independiente, existe una influencia de lo antiguo sobre los procesos históricos más recientes, se trata de un fenómeno que se da a lo largo de la historia.

Existen varios motivos para la elección del tema, el propósito de éste análisis de paralelismos es entender cuál era la visión del Libertador Simón Bolívar, para poder comparar luego con la realidad actual de la región. Se trata de resaltar las instituciones, términos y similitudes que el Libertador toma de la antigua Roma y Grecia, también en parte por la admiración que existe hacia éstas dos antiguas culturas precursoras de la civilización occidental moderna, así como también a tan legendario y visionario personaje de la historia de Latinoamérica.

DESCRIPCION

Hay varios ejemplos de este fenómeno de influencia, en este caso se citaran y explicaran tres de ellos para familiarizar con el tema, y a manera de acercarnos más al tema principal. En primer lugar está la influencia Grecorromana en los comienzos de la Edad Moderna, luego la influencia que Roma recibió de la Cultura Griega, principalmente en la arquitectura y en la religión; y posteriormente, se hablará de la influencia que recibió la emancipación hispanoamericana de la Revolución Francesa y la independencia de Los Estados Unidos.

Una vez aclarado el fenómeno de las influencias entre hechos históricos de forma más específica, es importante enfocarse en esa influencia Romana en hechos más recientes. Dicho esto, el tema principal es la influencia de las instituciones políticas romanas en la doctrina política del Libertador Simón Bolívar.

Se tiene la intención de estudiar las instituciones políticas romanas, tanto de la Roma republicana como de la Roma imperial, de igual forma es importante estudiar la política del Libertador plasmada en los documentos que dejó. Una vez logrado dicho entendimiento, se podrá comparar e identificar el grado en que se dio la mencionada influencia, y ver qué ideas y hechos toma de Roma para plantear su visión en algo nuevo en su tiempo.

Es muy cierto que las alusiones y menciones que hace Simón Bolívar de la Roma antigua en sus documentos y discursos son muy numerosos, así como es importante preservar, para el acervo cultural de la humanidad, la visión política que tenía el Libertador, inspirada en los griegos y latinos.

Al respaldar esa influencia o inspiración que tuvo el Libertador, será una contribución a las numerosas obras realizadas por diferentes autores con respecto al pensamiento político de Simón Bolívar. A todo esto, se tiene el propósito de diferenciar la visión del Libertador de la actual política del gobierno de Venezuela, resaltar y difundir el gran nivel cultural que tenia Bolívar y rescatar su imagen heroica.

Para lograr esto se hará un estudio con el método cuantitativo correlacional a nivel local, se tomará una población al azar de 400 personas, para hacerles preguntas de respuesta sí o no; con el fin es verificar, si conocen o no lo que influyó en el Libertador a nivel cultural, es decir lo que leyó y tomo como útil; si asocian al Libertador con el actual gobierno de Venezuela, y si consideran a Bolívar un Héroe y Libertador de cinco repúblicas

En resumen el impacto que tendrá esta investigación, será hacer más conocida la influencia de la antigua Roma en el Libertador, diferenciar la visión de Bolívar de la política actual de Venezuela y contribuir a la imagen heroica de este gran hombre. Para lograr dicha comparación y análisis de paralelismos, se realizaran cuadros descriptivos que comparen instituciones políticas romanas, con los fragmentos más relevantes de los principales documentos del Libertador, aquellos donde cite o tome algo de la antigua Roma.

Una vez aclaradas las similitudes y paralelismos, se hará una explicación de las alusiones, las instituciones que tengan el mismo nombre, las similitudes con diferentes nombres, etc.; así como, cuáles eran los proyectos de Simón Bolívar para con los territorios liberados. Con una información clara de la visión del Libertador, que si bien jamás se concretó, vale la pena rescatarla, pudiendo finalmente compararla con la actual política del gobierno de Venezuela y la realidad de los países de la región, respaldando así que la realidad actual no refleja la intención del Libertador.

Mundo Grecorromano y Edad Moderna

El inicio de la Edad Moderna en Europa, se marca con la llegada de Cristóbal Colon al nuevo continente en 1492, en otros casos se considera el inicio de dicho periodo con la caída de Constantinopla en 1453 a manos de los Turcos; depende de la tradición historiográfica que se aborde. De todas formas se trata de un periodo histórico de cambios profundos en la forma de pensar y de percibir la naturaleza, a Dios y al hombre, se trata de un periodo de transición que se comprende entre los XVI y XVII en Europa; mas exactamente en Europa Occidental.

Una época en la que había escasa población debido a la elevada tasa de mortandad, hubo tres factores primordiales que causaron esta crisis demográfica; el hombre, la peste y la guerra. Según los expertos el rezo más común de la época era, “A bello, fame et peste libera nos Domine”.

En aquella época la agricultura era el sector productivo básico, y el trigo constituía un producto de primera necesidad, debido a la climatología adversa que a veces se daba, y también debido a las técnicas agrícolas rudimentarias, como resultado se obtenía una mala cosecha. Lo cual conducía a que se agotaran las provisiones y a consecuencia de esto los precios subían.

A todo esto, los campesinos tenían una capacidad adquisitiva casi nula, y finalmente había una súper vivencia en base a la subalimentación de los pocos alimentos disponibles a la mano. Sumada a esta difícil situación, existía el riesgo constante de contraer la peste, se trataba de la Peste Bubónica y la Peste Pulmonar, ambas fulminantes y mortales. Esta enfermedad se propagaba en verano por las pulgas de las ratas, además los cadáveres eran abandonados por doquier, acelerando la transmisión de enfermedades.

Finalmente, estaba el factor de las guerras, el movimiento de ejércitos de por si causan devastación a su paso, agotando los recursos locales. La alimentación in situ agravaba más el problema de la hambruna. Un ejemplo es la guerra de los 30 años, en la que ciudades alemanas perdieron el treinta y tres por ciento de su población y el campo perdió el cuarenta por ciento de su población, así era la situación en los siglos XV y XVII en Europa.

A consecuencia de esta situación, había una psicología colectiva de pánico y existía un fervor religioso que castigaba los pecados de forma drástica. Según los expertos la población de Europa era de cien millones de habitantes, en una densidad de doce habitantes por quilómetro cuadrado, con un aumento anual de 0,3 por ciento; incluso se estancaría el crecimiento demográfico en el siglo XVII, constituían una quinta parte de la población mundial, solo Francia llegó a tener dieciocho millones de habitantes en el año 1700. A principios de la Edad Moderna existía un predominio del mundo rural, la gente le dedicaba su vida al campo además de nacer ahí, el ochenta por ciento de la gente se ocupaba de una economía agraria.

Sin embargo a partir del siglo XIII ya había comenzado una constante migración a las ciudades, por lo tanto se trató de una transformación gradual de la organización del campo, a la forma de vida en la ciudad. A consecuencia de esto, ya por el siglo XVI, las murallas que sirvieron de defensa durante la edad media, ahora solo delimitaban una separación entre el mundo Feudal y el Burgués. El Feudal sobreviviría y el Burgués terminaría imponiéndose poco a poco.

Por lo tanto, los historiadores consideran a la revolución urbana, como un punto de trasformación en la Historia Universal, además de ser el preludio de lo que sería la revolución industrial. Una gran urbe era de 40,000 habitantes, mientras que una ciudad populosa era de 100,000 habitantes; mas allá de esa cantidad se trataba de una ciudad millonaria.

Todas estas ciudades que eran de una pujante vitalidad, económica, cultural y política tenían también una elevada tasa de mortandad, debido a que las condiciones higiénicas y sanitarias eran casi nulas, en algunos casos no había ni las mínimas condiciones.

La jerarquización social se definía con el dinero, los pocos que poseían mucho y los muchos que poseían casi nada; los privilegiados por el contrario controlaban la tierra que era el factor de producción, ostentaban el poder público y manejaban la cultura que no estaba disponible para todos.

Los no privilegiados, conformaban la muchedumbre y solo poseían la fuerza de su trabajo, a todo esto había un sub proletariado que no trabajaba y estaba al margen de la producción. Los privilegiados eran los nobles que gozaron de mucho poder durante la edad media, los historiadores los llaman los grandes nobles, se trata de los grandes españoles, los Landlords ingleses, los príncipes de Francia, Holanda y Alemania. Así como los Boyardos rusos.

Para la Edad Moderna continuaba siendo esa nobleza una clase privilegiada y dominante, al controlar casi todos los medios de producción, sin embargo en el caso de Europa Occidental habían perdido el poder político. Mientras que en Europa Oriental los nobles conservaron el poder del que gozaron en la anterior época.

Todos los anteriormente mencionados constituían la Gran Nobleza, pero existía una pequeña nobleza; se trata de los Hobereaux franceses, los Rittern alemanes, los Squires y Nightgentry ingleses, los Hidalgos castellanos y los Donzells catalanes. Todos ellos habían perdido relevancia social debido a la reducción de sus recursos, y al debilitamiento de sus ejércitos debido a las guerras. A consecuencia de esto, se convirtieron en una clase revolucionaria, junto con los burgueses de las ciudades comenzaron a poner en entredicho el orden establecido por la Gran Nobleza, esto sucedió específicamente en Europa Occidental.

Un ejemplo de dicho conflicto, es el alzamiento político religioso de la Ritterschaft alemana, en 1522 Francisco Sickingen buscó acabar con el principado eclesiástico de la ciudad de Tréveris. Es esta clase revolucionaria que surgió de la pequeña nobleza, que junto con la burguesía urbana, conformaron en Europa Occidental la base social que llegaría al Renacimiento Cultural, impulsarían las reformas políticas, el concepto de estado moderno y el capitalismo; fue una época en la que se comenzó a moldear la modernidad.

Aquellos se hicieron con más y más poder, incluso llegando a pretender el poder político, las guerras de religión en Francia a finales del siglo XVI, y los cambios en Inglaterra del siglo XVII, con la Fronda de Francia no consiguieron obtener el poder, del 1648 al1653, mientras que en Inglaterra si accedieron al poder con las revoluciones inglesas de 1642-1659 y 1688-1689. Los capitalistas comerciantes depusieron el absolutismo de los Estuardo, logrando controlar la economía del país por medio del parlamento, y el aparato burocrático del estado.

Esta clase revolucionaria había adquirido poder económico y prestigio, además de dirigir la cultura. En contraste estaban los grupos no privilegiados que ya se mencionaron, eran el factor de producción con su capacidad de trabajo. A consecuencia de esto, se produjo una gran diferencia entre la ciudad y el campo; existían dos clases de trabajo, el trabajo libre que se daba en lugares de prosperidad económica mientras que en otros lugares más rezagados había el trabajo obligado, que no necesitaba cualificación.

Los campesinos constituían un importante estrato social en aquella época, se trataba de los Solagieros castellanos, los Masovers catalanes, los Fermiers franceses y los Farmers ingleses. Todos ellos ya gozaban de cierta libertad al poseer tierras para labrar y sembrar pastizales. A diferencia de estos, los campesinos de Europa Oriental sufrieron una segunda servidumbre, trabajando en campos de cultivo de forma obligada, que estaban destinados al comercio exterior.

A pesar de la transformación en Europa Occidental, la situación siguió siendo difícil, debido al acaparamiento de las tierras por los burgueses de las ciudades, la difícil carga tributaria, el alojamiento obligatorio de tropas, etc.

Es en este periodo histórico que se combina la mente creadora del hombre y la sensibilidad personal, para dar lugar a una inteligencia sensible, la misma que se concentraría en tres preocupaciones principales de toda época; el Hombre, la Naturaleza y Dios. Estos tres aspectos se perciben o entienden de forma distinta en cada periodo histórico. En la Edad Moderna se perciben estos tres factores, de acuerdo al punto de vista, ya sea innovador o conservador.

La transformación que se da durante los siglos XVI y XVII, se basa principalmente en la forma de entender y explicar al Hombre, a Dios y a la Naturaleza. Se trata un cambio de dirección en el pensamiento antropológico con el Humanismo, Racionalismo y Empirismo; en lo teológico surgen reformas religiosas y en lo Cosmológico se dan los grandes avances en la Física Clásica.

Principalmente, es el paso de la percepción Teocéntrica a la percepción antropocéntrica. La visión Teocéntrica es característica de la Edad Media, la naturaleza gira en torno a Dios, esta concepción entró en la Edad Moderna como una forma de principios tradicionales, valorados por los ámbitos conservadores de una cultura sacralizada.

Por el contrario el antropocentrismo, consiste en otro sistema de valores muy diferente, en este caso el hombre está en el centro del triangulo de valores. Se trató de una filosofía de la duda y la crítica, para explicar de forma distinta a Dios, al hombre y la naturaleza, éste pasó de una forma de entender a la otra, se vio caracterizado por un largo proceso de inflexiones.

El renacimiento recrea el mundo clásico, los valores de la civilización grecorromana y toma un radical antropocentrismo; se trató de redescubrir el mundo clásico de la antigua Roma y Grecia. Se originó una cultura laica. En aquella época se prestó una especial importancia y atención a la filosofía griega y al derecho romano, al mismo tiempo que se redescubren estas fuentes grecolatinas, se pone en práctica una nueva orientación pedagógica orientado a un intenso estudio literario, rechazando los tradicionales métodos escolásticos.

La principal preocupación fue el hombre, rescatando su individualidad como centro de una visión optimista del entorno, se identificaron principalmente con la frase de Protágoras; “El hombre es la medida de todas las cosas”, según los expertos este es el postulado fundamental del renacimiento, quedando así expuesta la visión innovadora del siglo XVI.

Esta forma diferente de entender al hombre, se plasmo a través de una corriente intelectual llamada humanismo. El humanismo renacentista no significó una ruptura definitiva y absoluta con la espiritualidad y la preocupación por la trascendencia, sin embargo se abordó el problema del hombre, acudiendo a las redescubiertas fuentes griegas. En primer lugar estaban los que seguían los escritos de platón, también llamados humanistas platónicos, tales como Marsilio Ficino (1433-1491) y Pico de la Mirandola (1463-1494), ambos miembros de la academia de Florencia. Insistieron en la radical libertad del hombre y además defendieron la postura de qué razón podía alcanzar el misticismo del universo en cuanto a realidad óntica.

Por otro lado están los seguidores de Aristóteles o humanistas Aristotélicos, que también rescatan la autonomía del hombre, pero difieren de los platónicos al hablar de la razón. Según ellos, la razón esta incapacitada para traspasar la única realidad tangible del hombre, tal era la postura que defendió Pietro Pomponazzi (1462-1524). Este debate entre trascendencia e inmanencia marcaría el desarrollo del humanismo occidental, caracterizado por un marcado antropocentrismo.

Otra corriente importante fue el Racionalismo, en la que se da a la razón del hombre una posición privilegiada, se considera a este punto como el punto de partida de las ciencias deductivas. Esta corriente fue impulsada desde Francia y tuvo varias vertientes, de acuerdo a la perspectiva desde la que se observe a la razón. Se refiere a la religión, la filosofía, el arte o la literatura.

Un ejemplo desde la perspectiva de la religión, es el Cardenal Pierre de Bérulle (1575-1629), junto a las aportaciones de Platón, con las de San Agustín, dotando de objetividad y realidad operativa a las ideas innatas.

Si se observa desde el punto de vista de la filosofía, se tiene a R ene Descartes (1596-1650), que es considerado padre del Racionalismo Moderno, publicó en 1637 su “Discurso del Método”, dándole gran valor a la Razón que es donde se encuentran las ideas innatas depositadas. Se conoce a esta vertiente como Cartesianismo, según el cual un hecho es innegable, la propia existencia; “Cogito Ergo Sum”, si pienso existo.

Teniendo este principio como base se tienen otras tres realidades básicas; el pensamiento o Res Inextensa, el mundo o Res Extensa realidad que se puede medir con las matemáticas y de la que se puede tener una imagen neánica con la geometría, finalmente la realidad de Dios fundamento de las dos anteriores.

Desde el punto de vista del arte, el Clasicismo buscó redescubrir la belleza del mundo griego, dándole a obras de maestros una marcada importancia al sentido de la medida y el equilibrio. Sin embargo, no se podía difundir esta nueva corriente intelectual, en universidades tradicionales de filosofía escolástica. A consecuencia de esto, se crearon las academias, impulsadas por los estudiosos y los Estados, es en estas academias que se promovía la investigación libre y se propagarían las nuevas corrientes.

En Francia se abrió en 1635 la Academia de la Lengua, en el mismo país se abre en 1666 la Academia de la Ciencia. En 1662 se abre en Inglaterra la Royal Society, y en el caso de Alemania de abre la Academia de Berlín en 1700.

Finalmente está el Empirismo cuando, a finales del siglo XVII, se comenzó a cuestionar lo concerniente a la moral y a la forma en que se debía adquirir el conocimiento. Se trató de una crítica a la cultura racionalista, uno de los representantes de esta corriente fue Pierre Bayle (1647-1705), con su obra el “Dictionnaire Historique et Critique”, catalogó los vicios y errores humanos, así como también denunció la irracionalidad de los dogmas de la iglesia; sin negar la revelación divina. También propone una religión filosófica y una moral común en lugar de varias religiones.

Otro autor destacado fue Samuel Pufendor (1632-1694), quien en su obra “De Officio Hominis et Civis Juxta Legem Naturalem” publicada en 1673, propone que la ley natural prescrita por la razón pura, es independiente de la sobrenatural y por lo tanto implica una moral social autónoma. Según los expertos es en este periodo que se dió un rechazo a la antigua concepción de la unión entre el trono y el altar.

Al otro lado del Canal de la Mancha también surgieron nuevas ideas, Jhon Locke (1632-1704) pone los cimientos del empirismo epistemológico. En 1690 publica su ensayo sobre el entendimiento humano y propone que las ideas no son iguales y que proceden de la experiencia. Esta hace que se perciban los objetos exteriores por medio de la sensación, luego se interioriza anímicamente lo percibido mediante la reflexión y finalmente éste proceso da lugar a las ideas.

Posteriormente, se comienza a entender en Inglaterra que la experiencia es fundamental en todo proceso gnoseológico. Anthony Ashley Cooper (1671-1713) Conde de Shaftesbury, propone una nueva humanidad de los hombres; inspirado en el idealismo platónico de Locke y la doctrina de la felicidad de Spinoza. Publica en 1708 su obra “Letters Concerning Enthusiasm, en la que explica lo que él llama la moral del Good Humour, la cual se logra mediante la tolerancia y el respeto de la conducta e ideas de los demás.

Este sisma entre el Racionalismo de Descartes y el Empirismo de Locke, seria resuelto posteriormente por Immanuel Kant (1724-1804), con su teoría de los juicios sintéticos a priori. Intentó armonizar de forma equilibrada la contribución del sujeto o juicios analíticos del racionalismo, y la contribución del objeto o juicios sintéticos del empirismo, como el único proceso del conocimiento humano.

En cuanto al entendimiento de la naturaleza, se aceptaba la vieja teoría del geocentrismo propuesta por Ptolomeo un astrónomo griego del siglo II, según la cual la tierra era el centro del universo mientras que los demás planetas y el sol giraban a su alrededor.

Esta visión del universo perduró hasta finales del siglo XV, cuando el realismo epistemológico de forma inductivo experimental, sustituye a la metafísica de carácter deductivo teorético. El estudio de tratados clásicos, la observación directa de la naturaleza efectuada por los artistas renacentistas, y un ávido deseo por innovar en la forma de resolver problemas cotidianos; todo aquello impulsó un marcado interés por los saberes técnicos, basados en la experiencia.

A todo esto se comenzó a entender al universo como un todo más simple y racional, un conjunto abierto sin límites ligado entre sí por la unidad de sus leyes; el hombre está expuesto a este mundo infinito gracias a su inteligencia creadora. Surge a consecuencia una nueva cosmología.

El término Física Clásica, es un término dado por la historiografía al periodo histórico, donde se dan los aportes de grandes científicos de los siglos XVI y XVII, sustituyendo así a la física aristotélica. Se trata de una serie de estudios que contribuyeron a la formación progresiva de una nueva imagen del universo.

Todo comienza con el científico polaco Nicolás Copérnico (1473-1543), su obra más famosa es “De Revolutionibus Obium Ca Elestium” o Sobre las Revoluciones de los Cuerpos Celestes, donde expone que la tierra y los demás planetas giran alrededor de un sol estacionario. Esta afirmación se conoce como Heliocentrismo y significó lo que se conoce como la revolución Copérnica.

La siguiente aportación fue la del Danés Tycho Brahe (1546-1601), quien observando los fenómenos naturales descubre en 1572 la aparición y desaparición de la supernova, en la constelación de Casiopea. Con la misma pericia, en 1577sigue la trayectoria de un cometa que se desplazó a través de las esferas celestes, las cuales eran supuestamente impermeables y cristalinas, superando así la vieja noción respecto a dichas esferas.

El alemán Johannes Kepler (1571-1630), propuso la teoría del movimiento planetario y junto a Galileo Galilei (1564-1642), quien presento los fundamentos de la mecánica terrestre, significaron una concepción mecanicista del cosmos.

Otro brillante científico de este periodo histórico es Sir Isaac Newton (1642-1727), que reafirmó la visión de un mundo mecánico, confirmando las hipótesis de Kepler y Galileo, respecto a la trayectoria de los planetas y satélites en sus orbitas. Pero su aporte más importante fue que explicó la caída de los objetos en la tierra, mediante su teoría de la Ley de la Gravitación Universal, también explicó el flujo y reflujo de las mareas.

El científico uso un proceso inductivo, en el que mediante la observación de muchos hechos, indujo una ley o explicación genérica. En su obra “Philosophiae Naturalis Principia Mathematica publicada en 1687, donde expone de forma clara la Ley de la Gravitación también presenta a la inducción como el primer paso incondicional para llegar a un conocimiento nuevo. En otra de sus obras el “Demundi Systemate”, explica una interpretación mecánica del mundo, integrado por un vacio llamado el éter, en el que existen cuerpos sometidos a una atracción universal.

Finalmente estaba el problema de Dios, este periodo se caracteriza por una serie de sucesos de profunda división religiosa, entre los siglos XVI y XVII en Europa. Se trata de un proceso conocido como reformas religiosas, que transformaron el mapa religioso de Europa.

La forma más hermosa de entender la influencia grecorromana en los comienzos de la Edad Moderna, es a través del estudio del Arte Renacentista. Se trata de un periodo en la historia del Arte que se desarrolla en Europa Occidental entre los siglos XV y XVI. Este periodo está caracterizado por dos aspectos importantes, la imitación de formas clásicas originales de la antigua Roma y Grecia, y un intenso y marcado interés en el humanismo.

El Renacimiento en la historia del Arte, es un periodo de descubrimientos impulsado por el deseo de examinar todos los aspectos de la naturaleza y del mundo. Durante la Edad Media los artistas eran considerados como simples artesanos, solo con el renacimiento adquieren una categoría más independiente y se definen mas como personalidades creativas.

Los artistas buscaron soluciones a problemas visuales y formales, incluso llegando a hacer experimentos científicos. Por ejemplo, uno de los desarrollos más importantes fue el de la perspectiva lineal, la cual consiste en líneas paralelas que se presentan convergentes en un punto de fuga, a consecuencia de esto se comienza a dar más importancia al pintado de arboles, plantas y especialmente al efecto de las montañas en la distancia, por lo tanto se cambió totalmente la representación de paisajes.

Otro gran aporte artístico durante el Renacimiento es el efecto de la luz, y en tratar de representar la forma en cómo percibe el ojo humano la naturaleza. Para completar el desarrollo de la perspectiva, se desarrolló la perspectiva aérea, mediante la cual se logra un mejor efecto de distancia; consiste en que los objetos a mayor distancia pierden gradualmente el color y el contorno haciéndose borrosos a la distancia.

Otro aporte de los artistas renacentistas es la pintura narrativa, en la cual las figuras contextualizadas relatan una historia que podía ser de la mitología clásica o de la tradición judeocristiana. Consistía en personajes, ya sean hombres o mujeres, representados en diferentes poses, mostrando diferentes reacciones emocionales y estados de ánimo; dándole así un nuevo uso al retrato, que ya era un género específico desde mediados del siglo XV.

El Renacimiento de las artes se desarrolla en Europa Occidental, pero principalmente en Florencia, lugar de nacimiento de la perspectiva lineal, es precisamente en este momento que se rompe con el estilo gótico. Las primeras manifestaciones del arte renacentista, se dan con la escultura a comienzos del siglo XV, Filipo Brunelleschi (1377-1446), fue un florentino considerado el precursor de la perspectiva lineal, el orfebre que se había vuelto arquitecto, diseñó la cúpula de la Catedral de Florencia construida entre 1420-1436.

Brunelleschi se había inspirado en el Panteón de Agripa (120-124 A.D.), denominado así debido a que por orden del emperador Adriano, quien era admirador de la cultura griega, se levantó el Panteón en el lugar donde estaba un templo más pequeño de Agripa del año 27 a. C.

Esta inspiración en la Roma antigua, se debe a que Brunelleschi estudió la arquitectura clásica y monumental en Roma, llevando sus conocimientos a Florencia introdujo una nueva forma de racionalización del espacio.

Otro ícono de este primer periodo del Renacimiento conocido como el Quatrocento, es Lorenzo Ghiberti (1378-1455), este arquitecto escultor y pintor florentino, decoró la puerta del Baptisterio de San Giovanni, con sus relieves en bronce dorado. El mencionado Baptisterio es muy conocido precisamente por el toque de Ghiberti, en cuyos relieves se representan temas del antiguo testamento; se la conoce también como la puerta del paraíso, apodo que le fue dado por el mismo Miguel Ángel al admirar la obra.

Otro florentino que se destacó durante este periodo es Donato di Nicoló di Betto Berdi, también conocido como Donatello, ayudó a difundir las innovaciones artísticas por Italia, ya que trabajó en Venecia, Padua, Nápoles y Roma. Es conocido por la fuerza expresiva de sus figuras, una de sus obras más conocidas es el Bronce del David (1430-1435), ubicado en Florencia en el museo Bargello, la primera estatua desnuda desde la antigüedad clásica, también está La Virgen y el Niño con San Antonio, en la basílica de San Antonio en Padua.

Decoró la Galería de los Niños Cantores (1433-1439), para la catedral de Florencia; museo Dell´ Opera del Duomo. Este artista es conocido por representar la figura humana de forma realista, en cuanto a gestos, actitudes etc. La escultura ecuestre del Condotiero Gattamelata (1446-1450) ubicada en Padua, es otra de sus obras y fue inspirada en la escultura del emperador romano Marco Aurelio. Donatello que había trabajado junto al arquitecto Michelozzo, trabajó también en madera y terracota.

En cuanto a la pintura del Quatrocento, uno de los principales exponentes es Massaccio cuyo nombre real era Tommaso Cassi (1401-1428), es conocido como el creador de una nueva forma de naturalismo y expresividad en las figuras al desarrollar la perspectiva científica, sus pinturas se caracterizan por ser de carácter realista y claramente definida. Este pintor murió muy joven a la edad de 27 años, sin embargo sus obras son de gran relevancia, Bruneleschi lo influyó con el conocimiento de la proporción matemática, base de la perspectiva científica, mientras que Donatello lo influyó con el conocimiento del arte clásico. Si bien estos fueron arquitectos y escultores, Massacio aplica esos principios en sus pinturas, dando importancia a la simplicidad, unidad de la composición y representación del espacio tridimensional.

Massacio pintó frescos para la Capilla Brancacci en la iglesia de Santa María del Carmine, en los cuales representa episodios de la vida de San Pedro, su obra es famosa principalmente por el manejo de la luz. Este artista es reconocido por sus figuras, las cuales transmiten una fuerza dramática y emocional. También pintó el fresco de Santa María Novella en Florencia, donde el artista se destaca por lograr una ilusión espacial magnífica, usando sus conocimientos de la perspectiva.

A pesar de su muerte a corta edad, influyó en su seguidor Paolo Uccello (1397-1475), se lo considera el responsable de concretar los avances en la perspectiva lineal, en 1440 pintó tres versiones de la batalla de San Román para el palacio de los Medici en Florencia. Hoy una de ellas se encuentra en la Galería de los Uffizi en Florencia, otra en la National Gallery en Londres y la tercera en el Louvre en Paris.

También pintó un gran fresco para la catedral de Florencia en 1436, que simula una estatua de bronce, donde se puede apreciar la inspiración romana. En 1444 realizó vidriería para la catedral, las cuales representa temas como el diluvio universal, la resurrección, la creación, etc.

Otro pintor que se destacó durante el Quatrocento, fue Fra. Angélico (1400-1455), un fraile domínico que es famoso por el delicado tratamiento del color, y como representa una dulce y elegante espiritualidad religiosa; puede considerarse como un estilo más medieval, sin embargo usa formas renacentistas tal como refleja en las varias anunciaciones que pintó, una de ellas se encuentra, como La Anunciación, en el Museo del Prado en Madrid, también pintó paisajes y frescos para el convento de San Marco en Florencia.

Pisanello cuyo verdadero nombre fue Antoni Pisano (1395-1455), se puede considerar como una excepción del estilo renacentista ya que continúa con el estilo gótico internacional. Es conocido por tener un estilo más lirico y fluido, también realizó hermosas medallas de bronce con retratos, mismas que eran muy cotizadas por la aristocracia; una de sus obras se puede hallar en la Biblioteca Ambrosiana de Milán como “Escena de Batalla con Caballos”.

Jacopo Bellini (1400-1470) es también de un estilo gótico, una técnica ligada al pasado, sin embargo hizo dos cuadernos de dibujo que son muy admirados por su complejidad, en los que utiliza el estilo renacentista de la perspectiva representando espacios arquitectónicos. Es el fundador de una dinastía artística formada por sus hijos Gentile y Giovanni Bellini, y su yerno Andrea Mantegna. No han perdurado sus horas principales, sin embargo se puede apreciar su estilo en la anunciación de Sant´ Alessandro de Brescia. Su hijo Giovanni Bellini (1430-1510) es conocido por la percepción sutil del color y la luz, cuyo estilo influyó y determinó la pintura veneciana durante el Renacimiento.

Continuando con la genialidad del renacimiento, Piero della Francesca (1420-1492), fue el primero en aplicar la perspectiva geométrica a la pintura, este hábil pintor escribió tratados sobre la perspectiva y la geometría. Sus obras más conocidas son El Bautismo de Cristo 1445, hoy en la National Gallery en Londres, La Leyenda de la Vera Cruz 1452, obra que pintó para la iglesia de San Francesco de Arezzo. Su estilo se caracteriza por demostrar perfección matemática y por representar la figura humana como un volumen con una correcta articulación en el espacio, sus obras fueron principalmente de carácter religioso.

El arte del Quatrocento, esta también representado por el pintor, escultor, arquitecto y escritor León Battista Alberty (1404-1472), que se lo considera como el primer teórico de arte del renacimiento. En su obra “Della Pinttura” 1456, expone sus leyes de la pintura, también estudió las leyes de la perspectiva de Bruneleschi, pudiendo así producir el primer tratado de arquitectura del Renacimiento, su “De Re Aedificatoria” publicado en 1485. Es un claro ejemplo de la influencia clásica durante este periodo, ya que emplea en sus diseños un estilo clásico característico de la arquitectura romana, tendencia que influiría posteriormente en Donato Bramante.

Alberty diseñó la fachada de Santa María Novella en Florencia terminada en 1458, este brillante personaje había estudiado Griego, matemáticas y ciencias naturales en la universidad de Bolonia, luego se estableció en Roma y fue nombrado en 1430 secretario del Papa Eugenio IV, los expertos afirman que impuso una pureza clásica en sus diseños, pero que era más teórico que constructor ya que jamás participó de la construcción de sus diseños.

En resumen las principales características del arte renacentista, son el dominio de la perspectiva lineal y aérea, la importancia del paisaje, la representación de la figura de modo individual y una rigurosa elaboración de la composición. Todo seria superado y consolidado por la segunda generación de artistas del Renacimiento, tales como Antoni del Pollaiuolo (1431-1448) y Andrea del Berrochio (1435-1488), quien es conocido por darle una gran importancia a la complejidad de la anatomía humana. Con sus observaciones estudiaron de forma directa el cuerpo humano.

A consecuencia de todo esto, los escultores y pintores comenzaron a darle importancia a la musculatura, un ejemplo es El Martirio de San Sebastián del Artista Andrea Mantegna en 1475, que puede ser apreciado en la National Gallery de Londres. Pollaiuolo realizó dos tumbas para dos Papas, una para Sixto V (1484-1493) y la otra para Inocencio VIII (1493-1497), ambas ubicadas en la basílica de San Pedro en Roma.

Quizás el más famoso ícono del renacimiento fue Leonardo da Vinci (1452-1519), discípulo del escultor y pintor florentino Andrea del Verrocchio (1435-1488). Da Vinci fue pintor, escultor, arquitecto, inventor y científico Italiano, usó su extenso conocimiento y su profundo sentido humanista, para tratar de encontrar la esencia completa del hombre y la naturaleza; la experimentación era la forma de adquirir conocimientos nuevos.

Sus investigaciones científicas y artísticas son las más importantes del Renacimiento, además de las mencionadas disciplinas que practicó, también son muy impresionantes y elaborados sus dibujos de anatomía humana. En Milán pintó la Virgen de las Rocas, la primera versión en 1485 y la segunda en 1505, esta última se encuentra en la National Gallery de Londres y la primera en el Louvre de Paris, otra famosísima obra de Da Vinci es La Ultima Cena, pintada entre 1495 y 1497, en la que plasma el momento exacto en que Cristo les dice a sus apostales que uno de ellos los traicionará. Este hermoso mural pintado para el monasterio de Santa María delle Grazzie, se había deteriorado y se lo restauró y conservó desde el año 1726.

No se puede hablar de Da Vinci, sin mencionar a la Gioconda, la enigmática pintura del autor se encuentra hoy en el museo del Louvre en Paris, y fue pintada entre 1503 y 1506, también conocida como la Mona Lisa, se especula que le sirvió de modelo la esposa Francesco del Giocondo, sin embargo hay otras teorías.

Da Vinci diseñó fortalezas como ingeniero al servicio de Cesar Borgia, y también son muy famosos sus dibujos de una máquina voladora, algo muy parecido a un tanque y muchos otros diseños como una ballesta gigante que jamás se concretaron. Otra de sus obras es Santa Ana, la Virgen y el Niño pintada en 1510, hoy se encuentra en el Louvre Paris, demuestra la genialidad y talento de aquel hombre.

Andrea Mantegna (1450-1516) pintor que influyó en Giovanni Bellini, es conocido por su atrevido uso de la perspectiva, su rico modelado y un trazado nervioso. Oriundo de Venecia, trabajó en Roma, Verona y para la familia Gonzaga en Mantua, decoró al fresco la Cámara de los Esposos 1474, en el Palacio Ducal. Su aporte innovador es el haber ampliado los límites de la pintura, al usar techo y paredes como un esquema de composición unificado, dando así la ilusión de que es un espacio mucho mayor.

El artista logró una borrosa distinción entre real y lo ilusorio, desarrollo lo que se conoce como el Trompe L´oiel o también llamado Trampantojo que se aplica en detalles en los cuadros. Se trata de un objeto bidimensional pintado de tal forma que se percibe como tridimensional; un estilo que sería utilizado en techos de iglesia barrocas más adelante.

La influencia de Bellini tanto en Sebastiano del Piombo (1485-1547), entre cuyas obras esta La muerte de Adonis, Galería de los Uffizi en Florencia, así como en Tiziano (1477-1576), autor de la Venus de Urvino, definió el uso de colores brillantes y fuertes en la siguiente generación de artistas venecianos. A este punto se habían desarrollado dos hermosas formas de expresión en el arte renacentista, únicas en su estilo, se trata del estilo lineal del arte florentino y el brillante colorido veneciano, con contornos definidos y figuras representadas dentro de una atmósfera de luz, casi dorada.

Los artistas realizaban sus obras principalmente para la iglesia, para los gobiernos como el estado de Venecia y también para las poderosas familias, todos ellos con un fuerte poder adquisitivo. Tal es el caso de Lorenzo Medici que encargó en 1482 a Sandro Botticelli (1445-1510), el “Nacimiento de Venus” con un estilo lineal y aéreo, cuya temática de composición combina temas astrológicos, mitología clásica y ciertos elementos cristianos.

Nuevamente se pone de manifiesto la influencia de la antigüedad clásica, Botticelli un artista que se destacó trabajando para la poderosa familia de los Medici en Florencia, tomó temas tanto religiosos como paganos, con un marcado estilo decorativo y fluido. Sus obras tanto el Nacimiento de Venus como la Primavera 1478, están en la Galería de los Uffizi en Florencia.

A modo de resaltar la influencia clásica, es importante destacar la figura de Venus en la obra de Botticelli, la cual es tomada de la escultura antigua con una elegante línea de contorno, donde el artista usa a veces el claro oscuro.

Los artistas del siglo XVI, son conocidos como los artistas del Cinquecento, de los cuales resaltan Miguel Ángel autor del David, escultura que realizó entre 1510 a 1504, misma que se convertiría en símbolo de la escultura del Cinquecento. El artista representa en su obra el control que demuestra David al enfrentarse al gigante Goliath, si bien la obra representa un pasaje de la tradición judeocristiana, el estilo de la escultura es tomado de la antigüedad clásica; otro ejemplo de la influencia grecorromana en este periodo de la historia.

A todo esto la principal característica del Cinquiecento es que se intentó reducir los temas a la más pura esencia, mientras que los detalles y demás son características secundarias; su intención era llamar la atención del espectador a la esencia real del tema. Se considera a Roma como el centro artístico de este periodo, ya que fue el Papa Julio II quien buscaría y reuniría a los mejores artistas y arquitectos para sus proyectos.

Donato Bramante (1444-1514), es el mejor ejemplo de ese redescubrimiento del mundo clásico de Roma y Grecia antigua, este famoso arquitecto italiano diseñó el Tempietto de Sampietro in Montorio ubicado en Roma 1502, cuya forma y estilo es claramente tomado de la antigüedad clásica. El arquitecto imita el Tholos griego a menor escala; en 1506 el Papa Julio II le encarga el proyecto de la Basílica del Vaticano, cuya cúpula y hermosos pilares son tomados de la arquitectura romana, lo cual es muy fabuloso y digno de observar ya que le devuelve su majestuosidad a la ciudad eterna. También diseñó varios palacios privados.

Bramante muere antes de culminarse el proyecto de la nueva Catedral de San Pedro; haciéndose cargo del proyecto Miguel Ángel, quien mantiene su diseño original de cruz griega con la cúpula. Donato Bramante había influido en los arquitectos del Cinquecento, aun después de su muerte, tal es el caso del sienés Baldassore Peruzzi (1481-1536), éste arquitecto y pintor diseño la Villa Parmesina en Roma para la familia Chigi (1509-1511).

Otro brillante exponente de este periodo es Rafael (1483-1520), oriundo de Umbria, Italia, se establece en Roma en 1508. Creó un estudio donde trabajaban varios artistas junto a él, Rafael retrató al Papa Julio II y a otros. También decoró al fresco cuatro estancias vaticanas, un hermoso ejemplo de esa obra es la Estancia de la Signatura (1509-1511), donde representa alegorías a la teología, la filosofía, la poesía y la justicia.

La temática de la composición esta dividía entre lo terrenal y lo celestial; lo terrenal está representado por la Escuela de Atenas que representa la filosofía, está pintada en horizontal dándole un sentido terrenal que el autor quería. El punto de fuga está detrás de las figuras de Platón y Aristóteles, ambos rodeados de otros pensadores de la historia.

Al igual que hubo innovaciones en el arte, la ciencia, la religión y la concepción del hombre; también hubo una renovación de la visión histórica. En la Edad Media en Europa, periodo regido por la religión, la visión histórica consistía en condenar el pasado pagano de la Roma y Grecia antigua. Para el momento en que el Renacimiento empezó a surgir, los que conservaban esta vieja concepción creían que vivían el final de los tiempos y que solo les quedaba esperar el juicio final.

Afortunadamente los historiadores renacentistas tenían otra visión de ese presente, al que percibían como una Edad de Oro en la que la antigüedad clásica era vista con admiración, mientras que la Edad Media era entendida como un periodo de ignorancia y retroceso. Por lo tanto fue un periodo donde renace todo lo clásico, que además coincide con el desarrollo del humanismo en Europa Occidental.

La historiografía humanista explica, que un hecho histórico se puede entender como causa de un precedente de orden sucesorio, esto significa que el presente se entiende y se explica desde el pasado, ya que éste es el producto de ese pasado de orden sucesorio. Si se supone por un instante que los hechos históricos son letras del abecedario, siendo “a” el hecho más antiguo y así sucesivamente hasta “f” el hecho más reciente. Un pasado de orden sucesorio se refiere a que “a”, luego “b”, luego “c”, luego “d”, así hasta llegar a “f”, por lo tanto se puede explicar “f” teniendo en cuenta; a, b, c, d, e, lo cual se relaciona directamente con el tema de la tesis, en cuanto a las instituciones de la Roma antigua, que persisten o influyen en el ideal político de Simón Bolívar.

A todo esto se tiene que una comunidad es tal cual la crearon sus fundadores, dependiendo de su momento fundacional, uno de aquellos historiadores del renacimiento fue Leonardo Bruni (1370-1444), no es oriundo de Florencia sin embargo estudió retórica y finalmente se convirtió en ciudadano de esa ciudad. Fue influenciado por humanistas como Palla Strozzi y Poggio Brancciolini, y tuvo maestros como Coluccio Salutati y otros, en 1410 llegaría a ser canciller de la República de Florencia.

Se abocó principalmente a la historia de Florencia, Bruni escribió la historia del pueblo florentino con un fin, y ese propósito fue enaltecer la gloria de Florencia, remontando su origen histórico a la Roma republicana. Por lo tanto, es evidente que la historia tiene un Utilitas, un propósito como el de Bruni para con el pueblo de Florencia.

Su obra más conocida fue “Historiae Florentini” o Historia del Pueblo Florentino, para la cual uso él un método historiográfico científico, que consistía en la confrontación de documentos, dicha obra consiste en 12 libros; también escribió “Vita di Dante” en 1434 y “Vita de Petrarca” el mismo año, y finalmente hizo traducir del griego al latín las obras de Platón y Aristóteles.

Según Bruni el Imperio Romano cayó en el siglo V con la invasión de los bárbaros, al igual que para los historiadores del Renacimiento, que marca el fin del mundo antiguo en el siglo V. Por lo tanto para Bruni el Imperio Romano no continúa con el Sacro Imperio Romano Germánico, le quita el término o titulo de Imperio Romano, llamándolo Imperio Germánico. Leonardo Bruni fue Canciller de Florencia desde 1410 a 1411, y finalmente desde 1427 hasta 1444 el año de su muerte, se puede decir que le dedicó su vida a Florencia, resaltando su gloria al compararla con Roma.

El Humanista Poggio Brancciolini (1380-1459), continuó la historia de Florencia de Bruni, conservando su retorica también recuperó varios textos clásicos y descubrió los Códices del monasterio de San Gall. Bruni también había hecho traducir al latín textos de Plutarco, Jenofonte, Demóstenes y Homero; finalmente su obra “La Historia del Pueblo Florentino”, fue traducida al italiano en 1473 luego de su muerte.

Fue un historiador que siguió el modelo historiográfico de Tito Livio, también le tomó bastante atención a Tácito, así como de una marcada tendencia humanista caracterizada por el buen latín y el buen toscano. Se hace evidente por lo tanto y nuevamente, la influencia grecolatina en los historiadores del Renacimiento, al igual que en artistas y pensadores del mismo periodo.

El estudio de la literatura clásica, el resurgimiento de la retórica; son características de la vida intelectual en Italia durante el siglo XV. De ésta forma, otro escritor que se destaca en la historiografía renacentista es Nicolás Maquiavelo (1469-1527), quien le tomó mucho interés al tema de la fortuna.

“Cuanto dominio tiene la fortuna en las cosas humanas y de qué modo podemos, resistirle cuando es contraria”. Nicolás Maquiavelo

La Fortuna es una deidad latina de la antigua Roma, un culto practicado principalmente por plebeyos, se trata de una deidad femenina de la buena suerte. Los humanistas introdujeron el concepto en la historiografía, en forma de la providencia de Dios, proponiendo al azar como el motor de la historia. A todo esto, según Maquiavelo la historia es el espacio de acción de la Fortuna y está en competencia con la Virtus.

La Fortuna son los designios divinos, el poder de la providencia, mientras que la Virtus es la capacidad creadora del hombre, el esfuerzo humano o el albedrio; ambas controlan a mitades nuestras acciones, a cincuenta por ciento cada una.

Maquiavelo compara a la fortuna y los designios con un río que se puede desbordar, sin embargo el hombre puede hacer diques y frenar esa corriente que a veces es contraria. Surge entonces el concepto de los Hombres Nuevos, concepto que llegaría hasta Nietzsche, éstos son los modernos y racionales humanistas, para Maquiavelo es importante por lo tanto el papel creativo del individuo en la historia.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar iconPersiste la influencia de Homero y Hesíodo, reconocidos como los...

Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar iconAspasia de Mileto
«padre de la historia», tuvo gran influencia en la vida cultural y política en la Atenas del Siglo de Pericles

Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar iconEl pensamiento de Simón Bolívar es de dominio internacional, y su...

Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar iconEl catolicismo, fundamentado en la iglesia romana, domina todas las...

Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar iconEl estructuralismo es una corriente de pensamiento desarrollada central­mente...
«doctrina» estructuralista3, la que se desarrolló ulteriormente en los trabajos del Círculo Lingüístico de Praga y de la Escuela...

Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar iconEl pensamiento político y social de miguel hidalgo y costilla y josé maría morelos y pavóN

Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar iconBibliografía 137 «¿Qué es la vida, si no un sueño?»
«Las pequeñas historias quintaesencian una doctrina, la condensan en formas fácilmente memorizables, sintetizan la teoría y teatralizan...

Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar iconIdeas tópicas de “luisa gonzález: el pensamiento político de una...

Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar iconResumen Es un político ya viejo, muy enfermo y sin nada ni nadie...

Influencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar iconResumen Es un político ya viejo, muy enfermo y sin nada ni nadie...






© 2015
contactos
l.exam-10.com