Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años






descargar 1.35 Mb.
títuloObra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años
página1/52
fecha de publicación10.09.2015
tamaño1.35 Mb.
tipoSolución
l.exam-10.com > Documentos > Solución
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   52


Conducción del Niño

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años

Elena G. de White


Ministerio Evangelio Eterno



Conducción del Niño
Copyright  1957 by the Ellen G. White Publications.

Todos los derechos reservados.
La paginación original del libro en español ha sido incluida dentro del texto mismo con fines de referencia.
La copia electrónica de este libro es un servicio del Ministerio Evangelio Eterno. Para descargar este u otros libros gratuitos en formato electrónico, visite www.hogarysalud.com
A través de nuestra librería virtual también podrá adquirir u obsequiar nuestros libros impresos a sus amigos y seres queridos en cualquier lugar de Colombia y del mundo.
Para recibir estudios bíblicos o disfrutar de nuestra colección de citas selectas de los escritos de Elena White, visite www.laspredicas.com

Contenido

Prefacio 6

Prólogo 8

Para el lector 11

La Importancia del Hogar Como Escuela 13

Los Primeros Maestros 18

Cuándo Comenzar la Educación del Niño 24

Los Métodos de Enseñanza 28

La Biblia Como Texto 40

El Libro de la Naturaleza 44

Lecciones Prácticas del Libro de la Naturaleza 54

Se Requiere Preparación 63

Un Llamamiento a la superación 73

La Clave de la Felicidad y el Éxito 80

Enseñado Desde la Infancia 84

La Obediencia Debe Convertirse en un Hábito 88

El dominio Propio 93

Tranquilidad, Respeto y Reverencia 100

Cuidado en el Manejo de la Propiedad 104

Los Principios de la Salud 106

La Limpieza 110

Pulcritud, Orden y Regularidad 115

La Pureza 119

Utilidad 124

Laboriosidad 128

La Diligencia y la Perseverancia 135

Abnegación, Generosidad y Previsión 138

Economía y Ahorro 142

La Sencillez 146

La Cortesía y la Reserva 151

Alegría y Agradecimiento 154

La Veracidad 159

Honradez e Integridad 162

Confianza Propia y Honor 166

La Importancia del Carácter 170

Cómo se Forma el Carácter 174

Formas en las que se Arruina el Carácter 187

Cómo Pueden los Padres Edificar Caracteres Firmes 198

Ventajas de los Primeros Años 207

El Poder del Hábito 215

Estudiad la Edad, el Carácter y el Temperamento 221

La Voluntad Como Factor de Éxito 227

Ejemplificad los Principios Cristianos 235

Propósitos de la Disciplina 242

El Tiempo para Comenzar la Disciplina 249

La Disciplina en el Hogar 254

La Administración de la Disciplina Correctiva 267

Con Amor y Firmeza 283

Los Males de la Complacencia 296

La Disciplina Laxa y sus Frutos 301

Las Reacciones de los Hijos 306

La Actitud de los Parientes 317

¿Qué Comprende la Verdadera Educación? 321

La Preparación para la Escuela 329

La Elección de la Escuela 333

La Responsabilidad de la Iglesia 344

Maestros y Padres en Sociedad 351

La Unidad en la Disciplina 357

La Preparación en el Colegio y en un Curso Superior 363

Ejercicio y Salud 374

La Preparación para la Vida Práctica 381

La Enseñanza de Oficios Útiles 393

Conocimiento y Obediencia de las Leyes de la Vida 399

El Ama de Casa en la Cocina 409

Comiendo para Vivir 418

Temperancia en todas las cosas 437

El Hogar y la Cruzada Pro Temperancia 446

Las Bendiciones de la Vestimenta Correcta 458

La Enseñanza de los Principios Fundamentales de la Vestimenta 465

La Moda es un Poder Fascinante 481

Predominio de Vicios Corruptores 487

Efectos de Prácticas Dañinas 493

Precauciones y Consejos 499

La Vigilancia y Ayuda Paternales 508

La Batalla por la Reforma 517

La Responsabilidad por los Intereses Eternos 523

Cada Hogar una Iglesia 534

La Conducción de los Niñitos a Cristo 541

La Preparación para Ser Miembro de Iglesia 550

La Biblia en el Hogar 562

El Poder de la Oración 576

El Sábado el Día de Delicia 588

La Reverencia por lo que es Santo 601

La Coordinación del Hogar y de la Iglesia 613

La Hora es Tardía 619

Las Recompensas 625


Prefacio

AL PUBLICAR en castellano la obra Child Guidance estamos cumpliendo con una misión del más elevado alcance y de una trascendencia imposible de abarcar con ninguna medida humana. Los resultados de la orientación impartida a los pequeños suelen ser de carácter eterno. De ahí la tremenda responsabilidad que recae sobre el hogar y también sobre la escuela.

¿Cómo resolveré los problemas que cada día surgen en la tarea de encauzar debidamente a mis hijos? Muchas veces acude esta pregunta a la mente del padre concienzudo que anhela lo mejor para sus hijos y que no está dispuesto a verlos descarriarse por las sendas del pecado, el vicio y todas las formas en que puede desobedecerse la voluntad divina.

CONDUCCIÓN DEL NIÑO es una obra completa en su género. No sólo responde a todos los problemas básicos en su tema, sino que presenta los principios esenciales capaces de guiar en la correcta orientación de los elementos menores del hogar.

La pluma que movió el espíritu de profecía es clara y categórica. Describe con autoridad las formas, métodos y maneras que deben aplicarse para las diversas situaciones que se plantean en la difícil misión de lograr que madure adecuadamente el carácter de los niños y adolescentes.

Este libro es amplio en su enfoque de los factores más importantes de la correcta pedagogía infantil. Sus 19 secciones, que abarcan 83 capítulos, seguramente serán leídas ávidamente por los padres y educadores adventistas. Es indudable que sus lecciones también serán compartidas con muchos otros responsables de la buena marcha de numerosos hogares 12 que no tienen el bendito privilegio de conocer todas las instrucciones que nos han sido dejadas providencialmente a través de la pluma de la Sra. Elena G. de White.

Confiamos que así será. Esperamos que haya muchísimos padres y madres, adventistas y no adventistas, que recibirán un beneficio incalculable a través de esta obra. Quiera Dios que los frutos de las enseñanzas inspiradas se cosechen no sólo en este transitorio mundo. Ojalá sean muy numerosos los pequeños de hoy, hombres de mañana, que sean guiados recta mente por todas las sabias instrucciones del abundante material de CONDUCCIÓN DEL NIÑO.

Tal es el deseo y oración de LOS EDITORES.

Prólogo

Cuando el matrimonio une con el vínculo del amor a dos corazones y dos vidas, y se constituye así un nuevo hogar, una de las primeras preocupaciones de sus fundadores es que los hijos que vengan a alegrar este nuevo hogar sean educados debidamente. La pregunta hecha por Manoa en la antigüedad "¿Cómo debe ser la manera de vivir del niño?" es un tema de seria meditación para los padres de hoy que contemplan el rostro del precioso e indefenso ser que ha sido confiado a su cuidado.

La importancia de la instrucción en la tarea de conducir a los niños se comprende mejor cuando advertimos el lugar destacado que ocupa en la Palabra de Dios, y las frecuentes y detalladas referencias que hacen sobre el tema los escritos inspirados por el espíritu de profecía. La Sra. de White, en sus numerosos libros, pero más particularmente en los artículos sobre la vida cristiana práctica que aparecieron semanalmente en diferentes periódicos de la denominación, vertió abundantes consejos para los padres. En adición a esto, envió a varias familias cientos de testimonios personales en los que trataba específicamente los problemas que ellas enfrentaban. En estos artículos y testimonios personales, describió los principios que deberían guiar a los padres, y los procedimientos que debían seguir, según le fueron mostrados en visión.

La señora de White, en sus últimos años, manifestó el deseo de producir un libro para los padres cristianos que mostrara claramente "el deber de la madre y su influencia sobre sus hijos". Ese deseo ha quedado cumplido con la publicación reciente del libro El Hogar Adventista y de la presente obra. Unicamente el estudio cuidadoso y con oración de los consejos importantes contenidos en este libro puede 14 revelar la tremenda y extensa influencia resultante de la educación debida de los hijos como cumplimiento de la responsabilidad que Dios ha encomendado a los padres.

El hecho de que la señora de White fuera madre de cuatro hijos la capacitó para exponer en forma inteligente y clara la instrucción que le fue impartida. Su experiencia en la aplicación práctica de los principios delineados para otros despierta confianza en el corazón del lector.

En la preparación de CONDUCCIÓN DEL NIÑO se ha hecho uso de todas las fuentes producidas por la señora de White, publicadas e inéditas. Al final de cada cita se ha señalado su origen. Y debido a que el contenido de este libro ha sido reunido de una cantidad de fuentes escritas en un período de setenta años, ocasionalmente ocurre una inevitable ruptura en la secuencia del pensamiento y en el estilo de redacción, al unir las diferentes declaraciones en el desarrollo natural del tema. El trabajo de los compiladores se limitó a la selección y disposición de las diferentes declaraciones y a la redacción de los títulos.

El libro CONDUCCIÓN DEL NIÑO fue preparado bajo la dirección de los Fideicomisarios de las Publicaciones de Elena G. de White en sus oficinas de la ciudad de Washington. La obra se realizó en armonía con la instrucción de la señora de White dada a sus fideicomisarios en el sentido de preparar la impresión de compilaciones realizadas de sus manuscritos y material publicado.

Este libro ha de satisfacer una gran necesidad. Hay intereses eternos en juego. Los detallados consejos que versan sobre disciplina, formación del carácter, y educación física y espiritual serán apreciados por cada padre precavido. Que esta obra, compañera de El Hogar Adventista, Mensajes para 15 los Jóvenes y otros libros de Elena G. de White escritos para aconsejar a los padres y a la juventud, sirva para guiar a los padres y a las madres en su obra de tanta importancia, es el sincero deseo de los editores y de los Fideicomisarios de las Publicaciones de Elena G. de White. 16

Para el lector

Los padres tienen el privilegio de llevar a sus hijos consigo a las puertas de la ciudad de Dios, diciendo: "He procurado instruir a mis hijos para que amen al Señor, para que hagan su voluntad y lo glorifiquen". Las puertas se abrirán para ellos, y entrarán los padres Y los hijos. Pero no todos podrán pasar. Algunos serán dejados afuera con sus hijos, cuyos caracteres no habrán sido transformados por la sumisión a la voluntad de Dios. Una mano se alzará y se escucharán estas palabras: "Habéis descuidado vuestros deberes del hogar. Habéis fracasado en realizar la obra que habría capacitado al alma para habitar en la morada celestial. No podéis entrar". Las puertas se cerrarán para los hijos porque no aprendieron a cumplir la voluntad de Dios, y para los padres porque descuidaron sus responsabilidades (Manuscrito 31, 1909).

De la Palabra de Dios y de los testimonios de su Espíritu se ha estado difundiendo luz, de modo que ninguno necesite errar en cuanto a su deber. Dios requiere de los padres que eduquen a sus hijos para que lo conozcan y respeten sus derechos; deben educar a sus pequeños, como los miembros más jóvenes de la familia del Señor, para que adquieran belleza de carácter y disposición amable, para que sean aptos para brillar en las cortes celestiales. Al descuidar su deber y permitir que sus hijos se desarrollen en el mal, los padres cierran para ellos las puertas de la ciudad de Dios. Estos hechos deben penetrar en la comprensión de los padres; deben levantarse para reasumir la obra que han descuidado durante tanto tiempo (Testimonies, tomo 5, págs. 325, 326). Elena G. de White. 17

Capítulo 1

La Importancia del Hogar Como Escuela

La educación comienza en el hogar.

En el hogar es donde ha de empezar la educación del niño. Allí está su primera escuela. Allí, con sus padres como maestros, debe aprender las lecciones que han de guiarlo a través de la vida: lecciones de respeto, obediencia, reverencia, dominio propio. Las influencias educativas del hogar son un poder decidido para el bien o el mal. Son, en muchos respectos, silenciosas y graduales, pero si se ejercen de la debida manera, llegan a ser un poder abarcante para la verdad y la justicia. Si no se instruye correctamente al niño en el hogar, Satanás lo educará por instrumentos elegidos por él. ¡Cuán importante es, pues, la escuela del hogar! (Consejos para los Maestros. pág. 83).

La colocación del fundamento sólido.

Sobre los padres recae la obligación de dar instrucción física, mental y espiritual. Debe ser el objeto de todo padre, asegurar para su hijo un carácter bien equilibrado, simétrico. Esa es una obra de no pequeña magnitud e importancia, una obra que requiere ferviente meditación y oración no menos que esfuerzo paciente y perseverante. Hay que echar un fundamento correcto, levantar un armazón fuerte y firme, y luego, día tras día, adelantar la obra de edificar, pulir y perfeccionar (Ibid.). 18

Niéguese al niño todo, menos este derecho.

Padres, recordad que vuestro hogar es una escuela en la cual vuestros hijos han de ser preparados para las moradas de arriba. Negadles todas las cosas antes que la educación que deberían recibir en sus primeros años. No les permitáis manifestar su enojo. Enseñadles a ser bondadosos y pacientes. Enseñadles a ser considerados con otros. Así los prepararéis para un ministerio superior en las cosas de la religión (Manuscrito 102, 1903).

El hogar debería ser una escuela preparatoria donde los niños y los jóvenes se capaciten para el servicio del Maestro, el cual los ha de preparar para unirse con la escuela superior en el reino de Dios (Manuscrito 7, 1899).

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   52

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años iconLucas Soares
«Los problemas científicos pueden interesarme, pero nunca apresarme realmente. Esto lo hacen sólo los problemas conceptuales y estéticos....

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años iconEra mi padre aficionado a los libros y así los tenía de romance para que leyeran sus hijos.”

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años iconLos problemas para asignar una clasificación a los documentos son...

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años iconLazarillo de Tormes y la crítica a la utopía imperial
«El Lazarillo [es un] pequeño libro extraño, [que] plantea complejos problemas, aún no resueltos». Afirmación que es avalada por...

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años iconSolución a los problemas propuestos del tema 5

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años iconReinta y ocho años después de la muerte de Sara, los hermanos se...

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años iconSin duda, la conducta humana es uno de los mecanismos más complejos...

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años iconResumen se ha aplicado un test para cuantificar la fuerza abdominal...

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años icon[6] Que este libro, el camino a cristo, continúe siendo lo que su...

Obra indispensable para la correcta solución de los muchos y complejos problemas inherentes a la educación de los hijos en sus tiernos años iconCaracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS....
«de leche» y termina entre los 2 años y los 2 años y medio. Estos dientes serán sustituidos en los siguientes años por los definitivos....






© 2015
contactos
l.exam-10.com