Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula






descargar 133.37 Kb.
títuloCompetencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula
página2/4
fecha de publicación05.06.2015
tamaño133.37 Kb.
tipoCompetencia
l.exam-10.com > Documentos > Competencia
1   2   3   4

Construcción de definiciones y explicaciones

Tipos de texto más significativos del área

Utilización de recursos: diccionarios, enciclopedias, biblioteca y materiales de soporte electrónico.

Lectura enfática y comprensiva  de textos del área.

 

APOYO A LOS ALUMNOS Y ALUMNAS CON DIFICULTADES

Procedimientos para la detección temprana de las dificultades lectoras

Las dificultades más frecuentes que presentan los alumnos en lectura tienen que ver con la velocidad o la precisión lectoras y con la falta de comprensión. A pesar de que las dificultades lectoras y escritoras van de la mano, nos vamos a centrar ahora en las alteraciones más comunes en la lectura. En cuanto a la velocidad o precisión lectoras se encuentran la lentitud lectora, la lectura acelerada con finales ininteligibles, el silabeo, la denegación, la adivinación o lectura no real, la lectura disrítmica sin atender a la puntuación o con pausas excesivas, el cambio de línea, la fragmentación o separación anómala de sílabas o palabras, la repetición, la omisión o supresión de una o varias letras o sílabas, la adición o inclusión, sin justificación, de una letra o sílaba, la sustitución, la inversión y la rotación. En lo relativo a los problemas de comprensión lectora, las dificultades más frecuentes consisten en un deficiente acercamiento a la situación de comunicación, dificultades en la comprensión y retención de la información, para distinguir las ideas principales y las secundarias y la falta de habilidad para utilizar estrategias como la predicción, la recapitulación del significado o la realización de inferencias.

 El plan de lectura anual debe contemplar el procedimiento y responsables de la identificación temprana de dificultades y sus causas, que, a menudo, se encuentran relacionadas con una competencia lingüística insuficiente o con un desarrollo deficiente de las habilidades prelectoras y preescritoras. Los aspectos que hay que tener en cuenta en relación con estas habilidades prelectoras  necesarias para un correcto desarrollo del proceso lector son los siguientes:


  1. Percepción y discriminación visual: reconocimiento de formas, tamaños, colores.

  2. Percepción y discriminación auditiva: distinción de sonidos.

  3. Lateralidad: esquema corporal; conceptos de izquierda-derecha; arriba-abajo; direccionalidad dentro de un espacio.

  4. Grafomotricidad: habilidad para realizar ejercicios de bucles, festones y figuras geométricas sencillas.

  5. Organización temporal: secuencias de orden temporal (antes y después).

  6. Sentido rítmico: secuenciaciones rítmicas sencillas.

  7. Memoria: memorización de rimas, poesías, adivinanzas, ejercicios de memoria  visual para reconocimiento de palabras.

  8. Lenguaje oral: hablar con una corrección que corresponda con su edad cronológica (vocabulario y fluidez verbal).

Intervención temprana: sistema de refuerzo y apoyo.

Es conveniente iniciar cuanto antes el tratamiento de las dificultades lectoras detectadas. Existen numerosas técnicas para ello, pero su aplicación dependerá de la precisión con que se haya hecho el diagnóstico y la identificación de las causas que están en la base de la dificultad. Además, habrá que precisar las cuestiones organizativas de las sesiones de apoyo o refuerzo: periodicidad, duración de las sesiones, atención individualizada o en pequeños grupos y responsable de impartir las sesiones de apoyo.

 Prueba de habilidades lectoras (anexo 4)

Prueba de dificultades lectoras (anexo 5 )

Véase El Plan de Acompañamiento Escolar y la planificación de los refuerzos y apoyos en el Plan Anual de  Centro

FOMENTO DE LA LECTURA Y EL HÁBITO LECTOR

Nuevamente, lo importante es crear un clima lector en el centro educativo, de modo que se perciba la presencia de la lectura en las distintas dependencias en torno a la biblioteca escolar. La ambientación del centro puede contribuir a ello: rincones con publicaciones periódicas o cómics, noticias de actualidad en los paneles… Algunas actividades de promoción de la lectura que se vienen desarrollando en los centros son las siguientes:

Actividades de biblioteca

  1. Presentación de novedades adquiridas o prestadas por la biblioteca pública: reseñas…

  2. Elección por parte de los alumnos de los libros favoritos leídos durante un curso.

  3. Cuentacuentos.

  4. Encuentro con escritores después de haber leído alguna obra.

  5. Fallos de certámenes literarios.

  6. Servicio de préstamo.

  7. Orientaciones periódicas a padres sobre literatura infantil y juvenil.

  8. Exposiciones de libros sobre un tema definido.

  9. Leer o contar cuentos o producciones escritas a los niños de otros niveles.

  10. Celebración de efemérides literarias: Día Mundial del Libro, Día Mundial de la Poesía, Día Internacional del Libro Infantil, centenarios de autores…

  11. Proyección de películas basadas en libros de literatura infantil o juvenil.

Clima lector en el aula

En el aula debe reinar un clima lector, de modo que se procuren los espacios, tiempos y ambiente adecuados. Leerles todos los días, hablarles de lecturas, preguntarles por lo que ellos y ellas leen, programar la sesión semanal de lectura, acompañarles a la biblioteca…contribuyen al desarrollo del hábito lector.

La animación a la lectura en el aula exige la elaboración de un plan de lectura que se adapte a los gustos y al nivel de competencia lectora de cada alumno. Una buena oferta de textos y la implicación de los alumnos en la selección de libros constituyen estrategias adecuadas. El fomento del gusto por la lectura debe contemplar el asesoramiento individual a cada uno; es decir, es fundamental que exista un plan individual de lectura para cada alumno.

Muchas actividades se realizan en las aulas de Educación  Infantil y Primaria para animar  a los alumnos hacia la lectura. Sin ánimo de ser exhaustivos, se pueden citar algunas: 

  1. Rincón de lectura en el aula.

  2. Lectura diaria de noticias, poemas…

  3. Lectura de diarios o de publicaciones periódicas.

  4. Lectura por parte del profesor de fragmentos divertidos o curiosos de los libros.

  5. Presentar al alumnado una amplia lista de libros de temáticas diferentes y de distintos niveles de dificultad.

  6. Presentación periódica de los libros prestados por la biblioteca del centro o por la biblioteca pública.

  7. Comentar referencias aparecidas en la prensa sobre los libros: libros más leídos…

  8. Permitir al alumnado la elección de obras y autores.

  9. Exposiciones orales de las lecturas realizadas por los alumnos y por el profesor.

  10. Lectura de un libro entre todos finalizando con alguna actividad: cada uno lee un capítulo y lo cuenta o realiza un dibujo… Cumpleaños: cada alumno escribe una poesía o cuento como regalo y se construye un libro viajero con todas las poesías o cuentos.

  11. Debate sobre las lecturas realizadas.

  12. Dibujar a los personajes, el escenario, realizar murales, dramatizaciones.

  13. Registro del recorrido lector del alumno con la opinión que le merecen los libros leídos.

  14. Votación para elegir los mejores libros y/o autores.

  15. Dar a conocer los escritos y producciones de los alumnos en la revista del colegio, en la web…

  16. El libro viajero que contiene las producciones de los alumnos sobre un tema determinado.

  17. Ver una película sobre el libro.

En definitiva, el papel del maestro consiste en hacer de la lectura una práctica cotidiana y hablar sobre ella con los alumnos.

HORA SEMANAL DE LECTURA Y BIBLIOTECA

En el Proyecto Educativo del Centro se dispone de una hora a la semana, dentro del horario lectivo de cada grupo para la dedicación al Plan Lector y a la Biblioteca del Centro.

 Los objetivos de esta Hora Semanal de Lectura son:

  1. Mejorar la expresión oral

  2. Leer de forma expresiva

  3. Desarrollar estrategias para leer con fluidez y entonación adecuadas

  4. Comprender distintos tipos de textos adaptados a su edad

  5. Utilizar la lectura como medio para ampliar el vocabulario y fijar la ortografía correcta.

  6. Comprender distintos tipos de textos

  7. Utilizar la lectura comprensiva como herramienta para obtener información de distintas fuentes

  8. Acceder al descubrimiento de otros mundos tanto en sentido físico como de pensamiento.

  9. Desarrollar habilidades de lectura crítica e interpretativa.

  10. Leer de forma autónoma y con asiduidad.

  11. Lectura individual y colectiva guiada de al menos un libro de la biblioteca por trimestre.

  12. Apreciar el valor de los textos literarios y utilizar la lectura como fuente de disfrute e información, a la vez que de riqueza personal.

  13. Desarrollar actitudes emocionales y positivas hacia el uso de la lectura en el tiempo de ocio.

  14. Utilizar las herramientas y recursos de la Biblioteca Escolar

  15. Establecer, a través de la escritura, una vía de diálogo con otros lectores

  16. Participar de forma activa en la dinámica del centro.

  17. Utilizar las tecnologías de la información y la comunicación como fuente de consulta y como medios de expresión.

Durante la hora semanal de lectura se realizarán actividades dirigidas a la animación a la lectura, al uso de la biblioteca escolar, a la lectura individual de libros comentados (al menos uno al trimestre), a la puesta en común de las impresiones sobre los libros leídos, al desarrollo de la expresión oral, a la lectura comprensiva y a la expresión en la forma de leer.

 Cada maestro/a programará los contenidos de esta hora semanal, independientemente de las programaciones de las áreas curriculares y de las actividades lectoras que se programen en todas las áreas. Esta hora será impartida en E. Infantil y Primaria por el maestro/a tutor/a del grupo y en ESO por el profesor/a del Área de Lengua Castellana y Literatura.

 

Además de las actividades de animación a la lectura que se planifiquen, el alumnado leerá al menos un libro por trimestre. En la biblioteca existen ejemplares suficientes por grupos para que cada alumno y alumna disponga de un ejemplar del mismo título, para lecturas colectivas y trabajos de aula

Implicación de las familias

La implicación de la familia, la colaboración de la biblioteca pública y de otras instituciones constituyen tres ejes importantes de animación a la lectura fuera del centro.

El ambiente lector en el hogar familiar junto con un clima adecuado en el centro educativo aportan las condiciones para que pueda emerger el gusto por la lectura en los niños. Del mismo modo que en el colegio, lo importante es que la lectura cuente con espacios y tiempos en el ámbito familiar y que los niños vean leer a los adultos. Esto no siempre es posible. Aún así, el centro educativo puede sugerir una serie de pautas a los padres y madres como las siguientes:

  1. Hablar con los niños para potenciar el lenguaje oral.

  2. Leer cuentos a los niños.

  3. Compartir lecturas: comentar lecturas, noticias de los diarios o de publicaciones periódicas.

  4. Ser socios y visitar la biblioteca pública.

  5. Visitar librerías.

  6. Aclarar dudas.

  7. Regalar libros.

 Colaboración con bibliotecas públicas y otras instituciones

La aportación de la biblioteca pública puede incluir actividades diversas como la visita guiada a la biblioteca, encuentros con autores, sesiones de cuentacuentos, selección y préstamo de lotes de libros, información sobre novedades bibliográficas…

 

La lectura de un buen libro es un diálogo incesante, en el que el libro habla y el alma contesta" (André Maurois)

 

PLAN LECTOR

1.  Desarrollo de las competencias básicas

 

La competencia lectora ha sido siempre un instrumento primordial en el aprendizaje escolar. Varias razones avalan esta afirmación. En primer lugar, los conocimientos de las distintas áreas y materias se articulan fundamentalmente de forma lingüística y simbólica; en segundo lugar, una gran parte de los conocimientos se obtiene a través de los textos escritos; por último, las diferencias observadas en lectura son, en gran medida, predictoras del futuro desarrollo educativo de los alumnos y alumnas. Pero, además, podemos afirmar que el desarrollo del lenguaje escrito y el éxito curricular son interdependientes: un buen nivel de lenguaje escrito es condición para el éxito curricular y, al mismo tiempo, difícilmente se puede alcanzar un nivel alto en competencia lectora  sin un adecuado progreso curricular.

Si la competencia lectora ha sido siempre un instrumento imprescindible para el aprendizaje escolar, esta exigencia adquiere mayor relevancia ahora, en la sociedad de la información y del conocimiento. A pesar de que a menudo se insista en la preponderancia de la cultura audiovisual, la sociedad del conocimiento refuerza el papel del texto escrito, por lo que la competencia lectora constituye un elemento insustituible de inclusión o integración en esa sociedad alfabetizada, caracterizada, entre otros, por estos tres aspectos: el nuevo concepto de alfabetización, la importancia de generar conocimiento y el enfoque plurilingüe.

Las definiciones de alfabetización, competencia lectora y hábito lector han evolucionado a lo largo del tiempo y están cambiando en las actuales circunstancias: la información disponible es inmensa, los soportes en que se sustenta han experimentado y experimentarán en el futuro importantes cambios y con ello, los modos de leer, como la lectura hipertextual en textos digitales. Este nuevo escenario requiere el desarrollo de capacidades relacionadas con la búsqueda de información, con su evaluación y selección y con su tratamiento.

En el nuevo contexto se ha instaurado ineludiblemente el aprendizaje permanente. Por ello adquiere gran importancia el desarrollo de las competencias que faculten a las personas para aprender de forma autónoma a lo largo de la vida. Es necesario, además, ser capaz de transformar la información en conocimiento y, aún más, de compartir ese conocimiento con los demás.

Por otra parte, en el contexto en el que nos encontramos inmersos adquiere gran importancia la competencia plurilingüe y pluricultural. La competencia plurilingüe y pluricultural hace referencia a la capacidad de utilizar las lenguas para fines comunicativos y de participar en una relación intercultural en que una persona, en cuanto agente social, domina –con distinto grado– varias lenguas y posee experiencia de varias culturas. Esto no se contempla como la superposición o yuxtaposición de competencias diferenciadas, sino como la existencia de una competencia compleja e incluso compuesta que el usuario puede utilizar. (CONSEJO DE EUROPA, 2002: 167)

 

2.- Concepto de lectura

 

La competencia lectora (reading literacy) incluye una compleja gama de conocimientos y destrezas. La lectura pone en acción múltiples procesos cognitivos y metacognitivos en los que intervienen la capacidad de razonamiento, la memoria y los conocimientos previos del lector. Aunque el aprendizaje del código se realiza con relativa rapidez, posteriormente es necesario un proceso asociativo lento que requiere una práctica intencionada y sistemática.

En el acto de leer, el lector interactúa con el texto en un contexto determinado: el texto no dice lo mismo para todos los lectores ni dice lo mismo a un lector en momentos diferentes.

Esta concepción interactiva es la que subyace en las evaluaciones internacionales de la lectura que se están aplicando actualmente y, desde esta perspectiva, el propósito de la lectura adquiere una relevancia especial tanto en la enseñanza como en la evaluación de la competencia lectora. PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study), evaluación internacional de la capacidad lectora aplicada a los niños y niñas de 9-10 años, define la competencia lectora como la habilidad para comprender y utilizar las formas lingüísticas requeridas por la sociedad y/o valoradas por el individuo. Los lectores de corta edad son capaces de construir significado a partir de una variedad de textos. Leen para aprender, para participar en las comunidades de lectores del ámbito escolar, y para disfrute personal. (MULLIS, 2006: 5)

 3.- Dimensiones de la lectura

 La interacción entre el lector y el texto en un contexto determinado pone de manifiesto la relevancia de tres dimensiones de la lectura: las situaciones en las que se produce en relación con la intención del autor y el propósito de la lectura, los diferentes tipos de textos y géneros textuales y los procesos de comprensión que posibilitan atribuir un significado a lo leído. Además, en el acercamiento a la lectura son fundamentales las actitudes del lector y los hábitos lectores.

 3.1. El contexto: situaciones de lectura

El Consejo de Europa agrupó las distintas situaciones de uso de la lengua en cuatro ámbitos: público, personal, profesional y educativo. En su aplicación al ámbito de la lectura, obtendríamos cuatro contextos de lectura: lectura para uso público, para uso personal o particular, para uso profesional y para uso educativo.

PIRLS plantea dos propósitos prioritarios de la lectura para esta franja de edad: lectura como experiencia literaria o como disfrute y lectura para adquirir y usar información. Por tanto, en el caso de la Educación Infantil y Primaria se priorizan los ámbitos personal (leer por placer) y educativo (leer pa
1   2   3   4

similar:

Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula icon3. Competencias básicas, área principal y otras áreas o ámbitos que se trabajen

Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula icon3. Competencias básicas, área principal y otras áreas o ámbitos que se trabajen

Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula iconSegundo ciclo de educación primaria. Matriz con criterios para evaluar...

Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula iconPrimer ciclo de educación primaria. Matriz con criterios para evaluar...

Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula iconEn tanto se va construyendo un proyecto curricular adventista, nacional...

Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula iconEn tanto se va construyendo un proyecto curricular adventista, nacional...

Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula iconAl finalizar cada uno de los cursos el equipo docente del grupo adoptará...

Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula iconLa contribución del área de educación física al desarrollo de las...

Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula icon2 A. concreción del currículo en unidades de programación integradoras para cada curso. 5

Competencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula icon2 A. concreción del currículo en unidades de programación integradoras para cada curso. 5






© 2015
contactos
l.exam-10.com