LeccióN "verbo de oro"






descargar 309.95 Kb.
títuloLeccióN "verbo de oro"
página8/10
fecha de publicación31.08.2015
tamaño309.95 Kb.
tipoLección
l.exam-10.com > Documentos > Lección
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

P.- Maestro, ¿qué puede uno hacer cuando se le manifiesta un defecto a otra persona? ¿Cómo podría uno ayudarla?

R.- Mira, uno tiene que preocuparse por los propios y disolverlos, porque si uno no ha disuelto los defectos psicológicos que tiene, ¿cómo podría hacer, pues, para eliminar los defectos psicológicos de los demás? Pensemos primero en si mismos, en que tenemos que desintegrar tales o cuáles errores, y una vez que lo hayamos logrado, entonces sí podemos darnos el lujo de ayudar a otros.

P.- Cuando todos los "centros" están funcionando simultáneamente y en forma equivocada, ¿cómo podemos hacer para controlarlos?

R.- Voy a decirte que hay cinco centros importantes: primero, centro intelectual; segundo, centro emocional; tercero, centro motor; cuarto, centro instintivo; quinto, centro sexual. También existen siete niveles de hombres -y de mujeres también, pues aquí veo puras damas-: primero, el hombre, dijéramos, meramente instintivo; segundo, el emocional; tercero, el intelectual; cuarto, el hombre equilibrado; quinto, aquél que ha fabricado su Cuerpo Astral; sexto, el que ha fabricado su Cuerpo Mental; séptimo, el hombre auténtico, aquél que ha fabricado su Cuerpo Causal. La "Torre de Babel" está formada por los hombres 1, 2 y 3, es decir, el instintivo, el emocional y el intelectual. Esas gentes no se entienden; el intelectual no entiende al instintivo; el instintivo no entiende al intelectual; el emocional no entiende al instintivo; el intelectual no entiende al emocional, y el emocional tampoco entiende al intelectual; esa es la "Torre de Babel". De manera que, por ejemplo, si un hombre intelectual le habla a una persona instintiva, no la entiende; si un intelectual le habla a una persona emocional, tampoco se entienden. Las personas 1, 2 y 3 han formado la "Torre de Babel", han llenado al mundo de desgracias, lo han llevado a varias guerras mundiales, son una calamidad para el planeta Tierra.

Existe un cuarto nivel de personas. Me refiero, en forma clara, a las personas que ya llegaron a equilibrar todos los cinco centros de la máquina. Cuando ya los cinco centros de la máquina están perfectamente equilibrados, puede uno controlar todos los centros. Mientras uno no haya llegado al nivel número 4, no puede lograr ningún control sobre los centros de la máquina orgánica, y para llegar al nivel número 4, se necesita eliminar de la máquina humana todos los "yoes" pesados, cuáles son: el orgullo, el engreimiento, la vanidad, el egoísmo, el odio, los celos, la autoimportancia, la autosuficiencia, la vanidad, etc.

Si uno consigue eliminar esos agregados psíquicos tan pesados, se establece un Centro de Gravedad Permanente dentro de nuestra psiquis. Establecido tal Centro de Gravedad Consciente dentro de nuestra psiquis, queda también establecido el equilibrio de todos los centros de la máquina y entonces puede controlarlos a voluntad. Antes, no es posible.

P.- Maestro, ¿qué quiere decir "tres veces nacido"?

R.- ¿"Tres veces nacido"? Bueno, uno puede haber pasado por las tres purificaciones y llamarse "tres veces nacido". Si ha pasado por la primera purificación, es "una vez nacido"; si ha pasado por la segunda purificación, es "dos veces nacido...". "Tres veces nacido" es el Maestro Resurrecto o Perfecto. ¿Alguna otra pregunta?

P.- ¿Cómo hace un niño menor de edad, de diez años, por ejemplo, para eliminar un defecto psicológico?

R.- Bueno, deja que el muchachito siga creciendo y luego ya le das explicaciones sobre eso; porque a un niño de diez años le queda muy "de a para arriba" el problema que le estás planteando.

P.- Si el niño comprende que tiene un defecto psicológico e invoca a su Divina Madre Kundalini para que se lo elimine, pero a la vez dice: "Mamá, ¿y todos los que están en la Gnosis?, son grandes y no han eliminado el 'Yo'...".

R.- Por eso es que hay que morir en si mismos, pasar por la "aniquilación budista", hacer más objetiva la conciencia. Cuando realmente hayan destruido el "Ego", nada de eso les pasará.

P.- Maestro, a mí me pasa que al enfrentarme a una persona que tiene la psiquis dañada, que es mala, siento un corrientazo por todo el cuerpo y me sube como un "hormigueo", desde las piernas hacia arriba.

R.- ¡Todo eso es subjetivismo! ¿Cómo no me pasa a mí eso? Pues, sencillamente, cuando uno ha aniquilado el "Ego", ya no le pasa eso; eso le pasa a uno cuando tiene "Ego", pero si lo desintegra nada de eso le sucede; vive normalmente, es una persona normal.

P.- Maestro, ¿todos los "Yoes" pueden desintegrarse en una sola existencia?

R.- Si uno se dedica en una sola existencia a destruir los "yoes", los desintegra. La Madre Divina Kundalini tiene terribles poderes. Uno lo que tiene que hacer es desarrollar el sentido de la Auto-observación psicológica. A cada hora, a cada minuto, a cada segundo, debe estarse observando a sí mismo. De momento en momento, de instante en instante, sucede que los defectos que llevamos escondidos afloran en forma espontánea -cuando uno menos lo piensa, ya afloran, a través de uno, los celos, ya la ira, ya el odio, ya el orgullo, ya el engreimiento, etc.- Una vez que uno ha descubierto, en sí mismo, que tiene un defecto, no debe justificarlo, no debe evadirlo; debe, sencillamente, dedicarse a trabajarlo, a analizarlo, estudiarlo, comprenderlo, hacerle la disección para saber qué es lo que tiene adentro, cuál es su origen, de dónde viene, y cuando uno ya ha comprendido íntegramente ese defecto, entonces, ¿qué debe hacer?: concentrarse adentro, en la Divina Madre Kundalini, suplicarle, rogarle, llorarle, pidiéndole que desintegre ese defecto comprendido, y ella así lo hará. Esto debe hacerse todos los días, diariamente, con paciencia, hasta que el defecto se vuelva cenizas. ¿Entendido?

P.- Maestro, ¿cuando alguien a cada paso, a cada rato, está llorando, ¿a qué se debe eso?

R.- Pues eso es pura sentimentalismo morboso. Esa clase de sentimentalismos llorones, no se deben a otra cosa que a algunos agregados psíquicos inhumanos que uno carga en su interior. Esos agregados psíquicos o "Yoes", están relacionados con las emociones negativas. Sin embargo, yo no vengo aquí a pronunciarme contra las lágrimas, no. Lo que hay que saber es que existen emociones negativas y emociones positivas. Es obvio que con las emociones positivas también llora uno, y más aún, debe llorar, porque para poder eliminar cualquier defecto psicológico hay que llorar mucho, hay que pasar, verdaderamente, por grandes crisis emocionales; si "el agua no hierve a cien grados", no se cuece lo que hay que cocer, ni se elimina lo que hay que eliminar. Así, también, si uno en verdad no pasa por grandes crisis emocionales, no logra desintegrar esos defectos y no logra cristalizar las divinas facultades del Alma. Así, pues, llorar es un lujo, pero una cosa es llorar verdaderamente, en forma positiva, dinámica -por arrepentimiento de sus propios errores psicológicos-, y otra cosa es el sentimentalismo ese negativo, llorón, que no lleva a ninguna conclusión. ¿Entendido?

P.- ¿Los "yoes" se trabajan en el mundo físico, o también en el mundo astral, mental y causal?

R.- Todo se debe trabajar aquí y ahora. Ahí, poquito a poquito, va uno avanzando y los va descubriendo cada vez más, y más, y más; es decir, uno tiene que ir ahondando, quitando capa tras capa. A medida que uno va avanzando dentro de si mismo, descubre muchísimos defectos que ni remotamente sospechaba que los tenía.

P.- ¿El "Ego" también produce vibraciones?

R.- Todo en el Universo vibra; sólo que las vibraciones del "Ego", realmente son negativas en un ciento por ciento. ¿Alguna otra pregunta?

P.- ¿Qué efecto kármico se produce en un profesional del Derecho, cuando en el plano legal libera o divorcia a una pareja de su matrimonio?

R.- Pues voy a decirte: actualmente, estamos luchando mucho por curar a un licenciado que usó mal su mente. El pobre, pues, está medio "chiflado". Es un hombre de una capacidad intelectual formidable, extraordinaria, y por estos días está en vísperas de desencarnación; se le acabaron los valores intelectuales y ese es el resultado. ¿Entendido? Es decir, el mal uso de la mente produce Karma. Cuando uno no sabe usar la mente, en forma justa, pues vienen las enfermedades a la mente. Quien procede así, como tú estás diciendo, pues obviamente se llena de Karma.

P.- ¿Qué sucede a una pareja que tiene problemas y que busca solución en el divorcio?

R.- Pues, hombre, eso es negativo, porque Jesús el Cristo estipuló, en el Evangelio, cuándo es que uno debe divorciarse. El divorcio sólo es justo en caso de adulterio, y si la mujer se va por ahí con cualquiera, "así porque sí", y deja al pobre marido abandonado, o sencillamente si "se mete" con otro hombre, adultera. En ese caso, pues, el divorcio es lícito, pero eso de que se van a divorciar "por incompatibilidad de caracteres...". En los Estados Unidos, por ejemplo, una mujer se divorció del hombre porque éste "roncaba"; divorciarse así, en esa forma, pues sencillamente es un delito, y el abogado que haga tales divorcios, indubitablemente pagará Karma.

El caso es que si a uno la mujer le resultó un problema, o si a la mujer el marido le resultó un problema, pues no hay más remedio que aguantarse. ¿Por qué? Porque el matrimonio, el hogar, es un "gimnasio psicológico" maravilloso.

P.- Maestro, ¿y en el caso de que el hombre injurie a la mujer gravemente, de que atente contra su honor y su dignidad?

R.- Pues, aún en ese caso, si la mujer es lo suficientemente inteligente, aprovecha al hombre para autodescubrirse. A ver: ¿qué fue lo que le injurió?, ¿el amor propio?, ¿el orgullo?, ¿qué?

P.- Bueno, en el caso específico de que él le diga que le es infiel y que "le mete" hombres en la casa, y toda esa serie de cuestiones...

R.- Y entonces, claro, ella se siente ofendida en su dignidad, en su honor. ¡Vaya, vaya..! Con esa clase de pensamientos no habrían "gimnasios psicológicos". Y, ¿cómo harían ustedes para autodescubrirse si no tienen un "gimnasio"? Los "gimnasios" más difíciles son útiles para el autodescubrimiento de sí mismo, porque repito: en esos "gimnasios" los defectos escondidos afloran espontáneamente, y sí estamos alertas y vigilantes como el vigía en época de guerra, entonces los vemos. Qué lindo es cuando uno descubre que tiene el "Yo" del amor propio, porque otra persona lo hirió! Entonces puede uno darse el lujo de volverlo polvo. ¡Qué lindo es cuando uno descubre que tiene el "Yo" del orgullo y que ese orgullo fue herido! Entonces, ya hecho ese descubrimiento, pues a trabajar con el orgullo, hasta volverlo polvo. ¡Qué lindo es saber que uno tiene ira cuando el cónyuge o la cónyuge lo hirió, pues puede entonces darse el gusto de trabajar al demonio de la ira.

Así, pues, el "gimnasio psicológico" del hogar es extraordinario, y el que quiera divorciarse porque el "gimnasio" está duro, se parece al muchacho que no quiere ir a la escuela, que lo mandan a la escuela y se escapa a otra parte -aquí, en México, decimos que "se va de pinta"; no se cómo dicen por allá, en el país de Venezuela-.

P.- Generalmente, en nuestros países, cuando la mujer adultera se considera como una causa de divorcio, pero no se especifica lo mismo cuando es el varón quien adultera.

R.- Pues el hombre es el número 1, la mujer el número 2. No quiero decir que los hombres pueden darse el lujo de adulterar, y que por eso no van a pagar Karma. Claro está que si un hombre adultera, paga Karma, pero entre adulterio y adulterio, hay diferencias.

Sucede que ser mujer es de una responsabilidad tremenda. Si un hombre adultera por ahí, fuera del hogar, puede que hasta engendre hijos, pero su hogar seguirá como siempre -a no ser que sea un bribón-. Pero si una mujer adultera fuera del hogar, ¿qué pasa? Traerá nuevos hijos al hogar, hijos que no son de su marido, y queda el matrimonio adulterado, como una medicina a la que le meten otro remedio distinto y que la mezclen. Esa medicina está adulterada...

P.- ¿A qué se debe, Maestro, esa diferencia entre el hombre y la mujer?

R.- Pues, muy clara: porque el hombre no viene con la falda; la que viene así es la mujer, y eso de que le traiga al marido muchachitos ajenos, que mezcle sangres extrañas dentro de su familia, pues eso es muy grave; es un atentado contra la unidad de la familia. En cambio el hombre, pues bueno, si por allá "metió la nata", adulteró y al regresar a la casa viene con el estómago o la panza "de farol", "pegada contra el espinazo", cuando mucho ella le dará su plato de comida y ya, pero nada más, no pasó nada -a no ser que le hayan quitado su virginidad y no creo que ningún hombre tenga ese problema-. De manera que, entonces, en conclusión, es más grave el adulterio en la mujer. Por eso es precisamente que en la época de Moisés, a las mujeres que adulteraban las apedreaban públicamente; porque acaban con un hogar, lo vuelven polvo.

P.- ¿Y qué tipo de Karma pasa una mujer que comete el delito de adulterio?

R.- Supongamos que una mujer, en una pasada existencia, vivió con un hombre y resultó que, de la noche a la mañana, se enamoró de otro "cuate", como decimos aquí los mejicanos. Entonces, ¿qué pasa? Se va con el tipo, ¿no? Muy bien, nada pasó. Pero en la nueva existencia vuelven a encontrarse los dos otra vez, y vuelve ella a ver a su "maridito", y el "maridito" a ella, y vuelven a adorarse, pero ahora cambian los papeles; resulta que el "maridito" es el que se va y ella queda solitaria, pagando Karma por el resto de su vida... ¿Qué tal?

P.- Venerable Maestro, ¿qué sucede en el caso de un hombre que vive con una mujer y que lleve diez años, supongamos, sin tener relación sexual con ella y que de pronto decida buscarse otra? En el caso contrario, ¿puede la mujer hacer lo mismo?

R.- Bueno, en este caso..., por eso te digo que para la mujer la responsabilidad es muy grave. El hombre puede darse el lujo, después de diez años de no tener relación sexual con la mujer -ya porque la mujer esté enferma, o bueno, por lo que sea- de considerarse soltero ya; de hecho, si "entra" a otra mujer, si "se mete" con otra mujer, no comete delito porque es soltero. El caso de la mujer es distinto, desgraciadamente; se la ponen más grave, por el asunto aquel de traer muchachitos a la casa, o sencillamente porque es la base del hogar, porque la mujer es la que forma el hogar y si adultera lo pervierte, lo destruye. No solamente es por ella, sino por la familia. De manera que hay doble responsabilidad. Yo las considero a ustedes, que son mujeres; francamente, no quisiera sentirme en el pellejo de ustedes. Es de doble responsabilidad, repito. Nosotros los hombres somos distintos, porque somos hombres, pero la mujer es de más responsabilidad; es decir, sus responsabilidades son mayores.

P.- En caso de que el hombre se vaya del hogar, después de haber transcurrido los años sin haber tenido relación sexual con la mujer, ¿puede ella tomar otro varón?

R.- Si el hombre no se ha ido, no le queda a ella más remedio que respetarlo. Ahora, si el hombre se va y hace diez anos no tiene relación sexual con él, ella tiene libertad para tomar otro hombre. ¡Eso sí!, pero ya que el hombre "se largo" pero eso de que la mujer le venga a "poner" su buen par de "cuernos", aquí en la frente, eso no está bien.

Bueno, me cuentan por ahí una historia muy interesante. Resulta que un hombre fue a dar por allá, al Infierno, y se encontró cara a cara con el Diablo -son cuentos callejeros-. Le dice: "Señor, dígame, ¿usted es casado?" El Diablo le responde: "¡Insolente, atrevido!, ¿no ves que yo soy el Diablo?". "Bueno, señor, le hacía esta pregunta porque como le estoy viendo cuernos en la frente...".

Dicen que "el matrimonio no es precisamente el Cuerno de la Abundancia, pero si es la abundancia de cuernos". Bueno, esto es un poco de broma, porque tenemos nosotros aquí que platicar deliciosamente, amigablemente, sin tanta etiqueta, como una familia que somos todos nosotros. Todos nosotros somos una familia. A ver, pregunta, ¿qué es lo que me vas a decir?
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

LeccióN \"verbo de oro\" iconVerbo de la oración principal verbo subordinado

LeccióN \"verbo de oro\" iconUn verbo sin decir/ sin gritar/ un verbo

LeccióN \"verbo de oro\" iconAsunto: «Me dejaste estupefacto con tus comentarios sobre Oswald Pohl»
«estatura baja, aspecto fuerte, morocho, cabello ondulado, de bigotes y que fumaba cigarros, y que usaba alianza de oro y un anillo...

LeccióN \"verbo de oro\" iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

LeccióN \"verbo de oro\" iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

LeccióN \"verbo de oro\" iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

LeccióN \"verbo de oro\" iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

LeccióN \"verbo de oro\" iconMisa Ediciones «Del Verbo Encarnado»

LeccióN \"verbo de oro\" iconSimple Present with Verbo to be ser o Estar

LeccióN \"verbo de oro\" iconCuando escriban el verbo, que tenga sentido en la frase!!!






© 2015
contactos
l.exam-10.com