Lección introduccióN






descargar 374.6 Kb.
títuloLección introduccióN
página1/8
fecha de publicación07.07.2015
tamaño374.6 Kb.
tipoLección
l.exam-10.com > Documentos > Lección
  1   2   3   4   5   6   7   8


LA APOLOGÉTICA

Autor
Dr. Cornelio Hegeman

Un curso del



Seminario Internacional de Miami

Miami International Seminary

14401 Old Cutler Road

Miami, FL 33158

305-238-8121 ext. 315

email, MINTS@ocpc.org

web site, wwwMINTS.ws

COMO ESTUDIAR EL CURSO “LA APOLOGÉTICA”
INTRODUCCIÓN
Para estudiar es importante tener las siguientes herramientas.
1. El cuaderno de trabajo, La apologética, por Cornelio Hegeman

2. La “encuesta apologética.”

3. El “diagnóstico teológico.”
RESPONSABILIDAD DEL ESTUDIANTE
1. Asistencia a la conferencia y clase (10%)

2. Leer La Apologética y contestar las preguntas en su cuaderno personal. Las respuestas están en la parte final. Use las respuestas dadas por el texto para auto corregir las suyas (10%).

3. Preparar una encuesta de 10 preguntas sobre un tema doctrinal para conocer y comparar las creencias de dos grupos distintos (30%).

4. Para el nivel de Licenciatura. Lea 300 páginas sobre la apologética y escriba un informe de 3 páginas. Para el nivel de Maestría, lea 500 páginas y escriba un informe de 5 páginas (20%).

5. Tomar el examen (30%).
NÓTESE
Este curso presta mucha atención a las definiciones breves de conceptos básicos. Si tiene dudas comuníquese con el profesor o el facilitador.
Profesor: hegjkm@aol.com, 305-252-9216
Tiempo para desarrollar y completar el curso: un mes

Hay que dedicar un total de 45 horas al curso.

LA APOLOGÉTICA
LECCIÓN 1. INTRODUCCIÓN

LECCIÓN 2. UNA ADVERTENCIA

LECCIÓN 3. UN PARADIGMA

1. UN DIOS Y UNA VERDAD

2. LA REVELACIÓN DOBLE

3. LAS TRES PERSONAS DE LA TRINIDAD

4. LAS CUATRO RELACIONES

LAS CUATRO ETAPAS DE LA HISTORIA

5. LAS FACULTADES MENTALES

LECCIÓN 4. LA DIALÉCTICA CRISTIANA

UN BOSQUEJO GLOBAL SOBRE EL CONTEXTO
ARGUMENTACIONES

GLOSARIO

PREGUNTAS

RESPUESTAS
BIBLIOGRAFÍA
APÉNDICES
A. Creación

B. El Bien y el Mal

C. Homosexualidad

D. La Nueva Era

E. La Declaración de Cambridge

  1. Informe Barna: Los hispanos en los EEUU

G. 100 Verdades Bíblicas sobre la Deidad de Jesús

H. Gracia y No-Gracia

I. Pautas para hermenéutica
ENCUESTAS

A. Encuesta apologética

B. Diagnóstico teológico

LECCIÓN 1
INTRODUCCIÓN
[En preparación para esta lección llene la encuesta “Apologética.”]
La apologética cristiana es la defensa de la fe bíblica y cristiana según la Gran Comisión.
Mi padre fue pastor por 45 años: ministro en Holanda, Canadá y los EEUU. El comienzo de su ministerio se desarrolló en los tiempos más difíciles de su vida. Eso fue al principio de la segunda guerra mundial en el año 1940. Cornelius Hegeman fue un evangelista con la Iglesia Reformada de Holanda (Nederlandse Hervorme Kerk: NHK). Su primer trabajo fue en Enschede, una cuidad holandesa en la frontera con Alemania. Al inicio de la guerra, los nazis alemanes, perseguían a los judíos. Papá, y un amigo de ministerio, escondieron como 5 personas judías en la iglesia. Los Nazis las descubrieron y todos fueron llevados presos. De seguro, las personas judías fueron llevadas por la frontera a los terribles campos de concentración donde fueron muertos. Debemos recordar que estaban entre los primeros para ser capturados ya que eso sucedió en 1940 y la guerra no concluyó hasta mayo de 1945. ¿Y qué pasó con mi padre? Él y su amigo fueron llevados presos también. Sin explicación, dispararon a muerte a su amigo y a él lo dejaron libre. El amigo defendió la fe con su muerte. Mi papá continuó predicando y ayudando a otros hasta su muerte en 1981. Eso es la apologética cristiana, un asunto de vida y muerte.

Momentos antes de la ascensión del Señor Jesucristo, el Señor dijo que los apóstoles iban a ser testigos (martures) de él. Iban a testificar de Cristo por todo el mundo e iban a testificar con palabras y con su vida. Iban a ser mártires. Así paso con sus vidas, 11 de los 12 discípulos fueron martirizados, muertos por su fe cristiana.

No todos los cristianos tienen el privilegio de ofrecer su vida para el martirio. No es algo que debemos buscar pero si viene, no es algo de lo que debemos huir.

¿Qué defensa hemos dado a la fe cristiana? ¿Vale la pena defender la fe cristiana con sus fuerzas de vida y hasta la muerte? Uno debe estar seguro, absolutamente seguro, de que la fe cristiana es la fe verdadera, para vivir y morir por ella. Eso es esencial en la apologética cristiana.

¿Pero, eso no es un fanatismo? ¿No es igual al jihad de los musulmanes, que mueren por su fe en Alá? La diferencia es que los cristianos mueren para proteger a los no-cristianos, mientras los musulmanes mueren para matar a los cristianos.

El sacrificio más grande ocurrido en la historia humana es el del Señor Jesucristo, Él, siendo Dios y un hombre perfecto, murió para perdonar a los culpables. El Cordero de Dios y su sacrificio es el centro de la apología cristiana. Sin el sacrificio de Jesús en la cruz, no hay buena noticia para los pecadores que necesitan ser perdonados. Él tomó nuestro lugar en la cruz para que pudiéramos ser perdonados y para que pudiéramos contar a otros como se puede ser salvo y servir a Dios.

Sin embargo, ¿no estaría de acuerdo conmigo en cuanto a mi pregunta: “Es verdad que no todos los cristianos están dispuestos a defender la verdad con todo su ser?” Creo que hay algunas razones por las que nuestro testimonio puede ser débil.



  1. Por no ser cristiano.

  2. Por no estar convencido de que la verdad es absolutamente cierta.

  3. Por no conocer la verdad y estar equivocados.

  4. Por no obedecer a la gran comisión.


En cuanto al número uno, “no testifican porque no son cristianos,” sólo puede ser resuelto por nacer de nuevo espiritualmente (ser regenerado), recibir una naturaleza nueva y ser llenado por el Espíritu Santo. No voy a detenerme a explicar las diferentes teologías sobre la relación entre la regeneración y la llenura del Espíritu Santo (un buen tema para la clase de soteriología), sino, enfatizo que la regeneración sin la llenura es como un motor sin gasolina. Qué agradable tener un carro de lujo último modelo, pero sin gasolina el carro no va a ningún lugar. Podemos asistir al templo más grandioso y participar en el culto más impresionante, pero si no testificamos, ¿qué estamos haciendo?

¿Estamos convencidos de que la verdad es absoluta?
Según las investigaciones de George Barna, muchos cristianos nacidos de nuevo no afirman la verdad.
31% de los cristianos nacidos de nuevo piensan que si una persona es lo

suficientemente buena puede ganar un lugar en el cielo (2000)

Aproximadamente la mitad de los cristianos nacidos de nuevo (47%) piensan que Satanás “no es un ser real sino un símbolo del mal”. (2000)

El 24% de los cristianos nacidos de nuevo piensan que “cuando Jesús vivió en la tierra pecó, tal como las demás personas”, comparado con el 49% entre los no cristianos. (2000)
Aproximadamente uno de cada cuatro (26%) de los cristianos nacidos de nuevo creen que no importa la fe que la persona siga porque todas enseñan lo mismo. Una creencia sustentada por el 56% de los no cristianos.(2000)

(www.barna.org/cgi_bin/Home.asp “Beliefs”)
Si no hay certeza en cuanto a las grandes doctrinas de la historia de la creación de Dios, la relevancia de la ley moral (Diez Mandamientos), la encarnación, enseñanzas, muerte, resurrección, y reino de Cristo, la inerrancia de la Biblia y la fundación apostólica y cristo céntrica de la iglesia, ¿cómo vamos a ponernos de acuerdo con los detalles de la vida? ¿Qué certeza tenemos de lo que Francis Shaeffer llama, la “verdadera verdad.” Hay que estar seguros y saber por qué lo estamos. Hay que estudiar la ciencia de la interpretación bíblica y mantenernos fieles a la interpretación verdadera. Somos el pueblo de la “sola Scritura” de que la Biblia es la verdad máxima para la fe y la vida. La verdad corresponde y es fiel a la realidad de Dios y su revelación.

Las razones mencionadas arriba son razones secundarias para no defender la fe. Son síntomas de algo más profundo. En opinión del autor, la razón principal por la cual no testificamos como debemos hacerlo tiene que ver con nuestra participación en la gran comisión del Señor Jesús.

La esperanza para el fiel testimonio de Cristo está en vivir en el poder del Espíritu Santo. “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre nosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos...” (Hechos 1.8).

La motivación apologética es teológica y espiritual, es de Dios y vivida por los creyentes al testificar de Jesús.

Relacionamos a Dios el Padre por medio de la fe en Cristo y por el poder del Espíritu Santo. Nuestro encuentro con el Padre es marcado por la adoración y la oración (Juan 4.24, Mt. 6.9). La relación del creyente con Jesús es por fe en su persona y su obra redentora (Romanos 3.24; Efesios 2.8). La relación con el Espíritu Santo es vivir en la presencia, el poder y la plenitud del Él y servir a Dios en obediencia fiel (Juan 20.22-23; Hechos 2. 1-4, 37-39; Romanos 8.1-39; etc.).

Presentaremos una apologética que está basada en la absoluta verdad del único Dios, revelada tanto en una manera general y especial, expresada en todas las relaciones de la vida, manifestada en la historia y acciones de redención, es una participación en la gran comisión y presentadas racionalmente a todos que nos escuchan.

En la próxima sección explicamos nuestro esquema de cómo defender la fe cristiana en una manera integral.

Preguntas y tareas:
1. ¿Cuál es la definición dada por el autor para la apologética?
2. ¿Cuáles 4 razones son dadas por el autor para explicar por qué no todos los cristianos defienden la fe cristiana?
3. Compara las respuestas a la encuesta que hiciste con las estadísticas que ha presentado George Barna.

LECCIÓN 2
UNA ADVERTENCIA Y UNA SUGERENCIA
NO VAMOS A COMPLICAR LAS COSAS
Al comenzar el estudio de la apologética es importante conocer sus categorías teológicas. Me hace recordar lo siguiente:
Un hombre un día, al cruzar un puente, encontró a alguien que iba a saltar para suicidarse.

Corrió rápido hacia el hombre desesperado clamando en alta voz, “No lo hagas.”

Él le dijo: “¿Por qué no?”

Dijo: “Hay demasiadas cosas buenas por la cual vivir.”

Respondió el hombre: “Mencióname una.”

Pensó un poco y dijo: “Podemos vivir por que Dios es bueno, ¿eres ateo o religioso?

“Religioso.”

“Yo también,” Dijo, “ ¿Eres cristiano o de otra religión?

“Soy cristiano.”

“Ah, que bueno, yo también,” “¿Eres católico o protestante?

“Protestante.”

“Increíble, tenemos tanto en común.” ¿Eres presbiteriano o pentecostal?

“Presbiteriano.”

“Ah, yo también.” ¿Eres un presbiteriano evangélico o un presbiteriano liberal?

“Evangélico.”

“Casi no puedo creerlo. ¿Cuál es tu posición apologética, eres un evidencialista o presuposicionalista?

“No sé.”

“Bueno, entonces, tírate hereje ignorante.”
¿Evidencialismo y presuposicionalismo? Sí, son dos escuelas de apologética. El evidencialismo presta mucha atención a las evidencias provistas por las leyes naturales, la lógica y las ciencias para conocer a Dios. La otra escuela, el presuposicionalismo, enfatiza que la fe es necesaria para entender las evidencias y conocer a Dios.

Evidencialismo es popularmente representado por el tomismo (Tomas de Aquino: 1227-1274)) de la teología católica romana. Entre los evangélicos, Josh McDowell, Ron Geisler y R.C. Sproul entre otros son evidencialistas. Uno de los libros apologéticos más populares es de McDowell, Evidencia que demanda un veredicto. Entre los autores hispanos uno de los más leídos es Samuel Vila de España.

El presuposicionalismo se basa en el lema de San Anselmo (1033-1109), “Creo luego entiendo.” El presuposicionalismo es más popular entre los evangélicos por el énfasis en la fe. Sin embargo, no todos los evangélicos son por definición presuposicionalistas. Uno de los autores más conocidos es Francis Schaeffer. Varios teólogos de la “fe-palabra” usan la metodología del presuposicionalismo.

Los extremos en ambos campos de apologética son notables. El evidencialista puede convertirse en un naturalista, si el papel de la presencia del reino de Dios no es bien explicado. Por otro lado, el presuposicionalista puede sufrir del fideísmo (sola la fe, nada de la razón).

De verdad, quiero llevar a ustedes mas allá de las posiciones apologéticas ya mencionadas. Prefiero ser más ecléctico y pragmático. Espero utilizar los puntos fuertes de ambos sistemas y evitar sus errores. Quisiera implementar el uso de encuestas, entrevistas y testimonios para hablar y defender la verdad. A eso vamos.
UNA SUGERENCIA
Debido a que estamos viviendo en un mundo con más y más diversidad, no tenemos el lujo de conocer las ideas y posiciones que tiene toda la gente de nuestras comunidades. Así en la iglesia, hay mucha diversidad de opinión. Para conocer las distintas opiniones es muy recomendable usar encuestas. Me gusta el gran servicio que George Barna ha brindado a la comunidad evangélica en proveer muchísimos datos sobre las creencias de los cristianos y los no-cristianos. Con estos datos es posible aproximarse a la realidad de las creencias de uno.

Preguntas.

1. ¿Qué es el evidencialismo?
2. ¿Qué es el presuposicionalismo?
3. ¿Qué método de apologética propone el autor?

4. Tareas: si no ha tomado, DIAGNÓSTICO TEOLÓGICO, hágalo ahora. Por medio del diagnóstico va a conocer más sobre su nivel de conocimiento bíblico, teológico e historia de la iglesia.

LECCIÓN 3
UN PARADIGMA
La apologética es la defensa de la fe bíblica y cristiana. La palabra viene del griego, apologetikos (apo (todo), logos (palabra), legein (contar, declarar)). Esencialmente, la apologética cristiana es hablar por Dios según lo que Dios ha revelado de sí mismo.

Bíblicamente hablando, la apologética es “estad siempre preparados para presentar defensa (apología) con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros” (1P. 3.15).

En esta lección vamos a definir e ilustrar los parámetros para la apologética. ¿Cuál es la perspectiva global para la apologética. Para realizar eso, vamos a proponer un paradigma sencillo.
1. Hay un Dios y la verdad es una

2. Hay una doble revelación

3. Hay tres personas en la Trinidad

4. Hay cuatro etapas en la historia humana y cuatro relaciones básicas en la vida.

5. Hay cinco sentidos y cinco facultades mentales.
Vamos a entender un poco mejor cómo estas cinco áreas están relacionadas con la apologética.
1. UN DIOS Y UNA VERDAD
Dios es la verdad. Todo lo que corresponde fielmente a Dios y su revelación de sí mismo, su obra y palabra es verdad (Juan 14.6).

Dios es la verdad. Dios define la verdad. Dios revela la verdad. Dios exige la verdad. Dios juzgará la verdad. Dios es glorificado en la verdad.

No es necesario tener un Ph.D. en estudios bíblicos o ser un filósofo para hablar de Dios. El hijo pequeño de un ateo dijo a su padre, “¿Papi, tú crees que Dios sabe que no creemos en él?

Somos hechos a la imagen de Dios y tenemos la responsabilidad de responder a Dios y a la verdad. El hombre no tiene una excusa para no responder a Dios (Romanos 1:18). Tenemos un conocimiento innato de Dios.

El ateo no reconoce a Dios con la excepción de perder su sentido racional. El carpintero ateo que golpea su dedo con un martillo dice, “Dios mío,” sin pesar que él no cree que Dios existe. Esta experiencia es una muestra indirecta de que cada ser tiene un conocimiento innato de Dios, aunque este conocimiento este rechazado.

Los cristianos y no-cristianos tienen el conocimiento innato de Dios en común. Lo que no tenemos en común es la relación con el Dios verdadero.

Presentamos el mismo argumento para decir que hay un conocimiento innato de la verdad. La verdad es lo que corresponde a la revelación de Dios y Romanos 1:18 nos enseña que todos han recibido la revelación general de Dios y que no hay excusa.

La verdad es una y en ella no hay contradicciones. La base para creer y afirmar eso es que la verdad viene de Dios y en Dios no hay contradicciones. La creencia en la autenticidad y la armonía de la verdad da confianza al creyente que la verdad no va engañarnos. Podemos confiar en la verdad que viene de la revelación especial y la verdad que viene de la revelación general.

Hemos dicho al principio de nuestra presentación que estamos convencidos de que un creyente no puede defender la verdad (o hacer apologética) sin estar absolutamente convencidos de la verdad de Dios y la verdad sobre la verdad.

La verdad es todo lo que concuerda con Dios. Dios es la verdad. Dios define la verdad, Dios revela la verdad. Dios exige la verdad. Dios juzga la verdad y Dios será glorificado en la verdad. Consideramos que la verdad es nuestra tesis.

La mentira es una distorsión de la verdad. Para reconocer la mentira hay que conocer la verdad. La mentira niega que Dios sea pura verdad. La mentira niega que Dios defina la verdad. La mentira niega que Dios revele la verdad. La mentira niega que Dios exija la verdad. La mentira niega que Dios juzgará la verdad. La mentira niega que Dios sea glorificado en la verdad. Si la verdad es la tesis entonces la mentira es la antítesis.

Además de afirmar la verdad y reconocer la mentira, hay que formular una respuesta contra la mentira. La síntesis es la respuesta de la tesis respecto de la antítesis.

Cuando no formulamos una respuesta adecuada, creamos un sistema sincretista. El sincretismo es la combinación de dos posiciones opuestas.

Oí el testimonio de una persona atea que al recibir la noticia que tenía cáncer, se enojó con Dios. Cuando se dio cuenta de que ella estaba enojada con alguien, llegó a la conclusión que este “alguien” debe existir. Al oír el mensaje de Jesús, Dios con nosotros, ella creyó y de verdad conoció a Dios. Ella estaba viviendo la antítesis pero al encontrar, indirectamente la tesis, llegó, por la gracia de Dios, a la síntesis, el reino de Dios.


LA VERDAD

LA MENTIRA

Dios es verdad

Dios puede ser la verdad

Dios define la verdad

Dios deja a otros definir la verdad

Dios revela la verdad

La verdad es revelada en muchas

maneras

Dios exige la verdad

Dios no exige la verdad

Dios bendecirá la verdad

La mentira es bendecida

Dios es glorificado en la verdad

La mentira es gloriosa


2. LA REVELACIÓN
Dios es la verdad y Dios define la verdad. Toda la verdad viene de Dios y es compartida con nosotros por medio de la revelación de Dios.

El sistema de pensamiento humanista propone que el ser humano puede conocer la verdad sin la revelación de Dios. Me hace pensar en el encuentro que Jesús tuvo con el joven rico (Lucas 18.18-30). Jesús reveló que sólo Dios es bueno. El joven pensaba que por obedecer la ley de Dios él era bueno. Jesús probó el corazón del joven pidiéndole que vendiera sus riquezas para seguir a Cristo. El joven mostró su rebeldía en no obedecer a Jesús. El joven mostró que Jesús había enseñado: sólo Dios es bueno y aparte de obedecer a Dios no hay bondad.

Lo que podemos aprender de este encuentro es que sólo Dios es bueno y para ser buenos debemos ser fieles a Dios. No tenemos una bondad intrínseca en nosotros. La bondad debe ser revelada. El joven rico era “un buen muchacho” por obedecer la ley de Dios porque la ley de Dios es buena. La bondad humana debe corresponder a la revelación de la bondad de Dios.

Todos los atributos de Dios, incluyendo la bondad y la verdad, son de Dios. El no-creyente participa en la bondad y la verdad de Dios sin creer en Dios y sin glorificar a Dios. Eso se llama el pecado de omisión. “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Ro. 3.23). Sólo por fe en Cristo podemos ser perdonados, debemos reconocer que todo lo bueno viene de Dios, es recibido por fe y debe ser practicado para la gloria de Dios (Ef. 2.8-10).
CIRCULO APOLOGÉTICO
DIOS ATRIBUTOS ►REVELADO►IMAGEN DE DIOS► FE► ACCIONES►ADORACIÓN►GLORIA DE DIOS►DIOS
La Doble Revelación
Consideramos que Dios es la verdad, Dios define la verdad, que la verdad viene de Dios y que la verdad es revelada por Dios. La revelación de la verdad viene en dos maneras distintas.

La revelación de Dios viene en dos maneras, a todas las personas en general y al pueblo de Dios en una manera especial. El conocimiento de la revelación general viene por medio de lo que está manifiesto en la creación (naturaleza), por la historia humana, en la conciencia y razón, y en el progreso de la cultura humana. La revelación especial viene en una manera personal (encarnación de Cristo); por escrito (La Biblia, la Palabra de Dios), por la presencia del Espíritu Santo y en el contexto de la comunidad de fe (iglesia). La apologética usa las evidencias de la revelación general y especial para defender la fe bíblica y cristiana.

Aunque la revelación de Dios es doble, no hay ninguna contradicción entre ellas. Ya que la fuente es Dios mismo y Dios es perfecto, no hay razón para que Dios se contradiga. Cuando encontramos contradicciones, hay que buscar la causa en nuestro entendimiento de uno de los dos aspectos de la revelación. La contradicción no está en Dios sino en nosotros.

LA VERDAD CORRESPONDE A LA REVELACIÓN DE DIOS DE SÍ MISMO, SU OBRA Y SU PALABRA
REVELACIÓN GENERAL

EN LA CREACIÓN (conocimiento por observación y ciencias)

EN LA VIDA HUMANA (conocimiento por experiencia)

EN LA VIDA COMUNAL (conocimiento de la cultura y la historia)
REVELACIÓN ESPECIAL

EN LA BIBLIA (conocimiento por interpretación y exégesis bíblica)

EN LA PERSONA DE CRISTO (conocimiento por creer, seguir, servir, adorar)

EN EL ESPÍRITU SANTO (recibir, guiar)

EN EL CUERPO DE CRISTO (participación en la iglesia)
La Confesión Belga (1561), Artículo 2, dice:
A Él le conocemos a través de dos medios. En primer lugar, por la creación, conservación y gobierno del universo: porque éste es para nuestros ojos como un hermoso libro en el que todas las criaturas, grandes y pequeñas, son cual caracteres que nos dan a contemplar las cosas invisibles de Dios, a saber, su eterno poder y deidad, como dice el apóstol Pablo; todas las cuales son suficientes para convencer a los hombres, y privarles de toda excusa. En segundo lugar, El se nos da a conocer aun más clara y perfectamente por su santa y divina Palabra, esto es, tanto como nos es necesario en esta vida, para Su honra y la salvación de los Suyos.


          1. LAS TRES PERSONAS DE LA TRINIDAD


Toda la verdad debe estar relacionada con el Dios verdadero. El Dios verdadero es auto-revelado por Jesucristo. En la Gran Comisión Jesús habla “del nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo.” No hay otro dios, sólo el Dios verdadero existe (véase la argumentación sobre Alá en el apéndice).

No hay ninguna religión no-cristiana que tenga un dios tal como el Dios Padre revelado por Jesucristo. Primero, para ser un Dios Padre eterno, hay que tener un Hijo eterno. Si Dios Padre no tiene un Hijo eterno, pues, un padre sin hijo (o hija) no es padre. La existencia de un Padre eterno requiere de un Hijo eterno y ninguna religión no-cristiana llena estos requisitos.

No hay ninguna religión no-cristiana que tenga un Hijo de Dios tal como el Hijo de Dios revelado por Jesucristo. El Hijo de Dios verdadero es eterno. El salvador y señor de los Testigos de Jehová no es el mismo Salvador y Señor de los cristianos. El salvador, para dar una salvación eterna, debe ser eterno. Un salvador creado, no eterno, no puede dar una eternidad que el no posee.

Ninguna religión, aparte de la religión bíblica y Cristo céntrica, cree en el Espíritu Santo como una persona divina y parte de la Trinidad. Algunos creen en el Espíritu, pero no en un Espíritu Santo, uno que esta completamente separado del pecado, engaño e idolatría.

IV. LAS CUATRO RELACIONES BÁSICAS DE LA VIDA
En la creación hay 4 relaciones básicas. Estas relaciones son identificadas en la narración de la creación (Gn. 1-2) y en el Gran Mandamiento (Dt. 6.5; Mt. 22.37-40).


  1. Dios y la persona

  2. La persona con su prójimo

  3. La persona consigo misma

  4. La persona con la creación



  1   2   3   4   5   6   7   8

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Lección introduccióN iconLección 1: Introducción 3

Lección introduccióN iconLección introduccióN

Lección introduccióN iconLección I. Introducción y preevaluaciones

Lección introduccióN iconLección introducción al curso

Lección introduccióN iconLeccióN 1 introduccion en el principio de la onda

Lección introduccióN iconLección 1: Introducción a los Proverbios 9

Lección introduccióN iconLeccióN 1: introducción al libro de job

Lección introduccióN iconLección introduccióN. Instrucciones. Uso de zirano

Lección introduccióN iconLección uno introducción a la cultura y la ética cristiana

Lección introduccióN iconLección uno introducción a la cultura y la ética cristiana






© 2015
contactos
l.exam-10.com