Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero






descargar 41.76 Kb.
títuloPablo neruda no te quiero sino porque te quiero
fecha de publicación23.09.2015
tamaño41.76 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Contabilidad > Documentos
PABLO NERUDA

No te quiero sino porque te quiero.

No te quiero sino porque te quiero
y de quererte a no quererte llego
y de esperarte cuando no te espero
pasa mi corazón del frío al fuego.

Te quiero sólo porque a ti te quiero,
te odio sin fin, y odiándote te ruego,
y la medida de mi amor viajero
es no verte y amarte como un ciego.

Tal vez consumirá la luz de enero,
su rayo cruel, mi corazón entero,
robándome la llave del sosiego.

En esta historia sólo yo me muero
y moriré de amor porque te quiero,
porque te quiero, amor, a sangre y fuego.

RUBEN DARÍO (1865-1916)

Lo fatal
Dichoso el árbol que es apenas sensitivo,

y más la piedra dura, porque ésta ya no siente,

pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,

ni mayor pesadumbre que la vida consciente.
Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,

y el temor de haber sido y un futuro terror...

Y el espanto seguro de estar mañana muerto,

y sufrir por la vida y por la sombra

y por lo que no conocemos y apenas sospechamos,

y la carne que tienta con sus frescos racimos

y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,

¡y no saber adónde vamos,

ni de dónde venimos!

DAMASO ALONSO (1898)

Viento de noche
El viento es un can sin dueño

que lame la noche inmensa.

La noche no tiene sueño.

Y el hombre, entre sueños, piensa.
Y el hombre sueña, dormido,

que el viento es un can sin dueño,

que aúlla a sus pies tendido

para lamerle el ensueño.
Y aún no ha sonado la hora.
La noche no tiene sueño:

¡alerta, la veladora!

BLAS DE OTERO (1916-1979)

AIRE LIBRE

Si algo me gusta, es vivir.
Ver mi cuerpo en la calle,
hablar contigo como un camarada,
mirar escaparates
y, sobre todo, sonreír de lejos
a los árboles...

También me gustan los camiones grises
y muchísimo más los elefantes.
Besar tus pechos,
echarme en tu regazo y despeinarte,
tragar agua de mar como cerveza
amarga, espumeante.

Todo lo que sea salir
de casa, estornudar de tarde en tarde,
escupir contra el cielo de los tundras
y las medallas de los similares,
salir
de esta espaciosa y triste cárcel,
aligerar los ríos y los soles,
salir, salir al aire libre, al aire.


ALBERTI (1902-1999)

Nocturno
Cuando tanto se sufre sin sueño y por la sangre
se escucha que transita solamente la rabia,
que en los tuétanos tiembla despabilado el odio
y en las médulas arde continua la venganza,
las palabras entonces no sirven, son palabras.
.
Balas, Balas.
.
Manifiestos, artículos, comentarios, discursos,
humaredas perdidas, neblinas estampadas,
¡Qué dolor de papeles que ha de barrer el viento,
qué tristeza de tinta que de borrar el agua!
.
Balas, Balas
.
Ahora sufro lo pobre, lo mezquino, lo triste,
lo desgraciado y muerto que tiene una garganta
cuando desde el abismo de su idioma quisiera
gritar lo que no puede por imposible, y calla.
.
Balas, Balas
.


LORCA

La leyenda del tiempo

El Sueño va sobre el Tiempo
flotando como un velero.
Nadie puede abrir semillas
en el corazón del Sueño.

 ¡Ay, cómo canta el alba! ¡Cómo canta!
¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

El Tiempo va sobre el Sueño
hundido hasta los cabellos.
Ayer y mañana comen
oscuras flores de duelo.

¡Ay, cómo canta la noche! ¡Cómo canta!
¡Qué espesura de anémonas levanta!

Sobre la misma columna,
abrazados Sueño y Tiempo,
cruza el gemido del niño,
la lengua rota del viejo.

¡Ay cómo canta el alba! ¡Cómo canta!
¡Qué espesura de anémonas levanta!

Y si el Sueño finge muros
en la llanura del Tiempo,
el Tiempo le hace creer
que nace en aquel momento.

¡Ay, cómo canta la noche! ¡Cómo canta!
¡Qué témpanos de hielo azul levanta!
 

MARIO BENEDETTI (1920)

Síndrome

Todavía tengo casi todos mis dientes,
casi todos mis cabellos y poquísimas canas.

Puedo hacer y deshacer el amor,
trepar una escalera de dos en dos
y correr cuarenta metros detrás del ómnibus,
o sea, que no debería sentirme viejo
pero el grave problema es que antes
no me fijaba en estos detalles.

Informe sobre caricias (MARIO BENEDETTI)

1
La caricia es un lenguaje,
si tus caricias me hablan,
no quisiera que se callen.

2
La caricia no es la copia
de otra caricia lejana,
es una nueva versión
casi siempre mejorada.

3
Es la fiesta de la piel
la caricia mientras dura
y cuando se aleja deja
sin amparo a la lujuria.

4
Las caricias de los sueños,
que son prodigio y encanto,
adolecen de un defecto:
no tienen tacto

5
Como aventura y enigma,
la caricia empieza antes
de convertirse en caricia.

6
Es claro que lo mejor
no es la caricia en sí misma
sino su continuación.

Yo no te pido (MARIO BENEDETTI)

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul,
solo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Yo no te pido que me firmes
diez papeles grises para amar,
sólo te pido que tu quieras
las palomas que suelo mirar.

De lo pasado no lo voy a negar,
el futuro algún día llegara
y del presente,
que le importa a la gente
si es que siempre van a hablar.

Sigue llenando este minuto
de razones para respirar,
no me complazcas, no te niegues
no hables por hablar.

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul,
solo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.
PAUL ELUARD

Toque de queda

Qué íbamos hacer, la puerta estaba bajo guardia.

Qué íbamos hacer, estábamos encerrados.

Qué íbamos hacer, la calle habían cerrado.

Qué íbamos hacer, la ciudad estaba bajo custodia.

Qué íbamos hacer, ella estaba hambrienta.

Qué íbamos hacer, estábamos desarmados.

Qué íbamos hacer, al caer la noche desierta.

Qué íbamos hacer, teníamos que amarnos.

José Agustín Goytisolo (1928-1999)
Si todo vuelve a comenzar, de Bajo tolerancia

Quiero decirlo ahora
porque si no después las cosas se complican.
Soy peor todavía de lo que muchos creen.
Me gusta justamente el plato que otro come,
aburro una tras otra mis camisas,
me encantan los entierros y odio los recitales,
duermo como una bestia,
deseo que los muebles estén más de mil años en el mismo lugar.
Y, aunque a escondidas, uso tu cepillo de dientes,
no quiero que te peines con mi peine.
Te explico estas cuestiones
porque, si todo vuelve a comenzar,
no me hagas mucho caso acuérdate.


EDGAR ALLAN POE

Annabel Lee
Hace de esto ya muchos, muchos años,
cuando en un reino junto al mar viví,
vivía allí una virgen que os evoco
por el nombre de Annabel Lee;
y era su único sueño verse siempre
por mí adorada y adorarme a mí.

Niños éramos ambos, en el reino
junto al mar; nos quisimos allí
con amor que era amor de los amores,
yo con mi Annabel Lee;
con amor que los ángeles del cielo
envidiaban a ella cuanto a mí.

Y por eso, hace mucho, en aquel reino,
en el reino ante el mar, ¡triste de mí!,
desde una nube sopló un viento, helando
para siempre a mi hermosa Annabel Lee
Y parientes ilustres la llevaron
lejos, lejos de mí;
en el reino ante el mar se la llevaron
hasta una tumba a sepultarla allí.

¡Oh sí! -no tan felices los arcángeles-,
llegaron a envidiarnos, a ella, a mí.
Y no más que por eso -todos, todos
en el reino, ante el mar, sábenlo así-,
sopló viento nocturno, de una nube,
robándome por siempre a Annabel Lee.

Mas, vence nuestro amor; vence al de muchos,
más grandes que ella fue, que nunca fui;
y ni próceres ángeles del cielo
ni demonios que el mar prospere en sí,
separarán jamás mi alma del alma
de la radiante Annabel Lee.

Pues la luna ascendente, dulcemente,
tráeme sueños de Annabel Lee;
como estrellas tranquilas las pupilas
me sonríen de Annabel Lee;
y reposo, en la noche embellecida,
con mi siempre querida, con mi vida;
con mi esposa radiante Annabel Lee
en la tumba, ante el mar, Annabel Lee.

EDGAR ALLAN POE

¿Deseas que te amen?

¿Deseas que te amen? No pierdas, pues,
el rumbo de tu corazón.
Sólo aquello que eres has de ser
y aquello que no eres, no.
Así, en el mundo, tu modo sutil,
tu gracia, tu bellísimo ser,
serán objeto de elogio sin fin
y el amor... un sencillo deber.

DAVID MAYOR (1972)
El largo adiós

No hay madera de cerezo en los bosques

que resista la conciencia de la caducidad.

El cielo es un caparazón de tortuga que se rompe.
Tan importante es

aparecer como desaparecer.


Isomnio
A mi cuerpo le falta el tuyo,

el tiempo que me falta es el tiempo que tardas

en llamarme.
La culpa es esta noche ártica sin cristal

Que la contenga ni bebida rabiosa.
Ni un beso te di.


Mil demonios

La idea de mostrar sólo lo mejor

de nosotros es repugnante.
Un hombre sin estorbos

viaja con tan poco equipaje

que ni él mismo se reconoce.

POSMODERNIDAD
VÍCTOR PEÑA DACOSTA


Mi abuela muere lentamente
en la habitación de al lado
mientras yo veo un capítulo
de Mad Men con los cascos puestos
pensado: "joder, qué bien
reflejan la sociedad
de los cincuenta los guionistas
de la HBO".


POZO

JUAN MANUEL ROMERO

Tiras con fuerza hasta coger el cubo.
La polea
forma parte de ti,
multiplica el valor de lo que haces.

En lo hondo recoge lo que calme la sed.

Pero el tiempo bascula por la rueda,
y ésta es la edad de todos los errores.

La polea oxidada
es una risa sucia que salpica el brocal.
Te aguarda un fondo
como una lucidez de días verdaderos.

Hoy tiras con cuidado de ti mismo
pero algo se obstruye en la polea.
¿A dónde irá
                     el agua que no sacas?

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero icon1. Todo el que tiene libre albedrío hace lo que quiere. Pero el hombre...

Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero iconNo Quiero No quiero que otros ojos me miren

Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero iconQuiero hacer de estas palabras hoy, no un discurso de despedida,...

Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero iconAnn Hood nació en West Warwick, Rhode Island (Estados Unidos). Creció...
«Te quiero». Tejo «Te quiero» en todo lo que hago. Es como una oración, o como un deseo que te mando con la esperanza de que puedas...

Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero iconLa zapatera prodigiosa Federico García Lorca Farsa violenta en dos actos Personajes
«¡Quiero salir!». ¡Ya voy! No tengas tanta impaciencia en salir; no es un traje de larga cola y plumas inverosímiles el que sacas,...

Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero iconEn resumen quiero

Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero iconTodos: Señor, queremos acompañarte. Queremos estar contigo, nuestro...
«Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad.» Y adelantándose un poco, caía en tierra y suplicaba que a ser...

Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero iconNeftalí Ricardo Reyes Basoalto conocido también como Pablo Neruda...

Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero iconQuiero ser un Haiji

Pablo neruda no te quiero sino porque te quiero iconQuiero decirte que te amo






© 2015
contactos
l.exam-10.com