Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales






descargar 15.17 Kb.
títuloPara una reunión de catequistas o de grupos parroquiales
fecha de publicación15.07.2015
tamaño15.17 Kb.
tipoReunión
l.exam-10.com > Biología > Reunión

macintosh hd:users:cnspj:documents:javi cnspj:trabajos:ser salesiano:semana vocacional 2014:cabecera 2014:cabecera 2014.jpg


PARA UNA REUNIÓN DE CATEQUISTAS
O DE GRUPOS PARROQUIALES


Reflexión sobre los “Aspectos teológicos de la pastoral vocacional” del documento NUEVAS VOCACIONES PARA UNA NUEVA EUROPA, 25.

¿Pero qué teología fundamenta, inspira y motiva la pastoral vocacional en cuanto tal?

La respuesta es importante en nuestro contexto, porque hace de elemento mediador entre la teología de la vocación y una praxis pastoral coherente con ella, que nazca de aquella teología y vuelva a ella. Sobre esta cuestión, en efecto, el Congreso manifestó la necesidad de una reflexión posterior de estudio, a fin de descubrir los motivos que unen intrínsecamente personas y comunidades con la labor vocacional y para poner de relieve una mejor relación entre teología de la vocación, teología de la pastoral vocacional y praxis pedagógico-pastoral.

« La pastoral de las vocaciones nace del misterio de la Iglesia y está a su servicio». El fundamento teológico de la pastoral de las vocaciones, por tanto, « puede nacer sólo de la lectura del misterio de la Iglesia como mysterium vocationis».

Juan Pablo II recuerda claramente, al respecto, que la «dimensión vocacional es esencial y connatural a la pastoral de la Iglesia», es decir, a su vida y a su misión. La vocación define, en cierto sentido, el ser profundo de la Iglesia, incluso antes que su actuar. En su mismo nombre, «Ecclesia», se indica su fisonomía vocacional íntima, porque es verdaderamente «convocatoria», esto es, asamblea de los llamados. Justamente, por eso, el Instrumentum laboris del Congreso dice que « la pastoral unitaria se funda en la vocacionalidad de la Iglesia».

Por consiguiente, la pastoral de las vocaciones, por su naturaleza, es una actividad ordenada al anuncio de Cristo y a la evangelización de los creyentes en Cristo. He aquí, por tanto, la respuesta a nuestra pregunta: precisamente en la llamada de la Iglesia a comunicar la fe, se fundamenta la teología de la pastoral vocacional. Esto concierne a la Iglesia universal, pero se atribuye de modo particular a cada comunidad cristiana, especialmente en el actual momento histórico del viejo continente. « Para esta sublime misión de hacer florecer una nueva era de evangelización en Europa se requieren hoy evangelizadores especialmente preparados».

A este propósito conviene señalar algunos puntos firmes, indicados por el actual magisterio pontificio, para que sean puntos de partida de la praxis pastoral de las Iglesias particulares.

a) Una vez puesta de relieve la dimensión vocacional de la Iglesia, se comprende cómo la pastoral vocacional no es un elemento accesorio o secundario, con el solo fin del reclutamiento de agentes pastorales, ni un aspecto aislado o sectorial, motivado por una situación eclesial de emergencia, sino más bien una actividad unida al ser de la Iglesia y, por tanto, también íntimamente inserta en la pastoral general de cada Iglesia particular.

b) Toda vocación viene de Dios, pero termina en la Iglesia, y pasa, siempre, por su mediación. La Iglesia («ecclesia») que por innata constitución es vocación, es al mismo tiempo generadora y educadora de vocaciones. Por consiguiente, «la pastoral vocacional tiene como sujeto activo, como protagonista, a la comunidad eclesial como tal, en sus diversas expresiones: desde la Iglesia universal a la Iglesia particular y, análogamente, desde ésta a la parroquia y a todos los estamentos del Pueblo de Dios».

c) Todos los miembros de la Iglesia, sin excluir a ninguno, tienen la gracia y la responsabilidad de fomentar las vocaciones. Es un deber que entra en el dinamismo de la Iglesia y en el proceso de su desarrollo. Solamente sobre la base de esta convicción, la pastoral vocacional podrá manifestar su rostro verdaderamente eclesial y desarrollar una acción coordinada, sirviéndose también de organismos específicos y de instrumentos adecuados de comunión y de corresponsabilidad.

d) La Iglesia particular descubre la propia dimensión existencial y terrena en la vocación de todos sus miembros a la comunión, al testimonio, al servicio de Dios y de los hermanos... Por eso, debe respetar y promover la diversidad de carismas y de ministerios, por tanto, de las diversas vocaciones, todas manifestaciones del único Espíritu.

e) Fundamento de toda la pastoral vocacional es la oración mandada por el Salvador (Mt 9,38). Ella compromete no sólo a cada persona, sino también a todas las comunidades eclesiales. «Debemos dirigir una constante plegaria al Dueño de la mies para que envíe obreros a su Iglesia, para hacer frente a las exigencias de la nueva evangelización».

Pero la auténtica oración vocacional, es preciso recordar, merece este nombre y llega a ser eficaz, sólo cuando hace que haya coherencia de vida en el que ora, ante todo, y se inserta con los demás de la comunidad creyente, mediante el anuncio explícito y la catequesis adecuada, para favorecer en los llamados al sacerdocio y a la vida consagrada, así como a cualquier otra vocación cristiana, la respuesta libre, pronta y generosa, que hace operante la gracia de la vocación.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

Después de leer este breve documento:

  1. ¿Crees que se puede trabajar la pastoral vocacional en la parroquia? ¿Cómo podría hacerse?

  2. ¿Cuáles de los puntos que indica el texto sobre la praxis de la pastoral vocacional se podrían trabajar en vuestra parroquia?

  3. ¿Qué te suscita como cristiano el tema de la vocación?

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales iconReunión o encuentro de catequistas al servicio de la iniciación cristiana de niñ@s

Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales iconManual para la construcción de una película de cortometraje. Desde...
«El Señor de los Anillos» no existen en la realidad, salvo los grupos reducidos que se toman de cerca

Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales iconInstructivo Para Grupos

Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales iconTÉcnicas para el trabajo en grupos

Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales iconGrupos de apoyo para homosexuales y bisexuales 20

Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales iconIndicaciones generales para su uso en reuniones de grupos

Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales iconAlgunas propuestas teológico pastorales
«contagia», sino que es inherente a cada persona. Esto significa que no debe ni puede haber impedimentos para el ejercicio profesional...

Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales iconAlgunas propuestas teológico pastorales
«contagia», sino que es inherente a cada persona. Esto significa que no debe ni puede haber impedimentos para el ejercicio profesional...

Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales icon15 Reunión de negros, para bailar al son de sus tambores

Para una reunión de catequistas o de grupos parroquiales iconEncuentro diocesano de catequistas 2012






© 2015
contactos
l.exam-10.com