Nuestra santa madre el agua






descargar 15.22 Kb.
títuloNuestra santa madre el agua
fecha de publicación08.04.2017
tamaño15.22 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Biología > Documentos



NUESTRA SANTA MADRE EL AGUA



Agradecemos al maestro Juan Lamillar la atención de arrimarnos a esta casa Los Trabajos del Agua , sus 15 páginas de rumiaduras acerca de las insospechadas vertientes relacionadas con ese brebaje primigenio que nos hidrata y refresca en la circunscripción de Sevilla , la sangre del sistema circulatorio de la naturaleza , y el fluído bendito de la pila bautismal y de las cañerías.

El autor no es como parecería ingeniero hidráulico , sino imaginador de poemas que uno echa a pelear con los de mi íntima señorita de Nueva Inglaterra Emily Dickinson.

El presente opúsculo bucea en los variados aspectos del importantísimo disolvente universal que habilita la química orgánica y la complejidad biogenética de los seres vivos , un prodigioso invento de Quien corresponda. Sin el vitalizante compuesto en el que nos bañamos , no gozaríamos de la magnificencia que empapa la madre Gaia , manifestada en la exuberancia de la vegetación clorofílica , bosques , flora y fauna , especies marinas , corrientes cristalinas , murmullos de los arroyos y otros esplendentes agasajos de lo natural , portentos donados por las Alturas que no se pueden adquirir con vil metal.

Estamos vivos gracias al agua bienamada , la misma de la playa , la ducha y los cubitos para el whisky. Sin la ubícua efusión aguanosa , la sequedad ambiental hubiera impedido al vate , a sus lectores y al que esto escribe injertarse en el inhóspito valle de vino y lágrimas que nos presta tan hídrica acogida.

El agua , además , es el licor transparente que fluye de los manantiales y no hace distinciones , la sustancia primordial del cuerpo de Cristo y del soma de los jesusianos y demónicos por igual. Dios es tan incoloro , inodoro y nada insípido como el fastuoso precipitado de hidrógeno y oxígeno con el que el Inefable Poder Anónimo desolidizó sabiamente este árido planeta , al equilibrar los desiertos con aguazales , sumado a la riqueza de una inagotable tipología basada en el protoplasma húmedo de seres únicos y sin fotocopia posible , al tiempo que humanizaba el orbe a través del homo insapiens , cuya carrocería es en un 90 % plasma acuoso.

La que bebemos y al rato expulsamos por un caño versátil harto apreciado por el idem con doble o , al igual que el aire , será por poco tiempo un bien libre. Si no fuera de balde y hubiera que pagarla al merecido precio de las esmeraldas , el jabugo o las antigüedades , aprenderíamos el fabuloso valor del jugo energizador que mantiene en funcionamiento al trirreino vegetal , animal y homínido. Ahora que ya por desgracia barruntamos el galope de los jinetes que nos acercan la ecología patológica en el apocalipsis medioambiental de un próximo mundo sin agua como Marte , demos las gracias a este profesor de Literatura por haber sacado a la luz los tesoros biológicos embebidos en torrentes , rizos y olas que estamos dilapidando por la locura del hombre , un genio para la autodestrucción.

Dada la vital trascendencia de la linfa reina y señora del ámbito telúrico , nuestro poeta nos hace un favor al glosar de forma tan documentada las esenciales funciones de lo hidratante en el multifacético negocio de la existencia. Sus exquisitas lágrimas verbales nos emocionan porque son también agua estetizada con la eufónica sal de la tierra y la palabra. El autor derrama en el papel lo abundante y asaz ingenioso que ha averiguado -sin duda con arduo esfuerzo- acerca de las abigarradas efemérides relativas al ubérrimo fenómeno licuefaciente en la Bética.

Gracias al detectivesco tesón de este refinado artesano de la pluma , quedamos deliciosamente enterados de la suculenta diversidad de simbología , usos , costumbres , dispositivos y útiles tecnologías aparejados al sacrosanto líquido elemento por excelencia , del que depende la supervivencia de la biosfera , los humanos incluídos. El versificador trianero nos ha vuelto más conscientes del humor sagrado y benefactor que contemplamos extasiados en la lluvia , rios , lagos y extensiones oceánicas ; ambrosía dionisíaca con la que templamos la sed , criamos el buen vino , cocinamos al voluptuoso estilo de Álvaro Cunqueiro y de paso logramos mantenernos en la horda civilizada de los limpios de cuerpo , alma y corazón.

Uno queda sumergido en el agua de la admiración por la sincronía de armónicos chirridos de lenguaje emanados de la prosa , de gracia tan leve , que es el vicio estilístico que intoxica la producción textual del amigo Juan Antonio.

Escritura que , en virtud del leitmotif temático de la tan aludida materia regante , alcanza a su vez la transparencia , fluidez y pureza del remojado substrato descrito , mayoritario en las moléculas de todo lo que palpita con vida. En suma , el agua fraternal capaz de apagar el infierno , que en otro sentido paralelo actúa cual un verdadero artefacto espiritual y mejunje místico alegórico de la Luz en el Armagedón contra las Tinieblas , y representa asímismo el contenido milagroso de las ánforas que el carpintero transmutó en el Vega Sicilia de Galilea. El de allende el Guadalquivir se refocila inclusive con la chulada fonética de discernir entre los matices acuíferos de riberas y riveras.


Levantamos pues acta notarial de que el acuólogo de Lamilla(r) de oro sintáctica , allá en su feudo sevillano de Pelay Correa y Rodrigo de Triana , ha sacado las tripas sin dejar piedra alguna sin voltear a la fórmula H2O más conocida de la historia , mostrando a este mundo acuófilo , con el esplendor literario al que nos tiene acostumbrados , las múltiples preeminencias y aplicaciones del ínclito medio licuante , en las que no habíamos reparado hasta leer su feérica hagiografía del Agua , la diosa fluyente de Natura.


******************************************************************************************************
Ignacio Darnaude Rojas – Marcos

Cabeza del Rey Don Pedro , 9 ( 2º B )

41004 - Sevilla ( Spain )

Página Web :

www.ignaciodarnaude.com

e-mail : ummo@hispavista.com


Febrero 2004


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Nuestra santa madre el agua iconAgua agua que nace de los lamentos, Agua Agua que dice la sed que siento

Nuestra santa madre el agua iconMaría Belleza de Dios y Madre nuestra

Nuestra santa madre el agua iconDefinitivamente, todo ángel es terrible. Apenas saliendo de la infancia...

Nuestra santa madre el agua iconAutoevaluación propuesto por la Consejería de Educación y pidiendo...

Nuestra santa madre el agua iconViruta: Bo, oligarca, ricachón, burguesote escuchá!!! Esputa el que...

Nuestra santa madre el agua iconLa misericordia de Dios nace de nuestra fragilidad, de nuestra pequeñez,...

Nuestra santa madre el agua iconSobre el cuidado de la casa comúN
«Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas...

Nuestra santa madre el agua iconSobre el cuidado de la casa comúN
«Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas...

Nuestra santa madre el agua iconAgua: el oro azul escasez y contaminacióN DEL agua: muertes y enfermedades futuras

Nuestra santa madre el agua iconLanzamiento de agua imaginada, tratado de las criaturas sumergidas,...






© 2015
contactos
l.exam-10.com