Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón






descargar 35.3 Kb.
títuloLengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón
fecha de publicación06.04.2017
tamaño35.3 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Biología > Documentos

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón A1
Alumno/a: ___________________________________ Curso: ______ Fecha: __________



Marpiyawin y los lobos
Los sioux eran una tribu viajera, iban de campamento en campamento, a lo largo del año. Conocían bien todos los mejores lugares para establecer sus aldeas. Alzar y bajar los tipis era una tarea fácil a la cual estaban acostumbrados y que realizaban con gran rapidez. Cuando escaseaban los pastos para los caballos, cuando la caza se alejaba, cuando el agua de un arroyo era más abundante en otro sitio o cuando llegaba el invierno, los sioux movían sus campamentos.
Un día, la aldea entera estaba en marcha. Muchas mujeres y niños formaban la partida. Numerosos caballos de carga acarreaban los tipis y enseres; los hombres cuidaban los caballos de guerra y de caza; todos avanzaban. Entre ellos, iba una joven con un perrito. El cachorro era juguetón y ella lo quería mucho, pues lo había cuidado desde recién nacido, cuando aún no abría los ojos.
El camino se le hacia corto pues el cachorro jugaba con ella y los demás muchachos.

Cuando oscureció, vio que el perro no estaba. Lo buscó en el campamento y vio que nadie lo tenía. Lo llamó. «Tal vez se habrá ido con los lobos o tal vez volvió al viejo campamento», pensó la muchacha recordando las costumbres de los demás perros.
Sin decir ni una palabra a nadie, regresó a buscarlo. No había riesgo de perderse, conocía bien el camino. Volvió hasta donde quedaban las huellas del campamento de verano, allí durmió. Esa noche cayó la primera nevada de otoño sin despertarla. A la mañana siguiente, reanudó la búsqueda.
Esa tarde nevó más fuerte y Marpiyawin se vio obligada a refugiarse en una cueva. Estaba muy oscura, pero la protegía del frío. En su bolsa llevaba wasna, carne de búfalo prensada y no tendría hambre. La muchacha durmió y en sueños tuvo una visión: los lobos le hablaban y ella les entendía; cuando ella les dirigía la palabra, también parecían comprenderla. Le prometieron que con ellos no pasaría hambre ni frío. Al despertar, se vio rodeada de lobos pero no se asustó.
Varios días duró la tempestad y los lobos le llevaban conejos tiernos para que comiera; de noche, se acostaban junto a ella para calentarla. Al poco tiempo eran ya muy amigos.
Cuando la nevada escampó los lobos se ofrecieron a llevarla a la aldea de invierno. Atravesaron valles y arroyos, cruzaron ríos y subieron y bajaron montañas hasta llegar al campamento donde estaba su gente. Allí Marpiyawin se despidió de sus amigos. A pesar de la alegría que sentía de volver con los suyos, se entristecía de dejar a los lobos. Cuando se separaron, los animales le pidieron que les llevara carne a lo alto de la montaña. Contenta, ella prometió volver y se dirigió al campamento.
Cuando Marpiyawin se acercó a la aldea, percibió un olor muy desagradable. ¿Qué sería? Era el olor de la gente. Por primera vez se daba cuenta de cuán distintos son el olor de los animales y el de las personas. Así supo cómo rastrean los animales a los hombres y por qué su olor les molesta. Había pasado tanto tiempo con los lobos que había perdido su olor humano.

Los habitantes de la aldea se pusieron felices al verla, pensaban que la había secuestrado alguna tribu enemiga. Ella contó su historia y señaló a los lobos; apenas se veían sus siluetas dibujadas contra el cielo, en lo alto de la montaña.
—Son mis salvadores —les dijo, gracias a ellos estoy viva.
La gente no supo qué pensar. Todos le dieron carne para que la ofreciera a los lobos.

La muchacha llevó la comida a los lobos; durante los meses de crudo invierno alimentó a sus amigos. Nunca olvidó su lengua y, a veces, los gritos de los lobos que la llamaban se oían por toda la aldea. Se hizo vieja, los demás le preguntaban lo que querían decir los lobos. Así, sabían si se acercaba una nevada o si merodeaba algún enemigo. Fue así como se le dio a Marpiyawin el sobrenombre de Wiyanwan si kma ni tu ompiti: la vieja que vivió con los lobos.


tipi: tienda de piel de forma cónica que utilizaban como vivienda los indios de las praderas de América del Norte.



  1. Lee atentamente el texto y contesta a las siguientes preguntas.




  1. ¿Por qué los siux cambiaban de lugar sus aldeas?

Porque iban en busca de mejores pastos, caza o agua más abundante.


  1. ¿Qué son enseres?



Ropa para cabalgar.


X

Utensilios, muebles, instrumentos.

Armas para cazar.


  1. ¿Cómo consiguió volver a su antiguo campamento cuando desapareció su perro?

Conocía bien el camino y encontró las huellas del antiguo campamento.


  1. ¿Qué notó Marpiyawin al volver con su gente?

Un olor desagradable. Se había acostumbrado al olor de los lobos y se dio cuenta de lo distinto que olían las personas y los animales.


  1. ¿Volvió a tener Mariyawin relación con los lobos? ¿De qué forma?

Toda su vida porque nunca olvidó su lengua y podía preguntarles por las nevadas o los enemigos.


  1. Escribe los pasos que debes seguir para dar información.


1. Hablar alto y claro.

2. Informar de manera completa y precisa.

3. Asegurarse de que la otra persona entiende la información y repetírsela en caso de que sea necesario.



  1. Escribe las profesiones que corresponden a las siguientes definiciones. Después, rodea su sufijo.




  1. Mujer que te ayuda a buscar el asiento en un teatro. → acomodadora

  2. Hombre que habla ante un micrófono. → locutor

  3. Mujer que fabrica o arregla zapatos. → zapatera

  4. Hombre que sube montes muy altos. → alpinista



  1. Completa las oraciones con palabras con g y con j.




  1. Tienes que recoger todos lo juguetes que están en el suelo.

  2. Ese masajista es muy bueno, me quitó la contractura de la espalda.

  3. No dejes ahí el coche, mételo en el garaje.

  4. El león abrió sus fauces y rugió.



  1. Tacha la palabra incorrecta.


teger/tejer protejer/proteger jeografía/geografía
dije/dige produjiste/produgiste colegio/colejio



  1. Conjuga estos verbos y rodea su irregularidad si la tienen.







Presente de indicativo

Pretérito perfecto simple de indicativo

conducir

yo conduzco

tú conduces

él conduce

nosotros conducimos

vosotros conducís

ellos conducen

yo conduje

tú condujiste

él condujo

nosotros condujimos

vosotros condujisteis

ellos condujeron

venir

yo vengo

tú vienes

él viene

nosotros venimos

vosotros venís

ellos vienen

yo vine

tú viniste

él vino

nosotros vinimos

vosotros vinisteis

ellos vinieron



  1. Clasifica los siguientes verbos: saltar, acontecer, soler, cantar.




defectivos

completos

acontecer

saltar

soler

cantar



  1. Escribe qué hay que tener en cuenta para participar en un foro de Internet.


1. Expresarse de forma amable y respetuosa.

2. Escribir sin faltas de ortografía ni errores de puntuación, para que el mensaje se entienda correctamente.

3. Identificarse con un nombre corto o apodo y no revelar nunca datos de carácter personal o familiar, con el nombre completo, el número de teléfono, el domicilio en el que se vive, etc.

4. Ser precavido porque las personas que participan en un foro, y también en un chat, pueden, en realidad, no ser quienes dicen.


  1. Lee de nuevo el texto de Marpiyawin y los lobos y contesta las siguientes preguntas.

Respuesta libre.

  1. ¿Pudo ser real lo que se relata? ¿Por qué?

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________


  1. ¿Qué crees que es, un mito o una leyenda? ¿Por qué?

Una leyenda porque no se explican hechos en los que intervengan dioses o héroes si la relación de una niña con los lobos.



  1. Lee el poema y haz un breve comentario de texto.

Respuesta libre.


Pegaso: caballo alado en la mitología griega.
Pegasos, lindos pegasos,

caballitos de madera.
Yo conocí siendo niño,

la alegría de dar vueltas

sobre un corcel colorado,

en una noche de fiesta.

En el aire polvoriento

chispeaban las candelas,

Y la noche azul ardía

toda sembrada de estrellas.

¡Alegrías infantiles

que cuestan una moneda

de cobre, lindos pegasos,

caballitos de madera!

contenido

El tema del poema es la niñez. El autor la recuerda con la imagen de los caballitos de madera de los tiovivos de las ferias.
estructura

Tiene dos partes. La primera recoge en dos versos la idea del poema y la segunda la desarrolla en el resto de versos.
forma

El texto está escrito en verso, es un poema y pertenece al género lírico.

Sus versos tienen ocho sílabas. Los versos impares no tienen rima y los pares tienen rima asonante.
Opinión personal

Respuesta libre.

____________________________________________________________________________

____________________________________________________________________________

____________________________________________________________________________

____________________________________________________________________________

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón iconTener un corazón que ama, que sonríe a la vida, que se abre a la...

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón iconUna función es una relación entre dos variables. Para entenderlo...

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón iconLengua 5º > Unidad 4 >

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón iconLa Máquina del Tiempo

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón iconSilencio / en el corazón de las palabras / hay Silencio / y más adentro...

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón iconActividades unidad didáctica IX lengua 5º

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón iconLengua y literatura unidad didáctica 2

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón iconActividades unidad didáctica IX lengua 6º

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón iconLengua y litearatura 4º eso. Unidad

Lengua 6º > Unidad 7 > La máquina del corazón iconUnidad 5 de 2º de Bachillerato Lengua Castellana y Literatura






© 2015
contactos
l.exam-10.com