Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir






descargar 0.61 Mb.
títuloVida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir
página7/7
fecha de publicación03.04.2017
tamaño0.61 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5   6   7
Todo está en flujo continúo sobre la tierra: Nada en ella guarda una forma constante y fija, y nuestros afectos que se vinculan a las cosa exteriores pasan y cambian necesariamente como ellas. Siempre por delante o por detrás de nosotros, recuerdan el pasado que ya no es o previenen el futuro que con frecuencia no será; no hay nada sólido a lo que el corazón pueda ligarse. Tampoco aquí abajo hay otra cosa más que el placer que pasa; en cuanto a la felicidad que dura dudo que sea conocida. (Rousseau)
La coacción en conformidad con mi deseo basta para aniquilarlo y cambiarlo en repugnancia, en aversión incluso, o para que la coacción actúe con demasiada fuerza; esto es lo que me vuelve penosa la buena obra que se exige, y que haría por mí mismo si no se la exigiese. (Rousseau)
El resultado que puedo sacar de todas estas reflexiones es que nunca he sido realmente apto para la sociedad civil donde todo es molestia, obligación, deber, y donde mi natural independiente me hace siempre incapaz de los sometimientos necesarios, a quien quiere vivir con los hombres. (Rousseau)
Nunca he creído que la libertad del hombre consista en hacer lo que quiere, sino en no hacer nunca lo que no quiere. (Rousseau)
En la acción es el cielo. En la quietud es tierra. Anclado su corazón en la unidad gobierno el mundo. (Chuang Tzu)
Porque en la situación que me encuentro no tengo más regla de conducta que seguir en todo mi inclinación sin coacciones. Nada puedo sobre mi suerte, sólo tengo inclinaciones inocentes, y siendo desde ahora para mí todos los juicios de los hombres, la prudencia misma quiere que, en lo que todavía está a mi alcance, haga todo cuanto me agrada, en público o en privado, sin más regla que mi fantasía y sin otra medida que la poca fuerza que me queda. (Rousseau)
Entregarme a los entretenimientos que me agradan es gran sabiduría e incluso gran virtud; es el medio de no dejar germinar en mi corazón ninguna semilla de venganza o de odio. (Rousseau)
Vivo en equilibrio porque sin atarme a nada, sólo sobre mí me apoyo. (Rousseau)
No hay más que amar el placer para entregarse a sensaciones tan dulces, y si este efecto no ocurre en cuantos son afectados por él, en unos es debido a la falta de sensibilidad natural, y en la mayoría a que su espíritu, demasiado ocupado en otras ideas, sólo furtivamente se entrega a los objetos que afectan a sus sentidos. (Rousseau)
Me parece que he gustado más la dulzura de la existencia, que realmente he vivido más cuando mis sentimientos oprimidos, por así decir, en torno a mí corazón por mí destino, no iban a evaporarse fuera, en todos los objetos de la estima de los hombres, que tan poca merecen por sí mismos y que son la única ocupación de personas a las que se cree felices. (Rousseau)
Solo quien sueña lo absurdo logra lo imposible. (Unamuno)
Al no mostrar mi razón más que absurdidad en todas las explicaciones que trataba de dar a lo que me ocurría, comprendí que las causas, los instrumentos, los medios de todo esto, al serme desconocidos e inexplicables, debían ser para mí nulos. Que debía mirar todos los detalles de mi destino como otros tantos actos de fatalidad pura, en la que yo no debía suponer ni dirección, ni intención, ni causa moral; que tenía que someterme a ella sin razonar ni rechistar porque sería inútil; que consistiendo todo cuanto tenía que hacer en la tierra en mirarme como un ser puramente pasivo, no debía emplear para resistir inútilmente a mi destino la fuerza que me quedaba para soportarlo. Esto es lo que me decía. Mi razón, mi corazón estaban de acuerdo, y sin embargo, sentía a mi corazón murmurar todavía ¿De dónde venía ese murmullo? Lo busqué, lo encontré: venía del amor propio que tras haberse indignado contra los hombres, se sublevaba aún contra la razón. (Rousseau)
Sea el que fuere el modo en que los hombres quieren verme, no podrían cambiar mi ser, y pese a su poder y a todas sus sordas intrigas continuaré hagan lo que hagan, siendo lo que soy a su pesar. (Rousseau)
En cuanto a mí, por más que sepa lo que sufriré mañana, me basta con no sufrir hoy para estar tranquilo. No me afecta el mal que preveo, sino sólo el que siento, y esto lo reduce a muy poca cosa. (Rousseau)

El verdadero placer no se mide por el gasto y que la alegría es más amiga de los céntimos que de los Luises. (Rousseau)
Dominado hago lo que haga por mis sentimientos, jamás he sabido resistir sus impresiones, y mientras el objeto actúa sobre ellos mi corazón no deja de estar afectado; pero estas afecciones pasajeras no duran más que las sensación que las causa. La presencia del hombre odioso me afecta violentamente, pero tan pronto como desaparece, la impresión cesa; en el instante en que no lo veo dejo de pensar en él (…) El mal que no siento en el momento no me afecta de ningún modo, el perseguidor que no veo para mí no es nadie. (Rousseau)
Todo está sobre la tierra en un flujo continuo a nada tomar una forma constante. Todo cambia en torno nuestro. Cambiamos nosotros mismos y nadie puede asegurar que amará mañana lo que hoy ama. Por eso todos los proyectos de felicidad para esta vida son quimeras. Aprovechemos el contento del espíritu cuando viene; guardémonos de alejarlo por culpa nuestra, pero no hagamos proyectos para encadenarlo, porque nuestros proyectos son pura locura. (Rousseau)
La garza real no necesita bañarse todos los días para conservar si nívea blancura; el cuervo tampoco necesita teñirse para conservar su color negro. A lo blanco y negro auténticos nada lo cambia de color. La admiración de nuestra fama y los elogios no bastan para hacernos más grandes. (Chuang Tzu)

Pero la ciencia no fue bastante para estabilizar el mundo. Luego sobreañadieron las ornamentaciones y adicionaron multitud de conocimientos. La ornamentación sofoca la substancia de las cosas, y la multitud de conocimientos ahogó al corazón. Con esto las gentes comenzaron a extraviarse y confundirse. Ya no hubo nada de volver al ser natural y retornar al estado originario. (Chuang Tzu)
Quienes se pierden a sí mismos en las cosas y pierden su naturaleza en seguir al mundo, son gentes vueltas al revés. (Chuang Tzu)
Si se mide lo que el hombre sabe, se ve que no es tanto como lo que no sabe; ni el tiempo de vivir es tan largo como el tiempo en que aún no existía. Querer, con lo muy pequeño, agotar lo muy grande es ir descaminado y no poder quedar nunca satisfecho. De aquí se comprende cómo el conocer la punta del pelo no puede bastar para fijar el límite de lo más pequeño y, al contrario, conocer el cielo y la tierra no puede bastar para agotar la extensión de lo más grande. (Chuang Tzu)
…Mirándolas desde el punto de vista de las mismas cosas, cada cosa se tiene a sí por preciosa y a las demás por viles; mirándolas desde el punto de vista del sentir mundano, lo precioso y lo vil no está en las cosas mismas (está en el aprecio que se hace de ellas) (…) Este y Oeste, siendo cosas en sí contrarias, ninguna de ellas anula la contraria. Así se puede fijar el grado de su valor o eficacia. Si se les mira desde el punto de vista de la estima o interés que despiertan, si se les juzga por lo bueno que tienen, no hay en todas las diez mil cosas ninguna que no sea buena, y si se las juzga malas por lo malo que tienen, no hay una entre todas las diez mil cosas que no sea mala. (Chuang Tzu)
Conducirse solamente por el “es”, anulando todo al “no es” y conducirse solamente por el orden y anular del todo al desorden, es no entender la razón del universo (cielo y tierra) y la verdad de las diez mil cosas. (Chuang Tzu)
Yo al principio seguí mi vida habitual; crecí siguiendo mi naturaleza y ha venido ha ser mi ley. (Chuang Tzu)
Cuando se olvida el pie es que el calzado está bien ajustado. Cuando se olvida la cintura es que el cinto está bien ajustado. Cuando el entendimiento ha olvidado el “es” y el “no es”, es que el corazón está bien ajustado. Cuando nada altera el interior del hombre y su exterior no se va tras las cosas, es que las cosas se ajustan bien. Cuando se comienza bien y nunca se deja de estar bien, es cuando se olvida el bien de lo que está bien. (Chuang Tzu)
De aquello a que nos une sólo el interés de la riqueza, nos desprendemos cuando arrecian las dificultades y las calamidades; en cambio con los que estamos vinculados por el cielo nos juntamos más cuando arrecian las dificultades y las calamidades. Desprenderse y juntarse son los extremos más distantes. (Chuang Tzu)
Basta que al principio halle uno abierto el camino del éxito por los cuatro lados para que las magistraturas, con sus emolumentos, afluyan en tropel y sin término. Pero son ventajas y provechos que están en las cosas, no en mi propia persona. Con esto mí destino queda fuera de mí (no me pertenece) y el hombre virtuoso no puede hacerse ladrón ni el sabio puede ser usurpador. (Chuang Tzu)
Todos los diez mil seres evolucionan y se mudan e ignoramos lo que vendrá a sustituirlos ¿Cómo podemos saber su comienzo? Lo correcto es contentarnos con esperar. (Chuang Tzu)
Hay que desprenderse de los dominios como nos quitamos el barro y el polvo sabiendo que la propia persona es más importante que los tales feudos. Mi valía reside en mí mismo y no se pierde en las mudanzas. Además todo está en mudanza continua y sin fin. (Chuang Tzu)
Cuando veas; sólo ve. Cuando oigas; sólo oye. Cuando huelas; solo huele. Cuando toques; solo toca. Cuando sepas; solo sabes. (Buda)
1   2   3   4   5   6   7

similar:

Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir iconVida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente...

Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir iconUn hombre puede vivir y estar sano sin matar animales,por ello si...

Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir iconSi pudiera vivir nuevamente mi vida

Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir iconSi pudiera vivir nuevamente mi vida

Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir iconLa Bendición de vivir una vida más verdadera”

Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir iconDar dos minutos diarios de tu vida para vivir en un mundo más limpio

Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir iconLos remedios de la abuela
«saber vivir», en el sentido más literal del término. Y en el más noble también, ya que me enseñó una auténtica ética, muy distinta...

Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir iconLos remedios para su salud jean Michel Pedrazzani
«saber vivir», en el sentido más literal del término. Y en el más noble también, ya que me enseñó una auténtica ética, muy distinta...

Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir iconYa hay un español que quiere vivir y a vivir empieza

Vida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente está perdido o se tiene que limitar a vivir sin vivir iconResumen del libro de poemas titulado “Vivir con vida”, última publicación...






© 2015
contactos
l.exam-10.com