Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres






descargar 47.18 Kb.
títuloTaller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres
fecha de publicación28.03.2017
tamaño47.18 Kb.
tipoTaller
l.exam-10.com > Biología > Taller




THE NEW SCHOOL

Proceso Prácticas Pedagógicas

Formato Plan de Apoyo y Mejoramiento


V1






Periodo

Tercero

Grado

Séptimo

Asignatura

Lengua Castellana

Unidad Temática

Género Negro

Competencia

Aplicar la lectura abductiva para abordar la literatura de Género Negro enriqueciéndola a partir de trabajos prácticos y teóricos.

Indicadores de Desempeño



Muestra respeto hacia sí mismo y hacia los demás y afianza la escucha como un hábito.



Aplica algunas técnicas para comunicarse en público.



Reconoce las características del Humor Negro y sus representantes.



Identifica y aplica la estructura de un acta y un protocolo.

ACTIVIDADES

  1. Realizar y sustentar las pruebas parcial y final.



  1. Desarrollar los siguientes puntos de la guía de aprendizaje: Investiguemos, página 105 y 106.

  2. Presentar el taller resuelto.

  3. Escribir a mano alzada un texto de una cuartilla en donde justifique las razones por las cuales obtuvo un rendimiento académico en proceso (Firmado por los padres de familia).

INSTRUCCIONES: Este plan de apoyo y mejoramiento debe ser entregado y sustentado en las fechas programadas por la institución.

Taller

Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres:

  EL GÉNERO LÍRICO

Comprende todas las obras escritas en verso en las cuales el hablante lírico expresa sus impresiones, sentimientos y emociones. Las obras líricas tienen un ritmo y una sonoridad especiales. Es de carácter subjetivo porque la fuente, el sujeto de la inspiración, es “el poeta mismo” (predomina la función expresiva o emotiva).Para el análisis de una obra lírica debemos conocer algunos elementos que le son propios. A continuación, haremos una breve descripción de ellos:

1El poeta es la persona que escribe un poema y nos muestra a través de él su forma particular de ver el mundo que lo rodea. 

2- Hablante lírico es un ser ficticio creado por el poeta; es él quien se encarga de transmitirnos estas impresiones, sentimientos y emociones, y de entregar al lector esta forma propia de ver y sentir la realidad. En su expresión predomina la subjetividad (es equivalente al narrador en narrativa).Ejemplo: Yo no quiero que a mi hija / golondrina me la vuelvan.

Hablante lírico: Una madre 

Madre, cuando sea grande / ¡Ay qué hijo el que tendrás!

Hablante lírico: Un hijo 

3- El motivo lírico corresponde a la idea o concepto presente en una determinada composición poética. Esta idea o concepto representa lo esencial del mensaje y corresponde, por lo general, a un sustantivo abstracto, como el amor, el dolor, la angustia o la soledad.

4- El objeto lírico: La inspiración surge del objeto lírico, es decir, algo que al poeta le produce algún tipo de sentimiento o emoción, que él expresa a través de su obra. Puedes ver la persona amada, un lugar que le traiga recuerdos, la primavera, la patria o hasta objetos comunes, como el caldillo de congrio o la cebolla, a los que se canta en algunas Odas de Pablo Neruda.

Es olvido de Nicanor Parra





https://es.scribd.com

Actividad:

Lee el poema: “Es olvido” de Nicanor Parra y luego responde:

  1. Escribir cuantas estrofas tiene el poema

  2. Escribir cuantos versos tiene el poema

  3. Identificar el hablante lírico, motivo lírico, y el objeto lírico.

  4. Consultar sobre la vida del escritor Saki y escribir el nombre de sus obras más importantes, qué género escribía y en qué ciudad murió.



  1. A partir de los siguientes ejemplos escribir la definición de muletillas

 ¿vale?

 ¿viste?

 pues

 o sea

 ajá

 ándale pues (usado para aceptar algo amablemente)

 ¡eh! o ¿eh?

 ¿verdad?

 ¿cómo es? (del latín: "Quomodo est")

 ay

  1. Observar el siguiente link y escribir la definición sobre lectura abductiva

https://www.youtube.com/watch?v=LXsT18saZpo&nohtml5=False

  1. Leer de internet “El cuidador de rebaños”, de Fernando Pessoa y responder:

  1. ¿Qué imágenes del poema te han llamado la atención?

  2. ¿Qué piensas de la postura del poeta frente a la realidad?

  3. Interpreta las siguientes frases:

“Mi alma es como un pastor”, “Ser poeta no es una ambición mía / es mi manera de estar solo” y “Mi mirada es clarísima como un girasol”.

Sredni Vashtar

Conradín tenía diez años y, según la opinión profesional del médico, el niño no viviría cinco años más. Era un médico afable, ineficaz, poco se le tomaba en cuenta, pero su opinión estaba respaldada por la señora De Ropp, a quien debía tomarse en cuenta. La señora De Ropp, prima de Conradín, era su tutora, y representaba para él esos tres quintos del mundo que son necesarios, desagradables y reales; los otros dos quintos, en perpetuo antagonismo con aquéllos, estaban representados por él mismo y su imaginación. Conradín pensaba que no estaba lejos el día en que habría de sucumbir a la dominante presión de las cosas necesarias y cansadoras: las enfermedades, los cuidados excesivos y el interminable aburrimiento. Su imaginación, estimulada por la soledad, le impedía sucumbir.

La señora De Ropp, aun en los momentos de mayor franqueza, no hubiera admitido que no quería a Conradín, aunque tal vez habría podido darse cuenta de que al contrariarlo por su bien cumplía con un deber que no era particularmente penoso. Conradín la odiaba con desesperada sinceridad, que sabía disimular a la perfección. Los escasos placeres que podía procurarse acrecían con la perspectiva de disgustar a su parienta, que estaba excluida del reino de su imaginación por ser un objeto sucio, inadecuado.

En el triste jardín, vigilado por tantas ventanas prontas a abrirse para indicarle que no hiciera esto o aquello, o recordarle que era la hora de ingerir un remedio, Conradín hallaba pocos atractivos. Los escasos árboles frutales le estaban celosamente vedados, como si hubieran sido raros ejemplares de su especie crecidos en el desierto. Sin embargo, hubiera resultado difícil encontrar quien pagara diez chelines por su producción de todo el año. En un rincón, casi oculta por un arbusto, había una casilla de herramientas abandonada, y en su interior Conradín halló un refugio, algo que participaba de las diversas cualidades de un cuarto de juguetes y de una catedral. La había poblado de fantasmas familiares, algunos provenientes de la historia y otros de su imaginación; estaba también orgulloso de alojar dos huéspedes de carne y hueso. En un rincón vivía una gallina del Houdán, de ralo plumaje, a la que el niño prodigaba un cariño que casi no tenía otra salida. Más atrás, en la penumbra, había un cajón, dividido en dos compartimentos, uno de ellos con barrotes colocados uno muy cerca del otro. Allí se encontraba un gran hurón de los pantanos, que un amigo, dependiente de carnicería, introdujo de contrabando, con jaula y todo, a cambio de unas monedas de plata que guardó durante mucho tiempo. Conradín tenía mucho miedo de ese animal flexible, de afilados colmillos, que era, sin embargo, su tesoro más preciado. Su presencia en la casilla era motivo de una secreta y terrible felicidad, que debía ocultársele escrupulosamente a la Mujer, como solía llamar a su prima. Y un día, quién sabe cómo, imaginó para la bestia un nombre maravilloso, y a partir de entonces el hurón de los pantanos fue para Conradín un dios y una religión.

La Mujer se entregaba a la religión una vez por semana, en una iglesia de los alrededores, y obligaba a Conradín a que la acompañara, pero el servicio religioso significaba para el niño una traición a sus propias creencias. Pero todos los jueves, en el musgoso y oscuro silencio de la casilla, Conradín oficiaba un místico y elaborado rito ante el cajón de madera, santuario de Sredni Vashtar, el gran hurón. Ponía en el altar flores rojas cuando era la estación y moras escarlatas cuando era invierno, pues era un dios interesado especialmente en el aspecto impulsivo y feroz de las cosas; en cambio, la religión de la Mujer, por lo que podía observar Conradín, manifestaba la tendencia contraria.

En las grandes fiestas espolvoreaba el cajón con nuez moscada, pero era condición importante del rito que las nueces fueran robadas. Las fiestas eran variables y tenían por finalidad celebrar algún acontecimiento pasajero. En ocasión de un agudo dolor de muelas que padeció por tres días la señora De Ropp, Conradín prolongó los festivales durante todo ese tiempo, y llegó incluso a convencerse de que Sredni Vashtar era personalmente responsable del dolor. Si el malestar hubiera durado un día más, la nuez moscada se habría agotado.

La gallina del Houdán no participaba del culto de Sredni Vashtar. Conradín había dado por sentado que era anabaptista. No pretendía tener ni la más remota idea de lo que era ser anabaptista, pero tenía una íntima esperanza de que fuera algo audaz y no muy respetable. La señora De Ropp encarnaba para Conradín la odiosa imagen de la respetabilidad.

Al cabo de un tiempo, las permanencias de Conradín en la casilla despertaron la atención de su tutora.

-No le hará bien pasarse el día allí, con lo variable que es el tiempo -decidió repentinamente, y una mañana, a la hora del desayuno, anunció que había vendido la gallina del Houdán la noche anterior. Con sus ojos miopes atisbó a Conradín, esperando que manifestara odio y tristeza, que estaba ya preparada para contrarrestar con una retahíla de excelentes preceptos y razonamientos. Pero Conradín no dijo nada: no había nada que decir. Algo en esa cara impávida y blanca la tranquilizó momentáneamente. Esa tarde, a la hora del té, había tostadas: manjar que por lo general excluía con el pretexto de que haría daño a Conradín, y también porque hacerlas daba trabajo, mortal ofensa para la mujer de la clase media.

-Creí que te gustaban las tostadas -exclamó con aire ofendido al ver que no las había tocado.

-A veces -dijo Conradín.

Esa noche, en la casilla, hubo un cambio en el culto al dios cajón. Hasta entonces, Conradín no había hecho más que cantar sus oraciones: ahora pidió un favor.

-Una sola cosa te pido, Sredni Vashtar.

No especificó su pedido. Sredni Vashtar era un dios, y un dios nada lo ignora. Y ahogando un sollozo, mientras echaba una mirada al otro rincón vacío, Conradín regresó a ese otro mundo que detestaba.

Y todas las noches, en la acogedora oscuridad de su dormitorio, y todas las tardes, en la penumbra de la casilla, se elevó la amarga letanía de Conradín:

-Una sola cosa te pido, Sredni Vashtar.

La señora De Ropp notó que las visitas a la casilla no habían cesado, y un día llevó a cabo una inspección más completa.

-¿Qué guardas en ese cajón cerrado con llave? -le preguntó-. Supongo que son conejitos de la India. Haré que se los lleven a todos.

Conradín apretó los labios, pero la mujer registró su dormitorio hasta descubrir la llave, y luego se dirigió a la casilla para completar su descubrimiento. Era una tarde fría y Conradín había sido obligado a permanecer dentro de la casa. Desde la última ventana del comedor se divisaba entre los arbustos la casilla; detrás de esa ventana se instaló Conradín. Vio entrar a la mujer, y la imaginó después abriendo la puerta del cajón sagrado y examinando con sus ojos miopes el lecho de paja donde yacía su dios. Quizá tantearía la paja movida por su torpe impaciencia. Conradín articuló con fervor su plegaria por última vez. Pero sabía al rezar que no creía. La mujer aparecería de un momento a otro con esa sonrisa fruncida que él tanto detestaba, y dentro de una o dos horas el jardinero se llevaría a su dios prodigioso, no ya un dios, sino un simple hurón de color pardo, en un cajón. Y sabía que la Mujer terminaría como siempre por triunfar, y que sus persecuciones, su tiranía y su sabiduría superior irían venciéndolo poco a poco, hasta que a él ya nada le importara, y la opinión del médico se vería confirmada. Y como un desafío, comenzó a cantar en alta voz el himno de su ídolo amenazado:

Sredni Vashtar avanzó:

Sus pensamientos eran pensamientos rojos y sus dientes eran blancos.

Sus enemigos pidieron paz, pero él le trajo muerte.

Sredni Vashtar el hermoso.

De pronto dejó de cantar y se acercó a la ventana.

La puerta de la casilla seguía entreabierta. Los minutos pasaban. Los minutos eran largos, pero pasaban. Miró a los estorninos que volaban y corrían por el césped; los contó una y otra vez, sin perder de vista la puerta. Una criada de expresión agria entró para preparar la mesa para el té. Conradín seguía esperando y vigilando. La esperanza gradualmente se deslizaba en su corazón, y ahora empezó a brillar una mirada de triunfo en sus ojos que antes sólo habían conocido la melancólica paciencia de la derrota. Con una exultación furtiva, volvió a gritar el peán de victoria y devastación. Sus ojos fueron recompensados: por la puerta salió un animal largo, bajo, amarillo y castaño, con ojos deslumbrados por la luz del crepúsculo y oscuras manchas mojadas en la piel de las mandíbulas y del cuello. Conradín se hincó de rodillas. El Gran Hurón de los Pantanos se dirigió al arroyuelo que estaba al extremo del jardín, bebió, cruzó un puentecito de madera y se perdió entre los arbustos. Ese fue el tránsito de Sredni Vashtar.

-Está servido el té -anunció la criada de expresión agria-. ¿Dónde está la señora?

-Fue hace un rato a la casilla -dijo Conradín.

Y mientras la criada salió en busca de la señora, Conradín sacó de un cajón del aparador el tenedor de las tostadas y se puso a tostar un pedazo de pan. Y mientras lo tostaba y lo untaba con mucha mantequilla, y mientras duraba el lento placer de comérselo, Conradín estuvo atento a los ruidos y silencios que llegaban en rápidos espasmos desde más allá de la puerta del comedor. El estúpido chillido de la criada, el coro de interrogantes clamores de los integrantes de la cocina que la acompañaba, los escurridizos pasos y las apresuradas embajadas en busca de ayuda exterior, y luego, después de una pausa, los asustados sollozos y los pasos arrastrados de quienes llevaban una carga pesada.

-¿Quién se lo dirá al pobre chico? ¡Yo no podría! -exclamó una voz chillona.

Y mientras discutían entre sí el asunto, Conradín se preparó otra tostada.

Tomado de: http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/saki/sredni_vashtar.htm

  1. Análisis “Sredni Vashtar”

    1. Describe a Conradín

    2. ¿Quién era Sredni Vashtar?

    3. Realiza un rastreo a la señora De Ropp durante toda la narración.

    4. ¿Qué salvó a Conradín?

    5. ¿Cuál es el episodio de humor negro de este cuento?



  1. Observar el siguiente video: https://www.youtube.com/watch?v=21bQmKG1mXQ y responder las preguntas que aparecen a continuación:

EL SOLDADO Y LA MJERTE

  1. ¿Qué le dio el soldado a cada mendigo que se encontró?

  2. ¿Qué le entregó a cambio el soldado al posadero?

  3. ¿Quiénes se reunían en el castillo y qué hacían allí?

  4. ¿Qué era lo que hacía constantemente el soldado?

  5. ¿Qué apostó el soldado con los diablos?

  6. ¿Qué les hizo prometer el soldado a los diablos?

  7. ¿Cómo recuperó el diablo su pie?

  8. ¿Qué trampa le hizo el soldado a la muerte?

  9. ¿Qué pidió el soldado a cambio en el infierno?

  10. ¿por qué entraron las almas al cielo y no el soldado?

10 Observar en el siguiente link http://ovejanegra.peru.com/temas-libres-narrador-cuentos-jim-henson-todos-capitulos-video-240361 el video “Sin miedo” y contestar las siguientes preguntas:

SIN MIEDO

  1. ¿Cuál fue el encargo que le hizo el papá al primer hijo?

  2. ¿Con quién se encontró sin miedo en el camino al buscar los botones?

  3. ¿Cuál era el objetivo de sin miedo al irse de la casa?

  4. ¿Con quién se encontró si miedo al irse de la casa?

  5. ¿Por dónde era la peregrinación de sin miedo y su nuevo amigo?

  6. ¿A qué le tiene miedo el narrador?

  7. ¿Qué llevaba sin miedo para su viaje?

  8. ¿Qué hace sin miedo cuando está feliz?

  9. ¿Con quién confundió sin miedo a Mackey cuando estaban en el castillo?

  10. ¿Qué encontraron sin miedo y Mackey en el último cuarto?

  11. ¿Por qué le regresaron los chelines a sin miedo?

  12. ¿Qué fue lo que le enseñó Lidia a Sin miedo al regresar de su viaje?



The New School Plan de Apoyo y Mejoramiento Página

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres iconResponde las preguntas 1 y 2 a partir de la lectura del siguiente texto

Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres iconLee el siguiente texto y contesta a las preguntas que aparecen a continuación

Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres iconLee el siguiente texto y responde las preguntas 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7

Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres iconLee el siguiente texto y responde las preguntas

Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres iconLee el siguiente texto y responde las preguntas

Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres iconI. Lee el siguiente texto y responde las preguntas a continuación

Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres icon25 español instrucciones: lee el siguiente texto y responde las preguntas 1,2, 3 y 4

Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres icon15 español instrucciones: lee el siguiente texto y responde las preguntas 1,2, 3 y 4

Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres icon1 Lee el siguiente poema y a continuación responde a las preguntas que se formulan

Taller Teniendo en cuenta la siguiente información responde las preguntas que aparecen a partir de la página tres iconLee el siguiente poema y a continuación responde a las preguntas que se formulan






© 2015
contactos
l.exam-10.com