Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo






descargar 84.86 Kb.
títuloGracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo
página1/5
fecha de publicación12.09.2015
tamaño84.86 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4   5
ORACIONES VARIAS Y PARA DIVERSAS CIRCUNSTANCIAS


  1. ACCCION DE GRACIAS

    Gracias,
    porque en tu cuerpo, mi JESUS,
    Tú llevaste todas nuestras enfermedades
    y por tu llaga fuimos nosotros curados.
    Ayúdanos a siempre creer que tu Palabra
    es la verdad y de esa manera batallar
    contra toda dolencia, todo síntoma,
    toda enfermedad que intente minar
    la salud de nuestros cuerpos.

    Enséñanos a confesar la Palabra de tu poder,
    que es la espada del Espíritu, para combatir
    lo que se nos diga, lo que veamos o lo que sintamos.

    Enséñanos y ayúdanos a resistir toda incredulidad
    para RECIBIR por FE la sanidad que ya
    Tú nos diste hace más de 2000 años en
    la cruz del calvario.

    Queremos siempre vivir por fe y no por vista.
    Aumenta nuestra FE para creer que Tú eres el
    Dios Todopoderoso y que para Ti nada es imposible;
    que es tu perfecta voluntad sanar toda enfermedad
    llámese como se llame. Fortalécenos en la debilidad
    y ayúdanos a pelear la buena batalla de la FE.

    Queremos creer y confesar, no las circunstancias
    sino tu Palabra, que es la verdad. En el nombre
    de JESUS,
    AMEN.


Doy gracias por la fe que crece cada día y mi alma y mi corazón se alegran.

Gracias por la alquimia espiritual que en mi existe y atrae la paz y bendiciones abundante a mi vida 

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo

Gracias Señor por mi salud perfecta y por convertirme en puente de encuentro de muchas almas que buscan ofrecer lo mejor de si a través de esta lista y por cada palabra de aliento, alegría y compasión que reflejamos en cada acto de hoy.



  1. "SEÑOR ACEPTA MI ORACION EN MEDIO DE MIS PRISAS”

Estoy viviendo muy de prisa, Señor, no me detengo en nada, las circunstancias me van  viviendo y no vivo yo las circunstancias.
Paso  de una actividad a otra.
Dicen que esto es el mal del siglo, pero no me gusta, Señor,  ir tan  de prisa.
Los días y las noches pasan presurosas y creo que dejo de hacer cosas muy bellas.
Mi vida se desliza vertiginosa;  quiero detenerme y ver una puesta de sol que tiñe de rojo el agua de la laguna, o las  nubes sobre las montañas, quiero encontrar tiempo para visitar a un enfermo; dame tiempo para leer.
Pero sigo repitiendo; “no tengo tiempo”.
Cuando veo el reloj y son ya las once de la noche, analizo: corrí, corrí como todos los mortales.
Dejo de disfrutar, de saborear las miradas tiernas de los niños, de observar los pétalos  finos de una rosa.
No tengo tiempo de detenerme a ver los parques, la belleza de las  flores, el ruido de las fuentes y el trino de los pájaros, junto con los niños que corretean, hacen todo un poema.
Dame fuerza, Señor,  para detener mi carrera.
Quiero sentir la paz  para darla a mis hermanos de peregrinar, que, como yo, corren.
Dejamos lo trascendental por lo transitorio.
En todos los rostros se observa un duro rictus de velocidad que lo va desfigurando.
Dame, Señor, serenidad para vivir, calma para detenerme y poder amar a todos.
Sin prisas, sin velocidad,  sin atropellamiento.
Te ofrezco mi jornada de hoy, Señor, llénala tu de tu amor, para poder darlo a los demás. Amén 


  1. ADORA Y CONFÍA.

No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos, por sus decepciones, por su porvenir más o menos sombrío. Quiere tú, lo que Dios quiere. Ofrécele en medio de inquietudes y dificultades el sacrificio de tu alma sencilla que, pese a todo, acepta los designios de Su providencia. Poco importa que te consideres un fracasado si Dios te considera plenamente realizado a su gusto. Piérdete confiado ciegamente en ese Dios que te quiere para Sí y que llegará a ti, aunque no lo veas.

Debes saber que estás en sus manos, tanto más fuertemente dolido, o cuánto más decaído y triste te sientas. Vive feliz, vive en paz, que nada te altere, que nada sea capaz de quitarte tu paz; ni la fatiga, ni tus fallos. Haz que brote y conserva siempre sobre tu rostro una dulce sonrisa, reflejo de la que el Señor, continuamente te dirige. Y en el fondo de tu alma coloca, antes que nada, todo aquello que te llene de la paz de Dios. Adora y Confía, porque El te tomará en sus brazos y te hará volar, volar como un águila.

(T. de Chardin)

  1. ORACIÓN AL COMIENZO DE UNA OBRA O TRABAJO

Señor, te ofrezco este trabajo (tarea, estudio, emprendimiento)
que entiendo hacerlo por tu Amor,
por tu Gloria
y por cumplir tu santísima Voluntad.
Dame la gracia de hacerlo en conciencia,
anteponiendo el deber a todas mis comodidades y mis inclinaciones,
considerando un honor emplear los dones de Tus manos recibidos.
Dame la gracia de hacerlo en paz y con paciencia,
sin desanimarme por el cansancio y las dificultades.
Dame la gracia de hacerlo con alegría y espíritu de servicio.
Dame la gracia de construir con este trabajo(o estudio, etc.) una Nueva Civilización digna del hombre, más justa y más fraterna, donde Tú seas conocido, amado y servido.
Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.


  1. ANTE EL RUIDO...


Señor: cuando las tormentas

de mis tentaciones me sacudan

y amenacen hundirme,

que tu grito las acalle y me fortalezca

para que no dude ni caiga.

Cuando el ruido del mundo

pretenda imponerme una doctrina

que no es la tuya;

intente hacerme saciar mi sed

en una fuente que no eres tú,

¡grítame siempre tu verdad!...

Grítamela en la voz interior de mi conciencia;

en la predicación de la Iglesia;

en el texto de tu Evangelio.

Que tus palabras me choquen,

me interpelen, se me impongan

como tu grito sobre todas las otras voces...

Señor: que, como tú,

sepa elevar mi grito de súplica

y de confianza al Padre Celestial,

aún desde la cruz en la que tal vez

en algún momento tenga que estar clavado...

Y un día, Señor, grítame tu voz de vida.

Ordéname surgir de la tumba.

Llámame como a Lázaro.

Grítame infundiéndome Vida nueva.

  Padre Hugo Orsi

  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo iconPara mis amigos conocidos y desconocidos
«ca­beza de animal», de la que yo me olvidé como fetiche, bueno o malo, porque no era más que un «animal» sin especificar

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo iconEstos son mis versos. Son como son. A nadie los pedí prestados. Mientras...

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo icon¿Señor Galilea? Encantado de conocerlo. Siéntese, por favor, y gracias...

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo iconCorriendo van por la vega
«¿Qué me valen tus riquezas -respondióle la cristiana-, si me quitas a mi padre, mis amigos y mis damas? Vuélveme, vuélveme, moro...

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo iconSin nadie querido, á quién dedicar éste libro, en éste momento especial;...

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo iconY ante ustedes, hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra...

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo iconCompañero Felipe Berríos,agradecidas están mi conciencia y convicción...

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo iconHe barrido el suelo de la Luna. Con mis pestañas. El polvo entró...

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo iconDedico el siguiente trabajo a mis padres y a mi profesor de H. G....

Gracias Señor por mostrarme compasiva(o) y solidaria(o) ante el dolor de mis familiares y amigos, conocidos y extraños porque ellos son mis hermanos en Cristo iconMis oídos callaron pero mi corazón alzó la voz. Mis sentidos tomaron...






© 2015
contactos
l.exam-10.com