Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja






descargar 98.07 Kb.
títuloAnexo 1: Cuento de Caperucita Roja
fecha de publicación05.09.2015
tamaño98.07 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Biología > Documentos
ANEXOS

UNIDAD

DIDACTICA
Caperucita Roja”


ANEXO 1: Cuento de Caperucita Roja

Había una vez una niña muy bonita, que siempre llevaba una capa roja y por eso, todo el mundo la llamaba Caperucita Roja.

Vivía con su mama y su papa en una casa de un pueblecito y siempre se ayudaban unos a otros para hacer las tareas de la casa.

Un día, su mama le pidió que llevase un poco de pan, fruta, queso y leche para su abuelita que vivía al otro lado del bosque, le dijo que no se entretuviese por el camino, y que tuviese mucho cuidado porque cruzar el bosque era muy peligroso, ya que siempre andaba acechando por allí el lobo.

Caperucita Roja recogió la cesta con las cosas que había preparado su madre y se puso en camino. La niña tenía que atravesar el bosque para llegar a casa de la Abuelita, pero no le daba miedo porque allí siempre se encontraba con muchos amigos: los pájaros, las ardillas...

De repente vio al lobo, que era enorme, delante de ella.

- ¿A dónde vas, niña? - le preguntó el lobo con su voz ronca.

- A casa de mi Abuelita - le dijo Caperucita.

- No está lejos, si sigues este camino llegarás antes- le dijo el lobo riéndose.

Caperucita dudó un momento pero hizo caso al lobo. Por el camino iba cantando y recogiendo flores para su abuelita.

- ¡Qué contenta se va a poner! Pensó ella.

Mientras tanto, el lobo se fue a casa de la Abuelita, por el camino más corto para llegar antes que caperucita.

Cuando llegó, llamó suavemente a la puerta y la anciana le abrió pensando que era Caperucita. Un leñador que pasaba por allí había visto llegar al lobo.

Aún así, el lobo devoró a la Abuelita y se puso el gorro rosa de la desdichada, se metió en la cama y cerró los ojos. No tuvo que esperar mucho, pues Caperucita Roja llegó enseguida, toda contenta. Entro en casa y se lavó las manos para comerse un manzanita con su abuela.

Cuando la niña se acercó a la cama para darle un besito a su abuelita vio que estaba muy cambiada. Y le dijo:

- Abuelita, abuelita, ¡qué ojos más grandes tienes!

- Son para verte mejor - dijo el lobo tratando de imitar la voz de la abuela.

- Abuelita, abuelita, ¡qué orejas más grandes tienes!

- Son para oírte mejor - siguió diciendo el lobo.

- Abuelita, abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes!

- Son para... ¡comerte mejoooor! - y diciendo esto, el lobo malvado se abalanzó sobre la niñita y la devoró, lo mismo que había hecho con la abuelita.

Mientras tanto, el leñador se había quedado preocupado y creyendo adivinar las malas intenciones del lobo, decidió echar un vistazo a ver si todo iba bien en la casa de la Abuelita.Pidió ayuda a un serrador y los dos juntos llegaron al lugar. Vieron la puerta de la casa abierta y al lobo tumbado en la cama, dormido de tan harto que estaba.

El leñador sacó su hacha y rajó el vientre del lobo.La Abuelita y Caperucita estaban allí, ¡vivas!

Para castigar al lobo malo, el leñador le llenó el vientre de piedras y luego lo volvió a cerrar. Cuando el lobo despertó de su pesado sueño, sintió muchísima sed y se dirigió a un estanque próximo para beber. Como las piedras pesaban mucho, cayó en el estanque de cabeza y se ahogó.

Así Caperucita y su abuela, se pusieron a merendar después del gran susto.

Con esto, Caperucita Roja había aprendido la lección y prometió a su Abuelita no hablar con ningún desconocido que se encontrara en el camino. De ahora en adelante, seguiría los consejos de su Abuelita y de su papa y su mama.

ANEXO 2: “Preguntas del cuento”


  1. ¿Cómo llamaban a la niña? ¿Por qué?

  2. ¿Con quien vivía Caperucita?

  3. ¿Qué recado le mando hacer su mama?

  4. ¿Qué llevaba en la cesta?

  5. ¿Dónde vivía su abuelita?

  6. ¿A quién se encontró en el bosque?

  7. ¿Quién llego antes a la casa de la abuelita?

  8. ¿Qué pasó cuando Caperucita llego a casa de su

abuelita?

  1. ¿Quién se comió a la abuelita?

  2. ¿Quién salvó a la abuelita y a Caperucita?

  3. ¿Qué hicieron la abuelita y caperucita después de

Ser salvadas?

ESTE ANEXO IRÍA ACOMPAÑADO DE IMÁGENES DE:

  • UNA CESTA CON LO QUE LLEVABA CAPERUCITA.

  • CAPERUCITA ROJA.

  • CAPERUCITA ROJA Y EL LOBO.

  • EL LOBO DISFRAZADO DE LA ABUELITA.

  • UN LEÑADOR.

  • CAPERUCITA Y LA ABUELITA MERENDANDO.


EL ANEXO 3 SERÍA UN DIBUJO PARA UNIR CON FLECHAS:

  • EL LOBO

  • UN BOSQUE.

  • CAPERUCITA

  • LA CAPA ROJA DE CAPERUCITA

  • EL LEÑADOR

  • UN HACHA EN UN MADERO.


ANEXO 4: Canción “El color Rojo”

Rojo, rojo, es mi caperuza,

Rojo, rojo, el botón en flor.

Por eso yo quiero, todo lo que es rojo.

Rojo, rojo es mi corazón.

ANEXO 5:“Preguntas familia-Caperucita”



  1. ¿Con quién vivía Caperucita?

  2. ¿A quién iba a visitar Caperucita?

  3. ¿Tenia hermanos o hermanas Caperucita?

  4. ¿Dónde vivía su abuelita?

  5. ¿Por qué llamaban a la niña Caperucita?


ANEXO 6: “Preguntas sobre el Leñador”



  1. ¿Quién salvó a la abuelita y a Caperucita?

  2. ¿Qué hace un leñador?

  3. ¿Qué usa un leñador para cortar árboles?

  4. ¿De que material son los árboles que corta el

leñador?

  1. ¿Para que se usa la madera?

ANEXO 7: “Poesía del leñador”


A volar (Rafael Alberti)

Leñador,
no tales el pino,
que un hogar
hay dormido
en su copa.

Señora abubilla, señor gorrión,
hermana mía calandria,
sobrina del ruiseñor;
ave sin cola,
martín-pescador,
parado y triste alcaraván;

¡A volar pajaritos a la mar!

ANEXO 8: Cuento de los 3 cerditos.

Al lado de sus padres, tres cerditos habían crecido alegres en una cabaña del bosque. Y como ya eran mayores, sus papas decidieron que era hora de que construyeran, cada uno, su propia casa.
Los tres cerditos se despidieron de sus papas, y fueron a ver como era el mundo.


El primer cerdito, el perezoso de la familia, decidió hacer una casa de paja. En un minuto la choza estaba ya hecha. Y entonces se fue a dormir.

El segundo cerdito, un glotón, prefirió hacer la cabaña de madera. No tardo mucho en construirla. Y luego se fue a comer manzanas.

El tercer cerdito, muy trabajador, opto por construirse una casa de ladrillos y cemento.
Tardaría más en construirla pero estaría más protegido. Después de un día de mucho trabajo, la casa quedo preciosa. Pero ya se empezaba a oír los aullidos del lobo en el bosque.


No tardo mucho para que el lobo se acercara a las casas de los tres cerditos. Hambriento, el lobo se dirigió a la primera casa y dijo:

- ¡Ábreme la puerta! ¡Ábreme la puerta o soplare y tu casa tirare!


Como el cerdito no la abrió, el lobo soplo con fuerza, y derrumbo la casa de paja. El cerdito, temblando de miedo, salio corriendo y entro en la casa de madera de su hermano.
El lobo le siguió. Y delante de la segunda casa, llamo a la puerta, y dijo:


- ¡Ábreme la puerta! ¡Ábreme la puerta o soplare y tu casa tirare!

Pero el segundo cerdito no la abrió y el lobo soplo y soplo, y la cabaña se fue por los aires.

Asustados, los dos cerditos corrieron y entraron en la casa de ladrillos de su otro hermano.
Pero, como el lobo estaba decidido a comérselos, llamo a la puerta y grito:


- ¡Ábreme la puerta! ¡Ábreme la puerta o soplare y tu casa tirare!
Y el cerdito trabajador le dijo:


- ¡Soplas lo que quieras, pero no la abriré!
Entonces el lobo soplo y soplo. Soplo con todas sus fuerzas, pero la casa ni se movió. La casa era muy fuerte y resistente. El lobo se quedo casi sin aire.
Pero aunque el lobo estaba muy cansado, no desistía. Trajo una escalera, subió al tejado de la casa y se deslizo por el pasaje de la chimenea. Estaba empeñado en entrar en la casa y comer a los tres cerditos como fuera. Pero lo que él no sabia es que los cerditos pusieron al final de la chimenea, un caldero con agua hirviendo.
Y el lobo, al caerse por la chimenea acabo quemándose con el agua caliente. Dio un enorme grito y salio corriendo y nunca mas volvió.
Así los cerditos pudieron vivir tranquilamente. Y tanto el perezoso como el glotón aprendieron que solo con el trabajo se consigue las cosas.


ANEXO 9: Cuento de los 7 cabritillos



En una bonita casa del bosque vivía mamá cabra con sus siete cabritillos. Una mañana mamá cabra le dijo a sus hijos que tenía que ir a la ciudad a comprar y de forma insistente les dijo: -"Queridos hijitos, ya sabéis que no tenéis que abrirle la puerta a nadie. Vosotros jugad y no le abráis a nadie".

- "¡ Sí mamá. No le abriremos a nadie la puerta." La mamá de los cabritillos temía que el lobo la viera salir y fuera a casa a comerse a sus hijitos. Ella, preocupada, al salir por la puerta volvió a decir:

-"Hijitos, cerrar la puerta con llave y no le abráis la puerta a nadie, puede venir el lobo."

El mayor de los cabritillos cerró la puerta con llave.
Al ratito llaman a la puerta.


- "¿Quién es?", dijo un cabritillo.

-"Soy yo, vuestra mamá", dijo el lobo, que intentaba imitar la voz de la mamá cabra.

- "No, no, tú no eres nuestra mamá, nuestra mamá tiene la voz fina y tú la tienes ronca."

El lobo se marchó y fue en busca del huevero y le dijo:- "Dame cinco huevos para que mi voz se aclare." El lobo tras comerse los huevos tuvo una voz más clara. De nuevo llaman a la puerta de las casa de los cabritillos.

-"¿Quién es?".

- "Soy yo, vuestra mamá."

-"Asoma la patita por debajo de la puerta." Entonces el lobo metió su oscura y peluda pata por debajo de la puerta y los cabritillos dijeron: "¡No, no! tú no eres nuestra mamá, nuestra mamá tiene la pata blanquita." El lobo enfadado pensó: "Qué listos son estos cabritillos, pero se van a enterar, voy a ir al molino a pedirle al molinero harina para poner mi para muy blanquita." Así lo hizo el lobo y de nuevo fue a casa de los cabritillos. -"¿Quién es?", dice un cabritillo.

- "Soy yo, vuestra mamá."

-"Enseña la patita por debajo de la puerta." El lobo metió su pata, ahora blanquita, por debajo de la puerta y todos los cabritillos dijeron:- "¡Sí, sí! Es nuestra mamá, abrid la puerta." Entonces el lobo entró en la casa y se comió a seis de los cabritillos, menos a uno, el más pequeño, que se había escondido en la cajita del reloj.
El lobo con una barriga muy gorda salió de la casa hacia el río, bebió agua y se quedó dormido al lado del río. Mientras tanto mamá cabra llegó a casa. Al ver la puerta abierta entró muy nerviosa gritando:- "¡Hijitos, dónde estáis! ¡Hijitos, dónde estáis!". Una voz muy lejana decía:- "¡Mamá, mamá!".


-"¿Dónde estás, hijo mío?".

- "Estoy aquí, en la cajita del reloj." La mamá cabra sacó al menor de sus hijos de la cajita del reloj, y el cabritillo le contó que el lobo había venido y se había comido a sus seis hermanitos. La mamá cabra le dijo a su hijito que cogiera hilo y una aguja, y juntos salieron a buscar al lobo. Le encontraron durmiendo profundamente. La mamá cabra abrió la barriga del lobo, sacó a sus hijitos, la llenó de piedras, luego la cosió y todos se fueron contentos. Al rato el lobo se despertó: -

-"¡Oh¡ ¡Qué sed me ha dado comerme a estos cabritillos!". Se arrastró por la tierra para acercarse al río a beber agua, pero al intentar beber, cayó al río y se ahogó, pues no podía moverse, ya que su barriga estaba llena de muchas y pesadas piedras. Al legar a casa, la mamá regañó a los cabritillos diciéndoles que no debieron desobedecerla, pues mira lo que había pasado.


ANEXO 10: “Introducción al mural”



  1. ¿Dónde pueden vivir los animales?

  2. ¿Qué animal había en el cuento?

  3. ¿Qué animales domésticos conocéis?

  4. ¿Qué animales salvajes conocéis?


ESTE ANEXO IRÍA CON EL MURAL DE UNA GRANJA Y UNA SELVA EN GRANDE. PARA COLOCAR LOS ANIMALES DOMÉSTICOS Y SALVAJES.

EL ANEXO 11 SERÍA LAS FOTOS DE ANIMALES PARECIDOS Y DIFERENTES AL LOBO Y DE ESTE.

ANEXO 12:”Preguntas del camino”


  1. ¿Por qué tenia que ir Caperucita por el camino del

bosque?

  1. ¿Por qué camino le dijo la mama de Caperucita que

tenia que ir?

  1. ¿Por qué debía ir Caperucita por el camino corto?

  2. ¿Qué recogió Caperucita durante el paseo?

  3. ¿A quién se encontró Caperucita por el camino?

  4. ¿Qué camino escogió para ir a casa de su abuelita?

EL ANEXO 12 SERÍA UN APOYO VISUAL DE UN CAMINO CORTO Y OTRO LARGO EN UNO VA CAPERUCITA Y EN OTRO EL LOBO.

EL ANEXO13 SERÍA EL PALNO DE LOS CAMINOS CORTO Y LARGO PARA HACER EN CLASE.
EL ANEXO 14 SERÍA LA FICHAS DE LOS CAMINOS.

ANEXO 15: Canción “La Primavera”

Hoy es primavera, todo verde está.

Mira los pajaritos, que alegres bailarán.

(Bailando como pájaros)

Llegan los conejitos, que quieren participar,

(Saltando como conejos)

Y las florecitas, que alegres bailarán.

(Bailando un vals)

Mira los mariposas, revoloteando están.

(Revoloteando como mariposas)

Y también la lluvia nos viene a refrescar.

(Imitando la lluvia caer)

Vamos todos juntos a participar: arbolitos, solecito y la lluvia con esta canción:

Hoy es primavera, todo verde está y por eso yo quiero, cantar y bailar.

ANEXO 16: Canción “El color verde”

Verde, verde, son los arbolitos.

Verde, verde, sus hojitas son.

Por eso yo quiero, todo lo que es verde.

Verde, verde, verde es mi color.

ANEXO 17: SERÍA EL MURAL DE PRIMAVERA

ANEXO18:“Preguntas sobre la casa de la abuelita”


  1. ¿En qué parte de la casa prepara la madre de

Caperucita la cesta para la abuelita?

  1. ¿Dónde está la abuelita enferma?

  2. ¿Dónde debe colocar Caperucita la botella de leche?

  3. ¿Dónde se lava las manos Caperucita al llegar a casa de su

abuelita?

  1. ¿Dónde coloca las flores la abuelita?

ANEXO 19: Canción “Yo tengo una casita”
Yo tengo una casita así y así

(Imitando el tejado y paredes de la casa)

Con una ventanita así y así

(Imitando las ventanas)
que por la chimenea sale el humo, así y así


(Imitando el humo saliendo de la chimenea)
que cuando quiero entrar yo golpeo así y así


(Imitando el llamar a la puerta)
me limpio los zapatos así, así y así.


(Imitando como nos limpiamos los zapatos en el felpudo)


ANEXO20: EL MURAL DE LA CASA

ANEXO 21: PLANO DE LOS AROS

ANEXO 22: Canción “Que rica la fruta”

Que ricas las frutas que voy a comer,

Si tú me acompañas contento estaré.

Que rica naranja que calma mi sed,

la piña, manzana y el mango también.

Comamos las frutas que nos hacen bien,

el plátano crudo o frito tal vez.

La pera, el kiwi, las uvas también,

el higo y las fresas que ricas se ven.
¡Que ricas las frutas que voy a comer!
(Cuando se nombran las frutas se les enseñan)

ANEXO 23: Canción “La vaca lechera”

Tengo una vaca lechera,

no es una vaca cualquiera,

me da leche merengada,

¡Ay que vaca más salada!
Tolón, tolón, tolón, tolón.
Se pasea por el prado,

mata moscas con el rabo.
Tolón, tolón, tolón, tolón.
ANEXO 24: Canción “Caperucita Roja”
Soy Caperucita, que abuelita voy a ver,

Le llevo quesito, fruta rica, leche y pan.

Como ella no sabe que yo a visitarla iré,

una gran sorpresa y alegría le daré.
Soy Caperucita, que abuelita voy a ver,

le llevo quesito, fruta rica, leche y pan.
También un lindo ramo, le regalaré,

es una gran sorpresa que la abuela va a tener.


ANEXO 25,26,27,28,29 CESTAS MIRAR ACTIVIDADES QUE LO EXPLICAN.

ANEXO 30: Canción “Las partes de mi cara”

Mi cabeza me da vueltas, hacia a un lado y hacia el otro.

Tengo en ella muchas cosas, la frente, el pelo y también la boca.

Con la frente pienso cosas y con la boca yo digo “Hola”.

Con los labios doy besitos, en tu mejilla suave y preciosa.

Y por la nariz respiro, y por los oídos oigo a mis amigos.

Si me miro en el espejo con los ojos yo descubro, cejas, pestañas y muchas más partes que en mi cara tengo yo.

(Cada vez que se nombre una parte se va tocando)

ANEXO 31: DOS CARAS UNA DE UN NIÑO Y OTRA DE UNA NIÑA PARA COLOCAR LAS PARTES DE LA CARA.

ANEXO 32: DIBUJOS DE EXPRESIONES DE LAS EMOCIONES: CONTENTO, TRISTE,ASUSTADO.

ANEXO 33: “Pautas para no tener miedo”


  • Niños que tienen miedo a la oscuridad:


-Decirles que no hay porque tener miedo a

la oscuridad de la noche, por que es muy

bonita y las estrellas y la luna iluminan el

cielo.


  • Niños que se asustan con situaciones imaginarias:


-Decirles que las cosas que uno se

imagina, no son reales.


  • Niños que tienen pesadillas:


-Los sueños no son reales por eso no hay

que tenerles miedo porque no nos pueden

hacer nada.


  • Niños que tienen miedo a las sombras:


-Decirle y demostrarle, que todos los

objetos y cosas tienen sombra y no hay

porque asustarse por eso.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja iconÉrase una vez una niña que se llamaba Caperucita Roja. ¿Y por qué...

Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja icon001-Caperucita Roja

Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja iconCaperucita Roja: políticamente correcta

Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja iconActividades sobre caperucita roja

Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja iconEl jueves inicia exposición sobre la obra de Charles Perrault Caperucita Roja libre y valiente

Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja iconAnexo 1 Esquema del proceso escritor (expresión escrita) Anexo 2

Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja icon3 el cuento y el microcuento el cuento el cuento es un texto narrativo breve

Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja iconEl cuento tradicional y breve recorrido por la historia del cuento

Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja iconPrimero empezaron a cuestionarse sobre lo que era un cuento y una...

Anexo 1: Cuento de Caperucita Roja iconLa historia del cuento simplemente no puede fecharse, según H. E....






© 2015
contactos
l.exam-10.com