Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella






descargar 274.59 Kb.
títuloDa lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella
página1/5
fecha de publicación04.06.2015
tamaño274.59 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4   5






El mito de la creación tehuelche es de alguna manera, el resultado cultural del cruce étnico entre huárpidolicoides, láguidolicoides y fuéguidolicoides, Este cruce étnico que converge en la consumación definitiva de los caracteres tsonnek´n, comienza a producirse aproximadamente a los 45º de latitud de la meseta chubutense, en el paso del río sengel y luego se extiende hasta el cerro Chaltén, ubicado cerca de los 50º de latitud.

(Salvador Canals Frau-Rodolfo Casamiquela)
La mítica y primigenia Isla creada por Kooch, en verdad, sería la propia región patagónica que rodeada de mares, y cruzada por ríos interiores, se extiende desde los ríos Barrancas y Colorado hasta el extremo mas austral de Tierra del Fuego (Julieta Gómez Otro-Cristina Belleli).
Conforme a lo dicho, entre los aportes étnicos que dieron origen a los patagones o tsonek´n, se encontrarían los fuéguidos, un grupo humano de pequeña estatura, (promediaban los 1,50m aproximadamente) y hábitos canoeros, los cuales, vistos desde lo que pudo ser la mirada de un tehuelche originario medio, (de hábitos caminantes que no practicaban la pesca), solo eran erráticos personajes que aparecían y desaparecían fugazmente viniendo por los ríos y arroyos con el aparente propósito de consumir las cortezas de los árboles y seguidamente a ello, desaparecían entre las montañas con sus embarcaciones desarmables, por lo que desde el punto de vista tehuelche o tsonek´n, los enigmáticos y pequeños canoeros, erráticamente aparecían y desaparecían con una fugacidad comparable a la de los roedores patagónicos, cururúes y/o tucutucus, apelativo probable y con el cual, los tsonnek´n, muy posiblemente habrían identificado a los fuéguidos.
Por Pampa patagónica interpretamos el concepto descripto por George Musters, en el sentido un espacio abierto y despoblado de personas que careciente de árboles, se abre de tanto en tanto entre las diferencias topográficas de la Patagonia (George Mustrs).
Epistemológicamente, las inferencias entre los caza-recolectores, parecen ser de tipo analógico y carácter recíproco, en las que no se consideran y/o no aparecen claramente las relaciones entre causas y efectos; o en todo caso, la relación causa-efecto, es reversible, de modo que los fenómenos en general, son vistos como un sistema de correlaciones que interactúan concatenados entre sí, unos sobre otros y en sentidos encontrados, de tal manera que da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella.
El pelo del tzonek´n (tehuelche) una vez cortado, se lo debía quemar para que sobre él no actuara ninguna otra persona malintencionada y consiguientemente le provocara algún daño a su dueño (Salvador Canals Frau), de modo que, bajo esta manera de razonar, la acción sobre cualquiera de las partes compromete al todo porque en la parte, siempre se entendía que de alguna manera está el todo, incluso, aunque esa parte se la verifique visualmente desvinculada del todo. En el pelo cortado, hay algo que a ese pelo lo sigue vinculando vitalmente al todo.

Llevando esta manera de razonar a todos los demás órdenes de la posibilidad de pensamiento, entre los cazarecolectores, siempre que aparece un círculo y recorremos visualmente la longitud de su circunferencia, por ejemplo, debemos pensar en la triple (3) relación recíproca que guarda la circunferencia recorrida o contorno, con el diámetro y viceversa. Siempre que aparece un tres (3) o la triplicación de una acción, es porque hay algo ligado con la circularidad.

De esta forma habría que enfocar y entender el cautiverio de Teo y el exilio de Em´Al en el Mito de la Creación y posiblemente también, el hallazgo de un gran círculo, por parte de Guillermo Cox antes de disponerse a atravesar el boquete andino de Perez Rosalez. También habría que entender de esta manera los relatos de Musters-Guinnard-Chapman, y en general, toda vez que se analizan los restos arqueológicos.
En el modo recíproco de razonar e inferir mediante las analogías, siempre que nos referimos a un lugar, también lo hacemos a quienes lo habitan, a un color o combinación determinado de ellos que prevalece en el sitio, como por ejemplo el Chaltén o Tsaltén que significa azul; a veces ese lugar cobra el nombre o se asocia a las características de las tierras, a un tipo de alimentación diferente si se tratara de personas vecinas o animales. Recordemos que el ñirre o haya antártica (Nothofagus antarctica) recibe el nombre por parte de los mapuches, porque ñiré o ñirré, significa zorro en mapuzundungún y así llamaron a este árbol, ya que estos animales, los zorros, suelen construir sus madrigueras debajo de los mismos. Así un árbol se nomina conforme a un animal característico, como también el grupo de estrellas que conforman la cruz del sur, se la identifica con la pata del ñandú y a la constelación con la caza del ñandú.

Un acontecimiento celeste o un determinado cielo se asocia con un haruwen (territorio) delimitado. Todo esto, visto de manera recíproca. Por eso es que en la ceremonia del HAIN, cada cielo selk´nam significa todo lo dicho y cada individuo simultáneamente es, representa y reproduce, a todo el conjunto correlacionado y recíprocamente.

Dicen que de un modo parecido a éste, inferían los japoneses ya que afirmaban que el sable llamado catana, buscaba a su samuray como el samuray a su sable.
Destaquemos que este conocimiento de la triple relación intrínseca entre el diámetro con la circunferencia, es muy antiguo y aparece escrito en el Libro de los reyes y en Crónicas 2 de los relatos bíblicos, donde se encuentran medidas relacionadas con el templo que Salomón construye para Jehová, su Dios, las que indirectamente aluden a la relación del diámetro respecto al contorno y para esos fines, el lenguaje utilizado en la Biblia, según las distintas traducciones, se refiere a “de un lado al otro”, “de un borde al otro” y “anchura” como sinónimos de diámetro, y “alrededor” y ”longitud” para referirse al contorno y/o longitud de la circunferencia.

Evidentemente, lejos estaban del 3,16 egipcio y mucho más del 3,1416 de Arquímides.

Hoy esa relación la conocemos como número aunque en rigor de verdad, para los fines prácticos y las relaciones analógicas, al igual que lo hacían los antiguos, es suficiente hablar de =3.


Conceptualmente, el ir en pos del Sol, significa poder hacerlo opcionalmente en dirección a los paralelos con sentido de Este a Oeste o de Norte a Sur y/o de Sur a Norte, conforme a su ir y venir meridional tras los respectivos cambios estacionales y en el caso particular que nos ocupa, Terwer, la abuela materna de Em´Al, según la interpretación gnomónica que surge de este análisis, se habría dirigido de norte a sur siguiendo uno de estos dos sentidos posible de la declinación solar y no como se suele interpretar de Este a Oeste.



Con estas pautas previas, estamos en condiciones como para introducirnos en el mundo de los patagones e intentar desde adentro, reinterpretar la genealogía tzoneck´n a partir de la lectura y relectura de su mitología en general y muy particularmente, de aquella que surge del testimonio histórico que Ramón Lista tomara del anciano cacique Papón, hijo e inmediato sucesor de Casimiro Biguá, el cacique de todos los tehuelches.

Para entrar en tema, digamos que Casimiro Biguá, era hijo de Joujuna o Jounja, mujer tehuelche y de un cacique de la misma etnia, asesinado en el año 1922, durante un enfrentamiento con los mapuches y los hermanos Pincheira-; Casimiro Biguá, nació aproximadamente en el año 1820.

El pequeño Casimiro se crió en la Estancia del Estado, asentamiento que se encontraba ubicado cerca de la localidad de Patagones, al cuidado de Francisco Fourmantín, administrador del establecimiento y apodado Bibois. Casimiro heredó como apellido, el apodo Bibois pero deformado a partir de la manera en que sonaba al ser pronunciado y reproducido por los tehuelches. El apodo escrito sería algo así como se Bibois, pero se pronunciaba bibuá, por lo que esa sílaba, buá en la guturalidad tehuelche sonaba como guá y el apodado apellido, de pronunciación bibuá paso a ser Biguá, motivo por el que el niño Casimiro pasó a ser conocido como Casimiro Biguá.

Según relata George MUSTERS, este señor Bibois, que fuera su apropiador, oficiaba de corsario y tratante de esclavos y abusando del estado en que por entonces se encontraban los tehuelches, luego de que los europeos introdujeran el alcohol, le ofreció a Joujuna madre de Casimiro, suficiente aguardiente a cambio de su hijo. Como resultado de ese lamentable canje, los descendientes de Em´Al, (aquel que se tomara tres días con sus respectivas noches para pensar como vencer a las tinieblas) con Joujuna a la cabeza, recibieron el alcohol como pago y en una burlona mueca del trágico destino, profanada sobre la austera y valiosa tradición tzonecka, bebieron durante tres días y tres noches sin pausa.

Casimiro aprendió a hablar español y a la edad de 13 años se escapó para unirse a los suyos. Fue así que en 1840 Casimiro Biguá llega a ser caique sucediendo a María la Grande cacique de toda la Patagonia (wikipedia) y en 1869, en la actual localidad patagónica de José de San Martín -el mitológico ombligo del mundo tzonecka-, Casimiro Biguá, luego de tres días seguidas por sus tres respectivas noches, entre parlamentos (aix) y acuerdos, el 3 de noviembre de 1869 fue elegido cacique de todos los tehuelches bajo lo que por esos momentos fuera su identificación política frente a los Penkal (mapuches), La Bandera Argentina.

Para tomar contacto con la mitología tzoneck´n, incluyendo entre ellos a los selk´nam, tenemos los testimonios directos de Papón, relatados por Ramón Lista, y la obra de Anne Chapman como resultado de los diálogos que tuvo, con quien fuera la última selk´nam –Lola Kiepja. De estos documentos y los aportes de Guillermo Cox, Musters, Guinnard, Viedma etc, podemos reescribir, el mito considerando aspectos gnomónicos y diciendo que:
………En tiempos tan remotos, que no se pueden medir, irrumpe la figura de Kóoch y crea el Universo.
Con la aparición de Kóoch, lo uno que era, se desdobla en Kóoch representando al cielo claro y en Tons a la oscuridad.
Simultáneamente y junto a la diferenciación se origina Shorro (el tiempo).

A través de Shorro, una serie de diferencias entre la claridad y la oscuridad, se suceden.
Entre el cielo claro Kóoch, y el cielo oscuro Tons, las diferencias marcan una inalcanzable y circular línea de horizonte donde ambos aspectos, no solo se separan sino que se vinculan y toman contacto y se tocan.



Muchos fueron los momentos que Kóoch pasó en soledad, pugnando en favor de mantener la claridad e impidiendo el avance de Tons, y tal era su pena y soledad, que hubo un tiempo en que comenzó a llorar profundamente, ¡tan pero tan profundamente!, que de sus ojos emanaron enormes lágrimas que de a poco, formaron a Arrok (Mar).
Kóoch al advertir el desmedido crecimiento de las aguas, suspiró, y de su aliento se formó Xóchem, (viento), mediante el cual, hizo que retrocedieran las aguas, se detuvo el avance de las tinieblas y se preparó el camino para que llegara la luz.
KOÓCH, luego de estos logros, se sintió reconfortado por un tiempo y decidió continuar con su obra en procura de aumentar la cantidad de luz, para poder así, apreciar acabadamente hasta donde llegaba el mar. Con ese objeto, KOÓCH rasgó de tal manera el velo que cubría a la penumbra impuesta por Tons, que su gesto encendió una enorme chispa de fuego que dio origen a Xaleshem, (el sol).



La luz de Xaleshem (el sol), hace aproximadamente seis mil quinientos años, reveló que Xóchem, (viento), no solo detuvo el avance de las aguas de Arrok (Mar), sino que además, puso al descubierto, para ser visto desde el Senguel (paso del río), que la gran meseta patagónica (Julieta Gómez Otero-Cristina Belleli) como una gran isla con sus montañas, extensas pampas, ríos y arroyos junto a las áridas condiciones climáticas, emergían desde las profundas aguas cual un enorme conjunto insular universal y circularmente limitada en todas las direcciones, por la misma e igualmente inalcanzable distancia radial. Así de los ríos y arroyos patagónicos, se formaron los lagos que luego se poblaron de peces, nacieron las plantas dispuestas a ser el alimento de los primeros animales y aparecieron mas tarde el guanaco, el ñandú, el tucu tucu o cururú y toda la fauna patagónica.
El calor que Xaleshem (el sol) proveía a los fuéguidos cururúes (Ctenomys rionegrensis) habitantes de las laberínticas galerías de las altas montañas cordilleranas, hizo que se evaporaran las aguas encargadas de humedecer sus cuevas y así, desde las propias tucureras, se engendraron las claras nubes montañosas de entre las que surgió TEO, una nube que en sus orígenes, era llamativamente clara y blanquecina, dotada de una sonora y estremecedora risa Katrú, (el trueno) y del fulminante Lufke (relámpago)
Los hijos de KOÓCH, admirados por la belleza de la gran Isla conteniendo sus islotes (Patagonia emergida o visibilizada) y lo creado por su padre, comenzaron a derramar sobre ella todas sus dádivas, sin percibir que era perjudicial no tener un órden. Xaleshem (el sol), indiscriminadamente enviaba su luz y calor entibiando la tierra; TEO, (la nube) ayudada por el viento, rosaba las altas montañas y de ese modo derramaba la lluvia que llevaba en su vientre y así alimentaba a los ríos, lagunas y arroyos con agua en abundancia.
Frente al entusiasmo producido por tamaña belleza, los hijos de Kóoch no regulaban bien las lluvias, el calor y los vientos y en ocasiones enviaban demasiadas lluvias que finalmente terminaban anegando la tierra y matando las plantas; en otras, por el contrario, el calor las secaba o el viento las volteaba. Ante esta situación, Kóoch reunió a todos y les habló firmemente. Desde ese momento volvió a reinar la armonía.

En La Patagonia creada por Kóoch, todo se deslizaba ordenada y apaciblemente, pero en sus márgenes, contenido por la acción de Xóchem, (viento), asechaba Tons, el representante de la oscuridad absoluta, que no cesaba en su intento por prevalecer volviendo todo a los orígenes en que Kóoch era uno y todo. Obsesivo en su propósito, Tons junto a su consorte Shorro (el tiempo), engendraron a tres malos y temibles espíritus:
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella iconEstos videos constan de varias partes. Es responsabilidad cada estudiante...

Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella iconLa tierra nos enseña más sobre nuestra propia Naturaleza que todos...

Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella icon«No sé. ¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?» (Gn 4,9)
«Viví en el terror, fue una verdadera neurosis»; «Cuando yo tenía siete años, encontraba a la muerte, a la descarnada, por todas...

Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella iconCarlos Montemayor reunió en su escritura y persona las líneas que...

Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella iconEl Derecho de la persona es la parte del Derecho civil formada por...

Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella iconCubismo
«perspectiva múltiple»: se representan todas las partes de un objeto en un mismo plano

Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella iconResumen: Se divide en tres partes: La primera parte (las primeras...

Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella iconResumen: Se divide en tres partes: La primera parte (las primeras...

Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella iconReflexionar sobre el lenguaje y sus límites es una oferta tan irresistible...

Da lo mismo actuar sobre directamente la persona, como sobre cualquiera de sus partes, aún cuando estas partes se encuentren separadas de ella iconTaller definicion del cuento y sus partes






© 2015
contactos
l.exam-10.com