Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia






descargar 147.65 Kb.
títuloFacultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia
página3/5
fecha de publicación06.07.2015
tamaño147.65 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5

Cuando se realiza una flexión o abducción de los brazos bilateral, conforme éstos se acercan a la vertical, se observa como la columna lumbar adopta una postura lordótica.

La razón de este hecho es una musculatura pectoral acortada, que limita la movilidad de las articulaciones escápulo-humerales en la dirección del movimiento requerido.

 

 

 

Y

así la doble abducción o flexión de brazos llevando éstos a una posición vertical, genera una hiperextensión lumbar, que es más perjudicial si se realiza con sobrecarga.


 

 

 

FLEXIÓN DE TRONCO MÁXIMA O SUBMÁXIMA (HIPERFLEXIÓN DE TRONCO).

E

n la práctica de ejercicio físico existen numerosos ejercicios que podrían ser inadecuados por el efecto nocivo que presentan. Entre estos ejercicios se encuentran aquellos que integran una hiperflexión de tronco, la cual se ha comprobado que tiene numerosos y variados efectos nocivos, que desembocan en una ulterior disminución de la calidad de vida (Miñarro, 1998a).


H

iperflexión que se genera cuando la flexión supera los 60


grados, momento en el que se produce el fenómeno de "flexión-relajación". Éste se caracteriza porque la actividad muscular del erector spinae decrece y la carga y el control del movimiento recae sobre las estructuras ligamentosas del raquis lumbar.

 

 

 

El problema más evidente es que en las actividades de la vida diaria se repite una y otra vez la flexión de tronco, al comer, al estar sentados, al hacer la cama, al relajarse al llegar a casa, etc.

 

 



 

Sin olvidar aquellas posturas inadecuadas para la columna lumbar que se adoptan, como la sedentación con apoyo isquiosacro, donde se observa una gran retroversión de la pelvis, que cifosa la curvatura lumbar.

 

 

Se viene sugiriendo que la causa del dolor de columna vertebral acaecido durante posturas mantenidas y forzadas de flexión máxima lumbar, es por causa del estrés muscular y ligamentoso del raquis lumbar así como su falta de tonicidad.

Esto conlleva microtraumatismos y desgastes en los discos intervertebrales debido a este esfuerzo repetido en flexión. Así, el movimiento de hiperflexión de tronco se desaconseja categóricamente, debido a la gran cantidad de efectos nocivos asociados que determinan la aparición de patologías lumbares.

Efectos nocivos de la hiperflexión de tronco

Los efectos nocivos referidos en la literatura científica son numerosos. Hay que tener presente, que si bien se clasifican de forma unidimensional, debe entenderse que el daño producido es multifactorial y asocia varios de los efectos nocivos que se exponen:

 Sobrecarga del disco intervertebral L4-L5 y L5-Sacro (Ramiro y cols., 1987; Siff, 1993b).

 Gran riesgo de protusión del disco intervertebral hacia la parte posterior del anillo, con el peligro de producir desgarros en el anillo fibroso del disco intervertebral lumbar (Miñarro, 1997).

 Favorece la cifosis al intentar aumentar el recorrido articular (Miñarro, 1997).

 Genera gran tensión en los ligamentos lumbares, especialmente el ligamento longitudinal común posterior (Einsingbach y cols., 1989).

  

Alternativas para los ejercicios de flexión de tronco

S

e sabe que los ejercicios que conllevan un movimiento de flexión la columna vertebral hacia la posición horizontal someterán a la misma a grandes momentos de resistencia. A menudo alterando mínimamente la posición de partida, se conseguirá alejar la columna vertebral de la horizontal y de esta forma reducir el esfuerzo sobre la columna lumbar. Es necesario plantear un desarrollo de la fuerza muscular evitando las cargas de presión sobre los discos intervertebrales. Para ello hay que buscar posiciones donde se descargue la columna vertebral (Brenke y cols., 1991).


Las posiciones en decúbito supino permiten la descarga de la zona lumbar y previenen posiciones inadecuadas de ésta.

En ejercicios como el que se presenta en la fotografía ha de ser ejecutado incidiendo en dos factores a evitar:

 La retroversión de la pelvis, que ocurre cuando se desea aumentar más allá del rango de movimiento que permite la elasticidad isquiotibial, y que crea una rectificación de la lordosis lumbar con enderezamiento del sacro, y

 La rotación externa de la pierna no ejecutora, que se encuentra apoyada en la superficie.

 Para evitarlo es necesario iniciar estos ejercicios en parejas, de modo que un sujeto fije la pelvis y evite la rotación externa.

O

tra opción de descarga es apoyar una o dos mano/s sobre la rodilla. De este modo, la zona lumbar se descarga y el esfuerzo se reduce. Ésto es mucho más evidente si se realiza esta flexión con una carga suplementaria. Si un ejercicio implica una inclinación pronunciada hacia delante, hay que apoyar las manos en los muslos y tener las rodillas ligeramente flexionadas (Norris, 1996).


L

a flexión en posición de sedentación permite un trabajo más adecuado. Sin embargo, realizar una hiperflexión en sedentación (como se observa en la fotografía) es tan incorrecta como realizarla en bipedestación.


A

l realizar la flexión de tronco en sedentación, habría que intentar colocar una pierna en flexión o en flexión más rotación externa para disminuir la tensión lumbar.


Donde más frecuentemente se presenta la hiperflexión de tronco es en el estiramiento de la musculatura isquiotibial o isquiosural.

 



 

Cailliet (1990) recomienda los estiramientos unilaterales de los isquiotibiales, porque en aquellas personas con isquiotibiales tensos, se produce menos presión sobre la columna vertebral respecto a los ejercicios bilaterales en posición de sedentación. La pierna flexionada protege la columna lumbar evitando la flexión excesiva de la columna lumbosacra.

 Pero aún con una pierna extendida y otra flexionada, si se intenta aumentar el rango de movimiento flexionando la columna dorsal (mediante hipercifosis), se someterá a la columna vertebral a una carga considerable.

 

En los momentos de transporte de objetos y cargas que tanto se realizan en la clase de E.F. (desplazar colchonetas, bancos suecos, cajones de plinton, o recoger balones medicinales del suelo…), es cuando también se presenta asiduamente la hiperflexión de tronco.

 

 

En estos casos se hace necesario crear el hábito postural de realizar el movimiento mediante una flexión de rodillas y mantenimiento de las curvaturas fisiológicas del raquis.

  

El factor más importante e indispensable es la prevención, mediante la educación de los sujetos, para que tomen conciencia y control propioceptivo de la movilidad de la articulación coxofemoral y realicen los cierres del ángulo tronco-piernas a través de una flexión coxofemoral, y no por medio de un fuerte cifosamiento dorsal y lumbar, manteniendo las curvaturas del raquis en todo momento.

ACCIONES ARTICULARES DESACONSEJADAS PARA LA COLUMNA VERTEBRAL COMO GLOBALIDAD

F

LEXIÓN LATERAL MÁXIMA


 La flexión lateral del tronco es definida como una inclinación del torso hacia los lados (Alter, 1990) o como la inclinación del tronco hacia un lado (Miñarro, 1997). En cuanto al concepto de flexión lateral máxima se ha de entender que el sujeto que la realiza intenta llegar a la máxima excursión articular.

 

 

Al hacerlo, sobrepasa los límites fisiológicos de 35 grados de flexión lateral definidos por Alter (1990) y Cotton (1993) o 20-30 grados a cada lado, definidos por Kapandji (1980).

Los efectos negativos que produce esta AAD son:

 Compresión de discos intervertebrales en la dirección del movimiento (Miñarro, 1997). Ésto produce que el núcleo se desplace lateralmente en la dirección opuesta.

 Compresión nerviosa con reducción del espacio intervertebral cuando la flexión lateral es ejecutada más allá del límite natural del movimiento.

 Sobreestiramiento de los ligamentos longitudinales y posibilidad de desgarros de éstos.

 



 

Para esta acción no es necesario forzar la amplitud del movimiento al máximo ni tampoco colocar los brazos en alto pues en esta posición se aumenta el momento de resistencia. La cadera debe permanecer en todo momento estabilizada e inmóvil, recomendándose una ligera flexión de rodilla para lograrlo, evitando a la vez cualquier acción de flexión lateral máxima.

 



 

ROTACIÓN VERTEBRAL MÁXIMA

 La rotación vertebral se define como la rotación del tronco sobre su eje longitudinal, o como el movimiento donde gira la columna en un plano horizontal alrededor de un eje vertical. Cuando esta rotación se realiza de forma balística, es muy posible que se llegue más allá del límite fisiológico del movimiento, que lleva asociados diversos efectos negativos.

Los efectos negativos que genera esta acción articular determinan un gran estrés en las estructuras vertebrales (especialmente lumbares):

 Gran presión en discos intervertebrales (Yessis, 1992). Las presiones intradiscales se acentúan cuando la carga no es puramente vertical, es excesiva o intervienen acciones rotatorias y posturas inadecuadas (Ordóñez y Mencia, 1987).

 En íntima relación, deformación y degeneración de los discos intervertebrales (Elia y cols., 1996) al producirse un aumento de presión en ellos que desemboca en roturas del núcleo y anillo del disco. Así, un estrés de rotación puede jugar un gran rol en el inicio de la degeneración de los discos lumbares.

 La rotación excesiva puede estirar demasiado los ligamentos, la fascia muscular y las cápsulas de las facetas pero más importante, lesionar las fibras anulares del disco.

La columna vertebral no está adaptada al movimiento de rotación, que por otra parte, es bastante pequeño por disco, siendo el movimiento con menor amplitud de toda la columna vertebral (Medina, 1992). De hecho, se puede decir que la rotación no es fisiológica para la columna lumbar y deben evitarse las rotaciones lumbares especialmente balísticas (Ibánez y cols., 1993).

Farfan y Gracovestsky citados por García y cols. (1991) indican que un factor importante de producción de dolor lumbar son los movimientos de rotación del tronco. Hasta 45 grados el movimiento se produce sin problemas aparentes mientras que sobrepasando esta amplitud se generan problemas. Si se sobrepasa esta amplitud o se realiza balísticamente se convierte en un ejercicio inadecuado al aumentar la tensión a nivel intervertebral (Colado, 1996).

 

EJERCICIOS DESACONSEJADOS PARA LA ARTICULACIÓN DE LA RODILLA

La rodilla es una de las articulaciones sobre las cuales recaen más problemas cuando se trata de ejercicios desaconsejados, porque es una articulación importante en tamaño y muy compleja según Thompson y Floyd (1996).

Esta problemática viene representada por cuanto se trata de una articulación que continuamente es sometida a un estado de sobrecarga (Calais-Germain y Lamotte, 1995), ya que sobre ella recae gran parte del peso corporal y convergen gran parte de los músculos más grandes y potentes del organismo. Así se convierte en un punto con el que hay que tener especial cuidado, tanto en las actividades de la vida diaria, como en la práctica de ejercicio físico, ya que su integridad determina en gran medida la autonomía en muchas actividades de la vida diaria.

Especialmente vulnerable en jóvenes y adultos mayores tanto si son personas que realizan una actividad física intensa como si son sedentarios. Especialmente, los niños/as que se encuentran en pleno período de crecimiento deben evitar AAD en esta articulación para no interferir la correcta funcionalidad de ligamentos, cartílagos, tendones, etc., porque todo proceso que produce fuerzas excesivas de forma repetitiva hace que la articulación sufra cambios degenerativos que desembocan en un desgaste de las estructuras.

Desde hace unos años, la investigación ha venido demostrando los perjuicios que produce la práctica reiterada de ejercicios para la rodilla en los que se observan hiperflexiones, hiperextensiones y rotaciones forzadas. Se trata de AAD peligrosas por cuanto presentan una gran cantidad de efectos negativos y cuya repetición asidua ha provocado la aparición de numerosos problemas con gran frecuencia (Colado, 1996).

 ACCIONES ARTICULARES DESACONSEJADAS PARA LA RODILLA

H

IPEREXTENSIÓN DE RODILLA


Cuando se extiende la rodilla, y el centro de gravedad se desplaza por delante del eje de giro de la articulación, se produce un movimiento de hiperextensión de unos 5-10 grados (Jariod, 1998), que depende, de elementos capsuloligamentarios y musculares accesorios.

 

Los efectos nocivos que genera una hiperextensión de rodilla son numerosos y variados:

 Sobreestiramiento ligamentoso (del ligamento cruzado antero-externo) y capsular (Miñarro, 1997). Sobreestiramiento de los ligamentos cruzados que genera inestabilidad a nivel de la rodilla (Bloompield y cols., 1994; Pérez, 1995). Los ligamentos de la rodilla cuando son sometidos a hiperextensiones frecuentes pueden hacerse laxos y ver limitadas sus funciones. A causa de ello, la articulación pierde estabilidad.

 Problemas capsulares posteriores (Pérez, 1995).

 
1   2   3   4   5

similar:

Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia iconYa en la edad adulta nos vamos a centrar más en los aspectos de salud...

Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia iconActividades propuestas y presentadas por la Cátedra II de Salud Publica...

Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia iconFacultad Ciencias de la Salud

Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia iconPrograma de Medicina y Cirugía, Facultad de Salud, Universidad del Valle, Cali, Colombia

Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia iconResumen el objetivo de este estudio fue explorar la correlación entre...

Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia iconPontificia Universidad Católica Argentina – Facultad de Derecho y...

Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia icon25 anos o da Facultade de Ciencias do Deporte e a Educación Fisíca/inef...

Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia iconCoral de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela

Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia iconUniversidad de san buenaventura facultad de ciencias empresariales

Facultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia iconUniversidad nacional de rosario facultad de Ciencias Bioquímicas y farmacéuticas






© 2015
contactos
l.exam-10.com