Guerrero de la Luz Online nº 117






descargar 21.01 Kb.
títuloGuerrero de la Luz Online nº 117
fecha de publicación05.04.2017
tamaño21.01 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
Guerrero de la Luz Online nº 117

*************************************************************************************************

Para visualizar la revista en html, haga clic aquí

*************************************************************************************************

El camino del tiro con arco

La importancia de repetir lo mismo

Una acción es un pensamiento que se manifiesta.

Un pequeño gesto nos denuncia, de modo que tenemos que perfeccionar todo, pensar en los detalles, aprender la técnica de tal manera que se vuelva intuitiva. La intuición no tiene nada que ver con la rutina, sino con un estado espiritual que está más allá de la técnica.

Así, tras mucho practicar, ya no tenemos que pensar en todos los movimientos necesarios, pues éstos pasan a formar parte de nuestra propia existencia. Pero para eso, hay que entrenar, repetir.

Y por si no fuera suficiente, hay que repetir y entrenar.

Observa a un buen herrero trabajando el acero. Para un observador profano en la materia, está repitiendo los mismos martillazos. Pero quien conoce la importancia de la práctica, sabe que cada vez que levanta el martillo y lo hace descender, la intensidad del golpe es diferente. La mano repite el mismo gesto, pero a medida que se acerca al hierro, sabe si debe golpearlo con más dureza o más suavidad.

Observa el molino. Para quien ve sus aspas por primera vez, parecen girar con la misma velocidad, repitiendo siempre el mismo movimiento. Pero quien conoce los molinos sabe que están condicionados por el viento, y cambian de dirección siempre que es necesario.

La mano del herrero fue educada tras haber repetido millares de veces el gesto de martillear. Las aspas del molino son capaces de moverse con velocidad después de que el viento haya soplado mucho, y haya hecho así que se pulan sus engranajes.

El arquero permite que muchas flechas pasen lejos de su objetivo, porque sabe que sólo aprenderá la importancia del arco, de la postura, de la cuerda y del blanco tras haber repetido sus gestos miles de veces, sin miedo a errar.

Hasta que por fin llega el momento en que ya no hace falta pensar en lo que se está haciendo. A partir de ese momento, el arquero se convierte en su arco, su flecha y su blanco.

Cómo observar el vuelo de la flecha



La flecha es la intención que se proyecta en el espacio.

Una vez que ha sido disparada, ya no hay nada que el arquero pueda hacer, aparte de acompañar su recorrido en dirección al blanco. A partir de ese momento, la tensión necesaria para el tiro ya no tiene razón de ser.

Por lo tanto, el arquero mantiene los ojos fijos en el vuelo de la flecha, pero su corazón reposa, y él sonríe.

En este momento, si ha entrenado lo suficiente, si ha conseguido desarrollar su instinto, si ha mantenido la elegancia y la concentración durante todo el proceso del disparo, sentirá la presencia del universo y verá que su acción fue justa y merecida.

La técnica hace que las dos manos estén dispuestas, que la respiración sea precisa, que los ojos puedan estar fijos en el blanco. El instinto hace que el momento del disparo sea perfecto.

Quien pase cerca y vea al arquero de brazos abiertos, acompañando la flecha con la mirada, verá que está quieto. Pero los aliados saben que la mente de quien ha hecho el disparo ha cambiado de dimensión, está ahora en contacto con todo el universo: continúa trabajando, aprendiendo todo lo que aquel disparo trajo de positivo, corrigiendo los posibles errores, aceptando sus cualidades, esperando para ver cómo el blanco reacciona al ser alcanzado.

Cuando el arquero estira la cuerda, puede ver el mundo entero dentro de su arco. Cuando acompaña el vuelo de la flecha, este mundo se le acerca, lo acaricia, y hace que tenga la sensación perfecta del deber cumplido.

Un guerrero de la luz, después de cumplir con su deber y transformar su intención en gesto, no tiene nada que temer: ha hecho lo que debía. No se ha dejado paralizar por el miedo, y aunque la flecha no haya alcanzado el blanco, tendrá otra oportunidad, pues no ha sido cobarde.

Tiros certeros
De una madre a su hija

En todo el mundo no hay nadie como yo. Soy dueña de mi cuerpo, mis pensamientos, mis ideas; me pertenecen las imágenes que ven mis ojos, y tengo que saber escogerlas. Poseo mis propias fantasías, mis sueños, esperanzas y miedos. Dado que soy dueña de mí misma, tengo que conocerme íntimamente. Hay aspectos de mí que me confunden, otros que desconozco. Sin embargo, esté o no de acuerdo con todo lo que soy, esto es auténtico, y representa el momento en el que vivo.
De un obispo anglicano

Cuando era joven y libre, soñaba con cambiar el mundo. Al alcanzar la madurez, descubrí que el mundo no cambiaría, y decidí transformar mi país. Después de muchos esfuerzos, acabé dándome cuenta de que también esto era imposible. En los últimos años de mi vida, intenté cambiar a mi familia, pero ellos siguieron siendo como eran.

Ahora, en mi lecho de muerte, descubro que mi verdadera misión consistía en cambiarme a mí mismo. Si lo hubiera hecho, sería capaz de haber cambiado a mi familia. Entonces, con un poco de suerte, este cambio habría afectado a mi país y, quién sabe, quizá al mundo entero.

Midrach Rabba sobre el Eclesiastés

Cuando el hombre viene al mundo, tiene las manos siempre cerradas, como si estuviera intentando decir: el mundo entero es mío, y conseguiré agarrarlo.

Cuando el hombre se va del mundo, tiene las manos siempre abiertas, como si estuviera intentando decir: no tengo nada en mi poder, lo único que puedo llevarme son mis recuerdos, lo único que puedo dejar son mis ejemplos.


Kahlil Gibran para Mary Haskell

Los dos estamos intentando alcanzar los límites de nuestra existencia. Los grandes poetas del pasado siempre se entregaban a la vida. Ellos no buscaban algo en concreto, ni intentaban revelar secretos: simplemente dejaban que sus almas fuesen arrebatadas por las emociones. La gente siempre busca seguridad, y a veces la encuentra: pero la seguridad es un fin en sí mismo, y la Vida no tiene fin. Los poetas no son aquéllos que escriben poesía, sino todos los que tienen el corazón lleno del espíritu sagrado del Amor.
Epicteto para sus discípulos

Dos cosas pueden suceder cuando nos encontramos con alguien: o bien nos hacemos amigos, o bien intentamos convencer a esa persona para que acepte nuestras convicciones. Lo mismo sucede cuando la brasa encuentra otro trozo de carbón: o bien comparte su fuego con él, o bien es sofocada por su tamaño, y termina extinguiéndose.

Como por lo general nos sentimos inseguros en el primer contacto, nos protegemos con la indiferencia, la arrogancia, o la excesiva humildad. El resultado es que dejamos de ser quienes somos, y las cosas pasan a estar orientadas a un extraño mundo que no nos pertenece.
Kandinsky sobre sus cuadros
Pintar es un arte. Es un arte y un poder que debe estar orientado al crecimiento del alma. Si el arte no cumple esta función, permanecerá sin puente el abismo que nos separa de Dios.

El artista debe su talento a Dios, y tiene que saldar esa deuda. Para ello, tiene que trabajar duro, saber que es libre en su arte, pero no en su compromiso con la vida. Todo lo que siente y piensa forma parte de la materia prima con la que mejorará la atmósfera espiritual que lo envuelve.

La belleza, sea en el arte, sea en una mujer, no puede ser vacía. Tiene que estar al servicio del hombre y del mundo.
Para retirar su nombre de la lista, clique aquí

Agenda: si desea saber donde estará Paulo Coelho este mes, por favor, clique aquí
Copyright @ 2004 by Paulo Coelho - El Guerrero de la Luz Online es una publicación quincenal, pudiendo ser distribuido libremente en Internet y colocado en páginas donde el contenido sea gratuito, siempre que sea citada la fuente “Guerrero de la Luz Online”, publicación de www.paulocoelho.com.br“ - El autor se reserva el derecho de alterar estas condiciones en cualquier momento.

© Traducción: Juan Campbell-Rodger

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Guerrero de la Luz Online nº 117 iconGuerrero de la Luz Online nº 88

Guerrero de la Luz Online nº 117 iconGuerrero de la Luz Online # 24

Guerrero de la Luz Online nº 117 iconGuerrero de la Luz Online – # 170

Guerrero de la Luz Online nº 117 iconGuerrero de la Luz Online – # 165

Guerrero de la Luz Online nº 117 icon1. Elige la opción correcta en cada caso y completa el texto con tus conclusiones
«Que haya luz». Y hubo luz (Gn 1, 1-3). La luz fue el requisito básico para dar forma al mundo

Guerrero de la Luz Online nº 117 iconDirectorio M. C. José Guerrero Guerrero

Guerrero de la Luz Online nº 117 iconMexico: Bloquean indígenas de Tlapa la avenida de Tlapa contra la...

Guerrero de la Luz Online nº 117 iconUna puerta hacia la luz testimonios de quienes al morir no van de...

Guerrero de la Luz Online nº 117 iconOnline communities

Guerrero de la Luz Online nº 117 iconFor online copies and music, refer to






© 2015
contactos
l.exam-10.com