De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada






descargar 323.15 Kb.
títuloDe todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada
página1/4
fecha de publicación29.03.2017
tamaño323.15 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4







Familia

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada por sociólogos y economistas; ha sido fragmentada y analizada microscópicamente por el antropólogo; ha sido idealizada y romantizada por clérigos y poetas y ahora, la ciencia médica se propone estudiarla desde su punto de vista.

El interés de la medicina por el estudio sistemático y científico de la familia, se debe, en gran medida, al enfoque ecológico del proceso de salud y enfermedad. Con este enfoque, el individuo deja de ser visto como ente exclusivamente biológico y cobran interés los factores psicológicos y sociales, muchos de los cuales se generan en la propia familia y afectan en una u otra forma a la salud del individuo. La posibilidad de poder enfocarlo así plantea a la salud no como un estado sino como un proceso denominado justamente: Proceso de salud enfermedad, a lo cual se le agrega atención en un sentido general, dado que involucra las más diversas maneras en al cual el sujeto o la comunidad responde ante la aparición de un problema.

Justamente, el planteo de proceso, el recorrido del sujeto en la salud /enfermedad/ atención significa una construcción individual y social, donde el mismo en el marco de su familia y su comunidad elabora su padecimiento que condiciona los tipos de ayuda a buscar. La percepción de éste proceso es personal y subjetiva y solo se comprende contextualizando el universo de creencias, valores y comportamiento del medio sociocultural de cada persona, así como sus condiciones materiales de vida.Por ende cada vez que utilizamos el termino sano u enfermo debemos entender que lo hacemos desde un modelo o un preconcepto que tiene que ver con nuestra construcción personal y particular (de la clase social a la que pertenecemos) de la salud y de la enfermedad.

La respuesta social a la enfermedad, daños y o padecimientos constituye una estructura necesaria para la producción y reproducción de la sociedad. Por ello la sociedad genera respuestas (representaciones y practicas) que estructuran un saber para enfrentar, convivir, solucionar y si es posible erradicar el padecimiento.” (Menendez)

Este apunte intenta organizar un abordaje de la familia integral, teniendo en cuenta las distintas perspectivas, definiendo categorías analíticas para la organización del trabajo que se vaya a realizar sobre las familias. Comenzaremos desde las distintas disciplinas su propia perspectiva aun con el riesgo de su desconexión una con otra. Profundizaremos el enfoque constructivo estructuralista, describiendo las Estrategias Familiares de Vida como categorías de análisis pero también desarrollaremos con particular atención la perspectiva funcionalista, que tan aprensible es para el trabajo en los equipos de salud. Finalmente, desde un modo muy esquemático y simple, brindaremos un resumen de herramientas útiles para la consulta profesional, naturalmente sin perder de vista la gran complejidad de la temática, expresada apenas en el resto del texto.

La idea final del texto es que mediante esquemas y explicaciones, el estudiante pueda comprender la complejidad que adquiere la familia cuando, desde las practicas sanitarias, es analizada mas allá de la suma de individuos

Aproximaciones desde una perspectiva histórica/antropológica.

La complejidad de definir y delimitar qué se entiende por “familia” y desde qué disciplina e ideología se lo hace, nos llevan a realizar un pequeño e inacabado recorrido anclado en una perspectiva histórica/antropológica que intenta sintetizar las grandes líneas de pensamiento que confluyen para abordar esta temática.

Los seres humanos se han agrupado desde hace siglos de una manera que en términos generales denominamos familia. Esta denominación es compleja y muchas veces se dice que es un término que engloba a muchas realidades.

La etimología de término familia (del latin, famulus, grupo de siervos y esclavos patrimonio del jefe de la gens)1 nos remite a otras épocas bastante distantes y a otras ideas de las que se sustentan cuando se define a la familia contemporánea. Esta diversidad con profundidad temporal nos plantea la necesidad de explicitar los contextos, ideologías y metodologías que identifican qué es una familia.

La producción teórica sobre la familia es rica y compleja, tanto a nivel internacional como nacional. Hemos visto que en Argentina se han escrito una serie de obras que tienen como objetivo producir conocimientos que permitan la inclusión y recojan las luchas de las poblaciones excluidas y de las mujeres que han luchado y luchan por una distribución más equitativa del poder y las tareas en el interior de la familia.

  1. La familia para la antropología.

Desde sus orígenes como ciencia la antropología estuvo preocupada por el origen del tabú del incesto. El tabú del incesto –es decir la imposibilidad de tener relaciones sexuales con determinados parientes y por consiguiente de casarse con ellos- aparece directamente relacionado con las preguntas acerca del origen y conformación de las familias en las sociedades humanas.

“No existe una sociedad humana promiscua. Todas las sociedades imponen limitaciones a las actividades sexuales. El grado de inhibición varía según la cultura que se trate.” (Hoebel y Weaver: 1985: 358)

En general hay un consenso bastante generalizado en señalar que la familia nuclear es una pauta cultural bastante extendida.

Los antropólogos constataban que las familias y los sistemas parentales se encontraban en todas las sociedades humanas, pero había grandes diferencias entre ellos. Entre las pautas del parentesco bastante extendidas –y que nosotros podríamos tomar como un ejemplo para aprehender esta diversidad- se encuentran las clasificaciones de tíos/tías y primos/primas en paralelos y cruzados. Desde distintas corrientes teóricas se han buscado explicaciones a estas pautas culturales.

Los estudios del parentesco permitieron conocer como operaban las clasificaciones parentales y su incidencia en el interior de las familias, ya que estas clasificaciones tienen relaciones directas con las atribuciones que se le otorga a la persona que está ubicada en ese lugar en el esquema parental. Por ejemplo: entre los mapuche de ambos lados de la cordillera, en Argentina y Chile, vemos que una persona (Ego) podía identificar varias “madres”, una era la madre biológica y las otras restantes eran mujeres que podían establecer un vínculo “maternal” con ego, fundamentalmente eran “madres” las hermanas de la madre, tías paralelas.

Otro aspecto del parentesco que antropólogos y lingüistas focalizaron con frecuencia fue la importancia del tío materno en muchas culturas del mundo. Esta característica es llamada “avunculado”, avuncus, tío en latín. En las familias que se encuentra esta característica se puede observar que el hermano de la madre cumple las funciones que generalmente identificamos como “paternas”, es decir es un tío –y no el padre biológico- es quien encarna la autoridad, es obedecido como el depositario de la autoridad tradicional.

El antropólogo estructuralista Lévi-Strauss2 señaló que el tío materno se encuentra en el “átomo del parentesco”, según denominó a la estructura más sencilla que se puede observar dentro del sistema de parentesco. Según este autor el origen del parentesco no está reducido a la familia biológica (padre-madre e hijos), sino que desde el comienzo implica una alianza, un intercambio, en el que las mujeres son intercambiadas.

Cuadro Nº 2

“El átomo del parentesco”:



El “átomo del parentesco” se entiende en el marco del intercambio, un intercambio en el que según Lévi-Strauss nace la cultura, para este autor el incesto es un tabú universal debido a que desde épocas muy lejanas las familias han criado a sus hijos para que se vayan de su seno. Enfatiza más aún en el significado de criar a las hijas para que vayan a procrear en otra familia, allí estaría la clave del intercambio. (Sobre el concepto de intercambio volveremos más adelante). Expresó sus ideas de esta manera:

“Esto equivale a decir que en la sociedad humana un hombre únicamente puede obtener una mujer de manos de otro hombre, el cual la sede bajo la forma de hija o hermana”. (1968: 45)

Más adelante señala que la relación de los cuñados forma el eje inevitable en torno al cual se construye la estructura del parentesco. Muchas de las cosas que escribió son en respuesta a los trabajos del inglés Radcliffe-Brown que estaba estudiando el avunculado en los sistemas de parentesco africanos, ambos coincidían en lo extendido del hecho cultural, aunque lo explicaban desde diferentes lineamientos teóricos. En suma, el tío materno ha sido con frecuencia una figura destacada en el sistema parental de muchas culturas del mundo.

La pregunta que surge es cuál fue la motivación para que se vayan dando estas regulaciones y surja el tabú del incesto y en última instancia la familia. Trataremos de analizar algunas de las respuestas más conocidas:

  1. Para la antropología evolucionista.

Los antropólogos evolucionistas pensaban que las limitaciones sexuales que dieron lugar al tabú del incesto fueron producto de un proceso histórico que se había iniciado en la horda primitiva e indiferenciada y que desde allí fueron apareciendo distintas regulaciones que terminarían dando lugar a los distintos tipos de familias que fueron identificando en sus trabajos de campo. La teoría de Sigmund Freud y de Federico Engels tienen características evolucionistas, mientras que desde la antropología estructuralista Lévi- Strauss refutó al evolucionismo y sostuvo que la familia monogámica nuclear se puede encontrar aún en las sociedades más simples, por lo tanto no es fruto de la evolución. Recordemos que si bien Freud y Engels fueron evolucionistas sus explicaciones sobre el origen de la familia contenían otros elementos teóricos que las particularizan.

b- Para el estructuralismo de Claude Lévi-Strauss

El máximo representante del estructuralismo en antropología es el ya citado Lévi- Strauss. Recordemos que el estructuralismo es una corriente del pensamiento que sostiene que para estudiar las conductas humanas tenemos que tener en cuenta a al inconciente, siguiendo las ideas de Freud, Lévi-Strauss sostenía que “los hombres siempre han pensado bien”, y el estudio de los mitos y de los sistemas parentales nos demuestra la complejidad del pensamiento de todos los pueblos del mundo.

Para este antropólogo el origen de la cultura reside en el intercambio y en este proceso uno de los bienes más preciados –las hijas- son para intercambiar. La importancia del intercambio la explica a través de la teoría del don o regalo de Marcel Mauss, pensador que tuvo mucha influencia en el pensamiento de Lévi-Strauss. Ahora bien, el intercambio, tal como lo veía este autor, incluye alimento, objetos fabricados y las mujeres, a quienes consideraba “los bienes más preciados.” Citaremos algunos párrafos en donde queda claro como en esta teoría las mujeres ocupan el lugar de objetos y el investigador toma categorías émicas o nativas:

“Para admitir la identificación de las mujeres con bienes, por una parte escasos y por otra esenciales para la vida del grupo, no se necesita más que recordar el vocabulario matrimonial de la Gran Rusia, en el que al novio se lo llamaba “el mercader” y a la novia “la mercancía”. (1969: 73)

Veamos otras afirmaciones relacionadas con lasa transcriptas:

“Como la exogamia, la prohibición del incesto es una regla de la reciprocidad ya que únicamente renuncio a mi hija o a mi hermana con la condición que mi vecino también renuncie a las suyas”. (1969: 102)

“La inclusión de las mujeres en el número de las prestaciones recíprocas de grupo a grupo y de tribu a tribu es una costumbre tan general que su volumen no alcanzaría para enumerar ejemplos. En primer lugar, observemos que el matrimonio se considera en todas partes como una ocasión favorable para la apertura o el desenvolvimiento de un ciclo de intercambios”. (1969: 103)

Unos años después, cuando publicó la “Antropología Estructural”, el autor se defendió de las acusaciones de haber escrito un libro antifeminista y elaboró una complicada y confusa explicación en la que señala que en las “Estructuras Elementales del Parentesco” las mujeres son productoras de signos al mismo tiempo que signos. (1968: 57)3

Llama la atención que un autor con las categorías analíticas y la capacidad de abstracción y generar teoría como era Lévi-Strauss no creara categorías científicas (éticas) para profundizar en sus observaciones de la supremacía masculina y la subalternidad de las mujeres.

c- Para la antropología marxista de Maurice Godelier.

Godelier buscó otras explicaciones al del tabú del incesto y refutó las explicaciones de Lévi-Strauss. En primer lugar puso en duda la antigüedad que le otorgaba a la familia, opinaba que seguramente en habría que pensar en la existencia de hordas o bandas que controlaban ciertos territorios. Para este autor el origen de la familia se produce por una intervención deliberada en la regulación de las uniones sexuales, ya que el campo de la sexualidad se vio ampliado por la pérdida del estro en las hembras humanas y la inmadurez de las crías al nacer.

Irene Meler realizó una interesante síntesis del pensamiento de Godelier sobre el origen del tabú del incesto y sobre las criticas que le hizo a su colega francés Lévi-Strauss:

“La instauración del tabú del incesto respondería a la necesidad de lograr que la sexualidad no interviniera de forma disruptiva respecto de las jerarquías basadas en las diferencias sexuales y etarias, a fin de garantizar la reproducción de la sociedad.

El parentesco es, desde esta perspectiva, una consecuencia de la prohibición del incesto, ya que es necesario registrar los vínculos filiatorios y consanguíneos, para identificar las uniones permitidas y diferenciarlas de las prohibidas. Estas relaciones, específicamente humanas, se convierten en soporte de obligaciones o derechos, y determinan la identidad social de los individuos.

Un aspecto particularmente interesante para nuestro propósito es el que realizó Godelier acerca de la naturalización existente en la teoría de Lévi-Strauss respecto del dominio masculino.” (1998: 41)

El tema del origen de la familia y el lugar que ocupan en ella varones y mujeres nos remite a la necesidad de tener en cuenta el concepto de género y su contexto de origen y aplicación. Tanto la historia de las mujeres como los estudios de género fueron poniendo en discusión muchas teorías que ubicaban/can a las mujeres en el lugar de objetos y no de sujetos/as de la historia. Desde estas miradas se busca entender sin naturalizar cuales fueron los procesos y las ideas que los explicaron poniendo a las mujeres siempre en lugares de subordinación.



  1. La familia en las teorías de Freud y Engels.

a- El origen de la familia en la teoría de Sigmud Freud.

Mabel Burin e Irene Meler analizaron las teorías sobre el origen de las familias desde una perspectiva de género en “Género y familia. Poder, amor y sexualidad en la construcción de la subjetividad”. (1998) En esta obra las autoras realizan un interesante análisis sobre las teorías en cuestión, incorporan sus análisis y sintetizan las opiniones producto de otros trabajos.

Las autoras sostienen que Freud en “Totem y tabú” (1913) siguió al evolucionismo darwinista y de esta manera imaginó una historia que tiene más elementos míticos que respaldos documentales que avalen su construcción como un relato histórico. Recuerdan que el padre del psicoanálisis sostuvo que la exogamia surgió después que un grupo de hijos varones conjuraron para matar al padre despótico para poder acceder a las mujeres que tenía bajo su poder, pero una vez que lograron vencer al padre renunciaron a ellas para evitar las rivalidades entre ellos. Así se habría dado el primer paso hacia la regulación de las mujeres consensuada por los hombres. (1998: 34)

Las elaboraciones de Freud surgieron de su análisis de los mitos de los aborígenes australianos sobre los clanes totémicos y las prohibiciones de comer al animal tótem que representaba al antepasado primordial así como de consumar relaciones sexuales con las mujeres del mismo clan.

Para las autoras estos razonamientos de Freud, al igual que los del ya citado Lévi- Strauss sobre el intercambio de mujeres, son claros ejemplos de una producción científica que no tiene en cuenta a las mujeres como sujetos.

“Ambos autores coinciden en relatar la historia y explicar la cultura en clave androcéntrica, sin dejar lugar para la problematización de la reificación de la mujer, que no se constituye en objeto de análisis, ya que la consideran “natural”.

Respecto de Freud (1913, 1921, 1930), él explica el origen de la familia en función de la desaparición del período de celo y la instalación biológica de la posibilidad de apareamiento sexual en cualquier época del año, lo cual determinó que los machos desearan retener junto a sí a la hembra objeto de su deseo, mientras que ella se habría quedado al lado del macho tan sólo por necesitar su protección y por amor a sus crías. En ningún momento aparece la imagen de la hembra humana como un ser con incipiente subjetividad y mucho menos con algún deseo erótico hacia el macho. De acuerdo con la ideología de la época, la mujer es representada ante todo como madre.” (1998: 35)

Meler opina que esta “historia de la familia” contada por Freud es una extrapolación a partir de sus observaciones de la vida cotidiana y de las escenas conyugales de la Viena de la década del ’20, y que a partir de ella pretendió comprender hechos de la prehistoria de la humanidad. En este modelo nos encontramos con un hombre que forma una familia por sus urgencias sexuales y con una mujer reducida a su dimensión maternal, que sólo espera amparo para sus crías.

Otra de las teorías evolucionistas sobre el origen de la familia es la elaborada por Federico Engels en “El origen de la familia, la propiedad privada y el estado”. Se trata de una obra materialista/marxista, que realiza una detallada descripción acerca de cómo desde la horda primitiva la humanidad llegó a la familia nuclear. Señala Meler:

“A diferencia de Freud, Engels no naturalizó el estatuto social de las mujeres sino que elaboró una hipótesis economicista acerca de lo que calificaba como su derrota histórica.” (1998: 37)

¿Cómo realizó Engels este análisis? Realizaremos un breve recorrido por la obra citada dado que nos parece necesario para ilustrar cómo se han ido elaborando las definiciones sobre el concepto de familia y todas las connotaciones ideológicas que las sustentan.

b. El origen de la familia en la obra Federico Engels

Realizaremos una breve síntesis del recorrido realizado por Engels en su obra “El origen de la familia, la propiedad privada y el estado” escrito en 1884 en un tono narrativo con el que esperaba llegar al gran público. Fue escrito después de la muerte de Carlos Marx (su amigo con el que había escrito y militado políticamente), por lo tanto no cuenta con su intervención. Se trata de un texto considerado “clásico” en los estudios sobre la familia, en el cual, desde una base materialista traza una línea evolutiva que desde la promiscuidad sexual a la familia nuclear.

El libro tiene como punto de partida y base empírica a los estudios del antropólogo Lewis Morgan con varios de los pueblos originarios que vivían en Estados Unidos, a los que luego analizó en forma conjunta con datos de Grecia y de las tribus germánicas que incorporó.

En el primer capítulo “Estudios prehistóricos de la cultura” el autor sostuvo que la humanidad pasó por las siguientes etapas: salvajismo, barbarie y civilización. Antes de hacer una historia de los tipos de familia que van apareciendo a lo largo del tiempo y de explicar sus razones delimita las características de los dos primeros períodos.

Considera que el Salvajismo contó los siguientes momentos a los que nombraremos con las palabras que usó el autor, para que se pueda apreciar las características de este esquema evolutivo:

    1. Estadio Inferior. Infancia del género humano. Los hombres permanecían en los árboles. No tenemos testimonios directos de esta etapa.

    2. Estadio Medio. Empleo de pescado, crustáceos, moluscos. Uso del fuego. Paleolítico. Seguramente existió la antropofagia.

    3. Estadio Superior. Invención del arco y las flechas. Hay en algunos lugares una tendencia al sedentarismo. Instrumentos de piedra pulimentada. Neolítico.

Mientras que a la Barbarie la clasifica de la siguiente manera:

2.1. Estadio Inferior. Alfarería. Cultivo de plantas. Domesticación de animales. América tenía la llama y el maíz

2. 2. Estadio Medio. En el este comienza la domesticación de animales y en el oeste el cultivo de hortalizas y el riego, el empleo de adobes y piedras para la construcción. Se formaron rebaños

2. 3. Comienza la fundición del mineral de hierro y se pasa al estadio de la civilización con el invento de la escritura alfabética en el hemisferio oriental. A este estadio pertenecieron los griegos de la época heroica, las tribus itálicas poco antes de la fundación de Roma, los normandos del tiempo de los vikingos.

También se encuentran en esta época el arado de hierro tirado por animales domésticos, la agricultura en gran escala, la fragua, la rueda de alfarero, la construcción de barcos con tablas y arquitectura como arte como lo más significativo. El poema de homérico La Ilíada da cuenta de este período.

  • La familia en este esquema evolucionista.

Morgan encontró entre los iroqueses a un tipo de familia en la que a encontramos los primos paralelos y cruzados que describimos en el primer cuadro de este apunte. La existencia de esta organización parental en el cual varias mujeres pueden se denominadas “madres” lo llevó a vincular estos documentos con los textos recopilados por Bachofen y que consideraron como propia de una época en el que existía el “derecho materno”. Bachofen había recopilado mitos y otras tradiciones europeas a través de las cuales pretendía demostrar que después de una época de promiscuidad sexual las sociedades pasaron por los matrimonios en grupo en las que imperaba el derecho materno. En esta etapa de la evolución de las familias un grupo de hermanas tomaba como maridos a un grupo de hombres; esta etapa era una pieza clave en la evolución de la familia.

Además cuestionó la negación en evaluar la posibilidad de encontrar otras formas de emparejamiento, siendo que entre los mamíferos lo monogamia es bastante rara. Pone en cuestión el afán moralizante de los estudios “científicos”. De esta forma señala el paso de la promiscuidad a la familia nuclear.

  1. La familia consanguínea. Los hermanos se casan entre sí. Esta familia desapareció sin ser documentada.

  2. La familia punalúa. Matrimonios por grupos. En la primera etapa de había excluido a los padres e hijos del comercio sexual recíproco, ahora se excluye a los hermanos. Se comenzó por los hermanos de madre y después se fue ampliando.

Engels describe a lo que denomina el “sistema americano” pero no usa la terminología de “primos paralelos y cruzados” tal como lo presentamos en el primer cuadro. Señala:

“Los hijos de las hermanas de mi madre son también hijas de ésta, como los hijos de los hermanos de mi padre lo son también de éste; y todos ellos son hermana y hermanos míos. Pero los hijos de los hermanos de mi madre son sobrinos y sobrinas de ésta, como los hijos de las hermanad de mi padre son sobrinos y sobrinas de éste; y todos ellos son primos y primas míos.” (2006: 38-39)4

En los lugares donde se establecen más claramente estas prohibiciones se progresa hacia la gens, ésta se da en todos los pueblos bárbaros de la tierra y se fortalece en Grecia y Roma, de donde pasamos a la civilización. Es una familia por grupos, no se puede saber quien es el padre pero sí quien es la madre, por lo tanto la descendencia es materna. La gens se forma porque se arma un círculo cerrado que excluye a los hermanos de las mujeres, que a su vez se incluyen en otro círculo. En el rapto de mujeres se está a un paso de la familia sindiásmica a la monogamia.

  1. La familia sindiásmica. Parejas conyugales en las que un hombre puede tener varias mujeres, seguramente tiene una esposa principal. Observa que entre los iroqueses aumentan las prohibiciones para establecer uniones conyugales. La evolución de la familia muestra como se van achicando las posibilidades de elección de parejas y como el origen de la monogamia tiene poco que ver con el amor sexual individual. Antes los hombres nunca pasaban apuros para conseguir mujer –tenían más que las que necesitaban- ahora tienen que raptarlas porque no tienen. Las mujeres comienzan a ser raptadas y compradas. Las mujeres trabajaban mucho pero eran muy consideradas.

  2. La familia monogámica. Se funda en el predominio del hombre con el fin de procrear hijos cuya paternidad sea indiscutida.

Engels da mucha importancia a la etapa de transición entre la familia sindiámica y la familia monogámica. Considera que este tipo de familia es una forma característica de la barbarie y va a evolucionar hasta llegar a la monogamia en muchas partes del mundo, en Europa habían aumentado los mecanismos para generar más riquezas, aparecen los jefes de familia como propietarios de los rebaños, también del arte, de los enseres de lujo y de los esclavos. La esclavitud había sido inventada. Con las riquezas como propiedad particular de las familias se le da un fuerte golpe al matrimonio por grupos y a la gens fundada en el matriarcado.

Considera que al terminarse los matrimonios por grupos se reconoció a la madre y junto a la madre se reconoció al padre y surgió la división del trabajo en la familia, a partir de allí correspondía al hombre procurar el alimento y los instrumentos de trabajo, consiguientemente, era por derecho propietario de dichos instrumentos y en caso de separación se los llevaba consigo, de igual manera que la mujer conservaba los enseres domésticos. El hombre era propietario del ganado, los esclavos aunque todavía los hijos no lo heredaran porque pertenecían a la gens de la madre. Con el tiempo el derecho materno fue relegado por completo y los hijos comenzaron a heredar a sus padres.

“El derrocamiento del derecho materno fue la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo” El hombre emprendió también las riendas de la casa y la mujer degradada y subyugada, convertida en la esclava de los apetitos sexuales del hombre, en un simple instrumento de reproducción”. (2006: 51)

Engels recuerda que famulus significa esclavo doméstico y que la familia es el conjunto de esclavos pertenecientes al mismo hombre y cita a Carlos Marx que señaló que la familia moderna contiene el germen de la esclavitud y de la servidumbre, guarda relación con las cargas de la agricultura y encierra todos los antagonismos que se llevaron adelante en la sociedad y el Estado. Opina que la familia monogámica tiene como finalidad para asegurar la fidelidad de la mujer, y, por consiguiente, la paternidad de los hijos, por ese motivo la mujer es entregada sin reservas al poder del hombre: cuando la mata, no hace más que ejercer su derecho. Con la familia patriarcal entramos en los dominios de la historia escrita, donde la ciencia del derecho comparado nos puede prestar gran auxilio.

E autor instaló el concepto de lucha de clases en el origen de la familia, relata una historia de la mujer que quedó excluía de la técnica. La aparición de la propiedad privada convierte al hombre en propietario de la mujer. El proletariado y las mujeres se convierten, así, en dos clases oprimidas.

  1. Nuevos tipos de familias.

En este acotado recorrido por el material bibliográfico que analiza el tema en cuestión desde una perspectiva histórica/antropológica queremos incluir el análisis de un trabajo de ineludible consulta para quienes estén interesados en toda la problemática de la familia, se trata del libro “La familia, a pesar de todo”, de Eva Giberti.

La autora hace un interesante recorrido por la historia y las perspectivas teóricas de las organizaciones familiares, pasa por un recorrido por las principales problemáticas que han sufrido y sufren las familias como la violencia, los conflictos de género y etarios, las transformaciones de las familias, las crisis económicas, las repercusiones de la globalización en el interior de las familias, hasta llegar a una temática que no hemos incluido en ninguna parte de este apunte se trata de los capítulos: “Las nuevas técnicas reproductivas en la nuevas organizaciones familiares” y “La presencia de transgénero en las nuevas organizaciones familiares”.

En el primero de los capítulos citados la autora plantea una serie de interrogantes que se plantean las nuevas técnicas reproductivas o de reproducción asistida en lo que llama la nueva neogénesis de la organización familiar. También incluye un esquema señalando las principales técnicas de fertilización asistida, diferenciando técnicas de baja complejidad de las de alta complejidad y realiza una serie de planteos en los cuales señala que en la Argentina no existen estudios que den cuenta de procesos psíquicos de los hijos engendrados con estas técnicas.

En el segundo de los capítulos la autora aborda un tema de las “nuevas organizaciones familiares” y va más allá de las llamadas “familias ensambladas”5 que son una característica reconocida, para dedicarse al tema de las personas transgénero y las familias, en este desarrollo también incluye el tema de las organizaciones compuestas por lesbianas u homosexuales masculinos.

Giberti es reconocida por su militancia a favor de la protección de la infancia, por denunciar las redes de prostitución que victimizan a niños y niñas, a las redes de trata y también ha denunciado la discriminación a las personas homosexuales y transgénero, es así que para esclarecer conceptos tomó la propia definición que publicó la Red Transgénera de PFLAG:

“Las personas transgéneros son aquellas cuya identidad o expresión de género difiere de las expectativas convencionales sobre el sexo físico. La identidad de Género es el sentido interno que uno tiene de ser hombre o mujer, lo cual es comunicado a los/as demás a través de la Expresión de Género (ropa, corte de cabello, gestos). Aunque las personas transgénero siempre han formado parte de todas las culturas y las sociedades en la historia de la humanidad, solo recientemente la ciencia médica ha empezado a ocuparse de ellas. Muchos investigadores médicos creen ahora que la transgeneralidad tiene su origen en complejos factores biológicos que ya están fijados al nacer y que por lo tanto no se trata de una elección sino de un dilema personal” (2005: 287-288)

En este contexto destaca la importancia de la aparición del término transcender que proporcionó un lugar para las personas que no se sienten incluidas en el binomio hombre-mujer y señala la importancia, la inquietante y sorprendente visibilidad de formas de vida que permanecían casi ocultas y clandestinas. Es como son necesarias nuevas discusiones para plantear qué es lo que entendemos por género y cómo vemos los sufrimientos que padecen las personas trans que tienen un género asignado al nacer y otro deseado.

Giberti señala que las personas trans se encuentran entre la disyuntiva de vivir con sus familias de origen (en el caso que los/las acepten) o formar sus propias organizaciones familiares. (2005: 389)

Antes que las luchas de los/as transexuales se conocieron la de los gay y lesbianas y justamente la autora desarrolla el tema en segundo lugar porque de alguna manera considera que tienen un camino recorrido que ha generado ya ciertos mecanismos de reconocimiento e inclusión y explica de esta manera sus afirmaciones:

“[Las uniones de gays y lesbianas] Forman parte de las comunidades actuales, sin necesidad de ocultar la índole de sus vínculos. El 12 de diciembre se sancionó, en la legislatura de la ciudad de Buenos Aires,6 la norma que legaliza la unión civil conformada por dos personas con independencia de su sexo u orientación sexual, quienes para el ejercicio de sus derechos, obligaciones y beneficios ‘tendrán un tratamiento similar a los cónyuges’. Los argumentos contra determinadas pautas de convivencia entre quienes son gays y lesbianas han sido, históricamente, motivo de repudio, rechazo y sanción jurídica y judicial, reproduciendo los pensamientos, creencias y prejuicios de quienes imaginaron e imaginan contar con la verdad acerca del bien y del mal; por lo general, a partir de u rechazo absoluto respecto de conocimientos psicológicos e históricos.” (2005: 289)

La autora llama la atención a los profesionales de la salud que se manejan información dogmática, en especial en el “ámbito psi”, y no disponen de registros actuales del tema. Además sostiene que manejan conceptos tradicionales de salud y enfermedad donde las clasificaciones de lo normal y lo anormal no tienen en cuenta los cambios de rumbo que adoptó la propia Organización Mundial de la Salud.

Sabemos que enfrentar los prejuicios es una tarea complicada, Eva Giberti lo ha hecho desde hace mucho tiempo pero sabemos que son problemáticas que han pasado casi inadvertidas en nuestro medio y la discriminación prejuiciosa es la conducta más frecuente.7

Sabemos que en materia de homosexualidad, en la Argentina y en general en América Latina lo políticamente correcto es hablar de la no-discriminación y que existen algunas leyes como la sancionada en la Constitución de la ciudad de Buenos Aires, aprobada en el año 1996, que condena la discriminación por género, por orientación sexual y por identidad sexual. Sin embargo también sabemos que esta protección legal de la discriminación implica una aceptación a medias, compatible, al nivel de la interacción social, con prácticas de discriminación que afectan la vida cotidiana de gays, lesbianas, travestis, transgénero, bisexuales e intersexuales.

Una de las ideas que tienen mucho peso en la aceptación de la homosexualidad es el no reconocimiento de la disociación entre sexo y procreación. La relación sexo/procreación es aún muy fuerte y está muy arraigada, todavía no puede ser superada por las políticas reproductivas, aún por las que muchas veces no quieren quedarse solo en lo reproductivo, sino incluir los derechos sexuales. Otra de las ideas importantes para no discutir muchas de las cuestiones vinculadas a la diversidad sexual es que se puede tratar de “conductas privadas”, aunque sin dudas la aparición del HIV/SIDA puso en la agenda pública un tema que era “privado”. La “Epitemología del armario” de Kosofsky nos ofrece el marco teórico adecuado para comprender la “idea de secreto” y todas sus connotaciones para aprehender la problemática de la diversidad sexual.
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada iconHispanoamericano. Su familia era conocida por el apellido de un abuelo,...

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada iconEn esta época, España estuvo gobernada por dos reyes pertenecientes...

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada iconLa familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN
«Familia Salesiana». Es una realidad eclesial presente, como dijo Pablo VI, allí donde está presente la Iglesia Tiene las dimensiones...

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada iconIniciamos hablando sobre los sentimientos y su manera de expresarlos,...

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada iconEl caso Du Bois: libertad de prensa y difamación Nada liga a la familia...

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada iconEscritor francés. La infancia de Victor Hugo transcurrió en Besançon,...

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada iconConchita diario Espiritual de una Madre de Familia Marie-Michel Philipon,...

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada iconTexto mi familia
«Se acerca una turbonada». Pero en aquella época, yo aún no asociaba esa palabra a ninguna montaña. De hecho, mis padres casi nunca...

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada iconLos principios constitucionales de la regulación jurídica de la familia

De todos los grupos sociales, la familia es probablemente el más controvertido hablando en sentido metafórico, la familia ha sido pesada, medida y cuantificada icon*Los padres de familia pueden adquirirlos o alquilarlos en el Colegio






© 2015
contactos
l.exam-10.com