Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas






descargar 220.57 Kb.
títuloAspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas
página1/6
fecha de publicación29.07.2016
tamaño220.57 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Derecho > Literatura
  1   2   3   4   5   6
T. 6. EL ROMANTICISMO EN EUROPA

Índice

  1. Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas.

    1. Contexto histórico y cultural.

    2. Antecedentes: los ideólogos alemanes

    3. Rasgos generales

  2. Poesía romántica

    1. El romanticismo inglés y el espíritu de aventura: Lord Byron

    2. El romanticismo francés y la libertad: V. Hugo.

    3. Otros: italiano, americano y español.

  3. Prosa y teatro

    1. Desarrollo de la novela romántica: histórica, terror, sentimental y costumbrista

    2. Nuevas técnicas teatrales

    3. El cuento romántico

Páginas web interesantes:




  1. Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas.

    1. Contexto histórico y cultural.

El Romanticismo es un movimiento fundamental en la historia del occidente europeo que supuso una transformación en muchas de las estructuras básicas de la sociedad, y una modificación significativa en la mentalidad europea y occidental. Abarcó todos los ámbitos, fundamentalmente el cultural y social, aunque es evidente que su surgimiento está íntimamente vinculado a los grandes movimientos revolucionarios: la Revolución Industrial, que asentaba los ideales liberales y significaba el auge burgués, la Independencia Americana, que creaba los derechos individuales y la Revolución Francesa, que proclamaba la libertad, igualdad y fraternidad de los pueblos.archivo:le serment du jeu de paume.jpg

La Guerra de Independencia de los Estados Unidos fue un conflicto que enfrentó a las trece colonias británicas originales en América del Norte contra el Reino de Gran Bretaña. Ocurrió entre 1775 y 1783, finalizando con la derrota británica en la batalla de Yorktown y la firma del Tratado de París. El martes 16 de diciembre de 1773 tuvo lugar en Boston el denominado Motín del té (en inglés: Boston Tea Party), en el que se lanzó al mar todo un cargamento de té. Fue un acto de protesta de los colonos americanos contra Gran Bretaña y es considerado un precedente de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. La rebelión de los colonos en el puerto de Boston, Massachusetts, nace como consecuencia de la aprobación por Gran Bretaña en 1773 del Acta del Té, que gravaba la importación a la metrópoli de distintos productos, incluido el té, para beneficiar a la Compañía Británica de las Indias Orientales a quien los colonos boicoteaban comprando el té de Holanda.http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/27/boston_tea_party.jpg

Mientras tanto, en Francia, los escritores, filósofos, politólogos, científicos y economistas, denominados philosophes, y desde 1751 enciclopedistas, contribuyeron a minar las bases del Derecho Divino de los reyes. Pero ya en el racionalismo de René Descartes podría quizá encontrarse el fundamento filosófico de la Revolución. De este modo, la sola proposición Pienso, luego existo llevaría implícito el proceso contra Luis XVI. La corriente de pensamiento vigente en Francia era la Ilustración, cuyos principios se basaban en la razón, la igualdad y la libertad. La Ilustración había servido de impulso a las Trece Colonias norteamericanas para la independencia de su metrópolis europea. Tanto la influencia de la Ilustración como el ejemplo de los Estados Unidos sirvieron de «trampolín» ideológico para el inicio de la revolución en Francia. Basándose en una inmersión en lo neoclásico y una confianza ciega en la razón, los ilustrados franceses propiciaron la Revolución Francesa (1789) que se realizó desde arriba, de la mano de la burguesía, pero su consiguiente evolución hacia el terror desestabilizó la confianza que en la bondad natural del ser humano tenían los ilustrados y la fe ciega de que bajo el filtro de la razón el ser humano sería capaz de llevar a cabo todas las utopías que desde el siglo XVII se estaban proponiendo. El sueño de la razón sólo produjo terror, lo que provocó una crisis en la mentalidad que derivó hacia el Romanticismo, como una reacción total a la razón impuesta por el Neoclasicismo, dando prioridad a los sentimientos, a las emociones, a la fantasía y al ideal. Por lo que se refiere al mundo de las ideas, esta es una época donde los pensadores comienzan a minar las reglas y el concepto de la razón, tan utilizado durante años atrás. Kant es quien se encargó de demostrar, a través de “Crítica a la razón pura”, que el motor ilustrado ya no servía.http://2.bp.blogspot.com/-2wi191b4j3i/to1tumraaii/aaaaaaaact4/erdenscpv5m/s400/goya.jpg


La carga de los mamelucos, Goya
La Guerra de la Independencia Española (1808-1814) se produjo durante este complejo europeo; fue un enfrentamiento militar entre España y el Primer Imperio Francés, parte de las Guerras Napoleónicas, provocado por la pretensión de Napoleón de instalar en el trono español a su hermano José Bonaparte. Según el tratado de Fontainebleau (27 de octubre de 1807), el primer Ministro Manuel Godoy preveía, de cara a una nueva invasión hispanofrancesa de Portugal, el apoyo logístico necesario al tránsito de las tropas imperiales. Sin embargo, los planes de Napoléon iban más allá, y sus tropas fueron tomando posiciones en importantes ciudades y plazas fuertes con objeto de derrocar a la Casa de Borbón y suplantarla por su propia dinastía, convencido de contar con el apoyo popular. El resentimiento de la población por las exigencias de manutención de las tropas extranjeras, que resultó en numerosos incidentes y episodios de violencia, junto con la fuerte inestabilidad política surgida tras el episodio del motín de Aranjuez y el ascenso al poder de Fernando VII, precipitó los acontecimientos que desembocaron en los primeros levantamientos en el norte de España y la Jornada del 2 de mayo de 1808 en Madrid. La difusión de las noticias de la brutal represión, inmortalizadas en las obras de Francisco de Goya, y de las abdicaciones de Bayona del 5 y 6 de mayo, que extendieron por la geografía española los llamamientos iniciados en Móstoles al enfrentamiento con las tropas imperiales, decidieron la guerra por la vía de la presión popular a pesar de la actitud contraria de la Junta de Gobierno designada por Fernando VII. http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/da/carga_de_los_mamelucos_restaurado.jpg

Por su parte, la Guerra de Independencia de Grecia, o la Revolución griega, fue el conflicto armado producido por los revolucionarios griegos entre 1821 y 1832 contra el dominio del Imperio otomano y la asistencia tardía de varias potencias europeas, Rusia, Francia y el Reino Unido. Comenzó en 1820, cuando el Pachá de Grecia (Gobernador del territorio en nombre del Sultán) se negó a enviar al Sultán los impuestos, por lo que éste envía tropas contra él. En 1821, los campesinos griegos, los polícaros, aprovechan la situación para comenzar la revolución, seguidos por los comerciantes, y con el apoyo de los griegos que habían emigrado a otras zonas de Europa. Más allá de la idea de cruzada contra los infieles otomanos, fue la herencia clásica la que hizo que buen número de occidentales abrazasen la causa griega. Luis I de Baviera expresó bien esa idea: “Europa tiene una deuda enorme con Grecia [...], les debemos las Artes y las Ciencias.” Los filohelenos se organizan en comités por toda Europa y América buscando fondos para la compra de armas, cuyo reparto fue encargado a los más intrépidos. Cuando estalló la revolución, las atrocidades otomanas provocaron simpatía hacia la causa griega, aunque los gobiernos inglés y francés pensaban que la insurrección era un plan ruso para apoderarse de Grecia y posiblemente Constantinopla.

También se produjo la Revolución belga en 1830, por la que se alzaron los habitantes de las provincias del sur del Reino Unido de los Países Bajos contra la hegemonía de las provincias norteñas, mayoritariamente protestantes. En pocas semanas de agosto y septiembre la rebelión logró la secesión de Flandes y la Valonia y la formación de Bélgica. Sólo parte de Luxemburgo permaneció hasta 1890 en unión personal con el Reino Unido de los Países Bajos.

Pero el siglo XIX no fue testigo únicamente de separatismos, sino que el mismo sentimiento patriótico que provoca estas secesiones, también provocará unificaciones de naciones que hasta este momento no existían como tales: Alemania e Italia. La Unificación de Alemania fue un proceso patriótico que tuvo lugar en la segunda mitad del siglo XIX y que culminó con la creación del Imperio Alemán el 18 de enero de 1871, anteriormente dividido en un mosaico político de más de 38 estados. Entre ellos habían destacado, por su importancia económica y política, Austria y Prusia. Desde principios del siglo XIX se inició un proceso con diferentes hitos, como la formación de un mercado único en la región, impulsado por la aristocracia terrateniente (los junkers) de Prusia y la burguesía industrial de la cuenca del Ruhr, o el establecimiento de la unificación aduanera (Zollverein) en 1834, que integró el territorio prusiano con otras regiones alemanas. Sin embargo, debido a las diferencias políticas entre Austria y Prusia, entre otras causas, el proceso de unificación no pudo llevarse a cabo en la primera mitad del siglo XIX. Desde 1848 fue cada vez más intensa la actividad política de grupos nacionalistas que alentaban la formación de un solo Estado para todos los alemanes. archivo:map-deutsches-kaiserreich.png

La Unificación de Italia fue el proceso histórico que a lo largo del siglo XIX llevó a la unión de los diversos estados en que estaba dividida la península Itálica, en su mayor parte vinculados a dinastías consideradas «no italianas» como los Habsburgo o los Borbones. También se le conoce como el Resurgimiento (Risorgimento en italiano), e incluso como la Reunificación italiana (considerando que existió una unidad anterior, la provincia de «Italia» creada por Augusto, en la antigua Roma). El proceso de unificación partirá de una concepción feudal del territorio que llevó a varios intentos en 1830 y 1848 que fueron aplastados por el gobierno austríaco. La hábil política del Conde de Cavour, sumada a la labor de Garibaldi, héroe popular, el cual se dirigió a Sicilia con las camisas rojas, conquistándola y negándose a entregarla a los piamonteses, desde donde ocupó Calabria y conquistó Nápoles. En 1860 las tropas piamontesas llegaron a la frontera napolitana. Garibaldi, que buscaba la unidad italiana, entregó los territorios conquistados a Víctor Manuel II. Mediante plebiscitos, Nápoles, Sicilia y los Estados Pontificios se anexaron al reino de Piamonte y al futuro rey de Italia, Víctor Manuel II. El proceso de la unificación no fue producto de la voluntad popular pese a los plebiscitos convocados por Cavour, por tanto la acción del Estado se centró en la construcción de una nacionalidad italiana.http://blog-italia.com/wp-content/uploads/2009/04/garibaldi-228x300.gif


    1. Antecedentes: los ideólogos alemanes

El origen del Romanticismo se encuentra en Alemania y Reino Unido a principios del siglo XVIII y extendido por el resto de Europa realmente durante el XIX. El Romanticismo alemán no fue un movimiento unitario, sino más bien se produjo una serie de manifestaciones espontáneas que a lo largo de los siglos XVII y XIX produjeron varias fases del Romanticismo. Una etapa fundamental fueron los años noventa del siglo XVIII (Primer Romanticismo), pero las últimas manifestaciones alcanzan hasta la mitad del siglo XIX. Los filósofos dominantes del romanticismo alemán fueron Johann Gottlieb Fichte y Friedrich Wilhelm Joseph Schelling (los fundadores del Idealismo alemán).

Tuvo su origen en el movimiento prerromántico Sturm und Drang, desarrollado en Alemania entre 1750 y 1770, en el que destacan Goethe y Schiller, que inician la superación de la estética neoclásica. Ligado al sentimiento de patriotismo, que va creciendo paulatinamente durante el siglo XVIII, se produce una rebelión contra el afrancesamiento neoclásico con el movimiento Sturm und Drang (tempestad y empuje) que busca los temas de sus obras en las antiguas tradiciones germánicas y propugna una vuelta a la naturaleza y a la libertad en el arte y en los sentimientos. Son un conjunto de jóvenes alemanes revolucionarios que publican entre 1767 y 1785 y se sienten unidos por aquello que rechazan, el exceso de normativismo neoclásico, por la creencia en la existencia de un genio superior a ésta. Entendiendo genio como la expresión de lo inexplicable. En un aspecto más metafísico, los jóvenes del grupo abogaron de nuevo por un Cristianismo más esencial y primitivo. Si la Biblia fue dictada por Cristo, sin duda es lo mejor escrito, por lo tanto se convierte un modelo literario. Herder dirá: “la Biblia es poesía y la poesía, Biblia”.

Relacionado con este tema, surge una nueva visión de la historia mediante la revalorización de documentos antiguos. Ya que Rousseau afirmaba que la Historia era un proceso degenerativo del arte y de la cultura, cada composición estaría más lejana de Dios a medida que avance el tiempo. La solución era retornar a lo divino retornando al pasado nacional, lo cual produjo una exacerbación del sentimiento patriótico y del nacionalismo. Otra consecuencia relacionada con este creciente interés por la Historia fue la revalorización de lo medieval. Las ruinas, los autores primitivos, las tradiciones populares y canciones antiguas, en definitiva, todo lo que signifique hallar la esencia de la nación alemana, que sirva de nexo de unión entre todos los pueblos alemanes, se convertirá en objeto de atención, como por ejemplo el redescubrimiento Los Nibelungos, largo poema épico del que se editaron libros, se realizó obra de teatro y de ópera, de la mano de Wagner. El afán por acercarse a las tradiciones de los románticos alemanes lo encontramos en los hermanos Grimm, considerados como los padres de la filología moderna, que viajaron por pueblos alemanes para recopilar los testimonios de los relatos e historias que la gente contaba oralmente, en un movimiento que tomó el nombre de folklore.

En 1808 se produce un nuevo acontecimiento nacional: la aparición de Fausto de Goethe. La obra se ofreció como una guía espiritual alemana, era el testimonio de la antigua grandeza de Alemania. En esta atmósfera de fervor cualquier hecho alemán se magnificaba (como el hecho de retomar las obras en la Catedral de Colonia, símbolo de la unión alemana). Esta atmósfera explica además el hecho de que muchos artistas se alistaran en el ejército en la Guerra de Liberación.

Las fuentes de las que bebía el Romanticismo alemán estuvieron representadas por la subjetividad de Rosseau, y por el sentido trágico de la existencia de Shakespeare, pues sus héroes presentan gran hondura psicológica y pasiones desatadas. Además, los poetas alemanes querían conectar con la sensibilidad del lector y, por último, tanto Shakespeare como Rousseau defendían los valores individuales.

Por su riqueza, personalidad y fuerza, los poetas alemanes entusiasmaron en Europa. Fueron estudiados y traducidos en otros países, aunque prematuramente, lo que hizo que fueran admirados pero no entendidos por la mediocridad de estos estudios. Los autores más representativos del movimiento alemán son Herder, Goethe, Schiller y los hermanos Schlegel. Herder (1744 - 1803) fue un gran admirador del folklore entendido como actitud que emana del propio pueblo. En su obra El origen del lenguaje aventuró conceptos lingüísticos e históricos fundamentales para el Romanticismo. Herder explicó que existe un espíritu nacional ligado al idioma y que el desarrollo de cada lengua es el desarrollo de un pueblo. Tradujo a Tácito (“La Germanía”) porque explicaba que en tiempos del Imperio Romano el ejército catalogó la raza aria como una raza superior. Todo ello potenció el nacionalismo naciente. http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b6/herder.jpg/200px-herder.jpg
  1   2   3   4   5   6

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas iconLiteratura : Cultura y sociedad del siglo XIX. El romanticismo literario....

Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas iconLiteratura: El romanticismo: la década que va de 1830 a 1840 había...

Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas iconEl Romanticismo no es una simple corriente literaria, sino un amplio...

Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas iconEl Romanticismo abarca aproximadamente todo el siglo XIX. No obstante,...

Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas iconOda a la inmortalidad: Una de las expresiones más bellas del Romanticismo Inglés

Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas iconLas relaciones de Machado con el romanticismo y las de este movimiento...

Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas iconDesde la segunda mitad del s. XVII, algunos poetas comenzaron a sentar...

Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas iconDesigna una estética literaria dentro de la poética que, como reacción...

Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas iconEl Romanticismo de Ignacio Manuel Altamirano en las novelas

Aspectos del Romanticismo. El Romanticismo en las literaturas europeas iconGustavo Adolfo Bécquer (1836-1870), poeta español. Es una de las...






© 2015
contactos
l.exam-10.com