P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @






descargar 170.76 Kb.
títuloP3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @
página2/3
fecha de publicación15.06.2016
tamaño170.76 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3

II. El Pastor en la Tradición Reformada:
Dentro de la tradición reformada, el pastor ha ocupado un puesto muy importante. Tal vez podemos decir, Ademasiado importante,@ porque muchas de nuestras iglesias han llegado a ser pastor-céntricas. Las iglesias han querido pastores que hacen lo todo, y los pastores han querido hacerlo todo. Esto ha dejado poca oportunidad para el ejercicio de los dones de los miembros.
Gracias a Dios, la teología reformada del oficio de pastor siempre ha sido buena y correcta. Para corregir nuestros errores de práctica, no tenemos que hacer más que volver a nuestra teología. Comencemos con el llamamiento del pastor.
A. Su Llamamiento: Los reformados siempre hemos creído que el llamamiento de los líderes o oficiales de la iglesia tiene dos partes: una parte interna, y otra externa. El Dr. Berkhof en su Manual de Doctrina Cristiana lo define así:
1) El llamamiento interno. Este llamamiento no debe ser visto como un llamamiento sobrenatural por medio de una revelación especial. Consiste en ciertas indicaciones providenciales, tales como un fuerte deseo impulsado por el amor hacia Dios, la obra especial del reino de Dios, la convicción de que los dones necesarios están en alguna medida presentes, y la experiencia de que Dios está preparando el camino.


2) El llamamiento externo. El llamamiento interno halla su complemento necesario en el llamamiento externo de la iglesia. Este llamamiento externo sirve para confirmar el interno, y así da al que lo recibe la seguridad de que es llamado por Dios. Los oficiales de la iglesia tienen una mano que los guía en la extensión de este llamado, pero no ignoran la voz del pueblo (p. 238).
Esta doctrina del llamamiento doble tiene amplias razones, tanto bíblicas como prácticas. Una de las bases bíblicas de mayor claridad es la misma historia del apóstol Pablo. De que el Señor lo llamó personalmente, internamente, no cabe duda (Hechos 9:1-19). Sin embargo, el gran ministerio misionero de este apóstol, llamado por Jesús, no comenzó hasta que la iglesia confirmara este llamamiento (Hechos 13:1-3). )Cuántos de los famosos evangelistas de hoy se someten a una autoridad fuera de su propia organización? Pablo sí se sometía. Pablo y Bernabé fueron enviados por la iglesia. Así su llamado fue confirmado y se estableció (o se mantuvo) una relación entre las iglesias que enviaron y las que se plantearon.
También podemos ver este doble llamamiento en el caso de Timoteo. En I Timoteo 4:14 Pablo refiere a la ordinación o Aimposición de manos@ de Timoteo. En esta ceremonia, también recomendada para los otros líderes de la iglesia (5:22), la iglesia confirma públicamente lo que Dios comenzó a un nivel personal.
Las razones prácticas para tal doctrina también son obvias. Primero, la iglesia tiene que poder ver en el Acandidato@ los dones necesarios para el ejercicio de este puesto. Así Dios utiliza a la iglesia para cerrar la puerta a los que creen tener el llamamiento, pero no lo tienen. La segunda razón es que la iglesia no puede ejercer autoridad ni supervisión sobre un pastor si no tiene parte en su llamamiento. Un pastor fácilmente puede decir, AYo soy llamado por Dios, y no por ustedes.@ A este pastor nosotros contestamos, AEl auténtico llamamiento de Dios incluye el llamamiento público y externo de la iglesia.@ Sin esta confirmación externa de parte de la iglesia, el llamamiento interno no es más que un fuerte deseo de ser líder. Y este deseo, muchos lo tienen.



En toda la Biblia nosotros encontramos Aayudas@ para tratar con personas que dicen tener una revelación directa y privada de parte de Dios (profetas y espíritus - I Jn 4:1-3; revelaciones - Gal 1:8-10; llamamientos - Hechos 13:1-3). Por lo general nosotros podemos decir, con el pleno apoyo de la Biblia, que Dios se revela en la comunidad de los santos y en conformidad con lo revelado en las sagradas escrituras. No puede ser nada diferente en el caso del pastor. Su llamado tiene que ser conforme a las escrituras y tiene que ser apoyado por la iglesia.
B. Su Trabajo Principal: El trabajo pastoral, como decíamos en la introducción, tiene muchos aspectos y facetas. Cada componente de este trabajo merece estudio y reflexión. Sin embargo, nosotros aquí quisiéramos hablar de solamente dos cosas. Para el pastor bíblico todo su ministerio debe ser basado en y formado por ellas. Estas dos cosas son la predicación de la palabra de Dios y la oración.
1. La Predicación: Es interesante ver aquí en I Timoteo cuántas veces el apóstol Pablo exhorta a Timoteo a predicar, enseñar y preservar la pura doctrina que había recibido. No cabe duda alguna de que Pablo creía que el aspecto más importante del ministerio de Timoteo era esta predicación y enseñanza. Veamos:
1:3 - Pablo habla aquí de como había pedido a Timoteo a Amandar@ que otros no enseñaran otra doctrina.

1:15 - Pablo comienza una serie de enseñanzas que comienzan con las palabras, Palabra fiel y digna de ser recibida por todos...

3:2 - El obispo tiene que ser apto para enseñar.

4:5 - Hablando de los que querían prohibir mucho y así crear una nueva religión, Pablo dice, porque por la Palabra de Dios y por la oración es santificado.


4:6 y 7 - Pablo exhorta a Timoteo a enseñar la buena doctrina que había seguido y rechazar las fábulas y nuevas doctrinas.

4:11 - Esto manda y enseña.

4:13 - Ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.

5:1 - 6:2 - Pablo aconseja a Timoteo en cuanto a cómo él debe exhortar a los distintos grupos dentro de la iglesia.

6:3 - Se ve aquí otra vez que Pablo considera que una buena parte de la batalla de la fe es ganada o perdida en la enseñanza. Aquí ofrece sus consejos en cuanto a los que no enseñan la doctrina de Dios.

6:20 y 21- Pablo concluye con estas palabras: Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén.
Timoteo se encontraba rodeado por profetas falsos y maestros de fábulas y vanidades. Pablo le exhortaba a proteger su iglesia por medio de la enseñanza de la pura doctrina cristiana, que se le había enseñado desde su niñez (II Tim 1:5). En otro lugar, escribiendo a los mismos efesios, Pablo refiere a la Palabra de Dios como la espada del Espíritu (Ef 6:17). Con esta espada Timoteo había de defender el pueblo de Dios y avanzar la causa de su reino.
Pero no era solamente Pablo quien entendía la predicación de la palabra de Dios como entre los dos trabajos principales del pastor. Los mismos apóstoles de Jesucristo reconocieron esto también. En Hechos capítulo 6 nosotros leemos de la primera división de labor en la iglesia primitiva. Se había levantado un problema entre las viudas griegas y las hebreas en cuanto a la distribución de la comida. Lo más interesante aquí es la respuesta de los apóstoles a este problema. Su respuesta era, ANo podemos resolverlo, no tenemos tiempo.@ En vez de tomar la oportunidad para reconfirmar y fortalecer su liderazgo, ellos vieron la necesidad de compartir este liderazgo con los demás. )Y su motivo? Ellos mismos lo dijeron:


No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y el ministerio de la palabra. Hechos 6:2-4
Estas dos prioridades fueron establecidas por el mismo Señor cuando él envió a los 70. Nosotros leemos en Lucas 10:2 y 3 que el Señor les pidió dos cosas, que oraran y que fueran a predicar sobre su reino. Expresando primeramente su dependencia de Dios en todo, Jesús les envió a predicar las buenas noticias de su llegada al mundo.
A nosotros, los pastores, nos toca el mismo trabajo hoy en día. El mundo todavía tiene que escuchar estas buenas noticias y entre todas las tareas que tenemos, ésta debe ser una de las primeras.
2. La Oración: Nosotros hemos puesto la oración en el segundo lugar aquí en reconocimiento del hecho de que Dios es el que habla primero. Nuestras oraciones son nuestra respuesta al Verbo de Dios en nuestras vidas. La oración, entonces, sí es segundo en su orden cronológico, pero no es segundo en importancia para nosotros. La Palabra sin la oración está muerta, y la oración sin la Palabra está perdida. El pastor, tanto en su vida personal como en su vida profesional, tiene que modelar y enseñar esta vida de comunión y comunicación con Dios.



Aunque el tema de la Primera Carta de Pablo a Timoteo tiende hacia la predicación y enseñanza de la doctrina cristiana, en ninguna manera pasa por alto Pablo la necesidad de oración. Pablo se dedica a este tema en los primeros 8 versículos de capítulo 2, donde nos dirige hacia los Apoderes@ de este mundo. Se nos explica que Dios desea la salvación de todos los hombres y que nuestras oraciones contribuyen a un conocimiento más amplio de nuestro Señor. Para que haya paz y tranquilidad en el mundo, y para que el evangelio pueda avanzar, Pablo quiere que todos oremos al Señor.
Los otros pasajes, Hechos 6 y Lucas 10, también presentan este par de prioridades (la predicación con la oración). Los apóstoles en Hechos 6 querían seguir dedicándose a la oración, y Jesús pidió a los 70 de Lucas 10 que oraran antes de que se fueran.
Muchos pastores llenan sus vidas con actividades, proyectos y programas especiales en la iglesia. Están tan ocupados con estas actividades que ya no tienen tiempo para pasar con el primer amor de su vida. Aunque muchas veces no lo cree (o sea, no la practica como si creyera), no hay mejor inversión de tiempo para su iglesia, que el tiempo que usted pasa orando por ella.
Así que hemos hablado mucho de la oración en otros estudios (La Vida Espiritual y Misión y Oración), continuaremos ahora con la próxima sección del estudio.
C. Su Autoridad, su Supervisión y su Relación con la Iglesia:
1. Autoridad: AAntes de la Reforma había solamente un papa. Después de la Reforma hay un papa en cada iglesia. El papa se llama pastor. A



)Cómo reacciona usted a esta idea? )Es verdad, o es mentira? Su respuesta tendrá mucho que ver con su experiencia en la iglesia. Casi todos nosotros hemos estado en iglesias de pastores tiránicos. Muchas veces estos pastores/dictadores hacen que todas las cosas funcionen muy bien. A los miembros les gusta un liderazgo fuerte y sobre todo un liderazgo fuerte y capaz. Todas las actividades se llevan a cabo y hay un buen ánimo en la iglesia. (Pero cuidado que nadie se atreva discutir algo con él! Hay que o aceptarlo 100%, o irse. No hay ningún espacio en el medio. Muchos, basándose en ciertas enseñanzas bíblicas sobre la Aautoridad@ dicen y enseñan que así deben ser las cosas en la iglesia. El liderazgo debe ser Afuerte@ y debe mantener Acontrol@ sobre todas las cosas.
Así pensaban los discípulos también. Ellos querían mantener un control estricto sobre todo lo que se hacia en el nombre de Jesús. En Marcos 9:38-41 leemos:
Juan le respondió diciendo: Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera demonios, pero él no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos seguía. Pero Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda decir mal de mí. Porque el que no es contra nosotros, por nosotros es. Y cualquiera que os diere un vaso de agua en mi nombre, porque sois de Cristo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.
Para los discípulos lo más importante era la cadena de mando, el asunto de control y autoridad. Y, lamentablemente, para muchos pastores este Amando@ llega a ser más importante que la obra. A esta posición Jesús nos provee un contraste impresionante. Jesús vino a traer libertad. Libertad para el que echaba fuera demonios, y libertad para los que brindaban un vaso de agua. La cadena de mando no era lo importante, la buena obra (el producto de la presencia del Espíritu de Jesús) era lo que importaba.



El pastor cristiano debe imitar esta actitud de Jesús en cuanto a su ejercicio de autoridad en la iglesia. Claro que debe haber una buena organización y planificación. Pero la autoridad que ejerce el pastor debe ser una para librar, desarrollar y hacer florecer. Nunca debe ser solamente para controlar o limitar. Para entender mejor la actitud de Jesús sobre Aautoridad@, vease el estudio El Oficio de Creyente, P2.
2. Supervisión: Nosotros derivamos nuestra estructura supervisora de dos fuentes. Primero, la derivamos de la enseñanza bíblica en cuanto a la naturaleza de la iglesia. Pasajes como I Cor 12:12-31 y Rom 12:3-8 son importantes para nuestro entender de quiénes somos como una iglesia. Todo miembro tiene su don y su rol en la iglesia, y no hay ninguno que sea más importante que el otro. También importantes son los pasajes que hablan de la estructura de la iglesia primitiva. Vemos que Pablo instituía grupos de líderes (ancianos y diáconos) en cada iglesia (Hechos 14:23, I Tim 3:1-13, Tito 1:5-16) y que las iglesias se gobernaban por ellos. La segunda fuente es la de la experiencia humana, que nos empuja de nuevo hacia la primera. Todo el mundo sabe lo que puede pasar cuando uno, o unos pocos, llegan a tener mucho poder o mucha autoridad. Sea en la iglesia, o sea en el gobierno, es importante evitar que toda la autoridad descanse en las manos de uno.



Por estas razones, tanto bíblicas como prácticas, el pastor en la iglesia reformada está bajo la supervisión del comité o consistorio. El consistorio (compuesto por los ancianos y diáconos) provee esta supervisión de parte de la iglesia. Esta supervisión es una supervisión completa y incluye la doctrina y la conducta del pastor. Si el pastor enseña algo que no concuerda con la Biblia, o si el pastor no se somete a las normas bíblicas en su conducta, la iglesia, por medio del consistorio, tiene el derecho y el deber de llamarle la atención y tratar cada área problemática. El pastor que no se somete a esta supervisión bíblica no hallará lugar ninguno en la iglesia reformada.
3. Relación con la Iglesia: Dios pide a todos sus hijos que sean humildes (Sal 119:71, Mi. 6:8, Mt. 18:4, Stg 4:10 y I Pd 5:6). Pablo dice,
Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. Rom 12:3
En un mundo de tantos abusos de poder, nos toca a los líderes cristianos proveer un modelo de conducta sincera y humilde. El propósito del evangelio no es de separar al pueblo de Dios, sino de unificarlo. Pedro nos explica cómo llevar a cabo este ministerio en I Pedro 5:2 y 3:
Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.
La Biblia claramente enseña a la iglesia que hay que haber respeto y honor para los líderes, y sobre todo para los que gobiernan y enseñan en la iglesia (I Tim 5:17). Sin embargo la misma Biblia no permite que ningún cristiano se aproveche de su posición, sino que la utilice para el crecimiento de la iglesia y para el honor del Señor. (A El sea toda la gloria!


11. )Cuáles son las dos partes del llamamiento de un pastor?

_1)______________________________________________
_________________________________________________
_2)_____________________________________________
________________________________________________

12. )Cuál es la base bíblica para esta doctrina?
________________________________________________
________________________________________________
________________________________________________)Cuáles son las razones prácticas?
_________________________________________________
__________________________________________________
_________________________________________________
13. )Cuáles son las dos partes principales del trabajo del pastor?
_1)______________________________________________
_2)_______________________________________________



14. )Cómo es la autoridad de un pastor diferente que la autoridad de un jefe o un gobernador?
__________________________________________________
__________________________________________________
__________________________________________________
__________________________________________________
15. )Por qué y cómo creemos que los pastores deben ser supervisados?

Porque (Dos razones)

_1)______________________________________________
________________________________________________
_2)_______________________________________________
_________________________________________________
)Cómo? __________________________________________
________________________________________________
________________________________________________
________________________________________________



16. )Qué aprendemos sobre la idea de autoridad en
Marcos9:38-41?___________________________________
________________________________________________
________________________________________________
________________________________________________
________________________________________________
1   2   3

similar:

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconInstituto Bíblico Reformado

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconInstituto Bíblico Reformado

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconLiteratura de posguerra (1936-60s) Introducción
«poeta pastor» es hoy unánimemente admirado. Pastor de cabras que por su juventud no perteneció a la Generación del 27, aunque cultivó...

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconLiteratura de posguerra (1936-60s) Introducción
«poeta pastor» es hoy unánimemente admirado. Pastor de cabras que por su juventud no perteneció a la Generación del 27, aunque cultivó...

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconLa leyenda de gilgamesh tablilla I
Gilgamesh no deja el hijo a [su] padre; [Día] y [noche] es desenfrenada su arro [gancia]. [¿Es éste Gilga] mes, [el pastor de la...

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconBiografía del poeta pastor

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconInstrucción secular del Pastor

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ icon2 La carta de 1884 como expresión viva del corazón de un Pastor, Padre y Maestro

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconDespués de haberse agotado la a edición del libro se mones escogidos,...

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconCristologia la Doctrina de Cristo Pastor Aarón Álvarez Ríos






© 2015
contactos
l.exam-10.com