P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @






descargar 170.76 Kb.
títuloP3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @
página1/3
fecha de publicación15.06.2016
tamaño170.76 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3
El Oficio de APastor@

P3
El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada
Instituto Bíblico Reformado

Esteban De Vries


El Oficio de APastor@

CONTENIDO

Introducción:
I. Los Tres Amores en la Vida del Pastor
A. El Primer Amor: Cultivando su Relación con Dios

B. El Segundo Amor: Asuntos Familiares

C. El Tercer Amor: El Servir al Pueblo de Dios
II. El Pastor en la Tradición Reformada
A. Su Llamamiento

1. Interno

2. Externo
B. Su Trabajo Principal

1. La Oración

2. La Predicación de las Sagradas Escrituras
C. Su Autoridad, Supervisión y Relación con la Iglesia
III. La Preparación y los Requisitos del Oficio de Pastor
A. La Vida Espiritual

B. La Educación

C. Las Listas Bíblicas
IV. La Iglesia y su Responsabilidad hacia el Pastor
A. La Oración

B. La Supervisión

C. El Mantenimiento
Conclusión:



Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. I Tim. 6:11 y 12
Introducción: Hay varios libros ya en el mercado cristiano que tratan el tema del trabajo pastoral. Algunos de ellos tratan de presentar un dibujo del pastor Aideal@. Por lo general, este pastor ideal es uno que tiene todos los aspectos de su ministerio Abajo control.@ Desde su ropa (recién lavada y planchadita) hasta su horario (fijo, pero flexible), se presenta un hombre en control de todo. Aunque nos gusta leer de tales pastores, reconocemos que en realidad son muy escasos. Intentamos imitar a estos Ahéroes@ pero entendemos que cada uno tiene sus propios dones y su propio Aestilo@ de llevar a cabo su ministerio.
Otros libros detallan los varios aspectos del trabajo pastoral: la visitación, la consejería pastoral, la oración, la organización de la iglesia y la preparación de mensajes. Entre ellos podemos encontrar consejos prácticos y útiles. Debemos leer y estudiar todo lo que podemos en cuanto a este trabajo tan importante.



Sin embargo, el propósito de este estudio no es el de detallar cada rama del ministerio pastoral. El propósito es mucho más básico. Por medio de este estudio, el tercero en la parte Práctica del pensum del Instituto Bíblico Reformado, nosotros quisiéramos señalar las raíces de esta vocación. Estas raíces son las que conectan al pastor a las aguas corrientes de Salmo 1; Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto a su tiempo y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará. Esperamos que al estudiar este folleto, el pastor vuelva a estas raíces de su propia fe y que reconozca su importancia. Queremos ayudarle a cuidar y proteger las raíces de su fe para poder mantenerse en contacto con las corrientes de aguas.

La base general de este estudio será la Primera Carta de Pablo a Timoteo. En esta carta el Apóstol siempre dirige a Timoteo hacia lo más fundamental de su ministerio. Juntos con Timoteo, trataremos de escuchar a la voz del Apóstol mientras nosotros examinemos las raíces de nuestra fe y de nuestro ministerio.
Lea la Primera Carta de Pablo a Timoteo y conteste las siguientes preguntas:
1. )Quién era Timoteo?_____________________________
________________________________________________
_________________________________________________
________________________________________________
2. )Cuál es el motivo o la ocasión de esta carta? O sea )cuáles son los puntos principales de Pablo en esta carta?
_________________________________________________
_________________________________________________
_________________________________________________
________________________________________________
3. )Cuáles son los dos oficios mencionados en capítulo 3? )Cuál era el ministerio de estos oficios?


_________________________________________________
__________________________________________________
__________________________________________________
__________________________________________________
4. Según I Timoteo 4:6-16, )cuál era el trabajo principal de Timoteo?
_________________________________________________
________________________________________________
I. Los Tres Amores en la Vida del Pastor:
En esta primera parte del estudio del oficio de Pastor, nosotros queremos examinar las prioridades bíblicas para la vida y el ministerio del pastor. Reconocemos que los pastores están muy, pero muy ocupados. Ellos se dedican a la obra con toda su fuerza. Sin embargo, muchos de ellos, por lo menos en nuestro contexto cultural, tienen que dedicarse a otro empleo también para poder ganarse la vida. Su situación es aun más compleja y difícil. )Cómo pueden ellos llevar a cabo un ministerio tan importante? )Cómo será que hallan tiempo para todo? Estas preguntas se han contestado en una variedad de maneras en las vidas de los pastores evangélicos en todo el mundo. Algunas respuestas equivocadas, pero comunes, son las siguientes:



1. El pastor descuida su relación con Dios. Muchos de los pastores muy ocupados ya no tienen tiempo para mantener su relación personal con Dios. Oran y predican en la iglesia o cuando hacen visitas, pero así que no tienen tiempo para nada Apersonal@ dejan caer la relación más importante de la vida.
2. El pastor descuida a su familia. Muchas veces los hijos de los pastores tienen la reputación de ser los más carpetosos y desobedientes de toda la congregación. La iglesia puede, en cierto sentido, llegar a ser Ala querida@ del pastor. Ella puede contar con él en todo, pero su familia no puede contar con él en nada. Cuando sucede esto los problemas que se crean con casi iguales (celos, envidia, inseguridad) que si el pastor tuviera a otra mujer.
3. El pastor, por su cansancio y frustración, pierde la visión y el llamado que sentía al comenzar su ministerio. Continúa su trabajo, pero con poca energía y poca visión.

Son estas las situaciones que nosotros queremos evitar. Pero, si somos honestos, tenemos que confesar que hasta cierto punto las tres respuestas aquí mencionadas son verídicas para todos. Por los muchos quehaceres de la iglesia, la mayoría de los líderes cristianos se ha descuidado en algunas áreas. Por esto, quisiéramos comenzar con los Atres amores@ del pastor.
A. El Primer Amor: Cultivando su Relación con Dios
Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres.... Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas sin ira ni contienda. I Tim. 2:1, 8



Para muchos cristianos muy ocupados, las primeras cosas que se caen de la agenda diaria son la oración y la lectura bíblica. En el caso de los pastores, esto sucede a menudo por las muchas responsabilidades que tienen en la iglesia. Entre la visitación, la evangelización, la preparación y la organización, ya no hay tiempo para la oración. Así que oran tanto en la iglesia y en la visitación y puesto que leen la Biblia mucho en las mismas situaciones, ya no creen que sea necesario cultivar una vida espiritual personal. Creen que lo que hacen en y con la iglesia es suficiente. Esta posición o creencia, examinada a la luz de la Biblia, no puede estar más equivocada. Y, además de estar equivocada, ésta es muy peligrosa.
Nosotros vemos en esta carta a Timoteo que todo lo que Pablo dice a Timoteo, todo lo que le enseña, es fruto de su vida y experiencia personal. Veamos en I Timoteo 1:15-17:
Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna. Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amen.
Pablo no puede separar su propia experiencia de Dios de lo que está enseñándole a Timoteo. Pablo está muy consciente del hecho de que él (Pablo) es el ejemplo viviente de todo lo que él enseña. Y lo que nosotros vemos, escuchamos y sentimos en las palabras de Pablo es el fuego de esta relación suya con Dios. Al leer las cartas de Pablo, y los pasajes como éste, uno se da cuenta de cuan cerca están Pablo y su Dios todo el tiempo. En cualquier momento Pablo puede romperse en alabanza a quién le ha bendecido tanto.


Pero no es así para muchos pastores. Muchos de ellos tratan de llevar su ministerio a cabo como camareros en un restaurante. Ellos van a la cocina, buscan la comida para el cliente, se la sirven y se retiran. Están atentos a toda necesidad del cliente mientras él está en el restaurante, y hacen todo lo posible para complacerle. Pero el camarero tiene poco que ver con la comida servida. Ni tampoco es necesario que el camarero tenga una buena relación con el cocinero: lo importante es el servicio al cliente.
En otras palabras, un pastor puede servir, en varias formas, la gracia de Dios al miembro de la iglesia. Puede buscarla y llevarsela al creyente en su banco. Pero muchas veces esta gracia pasa solamente por la boca o las manos del pastor, y no por su corazón. Si el pastor descuida su relación personal con Dios, está trabajando como un camarero eclesiástico, sirviendo algo que tiene poco que ver con su propia vida. Puede ser que la sirva bien, pero no la sirve ni con integridad ni con autoridad. Y algún día se descubrirá.
Dios no quiere que seamos camareros eclesiásticos. Por esto nos invita a la cocina y nos hace co-partícipes en su gracia. Nos hace participar en el sufrimiento (Col. 1:24), la muerte y la vida nueva (Rom. 6:3-5) de nuestro Señor Jesucristo. Y así Dios establece, primera y básicamente, la relación entre él y la persona que le está llamando para servir como pastor. Esta relación es sellada en la sangre de su Hijo, y ninguna otra relación puede o debe quitar ésta de su primer lugar en nuestras vidas. El pastor no existe para servir al miembro y no debe poner los deseos del miembro en el primer lugar. El pastor existe para servir a Dios. En su servicio a Dios, sirve también (y sirve mejor) a su pueblo.



Ningún pastor quiere ser un camarero. Comenzamos todos con buenas intenciones. Pero muchas veces, sin querer, nos descuidamos y confundimos lo que debe ser el orden de nuestras vidas, lo que debe ser nuestro primer amor. Tenemos que recordar las palabras de Jesús al intérprete de la ley, quien le preguntó a Jesús sobre el gran mandamiento:
Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.
Este será su primer amor.
B. El Segundo Amor: Asuntos Familiares
..., marido de una sola mujer,... Que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, )cómo cuidará de la iglesia de Dios?)... I Timoteo 3:2,4 y 5
Para el pastor cristiano hay solamente dos opciones en cuanto a la familia: o no tenerla (I Cor 7:32) o tenerla y cuidarla bien (I Tim 3:4,5). Muchos pastores han tratado de vivir entre las dos opciones: teniendo la familia pero viviendo como si no la tuvieran. Nosotros, en la introducción, señalamos algunos de los problemas que pueden suceder cuando uno trata de vivir Aentre dos@.
Aquí quisiéramos aclarar y defender nuestra posición. La posición es la siguiente: Después de su relación personal con Dios, el segundo lugar en el corazón y la vida del pastor casado pertenece a su esposa y a su familia. Es decir, el segundo lugar no pertenece a la iglesia. El pastor no tiene ni el deber ni el derecho de sacrificar a su familia en el altar de su ministerio. Aunque muchos creen que lo tienen, la Biblia claramente enseña que no es así (I Tim 5:8).



El error principal de los que piensan así es el creer que su relación con Dios y su relación son su iglesia son la misma cosa. O sea, para ellos el tener a Dios en el primer lugar significa Dios y su iglesia. Pero Dios y la iglesia no son la misma cosa. Nuestra relación con Dios sí se vive en el ambiente de la iglesia. Nuestra relación con Dios sí produce fruto en la misma iglesia. La iglesia sí es donde la presencia de Dios se manifiesta en nuestro medio. Sin embargo, aunque afirmamos todo esto, no podemos decir que Dios y la iglesia son la misma cosa. Dios es Dios, y la iglesia es aparte, algo creado y redimido por él.
Decimos todo esto solamente para sugerir que el tiempo que pasamos en o con la iglesia no es, necesariamente, una buena medida de nuestra sumisión a Dios, de nuestro amor hacia Dios. Podemos pasar todo el tiempo en la iglesia sin someternos a la voluntad de Dios en muchas cosas. En algunos casos se puede usar Ala iglesia@ para evitar una plena sumisión en las demás áreas de la vida.
El área que nos preocupa ahora es él de la familia. Hemos dicho que la relación que tiene el pastor con su familia es una relación más básica y, en cierto sentido, más importante que su relación con la iglesia. Queda claro que Pablo lo considera así en la lógica de su argumento. Un buen matrimonio y una buena vida familiar son requisitos para el ministerio del anciano o obispo. La familia tiene prioridad aquí, y es parte del mismo testimonio del pastor. Primero Dios, segundo la familia y tercero, la iglesia. Pablo repite la misma idea con respecto a los líderes de la iglesia en Tito 1:6 donde dice: ... marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía.



Si nosotros queremos tener un ministerio auténtico e integral, tenemos que comenzar donde vivimos. La gracia del Señor tiene que pasar por y morar en nuestros hogares antes de que la podamos llevar a nuestra iglesia. Muchas veces, por el individualismo de nuestra época, se nos olvida que la Biblia dice de los esposos, Ay serán una sola carne@ (Gen 2:25 y Ef 5:31). Casarse con Jesucristo no significa que uno deja la esposa que tiene por la iglesia. Todo lo contrario, significa que uno llega a ser un esposo o una esposa mejor, aun más dispuesto a servir a su familia y así atraerla a Cristo (I Cor 7:12-14).
Lamentablemente son muchas las esposas y familias de pastores que se sienten solas y abandonadas. Y así son. No hay otro remedio para el pastor y su familia que una reorganización total de las prioridades de su vida, comenzando con Dios y llegando primero a su familia.
Antes de dejar este punto, queremos amonestar a los padres de hijos chiquitos. Muchas veces nosotros pensamos que nuestro único deber es el de proveer. Le toca a la esposa criarlos, nos decimos. Pero si usted espera hasta que los niños sean grandes para tratar de establecer una relación con ellos, ya será demasiado tarde. Invierta su tiempo (su dinero no asegurará nada) ahora en ellos y esté seguro de que esta inversión será la mejor de su vida. No espere más, ya es tarde.
C. El Tercer Amor: Sirviendo al Pueblo de Dios
Lo que nosotros hemos tratado de hacer, hasta ahora, es levantar las posiciones que ocupan Dios y la familia en la vida del pastor. No es nuestro deseo minimizar o menospreciar el amor que siente el pastor para su iglesia. Este amor, lo queremos reconocer y alabar. Reconocemos también que le tocarán a la familia del pastor momentos de problemas y sufrimiento. Por esto el pastor debe hacer todo lo posible para mantener a su familia unida y segura en su fe.


Aunque nosotros decimos que este es el Atercer@ amor en la vida del pastor, ya hemos visto que todos los amores son relacionados. Todo procede del amor de Dios hacia nosotros y todo comienza, de nuestra parte, con nuestra respuesta de amor hacia Dios. Para padres de familias, la respuesta personal tiene que ser familiar, o sea, tiene que incluir toda la familia.
Este amor, por supuesto, halla expresión en la iglesia también. La iglesia así llega a ser la familia extendida de no solo el pastor, sino de todo cristiano (Rom 8:29). El pastor es el encargado de la preparación y capacitación de este grupo. El pastor está enamorado con una visión de lo que Dios puede hacer en la vida de cada creyente, y su amor se expresa en su búsqueda de descubrir y desarrollar todos los dones que tiene cada creyente. En I Timoteo nosotros vemos este deseo en todas las exhortaciones de Pablo que animan a Timoteo a seguir fiel en la enseñanza de la pura doctrina de las Escrituras. Lo más importante es el crecimiento y madurez de todos los miembros.
Pablo, en su carta a los Efesios, nos presenta con una visión clara de lo que debe ser el objeto de nuestro amor, la meta de nuestro trabajo, cuando dice:
Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Ef 4:11-13
El objeto del amor del pastor en la iglesia debe ser no solo los miembros como están, sino también esta visión de una iglesia madura y activa; una iglesia que haya llegado a la estatura de la plenitud de Cristo.



5. )Cuáles son los tres Aamores@ en la vida del Pastor?
_1)_______________________________________________
_2)_____________________________________________
_3)_______________________________________________
6. Según I Timoteo 4:13-16, )cómo puede el pastor proteger y cultivar el primer amor de su vida?
_________________________________________________
_________________________________________________
__________________________________________________
_________________________________________________
7. )Qué tienen que ver los camareros con los pastores?
__________________________________________________
_________________________________________________
_________________________________________________



8. )Por qué se decía que la familia del pastor debe ser su
Asegundo@ amor? __________________________________
________________________________________________
________________________________________________
________________________________________________
)Cuáles pasajes hablan de esto?_____________________
________________________________________________
________________________________________________
_________________________________________________
________________________________________________
9. )Cómo son relacionados todos estos Aamores@ en la vida del pastor? )Dónde comienza y hasta dónde llega?
________________________________________________
_________________________________________________
_________________________________________________
__________________________________________________


10. )Cuál es el propósito del amor del pastor hacia su congregación según Efesios 4:11-13?
__________________________________________________
_________________________________________________
________________________________________________
__________________________________________________

  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconInstituto Bíblico Reformado

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconInstituto Bíblico Reformado

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconLiteratura de posguerra (1936-60s) Introducción
«poeta pastor» es hoy unánimemente admirado. Pastor de cabras que por su juventud no perteneció a la Generación del 27, aunque cultivó...

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconLiteratura de posguerra (1936-60s) Introducción
«poeta pastor» es hoy unánimemente admirado. Pastor de cabras que por su juventud no perteneció a la Generación del 27, aunque cultivó...

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconLa leyenda de gilgamesh tablilla I
Gilgamesh no deja el hijo a [su] padre; [Día] y [noche] es desenfrenada su arro [gancia]. [¿Es éste Gilga] mes, [el pastor de la...

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconBiografía del poeta pastor

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconInstrucción secular del Pastor

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ icon2 La carta de 1884 como expresión viva del corazón de un Pastor, Padre y Maestro

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconDespués de haberse agotado la a edición del libro se mones escogidos,...

P3 El Puesto del Pastor en la Tradición Reformada Instituto Bíblico Reformado Esteban De Vries El Oficio de a pastor @ iconCristologia la Doctrina de Cristo Pastor Aarón Álvarez Ríos






© 2015
contactos
l.exam-10.com