Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962






descargar 19.44 Kb.
títuloCoexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962
fecha de publicación12.03.2016
tamaño19.44 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
Asunto: Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962. Los problemas de una sociedad opulenta.

Madrid, 6 de noviembre de 2013.

A quien corresponda:

La década de los cincuenta en su fase final no estuvo exenta de problemas protagonizados por la vida norteamericana 1. El principal fue el relativo a la segregación que la minoría negra sufría en gran parte del país.

El presidente Dwight D. Eisenhower era todo sonrisas mientras bajaba la mano para un apretón de manos con el presidente del Tribunal Supremo Earl Warren al final del juramento público para el segundo mandato en el capitolio en Washington, 21 de enero de 1957. En el centro está John Fey, secretario de la Corte Suprema, que sostuvo la Biblia para la ceremonia.

En realidad, las barreras raciales se abrieron en alguna medida en los años cuarenta y los sesenta. Se explica por los movimientos de población: en 1940 solo el 23 % de la población negra vivía fuera del Sur y en 1970 ya lo hacía el 47 %. Pero allí todavía perduraba la segregación tradicional. Entre 1945 y 1950 hubo trece linchamientos de negros y en el deporte de competición nacional, Ashe, una figura del tenis no fue reconocido hasta 1963. Lo dicho respecto de esta minoría es extrapolable a las demás. En algunos Estados se negó el voto a los indios hasta comienzos de los cincuenta. Solo en 1959 se permitió la admisión legal de braceros mexicanos –chicanos- cuya presencia era imprescindible para la recolección de productos agrícolas en California.

En estas condiciones surgió el movimiento de los derechos civiles que ha sido descrito como “el más significativo movimiento social y reivindicativo de toda la Historia americana”, causante de una auténtica revolución, pero de naturaleza pacífica. El juez Warren que jugó un papel decisivo en ella no parecía tener los antecedentes precisos para su desempeño; ya en la guerra colaboró en los planes de internamiento de los japoneses que vivían en los Estados Unidos, no obstante, Eisenhower lo nombró para el Tribunal Supremo, pero quizás acabó lamentándolo.

El 26 de septiembre 1957, los miembros de la 101 División Aerotransportada ocupan posiciones fuera de Central High School en Little Rock, Arkansas. Las tropas estaban en el deber de hacer cumplir la integración en la escuela.

De cualquier modo él también se involucró, si acaso no llegando a admitir la igualdad entre las razas, pero por lo menos consiguió hacer desaparecer la segregación en el Ejército. Eisenhower acató las resoluciones del Tribunal Supremo pero nunca realizó declaración solemne en el sentido de que la segregación era moralmente inaceptable. Posiblemente ignorase la situación de los negros en el Sur como tantos otros norteamericanos. Al menos, le pareció inaceptable que el Estado desafiara una sentencia judicial o tratara de boicotearla.

En 1954 el Tribunal Supremo presidido por Warren decidió de forma unánime en contra de la segregación en las escuelas públicas de Estados Unidos. En adelante la propia población negra tomó la iniciativa en la defensa de sus derechos. A fines de 1955 una mujer negra de cierta edad subió a un autobús en Montgomery (Alabama) y se negó a sentarse en las filas de atrás, donde le correspondía de acuerdo con los usos tradicionales.

Bill Margolis, uno de los dos poetas beatnick de verso libre, que se dejaba ver en lugares de reunión en North Beach contó con el beneplácito del policía William C. Bigarani, mientras postea otro de sus panfletos en la pared de una tienda de rosquillas en San Francisco ,el 14 de agosto de 1959. A la izquierda está también el poeta Bob Kaufman. Aunque Bigarani se informó de que tenía el respaldo de su superior, un abogado de derechos civiles está hablando de ejercer una acción legal para preservar el derecho a la libre expresión.

Tras esta decisión individual se puso en marcha en aquella ciudad un boicot a los autobuses segregados, una demostración de dignidad que se expandió al resto de la sociedad. La lucha, una vez iniciada, necesitó de un líder, el pastor Martin Luther King. Las Iglesias, el colectivo, más sus teólogos como Niebuhr, salieron en defensa de los derechos de la población negra.

En realidad la protesta negra de los cincuenta tuvo referentes anteriores, pero ahora mostraba un magnitud extraordinaria provocando sucesos hasta entonces inconcebibles. Tras los sucesos de Little Rock, el presidente Eisenhower, muy a su pesar, envió 1.100 paracaidistas y federalizó la Guardia Nacional de Arkansas. Pero la lucha iba ha ser larga y dura: en 1962 no había niños negros en las escuelas a las que acudían blancos en los Estados de Mississippi, Alabama y Carolina del Sur.

De todas maneras, a pesar de que las protestas arreciaron a fines de los cincuenta, los moderados, es decir, los partidarios de la acción reformista basada en principios democráticos siguieron al frente de los movimientos de protesta. A principios de 1960 comenzaron, por ejemplo, las sit-in –“sentadas”- en los lugares donde existía segregación racial. Fueron la táctica principal de las nuevas organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos, como SNCC –Studens Nonviolent Coordinatig Comittee- o SDS –Students for a Democratic Society-. Una oleada de idealismo juvenil a favor de una causa justa que parecía al alcance de la mano.

Al mismo tiempo surgieron signos de disconformidad no solo relativos a la segregación sino también a la propia esencia de la vida norteamericana. Los beatniks nacieron entorno a la Universidad de Columbia, en Nueva York. Estos eran partidarios del alejamiento del confort económico o de la promoción personal, querían llegar a una nueva visión utilizando la droga como medio de acceso a un mundo espiritual diferente: beat venía de beatífico. Kerouac, autor de On the road (1957), una especie de biblia del movimiento, envió un mensaje irónico a Eisenhower tildándolo de gran abuelo blanco como demostración de que ese sector de la juventud distaba del convencionalismo que para ellos representaba el general.

Manifestantes portando pancartas a pie en frente de la Casa Blanca en Washington, el 10 de mayo 1958, para protestar contra las pruebas de armas nucleares. Dijeron que estaban apoyando a otro grupo en la realización de una manifestación de brazos caídos en la sede de la Comisión de Energía Atómica.

Había otras formas de protesta, entre ellas la canción popular Country, como We shall over come de 1959 que sería utilizada en las sentadas contra la segregación racial. Bob Dylan, por ejemplo, convertiría en famosas dos canciones suyas, The times they're changing y Blowing in the wind de 1962-63, que señalaban el distanciamiento generacional entre jóvenes y mayores. Incluso en el cine hubo un marcado cambio de mentalidad. Stanley Kubrick en On the beach y Dr. Strangelove, hacia 1964, trató de los interrogantes en torno a una posible guerra nuclear.

También en la literatura y en el ensayo aparecían signos parecidos. Wright Mills en The Power elite (1956) criticaba la supuesta existencia de un poder dirigente a caballo de la economía y la política capaz de imponerse a la soberanía popular. Riesman y Glazer en La muchedumbre solitaria (1950) habían presentado los inconvenientes de una sociedad carente de vínculo comunitario. Pero fue La sociedad opulenta de K. John Galbraith el libro crítico de mayor difusión durante la época, al señalar los posibles límites de la prosperidad norteamericana. A otro nivel, la novela Peyton Place de Grace Metallious (1956) vino a ser algo así como la demostración del fracaso del sueño norteamericano; en 1966 había vendido 10 m. de ejemplares.

Los manifestantes que llevan pancartas anti-belga y pro-Lumumba en un desfile en Nueva York, West 51st Street, fuera de la Associated Press Building, el 11 de febrero, 1961. La demostración fue en nombre del desaparecido ex primer ministro Patrice Lumumba del Congo. El consulado belga tenía dependencias en el edificio. El Mobutu que se menciona en el cartel de primer plano es el coronel Joseph Mobutu, jefe del ejército del Congo y el archienemigo de Lumumba de quien se informó había salido de la cárcel.

Esta inquietud traspasó las fronteras afectando a las relaciones internacionales. El temor difundido por el missile gap, supuesta ventaja de los soviéticos en este arma, injustificado pero apoyado por los primeros éxitos en la carrera espacial, parecían argumentar en su favor. Eisenhower no se dejó llevar por el pánico, pero al no aumentar los gastos de defensa legó un mundo tenso sobre todo en Cuba y Vietnam donde los medios de antaño parecían imposibles de usar.

La CIA acabo con el gobierno de Indonesia y trató de asesinar a Lumumba y a Castro; también preparó la invasión de Cuba. Estos procedimientos considerados inaceptables por los propios norteamericanos ponían sobre el tapete la cuestión de fondo, la estrategia de la respuesta masiva vigente hasta el momento. Quizás, presagiando un cambio importante tras la presidencia de Eisenhower.

Afectuosamente, JAG.stilo.



1 Fuente principal: Javier Tusell. Manual de Historia Universal. 9. El mundo actual. Historia 16, 2001.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962 iconLa descolonización de asia y áfrica indicador

Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962 iconCuarta comision de politicas especiales y descolonizacion, specpol

Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962 icon¿Qué se entiende por colonialismo, descolonización y colonialidad? 1

Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962 iconComo una industria cultural viable y competitiva acorde con la misión y visión de rtvc

Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962 iconDía un poco menos competitiva y más borrica. Y eso sí que es una...

Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962 iconLa nación domingo 30 de octubre de 1955

Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962 icon16 de junio de 1955: entre recuerdo y reescritura

Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962 iconMalucha Pinto nació en Santiago en 1955

Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962 iconAntecedentes históricos de la computadora (1642 1955)

Coexistencia competitiva y descolonización, 1955-1962 iconTema 13. José ortega y gasset (1883-1955)






© 2015
contactos
l.exam-10.com