Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte






descargar 64.21 Kb.
títuloRama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte
página1/3
fecha de publicación18.07.2015
tamaño64.21 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
  1   2   3
ESTÉTICA FILOSÓFICA

ANÁLISIS DE LA BELLEZA Y DEL ARTE

1. LA REFLEXIÓN ESTÉTICA

Los seres humanos pertenecemos a una especie que se caracteriza por ser curiosa. Queremos saber y controlar todo. Y para ello hacemos muchas cosas. Algunas de nuestras actividades nos permiten conocer mejor aspectos del mundo que nos rodea y les damos el nombre de ciencias. Otras están orientadas directamente a facilitarnos la vida y las llamamos técnicas, y aunque requieren conocimiento su valor fundamental es la utilidad. Pero hay otras actividades con las que buscamos el disfrute sensorial, una comunicación emocional, evadirnos del mundo real y adentrarnos en la ficción; constituyen la actividad artística y su resultado son las bellas artes, cuyo objetivo común es la producción de lo bello. Esta actividad ha dado lugar a una nueva ciencia de lo bello y del arte que es la estética, rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte.

La estética, también conocida como filosofía del arte, es una parte de la Filosofía que se ocupa de problemas como los siguientes:

  • La cuestión acerca de qué es lo bello y, en definitiva, la belleza.

  • La relación entre naturaleza y arte y, en un sentido más amplio, entre el arte y la realidad.

  • La distinción entre los objetos estéticos y objetos no estéticos.

  • El modo de valorar una obra de arte como, por ejemplo, desde la perspectiva del contextualismo frente a la del aislacionismo.

2. LA EXPERIENCIA ESTÉTICA

La experiencia como forma de conocimiento es el medio que tenemos de entrar en contacto con el mundo que nos rodea. Se inicia a partir de una relación sensible con las cosas. Pero por experiencia entendemos también la comprensión de esas mismas cosas a través de nuestra reflexión sobre lo que se nos presenta. Experiencia estética significa lo mismo que experiencia, es decir, el conocimiento que resulta del contacto con los objetos a través de la sensación.

En la actualidad el concepto de estética se entiende de un modo más restringido, como la ciencia que trata de la belleza y de la teoría del arte, por lo que experiencia estética expresa la relación del ser humano con las creaciones artísticas y, en general, con todo lo relacionado con la belleza. Esta relación se entiende como una relación contemplativa que genera algún tipo de emoción. Y, a su vez, la emoción estética es una emoción desinteresada producida por los valores estéticos, entre los cuales destaca la belleza.

Los valores estéticos están incorporados a la obra de arte y sólo se pueden captar a través de ella. Por eso, la experiencia estética es siempre una experiencia que tiene que ver con la sensación porque requiere la presencia del objeto que la provoca; pero supone también una manera específica de contemplar el objeto sólo por él mismo, sin ningún otro tipo de interés. Por otra parte, el objeto de la experiencia estética sólo llega a ser tal cuando lo contemplamos de un modo especial, como algo más interesante de lo que simplemente es como objeto real. Un cuadro es un trozo de lienzo sujeto a unos listones de madera, embadurnado de pintura y colgado de una pared. Pero estéticamente el cuadro no es eso, porque cuando lo contemplamos como obra de arte, vemos algo muy distinto en él. Lo mismo sucede al contemplar la belleza de la naturaleza. Para que la belleza pueda ser objeto de contemplación estética, tenemos que transformarla en espectáculo, es decir, que al observar estéticamente un paisaje no podemos pensarlo como un terreno en el que se pueden sembrar patatas o construir pisos. Si hiciésemos tal cosa estaríamos frente a una huerta o un solar. En este sentido, podemos hablar de dos tipos de objetos estéticos:

  • Objeto artístico: Creado artificialmente por el hombre con la intención de suscitar una experiencia estética, como por ejemplo una pintura, una sinfonía, una representación teatral, etc.

  • Objeto natural: En este caso no se trata de una creación humana, sino que simplemente esta ahí, y el hombre se lo encuentra, como por ejemplo una flor, un atardecer, un paisaje, etc.

Aunque se considera la experiencia estética como un placer agradable a los sentidos, conviene señalar que no puede limitarse a esto, puesto que también resulta placentero a los sentidos un baño caliente, una agradable comida o un masaje eficaz. Ocurre, no obstante, que mientras que estos últimos placeres provocan sensaciones físicas inmediatas bastante agradables, los objetos estéticos van más allá. Y es que en el goce estético hay una dimensión emocional e intelectual que no surge automáticamente por el simple hecho de colocarnos ante un objeto estético. En determinadas ocasiones contemplar una obra de arte o un paisaje produce en nosotros una experiencia especial que nos resulta difícil de comunicar y que supera la simple satisfacción de los sentidos. Precisamente un rasgo característico de los objetos estéticos es que logran comunicar lo lingüísticamente incomunicable.

3. LA ACTITUD ESTÉTICA

La experiencia estética es una emoción que ciertos objetos pueden provocar en nosotros, pero sólo si nos acercamos a ellos de una determinada forma. Solamente una actitud desinteresada puede proporcionarnos el placer característico de la experiencia estética. En este sentido, mantener una actitud interesada supone acercarnos a algo fijándonos en su utilidad y en el beneficio que podemos extraer, mientras que mantener una actitud desinteresada significa apartar esa finalidad utilitarista, esto es, aproximarnos al objeto estético sin convertirlo en un medio o instrumento para nuestro provecho, sino respetándolo como un fin en sí mismo. Para sentir una experiencia estética debemos evitar las siguientes actitudes que, sin ser propiamente estéticas, a menudo acompañan la contemplación artística y natural:

  • Actitud cognoscitiva: Es la que mantiene quien se acerca a algo con la intención de aprender y ampliar su conocimiento. Por ejemplo, quien se acerque a una catedral gótica para conocer detalles arquitectónicos de dicha catedral y del estilo gótico en general, no está teniendo una experiencia estética.

  • Actitud decorativista: Es la que mantiene quien valora un objeto estético sólo por la función y utilidad decorativa que puede proporcionarle. Por ejemplo, quien compra un cuadro porque el estilo y los colores combinan bien con los muebles del salón y la tapicería del sofá.

  • Actitud crematística: Es la que mantiene quien se acerca a algo movido por el interés económico y especulativo o por el prestigio social y económico que supone su posesión.

4. EL CONCEPTO DE BELLEZA

A lo largo de la historia, los filósofos han tratado de responder a cuestiones relacionadas con la estética, tales como: ¿Qué es lo que hace estético a un objeto? ¿En qué consiste la belleza? El resultado es el intento de responder a este tipo de preguntas desde dos posturas diferentes: el objetivismo y el subjetivismo.

  • La belleza es objetiva: Para los filósofos pertenecientes a la escuela pitagórica, allá por el siglo VI a.C., más que hablar de belleza hay que hacerlo más bien de armonía. Para ellos belleza es una unidad de elementos organizados con cierta proporción, la cual se ha de entender de un modo matemático en el conjunto de una estructura que se capta con la vista o con el oído. Surgen así los cánones de belleza del arte griego. Dichos cánones consideran que la belleza es calculable matemáticamente, por estar sometida a reglas que representan o expresan una ley universal. Se trata de un concepto de belleza racional, perceptible e inteligible. Además, la belleza es considerada como una propiedad de las cosas y que está relacionad con la bondad de las mismas. Lo bello es bueno y lo bueno es bello. La naturaleza es el modelo de belleza que el arte representa.

  • La belleza es subjetiva: A partir del siglo XVIII, se empiezan a tener en cuenta el punto de vista del sujeto que contempla la belleza. Se atiende cada vez más a la capacidad que tiene el hombre de emocionarse ante la belleza. Surge así el concepto subjetivo de la belleza, que va adquiriendo importancia a la vez que se rechazala idea de la belleza como simple armonía matemática. Se piensa que es la fantasía, como capacidad de combinar imágenes, la que hace posible la emoción y la creación estética. La contemplación de la belleza produce placer en el sujeto, precisamente porque la belleza depende de la relación entre el sujeto que contempla y el objeto. En el arte se empieza a dar más importancia a la creación imaginativa que a la puramente imitativa.

De igual manera que existen dos tipos de objetos estéticos (natural y artístico), existen también dos clases de belleza:

  • Belleza natural: Es la que suscitan los objetos naturales.

  • Belleza artística: Es la que generan las creaciones artísticas del ser humano, es decir, las obras de arte.

La relación entre estas dos clases de belleza ha variado a lo largo del tiempo. Mientras la concepción estética fue naturalista y mimética, la belleza artística se hizo depender de la belleza natural. Entonces, se consideraba que el arte era bello en la medida en que lograba reproducir la armonía y perfección de los objetos naturales. En la Modernidad, en cambio, se da un proceso de independización del arte respecto de la naturaleza. El arte deja de concebirse como espejo de la realidad y pasa a verse como una manifestación de la libertad y la creatividad humanas, que no está obligada estéticamente a respetar las leyes de la naturaleza. Por ello, la belleza artística deja de valorarse según criterios naturalistas y adquiere importancia y sentido en sí misma.

Kant establece otra clasificación de la belleza en cuanto que el tipo de belleza no depende tanto del objeto que la suscita, sino de aquello que lo hace bello. En este sentido podemos hablar de:

  • Belleza adherente: Es la que posee un objeto en función de las ideas que tenemos de cómo debe ser ese objeto. No es, por tanto, una belleza pura, sino que depende de la finalidad o función que se le atribuye. Así, un edificio o un mueble antiguo sólo pueden ser bellos si se adecuan a nuestra idea de lo que debe ser un mueble o un edificio. Dicho de otro manera,una silla de estilo rococó, por muy elegante que sea, si sólo tiene tres patas y no sirve para sentarse, no podría ser considerada bella, ya que no cumple la finalidad para la que ha sido creada.

  • Belleza libre: Es la que posee un objeto por sí mismo, sin depender de ninguna idea o finalidad a la que adaptarse. Es una belleza pura, puesto que no tenemos ninguna idea preconcebida de cómo debiera ser ese objeto. Así una flor, una cenefa o una melodía son bellas, precisamente porque no responden a ninguna utilidad.

Ralacionada con la belleza está la fealdad, cuya definición comporta tantas dificultades como definir en qué consiste la belleza. Tradicionalmente se ha identificado lo feo con la negación de lo bello. Habitualmente se considera feo todo aquello en lo que se da una disminución o ausencia total de belleza. Esta oposición a la belleza puede entenderse desde una doble postura:

  • Postura formal: La fealdad consiste en la deformación y en la desfiguración.

  • Postura material: la fealdad se asocia a lo éticamente negativo, es decir, a la maldad, la depravación, a los comportamientos perjudiciales para el hombre. Tal relación se encuentra en el hecho de que muchos autores, a lo largo de la tradición occidental, han querido ver los ámbitos estéticos y éticos encontrados: el claro y puro ámbito de la belleza y la bondad, y el oscuro y depravado ámbito de la fealdad y la maldad.

Con el Romanticismo se inicia un proceso de defensa de lo feo en el ámbito del arte. Abundan,entre los artistas de este momento, los temas escabrosos, los paisajes desolados, los sentimientos lúgubres. Ahora cobra protagonismo lo terrible, lo feo y los monstruoso. Sin embargo, en esta época lo feo no es todavía un valor y un fin en sí mismo, sino una forma de expresar ciertas emociones vivenciales. La fealdad sigue siendo un recurso artístico de expresión de sentimiento y no un valor en sí misma. Podría decirse que lo feo va adquiriendo valor estético. Posteriormente, se da una radicalizacióndel gusto por lo feo que lleva a algunas corrientes a reinvidicar lo feo como fin en sí mismo y no como instrumento artístico. En el pintor perteneciente al siglo XX, Francis Bacon, predomina obsesivamente el interés por la distorsión y la deformidad de la figura humana; es decir, por la recreación de una fealdad capaz de provocar repugnancia y rechazo.

5. EL ARTE

En la Antigüedad, y durante mucho tiempo, se consideró el arte como la pericia y habilidad en la producción de algo. En este sentido, lo que hacía el poeta y lo que hacía el carpintero constituían el mismo tipo de actividad. Se trataba de produccir algo, ya se tratase de un poema o de una silla, y ello gracias a ciertos conocimientos y siguiendo ciertas normas. En la Modernidad empieza producirse una escisión en este ámbito y comienza a distinguirse entre artesanía, que es lo propio del artesano, y bellas artes, que es lo que hace el artista. Y de esta distinción se fundamentarán las características de entre la artesanía y el arte, que vienen a ser las siguientes:

  1. Artesanía:

  • Se basa en la aplicación de ciertos conocimientos y habilidades.

  • Es muy importante la experiencia y la tradición.

  • Su producto debe adaptarse a una función y finalidad de carácter útil.

  • Su producto no tiene carácter único y suele ser fruto de la repetición.

  • Se trata siempre de una obra anónima.

  1. Arte:

  • Aunque requiere ciertos conocimientos y habilidades, intervienen también la imaginación y la creatividad.

  • Es muy importante la originalidad.

  • Su producto es autónomo, no se adapta a ninguna función y puede ser perfectamente inútil.

  • Su producto es único e irrepetible.

  • Es una obra de autor.

Por las dificultades que entraña la definición del arte, han abundado a lo largo de la historia distintas concepciones entre las que podemos destacar las siguientes:

  1. El arte como imitación: Defiende que el arte debe ser una copia o imitación de la realidad o naturaleza, una especie de espejo que reproduce fielmente la realidad. Por eso, al artista no se le valora por su originalidad y creatividad, sino por su capacidad para reflejar fidedignamente lo que le rodea. Sin embargo, esta concepción no es tan radical y suele considerarse el arte, más que una copia, una representación de la realidad. Entre las corrientes artísticas que han defendido esta postura tenemos el naturalismo y el realismo.

  2. El arte como expresión: El arte deja de concebirse como reproducción de la realidad y pasa a verse como espresión de emociones y sentimientos vivenciales difícilmente expresables der otro modo. Para los expresionistas, el arte se entiende como un modo que posee el artista para expresar los sentimientos propios o ajenos. También es considerado como un mecanismo que permite al espectador revivir o vivenciar esos mismos sentimientos. Por eso, el arte vendría a ser un tipo especial de lenguaje, capaz de transmitir y hacer entender sentimientos incomunicables mediante el lenguaje común.

  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconLa preocupación por el arte es visible en gran parte de los escritos...
«La voluntad de poder como arte», persigue la historia de la estética, con el fin de averiguar su origen y vicisitudes, qué era el...

Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconLa commedia dell’arte (entendiendo arte como saber hacer, oficio)...

Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconResumen El acento del trabajo está en el cruce de la filosofía, la...

Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconE L arte que propone un análisis del concepto del arte que se valora...

Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconLas matematicas y su relacion con el arte

Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconLa Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones...
«tercera rama» del árbol congregacional. En éste, que es el último número de Com-Union del sexenio, hemos podido reunir las experiencias...

Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconDichos talleres están siendo impartidos por estudiosos del arte,...

Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconTextos de las vanguardias y del novecentismo
«pueblo». Habituada a predominar en todo, la masa se siente ofendida en sus «derechos del hombre» por el arte nuevo, que es un arte...

Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconEl arte puede definirse como las actividades o producciones del ser...

Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconLa música (del griego: μουσική [τέχνη] mousikē [téchnē], "el arte...






© 2015
contactos
l.exam-10.com