La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales






descargar 20.18 Kb.
títuloLa disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales
fecha de publicación29.05.2015
tamaño20.18 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
1. INTRODUCCIÓN

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales

El siglo XV* se define por su carácter de transición entre la Edad Media y la Edad Moderna, de hecho, también es conocido este periodo con el nombre de prerrenacimiento puesto que, aunque perduran elementos medievales, nacen otros que anuncian lo moderno o renacentista. La conciencia de crisis provoca un sentimiento de inseguridad y pesimismo, ya que el mundo se concibe como un caos regido por el azar, o por la diosa Fortuna, la alegoría más representativa de la época.

Ideas relacionadas con el teocentrismo medieval, tales como que puesto que el hombre se sentía indefenso y débil: Dios era su refugio y consuelo, o que la riqueza, el poder y la belleza debían despreciarse por ser bienes perecederos, fueron cambiando a lo largo del siglo XV, sobre todo, en Italia donde comienzan a centrar su atención en la lectura y estudio de los autores clásicos grecolatinos. La visión del mundo de estos autores no coincidía en nada con la concepción teocéntrica del cristianismo medieval. Los prerrenacentistas exaltaban al ser humano y consideraban que su propia razón era lo que debía regir su existencia y que todas sus virtudes estaban encaminadas a hacer más noble su vida en la tierra. Esta concepción del mundo se denomina antropocéntrica.

Muy relacionado con esto último está el Humanismo (corriente de pensamiento que nace en Italia a mitad del siglo XIV y se difunde por el resto de Europa en los siglos XV y XVI que propone una cultura basada en el desarrollo del ser humano como individuo y como ciudadano y que valoraba las actitudes intelectuales y morales de la antigüedad) que en literatura se vincula, sobre todo, a tres escritores italianos de la época: Dante, Petrarca y Boccaccio (s.XIV). Estos autores son muy leídos e imitados en España a principios del siglo XV, llegando así a nuestra literatura la poesía alegórica y la reflexión sobre la intervención de la fortuna o la providencia en la suerte de los seres humanos.

Al mismo tiempo, en las cortes y en las ciudades se extiende el prestigio de la cultura, protegida por una nueva nobleza. Es en torno al ambiente cortesano donde surge gran parte de la literatura culta de la época.

*[En el prerrenacimiento español se distinguen dos grandes periodos: -De 1400 a 1450, en que Juan II de Castilla y Alfonso V de Aragón fueron receptores del Humanismo. –De 1450 a 1517, en que los reinados de Juan II de Aragón y Enrique IV de Castilla supusieron un decaimiento literario que acabó durante el reinado de los Reyes Católicos]

2. LÍRICA MEDIEVAL

2.1 Lírica popular-tradicional

La forma más difundida de esta poesía de transmisión oral y ámbito popular es el villancico (canción propia de villanos), que aunque debió existir desde mucho antes no tiene testimonios escritos en castellano hasta el siglo XV.

Se trata de una forma estrófica que se compone de un estribillo (dos o tres versos que se repiten total o parcialmente en todas las estrofas) y de una glosa que desarrolla el contenido del estribillo.

En cuanto al estilo, es frecuente la ausencia de adjetivos, el predominio de verbos de movimiento y de los diminutivos, las oraciones exhortativas y desiderativas, las repeticiones y paralelismos.

Coincide con las jarchas y las cantigas de amigo en el tema: una doncella enamorada se lamenta de su situación haciendo partícipes de ello a su madre o hermanas. El lugar del encuentro es un entorno rural, en el que cobra relevancia el agua. Motivos habituales son los cabellos de la joven y las flores (que cortados simbolizan la pérdida de la virginidad), la espera, el insomnio, el encuentro o despedida al amanecer....

A veces, es difícil distinguir las auténticas poesías tradicionales y populares de sus imitaciones cultas de los siglos XV al XVII, pues, la imitación culta de la lírica popular se practicó abundantemente, sobre todo, a partir del siglo XVI

2.2 La lírica culta

La lírica culta era de autor conocido y se transmitía por escrito (a diferencia de la tradicional) con un estilo elaborado. Es la poesía de los trovadores (poetas cortesanos que componían no solo el texto, sino también la música de su composición), que nació y se difundió a través de las cortes, por eso se la conoce también como lírica trovadoresca o cortesana.

La primera lírica culta en lengua romance fue la provenzal que tuvo un gran florecimiento en los siglos XII y XIII, extendiéndose su influjo a Cataluña, Galicia y Castilla durante los siglos XIII y XIV.

Los trovadores provenzales difundieron los conceptos de cortesía y amor cortés, que implicaba una nueva visión del amor y unas pautas determinadas de conducta.

La cortesía era la conducta de los que vivían en la corte, modelo de refinamiento y espiritualidad; el amor cortés traslada al terreno amoroso las relaciones feudales de vasallaje, en cuanto que el enamorado se presenta como un vasallo de su dama (por lo general, una mujer casada, motivo por el que las relaciones debían mantenerse en secreto para proteger el honor de la dama y la vida del enamorado) a la que considera un ser superior y le rinde homenaje, servicio y fidelidad.

Esta lírica culta no solo recoge el tema del amor, a menudo como amor cortés, sino también, temas didáctico-morales. La lírica amorosa sigue el modelo trovadoresco y el de Petrarca, mientras que la poesía alegórica de tema moral se inspira en Dante.

La lírica culta cortesana del siglo XV ha quedado recogida en cancioneros realizados con el mecenazgo de nobles y reyes. Destacan el Cancionero de Baena y el Cancionero de Estúñiga. También escriben en esta época los tres grandes poetas del siglo XV: el marqués de Santillana, Juan de Mena y Jorge Manrique.

Íñigo López de Mendoza, marqués de Santillana

Fue uno de los aristócratas más poderosos de su tiempo. Reunió una rica biblioteca, se rodeó de sabios y compuso una abundante obra literaria donde destacan los Sonetos fechos al itálico modo (intento fallido de adaptar al castellano el soneto italiano), algunos poemas alegóricos influidos por la Divina Comedia de Dante y la obra por la que realmente sobresalió, las serranillas, de inspiración popular, donde aparece el encuentro entre una pastora y un caballero.

Juan de Mena

Fue un humanista dedicado en exclusiva al cultivo de las letras. Sin embargo, su poesía se encuentra lejos del ideal renacentista de la claridad y sencillez. Por el contrario, el estilo artificioso, el lenguaje y la sintaxis latinizante y la erudición son las características de sus obras, entre las que destaca el extenso poema Laberinto de Fortuna, dedicado al rey Juan II.

Jorge Manrique

Era un noble que cultivaba la poesía en sus ratos de ocio, siendo la mayoría de ella de carácter amoroso, aunque su mayor genio se reveló al componer, tras la muerte de su padre, el maestre don Rodrigo: Coplas a la muerte de su padre.

Se trata de una elegía con intención doctrinal en la que la experiencia dolorosa de la desaparición de su padre conduce al poeta a una meditación en torno a la vida y la muerte, tras la que propone a su padre como modelo de caballero cristiano. En esta obra sintetiza el pensamiento de la época sobre el tema de la muerte, apareciendo así: la consideración del mundo como vanidad de vanidades; el menosprecio de la vida terrena, la cual solo tiene valor porque procura la vida eterna en el cielo; el tópico del ubisunt (interrogación retórica en la que se pregunta por el paradero de algunos personajes ilustres); la inestabilidad de la fortuna y la presencia igualadora de la muerte implacable.

En cuanto a su estructura, las Coplas se dividen en tres partes: la primera (catorce primeras estrofas) es una reflexión sobre la fugacidad de las cosas terrenales. La segunda (siguientes diez coplas) ejemplifica el carácter transitorio de lo mundano utilizando el tópico del ubisunt. La tercera parte la constituye la glorificación de Rodrigo Manrique, ejemplo de noble cristiano que llega a triunfar con su fama sobre la muerte.

Métricamente, el poema está escrito en coplas de pie quebrado (estrofa de doce versos agrupados en dos sextillas de pie quebrado; los versos son octosílabos, salvo el 3º y el 6º (tetrasílabos -a veces pentasílabo-). La rima es consonante y se distribuye de la siguiente forma: abcabc/defdef

Estilísticamente destacan por su sencillez y naturalidad.

3. NARRATIVA MEDIEVAL

3.1 Narrativa en verso. El romance

Los romances son breves composiciones épico-líricas formadas por un número indefinido de versos octosílabos con rima asonante en los pares, quedando libres los versos impares, que parece ser que surgen de la fragmentación de los antiguos cantares de gesta, aunque hay quien piensa que el romance nació de forma independiente, fruto de la invención de algún poeta que habría tenido inmediata y numerosa continuación. Sus primeras manifestaciones se remontan a finales del siglo XIV y se transmiten oralmente durante el siglo XV.

El Romancero viejo está formado por aquellos romances documentados entre fines de la Edad Media y mediados del siglo XVI, época en que gozaron de gran popularidad

A partir de la segunda mitad del siglo XVI y durante el s.XVII, poetas de renombre como Cervantes, Quevedo o Lope de Vega componen, a imitación de los tradicionales, nuevos romances, que constituyen el Romancero nuevo (composiciones de carácter culto, cuya versión definitiva se fija por escrito, por lo que no hay múltiples variantes como sucedía en el Romancero viejo)

Temáticamente, suelen clasificarse los romances viejos en:

- Romances de tema épico castellano (Bernardo del Carpio, el Cid Campeador, Fernán González…)

- Romances fronterizos y moriscos (desarrollan escaramuzas guerreras entre moros y cristianos en las tierras de frontera, o bien cantan la caballerosidad y refinamiento de los moros)

- Romances de tema épico francés (Carlomagno, Roldán…)

- Romances novelescos y líricos (temas bíblicos, mitológicos, de historia clásica o puramente inventados. Los líricos tratan el tema amoroso y en ellos predomina el sentimiento del protagonista)

Estilísticamente, sus principales rasgos son las repeticiones, enumeraciones, antítesis, uso de fórmulas y epítetos épicos, lenguaje arcaizante, uso del presente histórico, las llamadas al oyente, diálogos frecuentes, sencillez sintáctica… Se caracterizan, por lo tanto, por su aparente claridad y sencillez.

3.2 Narrativa en prosa

3.2.1 Didáctica

Dentro de la prosa didáctica destaca la figura del Aricipreste de Talavera, autor de El Corbacho

3.2.2 De ficción

Dos son los géneros que se desarrollan en este siglo:

La novela sentimental

Anticipa muchos rasgos de lo que después conoceremos con el nombre de novela. El análisis de las relaciones amorosas es el eje de estas obras. La obra cumbre de este género es Cárcel de amor de Diego de San Pedro.

Los libros de caballerías

Debieron de leerse y conocerse en la Península en los últimos siglos medievales, aunque como no eran de origen hispánico, fue a través de traducciones y adaptaciones. La primera muestra estrictamente peninsular es el Libro del caballero Zifar de hacia 1300. De finales del siglo XV es Tirant lo Blanch en lengua catalana, aunque el libro de caballerías más importante será Amadís de Gaula.

Los libros de caballerías son libros de aventuras protagonizadas por caballeros cuya misión es restablecer el orden y proteger a los indefensos. La caballería reafirma la necesidad del estamento nobiliario en una época en la que su función guerrera está en entredicho debido a la aparición del soldado profesional, de ahí, la adscripción del protagonista a una genealogía escogida.

Literariamente, los personajes son meros tipos, sin apenas evolución ni desarrollo psicológico; el amor es el tema central y el que determina el comportamiento de los personajes, que se dividen en buenos y malos; los escenarios son imaginarios y, a menudo, maravillosos.

4. TEATRO MEDIEVAL

4.1 Teatro religioso

Se conocen diversas manifestaciones dramáticas de este tipo de teatro desde mediados del siglo XV. Se conocían con el nombre de autos y se representarían en carros o escenarios móviles, constituyen el antecedente de lo que más tarde serán los autos sacramentales. Destaca Gómez Manrique como creador de este teatro de temática religiosa.

4.2 Teatro profano

A finales de siglo encontramos también muestras destacadas de teatro profano, siendo fundamental en su aparición, el refinamiento en los gustos de la nobleza, que comienza a dar acogida en sus palacios a las representaciones dramáticas. El teatro popular pasa de la calle a los espacios interiores, transformándose por lo que respecta a las nuevas circunstancias de lugar y público: se convierte en teatro cortesano.

En esta transformación tiene gran relevancia Juan del Encina, el primer autor dramático castellano en quien apunta ya el espíritu del Renacimiento.

A finales del siglo XV habían nacido ya otros importantes autores que escribirán sus obras durante la centuria siguiente. El género teatral en castellano se desarrollará desde entonces con pleno vigor.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales iconLa disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se...

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales iconLa Poesía medieval del siglo X al siglo XIV

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales icon1499. Periodo que, sin embargo, no puede considerarse homogéneo....

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales iconLiteratura medieval I (Desde los orígenes hasta el siglo XIV)

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales iconLas relaciones de Machado con el romanticismo y las de este movimiento...

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales iconMovimiento literario, científico y filosófico que se produjo en toda...

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales iconLas letras hispanoamericanas en el siglo XIX nelson Osorio T. [9] Prólogo
«Recuperaciones del mundo precolombino y colonial en el siglo XX hispanoamericano»

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales iconLas letras hispanoamericanas en el siglo XIX nelson Osorio T. [9] Prólogo
«Recuperaciones del mundo precolombino y colonial en el siglo XX hispanoamericano»

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales iconA finales del siglo XIV tuvo lugar en toda Europa una brutal epidemia...

La disgregación del mundo medieval anunciada en el siglo XIV, se acentúa en este siglo y se observa ya una honda crisis en las relaciones sociales estamentales iconAl finalizar el siglo XX hay en el mundo más de 000 millones de musulmanes....






© 2015
contactos
l.exam-10.com