Modernismo y generación del 98






descargar 37.08 Kb.
títuloModernismo y generación del 98
fecha de publicación01.04.2017
tamaño37.08 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
MODERNISMO Y GENERACIÓN DEL 98.

A fines del siglo XIX y principios del siglo XX España está inmersa en una crisis económica, política, social y espiritual. La Restauración no fue capaz de paliar los graves problemas, aunque supuso un periodo de relativa tranquilidad, marcado por la alternancia en el gobierno de liberales y conservadores. En 1898 el gobierno de Sagasta lleva a España a una guerra desigual que termina con el conocido Desastre del 98, en que España pierde Cuba, Filipinas y Puerto Rico, muchas vidas e influencia económica. La situación se agrava y la crisis económica se convierte en social. En 1931 se proclama la 2ª República, que intentará resolver los graves problemas del país, pero que encontró todo tipo de obstáculos. España se despeña entonces en la Guerra Civil (1936-1939).

A principios de siglo España era un país atrasado en todos los sentidos. Por ello, se analiza la realidad española en profundidad para intentar regenerar el país y se vuelven los ojos a autores como Larra, Cadalso o incluso Quevedo. Ya a fines del siglo XIX el interés recayó en la educación como única vía posible de regeneración. Los viejos líderes intelectuales fueron sustituidos por Giner de los Ríos ( que fundó la Institución Libre de Enseñanza), Galdós, Ramón y Cajal, Menéndez Pelayo.... De todo este caldo de cultivo nació el movimiento regeneracionista: Joaquín Costa, Ramiro de Maeztu y Francisco Silvela intentaron buscar lo propio del alma española, labor que será clave para el 98 y que después continuarán hombres como Menéndez Pidal, Américo Castro y Ortega y Gasset.

MODERNISMO

Podemos definir el Modernismo literario como un movimiento de ruptura con la estética vigente que se inicia en torno a 1880.

Sus características más importantes son:

  • La influencia francesa es fundamental. Además de los grandes románticos (Víctor Hugo), hubo dos movimientos claves: el Parnasianismo, hace que se instaure el culto a la perfección formal y una poesía serena y equilibrada de formas puras y escultóricas ; el Simbolismo, corriente de idealismo poético que postula que el mundo sensible no es más que el reflejo o símbolo de las realidades escondidas, y la misión del poeta es descubrirlas, de ahí que los versos se llenen de misterios, sueños y símbolos.

  • En cuanto a la temática modernista, apunta en dos direcciones: la exterioridad sensible y la intimidad del poeta (vitalismo y sensualidad pero también melancolía y angustia).

  • La estética modernista tiene como base la búsqueda de belleza, armonía y perfección, de ahí el esteticismo que lo invade todo, al menos en la primera etapa del movimiento. Su símbolo va a ser el cisne y su color el azul.

  • Los modernistas se valdrán de todos aquellos recursos estilísticos que se caractericen por su valor ornamental, su valor sugeridor o ambos: aliteraciones (la libélula vaga de una vaga ilusión), sinestesias (verso azul, sol sonoro), imágenes (nada más triste que un titán que llora / hombre montaña encadenado a un lirio) y enriquecimiento del léxico con cultismos o voces exóticas o adjetivación ornamental (dromedario, ebúrneo cisne).

  • El exotismoy el cosmopolitismo. Estos rasgos contribuirán a formar los ambientes aristocráticos que envuelven los poemas modernistas.

Los principales representantes del Modernismo son:

Rubén Darío, escritor nicaragüense e introductor del Modernismo en España. Publica en 1888 su obra Azul, que supone la obra inaugural del movimiento y que le convirtió en padre del Modernismo ya que supuso una revolución formal por la modernización de recursos expresivos y el cuidado del ritmo. Continúa con Prosas profanas y evoluciona hacia un tono más reflexivo y abandona el preciosismo en Cantos de vida y esperanza, poesía trascendental en la que reflexiona sobre la vida y aparece su preocupación social y denuncia los peligros de la dominación americana para la cultura hispana.

Ramón María del Valle Inclán.

Sus Sonatas representan la cima de la prosa modernista: son cuatro novelas breves que recogen las memorias del Marqués de Bradomín, un don juan “feo, católico y sentimental”. Cada una de ellas supone un paisaje, una estación y una edad de la vida diferentes: La Sonata de estío nos cuenta una relación amorosa en Méjico; la Sonata de otoño, su relación con una enferma de tuberculosis en Galicia; la Sonata de primavera la relación con una novicia a orillas del Tirreno; y la Sonata de invierno, su pérdida del brazo por Carlos VII en Navarra.

Antonio Machado.

Soledades,galerías y otros poemas. Se trata de un modernismo intimista ya que Machado escribe mirando hacia dentro, en un íntimo monólogo

Juan Ramón Jiménez.

(Os lo pongo aquí porque al menos hay que hacer referencia a su etapa modernista, pero lo estudiaremos en otros temas en profundidad: el Novecentismo.)

Dentro de la que él mismo llamó “época sensitiva”, entre 1908 y 1915, sus obras Elejías y La soledad sonora, representan su poesía “vestida con los ropajes del Modernismo” pero sin llegar a la exuberancia de aquél. Es un Modernismo intimista, orientada hacia la contemplación y la confesión sentimental.

GENERACIÓN DEL 98

Se dio el nombre de Generación del 98 a aquellos autores que compartían una serie de características generacionales: nacieron en años poco distantes (10 años separan al mayor, Unamuno, del más joven, Machado), tuvieron una formación intelectual semejante, eran un grupo de jóvenes escritores que pronto entraron en contacto, acudieron a las mismas tertulias y colaboraron en las mismas revistas literarias.

Hay una serie de características que configuran lo que tradicionalmente se conoce como mentalidad del 98, además del ya mencionado idealismo:

  • Las preocupaciones existenciales: los interrogantes acerca del sentido de la vida, la muerte o el tiempo producen en los escritores o en sus personajes hastío vital o angustia, en especial en Unamuno.

  • El tema de España se enfocará con tintes subjetivos, de forma que los anhelos y angustias íntimas de los autores se proyectan sobre la realidad española.

  • La historia, es otro de los campos de reflexión: al principio se acude a ella para rastrear las raíces de los males presentes, pero después se buscan los valores permanentes de Castilla y de España. Les atrajo también lo que Unamuno llamó “intrahistoria”: la vida callada de los millones de hombres sin historia que, con su labor diaria, han hecho la historia más profunda”. Y junto al amor por España, el anhelo de europeización, aunque con el tiempo dominará en casi todos ellos la exaltación casticista.

  • Una renovación literaria que rechaza la estética precedente. Con una clara voluntad antirretórica quiere ir a las ideas, al fondo, de ahí el sentido de la sobriedad y el cuidado del estilo: desprecian por igual el prosaísmo y el exceso de retórica. Amplían el léxico español con palabras tradicionales o terruñeras que toman del habla de los pueblos o de las fuentes clásicas.

  • El subjetivismo se convierte en un rasgo esencial, de ahí que el lirismo impregne un gran número de páginas que desvelan el sentir personal de cada autor (intimismo). Frente al tema de España, se mezclan amor y dolor, de ahí que junto a la visión de atraso y pobreza, encontremos cada vez más una exaltación lírica de los pueblos y del paisaje, fundamentalmente de Castilla, en la que vieron la cuna de la nación, de la tradición literaria y de la cultura, que tiene como máximo exponente a Don Quijote. Su atracción por lo austero de las tierras castellanas supuso una nueva sensibilidad.

  • Innovaron en el campo de los géneros literarios: se observan profundos cambios en la novela y se configura el ensayo moderno. Las novelas pierden el protagonista único y el argumento lineal y final cerrado que imperaba en el Relismo del XIX. La crítica reprochó estos cambios en la novela de Unamuno y este respondió que él no componía novelas sino nivolas creando así el concepto de nivola que imperará en el 98. Menor éxito tuvieron los intentos de renovación en el teatro, a excepción de Valle.

La estética y el espíritu noventayochista se manifiesta en todos los géneros literarios: novela, poesía, ensayo y teatro. Sus principales representantes son:

Miguel de Unamuno (1864-1936)

Considerado el guía de los noventayochistas. Cultivó todos los géneros literarios y todas sus obras se hayan vertebradas en torno a dos ejes temáticos fundamentales: el tema de España y el sentido de la vida humana.

Ensayos: En torno al casticismo, Vida de Don Quijote y Sancho, Del sentimiento trágico de la vida .

En su teatro representó directamente los conflictos íntimos, así en Fedra, Raquel encadenada, La esfinfe, Soledad y El otro.

Novelas (su producción más importante): Paz en la guerra. Amor y pedagogía, Niebla, la subtitula nivola como reacción a la crítica, Abel Sánchez (cainismo), La tía Tula (maternidad) o San Manuel, bueno, mártir (un cura pierde la fe pero guarda las apariencias para procurarles la felicidad a sus feligreses).

Ramón María del valle Inclán (1866-1936).

Después de publicar sus Sonatas empieza a alejarse del Modernismo para preocuparse por el pueblo, los oprimidos y el la situación de España. Comedias bárbaras son tres obras teatrales en las que recupera Galicia pero ahora con toda su miseria. Esta tendencia se acentúa en la trilogía de novelas La guerra carlista. En las novelas de la última etapa, como Tirano Banderas o el ciclo de novelas históricas El ruedo ibérico, el estilo, como en los esperpentos, es desgarrado.

Tras esta etapa de transición llega el esperpento, cuyo máximo exponente es su obra teatral Luces de bohemia. Pone su estética al servicio de las ideas del 98: lo trágico y lo grotesco se mezclan para dar como resultado una estética que pretende ser la superación del dolor y la risa. Deforma la realidad para realizar un profundo análisis crítico de la sociedad.

José Martínez Ruiz, “Azorín” (1873-1967)

Sus tres primeras novelas son de carácter autobiográfico y de ella toma su pseudónimo: La voluntad, Azorín y Confesiones de un pequeño filósofo.

Pío Baroja (1872-1956)

Dos son las notas que caracterizan la personalidad de este autor: pesimismo e individualismo.

Se dedicó casi en exclusiva a la novela. Sus personajes, son siempre un reflejo del autor. Anheló ser un hombre de acción, pero era un ser abúlico, de ahí que encontremos personajes en los que se proyecta este ideal de hombre de acción que siempre quiso ser, y otros, como Andrés Hurtado, se muevan por el mundo con esa monomanía deambulatoria tan característica en Baroja.

Destacaremos Camino de perfección y tres trilogías La raza (El árbol de la ciencia, La dama errante y La ciudad de la niebla); La lucha por la vida (La busca, Mala hierba, Aurora roja) y La tierra vasca (La casa de Aizgorri, EL mayorazgo de Labraz y Zalacaín el aventurero).

Antonio Machado (1875-1939)

Su obra noventayochista es Campos de Castilla. Todo el libro es un itinerario temporal que va desde Castilla la Vieja hasta Andalucía pasando en el centro de este viaje por la muerte de Leonor.

En su etapa final destaca Nuevas canciones y Poesías completas.

Hizo algunas de teatro en colaboración con su hermano Manuel como La Lola se va a los puertos o Juan de Mañara.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Modernismo y generación del 98 iconNovecentismo o generación del 14. Características de la novela y...
«lo que ya no es ni modernismo ni noventayochismo y no es todavía vanguardia -de difícil delimitación- y confluirá en la generación...

Modernismo y generación del 98 iconModernismo / generación del 98 modernismo

Modernismo y generación del 98 iconModernismo y generación del 98

Modernismo y generación del 98 iconEl modernismo y la generación del 98

Modernismo y generación del 98 iconModernismo y Generación del 98

Modernismo y generación del 98 iconEl modernismo y la generación del 98

Modernismo y generación del 98 iconEl Modernismo y la Generación del 98

Modernismo y generación del 98 iconEl modernismo y la generación del 98

Modernismo y generación del 98 icon1. Modernismo y Generación del 98

Modernismo y generación del 98 iconModernismo y generación del 98






© 2015
contactos
l.exam-10.com