Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes






descargar 219.4 Kb.
títuloDidáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes
página1/4
fecha de publicación30.03.2017
tamaño219.4 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Literatura > Literatura
  1   2   3   4

DIDÁCTICA ESPECÍFICA y RESIDENCIA DOCENTE en LENGUA Y LITERATURA Observaciones de prácticas docentes

OBSERVACIONES DE PRÁCTICAS DOCENTES
Consideraciones a tener en cuenta
Uno de los propósitos fundamentales de nuestra materia es la construcción por parte de los estudiantes de una mirada más compleja sobre lo que se entiende por práctica docente y por didáctica de la lengua y la literatura. La construcción de esta mirada crítica implica que los estudiantes puedan poner en tela de juicio sus propias representaciones acerca del conocimiento y luego, en el periodo de prácticas, reflexionar acerca de las múltiples y complejas variables que inciden en los procesos de enseñanza y aprendizaje en distintos contextos.

El sentido de la asignatura Didáctica Específica y Residencia en Lengua y Literatura1 es el de otorgar un estatuto privilegiado a la formación de futuros profesores,lo cual conlleva una dimensión política relacionada con la inserción de los graduados en Letras en la sociedad. Es decir que asumimos las expectativas académicas y sociales del alumno como profesional, su perfil y su posible intervención en el mundo laboral (Andino y otros:2009).

Las prácticas de enseñanza son “prácticas en terreno” que discuten la idea de un “pasaje normal” entre la formación académica y el mundo laboral en ámbitos formales y no formales. Por ello, la formación de los residentes implica una compleja articulación entre teoría y práctica. En este sentido planteamos un recorrido donde el alumno realizaráobservaciones de clase, registrará prácticas de enseñanza de lengua y literatura, analizará relatos de experiencia y transitará sus propias prácticas docentes ingresando a instituciones escolares que conoce por su experiencia formativa, y a nuevos espacios educativos formales y no formales de los cuales tiene una escasa o nula referencia (comedores escolares, cárceles, instituto de menores, talleres de escritura y lectura para niños en clubes y bibliotecas o “unidades de base”, entre otros).

La idea es que puedan analizarse las prácticas de la enseñanza como prácticas sociales diversas con una mirada que pueda deconstruir lo explícito e implícito en ellas. Las prácticas docentes son entendidas como las particulares acciones que docentes y alumnos cumplen en el interior de las instituciones escolares con el fin de compartir un conocimiento considerado socialmente significativo. Consisten en la reconstrucción de un saber o un conjunto de saberes que una sociedad dada estima relevante para ser comunicado y apropiado por sus jóvenes generaciones. Estas prácticas escolares, en sentido más general, acaecen en un espacio de intercambio de significaciones culturales que suceden en dimensiones supraindividuales. Las prácticas escolares constituyen prácticas sociales en el sentido en que modifican tanto a la realidad como a los sujetos que en ellas participan.

Para ingresar en el universo de lo escolar hay que mirar a la práctica desde otro lugar que la simple otredad y tratar de entender la lógica que la organiza y las múltiples aristas que entran en juego en el momento en que se lleva a cabo una práctica docente en un determinado espacio educativo”.Esto es: deconstruir el quehacer del docente, localizar rituales escolares, analizar modos de mediación del docente y de coexistencia de los procesos de razonamiento del enseñante y de los alumno; guiados por las investigaciones sobre el mundo cotidiano, el sentido práctico y las culturas escolares de corte etnográfico(Andino y otros).

En ese sentido es interesante recordar que de acuerdo con lo expuesto por los sociólogos de la educación y los analistas institucionales, las escuelas configuran una “cultura institucional” que atraviesa todas las acciones más o menos conscientes que realizan los sujetos pedagógicos en su relación de aprendizaje y convivencia interpersonal. De este modo, nuestra aproximación a la realidad de la enseñanza de la lengua será elaborada teniendo en cuenta esta totalidad de la cultura escolar: la cultura de los profesores, la cultura de los alumnos, el curriculum prescripto y el oculto.

Es decir, nuestros alumnos futuros profesores de Lengua y Literatura llegarán a una institución con el ánimo de comprender la trama de significaciones y de prácticas discursivas que configuran la enseñanza y el aprendizaje y, dentro de estas consideraciones, el particular aprendizaje de la lengua y la literatura.

El primer ingreso a la institución escolar se produce cuando los alumnos eligen una institución para hacer su primera entrada al campo, sus observaciones en una clase de Lengua y Literatura. Ellos observan las clases y van tomando notas de campo para escribir posteriormente un registro de clase. Con estos escritos todavía fragmentarios, se inicia la reflexión conjunta -en el espacio de las clases prácticas- de lo que sucedió en las clases observadas.

Con esas lecturas y escuchas de palabras, ideas sueltas, frases rescatadas del bullicio de los alumnos se va generando una mirada etnográfica sobre la práctica, de paulatino desentrañamiento de las interacciones entre docentes y alumnos y de los modos de circulación y reconstrucción del conocimiento en el aula. Esas escrituras constituyen la sustancia de la práctica y manifiestan las múltiples voces que la conforman. A la vez, la lectura de estos textos imprime la mirada sobre la práctica de los estudiantes como dela del profesor de prácticas. Todos, de manera polifónica, otorgaremos voz y vida a esos escritos que se transformarán en losInformes de observación, donde se abordará analíticamente y con basamentos teóricos críticos la práctica puesta en escena en los registros tomados por el estudiante. Es un recorte de la experiencia donde se privilegia un problema de la práctica de la enseñanza de la lengua y la literatura. Es en ese texto donde la polifonía sobre la práctica expresa las múltiples dimensiones que se juegan en el enseñar y aprender.

Observar y escribir

En este recorrido de las notas de campo, pasando por el registro al Informe de observación,la dificultad que encuentran los alumnos es no sólo la propia escritura capaz de evidenciar la densidad de la práctica sino, sobre todo, la pregunta acerca de qué es lo que se debe mirar, dónde se debe fijar la mirada para encontrar la clave para desentrañar la práctica. Se trata de orientar la búsqueda hacia la observación de la vida cotidiana de la escuela o, mejor aún, de lo cotidiano que hay en la clase de enseñanza de la lengua y la literatura para luego poder distanciarse y objetivar esa realidad.

En este sentido, la tarea de observar busca recuperar los protocolos del etnógrafo, no sistematizados como los tiene un investigador experimentado sino en forma de preguntas que ayuden a encontrar el camino para una observación enfocada en los modos de apropiación del conocimiento y las concepciones de lengua y literatura que se ponen en juego en el hacer docente.

La escritura, entonces, se constituye en un artefacto epistemológico. Es decir, promueve el análisis de las representaciones, habitus, matrices, modos de apropiación del conocimiento y estrategias didácticas que se manifiestan en las prácticas docentes y, al mismo tiempo, permite en el proceso de observación, práctica y reflexión sobre la Residencia, construir como objeto de conocimiento la enseñanza de la Lengua y de la Literatura.

En qué nos ayuda la Etnografía

El paradigma pedagógico que sostenemos estudia los intercambios escolares conjugando una mirada proveniente de la Antropología y de su dimensión metodológica: la Etnografía,a cuyas categorías se adscribe. Nos proponemos trabajar como observadores a la manera del etnógrafo quien entra al “campo” con el afán de observar, de interpretar y de comprender las complejas relaciones e interacciones que configuran a una cultura en particular, en nuestro caso el aula en el contexto de la institución.

El trabajo del etnógrafo tiene como objetivo comprender a la cultura escolar pero no desde su propia perspectiva de extranjero sino intentando escuchar y relevar las voces de los propios actores del campo, para que la interpretación recoja también la perspectiva de los protagonistas: en nuestro caso el docente y los alumnos en el aula y los demás docentes, directivos y personal en el caso de la institución. La interpretación final será siempre consensuada por el observador y sus observados.
Las investigaciones etnográficas priorizan el trabajo de campo, la escritura de las prácticas y la tarea interpretativa como proceso que constituye la investigación en sí misma. La etnografía tiene la función de recuperar las voces y acciones de los actores y reforzar la interpretación de las prácticas. Con este aporte teórico el alumno puede: revisar cómo y por qué se ponen en acto ciertas representaciones y supuestos de los sujetos, identificar cuáles son las relaciones de los agentes con los objetos de estudio que abordan, detectar en la pre-visión de la práctica y en su puesta en acto, lo emergente y lo oculto.” (Andino, Blake, Mathie y Sardi:2009)2.

Elsie Rockwell (2009)3 dice que se puede entender la etnografía como una manera de comprender el mundo. El propio mundo en relación con los otros, aquellos que detentan el poder y el privilegio. Lo que el etnógrafo hace es documentar lo nodocumentado de la realidad social. En contraposición con la Historia que por lo general estudia los documentos elaborados desde el poder, es decir, desde quienes son amplios y hacia ello tienen los medios para dejar por escrito los sucesos y que lo hacen en función de sus propios intereses(...). En las sociedades modernas, lo no documentado es lo familiar, lo cotidiano, lo oculto, lo inconsciente.Los ámbitos de lo no documentado dentro de las sociedades letradas son amplios y hacia ellos se dirige el etnógrafo para dejar testimonio escrito público de realidades tanto cercanas como lejanas.”(Rockwell: 23).

Se trata de una perspectiva cualitativa en el sentido en que no se trata de medir, de cuantificar las conductas o tipos de comportamientos estándar sino de estudiar la particularidad de cada campo, sus relaciones y atravesamientos y comprender la función simbólica interna que adquieren.No pretende construir leyes universales sino caracterizar y explicar la singularidad de las culturas en su trasfondo más amplio.

El producto del trabajo del etnógrafo es ante todo la escritura de una descripción que captura la riqueza de las relaciones particulares de la localidad –en nuestro caso aula, escuela- y orienta el análisis tanto interno como externo que éstas invisten. Esta técnica de indagación integra descripción y teoría, ya que presupone una dimensión interpretativa producto de un trabajo teórico previo. Lo interesante es que en la tarea no habría división entre la recolección de datos y el trabajo de análisis: ambas son indisociables del proceso investigativo asumidos por la misma persona. La técnica se conoce como descripción densa,4 en el sentido en que el observador va registrando minuciosamente todo tipo de acciones que configuran la práctica seleccionada y luego va leyendo e interpretando y debe ir contrastando sus hipótesis con la opinión de los propios observados.

Otra característica específica de la etnografía es la atención a las significados, intenta comprender la visión de los “nativos” o que Geertz llamó el “conocimiento local”, es decir, lo que interesa es interpretar los significados locales, y reconoce el valor de sus conocimientos y costumbres y eso se logra gracias a mantener una perspectiva teorice. La descripción de lo particular es consecuencia de la elaboración teórica y no solamente de la observación empírica, es necesario un trabajo conceptual para poder trascender las categorías etnocéntricas que suelen colocar lo ajeno dentro del esquema cultural propio, el antropólogo se abre a otras maneras de percibir y comprender el entorno natural y social, tratando de despojarse de su propia mirada o al menos siendo consciente de ella.

La idea es producir conocimiento dentro de la lógica de cada formación cultural a la luz de antecedentes internos; pero a su vez eso permite comprender y descubrir la común humanidad de las culturas. Uno debe dejarse sorprender en el campo (aula, escuela) pero no caer en el vacío teórico. Y quizá lo más importante es que desde la etnografía se construye conocimiento describiendo realidades particulares (cada aula, cada institución) a la vez se propone relaciones relevantes para las inquietudes más generales (Rockwell: op. cit.).

En síntesis, se parte de la experiencia prolongada del etnógrafo en una localidad y de la interacción con quienes la habitan, produce como resultado de un trabajo analítico, un documento descriptivo que produce un conocimiento local, un trabajo reflexivo que permite trasformar y precisar la concepción desde la cual se mira y se describe esa realidad. En nuestro caso será muy importante el proceso que los estudiantes -como observadores etnográficos- vivirán como toma de conciencia de las representaciones naturalizadas con que llegan por segunda vez a la escuela y esta revelación les permitirá cambiar sus puntos de vista por los de los “actores locales” – cultura escolar, docentes y estudiantes, relaciones de conocimiento y de vinculación social- replanteando sus anteriores creencias.

Entonces, hechas estas consideraciones para estudiar y comprender las prácticas docentes vigentes se irá trabajando casi simultáneamente en dos líneas:

a) el ingreso al campo (institución y aula particular) en lo que denominamos Trabajo de campo y

b) la escritura procesual del Informe de Observaciones.
El Trabajo de campo implicará la recolección de los datos de acuerdo a las siguientes técnicas:

Participante

Observación

No participante o “mosca en la pared”

Técnicas de
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes iconResumen a partir de la definición del objeto de la didáctica de la...
«conocimiento práctico de los usos de poetas y prosistas» y la Real Academia de la Lengua Española: «El arte de hablar y escribir...

Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes iconProgramación docente lengua castellana y literatura eso 4

Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes iconProgramación docente lengua castellana y literatura eso 4

Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes iconProgramación docente lengua castellana y Literatura ep tercer Curso

Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes iconProgramación docente- lengua castellana y literatura ep segundo ciclo

Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes iconDidáctica de la lengua y de la literatura

Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes iconProgramación didáctica de lengua y literatura

Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes iconLengua y literatura unidad didáctica 2

Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes iconSi pinchas en este enlace, puedes acceder a prácticas diversas relacionadas...

Didáctica específica y residencia docente en lengua y literatura observaciones de prácticas docentes iconProgramación didáctica lengua y Literatura º eso






© 2015
contactos
l.exam-10.com