El Gallo Crisis






descargar 53.38 Kb.
títuloEl Gallo Crisis
fecha de publicación08.03.2016
tamaño53.38 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos

El Gallo Crisis



Por Ramón Fernández Palmeral
No podemos dejar pasar la ocasión en esta introducción para comentar la revista literaria El Gallo Crisis,[ 1 ] porque decir Gallo Crisis es decir Ramón Sijé, fundada y dirigida por el precoz intelectual y ensayista oriolano, de la que se publicaron seis números (sus dos últimos se editaron dobles y una separata) que duró un año aproximadamente. Subtitulada «Libertad y Tiranía».. Salió el primer número en la festividad del Corpus de 1934 y finalizó en Pentecostés de 1935. Para conocer en detalle los pormenores de esta revista les remito al número 6 de la revista digital El Eco Hernandiano, dentro del apartado «Prensa Histórica», el trabajo de Mari Carmen Tabasco Hernández.

Como acabo de comentar, decir El Gallo Crisis es decir Ramón Sijé, ambos elementos están unidos en entre sí por lazo de pensamiento e ideas neocatólicas. Para conocer en profundidad el pensamiento sijeniano y el propósito esta revista es imprescindible leer el prólogo que José Muñoz Garrigós escribiera en 1973 para la primera edición facsímil editado por el Excmo. Ayuntamiento de Orihuela [2] (estudiaremos en párrafo aparte), aunque hubo otra segunda edición en 1975 encabezado por un agradecimiento de Antonio García-Molina Martínez., donde escribe que «El Gallo Crisis, que nada tenía sino fe, ha cantado por tercera vez, y cantará hasta que se ahogue». Nadie duda hoy en día del neocatolicismo de esta revista, que en tiempos revueltos de la República, trató por todos los medios de evangelizar más que informar.

Todos los analistas, incluido Jesucristo Riquelme[3], aseguran que El Gallo Crisis apunta a un neocatolicismo que tiene secuelas de la madrileña Cruz y Raya, de J. Bergamín, y semejanza con otras europeas, sobre todo francesa y alemana, en su artículo «El pensamiento influyente de Ramón Sijé: utopía y ucronía como alternativas de la realidad republicana», (Empireuma, Orihuela, 1990) nos apunta que «la influencia de Sijé en Miguel y, sobre todo en el auto sacramental es indudable, tanto por su forma como por su contenido. Esta es la dedicatoria del auto que hace el nuevo dramaturgo a su mentor oriolano:

Ramón: Con lo más puro de mi amistad, en mi primer (sic) hoja caída, yo, otoño, el libro: Miguel. Julio 1934».
Cecilio Alonso Alonso señala las relación entre Sijé y la Falange de José Antonio y apunta con cierto descrédito y sarcasmo sobre la «vacilante imagen intelectual de este joven...» [4], y nos hace un amplio detallado estudio del primer fascímil de El Gallo Crisis, coincidiendo en fecha con la salida del libro La decadencia de la flauta.... también en 1973, al que también le dedica unos piropos «Sijé sorprendente niño-maduro, contribuye a minar el progreso intelectual de España, huyendo hacia Dios como fruto de su voluntad de impotencia, inherente según él a la condición de ser cristiano».

Escribió Cecilio Alonso «El fascismo inconsciente de Sijé alcanza su cota más explícitamente contradictoria en el núm. I de El Gallo.... Con violencia verbal acusa al naciente fascismo hispánico de desarrollarse como un partido político, incompatible con la unidad de la razón». Además de la coincidencia entre Sijé y la idea del Fundador de la Falange sobre el «concepto antiromántico», y sobre le unidad y la fuerza en el Ensayo sobre el nacionalismo [5], nos expone el ensayo josé-antoniano que:

...Era, por consecuencia, ideal rousseauniano devolver al hombre su libertad e ingenuidad nativas; desmontar hasta el límite posible toda la máquina social que para Rousseau había operado de corruptora. Sobre la misma línea llegaba a formularse, años después, la tesis romántica de las nacionalidades. Igual que la sociedad era cadena de los libres y buenos individuos, las arquitecturas históricas eran opresión de los pueblos espontáneos y libres. (...). Para la tesis romántica, urgía regresar a lo primario, a lo espontáneo, tanto en un caso como en el otro.
José Muñoz Garrigós (pág. 133 de Vida u obra de Sijé) dijo respecto de Cecilio Alonso, al calificar a Sijé en su famoso artículo de que era «ingenuamente demagógico», a lo que comentó Garrigós: «lo cual es absolutamente inconcebible, pues, aunque joven, Sijé tenía la suficiente formación como para no ser “ingenuo”, y le sobraba autenticidad y honradez personal para prestarse al sucio juego de la demagogia.
José Antonio se debía saber de memoria El Contrato Social, ya que no paraba de hablar de su autor y de sus teorías, se deduce que la idea de la «tesis romántica de las nacionalidades» se deben a la creencia de la libertad del individuo basada en su voluntad y, además, en que la justicia y la verdad no eran categorías permanentes, este planteamiento nada tiene que ver con el romanticismos histórico sijeniano, que nunca habla de Juan Jacobo Rouseau. Si Sijé está en contra del romanticismo, creo que se debe, a que esta corriente del pensamiento liberal se alejamiento del clasicismo y del cristianismo y empieza a creer más en ideas nacionalistas de liberación de territorios. Además de esta idea hay que hacer hincapié en las consecuencias internas de los periodos políticos cercanos al Desastre del 98, en que partidos nacionalistas aprovecharon esta debilidad y decadencia española para imponer sus criterios nacionalistas, Prat de la Ribera (1870-1917), padre del nacionalismo catalán, fundó la “Unió Catalanista” en 1892). El PNV se fundó en 1895 por Sabino Arana (1865-1903) que dijo: «El bizkaino es nervudo y ágil; el español es flojo y torpe».

La opinión de Agustín Sánchez Vidal «Se puede apreciar en Sijé ribetes filo fascistas fuertemente teocráticos que alcanzan a Miguel Hernández en poemas inéditos...» Y como bien apunta Verónica G. Ortiz y Mª. Carmen Rabasco en su artículo sobre la biografía de Ramón Sijé en El Eco Hernandiano: «...quería demostrar el verdadero catolicismo, promulgar una religión activa, ya que la religiosidad fue la base de todo su quehacer religioso y human». Y estas ideas se reafirman si examinamos a los miembros del grupo fundador: Ramón Sijé, Jesús Alda Tesán, un aragonés que fue profesor de Literatura en el Instituto Enseñanza Secundaria de Orihuela de 1933 al 1935, amigo de Sijé, Fray Buenaventura de Puzol[6], estudio Derecho canónigo en Roma, ideólogo del grupo se llamaba en la vida seglar Julio Esteve Flors, José María Quilas y Sanz, notario y financiero de la publicación, el padre Juan Colom, catedrático de filosofía en el Instituto, y los abogados Tomás López Galindo y Juan Bellod Salmerón[7] como Secretario.

Por lo expuesto y no es necesario argumentar que tanto Ramón Sijé como Fray Buenaventura Puzol y el padre Juan Colom, teólogos y filósofos cristiano, pretendieron relacionar a Cristo con el símbolo del gallo. Mi argumento es que: Tras la última cena Jesús anunció a Pedro que le negaría tres veces antes de que el gallo cantara. Por ello el gallo en la pasión de Cristo representa las debilidades humanas. También se la asocia a la resurrección por la renovación de su canto en cada amanecer como anunciador de la salida del Sol. En otras culturas como la china, representa a la guerra o al orgullo, sin embargo para nuestro trabajo nos conviene, si queremos acertar y no errar, centrarnos en la tradición cristiana.

El Gallos Crisis guarda un secreto subliminar cuyo significado voy a intentar razonar. El Sol como fuego eterno, omnipotencia divina fue motivo de culto por los egipcios (Ra- Amón Ra), griegos, fenicios y árabes. También representa el símbolo de la alerta y del aviso de una nueva alegría, el anuncio de un nuevo amanecer. El gallo como el ave Fenix, renace cada día, no de sus cenizas sino de su canto, por eso el gallo es emblema de vigilancia, de alerta, el testigo del juramento de Pedro. Si volvemos a centrar nuestro análisis en la tradición cristiana, veremos que el Gallo representa el triunfo de Cristo, y creo y entiendo que en la mentalidad y creencia católica del joven Ramón Sijé y demás fundadores, se concreta en la representación de Cristo. Para ellos la idea de buscar un título a la nueva revista literaria oriolana, debía estar, necesariamente, relacionada con los símbolos de la tradición cristiana de esa ciudad sede el obispado Orihuela-Alicante. Además en el escudo de la ciudad de Orihuela está representado en el cuartel de la izquierda por otra ave, un Oriol o Herodio –especie de águila-real- coronado, con las alas extendidas (escudo estudiado por Antonio García-Molina)[8 ]. Ciudad que es el Obispado-Alicante donde se congregan numerosas ordenes religiosas, donde nació el arzobispo Fernando de Loazes (1497-1568) [9] fundó en Orihuela el Colegio de Predicadores, embrión de la Universidad Literaria y donde se evidencia la creación de una tradición religioso-literaria como en el paisaje narrativo mironiano, el auto sacramental de Miguel Hernández, o los múltiples artículos sobre teología aparecidos en dicha revista.

Si aceptamos que Gallo equivale a Cristo podemos pasar al segundo sustantivo: CRISIS, del cual podemos derivar en dos hipótesis: la primera es que si de seis letras que contiene esta palabra, cuatro coinciden con las primeras letras de CRIS-to, podemos descubrir y encontrarnos con el resultado de: EL GALLO CRISTO. En un artículo «Picotazo» escribe Sijé. «El Gallo Crisis no se quita la corona sangrienta de su cresta» evidentemente hace un símil entre la corona de espinas de Cristo y la cresta bonete del gallo. Por las lecturas de los artículos de Sijé también se desprende que esa crisis es la República.

Para el gallo nos queda una tercera vía menos improbable. El catedrático y teólogo salmantino  que el 23 de marzo de 1566, fue primer obispo de Orihuela tras la segregación del de Cartagena se llamaba Gregorio Gallo de Andrade (1566-1577), con la bula de Pío IV y el pase regio de Felipe II.

Sin embargo, esta denominación, y en aquellos años no hubiera sido bien aceptada por la censura, los lectores ni por el obispado, por ello, creo que Ramón Sijé y los demás fundadores optaron por buscar algunas ideas subliminales que encubrieran la idea religiosa bajo un críptico título. La segunda hipótesis radica en su propia etimología, palabra que deriva del griego krisis, de krinein, juzgar, y su acepción actualizada es la de cambio favorable o desfavorable de un asunto. También momento decisivo o peligroso en la evolución de las cosas.

Esta aproximación evidencia que crisis deber ser aplicado y entendido para el título de la revista como peligro y desfavorable. No es más que el evidente peligro en que estuvo la religión católica desde la II República Española tras las elecciones municipal del 14 abril del 31, y rematada con una Constitución progresista y laica aprobada el 9 de diciembre de 1931, donde en el artículo 3º se decía: «El Estado español no tiene religión oficial». Además los jesuitas fueren expulsados de España, y no hay que olvidar que el Colegio de Santo Domingo, donde estudió Ramón Sijé como Miguel Hernández y muchos oriolanos, pertenecía a la orden de Jesús.

Llego a la conclusión que los símbolos de la revista El Gallo Crisis, se traducen a un secreto mensaje: «Cristo en peligro». Un aviso del gallo ante un nuevo amanecer. El gallo nos advierte de un peligro venidero contra el que hay que luchar impulsando la doctrina de Cristo. Esta revista “le hallo demasiado olor a iglesia, ahogado en incienso” carta de Pablo Neruda a Miguel Hernández (4-01-35). Conocida era el pensamiento anticlerical de Pablo, y además escribió en uno de sus últimos libros: «basta de remilgos de poetas que parecen monjas confiteras...». Pablo no estaba al tanto del la movimientos catolicismos europeo de Romano Giarini, en esta expresín peyorativa subyace un deseo de desacreditar a Sijé.

El subtítulo: «Libertad y Tiranía», antítesis o contraposición de dos conceptos manifiestamente opuesto, fue muy del gusto de los poetas del periodo barroco. Y no es más que la libertad del espíritu o sus creencias contra la tiranía de toda forma de poder. La Iglesia contra la República. Porque nada hay tan poderoso como la república del individuo.

El dibujo del gallo que ilustra la portada de El Gallo Crisis la pintor Francisco de Díe, es un «rufo gallo rojo» en actitud desafiante con el pico abierto soltando un kirikí. Una mañana del otoño del 2004, Francisco Esteve me explicó, comentando el dibujo de mi gallo para la octava (XIII) de Perito en lunas, que tiene forma de aspa como si fueran las puntas de dos espadas cruzadas, y si somos capaces a de hondar más podemos ver que las garras son dos cruces invertidas. Hay otras viñetas de Paco de Díe.

La «decadencia» de El Gallo Crisis en 1935 se debió al rechazo de las clases intelectuales de Madrid –liberales en su mayoría procedentes de la clase media- que no querían volver a dar pasos atrás. Es conocida la frase de Pablo Neruda a Miguel, diciéndole que lo le trajera más una revista que olía a «le hallo demasiado olor a iglesia, ahogado en incienso» [10].
Análisis al prólogo de José Muñoz Garrigós

Tras una primera lectura del prólogo de Garrigós a la edición facsímil de los seis número de El Gallo Crisis, (1973) he entresacado algunas notas, ya que el prólogo tiene diecisiete páginas y da para mucho más. Empieza Garrigós con una descripción nominal de los miembros fundadores -poco exhaustiva a mi entender-. Deficiencias que he tenido en cuenta y tratado buscar más datos personales de ellos, sin gran fortuna.

Ramón Sijé, se le reconoce el seguimiento del pensamiento de Eugenio D´Ors, similar al de Romano Guardini, y al de José Ortega y Gasset que seguía la inspiración germana, y acogiéndose el fundador de la Revista de Occidente (1923) y a las teoría defendidas por Oswald Spengler (1880-1936), filósofo alemán[ 11]. María Zambrano tocó el tema de renacer litúgico en 1933 [12 ]. Es curioso observar cómo un libro de Spengler se llama La decadencia de Occidente (1918), empieza el libro como el ensayo de Sijé La decadencia de la flauta.... El libro de Spengler tuvo éxito público. Durante algún tiempo el nazismo le pareció a Spengler un juicio positivo, luego tuvo feroces ironías contra Hitler. Denomina a cada cultura un (Kultur), considera que las civilizaciones no se edifican una sobre otra, sino cada una se desarrolla con referencia a un estado originario, a una raza y a un determinado ambiente geográfico. La sublevación de las masas y de los pueblos de color (Europa oriental y meridional) transforma la técnica en una tosca instrumentalización desprovista de carácter aristocrático.

También estudia Sijé a Unamuno como se ha podido descubrir recientemente gracias al archivo cedido por Carmen Saldaña Sicilia, viuda de José Torres, a la Fundación Cultural M.H. de Orihuela, de quien Sijé había escrique que era «carcelero servático del cristianismo». La nota de prensa del OrihuelDigital dice:

El archivo de Ramón Sijé comprende así mismo casi una treintena de ensayos, la mayoría manuscritos, del pensador oriolano, entre ellos unas anotaciones a La agonía del Cristianismo, de Unamuno.
En el ensayo La agonía del cristianismo, (1925), donde Unamuno considera que la trascendencia del individuo figura en el personaje ficticio, que no muere, que es capaz de crear, parecido a la ficción del Quijote como estandarte de personaje de ficción.

José Alda Tesán escribió “Almas azules”, se alude a la técnica pictórica de la narración mironiana y los retratos íntimos de los personales en palabras de Garrigós «es el reconocimiento oficial de Gabriel Miró como guía del grupo». Se refiere al «Grupo oriolano del 30» año tomado por la muerte de Gabriel Miró, mal llamado generación que ha quedado en el ostracismo. Este grupo, nos dice Garrigós surge de la unión de los dos grupos: los vinculado a El gallo Crisis y a los de la tertulia literaria de la calle Arriba 5 o de la tahona. Por mucho que se niegue esta tertulia es necesario inventarla para poder situar en alguna parte de nuestra literatura a un grupo de escritores oriolanos: Miguel Hernández, Carlos y Efrén Fenoll, Jesús Poveda, Gabriel Sijé, y más tardíamente a Manuel Molina (1935) y a los de la revista Silbo (dos número en 1936), Ramón Pérez Álvarez (redactor y secretario).

Fray Buenaventura de Puzol, capuchino escribió en el primer número el artículo «Romano Guardini o un fuerte rumor de cadenas», seguramente con la anuencia del obispo de Orihuela-Alicante monseñor Irastorza y Loinaz. El filósofo y teólogo alemán de origen italiano Romano Guardini (1885-1968), considera que el al hombre de le ha puesto en la mano la totalidad del ser». Las oposiciones conceptuales identificadas por él son tres: las intraempíricas y las transempíricas (opuestos categóricos), y los transcendentales (los conceptos que contienen cada categoría). Autor de numerosos ensayos religiosos, el más conocido y próximo al tiempote Fray Buenaventura es El espíritu de la liturgia (1918).

Pero al año siguiente publica el Via crucis, y pierde todo su prestigio -según propio testimonio- ante los liturgistas a quienes no agrada que se ponga en pie de igualdad la oración litúrgica y las devociones populares. En consecuencia, Guardini fué cesado como colaborador del Anuario de Estudios Litúrgicos [13].
Pensaba Romano Guardini que: «la liturgia se parecía a un fresco que, aunque se conservaba intacto, estaba casi completamente oculto por capas sucesivas». Fue precursor de las ideas del Vaticano II. Muy conocido entre los jóvenes de los años 50. Piensa Garrigós que seguramente Sijé conocía la traducción de El espíritu de la liturgia, del agustino Félix García, ya que cruzaron correspondencia. El espíritu religioso de Sijé era renovador de la Iglesia un catolicismo adelantado. Nos hace referencia a lo que comentó Vicente Ramos sobre el aspecto filosófico sijeniano, sobre el posible existencialismo con los sistemas de Heidegger y de Sartre en concordancia con la filosofía danés Kierkegaard, que escribió en su diario: "Tengo que encontrar una verdad que sea verdadera para mí…”. Porque en definitiva, las convicciones propias son esenciales para llegar la verdad.

Del prólogo de Garrigós destacamos los tres resúmenes finales analizados por temas:

  1. La religiosidad de «El Gallo Crisis».- Donde profundiza sobre la defensa de ideología cristiana de revistas frente a otras tendencias del pensamiento, ascetismo y vencimiento personal. Un segundo aspecto sobre la perfección humana en concomitancia con el filósofo Francés Jaques Maritain –colaborador en Cruz y Raya- partidario de un neoescolasticismo y estricta ortodoxia. Resalta Garrigós la influencia de Cruz y Raya, en lo que se refiere a las ideas religiosas. Continua hablando e la influencia del pensamiento de Eugenio D´Ors, alias Xenius. Creo que, después de leer estos artículos, que más parecen encíclicas, algún día la Iglesia se acordará de Sijé y le hará por lo menos Beato.

  2. La vida e historia de «El Gallo Crisis».- Nos comenta Garrigós sobre el pensamiento político, ligado al religioso de la revista, donde los redactores de El Gallo Crisis exponen que la política debería llevarse por los cauces del catolicismo, y que no se debería hablar de un «estado católico» sino de un «católico estado». O que «el socialismo nace cuando la religión se ha vuelto inoperante» -ideas que vienen propuesta por la Reforma, protestantes y luteranos-. De la decadencia española, y vuelca los ojos hacia el siglo de oro. Critican la política de Manuel Azaña y de Ramiro Ledesma fundador del JONS.

  3. Las Artes en «El Gallo Crisis». Aunque la idea principal de la revista fue el pensamiento católico, ser recogieron de pasada criticas literarias. Sobre el «canon estético» del barroco Quevedo y Gracián que es como retroceder en el tiempo al conceptismo y remachar la época áurea y el Antiguo Régimen. Y satanizar el romanticismo «por un romanticismo que por voluntad de Dios nació clásico». Las bases estéticas de la revista es Gabriel Mirón. Lo más destacado en el ataque a la poesía de Rafael Alberti, le «achaca falta de humanismo y de auténtica visión metafísica en su concepto del mar». Se buscó un buen enemigo. Luego comenta sobre los trabajos de Félix Ros, Bergamín, Pemán, Giménez Caballero.


Al finalizar su tesis más que prólogo, repito que es de diecisiete páginas, José Muñoz Garrigós concluye «y después de trazar a grandes rasgos las líneas de pensamiento...), peca de modestia porque se puede escribir más pero no tan profundamente sobre una revista cuya «pureza de miras» es la fe.


NOTAS

1] Ver el artículo de Ramón Fernández Palmeral, publicado en la revista digital El Eco Hernandiano número Especial del II Congreso sobre Miguel Hernández.

2] Fue distribuido en exclusiva por FRAGUA, Madrid-15, ISBN-84.500.6124.5. El alcalde Pedro Cartagena Bueno, tienen una nota de agradecimiento a el trabajo de investigador de José Muñoz Garrigós, las aportaciones de Jesús Alda Tesán, Antonio García-Molina Martínez y José Torres López, el asesoramiento de José Guillén García y Manuel Ruiz-Funes Fernández y la labor coordinador y gestión de Manuel Martínez Galiano, que era teniente alcalde y autor del prólogo a La decadencia de la flauta y el reinado de los fantasmas. Hemos consultado el número 054 en propiedad de Gaspar Peral Baeza. La edición consta de 1.000 ejemplares numerados, se acabó de imprimir en la Imprenta Zerón, la Nochebuena de 1973. Hubo una segunda edición fascímil en 1975.

3 ] Jesucristo Riquelme Pomares nació en Orihuela (Alicante), 1956, Doctor en Filología Hispánica (1985-6), Máster en Educación de personas Adultas (EPA) y en Gestión de Servicios Culturales (Fundación Universitaria-Empresa,Valencia). Catedrático de Lengua y Literatura de Bachillerato (1983). Premio extraordinario de fin de carrera. Sus primeros trabajos de investigación los dedica a la obra de Miguel Hernández. En los que destaca con una quincena de libros: El auto sacramental de M.H (Propuesta de análisis del discurso teatral). Aguaclara, Alicante, 1990. Miguel Hernández. Antología comentada (II,Prosa), Ediciones de la Torre, Madrid, 2002. Socio de honor del Aula de Poesía Española “Antonio Machado” de Buenos Aires (Argentina). Ha tenido experiencia teatral en montaje y dirección de diversas obras. Coguionista y coproductor de la película “Compañero del alma: elegía a Miguel Hernández poeta” (2005), entrenada en el teatro de Elche.

4] Artículo titulado: «Fascismo, catolicismo y romanticismo en la obra de Ramón Sijé» publicado en la revista barcelonesa Camp de L´Arpa, número 11, mayo 1974. Aparece recuperado en el Textos de Ramón Sijé de José A. Sáez, Internet.

5] Publicado en la Revista JONS, número 16 de abril 1935.

6] Tomado datos de la página Mártires Valencianos (1936). Santoral Franciscano.- Beato Buenaventura de Puzol (en el siglo, Julio Esteve Flors). El 11 de marzo del año 2001, el papa Juan Pablo II beatificó a 233 mártires de la persecución religiosa en España (1936-39), y estableció que su fiesta se celebre el 22 de septiembre, el sacerdote, nació en Puzol (Valencia) el 9 de octubre de 1897, y recibió la palma del martirio el 26 de septiembre de 1936 en Gilet (Valencia). Profesó en la Orden Capuchina el 17 de septiembre de 1914 y fue ordenado sacerdote el 26 de marzo de 1921 en Roma. Hizo la carrera de Derecho canónico en la Universidad Gregoriana de Roma y, de vuelta en España, se dedicó a la enseñanza, la predicación y el ministerio de la reconciliación. Fue profesor de los jóvenes capuchinos en Orihuela y ejerció la docencia en otros centros de la Orden; además, se distinguió como conferenciante y predicador. Cuando tuvo que dejar el convento por la persecución religiosa, se refugió en su casa paterna de Puzol. El 25 de septiembre de 1936 fue arrestado junto con su padre y su hermano. A medianoche del día 26, los tres, junto con otros detenidos, fueron llevados en camión al cementerio de Gilet (Valencia). Con la serenidad de siempre, el P. Buenaventura dio la absolución sacramental a sus compañeros, y a las dos de la madrugada fue asesinado de un tiro de pistola. Antes de morir había declarado: «Me preparo para la palma del martirio»; «Sí, recibiré la palma del martirio porque moriré por la religión». Leía directamente del alemán a Martín Heidegger y a Romano Guardini, recitaba de memoria a Machado. Ejerció una notable influencia religiosa sobre Ramón Sijé.

7 ] Nació en Orihuela en 1912. A los 19 años se licenció en Derecho, doctorándose en Madrid en 1932, coincidiendo con Miguel Hernández y Augusto Pescador en la pensión madrileña que compartían. En 1934 formó parte de la Peña Literaria y Filosófica de la cuál nació la revista El Gallo Crisis. Fue secretario de la Jefatura de la Milicia de F.E.T. y de las J.O.N.S de Valencia en 1939 desde donde ayudó a Miguel Hernández y a otros paisanos en apuros. Abrió su bufete tras la guerra, participando activamente en la vida oriolana. Colaboró en prensa, en Radio Orihuela y Oleza. Murió en 1970. En el libro de Juan Guerrero Zamora Proceso a Miguel Hernández, pp.68-69) aparece el aval de probidad que redacto desde valencia a favor de Miguel. El 28 de mayo de 1939, Miguel escribe a Josefina y se refiera Juan Bellod para que le avale en su libertad provisional. Luego pidió que fuera su abogado y fuera Madrid a la vista del Consejo de Guerra, éste se mantuvo en silencio y no contestó. Josefina Manresa en la p.102 de su libro Recuerdos de la vida Miguel, escribe que no pudo estar en el juicio «por estar veraneando en Torrevieja», juicio de valor que no ha agrado a la familia de éste. Parece que no se ajusta a la verdad.

8 ] La procesión del Santo Entierro de Cristo y su Institución del Caballero Cubierto. El escudo de la Ciudad. Caja Rural Central. 2002.

9 ] En 1524 publicó un libro sobre la problemática de la reconversión obligatoria de los moriscos valencianos. Medio para que Orihuela fuera Obispado independiente del de Cartagena 1564. Sobre este tema puede leer La creación del obispado de Orihuela de Antonio Carrasco Rodríguez. Biblioteca Virtual M. De Cervantes.

10 ] Carta del 4-01-1935, de Neruda a Miguel. Recogida en la pag. 12 del libro de Juan Cano Ballesta, El hombre y su poesía, Cátedra, 1991.

11 ]José Ortega y Gasset, durante algún tiempo el nazismo le pareció a Spengler un juicio positivo, luego tuvo feroces ironías contra Hitler. Denomina a cada cultura un (Kultur), considera que las civilizaciones no se edifican una sobre otra, sino cada una se desarrolla con referencia a un estado originario, a una raza y a un determinado ambiente geográfico. La sublevación de las masas y de los pueblos de color (Europa oriental y meridional) transforma la técnica en una tosca instrumentalización desprovista de carácter aristocrático. Quizás influyó en el pensamiento de José Ortega y Gasset, un burgués con pretensiones aristocráticas) que había estudiado en el Colegio Jesuita de San Estanislao en Miraflores del Palo (Málaga); inició sus estudios universitarios en Deusto, y los continuó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Central, en Madrid, donde se licenció en 1902 amplió estudios en las universidades de Leipzing, Berlín y Marburgo. En la rebelión de las masas (1930), tal rebelión estriba en el rechazo de toda norma superior, en especial el respecto por las élites y el desprecio por la inteligencia. Ejerció influencia social desde 1911 a 1936 desde su cátedra de Metafísica, vacante tras el fallecimiento de Nicolás Salmerón. Dejó la política activa en 6-12-1931 pronuncia su conferencia en el Real Cinema de Madrid Rectificación de la República. en la que expresa su descontento por el exacerbado regionalismo (Autonomía de Cataluña) y el exagerado anticlericalismo, pidiendo unión. Su discurso indica su desengaño ante los resultados del sufragio universal y la necesidad de una autoridad inteligente y paternalista en manos de una élite, como ya había esbozado en su obra La rebelión de las masas. En 1932 se retira prácticamente de la política.

12 ] María Zambrano, “Renacimiento litúrgico. Sobre El espíritu de la liturgia de R. Guardini.” Cruz y Raya. Madrid, España. 3 (junio de 1933): 161-164 .

13 ] Notas de El Dr. Anfonso López Quintás es catedrático de   filosofía en la Universidad. Complutense de Madrid.




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El Gallo Crisis icon¿Crisis económica? Nada de eso: crisis energética

El Gallo Crisis iconDe la crisis de crédito a la crisis del descrédito

El Gallo Crisis iconAntes de que cante el gallo

El Gallo Crisis iconRepresentante: Elvira Sánchez Gallo

El Gallo Crisis iconRepresentante: Elvira Sánchez Gallo

El Gallo Crisis iconRepresentante: Elvira Sánchez Gallo

El Gallo Crisis iconGuióN “ gallo kirico” (Grupo alicia)

El Gallo Crisis iconGuión gallo kiriko: Grupo ana

El Gallo Crisis iconPara el poemúsica-40, acto de homenaje a gallo de vidrio, en el Cuarentenario...

El Gallo Crisis iconEl imperio en crisis






© 2015
contactos
l.exam-10.com