Su influencia en la Literatura y en la Política






descargar 82.6 Kb.
títuloSu influencia en la Literatura y en la Política
página1/3
fecha de publicación09.09.2015
tamaño82.6 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Literatura > Literatura
  1   2   3
El Romanticismo en Colombia: Su influencia en la Literatura y en la Política

El romanticismo es un movimiento cultural y político originado en Alemania y en el Reino Unido (Gran Bretaña e Irlanda del Norte) a finales del siglo xviii como una reacción revolucionaria contra el racionalismo de la Ilustración y el Clasicismo, confiriendo prioridad a los sentimientos. Su característica fundamental es la ruptura con la tradición clasicista basada en un conjunto de reglas estereotipadas. La libertad auténtica es su búsqueda constante, por eso es que su rasgo revolucionario es incuestionable. Debido a que el romanticismo es una manera de sentir y concebir la naturaleza, la vida y al hombre mismo que se presenta de manera distinta y particular en cada país donde se desarrolla; incluso dentro de una misma nación se manifiestan distintas tendencias proyectándose también en todas las artes.

Se desarrolló en la primera mitad del siglo xix, extendiéndose desde Inglaterra a Alemania hasta llegar a otros países. Su vertiente literaria se fragmentaría posteriormente en diversas corrientes, como el Parnasianismo, el Simbolismo, el Decadentismo o el Prerrafaelismo, reunidas en la denominación general de Posromanticismo, del cual derivó el llamado Modernismo hispanoamericano. Tuvo fundamentales aportes en los campos de la literatura, la pintura y la música. Posteriormente, una de las corrientes vanguardistasdel siglo xx, el Surrealismo, llevó al extremo los postulados románticos de la exaltación del yo.

PRINCIPALES CARACTERISTICAS

El romanticismo es una reacción contra el espíritu racional y crítico de la Ilustración y el Clasicismo, y favorecía, ante todo:

  • La conciencia del Yo como entidad autónoma y, frente a la universalidad de la razón dieciochesca, dotada de capacidades variables e individuales como la fantasía y el sentimiento.

  • La primacía del Genio creador de un Universo propio, el poeta como demiurgo.

  • Valoración de lo diferente frente a lo común, lo que lleva una fuerte tendencia nacionalista.

  • El liberalismo frente al despotismo ilustrado.

  • La originalidad frente a la tradición clasicista y la adecuación a los cánones. Cada hombre debe mostrar lo que le hace único.

  • La creatividad frente a la imitación de lo antiguo hacia los dioses de Atenas.

  • La obra imperfecta, inacabada y abierta frente a la obra perfecta, concluida y cerrada.

Es propio de este movimiento un gran aprecio de lo personal, un subjetivismo e individualismo absoluto, un culto al yo fundamental y al carácter nacional o Volksgeist, frente a la universalidad y sociabilidad de la Ilustración en el siglo xviii; en ese sentido los héroes románticos son, con frecuencia, prototipos de rebeldía (Don Juan, el pirata, Prometeo) y los autores románticos quebrantan cualquier normativa o tradición cultural que ahogue su libertad, como por ejemplo las tres unidades aristotélicas (acción, tiempo y lugar) y la de estilo (mezclando prosa y verso y utilizando polimetría en el teatro), o revolucionando la métrica y volviendo a rimas más libres y populares como la asonante. Igualmente, una renovación de temas y ambientes, y, por contraste al Siglo de las Luces (Ilustración), prefieren los ambientes nocturnos y luctuosos, los lugares sórdidos y ruinosos (siniestrismo); venerando y buscando tanto las historias fantásticas como la superstición.

Un aspecto del influjo del nuevo espíritu romántico y su cultivo de lo diferencial es el auge que tomaron el estudio de la literatura popular (romances o baladas anónimas,cuentos tradicionales, coplasrefranes) y de las literaturas en lenguas regionales durante este periodo: la gaélica, la escocesa, la provenzal, la bretona, la catalana, la gallega, lavasca... Este auge de lo nacional y del nacionalismo fue una reacción a la cultura francesa del siglo xvii, de espíritu clásico y universalista, difundida por toda Europa medianteNapoleón.

El romanticismo también renovó y enriqueció el limitado lenguaje y estilo del Neoclasicismo, dando entrada a lo exótico y lo extravagante, buscando nuevas combinaciones métricas y flexibilizando las antiguas o buscando en culturas bárbaras y exóticas o en la Edad Media, en vez de en Grecia o Roma, su inspiración.

Frente a la afirmación de lo racional, irrumpió la exaltación de lo instintivo y sentimental. «La belleza es verdad». También representó el deseo de libertad del individuo, de las pasiones y de los instintos que presenta el «yo», subjetivismo e imposición del sentimiento sobre la razón. En consonancia con lo anterior, y frente a los neoclásicos, se produjo una mayor valoración de todo lo relacionado con la Edad Media, frente a otras épocas históricas.

El estilo vital de los autores románticos despreciaba el materialismo burgués y preconizaba el amor libre y el liberalismo en política, aunque hubo también un romanticismo reaccionario, representado por Chateaubriand, que preconizaba la vuelta a los valores cristianos de la Edad Media. En Alemania, la deriva reaccionaria, que incluía una invitación a regresar a la Edad Media, también se dejó sentir en la obra de algunos de sus máximos inspiradores teóricos, como los hermanos August Wilhelm y Friedrich Schlegel, aunque su paroxismo se encontraría en el opúsculo "La Cristiandad o Europa" (1799) de Novalis, tal como prontamente advirtió el poeta post-romántico Heinrich Heine en "La escuela romántica" (1836). El idealismo extremo y exagerado que se buscaba en todo el romanticismo encontraba con frecuencia un violento choque con la realidad miserable y materialista, lo que causaba con frecuencia que el romántico acabara con su propia vida mediante el suicidio. La mayoría de los románticos murieron jóvenes. Los románticos amaban la naturaleza frente a la civilización como símbolo de todo lo verdadero y genuino.

La situación de la Literatura Colombiana en la segunda mitad del siglo XIX se caracteriza por la imitación de las formas estilísticas predominantes en las literaturas Europeas, especialmente de la Inglesa y la Francesa. En 1850, cuando ya el romanticismo era prácticamente cosa caduca en Europa, en Bogotá, la "Atenas Suramericana", estaba en todo su furor.

Hacia 1850 el país, con unos partidos políticos en formación se agitaba entre el ansia de reforma y la lucha por sostener la tradición de unas estructuras coloniales. El afán reformista de liberales, comerciantes y artesanos dio lugar al surgimiento de una vasta literatura política de corte radical y a la adopción de la herencia romántica Europea creada al calor de la Revolución Francesa de 1848, que llenó de expectativas políticas especialmente a los artesanos y a jóvenes universitarios; y al surgimiento de movimientos y teorías políticas de tendencia utópica, como la producida por las Escuelas de Blanc, Saint Simon y Fourier. Muchos de los seguidores de éstas tendencias partían del principio de que el Progreso seguía una línea indefinida hasta culminar en un Estado Democrático y Cristiano.

No es gratuito pues, que al calor de estas ideas, la influencia del romanticismo francés se asentara con todo su rigor en los espíritus colombianos de la época y, como lo argumentan distintos historiadores, que tanto liberales como conservadores leían con avidez a los más grandes poetas y novelistas franceses del momento. Loe escritores españoles, gracias al sentimiento antiespañol que predominaba en el país después del proceso de independencia, fueron prácticamente relegados, aunque algunos escritores peninsulares lograron su público, entre éstos, pueden mencionarse a Zorrilla, Espronceda y el Duque de Rivas.

Entre los Franceses ocupó el primer lugar Lamartine con sus discursos contra el ateísmo; Victor Hugo que influyó profundamente en la ideología popular con "Los Miserables" y con "Nuestra Señora de París"; Eugenio Sué conmovió los espíritus de los liberales con "El Judío Errante", en el que presenta a los Jesuitas como serios enemigos de la sociedad y, con "Los Misterios de París" que tuvo tal acogida que en 1848 se publicó "Los Misterios de Bogotá" obra del escritor Eladio Vergara y Vergara quien pinta en sus líneas el contexto Bogotano de 1827 a 1830 y los sucesos políticos de la época, al tiempo que muestra todo lo nocivo de la sociedad santafereña que acababa de salir de los acontecimientos de la Independencia.

Los temas de la Novela y la Poesía Colombiana de la segunda mitad del siglo XIX se trabajaron de acuerdo con los modelos románticos europeos: Predominaban en ellos la fatalidad, la muerte, los sentimientos amorosos; así mismo se rindió culto a lo nacional y lo histórico, siendo éste el punto más importante y rescatable de la influencia romántica Europea, es decir, se adaptaron los temas a las realidades y a la búsqueda de referentes que mostraran una identidad nacional, aludiendo y descubriendo elementos autóctonos perdidos en las leyendas y tradiciones regionales, en los relatos bélicos, etc., y en los libros de cronistas. Se recupera pues, el pasado histórico y se despierta el gusto por el sabor local.

En este sentido, la primera novela de género histórico publicada en el país fue la de Juan José Nieto titulada "Ingermina o la Hija del Calamar", en la cual se narran los amores de una princesa indígena con el español Alonso de Heredia. Su autor había leído a Walter Scott y es fiel a su técnica literaria.

En 1841 aparece "El Oidor, romance del siglo XVI" de José Antonio Plaza, su autor estudia "El Carnero" de Rodríguez Freyle y de su contenido abstrae los temas de su novela. El escritor Felipe Pérez es considerado como el máximo exponente de la novela histórica romántica en Colombia. Para sus obras literarias se documenta de la historia peruana y escribe "Huayna Capac", "Atahualpa" y "Los Pizarros", trabajos elaborados después de leer "Comentarios Reales" del Inca Garcilaso de la Vega y la "Historia de la Conquista del Perú" de William Prescott. En 1875 Pérez publica "Los Gigantes" sobre la sociedad Chibcha, en la cual trata al español como una raza cansada frente a la joven y fuerte raza indígena. Otras obras del mismo autor fueron: "Los Pecados Sociales", "El Caballero de Rauzan" cuya acción y trama transcurren en Inglaterra mostrando ya un acercamiento a la novela psicológica.

En 1871 aparece la novela "Don Alvaro" de José Caicedo y Rojas, basando su argumento en la obra del Duque de Rivas ("Don Alvaro o la Fuerza del Sino"), aunque narra las costumbres señoriales y caballerescas de los primeros años de Santa Fe de Bogotá.

La única mujer que figura con nombre en este período de la literatura colombiana es Soledad Acosta de Samper con obras como: "José Antonio Galán", "Juan Francisco Berbeo" y "Los Piratas en Cartajena", en las cuales se considera que predomina en ellas lo histórico, lo documental y lo novelesco romántico.

Tanto las obras Colombianas como las Francesas fueron publicadas por entregas en los periódicos de la época, canal por el cual llegaron a ciertos sectores alfabetos de las clases populares que además, pudieron acceder a la lógica de sus contenidos gracias al tratamiento lineal y cronológico del asunto, que en la práctica permitió que muchas de estas obras narraran o por lo menos, la esencia del argumento se trasmitiera oralmente.

En esta época se da pues, el florecimiento de la imprenta, de los periódicos, las tertulias (en los estancos y boticas), en librerías y en ello observa Jaime Jaramillo Uribe, el germen de la formación de una opinión pública. En este orden de ideas, Francois - Xavier Guerra afirma que este es uno de los espacios en los cuales se evidencia la puesta en escena de las sociabilidades modernas y el manejo de los recursos que apuntan a la construcción de un pensamiento político que argumenta y representa desde su óptica y perspectiva la asimilación o lectura desde el contexto colombiano la modernidad Europea. (GUERRA, Francois-Xavier. Lugares, Formas y Ritmos de la Política Moderna. En: Boletín de la Academia Nacional de Historia. Tomo, LXXII. No. 285. Caracas, Enero-Mayo de 1989. p83).

Es importante tener en cuenta que otra de las razones para entender la penetración y el auge de la novela romántica en Colombia se debe en buena medida al tipo de personajes que estas presentaban: Los Oprimidos, los pobres, los miserables, los huérfanos, el rebelde, la prostituta, la mujer adultera que se redime, etc. La novela romántica en cuanto réplica burguesa, en términos generales, exalta el cristianismo como la religión de los oprimidos, es su tabla de salvación, lo único que queda o subsiste después de que las relaciones capitalistas han corroído hasta los lazos familiares y erigido su dios: El dinero.

En los periódicos colombianos del período en cuestión, eran frecuentes las polémicas sobre el espíritu cristiano y democrático, así por ejemplo en Abril de 1849, El Cartagenero decía: "Jesucristo apareció, no a decir una nueva palabra que ya estaba dicha (por Sócrates que convirtió el linaje humano en una sola familia) sino a explicarla, a promulgarla y a hacerla triunfar. Él le dijo al mundo: Dios es el Padre de todos los Hombres, llamó su hermano a cada hombre y estableció como concepto el amor recíproco. He aquí completamente establecidos tres principios inmensos, sobre los que descansa la democracia: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Es decir que ellos emanan directamente del verdadero cristianismo".

En definitiva, podemos afirmar que el romanticismo hizo volver los ojos sobre la realidad propia, era la época en que se perfilaba en el país el nacimiento de una burguesía que luchaba por reafirmarse como clase dirigente intentando construir los cimientos socio culturales y políticos de la nación y de la nacionalidad.

  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Su influencia en la Literatura y en la Política iconInfluencia Romana del pensamiento político en la Doctrina Política de Simor Bolivar

Su influencia en la Literatura y en la Política iconAspasia de Mileto
«padre de la historia», tuvo gran influencia en la vida cultural y política en la Atenas del Siglo de Pericles

Su influencia en la Literatura y en la Política iconInfluencia de la literatura latina en la literatura posterior

Su influencia en la Literatura y en la Política iconAl otro lado del espejo: Influencia de la novela gótica en la literatura de terror española”

Su influencia en la Literatura y en la Política iconCompetencia reconoce la notoria influencia del Barroco Español en...

Su influencia en la Literatura y en la Política iconLiteratura, poesía, arte y política

Su influencia en la Literatura y en la Política iconHace cuatro siglos cumplidos que Miguel de Cervantes escribió la...

Su influencia en la Literatura y en la Política icon“ Literatura y política en la antigüedad / Comunicar las sociedades antiguas”

Su influencia en la Literatura y en la Política iconMiradas a la cultura política chilena a través de la canción política

Su influencia en la Literatura y en la Política iconLiteratura de la edad moderna, sino a nuestra literatura contemporánea
«novedad» entra en la narrativa, en el sentido de vuelcos argumentales. Las formas de teatro conocidas en el tiempo de Spencer se...






© 2015
contactos
l.exam-10.com