Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98






descargar 44.88 Kb.
títuloTema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98
fecha de publicación05.06.2015
tamaño44.88 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Literatura > Literatura
TEMA 12 LITERATURA DE PRINCIPIOS DE SIGLO XX: EL MODERNISMO Y LA GENERACIÓN DEL 98
Esquema


  1. Contexto histórico-social-cultural (1900-1914)

  1. Imperialismo y crisis de la sociedad liberal

  2. Ciencia y pensamiento

  3. España




  1. Modernismo y Generación del 98

  1. ¿Tendencias diferentes?

  2. Características generales

    1. El Modernismo

    2. La Generación del 98

  1. Producción literaria

  1. Poesía

  2. Prosa

    1. no narrativa: ensayo

    2. narrativa

    3. Autores

  3. Teatro



Desarrollo:
I. Contexto histórico-social-cultural (1900-1914)
a) Imperialismo y crisis de la sociedad liberal
El período de finales del s. XIX y comienzos del XX son unos años de esplendor: se produce un crecimiento económico continuo, hay importantes avances técnicos, es un momento de paz internacional y se produce el asentamiento de los gobiernos constitucionales. Todo ello basado en la confianza positivista en el progreso y la razón.

Es la etapa conocida como Imperialismo: los países más avanzados técnica y económicamente (Inglaterra, Alemania, Francia y EE. UU.) se reparten el planeta para expandir su actividad económica, en aplicación de la llamada “Doctrina Monroe” (dominación de unos pueblos sobre otros apropiándose de la vida productiva de los menos avanzados). Frente a estos países, las viejas potencias coloniales (Portugal, España) aceleran su decadencia económica y social.

Sin embargo, desde el punto de vista social, los principios liberales-burgueses entran en crisis: la depresión de 1873, el nacimiento del movimiento obrero, el cuestionamiento de la economía libre, la creación de grandes concentraciones de capitales (trust, cartels).
b) Ciencia y pensamiento
En las Ciencias, se producen hallazgos que revolucionan los planteamientos científicos: Teoría de la Relatividad (Einstein), Teoría atómica (Rutherford), Teoría Cuántica (Planck), Principio de Incertidumbre (Heisenberg) y que ponen en evidencia el hecho de que la realidad no es del modo que se venía conociendo y estudiando.

En la Filosofía, surgen teorías que cambian la forma de pensar:

      • El marxismo postula un compromiso filosófico-intelectual para cambiar el mundo.

      • La Fenomenología de Husserl propone una nueva filosofía, con método propio, cuyo objeto es conocer la esencia de las cosas.

      • Filósofos como Nietzsche, Schopenhauer cuestionan la filosofía tradicional , atacándola y proponiendo nuevos aspectos como la voluntad.

      • El existencialismo (Kierkegaard, Heideger) se pregunta sobre la razón de la existencia humana.

      • El psicoanálisis (Freud) postula el subconsciente como pauta para explicar la conducta humana.


c) España

Entre los intelectuales hay un gran malestar y un pesimismo ante la penosa situación del país. Se denuncian aspectos como el atraso y la ineficacia social, económica y cultural, el hecho de ser un país agrario y rural con éxodo hacia las ciudades, la debilidad del mercado interior, el desarrollo industrial deficiente, el caciquismo, el pactismo de la Restauración y, en suma, el hecho de que España es una sombra de lo que fue, es una pequeña potencia venida a menos y sacudida fuertemente por el imperialismo.

El punto culminante de esta decadencia es el desastre de 1898 que supone la derrota militar ante EE. UU. y la pérdida de las últimas colonias (Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam).

La situación lleva a pensadores e intelectuales a debatir sobre “el problema de España”, ante el que se observan dos posturas:

  • Regeneracionismo (Joaquín Costa): el país debe modernizarse en lo político y económico.

  • Regionalismo (catalán, gallego, vasco): debe romperse el centralismo administrativo.


Por ello, en lo político y social, hay una gran inestabilidad cuya muestra más evidente fue la Semana Trágica de Barcelona (1909).
II. Modernismo y Generación del 98

En la cultura y el arte, ante este ambiente de desorientación espiritual, de pesimismo y decadencia, aparecen dos tendencias o movimientos.
a) ¿Tendencias opuestas?

No hay un acuerdo total a la hora de considerar estos dos movimientos como tendencias opuestas, sino que lo que parece es que son o una variedad uno del otro, o corrientes distintas con rasgos semejantes. Lo cierto es que tanto uno como otro movimiento comparten estos aspectos:

  1. Rechazo de la estética realista y afán de superarla.

  2. Punto de partida común: la influencia del modernismo hispanoamericano, que proponía una renovación estética basándose en una expresión inspirada en la literatura europea (francesa, principalmente) y un rechazo espiritual frente al materialismo y deshumanización del mundo.

  3. Con el paso del tiempo, en todos los autores, los inicios modernistas se irán atenuando o se buscarán nuevos caminos estéticos e ideológicos más o menos individuales.

  4. En 1913, José Martínez Ruiz “Azorín” acuña el término “Generación del 98” para definir a un grupo de escritores que abandonan el Modernismo y que, a su vez, mostraban una actitud crítica defendiendo la necesidad de introducir cambios políticos y sociales de forma comprometida.


b) Características generales

1. EL MODERNISMO

-Concepto: Movimiento cultural que se manifiesta como una actitud de rebeldía y un afán de renovación del arte y la vida (rechazo a las normas, automarginación, bohemia).

- Influencias:

* Los posrománticos españoles (Bécquer, Rosalía): en aspectos como el individualismo, el subjetivismo, el rechazo de la realidad, los ambientes decadentes, el tono intimista, los temas existenciales, el tono sugerente, el uso de símbolos y la fusión de lo culto y lo popular.

* El Parnasianismo (movimiento poético francés, Baudelaire, Gautier): defensa del ideal “el arte por el arte”, es decir, el arte, la belleza son el único consuelo en la vida. De este movimiento, se toman la búsqueda de la perfección formal, los temas mitológicos, exóticos, orientales, el gusto por las civilizaciones antiguas.

* El simbolismo (movimiento poético francés, Verlaine, Rimbaud): propone intensificar el subjetivismo. Pretende ir más allá de lo aparente; así, la poesía se convierte en un instrumento de conocimiento que, mediante los símbolos, capta la realidad suprarracional. Los símbolos son imágenes físicas que sugieren o evocan lo que no se percibe físicamente: ideas, sentimientos, angustias, obsesiones… Se concede, por tanto, mucho valor a la imaginación, gusta la alusión (presentar una sensación mediante sinestesias) y la musicalidad del texto.

* El Modernismo hispanoamericano (Rubén Darío). De éste se toma el gusto por lo sensual y exuberante.

* Otros aspectos: el krausismo, el socialismo, el existencialismo, Schopenhauer, el impresionismo pictórico francés, la música de Wagner.

- Temas:

* El rechazo del presente: lo cual se logra mediante la evasión, bien al pasado, a lugares exóticos y primitivos, bien al intimismo, bien al refugio en doctrinas exotéricas, panteístas o espiritualistas.

* Gusto por ambientes decadentes: ruinas, ciudades muertas…

* Rechazo de la vulgaridad: gusta lo exquisito, lo delicado…

* Cosmopolitismo: presencia de alusiones culturales, de distintos lugares del mundo, de autores, pintores, músicos…

* Erotismo: junto al dolor y la muerte aparecen el amor y el sexo como caminos para superarlos.

- Estilo:

* Renovación de las formas textuales: inclusión de nuevas formas métricas (alejandrino, dodecasílabo, verso libre) y desarrollo de la prosa poética.

* Renovación del lenguaje poético por medio de la musicalidad lograda con recursos fónicos (acentos versales, rimas internas, aliteraciones, anáforas, paralelismos) y del cromatismo y plasticidad (léxico exótico, cultismos, profusión de adjetivos, sinestesias, símbolos…)

2. LA GENERACIÓN DEL 98

- Concepto: Se trata de una etiqueta propuesta por un autor concreto para definir a un grupo de literatos que buscaban distanciarse del Modernismo y que proponían un cambio necesario en la sociedad, la cultura y la estética. Todos ellos muestras una raíz modernista y radical en sus inicios, pero irán evolucionando de forma independiente con el paso del tiempo (desde 1905), si bien durante un breve periodo hubo coincidencias entre ellos. La nómina es más o menos amplia: se distingue un núcleo central formado por Unamuno, Baroja y “Azorín” al que se añaden otros como Antonio Machado, Valle-Inclán, Benavente, Meztu.

- Influencias:

* Los ilustrados, quienes ya se plantearon la reflexión sobre “el problema de España”.

* Larra en sus artículos periodísticos.

* Regeneracionismo

* Krausismo

- Temas:

* Preocupación por los problemas sociales y culturales que hace que se produzca una reflexión crítica sobre España.

* “ El problema de España”: ¿qué es España?, el origen y esencia de España, el alma de España se encuentra en Castilla, una Castilla primitiva y ancestral, medieval y del Siglo de Oro, grave, espiritual, religiosa y poderosa, con sus áridos paisajes, sus mitos (El Cid) y su literatura.

* Cuestiones existenciales: la angustia vital, la desconfianza en la razón, el subjetivismo, el conflicto entre voluntad y abulia, entre razón y fe…

- Estilo:

* Sencillez expresiva: rechazo del retoricismo ampuloso, aunque los estilos varían en función de cada autor.

* Hibridismo: mezcla de formas y géneros literarios: como la novela-ensayo, la “nivola” de Unamuno…

* El ensayo y la novela son los géneros predilectos pues permiten mayor libertad formal.
III. PRODUCCIÓN LITERARIA


  1. La poesía

1. Características

Durante los primeros años del siglo XX, la poesía española está marcada claramente por la estética modernista. Se trata de un Modernismo de tono intimista más que brillante y sonoro, cuyos rasgos más representativos son:

  • Se aleja de prosaísmo del realismo en lo referente a la expresión.

  • El lenguaje poético se aleja de la expresión conceptual y pretende sugerir sensaciones por medio de la palabra.

  • Búsqueda de efectos plásticos con el uso de colores, sonidos e incluso olores.

  • Adjetivaciones ornamentales, imágenes sugerentes, símbolos variados y atrevidas sinestesias.

  • El léxico se enriquece con neologismos, cultismos, voces exóticas y palabras esdrújulas.

  • Los ambientes son exóticos y evocadores: jardines lejanos y otoñales, fuentes, estanques, surtidores, animales elegantes o fabulosos (cisnes, pavos reales), personajes reales o mitológicos cargados de erotismo.

  • Gran variedad métrica: experimentación con estrofas, versos, rimas, acentos.

2. Poetas

- Manuel Machado: muestra gran influencia de Rubén Darío, el parnasianismo y simbolismo franceses. Presenta un tono decadente, cosmopolita, mezclado con elementos del folklore andaluz, una fina ironía, el pintoresquismo y los toros. Alma (1902)

- Antonio Machado: Su trayectoria poética muestra tres etapas_

* Etapa inicial: Modernismo (Soledades [1903], Soledades, galerías y otros poemas [1907]). Se trata de una poesía intimista, de tono melancólico, apenas hay anécdotas argumentales, sólo aborda sentimientos como el amor, el paso del tiempo, la soledad y la infancia perdida. En lo formal, predomina el uso de símbolos que expresan el misterio de lo escondido: el camino, el espejo, el cristal, el río, el jardín… en un estilo sencillo, poco estridente y sensorial.

* Segunda etapa: Campos de Castilla (1912). Poemario de 56 poemas que supone un cambio con respecto a su etapa anterior: se atenúa el subjetivismo y pasa al primer plano la realidad exterior: el paisaje soriano, castellano, se representa (a veces con símbolos) y conduce a la reflexión histórico-social noventayochista. Se trata de una poesía descriptiva que refleja un paisaje castellano, trasunto de España, decadente, cainita… con una óptica claramente regeneracionista. No obstante, en algunos poemas se produce la identificación entre el paisaje y los estados de ánimo del poeta; o bien, surge lo emotivo al recordar las tierras castellanas desde Baeza. Al final, aparece una poesía de carácter sentencioso, filosófica-moral.

* Tercera etapa: Poesía que refleja sus inquietudes filosóficas y su preocupación por los caminos de la poesía, dando voz a poetas apócrifos que dialogan sobre sus teorías poéticas. Nuevas canciones; De un cancionero apócrifo.

Antonio Machado también se dedicó al teatro y al ensayo. En este último, destaca Juan de Mairena, recopilación de artículos periodísticos de distintos temas.


  1. La prosa

El realismo a finales del siglo XX entra en crisis, por lo que los autores buscaran nuevos caminos. La prosa experimenta esa búsqueda por medio del hibridismo, la mezcla de descripción, narración, lírica y ensayo.

  1. La Prosa no narrativa (el ensayo) - Características generales:


- Los temas que predominan son las inquietudes existenciales (el hombre y su destino), el tema de España (las causas de su decadencia, la historia, sus pueblos…)

- La óptica que se emplea es de tipo regeneracionista.

- Destaca el uso de metáforas biológicas sobre España: “cuerpo enfermo”, “cadáver”.

  1. La prosa narrativa. Características generales:

1902 es un año clave para la novela española. Se publican cuatro novelas que suponen una ruptura con el Realismo: La voluntad de “Azorín”, Amor y pedagogíade Unamuno, Camino de perfección de Baroja, y Sonata de otoño de Valle-Inclán. En general, esta nueva novela apunta unos rasgos contrarios al Realismo:

* SUBJETIVISMO: no importa tanto el reflejo exacto de las cosas como la experiencia a través de la conciencia de un personaje.

* Los TEMAS EXISTENCIALES y la crisis de los valores burgueses y el fracaso vital son sus temas predilectos.

* RUPTURA CON LA ESTRUCTURA TRADICIONAL regida por la causalidad. En consecuencia, son novelas que se acercan a lo poético o ensayístico.

* No interesa la Historia, sino las PEQUEÑAS HISTORIAS: “la vida callada de los miles de hombres sin historia”, es decir, la “intrahistoria”.

* LA FORMA no ha de ser un obstáculo, se huye de la retórica y se proponen distintas vías de renovación estilística: la sencillez de Azorín o Baroja, la precisión de Azorín o Unamuno, o la belleza de Valle-Inclán.


  1. Autores

  • Miguel de Unamuno

      • Se trata de un personaje contradictorio y crítico, que concibe la vida como “agonía” (lucha). En este sentido, debemos entender un aspecto clave en su vida como fue la crisis existencial-religiosa que experimentó en 1897.

      • Su estilo es apasionado, vehemente a veces.

      • Trata temas relativos al problema de España (hasta 1897) y de tipo existencial.

      • Como ensayista trata el primer tema en obras como En torno al casticismo, análisis de la decadencia española y apuesta por la europeización, idea ésta que abandonará después a favor de la españolización de Europa. Acuña el concepto de “intrahistoria”. El segundo tema lo trata en Del sentimiento trágico de la vida donde plantea el conflicto entre fe y razón. Acuña la expresión “mal del siglo” para referirse al desencanto ante la razón.

      • Como novelista considera que la novela es el cana apropiado para incluir las preocupaciones del autor, por ello elimina aquellos aspectos que considera innecesarios: desaparecen las descripciones del paisaje y de las circunstancias de los personajes, y sólo se centra en el análisis de conflictos existenciales a través del diálogo y del monólogo, experimentando con los personajes, quienes incluso se enfrentan al autor.

      • Fue criticado porque sus obras ofrecían un ritmo temporal incorrecto, por se inverosímiles y con personajes sin entidad humana, ya que supeditó los aspectos novelescos a los filosóficos e ideológicos.

      • Obras: Amor y pedagogía (1902), Niebla (1913), La tía Tula (1921) y San Manuel Bueno, mártir (1930).

  • José Martínez Ruiz “Azorín”

      • Su obra se encuentra entre la novela y el ensayo, son híbridos.

      • El tema siempre es el tiempo: su fluir constante, la fugacidad frente a la permanencia de paisajes y sentimientos: el eterno retorno. La realidad perdida con el paso del tiempo se evoca triste y nostálgicamente por medio de descripciones minuciosas del paisaje castellano.

      • El estilo es preciso, de frases breves y yuxtapuestas, dando la sensación de lentitud. Supone así una ruptura total con el realismo. Es un discurso fragmentario, disgregado, no hay ni tiempo ni acción narrativas.

      • Como novelista escribió novelas carentes de argumento, en las que predomina la descripción de sensaciones y ambientes de forma impresionista. Incluye rasgos autobiográficos, reflexiones personales y evocaciones de personajes. La voluntad; Antonio Azorín.

      • Como ensayista trata los mismos temas que en sus novelas: el personaje refleja su estado de ánimo: Alma castellana; Andalucía trágica.

  • Pío Baroja

* Destaca fundamentalmente como narrador, es el novelista de la generación, aunque también se dedicó a otros géneros.

* Como ensayista escribe obras de madurez en las que reflexiona sobre su pasado, su propia obra y el tiempo que le tocó vivir: Juventud, egolatría.

* Como novelista compuso 60 novelas y varios relatos breves. Los principales rasgos de su novela son:

1) Concibe la novela como un género abierto que puede incluir otros géneros. Todo cabe en ella: la reflexión filosófica, la aventura, la descripción, es como “un saco abierto”. Según Baroja, la vida es superior a la literatura y por ello ésta debe supeditarse a la vida y reflejarla lo más claro posible.

2) Novelas sin plan previo, fragmentarias, narradas en presente con escasos saltos temporales y con un narrador muy cercano.

3) Presentan una realidad pesimista a través de los personajes, de los ambientes y del estilo. En cuanto a los personajes, son asociales o rebeldes, Baroja los clasificó en dos grupos: los de acción (luchan por escapar de la mediocridad), y los abúlicos (incapaces de actuar); sin embargo, tanto unos como otros fracasan y sucumben ante la realidad. Los ambientes son degradados, suburbiales, descritos perfectamente. El estilo, a su vez, es vivo y muy sencillo, recoge la lengua viva, predominan los diálogos, el lenguaje antirretórico e incluso a veces descuidado.

4) Busca la amenidad en sus relatos.

* El propio autor clasificó sus novelas en 3 etapas:

1- “Etapa de violencia, arrogancia y nostalgia” (hasta 1914). Son obras de capítulos breves, párrafos cortos, acción ininterrumpida, cambios rápidos de escenario, abundancia de personajes inadaptados y enfrentados con el mundo, con mucho diálogo y con empleo del viaje como técnica narrativa. Camino de perfección (1902), El mayorazgo de Labraz (1903), trilogía La lucha por la vida, El árbol de la ciencia (1911).

2- “Etapa de historicismo, de crítica, de ironía y de un cierto mariposeo sobre las ideas y sobre las cosas” (1914-1936), aunque continua con las mismas técnicas narrativas. La sensualidad pervertida (1920), Los pilotos de altura (1929) y la serie Memorias de un hombre de acción que, a semejanza de los Episodios Nacionales de Galdós, recoge el periodo histórico de los reinados de Fernando VII hasta Isabel II.

3- Tras la Guerra Civil, su producción decae y es la época en que escribe sus memorias.

* Ideológicamente, Baroja no presenta un pensamiento verdaderamente estructurado: toma rasgos de distintos lugares, incluso a veces contradictorios. No obstante, de modo general, ofrece un pesimismo y una desconfianza en el hombre y el progreso: la vida carece de sentido y está sometida al mero azar, el mundo es algo cruel regido por la Ley de la Naturaleza, ante ello propugna la ataraxia, es decir, no se debe actuar ni pensar pues producen dolor.


  1. El teatro

- Hacia 1900 en España había gran afición al teatro, así se podían distinguir dos tendencias:

1- El teatro que triunfa o “teatro de consumo”, con gran éxito comercial. En él, destacan el género chico (zarzuela, variedades…) dirigido a las clases populares, la alta comedia o “comedia burguesa” que trata temas de actualidad con una leve crítica y suave ironía de forma elegante, en el que destaca la figura de Jacinto Benavente (Los intereses creados, Señora Ama, La malquerida). Además, también destaca el llamado teatro poético, de inspiración modernista y muy semejante al drama romántico (Marquina), así como el teatro costumbrista que recrea ambientes pintorescos con tipos populares, graciosos y un lenguaje casticista (Arniches, Álvarez Quintero) y, finalmente, un teatro de humor de carácter paródico donde destaca Muñoz Seca con sus “astracanes” (La venganza de don Mendo).

2- Intentos renovadores. No consiguen el favor del público. Se trata de un teatro en consonancia con las tendencias teatrales europeas. Destacan autores como Benavente en sus inicios, Unamuno, Azorín y, sobre todo, Valle-Inclán.

- Ramón María del Valle-Inclán

* Posee una extensa y variada obra en todos los géneros.

* Parte de una estética modernista y acabará creando un estilo propio, personal e irrepetible: el esperpento.

* Como novelista, inicia su trayectoria con las Sonatas en las que relata los avatares sentimentales del Marqués de Bradomín, un donjuán “feo, católico y sentimental”. Cada Sonata está ligada a una etapa de la vida del personaje siempre ambientada en el misterio y la leyenda (lujosos jardines, palacios…) destacando lo decadente y refinado. Su estilo evoluciona en la trilogía La guerra carlista en la que aparece la Galicia mítica y legendaria. A las novelas de estética esperpéntica, El ruedo ibérico, Tirano Banderas, les caracteriza el aspecto de la ridiculización de la historia de España.

* Su trayectoria teatral presenta cuatro etapas:

- Modernismo (hasta 1906): El marqués de Bradomín es la versión teatral de las Sonatas.

- Primitivismo (1907-1909). Busca un nuevo rumbo en su estética: introduce la violencia, la crueldad, las pasiones, la barbarie, la destrucción, la brutalidad ambientadas en la Galicia rural con sus ritos, leyes, magia y supersticiones populares. Las acotaciones adquieren gran importancia por su expresividad y plasticidad. Estilo desgarrado. Trilogía “Comedias bárbaras”.

- Distanciamiento artificioso (1910-1920). Escribe obras teatrales en verso en las que experimenta creando un mundo artificioso, literario y estilizado, inspirado en los temas de la tradición teatral clásica. Los personajes son estereotipos caricaturescos. Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte; Farsa infantil de la cabeza del dragón.

- Los esperpentos (a partir de 1920). Se trata de las obras más valoradas por la crítica literaria: Divinas palabras, Luces de bohemia, Martes de carnaval. El esperpento es una estética personal, particular y original de Valle-Inclán, si bien él mismo reconoce antecedentes en Quevedo o Goya. Se caracteriza por:

1) Es una estética que se basa en la distorsión sistemática de la realidad, de modo similar a los espejos cóncavos, mezclando aspectos trágicos y grotescos.

2) Se combina lo cómico con lo serio y lo sublime con lo vulgar.

3) Los personajes son meros títeres o fantoches caricaturizados y cosificados.

4) Tono de farsa

5) La intención es satírica, paródica y burlesca.

6) Aparecen muchas referencias literarias: La Celestina, el sainete, los entremeses, el teatro de títeres, la parodia de los géneros clásicos, se incorporan elementos de la tradición oral-popular y aspectos propios de la técnica cinematográfica.

7) Conviven un lenguaje preciosista con lo más vulgar, chabacano y arrabalero.

8) Pretende presentar la realidad hispana más allá de las apariencias, es decir, un mundo trágico-grotesco, desde una actitud profundamente crítica.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98 iconLa literatura de fin de siglo: modernismo y generación del 98

Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98 iconLit del cambio de siglo: modernismo y generación del 98
...

Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98 iconTema 4: movimientos renovadores en lapoesía de principios de siglo...

Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98 iconSiglo XX. El modernismo y la generación del 98

Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98 iconSiglo XX. El modernismo y la generación del 98

Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98 iconLa renovación poética a principios del siglo XX: las vanguardias y la generacion del 27

Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98 iconTema 23 : la literatura hispanoamericana del siglo XX
«Primera generación modernista»: José Martí [español y cubano] o Manuel Gutiérrez Nájera [cubano]

Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98 iconT poesía española a principios de siglo XX. Modernismo y vanguardia....

Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98 iconLa literatura a principios del siglo XX

Tema 12 literatura de principios de siglo XX: el modernismo y la generación del 98 iconNovecentismo o generación del 14. Características de la novela y...
«lo que ya no es ni modernismo ni noventayochismo y no es todavía vanguardia -de difícil delimitación- y confluirá en la generación...






© 2015
contactos
l.exam-10.com