Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas






descargar 9.06 Kb.
títuloPara muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas
fecha de publicación08.04.2017
tamaño9.06 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
Leer alimenta tu mente

Para muchas personas  hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas ocasiones nos encontramos a las librerías, las presentaciones de libros y las ferias del libro frías y casi vacías.

El tema de la producción de libros y de los hábitos de lectura en nuestro país siempre ha sido de interés y debate, pero pocos sabemos que nuestro país es el mayor productor de libros en América Latina y que su calidad es tan alta que editamos y exportamos libros de texto que leen los niños de Argentina, Chile y Colombia, entre otros países.

El año pasado por ejemplo se editaron 5.08 libros por cada habitante de México, de los cuales el 68% correspondieron a los libros de texto gratuito, mismos que se distribuyeron en el presente año escolar en todas las primarias y secundarias de la nación.

La mayor parte de los mexicanos se inclina por leer libros que han sido creados más por la mercadotecnia que por un mero escritor.

Tenemos muchas casas editoras… bueno cada vez menos, hoy las encontramos con “grupo editorial….”

Tenemos más de 52.5 millones de libros en las bibliotecas públicas del país.

Somos el país número uno que produce más libros en toda América Latina, sin embargo, se considera que menos del 16% de los mexicanos no lee ni un solo libro al año.

Una encuesta publicada a principios de 2009 por una empresa dedicada a la realización de encuestas, reveló que casi la mitad de los habitantes del D.F., es decir, el 46 .2 %, lee tan sólo 1 ó 2 libros al año, mientras que un 16.3 % no lee ninguno, 23.5 entre 3 y 5 libros, el 8.2 entre 6 y 10, 4.4% de 11 a 20 y solo 1.4 más de 20 libros.

Cuando vamos a una librería nos encontramos con un sinfín de temas y títulos, pero ¿sabe usted cuáles son los libros que leen los mexicanos?

Al contrario de lo que nos podríamos imaginar, los libros más vendidos son los motivación personal, esoterismo, sexo e infantiles. (40% de la población en México es menor de 18 años de edad.

Le siguen los del género narrativo: novela y cuento, después ensayo, y por último (por género) figuran las enciclopedias, ello gracias a que tienen un lugar especial en todos los hogares, oficinas y escuelas (claro, que en la actualidad como adorno, o son utilizadas por aquellos que no entienden aún la tecnología y las computadoras)

Por ejemplo: “La Última Oportunidad”, “Un Grito Desesperado”, “Sonría todo el Día”, etc., “Masajes Eróticos”, “500 Posiciones en el Sexo”, etc.

Según se descubrió en la misma investigación, que el escritor favorito de todos los estratos socioeconómicos del país sigue siendo Carlos Cuauhtémoc Sánchez, autor de la pasadísima novela Juventud en Éxtasis, manual de auto ayuda novelado, que es leído por el 23.4% de la población.

Le sigue en la lista de preferencias los lectores de Gabriel García Márquez que es leído por el 12.3% y Octavio Paz es leído por el 11.3%.

Cuauhtémoc Sánchez tiene por lo menos el doble de seguidores que Paz, y cabe hacer mención que hay un premio Nobel de por medio.

Los libros que menos se venden son los de Poesía. Del total de aspirantes que esperan a que las editoriales les publiquen sus libros, apenas el 1% lo logra y con ediciones muy limitadas. De hecho las editoriales ya sólo publican el número de ejemplares bajo pedidos previos, para no condenar al fracaso la edición.

Si bien es cierto es que en la década pasada México sufrió una crisis de papel (los precios se cuadriplicaron), una década después continuamos igual o tantito peor por lo cual se propició la caída de la industria editorial a más de 25%, hoy nuestra industria de libros es la más fuerte de toda Latino América.

Para empezar, muchas editoriales se fueron a la quiebra, unas más, las que tuvieron una gran visión se fusionaron, formando lo que conocemos los grupos (grupo editorial Diana, Alfaguara, esfinge, etc...

De hecho las editoriales y las librerías están en crisis, agravadas por la situación económica, desde el siglo pasado, por ello el precio de los libros se incrementa cada mes en un 8%.

Según datos del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlac), en 2007 México fue el primer país productor de libros, pues se editaron 319 millones de volúmenes para 93 millones de habitantes.

En comparación, Argentina produjo 70 millones de libros para 34 millones de personas, es decir 2.95 libros por habitante.
   
Otro dato que no podemos dejar pasar por alto, es que aunque nos parezcan caros los libros que se venden en México, nos damos cuenta que no lo son si  tomamos en cuenta la calidad y el precio que tienen los mismos en otros países.

Nuestra industria editorial crece y crece, y hasta exportamos libros, pero de que sirve si solo los compramos por metros o colores, y los guardamos en el librero como un adorno. De nada nos sirven si no somos capaces de abrirlos y adentrarnos en ellos.

Cuando leemos, desarrollamos habilidades y aptitudes que son de gran utilidad en diferentes momentos de nuestra vida diaria. Ejercitamos la atención, la concentración y la memoria, enriquece el vocabulario, y aprendemos a expresar mejor nuestros sentimientos e ideas.

A muchos nos intriga y nos preocupan las estadísticas: “EN MEXICO SÓLO EL 0.2 % DE LA POBLACION TIENE ÉL HÁBITO DE LA LECTURA” , APENAS 1.8 % LIBROS SE LEEN, ES DECIR MENOS DE 2 LIBROS  AL AÑO SE LEEN POR PERSONA.

Lo cierto  es que para nuestro país, esto ni es bueno ni malo, lo peor que a veces hacemos es compararnos con otros países que están igual o peor, en tal caso debemos compararnos con otros que estén más desarrollados para saber que es lo que nos hace falta.

Decir que producimos muchos libros de texto, tampoco es un gran consuelo, porque no podemos decir que se tiene él HÁBITO de la lectura, porque todos sabemos que se leen por obligación.

Se dice que un buen lector es aquel que lee por gusto, con periodicidad y que es capaz de entender, saborear y sentir lo que está leyendo.

Lo más preocupante en todo caso, no es que haya mucha gente analfabeta que no lea, sino que aquellas personas que han pasado los 15 o  20 años en la escuela no cultiven el HÁBITO DE LA LECTURA.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas iconDr. Roberto Brólio
«choque» a muchas personas, por no comprender o asimilar el abordaje de conceptos espiritualistas en los dominios medico-científicos...

Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...
«choque» a muchas personas, por no comprender o asimilar el abordaje de conceptos espiritualistas en los dominios medico-científicos...

Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas iconRegreso a casa. Tristeza melancólica originada por el recuerdo de...

Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas iconEste artículo será publicado en el próximo libro de Brecha Lésbica...
«preferencia sexual» «diferente». Este Coloquio, hasta cierto punto, es prueba de ello: en el 2006, doscientas lesbianas pueden reunirse...

Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas iconMuchas drogas medicinales se venden sin receta médica para ser usadas...

Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas iconH ablar del ’900 uruguayo es hablar de una ruptura en nuestras letras,...

Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas iconA ti, mi amor, que te quiero como a nadie más, te dedico esta historia...

Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas iconColección de personas interesantes 2
«diferentes», marcados por sus problemas, miedos, inseguridades Por ello son personajes auténticamente literarios y resultan tan...

Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas iconColección de personas interesantes 2
«diferentes», marcados por sus problemas, miedos, inseguridades Por ello son personajes auténticamente literarios y resultan tan...

Para muchas personas hablar de libros es sinónimo de alejamiento, soledad, tristeza, vejez y a veces hasta de aburrimiento, es por ello que en algunas iconMuchas veces las frases que oímos nos “tocan la fibra sensible” y...






© 2015
contactos
l.exam-10.com