Centro de mayores “toledo i”






descargar 165.85 Kb.
títuloCentro de mayores “toledo i”
página1/3
fecha de publicación01.07.2016
tamaño165.85 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3




CONTACTOS

CENTRO DE MAYORES “TOLEDO I”
MARZO - ABRIL 2009


SUMARIO


  • Editorial…………………………………………………………………..……….3

  • Los Sueños….…... ……………………...………………………………………..5

  • ¿Sabías que…?.......................................................………………………………..........6

  • ¿Es así o no?....……….…………………………………………………………...10

  • Leyendas de Toledo…………..…………………………………………………….12

    • La Fuente Misteriosa

  • Curiosidades de Toledo…………...………………………………………………....14

    • ¿Qué es un “bolo”?

  • ¿Por qué lo hacen? (Continuación)..................………………………………………..16

  • ¿Conocemos nuestra ciudad?..........………………………………………………….17

    • Antesacristía

    • Coro

  • Recetas……………………...……………………………………………………21

    • Berenjenas de jamón y queso

    • Ensalada Tropical de pasta y piña

  • Pasatiempos………………………………………………………………………23

    • Crucigrama

    • Pon vocales

    • Completa las Palabras

  • Poesías………………………………………………………………………….25





  • Colaboradores:

  • Pedro Corchero

    • Sagrario del Pilar

    • Ángeles Díaz de Llorca

    • Luis Jiménez Villanueva

    • Moisés Carrasco Escribano

    • Benito García Martínez

    • La Comparsa

    • María López


EDITORIAL
Fiel a su cita, el pasado mes de marzo, hizo su entrada la primavera. Los pequeños brotes verdes y las multicolores flores de algunas plantas pujaron compitiendo en ser los primeros en saludar a nuestra madre naturaleza.

Los desnudos árboles aguijonearon sus adormecidas energías y su savia sin freno alguno irrumpió para reverdecer y colorear sus peladas ramas. El agua, la luz, el color y el misterioso empuje divino que vela por su existencia, han logrado de nuevo este milagro.

Nuestros aletargados y perezosos campos, han vuelto a llenarse de fragancia y al desperezarse sus tierras nos han ofrecido la primicia de esos vástagos apetecibles que forman parte de muchas recetas culinarias deseadas por nuestro paladar: Setas, espárragos, criadillas, cardillos y otros.

Hemos vuelto a escuchar, en su tono mas alegre, el melodioso canto y los desenfadados trinos de muchos pajarillos saludando de ese modo y agradeciendo la llegada de de esta estación tan propicia para ellos.

Hemos recreado nuestra vista contemplando los caprichosos vuelos de pintorescas y vistosas mariposas y nuestros oídos se han inundado del monótono zumbido de abejas y sobre todo abejorros que madrugadores liban el néctar de las flores del romero y transportan los gránulos del polen de unas a otras para fecundarlas, y así continuar el ciclo que la Providencia tiene previsto en su ley natural.

Hemos vuelto a escuchar, en su temporera visita, a las ruidosas y madrugadoras golondrinas y sus congéneres que vienen cada año para ayudarnos a diezmar y aniquilar a los molestos y fastidiosos insectos que intentan amargarnos las largas noches del verano.

También la primavera, nos zarandea un poco a los humanos. Mientras unos la reciben con los brazos abiertos, otros lo hacen con reparos, como causante de sus molestias alergias. Pero indudablemente nos despierta del letargo invernal, ensancha nuestros pulmones y dilata nuestro organismo al apartar de él las ropas de abrigo que hemos tenido que usar.

Sus energías aportadas que notamos o percibimos en nuestro interior nos obliga a aceptar como bueno aquello de: “La primavera, la sangre altera”.


No puedo pasar por alto ese acontecimiento universalmente aceptado y celebrado, que asimismo, nos trae la primavera: LA SEMANA SANTA. La conmemoración en recuerdo del cruento sacrificio de Jesús de Nazaret, sucedido en Jerusalén, hace ya dos mil nueve años. El llamado hijo de Dios, Cristo para nosotros, después de su entrada triunfal en la citada ciudad, es condenado como perjuro, sentenciado y colgado hasta su muerte en una cruz. Su cuerpo sepultado, al tercer día, resucita triunfante, para días después ascender a los cielos.

Durante esta semana, hemos visto desfilar por las calles de nuestro Toledo, dolorosa y sentidas procesiones, en que diferentes imágenes de Cristo y su madre María, las han recorrido acompañadas y llevadas por sus cofradías, cuyos miembros vestidos de sayales y capuchones, portando velas y candelabros, se han unido a la angustia y dolor de aquel ya lejano suceso.

Nuestra Señora de la Esperanza, Nuestra Señora del Amparo, Cristo de la Misericordia, Cristo Redentor, Virgen de las Angustias, Virgen de los Dolores, Cristo de la Vega, Cristo de la Agonía, Santo Sepulcro, Cristo Resucitado y Virgen de la Alegría, son algunas de estas imágenes que hemos visto pasar por nuestras calles ante la expectación y el recogimiento de los que han acudido a contemplar estas procesiones.

Pedro Corchero


LOS SUEÑOS
En contadas ocasiones me he detenido a pensar si debía o no, si debo ahora mismo o no, meditar o intentar, del modo que sea, descifrar y darles sentido a los sueños que cada noche me hacen compañía mientras duermen.

Los he tenido siempre y cada noche son dos, tres o más, si despierto dos, tres o más veces; por supuesto siempre distintos.

Siendo tan dispares, solamente puedo clasificarlos en, unos que me producen aturdimiento, sorpresa e incluso malestar o indiferencia, y otros de esos que desearías que no terminaran nunca. De cualquier modo unos y otros sobresaltan y zarandean el inconsciente ofuscándolo.

En mi etapa escolar, en la historia sagrada que estudiábamos, se citaban sueños transcendentes, como los descifrados por José sobre el copero y el panadero del Faraón y el de las siete vacas flacas y siete gordas referido al mismo Faraón. También el interpretado por Daniel a Nabucodonosor y ya en los Evangelios el de José donde un Ángel le ordena huir a Egipto con Jesús y María para salvar al niño del Rey Herodes.

Hoy he tocado este intrincado tema, pues me encuentro intrigado y perplejo ante un sueño, que me ha ocurrido por quinta vez, en el que entro, salgo, recorro y a veces vivo en un pueblo que no he visto jamás despierto. Conozco en esos momentos a varios de sus habitantes con los que me relaciono de manera extraña; me hablan en ocasiones y en otras ni me ven al pasar junto a mí. Entro en casas, donde luego no encuentro salida; aparco mi coche, el de ahora, encima de unas rocas en una calle que sale a una carretera llena de barro, sin continuidad; voy de caza y de pesca sin lograr nada; visito viñas y olivos, de mi propiedad, que nunca tienen fruto, etc. Y otras cosas raras por el estilo que llevarían mucho tiempo contarlas.

¿Verdad que es extraño soñar con lo mismo cinco veces?

Una vez contado mi sueño a grandes rasgos y que ha despertado en mí cierto desasosiego, me veo en la obligación de preguntarme: ¿Qué son los sueños y cual su significado? ¿Qué “algo” misterioso encierran? ¿O a caso, no significan nada?

Soy totalmente profano y neófilo en esta cuestión y lo que pueda decir sobre ellos será siempre deducción mía.

Lo que veo claro es que nuestro cerebro o una parte de él esta activo mientras dormimos, con un comportamiento irreal y ficticio en gran parte, con el mismo protagonista, nosotros, para bien o para mal.

En mi caso, las imágenes y todo su entorno, distorsionados, carecen de continuidad. Te coge el toro, pero resulta que tal toro es un amigo tuyo. Voceas delante de un público y nadie te ve ni te oye. Tu comportamiento nada tiene que ver con tus ideas y sentimientos, como si actuara un “yo” que se revela contra el “yo” de la vida real. Al mirarte al espejo, este te devuelve una imagen que te resulta familiar pero desconocida.

Es indudable que la mente esta alerta y corretea en busca de sensaciones durante nuestro reposo. Es como si nuestro inconsciente quisiera completar algo que se nos escapa entre el ajetreo del mundo en que nos movemos durante nuestra vigilia.

Me gustaría seguir hablando de este misterio de los sueños, pero no estoy preparado para ello. Eso sí, ahora me siento atraído por ellos, por encontrar algo que me aclare su existencia, su lenguaje y su lógica.

Pedro Corchero

¿SABÍAS QUE….?
El Toledo amurallado tiene una superficie de 102 hectáreas, y que es el mayor casco histórico de España.

Nuestro Toledo, tiene 150 calles, 65 callejones, 70 plazas, 39 travesías, 29 cuestas, 2 subidas, 19 bajadas, 7 cobertizos, 1 pasadizo, 11 paseos, 1 pasaje, 1 costanilla, 1 rinconada, 1 corredorcillo y 1 ronda, dentro de su casco histórico.

En el siglo XV había en nuestro Toledo 30 hospitales.

En 1732 el coste de la vida era el siguiente:
1 pan de dos libras 1 real

1 Kg de aceite 2,5 reales

1 L de vino 1 real

1 Kg. de azúcar 6,5 reales

1 queso de 3 Kg 6 reales

1 pollo 2 reales

1 gallina 5 reales

1 conejo 2 reales

1 carga de carbón de 50 Kg 30 reales
El salario normal oscilaba entre 4 y 8 reales diarios, que cobraban la inmensa mayoría de artesanos, jornaleros y toda clase de asalariados de nuestra ciudad en ese año.

En 1732 entre los festejos para la inauguración del transparente de la Catedral figuró una corrida de toros en la Plaza de Zocodover.

La corrida que se anunciaba era de 30 toros.

El día señalado fue el 25 de Junio y los vecinos colaboraron poniendo luces y luminarias en las ventanas de sus casas la noche anterior a la corrida por orden del Ayuntamiento.

Los actuantes en las corridas con mayor importancia en estos años eran los rejoneadores más que el toreo a pie.
Las armas empleadas para aquella corrida fueron:

2 púas para la lanzada a caballo.

1 púa con su cañón y vara, para la lanzada a pie.

18 púas con casquillo, para las varas largas de torear.

108 rejones para los rejoneadores.

300 para los toreros.

En 1890 en el mes de Diciembre se fundó el “centro de teléfonos de Toledo”

Una formula original para templar las espadas.

Es corriente la creencia de que los antiguos armeros toledanos preferían para templar las espadas las noches oscuras, porque en ellas podían distinguir con certidumbre los puntos de calor marcados en el hierro, y el rojo cereza madura, claro y rosa, imprescindible antes de sumergir las hojas en el agua de templar; midiendo el tiempo de la citada inmersión y templado (a falta de relojes) recitando oraciones, tradicionales frases suplicatorias y formulas misteriosas, de duración fija.
Una de estas formulas decía así:

“Bendita la hora en que Dios nació;

Santa María que le parió;

San Juan Bautista que le bautizó;

El hierro está caliente,

El agua muere,

Buen temple haremos

Si Dios lo quiere.

En 1905 el 30 de Agosto hubo en Toledo un eclipse total.

En 1920 hubo en Toledo la primera exhibición de aviones con ocasión de la feria. Toledo entero se congregó en la vega baja, paseo de Merchán, ronda del Cambrón y la Granja. La expectación era enorme. El aviador hizo largos preparativos en el aparato antes de emprender el vuelo, aunque solo se trataba de un vuelo de 20 minutos sobre Toledo y sus alrededores. Al fin el aviador hizo funcionar la hélice, después de grandes esfuerzos; montó en la carlinga y arranco rápido, despegando a los 100 metros cerca ya del terraplén. Un clamor admirativo de la muchedumbre le acompañó al remontarse. El piloto giró hacia la fábrica de armas, volvió sobre el polígono, enfiló Toledo y desapareció hacia el Sur. La multitud quedó expectante, con cierta angustia.

Al fin el monoplano apareció de vuelta sobre el caserío Toledano. Había llegado hasta Cobisa y Burguillos, dejando estupefactos a aquellos pequeños vecindarios. Una tempestad de aplausos y flamear de pañuelos saludó su regreso. Aterrizo normalmente y la acogida fue verdaderamente triunfal. Todos le aclamaban como a un héroe. El éxito de aquel novedoso y apasionante festejo de la feria, movilizó y sugestiono al Toledo entero.

La peña del Rey Moro, dolmen prehistórico.

En la revista “Toledo” de Agosto de 1926 escribió Manuel Castaños y Montijano:

<>

En 1949, el 26 de febrero las aguas del río Tajo crecieron 7 metros. Fue la mayor crecida del siglo XX en Toledo.

En 1953, el día 4 de Junio, durante las fiestas del corpus, a la Emperatriz Soraya le fueron robadas varias alhajas cuando marchaba entre la multitud apretujada entre la calle del Comercio y Zocodover para presenciar la procesión.

En 1993, el 3 de Marzo, la reina Doña Sofía perdió una pulsera en la Catedral cuando pasaba frente la Capilla de San Pedro.

Una gallina cría dos perritos. Una noticia pintoresca llegó de Orgaz en el mes de Octubre de 1954; una gallina propiedad del vecino Manuel Pérez Cejuela, cuidaba de dos perritos recién nacidos, que la seguían a todas partes. Desde pequeños los dos perros fueron colocados en el rincón del gallinero donde aquella solía empollar los huevos. La gallina lejos de asustarse, los cubría con sus alas durante varias horas al día y cuando los perritos pudieron andar no se separaban de ella en el gallinero. A los tres meses persistieron en las muestras de afecto a la gallina.

Fuentes:

Toledo, sucesos, anécdotas y curiosidades.

Don Luis Moreno Nieto.
Moisés Carrasco Escribano

¿ES ASÍ O NO?
Como sabéis el 19 de marzo, fue el Día del Padre.

¿Qué somos los padres para la familia?

El padre es siempre un extraño, benévolo o cruel, pero siempre un huésped en la pensión biológica que forman los hijos y la madre. Nos presentamos mas tarde que la madre a la vida de los niños y nos ausentamos hecho un cadáver varios años antes que la madre. Nuestro paso por el hogar deja la convicción de que por allí discurrió un intruso. Un intruso al que se puede juzgar ya muerto, de principio a fin, como un mueble que estuvo instalado entre ellos. Su condición de forastero, ruin o excelso, no termina nunca.

¿Es posible la conjura de los hijos con la madre en contra del padre…? Pero lo que es imposible es que el padre con los hijos se conjuren en contra de la madre.

El padre no es nunca de la familia. El caso es que tiene familia, pero no es familia como la de la madre. Está más solo que la una. Y debe pagar permanentemente su derecho de asilo y compañía.

La madre pone los calcetines a los niños, da de mamar, prepara el Cola-Cao, peina a los niños, etc., etc. Los que no se sabe, entretanto, es que hemos venido a hacer los padres.

Nuestra tos, molesta, lo mismo que el ruido que hacemos al pasar por el pasillo con los zapatos, nuestras caricias o abrazos no son lo mismo. El padre es lo otro. Para bien o para mal. Para la extrema soledad del padre.

El padre vislumbra de nuevo la conspiración, cuando, en vísperas del Padre, la familia compinchada intenta buscarle un regalo, para este día, por el corte ingles.

El padre es consciente de que se puede perdonar todo, excepto el ser padre.

He exagerado quizá un poco. ¿Es así, o no?
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Centro de mayores “toledo i” icon2005 Argentina Pinta Bien, Centro Cultural Recoleta y Centro Cívico Bariloche

Centro de mayores “toledo i” iconCentro Cultural Borges Centro de Estudios e Investigación de Medicina...

Centro de mayores “toledo i” iconEntrevistas a la familia toledo

Centro de mayores “toledo i” iconC olegio toledo plata

Centro de mayores “toledo i” iconLa Escuela de Traductores de Toledo

Centro de mayores “toledo i” iconLa judía de toledo lion Feuchtwanger

Centro de mayores “toledo i” iconSanta Teresa en Toledo: las Moradas

Centro de mayores “toledo i” icon1282 1348: Escalona {provincia de Toledo}

Centro de mayores “toledo i” iconOaxaca: Cuento infantil de Natalia Toledo en la Feria del libro en Español

Centro de mayores “toledo i” iconConsiderado uno de los mayores






© 2015
contactos
l.exam-10.com