El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante






descargar 46.99 Kb.
títuloEl poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante
fecha de publicación08.03.2016
tamaño46.99 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
Género Lírico
Género lírico: expresión de sentimientos
Todas las personas tenemos sentimientos, y a la mayoría nos gusta expresarlos. Tenemos una especie de necesidad de dar a conocer aquello que sentimos, a través de alguna manifestación. Ésta, muchas veces puede ser la escritura.
Pues bien, es posible que si alguna vez hemos hecho esto, sin saberlo, hayamos creado obras líricas. Es decir, obras literarias que expresan sentimientos, ideas o emociones; que son una manifestación del mundo interior.
En estas obras se utiliza un lenguaje especial. En él se produce una sonoridad, una especie de ritmo distinto, que nos ayuda a meternos en el mundo de los sentimientos.
Las obras líricas se agrupan en un gran conjunto, llamado género lírico. Poseen tres elementos básicos: el poeta, el hablante lírico, el objeto lírico y el tema lírico.

El poeta



Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas.

El hablante



Es quien que transmite sus sentimientos o emociones en la obra lírica. No es el poeta, sino un ser ficticio creado por el autor y que nos comunica su propia interioridad, que también es ficticia.
A través de la lectura de la obra lírica, se pueden determinar distintos aspectos del hablante. Por ejemplo si es hombre o mujer, cómo es, etcétera.
Para expresar su supuesto mundo interior, el hablante puede adoptar varias actitudes líricas, como:
Actitud Enunciativa, en la cual nos entregará sus sentimientos a medida que nos cuenta algún hecho concreto. Es una especie de narración. Por ejemplo:
"El campo

de olivos

se abre y se cierra

como un abanico".
Actitud Apostrófica, también llamada Apelativa. En ella, el hablante se dirige en forma directa a alguien para transmitirle sus sentimientos. Se dirige a un tú o a un nosotros. Por ejemplo, en los versos:

“Juventud, divino tesoro

¡ya te vas para no volver!"
el hablante se está dirigiendo, en actitud apostrófica, a la juventud. Sin embargo, en estos otros versos:

"Por todas partes te busco

sin encontrarte jamás",
le habla, con su actitud apostrófica, a alguien que no sabemos exactamente quién es; puede ser un amigo, un perro, etcétera.
Actitud Carmínica o de la Canción, Es aquella en que el poeta eleva su canto desde sí mismo y expresa su interioridad anímica. En ella predomina el elemento subjetivo. Por ejemplo:

“Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza

Del cielo se abre como una boca de muerto.

Tiene mi corazón un llanto de princesa

Olvidada en el fondo de un palacio desierto.”


El objeto lírico



Es la persona, animal, cosa, u otro, que inspiran la obra lírica. Es decir, lo que produce en el hablante algún sentimiento o emoción, que él expresa a través de su obra. El objeto lírico no es necesariamente a quien se le habla cuando el hablante utiliza la actitud apostrófica.
Por ejemplo, puede existir una obra en la que el hablante se dirige en actitud apostrófica a un amigo, y le transmite su amor por su esposa. En este caso, el objeto lírico sería la mujer del hablante.

El tema



Es de lo que se trata la obra lírica. A pesar de que todas ellas se refieren a sentimientos, existen muchos tipos de sentimientos. Entonces, en una obra que habla del amor, por ejemplo, el tema puede ser el amor no correspondido, el amor infiel, o el amor feliz y pleno.
En cada obra el hablante lírico nos transmitirá su forma de sentir. Esto hace que los temas sean distintos, a pesar de tener en común su pertenencia al mundo interior.

Tipos de obras líricas: el poema



Las obras líricas tienen una diferencia que permite clasificarlas en dos tipos; es la forma en que están escritas. Al hacerlo, el poeta puede utilizar el verso o la prosa.
El verso está constituido por oraciones o frases cortas, que se escriben una en cada línea. La prosa se escribe de corrido, de lado a lado de la hoja.
Cuando la obra literaria está escrita en verso, la llamamos poema. En cambio, cuando está escrita en prosa, la llamamos prosa poética.
Analizaremos primero el poema. Para comprender este tipo de obra lírica, debemos considerar sus elementos formales.
Lo primero que debemos recordar es que los poemas están escritos en verso, y estos, a su vez, están agrupados en estrofas. Una estrofa, entonces, será un grupo de versos que poseen una cierta medida o que tienen una rima común. Revisaremos qué significa esto.

La medida



Es el primer elemento formal del poema. Se refiere a la cantidad de sílabas que compone cada verso. Existe una manera especial de contar las sílabas de un poema. Para hacerlo, debemos considerar dos aspectos: la sinalefa y la ley del acento final.
La sinalefa es un procedimiento que indica que, cuando en el interior de un verso la última sílaba de una palabra termina en vocal, y la primera sílaba de la palabra siguiente comienza en vocal, estas sílabas se cuentan como una sola. Veamos un ejemplo.
Contaremos las sílabas del siguiente verso. "Como se arranca el hierro de una herida".
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
Co / mo / se- a / rran / ca- el / hie / rro /de- u / na-he / ri / da

Sinalefa Sinalefa Sinalefa Sinalefa
En el ejemplo anterior vemos que la palabra se termina en vocal e, y la palabra arranca comienza en vocal a. Es entonces cuando se produce la sinalefa, y se unen las sílabas formando una sola, como se ve en el esquema. Vemos que lo mismo ocurre al formarse la quinta y la octava sílabas.
Ahora bien, es importante tener en cuenta que cuando una palabra comienza con la letra h, se considera como vocal, ya que siempre después de la h viene una vocal. Recordemos que en nuestro idioma la letra h no tiene ningún sonido.
Es por eso que -como se ve en el mismo ejemplo- se produce sinalefa entre la palabra una y la palabra herida, ya que a pesar de la presencia de la letra H, por efectos sonoros, es como si la palabra herida comenzara con E.
Es importante señalar que lo mismo ocurre en versos que incluyen la conjunción y, como -por ejemplo- "los suspiros son aire y van la aire". Entonces, a pesar de que la letra y es una consonante, suena como vocal, de manera que también se produce sinalefa, en este caso, entre la sílaba re de aire y la letra y.
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
Los / sus / pi / ros / son /ai / re- y / van / al / ai /re

Sinalefa

Ley del acento final
El otro procedimiento que debemos considerar cuando contamos las sílabas de un verso, es la ley del acento final. Esta ley señala que -según la acentuación de la última palabra del verso- el número de sílabas se modifica, de la siguiente manera:
Si la última palabra del verso es aguda, se suma una sílaba al verso.

Si la última palabra del verso es grave, el verso no se modifica.

Si la última palabra del verso es esdrújula, se resta una sílaba al verso.
Por ejemplo, contemos ahora un segundo verso: "Su amor de las entrañas me arranqué".


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 10+1=11

Su-a / mor/ de / las / en / tra / ñas / me- a / rran / qué/

Sinalefa Sinalefa
Como el verso termina con una palabra aguda, le hemos sumado una sílaba. Así, este verso tiene once sílabas.
Distintos nombres

Según el número de sílabas que tenga cada verso, recibe un nombre distinto. Los nombres más comunes son:
Verso de tres sílabas: trisílabo.

Verso de cuatro sílabas: tetrasílabo.

Verso de cinco sílabas: pentasílabo.

Verso de seis sílabas: hexasílabo.

Verso de siete sílabas: heptasílabo.

Versos de ocho sílabas: octosílabo.

Verso de nueve sílabas: eneasílabo.

Verso de diez sílabas: decasílabo.

Verso de once sílabas: endecasílabo.

Verso de doce sílabas: dodecasílabo.

Verso de catorce sílabas: verso alejandrino

El ritmo:



En el verso, el ritmo de produce por la disposición y repetición del acento a intervalos regulares. Según la distribución del acento, en español, sólo hay tres posibilidades el acento se marca cada dos (ritmo binario), tres (ritmo terciario) o cuatro (ritmo cuaternario) sílabas.

La rima: coincidencia de sonidos



La rima es el segundo elemento formal del poema. Se refiere a la coincidencia de sonidos que tienen los versos al finalizar. Para esto, se considera como terminación del verso a todas las letras que hay, a partir de la última vocal acentuada.
Cuando la terminación de dos o más versos se repite, coincidiendo uno con otro, se dice que tienen rima, que puede ser consonante o asonante.
La rima consonante se produce cuando las terminaciones de los versos son exactamente iguales, tanto en sus vocales como en sus consonantes.
Veamos un ejemplo:
Este era un rey que tenía

un palacio de diamantes

una tienda hecha del día

y un rebaño de elefantes.
Tanto en el segundo como en el cuarto verso, las terminaciones son iguales; a partir de la última vocal acentuada del verso (que es la última letra A, en ambos casos) hay rima consonante.
La rima asonante se produce cuando en las terminaciones de los versos coinciden solo las vocales, y no las consonantes. Ejemplo de esto son estos versos:
Es una lástima que no estés conmigo

cuando miro el reloj y son las cinco
Las terminaciones de estos versos, a partir de la letra i (última vocal acentuada) son igo e inco, respectivamente. Es decir, no son idénticas, pero sus vocales coinciden, como se ve en arriba.

Forma



La rima, sea consonante o asonante, se puede dar de distinta forma en el poema. Son posibles tantas combinaciones, que existe una manera de señalar la forma de la rima. Esto se hace identificando cada terminación con una letra mayúscula, partiendo por la A. Así, cada vez que encontremos la misma terminación, repetiremos la letra, y cuando encontremos una terminación distinta, la identificaremos con la letra B, y así sucesivamente.

Revisemos la forma de la rima en este poema:
Mi vida es un erial

A
flor que toco se deshoja

B
que en mi camino fatal

A
alguien va sembrando el mal

A
para que yo lo recoja

B
La forma de la rima de este poema es A B A A B.
Existen poemas cuyos versos no riman. Cuando esto ocurre, decimos que poseen versos libres.

Combinaciones poéticas



Con los elementos formales que ya hemos revisado, es posible construir muchísimos tipos de poemas. El poeta puede combinar su rima y su medida como lo desee. Sin embargo, existen ciertas combinaciones que ya tienen su nombre. Conoceremos algunas.

El soneto



Es un poema formado por catorce versos endecasílabos -es decir, de once sílabas cada uno-, agrupados en cuatro estrofas; las dos primeras de cuatro versos cada una, y las dos últimas, de tres.
El soneto es una forma de composición lírica muy usada en nuestro lenguaje. Como ejemplo, podemos señalar los "Sonetos de la Muerte", de Gabriela Mistral, y los "Cien Sonetos de Amor", de Pablo Neruda.
A continuación, leeremos un soneto del poeta francés Pierre de Ronsard (1524-1585).
Cuando pasen los años...
Cuando pasen los años, y ya anciana y canosa

te sientes ante el fuego a devanar e hilar,

dirás muy conmovida mis versos al cantar:

Ronsard me celebraba cuando aún era hermosa.

Ya no tendrás a nadie para escuchar tal cosa

cerca de tus labores, a medio dormitar,

que al oírte mi nombre comience a despertar

y alabe el nombre tuyo con una unción dichosa.

Yo ya estaré durmiendo mi sueño soterrado

a la sombra de un mirto cariñoso y callado,

y tú, triste, en tu hogar, solitaria, encogida,

llorarás la memoria de tu alivio desdén.

No esperes el mañana para gozar del bien;

recoge desde ahora las rosas de la vida.

La copla de pie quebrado



Recibe este nombre ya que su estructura hace que, al leerla, produzca un ritmo cortado, como una especie de cojera. Está formada por versos octosílabos, interrumpidos cada cierto tiempo por un verso tetrasílabo. Tienen rima consonante, normalmente de forma A B C A B C. Leamos un ejemplo, tomado de las famosas Coplas a la Muerte de su Padre, de Jorge Manrique.
Recuerde el alma

dormida /

avive el seso y despierte /

contemplando

cómo se pasa la

vida /

como se viene la

muerte /

tan callando.

El romance



Es un tipo de poema que tiene un número indeterminado de versos octosílabos. De ellos poseen rima asonante sólo los versos pares, quedando los impares libres.
Como ejemplo, leeremos un fragmento de un romance de Federico García Lorca:
Verde que te quiero verde.

Bajo la luna gitana,

las cosas la están mirando

y ella no puede mirarlas.

La prosa poética
La prosa poética es el segundo tipo de obras líricas que existen, y se distingue del poema precisamente por estar escrita en prosa.
De ninguna manera se la puede confundir con un cuento o un relato, ya que lo más importante de ella no radica en narrar hechos, sino en transmitir sentimientos.
Aunque en la prosa exista una narración, ésta siempre será un pretexto, un motivo para que el hablante pueda expresar lo que siente.
En la prosa poética podemos encontrar los mismos elementos que en el poema: hablante lírico, actitud lírica, objeto y tema, sólo que en ella no hay elementos formales.
A continuación, leeremos un fragmento de un prosa poética escrita por Gabriela Mistral.
"No había visto antes la verdadera imagen de la Tierra. La Tierra tiene la actitud de una mujer con un hijo en los brazos. Voy conociendo el sentido maternal de las cosas. La montaña que me mira también es madre, y por las tardes la neblina juega como un niño por sus hombros y sus rodillas...".

Un lenguaje especial



En las obras líricas, el lenguaje que se emplea adquiere gran importancia. Debe ser un lenguaje delicado, distinto al que ocupamos todos los días para comunicarnos. Incluso, debe ser un lenguaje distinto al que se utiliza para crear obras narrativas, donde lo importante son los hechos que se cuentan. En las obras líricas, el lenguaje tiene importancia por sí mismo, por lo tanto, debe ser más bello, más especial, más apropiado para transmitir algo tan delicado como el mundo interior de cada ser humano. Esto no sólo se refiere a la elección de las palabras, del vocabulario, sino también a la manera en que las palabras se organizan.
Existen formas que los poetas utilizan porque intensifican lo que quieren decir y le dan un sentido más profundo a las palabras. Estos procedimientos son lo que llamamos figuras literarias. Analicemos algunas.

Hipérbole



Es la exageración desmedida de alguna cualidad, o de un hecho. Se usa para engrandecer o para empequeñecer exageradamente algo, a fin de transmitir mejor aquello que se desea expresar. Por ejemplo:
Antes de amarte, amor, nada era mío

vacilé por las calles y las cosas:

nada contaba ni tenía nombre...
Esta hipérbole transmite la sensación de desamparo y de no pertenencia del hablante.

Antítesis



Es la contraposición de dos pensamientos, ideas o hechos. Se utiliza para dejar más claro lo que se quiere expresar, comparándolo con lo opuesto. Aquí tenemos un ejemplo:
"Un bello niño de junco

anchos hombros, fino talle"
Retruécano: (o conmutación) :
Es la repetición de una frase invirtiendo su orden y con sentido diverso.
“¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?

¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

Imagen



Es la identificación de un elemento con otro. Se usa para definir el primer elemento. Al igualar éste a otro, se puede dar una definición más acabada, y muchas veces no solo más clara, sino que más simbólica del sentir del hablante. Ejemplo de esto son los siguientes versos:
"Nuestras vidas son los ríos

que van a dar a la mar

que es el morir"
Aquí se identifican dos pares de elementos: río y vida - mar y muerte. El hablante consigue con esto intensificar el sentido que la vida tiene para él, atribuyéndole las características de un río, que corre permanentemente, que está en constante cambio. Lo mismo ocurre al comparar la muerte con el mar, es estática, no podemos ver dónde termina, posee inmensidad.

Metáfora



Es la identificación completa de un elemento con otro, como la imagen. La diferencia entre ambas está en que al hacer una metáfora uno de los dos elementos no se nombra, sino que se reemplaza completamente por el otro. Por ejemplo:
Niña morena y ágil, nada hacia ti me acerca...

Mi corazón sombrío te busca, sin embargo,

y amo tu cuerpo alegre, tu voz suelta y delgada

Mariposa morena dulce y definitiva.
Aquí podemos apreciar que la segunda vez que el hablante nombra a la persona a la que dirige sus palabras, la llama Mariposa. Esto no quiere decir que le hable a una mariposa, sino a una mujer a la que él identifica con ese elemento, tal vez por su alegría o su agilidad

El significado de la poesía
A veces llamamos a un poema poesía. Esto está bien, pero es conveniente saber que la palabra poesía se asocia también a cualquier manifestación, artística o no, que posea belleza, y que transmita la expresión de un mundo interior.
De este modo, podemos encontrar poesía en una película, en una novela o en una fotografía. Una hermosa lección acerca de esto, la da el poeta Gustavo Adolfo Bécquer en una de sus rimas.
Rima IV (Fragmentos)
No digáis que agotado su tesoro,

de asuntos falta, enmudeció la lira:

podrá no haber poetas; pero siempre

habrá poesía.

Mientras la ciencia a descubrir no alcance

las fuentes de la vida,

y en el mar o en el cielo haya un abismo

que al cálculo resista;

mientras la humanidad, siempre avanzando,

no sepa dónde camina;

mientras haya un misterio para el hombre,

¡habrá poesía!

Mientras sintamos que se alegra el alma,

sin que los labios rían;

mientras se llore sin que el llanto acuda

a nublar la pupila;

mientras el corazón y la cabeza

batallando prosigan

mientras haya esperanzas y recuerdos,

¡habrá poesía!

Poesía y Hablante Lírico
La poesía pertenece al Género Lírico porque este género se refiere al mundo de los sentimientos y emociones, es decir, a la influencia y repercusión de la realidad en el espíritu del hombre, en el mundo interior del escritor, la cual provoca en él un estado anímico o emoción única.

Al género lírico pertenecen todas las obras  escritas en verso o prosa en las que se expresan  sentimientos y emociones íntimas, individuales, personales. De acuerdo a esto, las obras líricas, entre ellas la poesía, tienen un carácter subjetivo porque muestran sentimientos y emociones personales. Por ejemplo: Hay personas que al ver una puesta de sol en el mar se emocionan. Algunos de ellos sienten la necesidad de escribir esas emociones y sentimientos, los cuales pueden ser de alegría, tristeza, nostalgia, rabia, etc. (todos estos sentimientos son íntimos, son parte de nuestro mundo interior). Si además están escritas en forma de verso o prosa lírica significa que es una poesía y que, por consecuencia es una obra que pertenece al género lírico.

Una poesía, además de las dos características nombradas anteriormente, debe también tener cierta sonoridad especial y ritmo.

La persona que escribe un poema se llama Poeta; el poeta es el que expresa un sentimiento ante la realidad o suceso (carácter subjetivo).

Elementos de una creación lírica:

1)Objeto lírico:  Circunstancia o ser que provoca un estado anímico determinado en el poeta. 

2)Temple de ánimo:  Emoción o estado de ánimo del poeta.  

3) Motivo lírico:  Corresponde al concepto o a la idea presente en una determinada composición poética. Esta idea o concepto representa lo más importante del mensaje, siendo por lo general un sustantivo abstracto, como la tristeza, el amor, la soledad, la nostalgia, la angustia, etc. En otras palabras, se refiere al sentimiento que surge del estado anímico y de la circunstancia.

4) Hablante lírico:  es el personaje o ser ficticio creado por el poeta para trasmitir al lector su realidad, su propia forma de verla y sentirla; es decir, es el que entrega el contenido del poema, el que trasmite estas impresiones, sentimientos y emociones al lector, él se encarga de mostrar la realidad del poeta.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante iconLa literatura puede ser comprendida tanto como un
«El mensaje literario pasa a formar parte de un universo cuyos referentes no están ya en el exterior, sino en la misma obra.» En...

El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante iconDE: el novio de las Musas, Petrarquita de los Poetas Muertos
«Sé que eres el Mal y no me importa» y que he titulado a maléfica, una vez más**. No sé si me ciega la pasión de padre y autor, pero...

El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante iconTraducido y revisado por: Enrique Rey Arufe y
«No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma...

El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante iconLa obra mientras llueve está estructurada en dos capítulos: pórtico,...

El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante iconY su tema central es lo que los escolares de nuestros días conocen...

El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante iconEl cuento Primera Dama, es parte de la colección Obras Completas...

El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante iconEl Apocalipsis según Leonardo Castellani Autor: R. P. Alfredo Sáenz,...
«El profeta se interna en la eternidad desde la puerta del tiempo y lee por transparencia trascendente un suceso mayor indescriptible...

El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante iconEs la forma poética que expresa los sentimientos, la imaginación...

El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante iconPor las razones de su autor, se inspiraron en su extraño mensaje...

El poeta Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral. Es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas. El hablante iconDonde el autor de esta obra singular cuenta al lector cómo se vio obligado a adquirir
«el Persa», y que era bien conocido por todos los abonados a la Opera. El juez lo había tomado por un iluminado






© 2015
contactos
l.exam-10.com