El mobiliario del tabernáculo






descargar 51.15 Kb.
títuloEl mobiliario del tabernáculo
fecha de publicación01.07.2015
tamaño51.15 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Ley > Documentos
EL MOBILIARIO DEL TABERNÁCULO
25.9 El tabernáculo era una tienda o rústico templo sagrado destinado a servir de morada a Dios. Por ello Dios dio a los israelitas el diseño, o instrucciones exactas, para su construcción y dotación.
Primero, la alta calidad de los materiales preciosos que adornaron el tabernáculo nos muestra la grandeza y la trascendencia de Dios.

Segundo, el velo que rodeaba el Lugar Santísimo mostraba la santidad de Dios como lo simbolizaba la separación que había entre lo común y lo impío.

Tercero, la naturaleza portátil del tabernáculo muestra el deseo de Dios de estar con su pueblo mientras avanzaban.
La mayor parte del tabernáculo y de su mobiliario estaba hecha de madera de acacia. Los árboles de acacia florecían en regiones estériles y eran sumamente comunes en los tiempos del Antiguo Testamento.
La madera tenía una tonalidad color pardo anaranjado y era sumamente dura, haciéndola un material excelente para el mobiliario.
I.- EL ARCA DEL PACTO
(Éx 25.10–22)

El arca era el mueble más sagrado del tabernáculo. Era una caja rectangular, de madera de acacia, que medía 112, 5 cm de largo por 67, 5 de ancho y alto.
Estaba cubierta de oro por dentro y por fuera, y tenía cuatro anillos colocados en los ángulos, por los cuales pasaban dos varas de madera de acacia (también cubiertas de oro) con que se transportaba.
Sobre el arca había una tapa de oro que se llamaba el «propiciatorio», encima del cual dos querubines de oro se miraban frente a frente, de pie, con sus alas extendidas cubriendo el propiciatorio (Éx 25.10–22).
25.17 La tapa del arca del testimonio recibía el nombre de propiciatorio. Este era el lugar donde, entre los dos querubines de oro (poderosos ángeles), habitaba la presencia de Dios en una nube sobre sus alas extendidas.
El propiciatorio era el sitio donde se realizaba el acto más elevado y perfecto de expiación cuando el sumo sacerdote entraba al Lugar Santísimo en el Día de Expiación a fin de expiar los pecados de todo el pueblo (30.10).
25.18 Los querubines eran seres angélicos asociados al cuidado y la protección del trono de Dios. La palabra Keruv podría estar relacionada con un verbo acadio que significa «bendecir, alabar, adorar».
25.18 querubines, keruvim, plural de keruv; Un ser celestial que se representa mediante figuras esculpidas en oro sobre el arca del pacto.
Dentro del arca se hallaban las dos tablas de la Ley

Éx 40: 20 “Y tomó el testimonio y lo puso dentro del arca, y colocó las varas en el arca, y encima el propiciatorio sobre el arca”

Dt 10: 1–2 “En aquel tiempo Jehová me dijo: Lábrate dos tablas de piedra como las primeras, y sube a mí al monte, y hazte un arca de madera; 2y escribiré en aquellas tablas las palabras que estaban en las primeras tablas que quebraste; y las pondrás en el arca.”

La vara de Aarón y una porción de maná

Heb 9: 4-5 “El cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto; 5y sobre ella los querubines de gloria que cubrían el propiciatorio; de las cuales cosas no se puede ahora hablar en detalle.”
El arca se colocó dentro del Lugar Santísimo tanto del tabernáculo como del templo de Salomón, tras el velo; era el único mueble allí.
Para el pueblo de Israel, el arca del pacto tenía un doble significado. En primer lugar se conceptuaba como trono de Dios

entonces sirvió como símbolo de la presencia divina entre el pueblo de Israel.
De una manera especial Dios moraba entre los querubines y desde allí en varias ocasiones se reveló a Moisés
(Éx 25: 21-22 “Y pondrás el propiciatorio encima del arca, y en el arca pondrás el testimonio que yo te daré. 22Y de allí me declararé a ti, y hablaré contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están sobre el arca del testimonio, todo lo que yo te mandare para los hijos de Israel.”
Lv 16:2 “Y Jehová dijo a Moisés: Di a Aarón tu hermano, que no en todo tiempo entre en el santuario detrás del velo, delante del propiciatorio que está sobre el arca, para que no muera; porque yo apareceré en la nube sobre el propiciatorio.”
Por eso en la peregrinación el arca iba delante guiando a los israelitas; por ejemplo, cuando cruzaron el Jordán
Jos 3: 14–15 “Y aconteció cuando partió el pueblo de sus tiendas para pasar el Jordán, con los sacerdotes delante del pueblo llevando el arca del pacto, 15cuando los que llevaban el arca entraron en el Jordán, y los pies de los sacerdotes que llevaban el arca fueron mojados a la orilla del agua.”
Cuando rodearon los muros de Jericó se llevó en medio del pueblo
Jos 6.4–13 “Llamando, pues, Josué hijo de Nun a los sacerdotes, les dijo: Llevad el arca del pacto, y siete sacerdotes lleven bocinas de cuerno de carnero delante del arca de Jehová. 7Y dijo al pueblo: Pasad, y rodead la ciudad; y los que están armados pasarán delante del arca de Jehová.”
El segundo significado residía en la relación entre la Ley que estaba dentro del arca y la sangre rociada sobre el propiciatorio que la cubría en el Día de Expiación.
El punto culminante en este día era la entrada del sumo sacerdote en el Lugar Santísimo con la sangre del macho cabrío para rociar el propiciatorio.
Era entonces cuando, en forma representativa, el pueblo entraba en la presencia de un Dios misericordioso y dispuesto a perdonar los pecados. El pueblo quedaba purificado para otro año y el pacto seguía en vigencia.
Lv 16: 29-30 “Y esto tendréis por estatuto perpetuo: En el mes séptimo, a los diez días del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros. 30Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová.”
II.- LAVATORIO DE BRONCE
(Éx 30.17–21)
Los sacerdotes venían aquí a lavarse. Debían entrar puros a la presencia de Dios.
30.17-21 El lavacro (o fuente) de bronce (Éx 30.17–21) se colocaba entre el altar de holocaustos y la puerta del Tabernáculo, y era indispensable para el lavamiento de los sacerdotes antes y después de sus actos rituales.
Una fuente era utilizada por los sacerdotes para lavar sus manos y sus pies. Ello constituía una especie de anticipación de la obra que Cristo llevaría a cabo al limpiar nuestros pecados.
Pasajes como Lv 15 muestran lo imperioso que era para un israelita el lavamiento de todo el cuerpo, cuando se veía involucrado en algún acto o circunstancia que lo hacía ceremonialmente inmundo.
Aparte de la higiene, en el Antiguo Testamento el lavamiento contrastaba lo inmundo de las personas con lo consagrado al servicio a Dios. El agua borraba las impurezas físicas y, a la vez, representaba la purificación de la persona. Así lo entendían David.
Sal. 26: 6-7 “Lavaré en inocencia mis manos, Y así andaré alrededor de tu altar, oh Jehová, 7Para exclamar con voz de acción de gracias. Y para contar todas tus maravillas.”
Sal. 51: 7-8 “Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve. 8Hazme oír gozo y alegría, Y se recrearán los huesos que has abatido.”
Inevitablemente el lavamiento se asocia con los conceptos de limpieza y de santificación. El nombre del Señor Jesús (su persona, autoridad y obra), la potencia del Espíritu Santo, la verdad de Dios en su Palabra
Jn 17: 15-17 “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. 16No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 17Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.”

Tito 3.5 “Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 6el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador.”
Apoc. 7: 13-14 “Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? 14Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. 15Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos.”
III.- EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO
(Éx 27.1–8)
Altar: Lugar de sacrificio construido de roca, tierra o bronce, podían servir de altar en la antigüedad. El altar era, primero, señal de la presencia de Dios donde Él se había manifestado en forma especial
Gén 12: 6-7 “Y pasó Abram por aquella tierra hasta el lugar de Siquem, hasta el encino de More; y el cananeo estaba entonces en la tierra. 7Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido.
Gén. 26: 24-25 “Y se le apareció Jehová aquella noche, y le dijo: Yo soy el Dios de Abraham tu padre; no temas, porque yo estoy contigo, y te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia por amor de Abraham mi siervo. 25Y edificó allí un altar, e invocó el nombre de Jehová, y plantó allí su tienda; y abrieron allí los siervos de Isaac un pozo.”
27.1 El altar del holocausto era lo primero que veían los israelitas al ingresar al atrio del tabernáculo. Allí se efectuaban sacrificios constantemente.
Su presencia viva le recordaba al pueblo, en todo momento, que sólo podía acercarse a Dios mediante el sacrificio. Esta era la única manera en que sus pecados podían ser perdonados y quitados.
Se presenta a Jesucristo como sacrificio supremo. Era una especie de cruz, como aquella donde Cristo se ofrecería a sí mismo, cual inmaculada ofrenda a Dios, en favor de los pecadores.
Hebreos 10: 19-23, “Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 20por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, 21y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, 22acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. 23Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.”
El altar, en sentido figurado, es el lugar de consagración donde el creyente demuestra en forma pública su absoluta dedicación a Dios.
Heb 13: 15-16 “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. 16Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios.”
1ª. Pedro 2: 4-5 “Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, 5vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Rom. 12: 1 “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.”
IV.- EL CANDELABRO DE ORO
(Éx 25.31–40)

El candelabro de oro estaba en el Lugar Santo, frente a la mesa del pan. Estaba hecho de oro, tenía base y tallo, y de este salían simétricos tres brazos a cada lado, que con el del centro formaban los siete, los siete brazos en siete lámparas que debían arder día y noche.
25.31–40 El candelero servía de símbolo de Dios, como la luz que guió a los hijos de Israel durante el éxodo. Entonces para los hebreos, la luz es el resplandor de la presencia de Dios
(Éx 13: 21-22. “Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. 22Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego.”
Sal 27.1; “Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?

Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?”
Pero según Zacarías son los ojos de Jehová que recorre toda la tierra.
Zacarías 4: 1-2, 10 “Volvió el ángel que hablaba conmigo, y me despertó, como un hombre que es despertado de su sueño. 2Y me dijo: ¿Qué ves? Y respondí: He mirado, y he aquí un candelabro todo de oro, con un depósito encima, y sus siete lámparas encima del candelabro, y siete tubos para las lámparas que están encima de él.”
También era una anticipación de Cristo, quien es nuestra luz.
Juan 8: 12 “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”
Y finalmente incluye un concepto escatológico vislumbramos el triunfo final de la luz, cuando ya jamás se podrá extinguir
Ap 21.24 “Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella.”
Ap 22.5 “No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.”
V.- LA MESA DEL PAN
(Éx 25.23–30)

En el Lugar Santo del Tabernáculo, y posteriormente del Templo, había una mesa hecha de acacia, cubierta de oro, sobre la que se hallaban doce panes «de la proposición» ordenados en dos hileras de a seis.
La mesa del pan era un lugar donde se colocaban ofrendas. Siempre, ante la presencia de Dios, había sobre la mesa 12 panes que simbolizaban a las doce tribus.
Preparados de flor de harina con sal e incienso, pero sin levadura, debían comerlos solamente los sacerdotes que tenían que renovarlos cada sábado (Lv 24.8; 1 S 21.6).

La palabra pan se registra por primera vez en las Sagradas Escrituras para indicar la totalidad del alimento necesario para el hombre

Gn. 3.19) “Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.”

25.23 La mesa constituía un símbolo del poder de Dios como proveedor de alimentos para su pueblo. En lenguaje figurado, «mesa» significa honor, amistad, comunión, etc. Cena del Señor
Cristo habló del pan, lo presentó como representativo del alimento espiritual
Jn 6.22–72 (35) “Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás”
y lo dio como símbolo de su cuerpo al instituir la Santa Cena
1ª. Cor. 11: 23 “Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.”
Se afirmarse que representan típicamente, como señal del pacto, la comunión del pueblo con Dios.
VI.- EL ALTAR DEL INCIENSO

(Éx 30.1–10)
El altar del incienso era pequeño de madera de acacia cubierta de oro, con cuatro cuernos y cuatro anillos para transportarlo.
Se hallaba delante del velo que separaba el Lugar Santo del Santísimo; sobre este altar se ofrecía cada día el incienso aromático, por la mañana y por la noche, con la excepción del Día de Expiación (Lv 16.18, 19).


El incienso puro era una sustancia costosa (Is 60.6; Mt 2.11), obtenida de árboles (Cnt 4.14) de Arabia y de África Sabá, Jer 6.20), que se usaba también como perfume (Cnt 3.6).
Jehová castigaba a los que no ofrecían el incienso según las ordenanzas: solo Aarón y su descendencia podían quemarlo.
Coré y sus seguidores murieron y el rey Uzías quedó lleno de lepra al intentar ofrecer incienso por su cuenta (1 Cr 23.13; Nm 16.1–40; 2 Cr 26.16–19); Nadab y Abiú murieron por ofrecer incienso que Jehová no había mandado (Lv 10.1, 2).
Judá provocó la ira de Dios por haber dejado de ofrecer incienso (2 Cr 29.6–8). Jehová se enojaba cuando su pueblo ofrecía incienso a otros dioses (1 R 12.32–13.5; Jer 11.12–17; 19.13; 44.15–26; Ez 6.13; Os 2.13), muchas veces en los Lugares altos (1 R 11.7–9; 2 R 17.11; 22.17; 23.5; Is 65.7); Dios rechazaba el incienso si el corazón no era recto delante de Él (Is 1.13–17; 66.2, 3; Jer 6.19, 20).
El incienso es símbolo de la oración en ambos testamentos
Sal 141.2 “Suba mi oración delante de ti como el incienso. El don de mis manos como la ofrenda de la tarde.”
Lc 1: 8-10 “Aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios según el orden de su clase, 9conforme a la costumbre del sacerdocio, le tocó en suerte ofrecer el incienso, entrando en el santuario del Señor. 10Y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando a la hora del incienso.”
30.1-10 El altar para quemar incienso simbolizaba la oración de cada día, y anticipaba el papel de Cristo como nuestro intercesor.
Ap 5: 7-8 “Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. 8Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos.”
Apoc. 8: 3-4 “Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. 4Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.”

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El mobiliario del tabernáculo iconLa exploración de nuevo cambios y la exploración de las formas que...

El mobiliario del tabernáculo iconEl objetivo principal de la empresa es desarrollar diseño en mobiliario...

El mobiliario del tabernáculo iconAutogestión comunitaria para el desarrollo psicosocial del corregimiento...

El mobiliario del tabernáculo iconLa Perla del Atlántico, La Feliz, Mardel
«Nuestra Señora del Pilar del Volcán» que luego se denominó primeramente «Puerto de la Laguna de los Padres», recibiendo el mencionado...

El mobiliario del tabernáculo iconEl pollo (gallus del del Gallus del ) es un tipo de las aves domesticadas...

El mobiliario del tabernáculo iconCelebración Eucarística clausura del mes del matrimonio y de la familia...
...

El mobiliario del tabernáculo iconEl derecho del trabajo ha elevado el valor de la fuerza del trabajo....

El mobiliario del tabernáculo icon2. El tiempo del té pequeño burgués a la mitad del tiempo que yace...

El mobiliario del tabernáculo iconUna computadora o computador (del inglés computer y este del latín...

El mobiliario del tabernáculo iconEl Plan de Desarrollo, Conservación y Manejo con Identidad del Territorio,...






© 2015
contactos
l.exam-10.com