Programa general






descargar 0.61 Mb.
títuloPrograma general
página1/16
fecha de publicación14.07.2015
tamaño0.61 Mb.
tipoPrograma
l.exam-10.com > Historia > Programa
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16




FILOSOFÍA
GRADO 10° ___

Estudiante




platonyaristo.jpg


LUIS FELIPE CASTRILLON

MANIZALES

2008

PROGRAMA GENERAL DE FILOSOFÍA 10º / 2007

Unidad 1: EL Ser Humano en el Pensamiento Antiguo, Medieval, Moderno.


  1. El idealismo platónico: Platón el esencialismo metafísico y el dualismo antropológico.

  2. El realismo aristotélico: Aristóteles y el monismo: la composición hilemórfica del ser humano.

  3. El Ser Humano en el pensamiento cristiano antiguo y medieval: Patrística y Escolástica.

  4. El Ser Humano en el pensamiento de Descartes, Pascal y Kant.

  5. Concepciones políticas acerca del hombre: Maquiavelo, Hobbes, Rousseau.


Unidad 2: El Ser Humano en el Pensamiento Contemporáneo


  1. El Ateísmo Contemporáneo: Causas y clasificación.

  2. El Humanismo Absoluto de Feuerbach y Nietzsche.

  3. Evolucionismo y Materialismo.

  4. Existencialismo y Personalismo.

  5. Fenomenología del Hombre.

  6. Ontología del Hombre.


Unidad 3: El Hombre como Sujeto de Conocimiento y Transformación: Gnoseología y Epistemología


    1. Elementos del Proceso Cognoscitivo.

    2. Clases de Conocimiento Humano.

    3. Problemas del Conocimiento y Corrientes Gnoseológicas.

    4. La Ciencia como saber Humano: Epistemología.

    5. Características del Conocimiento Científico.


Unidad 4: El Ser Humano y su Relación con el Mundo

Filosofía de la Naturaleza y Cosmología


  1. Relación Dialéctica entre Cosmología y Ciencia.

  2. Cosmogonías y Mitos como primeras explicaciones del mundo.

  3. Las Cosmogonías no-míticas.

  4. Principales Períodos de la Cosmología.

  5. Una Nueva concepción del Mundo desde la Ciencia y la Tecnología.



Unidad 5: El Hombre como ser de Acción y Comportamiento

  1. Psicología Racional y Psicología Científica




  1. La Psicología Filosófica de la Antigüedad y el Medioevo.

  2. El Innatismo y el Empirismo modernos.

  3. La Psicología Científica: antecedentes y representantes.

  4. Los Cinco Momentos de la Psicología Científica

  5. El Estructuralismo.

  6. El Conductismo (Behaviorismo)

  7. El Psicoanálisis.

  8. La Psicología de la Gestalt.

  9. La Escuela Humanística o Personalista.



LOGROS GENERALES


  • Reconocer los fundamentos del pensamiento filosófico como una manera de acercamiento a los problemas fundamentales de la vida, la sociedad y la cultura, con miras a potenciar la propia capacidad reflexiva mediante la comprensión racional y transformante de sí mismo y de la realidad.



  • Manifestar capacidades de análisis, crítica y toma de conciencia para confrontar las diversas argumentaciones, para respetar la palabra y el pensamiento de los otros con base en la autoridad de la razón.



  • Demostrar actitudes de diligencia, responsabilidad, interés y respeto en el desarrollo de las actividades de filosofía, en su desempeño general durante las clases, y en la producción de pensamiento personal.



LOGROS DE LA ASIGNATURA



  1. Interpretará el Idealismo platónico y el Realismo aristotélico mediante el reconocimiento de sus características y su concepción antropológica en particular.




  1. Argumentará la Edad Media, mediante la caracterización de sus principales movimientos filosóficos (Patrística y Escolástica), y sus autores más representativos.




  1. Analizará el pensamiento antropológico de la Edad Moderna mediante la distinción de las propuestas de los filósofos más representativos.




  1. Argumentará el ateísmo contemporáneo como Humanismo Absoluto, mediante la sustentación de sus causas y sus fundamentos filosóficos.




  1. Interpretará las cuatro principales orientaciones de la Filosofía Contemporánea a través de la diferenciación de sus sistemas de pensamiento y sus aspectos antropológicos.




  1. Analizará el contenido propio de la gnoseología y de la epistemología mediante la clasificación de los elementos del proceso cognoscitivo, las clases de conocimiento humano y las diversas escuelas gnoseológicas.




  1. Argumentará la relación dialéctica entre ciencia y cosmología, mediante la explicación de las cosmologías míticas y no-míticas.




  1. Interpretará los períodos de la cosmología a través del estudio de las propuestas y teorías de los autores más relevantes de la historia de la filosofía.




  1. Interpretará la psicología racional en las edades antigua, media y moderna, mediante el reconocimiento de sus enfoques monista, dualista, innatista y empirista.




  1. Analizará los cinco momentos de la psicología contemporánea a través de la caracterización de sus principales escuelas.




  1. Sintetizará las ideas básicas del libro filosófico mediante la producción personal manifestada en el informe de lectura.




  1. Cumplirá oportunamente con los deberes escolares propuestos en la asignatura




  1. Asumirá, en todo momento, actitud de respeto en las relaciones interpersonales tanto en el aula como en los actos de comunidad.




  1. Vivenciará los valores institucionales a través del cumplimiento de las normas del Manual de Convivencia y la Interiorización de los principios del Colegio en Pastoral.


JUSTIFICACIÓN

El punto de partida de la Filosofía lo constituye el hacer humano, en donde hay un esfuerzo por reflexionar sistemática y globalmente sobre la existencia humana, la cual exige una racionalidad dentro de la Filosofía. Cuando el hombre reflexiona sobre la realidad en general, a la vez reflexiona sobre él mismo y sobre el papel que desempeña dentro del mundo.

Es así, apreciado estudiante, que la asignatura de Filosofía, quiere plantearnos un gran reto al motivarnos a acometer una tarea de contacto con aquellos que nos han precedido en el estudio de los grandes problemas que comporta la existencia, el universo, el hombre, el ser, el conocimiento….

Dado que ninguno de nosotros puede emprender una labor filosófica desde la interioridad de su propia conciencia, es necesario crear un nexo con la comunidad pensante de la historia, para que así, podamos asumir nuestra realidad de una manera más crítica y racional, suscitando en cada uno de nosotros el deseo de progreso en todas nuestras dimensiones, el incremento del amor por el saber y el compromiso por la transformación de nosotros mismos y de nuestra realidad.

Cuando somos conscientes de nuestras competencias cognitivas y sabemos aprovechar el capital de nuestra reflexión, de nuestras abstracciones, de nuestros juicios y opiniones, estamos poniendo en juego nuestra apertura al mundo, a la vida, y todas las capacidades que nos caracterizan como seres racionales.
Gracias al filosofar podemos encontrarle sentido a la vida, desentrañar los secretos del universo, aprender a organizar nuestra vida de una forma tan inteligente que logremos vivir bien y encaminarnos paulatinamente hacia la verdad y la felicidad.

Filosofar es estructurar y madurar el pensamiento, controlar la autorreflexión, profundizar en la auténtica sabiduría, estimular la capacidad crítica para crecer en personalidad, en identidad y racionalidad.

PROPÓSITO

_____________________________________________________

_____________________________________________________

_____________________________________________________

_____________________________________________________

_____________________________________________________

_____________________________________________________

_____________________________________________________

_____________________________________________________

_____________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________________


ASIGNATURA

:

Filosofía

GUIA #

01

GRADO: 10° __

ESTUDIANTE

:

________________________________

TIEMPO___________________________

PROFESOR

:




FECHA : __________________________


REFLEXION:

No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad”.

Platón

TEMA:

EL SER HUMANO EN EL PENSAMIENTO GRIEGO: PLATÓN

INDICADORES DE LOGRO:

  • Conoce, debate y valora las respuestas que se han dado a la pregunta fundamental de la antropología filosófica en Platón.

  • Analiza los aspectos más importantes de la filosofía platónica.

  • Interpreta la concepción dualista de platón frente a la realidad y al ser humano.

  • Adopta una posición personal y razonada frente a los temas tratados.

ORIENTACIÓN METODOLÓGICA


  • Evaluación inicial, plenaria.

  • Explicación del docente.

  • Desarrollo de la Formación cognoscitiva y Actividad de

aplicación.

  • Plenaria.

  • Formación Continuada.

  • Profundización.

EVALUACIÓN INICIAL:

A continuación encontrarás un listado de afirmaciones. Según tus conocimientos escribe falso ó verdadero según convenga:

  1. La filosofía nace en Grecia en el siglo V a. C.

  2. La actitud mítica implica considerar el mundo más como un caos que como un cosmos.

  3. El relativismo individual permite llegar a un acuerdo en cuanto a lo que se puede considerar como verdadero.

  4. Antes de la aparición de la filosofía los griegos expresaban el sentido de la existencia con mitos.

  5. La filosofía anterior a Platón se preocupó primero del estudio del hombre y después de cuestiones cosmológicas.

  6. En Grecia, la actitud mítica es posterior a la actitud racional.

  7. En la “Vía de la Verdad” Parménides afirmó que el cambio tiene su origen en la lucha entre elementos contrarios.

  8. Los presocráticos dieron explicaciones materialistas y por ello negaron la existencia de las almas y de los dioses.

  9. El objetivo de la mayéutica es alcanzar definiciones universales.

  10. Los sofistas se preocuparon más por problemas relativos a la esfera del hombre que por el estudio de la Naturaleza.

  11. El tema de la filosofía presocrática fue el tema de la Naturaleza.

  12. El arché designa el elemento último del que se compone toda la realidad.

  13. La actitud mítica utiliza en igual medida la imaginación y la razón para explicar el mundo.

  14. La práctica democrática no influyó en la aparición de grupos dedicados a enseñar el uso de la palabra.

  15. Anaximandro da una explicación naturalista del origen del hombre.

  16. Para Anaxímenes el arché es el fuego.

  17. La escuela pitagórica fue una comunidad de tipo científico, religioso, filosófico, pero no político.




  1. El relativismo defiende la posibilidad de encontrar un criterio universal de la verdad que permita el conocimiento objetivo.

  2. El objetivismo considera que es verdadero lo que a uno le parece verdadero.

  3. Para los sofistas el diálogo era la mejor forma de alcanzar la verdad.

  4. El problema de la naturaleza estudiado por los presocráticos consistió en la investigación de la composición última de la realidad.

  5. Anaxímenes defendió que el arché era el agua.

  6. Anaxágoras es uno de los filósofos más importantes de la Escuela de Mileto.

  7. La filosofía nace en las colonias griegas situadas en la costa de Asia Menor.

  8. Demócrito es un filósofo atomista.

  9. Las primeras soluciones al problema de la naturaleza fueron pluralistas.

  10. La solución de Empédocles al problema de la naturaleza fue pluralista.

  11. Para Heráclito, los opuestos o contradictorios son los principios básicos del cambio.

  12. Jenófanes de Colofón defendió la existencia de varios dioses y criticó el antropomorfismo religioso.

  13. Parménides creyó que la auténtica realidad es una e inmutable.

  14. Empédocles defendió la existencia de cuatro principios materiales y dos fuerzas que combinan dichos principios materiales.

  15. Anaxágoras mantuvo que la Mente o Noûs era material.

  16. Los atomistas creyeron que los átomos difieren entre sí por la cualidad.

  17. Sócrates negó la posibilidad de un conocimiento objetivo.

CONTENIDO:

PLATÓN

(Grecia 427 – 347 a. C):



Su verdadero nombre es Aristocles. Apodado Platón (Plátwn = «el de anchas espaldas»), nace, probablemente, el año 428-427 a.n.e. en Atenas, o quizás en Aegina. Pertenecía a una familia noble. Su padre, Aristón, se proclamaba descendiente del rey Codro, el último rey de Atenas.

Su madre Períctiona, descendía de la familia de Solón, el antiguo legislador griego. Era además hermana de Cármides y prima de Critias, dos de los treinta tiranos que protagonizaron un golpe de estado oligárquico el año 404. Platón tuvo dos hermanos, Glaucón y Adimanto, y una hermana, Potone.

Fue uno de los discípulos más asiduos de Sócrates. Fundó en Atenas una escuela llamada la Academia, en la que se educaban los jóvenes aristócratas para la vida política. Es en Platón donde confluyeron todas las especulaciones filosóficas anteriores; al reelaborarlas formó un nuevo sistema conocido hasta hoy como el “idealismo platónico”. Escogió el diálogo para expresar pensamiento.

Su doctrina es amplia; de ella citamos algunos puntos:platón y discípulos en la academia


  1. Trató de resolver el problema del ser y del devenir llegando a la conclusión de que hay que admitir los dos mundos, pues no encuentra contradicción entre ellos, son diferentes pero no se excluyen.



  1. El mundo de las ideas corresponde al dominio del ser y constituye la auténtica realidad.




  1. El mundo sensible de las sombras corresponde al no-ser, al devenir.




  1. Platón explica su idealismo diciendo que el mundo de las ideas se halla perfectamente ordenado y jerarquizado; ocupando la más alta escala están las ideas del bien, la justicia y la belleza. Para llegar a este mundo de las ideas propone dos caminos: El de la ciencia, que mediante la dialéctica llega a un conocimiento racional e intuitivo del bien y de la belleza; y el camino del amor y la virtud, que mediante un proceso de purificación nos libera del mundo sensible y nos permite llegar a la contemplación de lo ideal.




  1. Platón sostuvo que hay dos clases de conocimiento: el conocimiento sensible, que no pasa de simple opinión y con el que conocemos las cosas materiales y el conocimiento intelectual, que es el verdadero, por el cual conocemos el mundo ideal y que no es más que un recuerdo o reminiscencia de las ideas que el alma ya conocía antes de aparecer en el mundo sensible.




  1. Platón, por la concepción de la dualidad de mundos, presentó una concepción de la moral. Ésta consiste en purificarse mediante la virtud y en realizar lo mejor posible la idea del bien; rechazó la teoría hedonista; destacó cuatro virtudes fundamentales: fortaleza, prudencia, templanza y justicia. Finalmente el bien pasa a ser la medida de las cosas en su totalidad.




  1. La vida del hombre se realiza en el Estado, donde hay leyes que orientan para obtener la paz, la justicia y el bienestar. Dividió la sociedad en tres clases sociales: Los gobernantes, que deben ser sabios y prudentes; los guardianes, que debe ser fuertes y valerosos; y los trabajadores, que deben ser laboriosos y austeros. Esta forma de gobierno es descrita como un primer intento de comunismo.




  1. El hombre platónico: Al tratar del método socrático pudimos ver que en él latía la idea de que el individuo tenía en su interior la ciencia y los conocimientos. Pero Sócrates no da explicación alguna acerca del origen de esos conocimientos. Lo que hace Platón es justificar ese origen, pero en consonancia con su teoría del doble mundo, el de las “ideas” y el “sensible”. Antes de encarnarse en el cuerpo, el alma, que es eterna, había estado en el “mundo de las ideas”. Allí, en contacto intuitivo con las ideas, o auténticas realidades, había adquirido los conocimientos de modo perfecto. Ahora bien, el alma, cuando se encarna y se pone en contacto con la materia del cuerpo, olvida todos aquellos conocimientos adquiridos en el “mundo de las ideas”, sufriendo algo así como una amnesia pertinaz.


El conocimiento que el hombre adquiere mediante la vida consiste en ir recordando aquel otro adquirido previamente y olvidado al encarnarse en un cuerpo. Por consiguiente, el conocimiento en esta vida no es más que recordar lo sabido con anterioridad. El conocimiento es “reminiscencia” . en este contexto de ideas, el conocimiento sensible, el contacto con las cosas de este mundo, no produce conocimiento propiamente hablando; sólo hace que el alma recuerde lo que ya sabía, reduciéndose a ser un conjunto de recursos nemotécnicos.
Para Platón, la naturaleza se transforma en simbología del mundo suprasensible de las “ideas”, y gracias a esa simbología, el alma recuerda lo simbolizado: las “ideas” o esencias.

Estas ideas de Platón acerca del conocimiento nos refleja, al mismo tiempo, el concepto platónico acerca del hombre. Este es una síntesis de los dos mundos platónicos: el alma es una idea descendida del mundo suprasensible (hiperuranio), mientras el cuerpo pertenece a la naturaleza degradada; el cuerpo es soma (cuerpo, pero además es semasepulcro del alma.

Para Platón el cuerpo es realidad aparente, accidental; lo importante es el alma. Afirma que el hombre es un alma inmortal que se encuentra encarcelada en un cuerpo. Distingue claramente entre el cuerpo y alma, con primacía de ésta sobre el cuerpo, pues es su principio de movimiento.

Mientras que el cuerpo es sensible, natural, mutable, mortal, el alma es racional, espiritual, preexistente y afín con lo divino.

Platón es consciente de que el hombre no existe solamente para ser aquí y ahora. Afirma que todo individuo es responsable de sus actos libres de los que deberá dar cuenta y por los que recibirá un premio o sanción.

Influenciado por el orfismo habla de un alma pre–existente , desterrada en un cuerpo, cuyo anhelo es retornar a su estado original de perfección en el cielo de las ideas donde pueda contemplar la verdad. Considera el dualismo y tres facultades en el alma:

  • Facultad racional: orienta al hombre hacia el conocimiento. Por esta el alma entra en relación con el mundo de las ideas.

  • Facultad pasional o irascible: pertenece al ámbito de la sensibilidad. Mientras supere el hambre y la sed, el frío y el calor, se muestra como fiel auxiliar de la facultad racional.

  • Facultad apetitiva o concupiscente: es el instinto de conservación individual o de la especie , entorpece el vuelo del alma y la rebaja al placer sensual.

FORMACIÓN COGNOSCITIVA:

Conceptualización:

1. Escribe la noción general del tema.

Comprensión:

2. Escribe el significado de los siguientes términos:

DUALISMO, ANTROPOMORFISMO, ESENCIA, DIALÉCTICA, REMINISCENCIA, MIMESIS, HIPERURANIO, IDEALISMO.

Análisis:

3. ¿Cuál es la concepción de Platón acerca de la realidad? Explique.

4. ¿Qué es el hombre para Platón? ¿Cuál debe ser la principal aspiración del ser humano?

5. ¿Cuáles son las facultades del alma según Platón y que funciones desempaña cada una?

Síntesis:

6. Elabora un cuadro sinóptico acerca de los puntos de la filosofía de Platón contenidos en la guía.

Generalización:

7. Platón identificó la facultad racional del alma con un auriga (cochero) que trata de guiar un carruaje tirado por dos caballos: uno dócil y bello, correspondiente a la facultad pasional, y otro indómito y feo que corresponde a la facultad apetitiva y el cual siempre tiende a descarriar al coche del camino.

Interpreta esta alegoría de Platón y aplícala al hombre actual.

Juicio y Raciocionio:

8. Emite tu pensamiento personal acerca del siguiente fragmento: “Filósofos son aquellos que pueden entender cualquier cosa que sea. Prefieren siempre aquel saber que les revela algo del ser, el cual no cambia con ningún nacimiento ni muerte. Persiguen al ser mismo, por lo que no pueden permanecer en las muchas cosas particulares que se consideran como entes; más bien, deben seguir adelante sin dejarse cegar , y su afición sólo se satisface cuando han comprendido la naturaleza misma de cada ser que existe, y lo hacen con la fuerza del alma que es capaz de entenderlo. De ese modo se aproximan al verdadero ser mezclado con él, produciendo así razón y verdad”. Platón.

ACTIVIDAD DE APLICACIÓN:

Lee atentamente:

ALEGORIA DE LA CAVERNA


platón según rafael en la escuela de atenas


Represéntate ahora el estado de la naturaleza humana respecto de la ciencia y de la ignorancia, según el cuadro que de él voy a trazarte. Imagina un antro subterráneo que tiene todo a lo largo una abertura que deja libre a la luz el paso, y, en ese antro, unos hombres encadenados desde su infancia, de suerte que no puedan cambiar de lugar ni volver la cabeza, por causa de las cadenas que les sujetan las piernas y el cuello, pudiendo solamente ver los objetos que tengan delante. A su espalda, a cierta distancia y a cierta altura, hay un fuego cuyo fulgor les alumbra, y entre ese fuego y los cautivos se halla un camino escarpado. A lo largo de ese camino, imagina un muro semejante a esas vallas que los charlatanes ponen entre ellos y los espectadores, para ocultar a éstos el juego y los secretos trucos de las maravillas que les muestran.

Todo eso me represento.

Figúrate unos hombres que pasan a lo largo de ese muro, porteando objetos de todas clases, figuras de hombres y de animales de madera o de piedra, de suerte que todo ello se aparezca por encima del muro. Los que los portean, unos hablan entre si, otros pasan sin decir nada.

Extraño cuadro y extraños prisioneros!

Sin embargo, se nos parecen punto por punto. Y, ante todo, ¿crees que verán otra cosa, de si mismos y de los que se hallan a su lado, más que las sombras que van a producirse frente a ellos al fondo de la caverna? ¿Qué más pueden ver, puesto que desde su nacimiento se hallan forzados a tener siempre inmóvil la cabeza? ¿Verán, asimismo, otra cosa que las sombras de los objetos que pasen por detrás de ellos?

No.

Si pudiesen conversar entre sí, ¿no convendrían en dar a las sombras que ven los nombres de esas mismas cosas?

Indudablemente.

Y si al fondo de su prisión hubiese un eco que repitiese las palabras de los que pasan, ¿no se figurarían que oían hablar a las sombras mismas que pasan por delante de sus ojos?

Sí.

Finalmente, no creerías que existiese nada real fuera de la sombras.

Sin duda.

Mira ahora lo que naturalmente habrá de sucederles, si son libertados de sus hierros y se les cura de su error. Desátese a uno de esos cautivos y oblíguesele inmediatamente a levantarse, a volver la cabeza, a caminar y a mirar hacia la luz; nada de eso harán sin infinito trabajo; la luz le abrasará los ojos, y el deslumbramiento que le produzca le impedirá distinguir los objetos cuyas sombras veía antes. ¿Qué crees que respondería si le dijesen que hasta entonces no ha visto más que fantasmas, que ahora tiene ante los ojos objetos más reales y más próximos a la verdad? Si se le muestran luego las cosas a medida que vayan presentándose, y se le obliga, en fuerza de preguntas, a decir qué es cada una de ellas, ¿no se le sumirá en perplejidad, y no se persuadirá a que lo que antes veía era más real que lo que ahora se le muestra?

Sin duda.

Y si se le obligase a mirar al fuego, ¿no enfermaría de los ojos? No desviaría sus miradas para dirigirlas a la sombra, que afronta sin esfuerzo? No estimaría que esa sombra posee algo más claro y distinto que todo lo que se le hace ver?

Seguramente.

Sí ahora se le arranca de la caverna, y se le arrastra, por el sendero áspero y escarpado, hasta la claridad del sol, ¡qué suplicio no será para él ser así arrastrado! ¡qué furor el suyo! Y cuando haya llegado a la luz libre, ofuscados con su fulgor los ojos, ¿podría ver nada de la multitud de objetos que llamamos seres reales?

Le seria imposible, al primer pronto.

Necesitaría tiempo, sin duda, para acostumbrarse a ello. Lo que mejor distinguirla sería, primero, las sombras; luego, las imágenes de los hombres y de los demás objetos, pintadas en la superficie de las aguas; finalmente, los objetos mismos. De ahí dirigirla sus miradas al cielo, cuya vista sostendría con mayor facilidad durante la noche, al claror de la luna y de las estrellas, que por el día y a la luz del sol.

Sin duda.

Finalmente, se hallaría en condiciones, no sólo de ver la imagen del sol en las aguas y en todo aquello en que se refleja, sino de fijar en él la mirada, de contemplar al verdadero sol en verdadero lugar.

Sí.

Después de esto, dándose a razonar, llegará a concluir que el sol es quien hace las estaciones y los años, quien lo rige todo en el mundo visible, y que es en cierto modo causa de lo que se veía en la caverna.

Es evidente que llegaría por grados hasta hacerse esas reflexiones.

Si llegase entonces a recordar su primera morada, la idea que en ella se tiene de la sabiduría, y a sus compañeros de esclavitud, ¿no se alborozaría de su mudanza, y no tendría compasión de la desdicha de aquellos?

Seguramente.

Crees que sintiese todavía celos de los honores, de las alabanzas y recompensas allí otorgadas al que más rápidamente captase las sombras a su paso, al que recordase con mayor seguridad las que iban delante, detrás o juntas, y que por tal razón seria el más hábil en adivinar su aparición, o que envidiase la condición de los que en la prisión eran más poderosos y más honrados? ¿No preferiría, como Aquiles en Homero pasarse la vida al servicio de un pobre labrador y sufrirlo todo, antes que volver asu primer estado y a sus ilusiones primeras?

Pues esa es precisamente, mi querido Glaucón, la imagen de la condición humana. El antro subterráneo es este mundo visible; el fuego que lo ilumina, la luz del sol; el cautivo que sube a la región superior y la contempla, es el alma que se eleva hasta la esfera inteligible. He aquí, a lo menos, mi pensamiento, puesto que quieres saberlo. Dios sabe si es cierto. Por mi parte, la cosa me parece tal como voy a decir. En los últimos limites del mundo inteligible está la idea del bien, que se percibe con trabajo, pero que no puede ser percibida sin concluir que ella es la causa primera de cuanto hay de bueno y de bello en el universo; que ella, en este mundo visible, produce la luz y el astro de quien la luz viene directamente; que, en el mundo invisible, engendra la verdad y la inteligencia; que es preciso, en fin, tener puestos los ojos en esa idea, si queremos conducirnos cuerdamente en la vida pública y privada.

Soy de tu parecer, en cuanto puedo comprender tu pensamiento.

Consiente, pues, asimismo, en no extrañarte de que los que han llegado a esa sublime contemplación desdeñen la intervención de los asuntos humanos, y que sus almas aspiren sin tregua a establecerse en ese eminente lugar. La cosa debe ser así, si es conforme a la pintura alegórica que de ella he trazado. —Así debe ser.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Programa general iconPrograma general

Programa general iconPrograma general

Programa general iconPrograma general

Programa general iconPrograma general

Programa general iconPrograma objetivo general

Programa general iconPrograma general de la asignatura

Programa general iconPrograma nacional general

Programa general iconPrograma general de filosofíA 11°

Programa general iconPrograma- objetivo general

Programa general iconPrograma nacional general






© 2015
contactos
l.exam-10.com