Ética y sexualidad en el ambito familiar






descargar 41.32 Kb.
títuloÉtica y sexualidad en el ambito familiar
fecha de publicación29.05.2015
tamaño41.32 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
Ética y sexualidad en el ambito familiar


En los hogares de nuestra sociedad, la mayoría de padres no hablan directamente sobre sexualidad con sus hijos o, si lo hacen, la información es limitada a la menstruación y a vagas formas de expresar expectativas sociales (''cuidaraste", "haraste hombre"). Por ejemplo, la mayoría de niñas reciben información sexual de sus madres, quienes topan principalmente el tema de la menstruación. Desafortunadamente, esta información suele ser dada con un tono de secretismo, vergüenza, y como "algo que tenemos que soportar". Lo ideal sería que la niña concibiera la menstruación como una experiencia de "convertirse en mujer y de ser potencialmente capaz de ser madre".
Otro tema que las madres topan con sus hijas es el de las relaciones pre-matrimoniales. Este diálogo se desarrolla en un tono de "cuidaraste de los hombres" y se proyecta la idea de que "los hombres son peligrosos".
Estos mensajes no son educativos porque no hacen consciente a la mujer de su propia sexualidad, sino únicamente de la fuerza sexual masculina. Con este tipo de mensajes, se inicia en ella un proceso de desconocimiento e incapacidad de control sobre sí misma.
La mujer se quita la responsabilidad personal y se convierte en víctima de la "sexualidad masculina".
Es curioso que en la mayoría de hogares a los hijos varones no se les da ninguna o muy poca información sexual. Por lo general, el niño varón se enfrenta a su primera eyaculación sin tener idea de lo que ésta significa. El varón no pregunta por vergüenza y queda un vacío de conocimientos muy difícil de llenar. Así, el varón no recibe el mensaje de "convertirse en hombre y ser capaz de ser padre". Mensaje que le haría valorar su sexualidad, respetar su cuerpo, y seleccionar la mujer con la que lo comparte.


external image familia-hijos.jpg
En nuestra sociedad, hay familias donde la educación sexual del varón consiste en que el padre le lleva a un prostíbulo para que se inicie sexualmente con una prostituta. En estas circunstancias el joven recibe el mensaje de "debes tener una experiencia sexual, no es necesario el afecto ni la relación con la persona con la que estás; lo importante es que aprendas, sin importar si amas o satisfaces a tu pareja sexualmente". Estos jóvenes aprenden que hay dos tipos de mujeres: "la mujer con la que se disfruta el sexo" y "la mujer con la que se casa y se tiene los hijos".
En otros hogares se da a los hijos varones el mensaje de "ten cuanta experiencia sexual puedas". Este mensaje es el principio que rige muchas conductas sexuales de los jóvenes en nuestra sociedad: sexualmente agresivos, muy poco selectivos en su pareja sexual, conquistadores sexuales no afectivos. Con esta educación, la relación hombre-mujer se convierte en una relación de "sometedor-sometida", "victimizador-víctima", agresor-objeto". Estamos estimulando "la guerra de los sexos" que nos llevará a romper con el concepto básico de familia.
En conclusión, en la familia se pueden aprender muchos aspectos de la sexualidad que tienen que ver con las relaciones físico-afectivas y con los papeles sexuales. Los padres, reflejan en sus hijos los papeles sexuales y los tabúes sexuales existentes en la sociedad, que no necesariamente nos van a servir para crear una relación hombre-mujer positiva.
El poder de decidir sobre la orientación ética y moral de la educación sexual reside en los padres de familia. Capacitarse y participar en la dirección de los establecimientos educativos es condición sin la cual no habrá ni eficiencia ni eficacia para decidir de dicha orientación. No ejercer este poder es faltar gravemente a los deberes que como padres de familia tienen en relación con la educación de sus hijos y permitir que otros, enemigos de lo ético, lo moral, eventualmente, impongan sus principios y criterios en la programación y ejecución del Proyecto de Educación Sexual.

external image la-familia-mata-4.jpg
Las familias deben ejercer el derecho de velar por una educación sexual ética y moralmente estructurada que tenga en cuenta las convicciones de conciencia derivadas de la fe y del sentido de responsabilidad ante Dios, ante la sociedad y ante sí mismos. Lo cual supone capacitarse en los principios por y criterios éticos y morales que orientan la educación sexual y organizarse o participar en organizaciones para la promoción y defensa del respeto a los mismos en los programas institucionales de escuelas y colegios y en el desempeño de profesores, sico-orientadores y coordinadores de la educación sexual en estas instituciones. por lo tanto los padres de familia no deben dejarle toda la carga del tema sexualidad a los maestros

Moral sexual en algunas culturas

editar esta página

La moral sexual existe en todas las culturas, pero cada una la practica de manera diferente, atraves de practicas, ritos, vestimentas etc.
A lo largo de la historia el sexo se ha vivido de diferentes maneras dependiendo de la época, el país y las creencias morales-religiosas.

La sexualidad que tenemos hoy en día ha recorrido muchas culturas, muchos puntos de vista, y muchos lugares que la han hecho lo que hoy conocemos de ella.

El desarrollo del sexo y la sexualidad se ha visto siempre acompañado de lo que dictan las religiones, en especial las siguientes, que son las principales del mundo::

  • Islamismo

  • Hinduismo

  • Taoismo

  • Judaísmo

  • Budismo

  • Cristianismo



Y de acuerdo a lo que estas religiones han impuesto, así es como se ha marcado el campo sexual en sus territorios.

La cultura sexual en la prehistoria



En esa época se cree que no habían limitantes para el sexo ni reglas que regulasen la relación entre hombres y mujeres. A pesar de esto, la promiscuidad no era común.
Existen objetos que nos dan señales de cómo era la vida sexual en la prehistoria, como lo son:

  • Pinturas rupestres de danzas fálicas

  • Vulvas y penes grabados en piedras

  • Arte erótico

  • Estatuas de genitales


La sexualidad era vista más que todo como una forma de asegurar la especie por más años, no era más que una fuerza fecundadora antes de ser una vivencia placentera.
t062921a.jpg

Cultura sexual egipcia y babilónica



En el antiguo Egipto, la sexualidad era vista de manera igualitaria y permisiva.
Gozaban de libertad sexual, se espera que la mujer fuese fiel y entregada a la casa y los hijos.
La mujer tenía posición privilegiada, pero no en la familia, inclusive existían las prostitutas sagradas.
Se permitía el incesto. La forma mas común del incesto en esta sociedad era el matrimonio entre hermanos.
En la sociedad babilónica la monogamia era estricta. Aquí, la mujer no era más que un objeto de placer y un vientre más. Sin embargo, el hombre tenía libertad y legalidad de tener concubinas.
Las conductas sexuales no permitidas, como el adulterio (en las mujeres) eran castigadas duramente.

sexogriego.jpg

Cultura Sexual en la antigua Grecia


Para ellos la sexualidad tenía mucha importancia. La educación sexual era abierta y exaltaban el erotismo.
Aceptaban hechos sexuales como la infidelidad, las orgías o la homosexualidad. Esto se nota claramente en las historias de la mitología griega.
Hacían culto a la virginidad.
La homosexualidad del hombre o de la mujer era aceptada y conocida, esto no afectaba la vida o el estatus social de la persona.
La belleza era algo sublime y adorar la belleza masculina o femenina era un acto de adoración.

Cultura Sexual en el Renacimiento



En esta época se da una corriente de desarrollo intelectual y artístico que viene a cambiar el pensamiento humano.
Hay un gran desarrollo en lo que respecta al desarrollo del hombre y de la sociedad.

Se nota esto en las pinturas que muestran la anatomía sexual de hombres y mujeres, como es el caso de obras de Leonardo Da vinci, otra muestra es la exaltación del cuerpo femenino por medio de la literatura y las artes. Gracias al auge literario de esta época, se propago el desarrollo del conocimiento de la sexualidad a gran escala, dejando atrás algunas de las restricciones impuestas por la Iglesia.
Surge la mujer como un icono sexual, pero continuaba teniendo mucho menos importancia que el hombre.

Cultura Sexual en los siglos XIII y XIX


A finales del siglo XIII se introduce un nuevo concepto del placer sexual. Uno de los proyectos que contribuyo a esto fueron las obras de literatura erótica del Marques de sade, las cuales, por supuesto, fueron reprimidas y malentendidas en aquellos tiempos, pero ya empezaba a verse el sexo como algo más que un puro acto de concepción.
Mas adelante en el siglo XIX se estudia a la sexualidad más profundamente.
La masturbacion se consideraba anormal y se le creía la culpable de muchos males, entre ellos de la epilepsia.
Es aquí donde surge el término de desviación sexual, gracias a una publicación, donde se exponen comportamientos sexuales catalogados de sucios, impropios y enfermizos.
La sexualidad normal era aquella que tenia como fin la procreación, sino, se trataba solo de una enfermedad sexual.
Cultura Sexual de Orientequills.jpg


La sociedad de oriente permitía la sexualidad por el conocimiento y el desarrollo de las funciones sexuales. En una sociedad como India, son famosos libros sagrados del erotismo, que muestran como vivir la experiencia sexual hasta un punto increíblemente alto.
Sin embargo, la política y el machismo siguió con sus costumbres atroces y represivas en contra del sexo femenino, como lo es el “suti” que consiste en que cuando la mujer enviuda debe incinerarse viva en la funeraria con su esposo, gracias a los cambios que el país sufrió en el siglo actual, esta costumbre fue erradicada.
El islamismo castigo y reprimió mas fuertemente a las mujeres, situación que continua en la actualidad. Esto se hace notar al no dejar a alas mujeres mostrar sus rostros o al exigirles llevar pesados rodajes.
Aca, la mujer lleva un papel de sumisión e inferioridad. El hombre tiene total dominio sobre ella, tal como lo dice el Corán:

"Los hombres están por encima de las mujeres, porque Dios ha favorecido a unos respecto de otros, y porque ellos gastan parte de sus riquezas a favor de las mujeres".

A aquellas de quienes temáis la desobediencia, amonestadlas, confinadlas en sus habitaciones, golpeadlas. Si os obedecen, no busquéis pretexto para maltratarlas. Dios es altísimo, grandioso”

La mujer esta restringida a las labores de la casa, depende económicamente de su marido, no tiene derecho a estudiar, no puede vestirse ni pintarse o adoptar costumbres de occidente.

Cultura Sexual Actual



Actualmente vivimos en una etapa de liberación femenina, que empezó desde el inicio del siglo XX, donde se pretende que la mujer se situé en igualdad de condiciones con el hombre.
Es una época de revolución sexual gracias en gran parte a las teorías de sigmun freud, donde poco a poco han ido cayendo diferentes tabúes sobre el cuerpo humano y su función sexual.
La humanidad se ha preocupado por conocer mejor como funcionan sus órganos sexuales y como desarrollar mejor sus capacidades y habilidades sexuales.
Luego de la segunda guerra mundial se propicio la liberación conceptual acerca del sexo y salen a la luz investigaciones modernas que ponen a la sexología como una ciencia más.
La sexualidad se ha considerado desde los 60’s como una cualidad única y hermosa del ser humano., gracias a los movimientos políticos, económicos y éticos de la época.
La manifestación sexual es ahora parte de la vida cotidiana, cambiando la actitud de las sociedades en pro del conocimiento de la sexualidad.


Hoy en dia hay algunas creencias y ritos que se siguen practicando como la ablación que es una técnica que consiste en la extirpación del clítoris de la mujer. Suele realizarse a niñas de muy poca edad en algunas culturas africanas y en ciertas sociedades del Oriente Próximo. Su justificación reside en ciertas tradiciones de origen religioso, que resultan incomprensibles e inmorales para cualquier persona que no comulgue con esas ideas religiosas.
Diversas organizaciones internacionales calculan que, en nuestros días, cerca de 150 millones de mujeres podrían haber sufrido la extirpación de sus genitales. La ablación no afecta al sistema reproductivo de la mujer, aunque sí limita enormemente su capacidad de sentir placer sexual, así como constituye un ataque a su integridad física y psíquica, derechos expresamente reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

ablacion-latido-mundo-convu-708690.jpg

Historia de una ablacion

http://www.youtube.com/watch?v=rMQb9YEpfVQ

ablación en llpayani

http://www.youtube.com/watch?v=rMQb9YEpfVQ

Religión y sexualidad


La relación entre religión y sexualidad implica una moral sexual, entendida no tanto como parte de la moral general o común a todos, sino como la parte de la moral religiosa que implica restricciones u obligaciones al comportamiento sexual humano. Varía enormemente en el tiempo entre unas y otras épocas, así como entre distintas civilizaciones o culturas. Las normas sociales, los estándares de conducta de las sociedades en cuanto a la sexualidad, suelen ligarse a creencias religiosas de una u otra religión.

external image iglesia-santa-lucia

De acuerdo con esto, la mayor parte de las religiones han visto la necesidad de dirigir la cuestión de un papel "propio" de la sexualidad en las interacciones humanas. Diferentes religiones tienen diferentes códigos de moral sexual, que regulan la actividad sexual o asignan valores normativos a ciertas acciones o pensamientos cargados de contenido sexual.
Los puntos de vista de religiones y creyentes individuales discrepan ampliamente, incluso dentro de los que se adhieren a la misma religión o secta particular; desde el concepto (extendido en las religiones monoteístas o brahmánicas) que demoniza al sexo y la carne, como uno de los enemigos del alma, a la creencia (propia de varias religiones orientales y religiones africanas) de que el sexo es la más alta expresión de lo divino (numinoso en la terminología de Mircea Eliade). Estos conceptos teológicos no se traducen automáticamente en una mayor o menor relajación de costumbres, que en cada civilización tienen su expresión en las muy diferentes formas de matrimonio y de otras relaciones interpersonales institucionalizadas o no, tal como las estudia la antropología cultural.


external image iglesia.jpg

Algunas religiones distinguen entre las actividades sexuales que se practican para la reproducción biológica (algunas veces permitidas tan solo dentro del estatus marital formal y a cierta edad (edad núbil o de consentimiento), y otras actividades practicadas para el placer sexual, que se califican de inmorales.
Aunque una popular hipótesis sostiene que un alto grado de religiosidad en una sociedad se correlaciona con tasas bajas de actividad sexual no monógama, en 2005 un sumario de varios estudios encontró que las tasas de enfermedades de transmisión sexual, aborto, y embarazos adolescentes son, de hecho, más bajas en las sociedades menos creyentes.2

La relación entre religión y sexualidad implica una moral sexual, entendida como parte de la
moral religiosa. Varía enormemente en el tiempo entre unas y otras épocas, así como entre distintas
Civilizaciones o culturas. Las normas sociales, los estándares de conducta de las sociedades en cuanto a
la sexualidad, suelen ligarse a creencias religiosas de una u otra religión. De acuerdo con esto, la mayor
parte de las religiones han visto la necesidad de dirigir la cuestión de un papel "propio" de la sexualidad
en las interacciones humanas. Diferentes religiones tienen diferentes códigos de moral sexual, que
regulan la actividad sexual o asignan valores normativos a ciertas acciones o pensamientos cargados de.


editar esta página

SEXUALIDAD EN LA ESCUELA

La sexualidad esta presente en todas las etapas de nuestra vida, desde que nacemos hasta que morimos, dado que somos una especie sexuada. Esa manifestación ocurre de múltiples maneras.-

Una problemática especial es la relacionada con esas manifestaciones en los diferentes niveles escolares.- Desde bromas, conversaciones, actitudes, conductas hasta preguntas directas a los docentes.-
Ante estas preguntas, la escuela como institución, suele tener respuestas por lo menos paradójicas.- Digo esto porque cuando un alumno pregunta, investiga, quiere saber mas sobre cualquier asunto, en suma es intelectualmente inquieto, suele ser valorado positivamente por sus docentes.-

Pero si el tema que lo motiva es la sexualidad, la actitud del docente suele ser diferente.- Cautela, dudas sobre si corresponde o no contestar, sobre como o cuando hacerlo, sobre si debe contar con autorización de las autoridades de la institución o de los padres.

Esta respuesta escolar, es también una forma de dar Educación Sexual, pero desde la duda, muchas veces desde la negativa.
Que el docente no pueda aprovechar estos emergentes representa un empobrecimiento del vínculo con sus alumnos, además de desperdiciar oportunidades educativas, muchas veces formativas, ante necesidades vitales de sus educandos, necesidades que resueltas a tiempo, podrían evitar problemas en un futuro no muy lejano.

Situaciones como la descripta, se deben a un sinnúmero de factores. Por ejemplo la falsa antinomia sobre quienes deben dar Educación Sexual, si los padres o la escuela.- Digo falsa antinomia pues no se trata de que deban ser unos u otros.- Ambos deben ocuparse de esa tarea.

Otro de los motivos que hacen que las preguntas sobre sexualidad de los educandos sean por lo menos incómodas, es la falta de formación docente en el tema. Haces unos años las personas creian que la sexualidad era no estaba bien por lo mismo muchos pedresy maestros no hablaban sobre el tema ya que muchos padres no permitian que hablaran con sus hijos.

Éticos
La educación de la sexualidad implica una visión profunda del ser humano y un camino moral amplio y rico, originado en la noción del hombre como persona y no se limita solamente a los aspectos sanitarios, técnicos y científicos. La riqueza de lo humano merece que ciertos conceptos como los de libertad, sexualidad, amor, procreación, matrimonio y familia, sean considerados en toda su integridad.
En la enseñanza de Juan Pablo II la consideración de los valores que han de ser descubiertos y apreciados, antecede a la norma de no violarlos. Sin embargo, ésta norma interpreta y formula los principios morales a los que el hombre debe tender. Por los vínculos estrechos que hay entre la persona y sus valores éticos, la educación debe llevar a los niños y adolescentes a conocerlos y estimarlos como garantía necesaria y preciosa para un crecimiento personal y responsable de la sexualidad humana.
Escuela
A la escuela le corresponde un rol complementario de la familia, y no sustitutivo. Los padres o los tutores, como primeros educadores de sus hijos, son válidamente acompañados, asistidos y complementados por la escuela y por la formación que ella pueda brindar.
Conviene que las familias participen activamente en cursos y/o talleres organizados por las instituciones educativas que les ayuden a transmitir a los hijos una madura educación de la sexualidad.
La educación sexual, derecho y deber fundamental de los padres, ha de realizarse siempre bajo su vigilancia y dirección solícita, tanto en casa como en los centros educativos elegidos por ellos. En este sentido, la Iglesia reafirma la ley de subsidiariedad que la escuela debe observar situándose en el mismo espíritu que anima a los padres cuando coopera en la educación sexual de sus hijos.

Docentes
La personalidad madura de los educadores, su preparación y equilibrio psíquico, influyen fuertemente sobre los educandos. Es indispensable que tengan una exacta y completa visión del significado y del valor de la sexualidad y una serena integración de la misma en la propia personalidad. Su capacitación no es sólo fruto de la necesaria preparación y juicio teórico, sino también resultado de su madurez afectiva, lo cual no dispensa de la adquisición de nuevos conocimientos, adaptados a su tarea educativa particularmente ardua en nuestros días.
Para educar al niño en la riqueza del amor y de la vida, respetando su desarrollo psicológico, el docente sabrá encontrar la oportunidad y el modo de hacerlo con recto juicio, sentido de responsabilidad, pudor, competencia profesional y delicada sensibilidad.

Escuela
A la escuela le corresponde un rol complementario de la familia, y no sustitutivo. Los padres o los tutores, como primeros educadores de sus hijos, son válidamente acompañados, asistidos y complementados por la escuela y por la formación que ella pueda brindar.
Conviene que las familias participen activamente en cursos y/o talleres organizados por las instituciones educativas que les ayuden a transmitir a los hijos una madura educación de la sexualidad.
La educación sexual, derecho y deber fundamental de los padres, ha de realizarse siempre bajo su vigilancia y dirección solícita, tanto en casa como en los centros educativos elegidos por ellos. En este sentido, la Iglesia reafirma la ley de subsidiariedad que la escuela debe observar situándose en el
mismo espíritu que anima a los padres cuando coopera en la educación sexual de sus hijos.

3 Escuela
A la escuela le corresponde un rol complementario de la familia, y no sustitutivo. Los padres o los tutores, como primeros educadores de sus hijos, son válidamente acompañados, asistidos y complementados por la escuela y por la formación que ella pueda brindar.
Conviene que las familias participen activamente en cursos y/o talleres organizados por las instituciones educativas que les ayuden a transmitir a los hijos una madura educación de la sexualidad.
La educación sexual, derecho y deber fundamental de los padres, ha de realizarse siempre bajo su vigilancia y dirección solícita, tanto en casa como en los centros educativos elegidos por ellos. En este sentido, la Iglesia reafirma la ley de subsidiariedad que la escuela debe observar situándose en el mismo espíritu que anima a los padres cuando coopera en la educación sexual de sus hijos.

external image 02escuela02.jpg

II. 4 Docentes
La personalidad madura de los educadores, su preparación y equilibrio psíquico, influyen fuertemente sobre los educandos. Es indispensable que tengan una exacta y completa visión del significado y del valor de la sexualidad y una serena integración de la misma en la propia personalidad.
Su capacitación no es sólo fruto de la necesaria preparación y juicio teórico, sino también resultado de su madurez afectiva, lo cual no dispensa de la adquisición de nuevos conocimientos, adaptados a su tarea educativa particularmente ardua en nuestros días.
Para educar al niño en la riqueza del amor y de la vida, respetando su desarrollo psicológico, el docente sabrá encontrar la oportunidad y el modo de hacerlo con recto juicio, sentido de responsabilidad, pudor, competencia profesional y delicada sensibilidad

external image docentes.jpgexternal image docentes.jpg

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Ética y sexualidad en el ambito familiar iconLa etica en las religiones la ética en la religión, La ética budista,...

Ética y sexualidad en el ambito familiar iconLa ética empresarial en el contexto de una ética cívica

Ética y sexualidad en el ambito familiar iconEn este documento abordaremos el tema de la ética y la moral empezaremos...
«moral» vendría a designar el grado de acatamiento que los individuos dispensan a las normas imperantes en el grupo social. En un...

Ética y sexualidad en el ambito familiar iconLa sexualidad Femenina

Ética y sexualidad en el ambito familiar icon7. 8 Sexualidad y medios de comunicación

Ética y sexualidad en el ambito familiar iconSexualidad, homosexualidad y cristianismo

Ética y sexualidad en el ambito familiar iconResumen del libro “Ética para amador” de fernando savater
«Moral» es el conjunto de comportamientos y normas que tú, yo y algunos de quienes nos rodean solemos aceptar como válidos; «ética»...

Ética y sexualidad en el ambito familiar icon¿Por què educar para la sexualidad construyendo ciudadaníA?

Ética y sexualidad en el ambito familiar iconNos encontramos en unos momentos en los que de todas partes nos llegan...
«teorías de las normas», ética de principios por la que nos ponemos de acuerdo en los mínimos éticos exigibles a todos. Lo ideal...

Ética y sexualidad en el ambito familiar icon2014 institución educativa estambul “sexualidad responsable para construir






© 2015
contactos
l.exam-10.com