La reconstrucción económica y política






descargar 493.23 Kb.
títuloLa reconstrucción económica y política
página6/12
fecha de publicación08.04.2017
tamaño493.23 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Por otra parte, el movimiento de la nueva izquierda, principal protagonista de los acontecimientos del “68”, rompió definitivamente con Moscú y los partidos tradicionales, reafirmando los postulados izquierdistas del marxismo (leninismo, trostkismo y maoísmo); se disgrego dando origen a una serie de grupos marginales que asumieran demandas específicas y, en algunos casos, se radicalizó asumiendo la lucha armada guerrillera y formando grupos terroristas. Este terrorismo político europeo aparece en las brigadas rojas italianas o en la Rote Armee Fraktion alemana nacida de la Bader-Meinhoff. Estos movimientos contenían una crítica dirigida contra el Partido Comunista, en el sentido de que no se podía ser un partido revolucionario y aceptar simultáneamente las reglas del juego de una sociedad burguesa. La desesperanza tras el desenlace del “68” termina por transformar el negativismo revolucionario en nihilismo terrorista.

En el mismo periodo histórico en que comienzan a llegar al poder gobiernos de derecha en la mayor parte de países del norte de Europa, que aplicaban diversas versiones del programa neoliberal, al sur del continente –es decir, en los países donde reinaba Franco, Salazar, De Gaulle y los coroneles griegos– llegando por vez primera al poder gobiernos de izquierda ligados al Partido Comunista. Se habló entonces de eurocomunismo. Siendo la época de François Mitterrand en Francia, Felipe González en España, Mario Soares en Portugal, Bettino Craxi en Italia y Andreas Papandreu en Grecia, todos se presentaron como una alternativa progresista, frecuentemente apoyados por el movimiento obrero y popular, y en oposición a las orientaciones reaccionarias de los gobiernos de Reagan y Thatcher. En efecto, en un primer período, por lo menos François Mitterrand y Andreas Papandreu se esforzaron en realizar una política de redistribución, de “pleno empleo” y de protección social. Esta tentativa se inscribía en la perspectiva de crear en el sur de Europa un modelo análogo al establecido en la postguerra por la socialdemocracia del norte de Europa.

No obstante, el proyecto del gobierno socialista francés se desvaneció desde finales de 1982 y fue abiertamente suspendido a partir de marzo de 1983. Esta administración, bajo la presión de los mercados financieros internacionales, cambió radicalmente de curso económico.

Se empeñó en una orientación muy próxima a la ortodoxia neoliberal, con prioridades tales como la estabilidad monetaria, el control del déficit de las finanzas públicas y las concesiones fiscales a los detentadores de capitales (privados). El objetivo del “pleno empleo” finalmente fue abandonado.

EL DERRUMBE DEL MUNDO SOCIALISTA.
En la década de 1980 este clima de creciente tensión comenzó a cambiar significativamente, pues un número importante de situaciones demostraban que algo andaba mal en los sistemas socialistas. La principal manifestación fue el estancamiento y deterioro que desde 1970 comenzaron a ser palpables en la economía de la URSS, incapaz de satisfacer las necesidades alimenticias de su población, la URSS se veía obligada a importar trigo a Estados Unidos y Canadá como consecuencia de la crisis de su sistema productivo agrícola.

En 1960 su desarrollo industrial le había permitido basar sus exportaciones en la venta de maquinaria, medios de transporte y manufacturas metálicas. En 1985 el 53% de sus exportaciones correspondía a materias primas, petróleo y gas, y el 60% de sus importaciones a maquinarias y artículos de consumo industrial.

El deterioro económico repercutió en la calidad de vida de los habitantes del mundo socialista. Entre 1960 y 1985 la mortalidad en la URSS subió desde el 0.7 % al 1.08 %; la esperanza de vida descendió de los 70 a los 67.7 años; la mortalidad infantil alcanzaba el 2.5% frente al 0.6-0.7% de los países desarrollados. Estas condiciones fueron sin lugar a dudas un telón de fondo muy importante en el derrumbe de la URSS y de sus aliados. Las mismas condiciones generaron a su vez situaciones nuevas que contribuyeron aún más a acelerar la crisis.

Una de las más importantes potencias del mundo contemporáneo, con su proyecto económico, político y social, se desmoronaba como un castillo de naipes, al igual que las ilusiones y los sueños de varias generaciones, ¿cuáles eran las causas que habían conducido a este abrupto final?

  • El estancamiento económico: los sectores que iniciaron reformas en la URSS a mediados de la década de los ochenta denominaron “años de estancamiento” al período que había gobernado Leonid Brezhnev (1964-1982). De acuerdo a los especialistas, se conjugaron al menos tres elementos en el proceso de estancamiento económico experimentado por la URSS.

1. La Crisis Agrícola, ya que crecía la incapacidad de la agricultura para alimentar a su pueblo. Ella se intentó solucionar incrementando la compra de alimentos en el mercado externo, pero ahora más allá de los límites del mundo socialista, lo que aumentaba progresivamente la dependencia de la economía soviética de la economía capitalista, quedando expuesta a sus fluctuaciones.

2. Por otra parte, una situación de potencialidades aparentemente positivas terminó por convertirse en una causa importante del deterioro económico soviético. La presión de los países productores de petróleo, OPEP, hizo que el precio del crudo, que desde la Segunda Guerra Mundial se mantenía bajo y en descenso, subiera abruptamente a partir de 1973. En 1970, el barril de petróleo se vendía a US $2.53 y a fines de los ochenta su precio había aumentado a US$ 41.

Los gigantescos yacimientos de petróleo y gas natural descubiertos en la URSS a mediados de los años sesenta y el alza en el precio del crudo a partir de 1973, permitieron la entrada de importantes recursos a la economía soviética sin mayor esfuerzo, posponiendo la necesidad de reformas económicas y permitiendo a la URSS parar sus crecientes importaciones del mundo capitalista occidental con la energía que exportaba. Esta inesperada bonanza permitió que, a mediados de los años sesenta, el régimen de Brezhnev intentara una carrera por igualar la superioridad de Estados Unidos en armamentos, que terminó agobiando su ya debilitada economía. Según datos de 1989, la URSS se situaba en el puesto 51 de renta per cápita mundial, siendo al mismo tiempo la segunda potencia militar del mundo.

3. El gasto militar fue la tercera causa del estancamiento económico soviético. Al comenzar la década del ochenta, el aumento de los costos de producción y el agotamiento de los pozos de petróleo sumía a Europa Oriental en una aguda crisis energética, indicando lo que sería su década final.


  • Crisis política: la crisis económica que se había incubado en la URSS vio la oportunidad de tener una expresión política luego de la muerte de Brezhnev en 1982. Existía la necesidad de elegir a un nuevo gobernante. Era evidente la presencia de un número importante de disidentes provenientes de las clases medias cultas y capacitadas técnicamente, incluyendo a importantes sectores del partido y del estado, es especial en los servicios de seguridad y exterior. Entre ellas primaba una visión muy crítica de cómo habían sido conducidas la economía y la política, especialmente durante los últimos veinte años y la necesidad de que el sistema hiciera reformas profundas al sistema que garantizasen la sobrevivencia.


Las reformas de Gorbachov; La Perestroika y El Glasnot
Al final de la época de Breznev el sistema de economía planificada de la Unión Soviética mostraba claros síntomas de agotamiento; la ineficiencia, el despilfarro, la deficiente asignación de los recursos y una corrupción generalizada se retroalimentaron en un proceso que desembocó en el estrangulamiento del sistema, incapaz de enfrentarse con éxito a la sustitución de los viejos sectores productivos, basados en la industria pesada, por los nuevos que en Estados Unidos estaban protagonizando una profunda transformación de la economía productiva, con fuertes implicaciones en el campo de la tecnología militar.

En marzo de 1985 se nombró a Mijail Gorbachov como secretario del Parido Comunista de la URSS, con la finalidad de implementar reformas al agónico modelo socialista. Su candidatura se impuso a los ortodoxos partidarios de la continuidad del modelo comunista sin cambios y su audaz proyecto recibió el nombre de Perestroika y Glasnot.

La Perestroika, palabra rusa que significa reestructuración o reforma, apuntaba a reemplazar el rígido sistema de economía planificada, por la cual el estado controlaba toda la producción y distribución de los productos, por un modelo donde se priorizaban las necesidades reales de la población, se estimula el trabajo bien realizado; los obreros se transformaban en accionistas de sus empresas, y los campesinos podían vender en forma particular los excedentes de producción.

El objetivo final de ella era permitir a la URSS aumentar la productividad y la competitividad de su economía y conducirla así al nivel de las economías capitalistas más dinámicas. Para lograrlo debía liberalizarse el funcionamiento de la economía, disminuyendo el hasta entonces protagónico papel del Estado e introducir la acción del mercado como regulador de la economía.

A pesar de las buenas intenciones del plan, los resultados fueron bastante desalentadores para Gorbachov.

El Glasnot o transparencia aludía a una cierta apertura política y social, incorporando mecanismos democráticos. La perestroika política implicaba la democratización de la sociedad, fomentar la iniciativa de las masas y replantear las relaciones internacionales de la URSS, transformándose en un país que aceptaba la pluralidad de sistemas políticos y que trataba de evitar el desastre nuclear mediante una modalidad de acercamiento a los países de Occidente.

También suponía una mayor libertad de prensa y la aceptación de opiniones críticas sobre el funcionamiento de la economía y de la política soviética. Se manifestó en una mayor tolerancia hacia los cambios culturales inspirados en los modelos occidentales, en la liberación de presos políticos y el retorno del exilio de muchos disidentes.

En cuanto a la política internacional, Gorbachov adoptó una línea coherente con sus intensiones reformistas en la URSS e inició conversaciones con el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, que culminaron en 1987 con un tratado que comprendía una importante reducción de arsenales nucleares. De este modo, Gorbachov procuraba disminuir el peso del importante gasto militar de su país, imprescindible si se aspiraba a una recuperación económica.
El preludio de la caída y sus efectos.
Fue hacia esta época y bajo esta política que Cuba comenzó a perder rápidamente el respaldo incondicional de la URSS a su precaria economía. Ya no le comprarían los excedentes de azúcar a precios artificiales. Poco a poco se acabaría el suministro ilimitado de petróleo y los numerosos subsidios que la mantenían a flote. En tal encrucijada Cuba no tuvo más reme dio que abrir su economía al dólar.

En Europa Oriental la fe en la utopía marxista, estaba mucho mas debilitada. Después de las revueltas de Praga y Hungría, quedó claro que muchos de los regímenes comunistas habían perdido legitimidad. En Polonia, la opinión pública estaba fuertemente unida por sus al régimen comunista, y se había organizado una intrincada red de imprentas clandestinas para difundir sus ideas en un país esencialmente católico. La clase obrera había mostrado su fuerza política con huelgas desde los años “50” y ya para 1980 había triunfado el sindicato “Solidarnösc” (Solidaridad), como movimiento organizado de oposición al sistema. A la cabeza de solidaridad estaba Lech Walesa, quien llegaría a ser presidente de Polonia.

Por su parte en China, en abril de 1989, medio millón de estudiantes y trabajadores salieron a las calles de Pekín en protesta por la continua política de línea dura de Denziao Ping. Las manifestaciones fueron pacíficas, exigían una mayor democratización de la sociedad, libertad de expresión y el término de la corrupción al interior del Partido Comunista chino. El cual para detener las movilizaciones envió a tanques del ejército popular chino a la Plaza de Tian´anmen y los estudiantes desarmados se enfrentaron al ejercito, teniendo como resultado miles de heridos y 1300 muertos por la represión.





Imagen que recorrió el mundo también conocida como el Rebelde Desconocido, es el apodo que se atribuyó a un hombre anónimo que se volvió internacionalmente famoso al ser grabado y fotografiado en pie frente a una línea de varios tanques durante la revuelta de la Plaza de Tian'anmen.


Tres meses después de la masacre, Hungría decidió eliminar parte de una reja de 240 kilómetros que los separaba del mundo occidental, permitiendo de este modo el paso a cualquiera. Mientras estuvo abierta esta reja alrededor de 15.000 alemanes, en su mayoría doctores, abogados y demás profesionales de la RDA, cruzaron hacia occidente por medio de Hungría. El gobierno comunista germano presionó y logró detener el flujo de refugiados alemanes en Checoslovaquia, paso obligado para su salida por Hungría, pero los emigrados se asilaron en la embajada de Alemania Federal en Checoslovaquia, quien los acogió como cualquier residente de la República Federal Alemana (RFA)

Ante la incontenible presión social, el gobierno comunista de Berlín Oriental tuvo que ceder y dejar salir en tren a estos refugiados en Checoslovaquia hacia la RFA. Esta regulación de emigración entre la RDA y Checoslovaquia ayudó también a descongestionar el Palacio Lobkowitz, sede de la Embajada de la República Federal Alemana (RFA) en Praga, que mantuvo en sus dependencias a unos 4.500 alemanes del Este. En poco tiempo, el 70% de los profesionales jóvenes y el 50% de los médicos de Alemania del Este habían logrado escapar.
La caída del muro
El 7 octubre de 1989, la República Democrática Alemana celebró su 40 aniversario. El país, sin embargo, iba camino al desmoronamiento. Las manifestaciones y protestas iban en aumento, con el apoyo de intelectuales, líderes religiosos e incluso algunos líderes del Partido Comunista, exigiendo reformas económicas, políticas y sociales.

En una reacción en cadena, las protestas masivas recorrieron todas las grandes ciudades de la RDA, donde cientos de miles de alemanes se manifestaron principalmente en Leipzig y Dresde.

El líder comunista Germano, Erick Honecker fue marginado del cargo el 18 de Octubre de 1989, el politburó designó en su lugar a Egon Krenz. El primer objetivo de su gobierno fue la de regularizar el sistema de viajes para los residentes de la RDA. Para el 10 de noviembre se tenia previsto anunciar que cualquier habitante de la República Democrática Alemana podría cruzar libremente el Muro de Berlín, pero la medida no iba a entrar en vigor sino hasta el día siguiente, para dar tiempo a que la guardia fronteriza estuviera debidamente preparada.

Günter Schabowski, miembro del politburó este alemán, fue el encargado de conducir la conferencia de prensa el 9 de noviembre en la que se anunció el trascendental paso. Él, sin embargo, no había participado en la junta de la cual surgió la decisión, de tal modo que al preguntar los periodistas sobre cuándo entraría en vigor el anuncio, él respondió: “De inmediato”. Bildunterschrift:

Las palabras de Schabowski fueron escuchadas por miles de personas, que desde la parte oriental de Berlín, se lanzaron a los puntos de cruce fronterizo para cruzar hacia la República Federal de Alemania. En un principio los guardias no supieron qué hacer y en algunos casos estuvo a punto de gatillarse una masacre, pero las guardias fronterizas abrumados por la multitud, dejaran finalmente que las personas cruzaran hacia la RFA.

Este hecho fue el preludio del derrumbamiento de bloque socialista, manifestándose en el siguiente proceso de caída de estos regímenes:


  • En Diciembre terminó el gobierno Comunista en Checoslovaquia. El país fue dividido entre la República Checa y Eslovaquia sin disparar un solo tiro.

  • En Rumania el más sangriento de los dictadores comunistas, Nicolás Ceaucescu, seguía en pie y sin dar la menor señal de introducir cambios en su régimen. Solo el asesinato de un connotado opositor encendió la chispa de la revolución contra Ceaucescu. Mientras las turbas saquearon los cuarteles generales del partido comunista rumano, Ceaucescu y su esposa trataron de huir en helicóptero, pero fueron atrapados. Tras el juicio sumario por genocidio, fueron fusilados en la Navidad de 1989.

  • En abril de 1990, los comunistas fueron desplazados del gobierno en Hungría; dos meses después Bulgaria celebró sus primeras elecciones libres.

  • En Octubre de 1991 se extinguió definitivamente la RDA y Alemania volvió a ser una sola mediante la reunificación Alemana.

  • En Diciembre de 1991, se disuelve la URSS, creándose la CEI (Confederación de Estados Independientes).

El problema mayor que trajo la caída del mundo socialista fue la de integrar a generaciones completas acostumbradas a tener seguro lo más básico (techo, comida y trabajo) y hacerlos parte de un sistema que ahora no garantizaba nada.

De esta manera, con la caída del mundo socialista comienza a gestarse la nueva realidad u orden mundial caracterizado por la Multipolaridad o hegemonía de varios centros de poder, con los EE.UU. a la cabeza, estableciéndose el concepto de globalización en términos de paradigma, comenzando el dominio del nuevo orden mundial.



UNIDAD II: AMERICA LATINA CONTEMPORÁNEA


Panorama general del continente.


  • Latinoamérica o América Latina:

En sentido amplio, corresponde a todo el territorio al sur de los Estados Unidos. En sentido más estricto, Latinoamérica comprende todos los países que fueron colonias de España, Portugal y Francia. Dado que los idiomas de estos países provienen del latín, el término Latinoamérica ha servido para designar a las naciones que fueron sus colonias en el Nuevo Mundo.

Su extensión es de 17.819.100 Km2 y que abarca el 12% de la superficie terrestre. En 1990 Sudamérica tenía aproximadamente 304 millones de habitantes, lo que representa menos del 6% de la población mundial. Comprende diez países.


  • Población:

Sudamérica tiene más de 300 millones de habitantes. Aunque el subcontinente representa poco más del 12% de la superficie terrestre, tiene menos del 6% de la población mundial. Sin embargo, sobre todo en los países tropicales, y se ha registrado un alto índice de crecimiento principalmente en la población urbana. Desde 1930 la inmigración a Sudamérica se ha reducido al mínimo. No obstante, la inmigración interna ha sido muy grande, lo que ha traído como consecuencia la concentración de importantes grupos humanos en la periferia de las ciudades, mientras que las regiones del interior quedaban escasamente pobladas. Aunque, conjunto, la densidad de la población es de 17 hab/km2, la mayoría de la población se concentra en torno a los centros urbanos. Más de la mitad de su territorio tiene una densidad de menos de 2 hab/km2.

Aunque la población de Sudamérica posee distintas herencias étnicas, sus principales elementos lo constituyen los indígenas y los descendientes de españoles, portugueses y negros africanos, así como la población con mezcla de dos o más de estos elementos. La población descendiente de españoles y otros europeos es más numerosa en Argentina y Uruguay. En Brasil, el portugués es el elemento predominante, y los grupos negros y mulatos son más numerosos en esta región que el resto de Sudamérica. La población negra es también importante en las Guayanas y en la costa de Colombia y Ecuador.

El continuo flujo de españoles y portugueses a Sudamérica durante la época colonial aumentó en el siglo y medio que siguió a la independencia, sobre todo en el período comprendido entre finales del siglo XIX y la década de 1930, con la entrada de millones de italianos que se establecieron principalmente en Argentina, Brasil y Uruguay. También llegaron pequeños grupos de otras nacionalidades europeas, como alemanes y polacos. Muchos de estos inmigrantes europeos fueron contratados principalmente para realizar trabajos rurales, o como arrendatarios agrícolas en regiones poco pobladas de Argentina y Brasil. Algunos de estos inmigrantes, como alemanes, italianos y otros, fundaron colonias agrícolas. Los colonos alemanes establecieron importantes colonias en el sur y centro de Chile. Otros inmigrantes se dirigieron hacia las ciudades del país que los acogió, y engrosaron la mano de obra o se dedicaron a actividades en sectores empresariales. También se establecieron en gran número muchos grupos de origen no europeo, como sirios y libaneses. Los grupos más numerosos de inmigrantes asiáticos que llegaron a fines del siglo XIX provenían de la India, Indonesia y China; la mayoría se estableció en la Guayana Británica (actual Guyana) y en la Guayana Holandesa (actual Surinam), ligados a contratos de trabajo después de la abolición de la esclavitud. Desde 1900, importantes grupos de colonos japoneses se establecieron en el sur, norte y noreste de Brasil. En Perú, desde finales del siglo XIX, se asentaron también grandes grupos de chinos y japoneses.


  • Demografía:

La población de Sudamérica ha aumentado más del doble entre 1960 y 1990. Casi la mitad de la población del subcontinente vive en Brasil. El promedio del índice de crecimiento de la población se acercó al 2,4% anual entre 1965 y 1990, aunque en Argentina y Uruguay el crecimiento fue más lento. El aumento de la población se debe principalmente al crecimiento natural; en índice de natalidad es mayor del 25%, y el índice de mortalidad alrededor del 8%. En muchas regiones la tasa de defunciones ha ido descendiendo significativamente durante décadas, mientras que los altos índices de natalidad muestran sólo desde fechas muy recientes una tendencia a la baja. El descenso de la tasa de natalidad no reducirá apreciablemente el incremento de la población, que va a aumentar en lo que resta del siglo XX, porque una gran parte de sus habitantes estará en edad reproductiva. En muchos países, alrededor de la mitad de la población es menor de 15 años. Sólo en Argentina, Uruguay y Chile el 60% de la población tiene más de 15 años.

El incremento natural y la migración de las regiones del interior han aumentado la población urbana por encima del 4% anual. En Argentina, Uruguay y Chile el crecimiento ha sido más reducido, pero en los países tropicales las ciudades han crecido con gran rapidez. En los países más urbanizados -Argentina, Chile, Uruguay y Venezuela- el 80% de la población vive en centros urbanos, y en los menos urbanizados- Bolivia, Ecuador y Paraguay- menos del 60% de la población puede ser clasificada como urbana.


  • Lenguas oficiales y habladas:

El español es el idioma oficial de nueve de los trece países del subcontinente. En Brasil el portugués es el idioma oficial; en Guyana, el inglés; en Surinam, el holandés, y en la Guayana Francesa, el francés. Los tres idiomas indígenas principales son el quechua, el aymará y el guaraní, que son habladas por un gran número de personas. La población quechua hablante está distribuida a lo largo de los Andes, entre Ecuador, Perú, Bolivia y el norte de Argentina y Chile; los aymará hablantes se encuentran en el altiplano del Perú y Bolivia. El guaraní es el idioma oficial del Paraguay, al igual que el español. Además, existen numerosas lenguas y dialectos nativos en la Amazonia y en el extremo sur de Chile.


  • Religión:

Casi el 90% de la población sudamericana profesa la religión católica. De los 11 millones de protestantes, la mayor parte se concentra en Brasil y Chile, y el resto está muy repartido en los demás países, principalmente en centro urbanos. Los 750.000 judíos de Sudamérica también tienden a establecerse en centros urbanos y se encuentran muy repartidos: cerca de las tres cuartas partes en Argentina y Brasil, y más del 10% en Uruguay y Chile. Entre la Guyana y Surinam están distribuidos 550.000 hindúes, 400.000 musulmanes y 375.000 budistas. La religión católica fue establecida y difundida por los españoles y portugueses al comienzo de la conquista. El protestantismo en un reflejo de la inmigración europea posterior y de la actividad misionera iniciada en el siglo XIX. Las sectas evangélicas estadounidenses han sido especialmente activas en el siglo XX.


  • Modelos de desarrollo económico:

De ser históricamente una zona colonial, dependiente económicamente de las exportaciones de productos agrícolas y minerales, Sudamérica ha experimentado desde 1930 en adelante un notable crecimiento y diversificación en la mayoría de sus sectores económicos. Después de la II Guerra Mundial, las políticas nacionales de sustitución de importaciones (manufactura nacional por artículos importados) reorganizaron la industria. Los beneficios de su rápido desarrollo económico no se redistribuyeron de forma equitativa entre el conjunto de la población, sino que tendió a acumularse más en las principales ciudades y en sus áreas metropolitanas, donde la calidad de vida es por lo general mucho mejor que en las zonas rurales, las pequeñas ciudades y en los pueblos. El comercio intercontinental de Sudamérica se realiza con Estados Unidos, La Unión Europea y Japón. El petróleo y sus derivados constituyen los principales componentes de este comercio de exportación, y el primero es líder en importaciones. El comercio continental ha sido promovido desde 1960 por parte de instituciones regionales de comercio, la más importante de ellas es la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI). Dentro del intercambio comercial continental los principales productos son el trigo, la carne de vacuno, el vino y las bananas, y ha aumentado el volumen comercial de artículos manufacturados. Sin embargo, el comercio de exportación de productos agrícolas y de minería hacia países fuera del continente sigue siendo más importante que el que se distribuye en el mercado continental. Sudamérica contribuye significativamente al comercio mundial de petróleo, cobre, bauxita, café, harina de pescado y semillas oleaginosas. El comercio de éstos y otros productos básicos es esencial para el desarrollo económico de toda la región.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

similar:

La reconstrucción económica y política iconObjetivos de la acción política, social, económica y administrativa

La reconstrucción económica y política iconCrisis económica y decadencia política y militar, que se consumó en el s. XVII

La reconstrucción económica y política iconObjetivos comprender la teoría general y los institutos en particular,...

La reconstrucción económica y política iconEn general, se puede afirmar que las claves de la política social...

La reconstrucción económica y política iconEn general, se puede afirmar que las claves de la política social...

La reconstrucción económica y política iconCómo hacer la Revolución Democrática, Moral, Municipal, Cultural-Educativa,...

La reconstrucción económica y política iconEn la época del siglo XX ocurrieron cambios como el carácter de la...

La reconstrucción económica y política icon1. ¿Quién es Rafael Adorno?
«hacer efectivo el goce de tan precioso derecho [y] desterrar […] las medidas opresivas» en materia de política económica, decidieron...

La reconstrucción económica y política iconTaller de ciencias sociales
«globalización» tiene como principales beneficiarios a los grupos económicos y las grandes corporaciones, siendo dirigida u orientada...

La reconstrucción económica y política iconTaller reconstrucción histórica






© 2015
contactos
l.exam-10.com