La reconstrucción económica y política






descargar 493.23 Kb.
títuloLa reconstrucción económica y política
página2/12
fecha de publicación08.04.2017
tamaño493.23 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

RELACIÓN ENTRE ESTADOS UNIDOS Y LA UNIÓN SOVIÉTICA.
Una de las principales consecuencias de la Segunda Guerra Mundial fue que el centro del poder internacional se desplazó fuera de Europa. Estados Unidos y la Unión Soviética se alzaron como los nuevos polos de poderío mundial, extendiendo su dominio sobre amplias zonas del planeta. Apenas terminada la guerra, comenzaron a surgir las profundas diferencias entre esas dos potencias que habían integrado el bloque de los aliados. La derrota del enemigo común, el fascismo, permitió que emergieran en toda su dimensión las brechas que separaban al sistema capitalista, sustentado por Estados Unidos, del modelo socialista puesto en práctica por la Unión Soviética.

Bajo el rótulo de Guerra Fría quedaron agrupados los conflictos que dominaron la escena internacional entre 1946 y 1991. Bajo esta expresión, utilizada en 1947 por el periodista Walter Lippmann en su libro The Cold War, se pretendía definir como Guerra Fría, el estado de tensión permanente y desconfianza recíproca que se había generado entre los bloque liderados por las dos superpotencias, Los EE.UU. y La URSS.

Si bien no se produjo ningún conflicto militar directo entre ambos bloques, las sospechas mutuas y las hostilidades condujeron a roces permanentes en medio de una peligrosa carrera armamentista. Los grupos dirigentes de ambas potencias consideraban, y expresaban a través de sus sistemas de propaganda, que el conflicto entre capitalismo y socialismo era una lucha ideológica entre dos sistemas económicos y entre dos enormes ejércitos, dotados de un potencial de destrucción de alcance inédito en la historia mundial. La tensión permanente que caracterizó al período se contuvo sólo ante el riesgo evidente de que un choque directo entre las potencias podría convertirse en el suicidio de la humanidad.

En este periodo, se disputaron las áreas de influencia mundial a través de terceros países, a los cuales dieron apoyo militar y logístico. Recurriendo al ejercicio de una presión permanente sobre el otro bloque por medio de los embargos económicos, acciones diplomáticas y campañas de propaganda.

Existió, asimismo, una continua actividad de espionaje, organizada por instituciones especializadas: la CIA (Agencia Central de Inteligencia), que comenzó sus funciones en los EE.UU. en 1947, y la KGB (Comité de Seguridad del Estado), policía secreta de la URSS desde 1954.
Formación del bloque socialista y capitalista.
Estados Unidos y la URSS crearon dos grandes bloques mundiales, cuya separación iba más allá de lo militar. Se enfrentaban dos principios ideológicos, dos proyectos de sociedad, de economía y dos modos de vida muy diferente: por un lado, Estados Unidos que postulaba los principios del capitalismo y; por el otro, la URSS con los principios del comunismo.

Los países capitalistas se sentían herederos del liberalismo del siglo XIX resaltaban el principio de libertad de los individuos y la iniciativa privada en el logro del desarrollo económico, aunque muchas veces esa libertad sólo se cumpliera para los más poderosos, pues el dominio económico y político de Estados Unidos se hizo sentir en gran parte del mundo, en especial en América Latina. Con la primacía de estos dos principios, grandes áreas y problemas sociales quedaron sin atención, aumentando la concentración de la riqueza, por un lado, y la pobreza, por otro.

Por su parte, en el bloque socialista se proclamaba con mayor fuerza el principio de Igualdad, otorgándole al Estado la responsabilidad de asegurar que todos los ciudadanos tuvieran acceso a vivienda, salud y educación gratuitas, para lo cual debió restringir muchas de las libertades individuales, como el derecho a la propiedad el de libre circulación. El Estado planificaba la producción, el desarrollo industrial, y fijaba los precios, restringiendo la iniciativa privada. La URSS también impuso su dominio a otros países, creando una gran dependencia económica y apoyando gobiernos autoritarios en muchas naciones socialistas.

Esta división del mundo en dos grandes bloques se expresó a través de zonas de influencia. La delimitación y defensa de las zonas de influencia de Estados Unidos y la URSS, extendieron la Guerra Fría prácticamente por todo el mundo. En todos los continentes, en algún momento, las potencias enfrentaron sus intereses con mayor o menor intensidad y con distintos grados de peligro para la paz mundial. Sin embargo, el modo de enfrentarse varió de acuerdo a la importancia estratégica, económica o política que las superpotencias daban a cada una de las regiones. En consecuencia, la Guerra Fría tuvo un impacto distinto en las regiones del mundo: para algunas significó un beneficio especial, que les permitió superar la crisis económica de la posguerra; para otras, en cambio, fue sinónimo de invasiones, muerte y destrucción de sus territorios.
LA GUERRA FRÍA EN EUROPA.
Durante los veinte años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, Europa debilitada y relegada a un segundo plano en la política mundial, fue el principal escenario de la Guerra Fría. Allí las potencias intentaron limitar la influencia de su enemigo mediante programas de ayuda económica, como el Plan Marshall, implementado por Estados Unidos desde 1947 y que consistía en el otorgamiento de préstamos de bajo interés destinados en su mayor parte a Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia; y el Consejo de Asistencia Económica Mutua (CAME o CAMERCON) creado por la URSS para impedir que los países de Europa Oriental aceptaran la ayuda económica norteamericana y cuyo propósito era promover la industrialización de los países miembros y el intercambio comercial entre las naciones del bloque.

En el terreno militar, el enfrentamiento entre las potencias se manifestó a través de la constitución de alianzas. En 1949, los norteamericanos impulsaron la creación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que agrupaba a la mayoría de los países capitalistas noratlánticos en una alianza defensiva que comprometía a sus miembros a prestarse ayuda en caso de agresión a terceros. En 1955, los soviéticos respondieron con la creación del Pacto de Varsovia, una organización militar que reunía a los países comunistas. La mayor tensión de la Guerra Fría en Europa se relacionó con la crisis de Berlín en 1947, cuando ambos bloques se disputaron el control y la ocupación de esa ciudad.
División de Alemania y la construcción del muro de Berlín.
Un primer síntoma de lo que sería la Guerra Fría se pudo apreciar con motivo de la repartición que los aliados hicieron de Alemania, después de la derrota de los nazis. Las diferencias entre la URSS, por un lado, y las potencias occidentales, por el otro, impidieron unificar las cuatro zonas de influencia que se habían establecido en 1945 y así, en 1949, nacieron dos Estados nuevos: la República Democrática Alemana (RDA) y la República Federal de Alemania (RFA).

La capital, Berlín, También permaneció dividida, lo cual implicó que al interior de la RDA hubiera un enclave occidental que se regía por otras leyes. La tensa situación en la frontera que separaba los dos sectores de Berlín, los atentados y sabotajes de que fue victima Berlín Oriental originaron, en 1961, la construcción del emblemático “muro de Berlín”, símbolo de la Guerra Fría.


  • Primavera de Praga.

El movimiento renovador checoslovaco del socialismo, conocido como la “Primavera de Praga”, intentó alcanzar un socialismo menos rígido. Apoyado por gran parte de la ciudadanía, el presidente comunista Alexander Dubcêk procuró liberalizar el régimen, proceso que se inicia en 1968. Un año después, las tropas de la URSS invadieron el territorio checo, se depuso a Dubcêk y se anularon las reformas.
LA GUERRA FRÍA EN ASIA ORIENTAL.
Asia fue la región del planeta en que las superpotencias compitieron durante todo el desarrollo de la Guerra Fría, y por lo tanto, donde mayores fricciones se produjeron entre ambas. Allí el enfrentamiento se hizo presente en:


      • La Revolución China: en 1949 el líder comunista Mao Tse-Tung se impuso y extendió el régimen comunista a toda China. Inicialmente, la relación entre este país y la URSS fue cooperativa. Durante la Guerra de Corea, China reforzó su alianza con los soviéticos mientras rompía con los Estados Unidos y sus aliados. Hacia fines de los años cincuenta las relaciones chino-soviéticas se tensaron y culminaron con una ruptura total con la URSS a comienzos de la década del sesenta, donde plantearon una vía de construcción de una nueva sociedad y una nueva cultura. Entre las medidas adoptadas más importantes, desarrolladas por el Partido Comunista Chino, destaca una gran reforma agraria, pues la mayoría de la población china era campesina y, por otra parte, una gran reforma cultural.

En la actualidad, el gobierno chino sigue siendo dirigido por el Partido Comunista, pero ha desarrollado un proceso donde abrió la economía a la inversión extranjera y a la empresa privada.


  • La Guerra de Corea (1950-1953):

Lo mismo que Alemania, la Península de Corea fue dividida luego de la Segunda Guerra Mundial. En 1948 se formaron dos Estados: Corea del Norte: comunista y aliada de la URSS; y Corea del Sur, aliada de Estados Unidos. A raíz de una disputa fronteriza, el ejército de Corea del Norte invadió el país del Sur. Estados Unidos se involucró de inmediato en esta guerra, enviando tropas para pelear contra el ejército coreano comunista. Luego de que el país más poblado del mundo, China, se hiciera comunista en 1949, Estado Unidos temía que todo el sudeste asiático se hiciera comunista. Era el llamado “efecto dominó”: si cae un país (en el comunismo) caen todos. De esta forma, Estados Unidos intervino agresivamente en ese conflicto, incluso algunos de sus generales propusieron lanzar una serie de bombas atómicas en la zona de la frontera chino-coreana. Pese a todo, al cabo de tres años de guerra, la frontera de las dos Coreas se mantuvo como en un comienzo.


  • La Guerra de Vietnam (1962-1974).

La Guerra de Vietnam fue la más larga y cruenta de todo el período. Liberada del Colonialismo Francés en 1954, Vietnam fue dividida en dos por la comunidad internacional: el Norte Comunista y el Sur capitalista.

Las fuerzas comunistas eran muy poderosas y habían tenido un gran protagonismo en la liberación del país del dominio francés, por lo que rechazaron la división del país postulando que Vietnam era uno solo. Pero Estados Unidos se opuso a la unificación y envió tropas desde 1962 para rechazar la guerrilla comunista, pues el Ejército de Vietnam del Norte comenzó a invadir el Sur para unificar el país. Desde esa fecha y hasta 1974, los Estados Unidos intervinieron en el conflicto, bombardeando y destruyendo gran parte del país. Si embargo, la resistencia del ejército comunista hizo que las tropas de Estados Unidos se retiraran sin lograr su objetivo. De hecho, al año siguiente de su retiro, en 1975, los comunistas se tomaron la capital de Vietnam del Sur, Saigón, y unificaron el país bajo un gobierno comunista.


  • Invasión Soviética a Afganistán (1979-1989).

Un golpe militar en 1978 llevó al poder a un régimen comunista dirigido por Mohamed Taraki, marcará el inicio del conflicto.

Las reformas socializadoras y laicas del nuevo gobierno encontraron una enorme resistencia en una población aferrada a un pensamiento islámico anclado en la tradición coránica. La resistencia pronto se concretó en las guerrillas islámicas de los “mujahidines”. Los problemas internos de las dos principales tendencias comunistas precipitaron la intervención de la URSS en 1979.

Esta intervención llevó a la inmediata reacción norteamericana. Washington consideraba que este país asiático se hallaba fuera de la zona de influencia soviética y artículo una dura respuesta: el embargo de grano para ser exportado a la URSS y ayuda militar a la guerrilla islámica.

La guerra rápidamente se estancó y mientras los más de 100.000 soldados soviéticos controlaban las ciudades la guerrilla dominaba las zonas rurales. La guerrilla, armada eficazmente apertrechada por EE.UU. y reforzado con voluntarios árabes y musulmanes (entre ellos el saudí Osama bin Laden), mantuvo en jaque a un ejército soviético.

Finalmente en el marco de la perestroika, Gorbachov decidió sacar a sus tropas hacia 1989 de los que muchos denominaron el "Vietnam soviético".
AMÉRICA LATINA DURANTE LA GUERRA FRÍA.
En los años sesenta, la mayor parte de los gobiernos latinoamericanos eran democráticos. Sólo Paraguay, República Dominicana, El Salvador, Haití y Nicaragua permanecían bajo regímenes dictatoriales.


  • El caso cubano:

En 1959 una revolución dio fin a la dictadura de Fulgencio Batista, que se había instalado en Cuba en 1952 con el apoyo de los Estados Unidos, dado que protegía sus intereses. El nuevo gobierno, encabezado por Fidel Castro, realizó profundas reformas: distribuyó las tierras de cultivo, alfabetizó a la población e implementó un amplio programa de salud. En 1961 los Estados Unidos, preocupados por la política cubana, impusieron un bloqueo económico a la isla, y en el contexto de la Guerra Fría, la URSS acudió en apoyo de Castro. La orientación de la Revolución cubana se definió como pro-soviética en ese momento y tras el intento de Kennedy de invadir la isla.

En 1962 se vivió uno de los momentos más tensos de la Guerra Fría, cuando instalaron misiles soviéticos en Cuba, en respuesta a los misiles norteamericanos emplazados en Turquía y que apuntaban a Rusia. El gobierno estadounidense respondió a la amenaza declarando el bloqueo económico a Cuba: cualquier buque que se acercara a la isla con material estratégico sería detenido o hundido. La URSS no desafió el bloqueo y después de algunas negociaciones, en las que Estados Unidos se comprometió a no atacar a Cuba y a renunciar a sus misiles en Turquía, la URSS aceptó retirar sus misiles de la isla caribeña.

La Revolución cubana y la crisis de los misiles provocaron un importante cambio en la política de Estados Unidos hacia América Latina, teniendo como objetivo el evitar que la experiencia socialista de Cuba se repitiera en otro lugar del continente. Con esa finalidad se implementó bajo el gobierno de Kennedy un programa de ayuda económica, denominada “Alianza para el Progreso”, y se formó a las fuerzas armadas del continente bajo la doctrina de seguridad interior del Estado, que perseguía combatir a los enemigos internos que se desarrollaban en cada país y que, desde el punto de vista de Estados Unidos, correspondían a todas las fuerzas y organizaciones que se identificaran con el ideario socialista.
LA GUERRA FRÍA EN ÁFRICA.
En este continente las luchas de liberación nacional que jalonaron el proceso de descolonización, se entrelazaron en muchos casos con el conflicto entre los Estados Unidos y la URSS.

Aunque el presidente de Estados Unidos, T. Roosevelt, había sido uno de los principales defensores del derecho de las colonias a independizarse, el temor a que los nuevos Estados optaran por un modelo socialista llevó a Washington a respaldar a sus aliados europeos en la conservación de los imperios.

El apoyo de la URSS al proceso descolonizador, condujo a Estados Unidos a practicar una política fluctuante, muy atenta a impedir que los nuevos países derivaran hacia el bloque comunista.

  • La descolonización: con el fin de la Segunda Guerra Mundial, los imperios coloniales se desintegraron y dieron lugar va un conjunto de nuevas naciones. Si antes de la guerra alcanzaban los dedos de una mano para enumerar los estados independientes de Asia y África, a fines de 1960 se mantenían muy pocos dominios coloniales y decenas de nuevos Estados habían surgido a la vida independiente. Se trató de un cambio producido, en gran parte, por el debilitamiento de las potencias coloniales y por el auge del nacionalismo independentista en las antiguas colonias, estimulado por la disputa entre la URSS y Estados Unidos en el marco de la Guerra Fría.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

similar:

La reconstrucción económica y política iconObjetivos de la acción política, social, económica y administrativa

La reconstrucción económica y política iconCrisis económica y decadencia política y militar, que se consumó en el s. XVII

La reconstrucción económica y política iconObjetivos comprender la teoría general y los institutos en particular,...

La reconstrucción económica y política iconEn general, se puede afirmar que las claves de la política social...

La reconstrucción económica y política iconEn general, se puede afirmar que las claves de la política social...

La reconstrucción económica y política iconCómo hacer la Revolución Democrática, Moral, Municipal, Cultural-Educativa,...

La reconstrucción económica y política iconEn la época del siglo XX ocurrieron cambios como el carácter de la...

La reconstrucción económica y política icon1. ¿Quién es Rafael Adorno?
«hacer efectivo el goce de tan precioso derecho [y] desterrar […] las medidas opresivas» en materia de política económica, decidieron...

La reconstrucción económica y política iconTaller de ciencias sociales
«globalización» tiene como principales beneficiarios a los grupos económicos y las grandes corporaciones, siendo dirigida u orientada...

La reconstrucción económica y política iconTaller reconstrucción histórica






© 2015
contactos
l.exam-10.com